Está en la página 1de 22
CENTRO LATINOAMERICANO DE DEMOGRAFIA NOTAS DE POBLACION ANO XIII, No. 37, SAN JOSE, COSTA RICA, ABRIL 1985 ISSN 0303 - 1829 CENTRO LATINOAMERICANO DE DEMOGRAFIA Director interino: Guillermo A. Maccid La revista Notas de Pobtucion es una publicacion del Centro Latinoame- ricane de Demografia (CELADE). cuyo proposito principal es ta difu- sién de investigaciones y estudios de pablacién sobre Améric aun cuando recibe con particular interés articulos de espe ‘t tuera de la region y, en algunos casos, contribuciones que se refieren a otras regiones de] mundo. Se publica tres veces al afio (abril. agosto y diciembre), con una oricntacion interdisciplinaria, por lo que acoge tan- to articulus sobre demografia propiamente tal, como otros que aborden las relaciones entre los fendmenos demograficos y los fendmenos econd- micos, sociales y biolégicos. Editor: dorge Ardviles Casilla 91, Santiago, Chile Comité Editorial: Guillermo A. Maccié Miguel Villa Secretaria: Sylvia Kracht Enrique Permjean Redaccion y Administracién: ‘Apartado 5249 San José - Costa Rica Precio del ejemplar: USS Suscripeién anual: US5$20 ESTIMACION DE LA MORTALIDAD ADULTA EN SEIS PARROQUIAS DEL VALLE CENTRAL DE COSTA RICA (1888-1910) A PARTIR DE LA INFORMACION SOBRE ORFANDAD(*) Dirk Jaspers Faijer Centro Latinoamericano de Demografia (CELADE) Héctor Pérez Brignolt Universidad de Costa Rica RESUMEN Se presenta una aplicacién del método de orfandad para la estimacién de la mortalidad adulta, con base en informacién obtenida, para el periodo 1888-1910, de novios y novias de seis parroquias del Valle Central de Costa Rica, Mediante ¢l uso de la técnica de Brass para estimar . la mortalidad adulta, ¢ interpolando {as probabilidades de sobrevivir a la edad 25 de las tablas de Coale-Demeny, se obtiene wna esperanza de vida para 25 aiios para las mujeres y de 40 para los hombres, En el andlisis de la mortalidad segin regiones (una de reciente colonizacién y la otra de mis temprane poblamiento) no se encontraron diferencias significati- vas, como fampoco aparecieron dentro de tos dos sub- periodos considerados (antes y después del afio 1900). Lo mismo sucedié al analizar las diferencias socio-ocupa- cionales (jornaleros y agricultores). La mortalidad adulta resulté estar por bajo lo espe- rado, hecho sobre el cual se presentan algunas posibles explicaciones, 1 (") Trabajo ptesentado at Seminario sobre Demografia Hist6rica, San José, Costa Rica, 12 al 14 de diciembre, 1984. - 7 a8 1, INTRODUCCION La idea de obtener estimaciones de la mortalidad adulta a partir de la informacién sobre orfandad materna y paterna, fue desarrolla- da primeramente por Louis Henry’, uno de los fundadores de Ja de- mografia histérica como disciplina, pensando en la informacién dis- ponible en los registros de matrimonios existentes en los archivos pa- rroquiales. William Brass? extendié posteriormente dicha metodolo- gia, con la finalidad de obtener estimaciones de la mortalidad adulta en paises con estadisticas deficientes, utiizando preguntas especiales sobre supervivencia materna y paterna, incluidas en censos 0 encues- tas. La aplicacién del método de orfandad a datos provenientes de registro parroquiales tiene Ja virtud de utilizar una informacién pro- porcionada directamente por los interesados (novios), Jo cual permite suponer que dicha informacién es, al menos en principio, bastante conflable. La prinelpal limitactén reside en el hecho mismo de pro- porcionar tinicamente estimaciones de la mortalidad en un tramo de edades especificas. Como es sabido, !a mortalidad infantil y juvenil constituye un componente muy importante en el nivel de la morta- lidad general, y 1a estimacién de esta tiltima es, por Jo general, un objetivo prioritario en la mayoria de las investigaciones. En lo que sigue, presentamos una aplicacién del método de or- fandad a datos de seis parroquias del Valle Central de Costa Rica a finales del siglo XIX. Procederemos, primero, a una ripida caracte- rizacién sociodemografica de la regién bajo estudio, para