Está en la página 1de 12

LO QUE AQUÍ SIGUE ES UNA RECOPILACIÓN DE LOS TRABAJOS QUE ME HABÉIS IDO ENVIANDO.

EMPEZAMOS POR LA INVESTIGACIÓN: SE VALORA EL USO DE DIFERENTES FUENTES

1.- ¿QUIEN FUE MIGUEL DE CERVANTES?

Miguel de Cervantes Saavedra también conocido como “Manco de Lepanto”, fue un


autor clásico y universal además de soldado, poeta y novelista.

Miguel nació en Alcalá, España, en 1547, no se sabe exactamente el día, pero se sabe
que fue a finales de septiembre o principios de octubre, ya que fue bautizado el 9 de
octubre. Él pudo haber nacido el 29 de septiembre, día de San Miguel y de ahí haber
recibido su nombre.
Miguel fue uno de los menores de su casa, el sexto de siete hermanos y su familia tuvo
muchos problemas económicos. El padre movía con frecuencia a la familia de un lugar
a otro tratando de conseguir mejores ingresos. En 1551 se traslada a Valladolid

A la edad de los 8 años entró al colegio de los jesuitas (Valladolid), en aquella época la
mayoría de los niños no iban a la escuela, pero su padre quería que sus hijos tuvieran
una mejor educación. Sus hermanas también sabían leer, cosa que era muy extraña en
ésa época. A los 16 años todavía iba a la escuela y le gustaba muchísimo leer y asistir a
representaciones de teatro.
No se sabe si Miguel fue a la universidad, pero su formación demuestra que fue un
hombre muy culto. En 1569 Miguel de Cervantes se encontraba en Roma sirviendo al
cardenal Julio Azquaviva. Este viaje de Cervantes se debió a que huía de Madrid porque
había sido condenado por una pena de destierro. La causa fue que había herido a un
hombre en una pelea. A los 22 años decidió hacerse soldado. España estaba luchando
contra los moros y en la gran batalla de Lepanto (1571), donde obtuvieron la victoria,
Miguel recibió varias heridas, una de ellas en su mano izquierda, por lo que desde ésa
época lo llamaron el “manco de Lepanto”.
Ya en ese momento había comenzado a escribir algunos poemas y tras la
batalla recibió unas cartas que certificaban su valiente actuación, él esperaba
poder tener una vida mejor. De regreso a casa, su barco se extravió en una tormenta,
fueron atacados por un barco, y Miguel y su hermano Rodrigo cayeron prisioneros en
1575 y los hicieron esclavos los turcos. Trataron muchas veces de escaparse y no lo
consiguieron, su familia reunió dinero para el rescate y finalmente tras 5 años de
esclavitud pudieron volver a España. Volvió a España tras once años de ausencia en
1580. En este regreso el país se encontraba en una situación económica y social muy
decadente por culpa de las tensiones sociales, la despoblación del campo y desempleo,
conspiraciones entre nobles y por el hambre, la crisis y las enfermedades.
En ese momento quiso embarcarse hacia América pero no lo logró. A los 33 (1580)
años se casó con una joven llamada Catalina de Salazar y Palacios y no tienen
descendencia, y más o menos en ésa misma época terminó de escribir su primera obra
importante “La Galatea” en 1584, la cual tuvo muy buena acogida y por ella recibió
algún dinero, pero en general su situación económica no mejoró. Sus obras todavía no
eran muy populares y la mayor parte de lo que escribió en esos años se perdió para
siempre. En 1587 se muda a Sevilla y trabaja de recaudador de impuestos y tiene la
mala suerte de confiarle su dinero a un banquero que lo deja en quiebra. Esto hace que
Cervantes no pague sus impuestos y sea encarcelado en esta ciudad. En esta prision,
inicia su primera obra mas importante “El ingenioso hidalgo don Quijote de La
Mancha”. Como esta cárcel estaba llena de pandilleros de barrio, cofradías y
hermandades formadas por rufianes, ladrones y asesinos, saca el modelo para sacar el
modelo de los personajes de “Rinconete y Cortadillo”. En 1600 regresa a Madrid con su
esposa y su primera hija con la antigua mujer.

Aparte de éste, realizó muchos trabajos y en ninguno tuvo suerte. Sus finanzas eran
cada día más difíciles. “El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha” fue publicada
en 1605 cuando Miguel tenía 58 años, Esta novela es la primera obra literaria que se
puede clasificar como novela moderna y también la primera narrativa europea. En 1612
las novelas ejemplares ya estaban listas para ser publicadas, ya que habían recibido
todas las aprobaciones. En 1615 publica su segunda parte del libro “El ingenioso
caballero don Quijote de la Mancha” y este mismo año, ocho comedias y ocho
entremeses nuevos, que nunca se han representado

Escribió muchísimo durante sus últimos años. Tres días antes de su muerte, termina su
última novela “Los trabajos de Persiles y Sigismunda” y es publicada gracias a su
esposa Catalina. Murió a los 79 años en 1616 el 22 de abril.