explicar después los procedimientos de obtencién y procesamiento de la in- formacién basica. Por ultimo, se presenta un conjunto de estima- ciones de la mortalidad adulta. Il. ASPECTOS DE LA HISTORIA SOCIODEMOGRAFICA DEL VALLE CENTRAL En el Valle Central habitan, todavia hoy, la mayorfa de los cos- tarricenses. Se trata de una regién de clima templado, suelos extra- — ‘Louis Henry, “Mesure Indirecte de la Mortalité des adultes", Population afio XV, juniojulic de 1960, No.3. > William Brass y Kenneth Hill, Estimating Adult Mortality from 0) hood, International Union for the Scientific Study ‘ot Popa a ternational Population Conference, Liege, 1973, ' on ordinariamente fértiles y situada a una altura promedio de mil me- tros sobre el nivel del mar. Por su reducida extensién (unos 3 264 Km’) representa apenas el 6 por ciento del drea total del pays. Se trata, sin embargo, de un lugar privilegiado para la agricultura y el habitat. E1 cultivo de? café se extendid en ef Valle Central en la década de 1840*. Su expansién abrid perspectivas enteramente nuevas pa- ra los campesinos criollos y mestizos que formaban el nucleo de la poblacién de Costa Rica desde por lo menos el siglo XVIII. El éxito de las exportaciones de café a Inglaterra asegurd un ingreso rapido y temprano al mercado mundial. En él intervino, ademas de condicio- nes ecoldgicas particularmente favorables, el relative aistamiento geografico del pais. Por este tltimo hecho, Costa Rica permanecié ajena a las continuas guerras civiles de la época de la Federacién Centroamericana (1821-1839) y las décadas posteriores. Los comerciantes y beneficiadores del café se convirtieron pron- to en la clase dirigente; pero debe notarse que, a diferencia de otros paises de Centroamérica (como Guatemala o El Salvador), el cultivo del café siguid estando predominantemente en manos de campesinos pequefios y medianos propictarios. En otros términos, la clase domi- nante no basé su poder en la propiedad de la tierra, siguiendo un patrén por lo demas “clisico” en el contexto latinoamericano. Los productores ugricolas quedaron subordinados a través de los meca- nismos de comercializacién y beneficio (procesamiento del café pre- vio u la exportacidn), E} perfil social resulté asi menos polarizado que en otros casos, y la economia agro-exportadora dio lugar al surgimiento de una sig- nificativa “clase media” rural, El por qué de esta evolucin tan pe- culiar no es, sin embargo, algo enteramente claro’ . Pero interesa desta- car, desde el angulo demogrdfico, que la existencia de densidades de poblacion muy bajas durante la expansién de un cultivo de ex- portacién —que requerfa insumos muy elevados ¢e mano de obra por > Carolyn Halt, £1 café y el desarrolio histérico geografico de Costa Rica. San José, Editorial Costa Rica, 1976; Ciro F.S. Cardoso, “La Hacienda cafetalera en Costa Rica” en Estudios Sociales Centroamericanos, No, 6, 1973. ¢ Héctor Pérez Brignoti, “Economia Politica del Café en Costa Rica, 1850-1950", Avances de Investigacién, Centro de Investigaciones His- téricas, Universidad de Costa Rica, 1981. unidad de superficie— parece haber jugado un papel de no poca im- portancia. Trataremos ahora de resumir Jos rasgos demograficos mds sig- nificativos de esta poblacién, originalmente reducida (unos 120 mil habitantes en 1864, quizd algo mds de 50 mil hacia 1800) y aislada. E! crecimiento demogrdfico fue continuo y sin sobresaltos des- de la segunda mitad del siglo XIX. Los recuentos censales hacen pensar en una tasa de crecimiento natural cercana al 2 por cien- to anual, Un ségimen de fecundidad natural’, bajus tasas de natalidad ile- gitima® y un patron de matrimonio temprano (la edad mediana al matrimonio en primeras nupcias era, en las mujeres, algo ma- yor de 20 aios), parecen constituit los elementos basicos que re- gian la natalidad, El célera, en 1856, fue la Ultima gran epidemia de siglo XIX. A partir de entonces, la mortalidad parece haberse primero estabi- lizado, para luego descender en forma suave. Entrando a} siglo XX se produjeron descensos mucho més drdsticos’. La esperan- za de vida al nacer patece haber estado alrededor de los 30 afios hacia 1864. En 1927 habia subide a unos 42 afios, mientras que en 1950 alcanzaha los 56 afios. Las migraciones internacionales fueron de poca significacion demografica. E] grueso de migrantes Ilegé al pais entre 1900 y La descendencia completa por matrimonios, en ¢l petiodo 1876-1904 alcanz6 8,3 hijos, segin datos provenientes de una reconstitucién de fa- milias efectuada en ta parroquia de San Pedro det Mojon, Cf. Héctor Pérez Brignoli, “Fecundidad y familia en San Pedro del Mojén (1860- 1939)", Octavo Seminario Nacional de Demografia, San José, setiem- bre 7, 8 y 9 de 1983. Héctor Pérez Brignoli, “Deux Siccles d’ilégimité au Costa Rica, 1770- 1974" en 1, Dupaquier ef.al. (ed.), Marriage and Remarriage in Po- pulation of the Past, London, Academic Press, 1981, pp. 481-494. Héctor Pérez Brignoli, “Notas sobre el descenso de Ja mortalidad cn Costa Rica (1866-1873)" Séptimo Seminario Nacional de Demografia, San fasé, 1979. Luis Rosero y Hernin Caamajio, “Tablas de’ vida de Costa Rica, 1900-1980", en Asoclacién Demogréfica Costarricense, Mortalidad » Fecundided en Costa Rica, San José, Marzo dal 1984, pp. 7-30. 1: ? a sete ee 91 1925, asentdandose en Limon y las regiones costeras, pero, en 1927, no representaban mds que el 10 por ciento de la pobla- cién total del pais. En 1892 la proporcién de extranjeros era de menos del 3 por ciento del conjunto de habitantes, y una si- tuacién similar se presentaba en 1963. Los elementos y las caracteristicas peculiares de la economia tural del Valle Central de Costa Rica, convierten al caso que nos ocu- pa en un excelente “laboratorio” para la indagacién demografica y el estudio de las relaciones entre poblacién y economia agraria. IIL LA INFORMACION BASICA Abundantemente conservados y con registros de regular calidad, los libros sacramentales de las parroquias constituyen, para todo el siglo XIX, un invaluable antecesor del Registro Civil, creado en 1888. Aun después de la secularizacion, el registro de casamientos y _ de bautizos, como corresponde en una poblacién campesina, cultu- ralmente homogénea y profundamente religiosa, sigue siendo de no- torio valor. En el caso de los. matrimonios, el cura oficiante pasé a representar también la autoridad civil, debiendo enviar un formula- tic especial por cada acto para su registro final en el Registro Civil. EI presente trabajo se basa en informacién sobre casamientos recopilada en ocho archivos parroquiales. La edad y !a profesién de los contrayentes comenzé a registrarse en forma mas o menos regular recién a partir de 1888. La informacién sobre sobrevivencia de los padres comenz6 a consignarse en ciertas parroquias en la década de 1850. Por tales razones, se decidié restringir el estudio al periodo 1888-1910. Las ocho parroquias seleccionadas: Guadalupe, Desam- parados, Alajuelita, Moravia, San Ramon, Atenas, Grecia y Palma- yes, guardan varias caracteristicas en comin, Se trataba de comunida- des rurales, cuya principal actividad econdmica era la agricultura del café, Las cuatro primeras, se localizaban en la ‘regién vi es decir la zona de Ja primera expanstén cafetalera, en las cercanias de la ciu- dad de San José. Las cuatro ultimas corresponden al sector de colo- nizacién nueva durante Ja segunda mitad del siglo XIX, en el occi- dente del Valle Central. La informacién fue recolectada, como parte de una investiga- cién mucho mds amplia, en hojas especiales disefiadas a partir de los 9) modelos de D.E.C. Eversley*. Los datos sobre orfandad fueron indi- cados con el cddigo s (sobreviviente), d (difunto). De toda la infor- macién existente, se seleccionaron las siguientes variables para su al- macenamiento y procesamiento electrénico: parroquia, fecha de} matrimonio, edad del contrayente, profesién y sobrevivencia de los padres. Constituidos los respectivos archivos de datos, se procedié a su limpieza, y a la obtencién de las tabulaciones basicas necesarias para, en un segundo