José Julio Gil Diaz-Maroto

3.- LAS NOVELAS EJEMPLARES DE CERVANTES:

LA GITANILLA:
Esta historia trata sobre una niña, de buena posición, secuestrada por unos gitanos en su
niñez. Se cría con ellos y con una vieja gitana, algo malvada. La llaman Preciosa. A sus quince
años se presenta un joven llamado, según él, Andrés Caballero, le dice a los gitanos estar muy
enamorado de la niña, y ella, para que le demuestre lo mucho que la quiere, le dice que deje su
vida rica y de buena posición, y se vaya con ella a vivir su vida. Andrés acepta, y al cabo de un
tiempo es arrestado injustamente. Mientras que Andrés está entre rejas, la familia del
corregidor de Azebedo reconoce a Preciosa como su hijo Constanza (no Preciosa), al final
sueltan a Don Juan de Cádamo (no Andrés Caballero) y se casan feliz y enamoradamente.

EL AMANTE LIBERAL:
Esta novela trata sobre un caballero siciliano, Ricardo, que le cuenta a su amigo Mahamut el
por qué de su cautiverio en Turquía. El motivo es Leonisa una mujer tremendamente hermosa
por la que él y un hombre llamado Cornelio pelearon (aunque ella estaba enamorada de
Cornelio), en medio de aquella lucha llegaron los turcos y se llevaron a Leonisa y a Ricardo.
Después de contarle esto, lo que sucede es que dos turcos quieren llevar a Leonisa al Gran
Turco como esclava, pero habiéndola disfrutado ellos antes. Pero un cadí también quiere
dársela "supuestamente" al Gran Turco de parte de los otros dos turcos. Lo que hace Ricardo y
Mahamut, para liberar a Leonisa, es entrar al servicio del cadí.
El cadí les dirá a los dos criados que convenzan a Leonisa para acceder a sus deseos. La
mujer del cadí, al enamorarse de Ricardo, les dice lo mismo. Los dos turcos anteriores, para
que Leonisa fuese suya, le proponen al cadí un viaje para poder disfrutar de Leonisa, y le
atacan con dos naves y luego pelean entre ellas. Al final, a Leonisa se la llevan Ricardo y
Mahamut, y al regresar a Sicilia, Ricardo se la entrega a Cornelio, pero Leonisa decide irse con
Ricardo, y a éste se le reconoció como "El Amante Liberal".

LA ESPAÑOLA INGLESA:
Esta historia trata sobre un caballero inglés que lleva de Cádiz a Inglaterra a una hermosa
muchacha educada por ellos, de la que se enamora uno de sus hijos, Ricaredo. La reina Isabel,
les llama a la Corte, y como Ricaredo les había pedido a sus padres a Isabela como esposa,
ella se presenta como tal. La reina Isabel toma a Isabela a su servicio y le dice a Ricaredo que
para demostrar el amor hacia la muchacha debe irse en dos navíos (de lucha) donde los
capitanes son el barón de Lansac y él. Pero a Ricaredo le surgen problemas de conciencia ya
que es católico en secreto y debe luchar contra ellos por el amor de Isabela. En alta mar, el
barón de Lansac muere, y Ricaredo asume el mando y atacan a dos galeras turcas que llevan
preso a un navío portugués. Les vences y un matrimonio, de ese navío, afirman ser los padres
de Isabela y le piden a Ricaredo que los lleven a Inglaterra. Allí, padres e hija se reconocen y la
reina accede al matrimonio entre Ricaredo e Isabela. Pero Arnesto, el hijo de la camarera
mayor de la reina, quiere a Isabela como esposa y le obliga a su madre a pedírsela como
esposa a la reina y como esta no accede, Arnesto reta a Ricaredo y es detenido por la guardia
real. La madre de Arnesto, ante esta situación, envenena a Isabela, pero al final en vez de
morirse se cambia por su belleza (se vuelve fea).
A pesar de ello, Ricaredo sigue queriendo casarse con ella, pero sus padres le hacen un nuevo
matrimonio con una escocesa, Isabela y sus padres regresan a España prometiéndole
Ricaredo a Isabela que volverá a por ella en dos años. Ya en España Isabela recupera su
belleza, pero recibe rumores de la muerte de Ricaredo y se mete a monja (por el dolor de esta
noticia). Pero se presenta Ricaredo en el convento (ya que sólo había caído en poder de los
corsarios) y se acaban felizmente casando.