momento, efectuar las estimaciones de mortali- dad adulta a partir de los datos sobre orfandad materna y paterna. El cuadro 1 resume ciertas caracteristicas de la informacién basica. E) ndmero total de casos, ligeramente superior a 10 mil, ofre- ce ciertas garantias en cuanto a la posible incidencia de factores puramente aleatorios y la precisién de las estimaciones. El examen cuidadoso de las diferentes tabulaciones que dieron origen al cuadro Cuadro 1 PERIODO, NUMERO DE NOViOS, PORCENTAJE SIN DECLARACION COMPLETA Y PORCENTAJE DE NO HUERFANOS DE MADRE, SEGUN PARROQUIA INVESTIGADA Numero — Porcentaje- Porcentaje de sin de no Parroquia Perfodo ovios —declaraciénhuérfanos completa de madre — ae Regién vieja Alajuetita 1890-1910 716 13,1 81,8 Desamparados 1888-1910 1670 14,6 81,2 Guadalupe 1894-1910 108 16,9 73,1 Moravia 1888-1930 614 66,1 83,2 Regién nucva, Atenas 1888-1910 1528 13,4 80,1 Grecia 1894-1909 1612) 10,1 84,5 Paimares 1888-1910 914 12,7 816 San Ramon 1880-1900 2408 11,0 89,7 Total 1880-1910 10170 15,9 83,3 condujo, ademds, a ta eliminacién de los datos referentes a tas pa- rroquias de Moravia y San Ramon. En el primer caso, el factor mas importante para Ja decisién fue e} elevado porcentaje de novios sin declaracién completa: 66,1% sobre una media de} total de 15,9% . Nétese que, con la finalidad de garantizar la mayor precision posi- ® Ciro 1S. Cardoso y Héctor Pérez Brignoli, Los Métodos de la Historia, Barcetona, Editorial Critica (Grijalbo), 1976, pp. 137 -141, 93 tree 16% & erg Te0$ 10% 9 tele Teal tel Ort LL'18 Lst z6l 0st opeioudy oT be 91 EE€€ wz 99 tst +408 ore OL 9e°te or Te OL 6-SP 6s‘0S tr 67'SS ly $8 tel verde vr'6r 88 66°85 sot BLT €&7 6E-SE sous Sve 88. ple Sty les PEOE BLU9 €6L £9'sh 0z6 OLE $621 6T-SZ ey'oL S161 EGER vOlT Lost OLL7 2-0 96°68 Wer 9L8 eee © Leo S991 61ST 00'se él 00°06 al 0% ve $1 op sous, = ee res a aiped ap aaped ap aupei ap ope ap eyajduioo seuosiad op [viol sopepa ap SouRjigny Ou ap — soURJIQMY ON — SOUBJIONYOUSP — SOURJZNYON —ug|eLEPPap uo sodrup, afeyuaciod afequssi0g — (O161-8881) WOld VISOO Jd TVYLNAD ATIVA Tad SVINDOWUVd SAS NA VNYALVd A VNUALVW GVONVIYO 7 OpenDS 904 ble en la informacién basica, se eliminaron todos los casos en los cuales faltaba la informacién sobre sobrevivencia de uno de los cén- yuges. En el segundo caso, la decisién fue tomada debido a las pro- porciones demasiado elevadas de los novios no huérfanos de ma- dre. Aunque el nimero de casos de San Ramon es considerable, un porcentaje tan alto nos hizo sospechar en un posible sesgo en el registro. Una inspeccién raépida en las hojas de recoleccién originales mostré, que, en los afios finales del perfodo, casi la totalidad de los conyuges aparecia con ambos padres vivos. Aunque esto es, obvia- mente posible, no dejd de parecernos extraflo. Y, para mejor seguri- dad, se decidié eliminar dicha parroquia del conjunto. En e] cuadro 2 se presenta la informacién bisica sobre orfan- dad matema y paterna, relativa al conjunto de Jas seis parroquias fi- nalmente seleccionadas. IV, ESTIMACION DE LA MORTALIDAD ADULTA FEMENINA Y MASCULINA - 1. El método de orfandad materna y paterna Como ya fue sefialado, existen dos métodos para obtener esti- maciones de la mortalidad adulta a partir de ta informacidn sobre or- fandad paterna y materna. Uno ideado por Louis Henry y otro desa- rrollado por William Brass. En este trabajo utilizamos el método de Brass porque permite obtener estimaciones mas detalladas. El procedimiento consiste en la transformacion de las proporciones de hijos no-huérfanos por grupos quinquenales de edad en probabilidades de sobrevivencia para dife- rentes tramos de edades, pata lo cual se necesita también informa- cién sobre la edad media de Jas madres y de los padres. En su forma original, a relacién que permite obtener la probabi- lidad de sobrevivir para la poblacion femenina adulta, a través de la orfandad materna, es la siguiente: "25 + N)/ 425) = .NHw—s > Wy + pNHw - (1-Wyy) y para la mortalidad adulta masculina, a través de Ja orfandad pater- na: 95