EL LICENCIADO VIDRIERA:
Esta historia va sobre un muchacho (Tomás Rodaja) que es recogido por dos muchachos que
prometen, a cambio de sus servicios pagarle los estudios y la carrera de leyes a Tomas. Este
acepta encantado, e interrumpe sus estudios sobre leyes para hacerse soldado.
Regresa a la capital de Tormes para acabar su carrera y por su ocupación en la lectura, no ve
el amor despertado en una dama que acaba recurriendo a hechizos que le hacen creer a
Tomas que es de vidrio y que al menor contacto puede romperse en mil pedazos como el
cristal.
Con esto, se convierte en alguien que escucha y aconseja a la gente (como una especie de
consejero), gracias a su locura Tomas tiene unas características “especiales”.
Esta fama suya se extiende y todo el mundo va a él a consultarle y tras dos años de “fama” un
religioso lo cura y pasa a llamarse de “Licenciado Vidriera” a “Licenciado Rueda”. Como ya está
en su sano juicio y no es importante vuelve a Flandes y allí muere como soldado.

LA ILUSTRE FREGONA:
En Burgos, dos caballeros tuvieron cada uno un hijo, Don Diego de Carriazo le puso a su hijo
su mismo nombre y Don Juan de Avendaño al suyo, don Tomas de Avendaño. Cuando el hijo
de Carriazo tuvo trece años se marchó de casa. En las almadrabas de Zahara se graduó como
maestro y estuvo tres años sin ir a casa. Consiguió algo de dinero, se despidió de sus amigos,
pero prometiéndoles que volvería y se marchó para Burgos.
Su familia lo acogió felizmente y se hizo muy amigo de Tomas de Avendaño. El muchacho
nunca le contó lo de las almadrabas pero sí a Tomas y como Diego Carriazo hechaba mucho
de menos aquel sitio pues decidieron irse los dos engañando a sus padres con ir a Salamanca.
Le robaron al mayordomo en el mayordomo en el camino este los dejó en Argolas y marchó
con una carta de disculpa para los padres. Marcharon hacia Toledo, y en ILLESCAS oyeron a
unos muchachos hablar de una joven fregona que vivía en “La Posada del Sevillano” y que ella
era muy hermosa, entonces decidieron ir para allí. Cuando fueron Avendaño se asomó al patio
de aquella posada y la vió, se llamaba Constanza. Aquella noche la pasaron allí pero Carriazo
le dijo a Avendaño que debían partir a la mañana siguiente y él se negó sin poder conocerla y
al final lo convenció de quedarse allí.
El hijo del Corregidor cantó a Constanza y Avendaño se puso celoso, él llamándose Tomás
Pedro trabaja separando la cebada y la paja y Carriazo, como Lope Asturiano tuvo algunos
problemas como aguador e ingresó en la cárcel pero salió gracias a la fianza que tuvo que
pagar Avendaño.
A Constanza le llamaban ilustre por su limpieza con la plata, Tomas decidió darle una carta con
lo que sentía por ella y elle la rompió y le dijo que no la quería.
El Corregidor llegó a la Posada y le dijo que quién y de donde era la Ilustre Fregona, éste le dijo
que hace poco más de quince años llegó una señora embarazada, nadie sabía quien era, pero
allí parió a una hermosa niña. Al estar la mujer enferma, se fue, y a los veinte días volvió casi
sana de una peregrinación y le entregó al huésped una cadena sin algunos eslabones y un
pergamino la mitad y les dijo que dentro de dos años vendrían con lo que faltaba y a por su
hija. La mujer desapareció después de esto y el Corregidor después de ver aquellos objetos
también.
Al día siguiente aparecieron en aquella posada los padres de los dos amigos con criados
suyos. Llamaron al huésped y le dijeron que le dieran una prenda suya y le enseñaron los
eslabones del colgante y el trozo del pergamino, al rato fue el corregidor con el colgante y con
la otra mitad del pergamino y coincidían su padre era Don Diego de Carriazo, éste dijo que era
su padre y que su madre había muerto.
Estos se encontraron con sus hijos y con Constanza acabó con Avedaño y Carriazo.

LA FUERZA DE LA SANGRE:
Leocadia iba paseando con un anciano todo era tranquilo hasta que apareció Rodolfo y su
panda y se empezaron a insultar y a burlarse de ellos, pero Rodolfo vió la belleza de Leocadia,
se lo contó a sus amigos y decidieron secuestrarla. La dejaron en casa de Rodolfo y éste, pese
a las súplicas de Leocadia, la violó. Cuando acabó, la dejó encerrada en su casa y se fue en
busca de sus amigos. Mientras, Leocadia inspeccionó la habitación y cogió un crucifijo, al poco
rato llegó Rodolfo sólo y dejó a Locadia en libertad.
Regresó la muchacha a casa le contó a su familia lo ocurrido pero decidieron no hacer nada y
ella se dio cuenta de que estaba embarazada. Rodolfo se marchó a Italia olvidando lo ocurrido.
Leocadia parió a su hijo Luis y cuando aún era un niño lo atropelló un coche de caballos, lo
recogió un hombre viejo y lo llevó a casa a curarle. Leocadia y su familia fueron a ver al niño y
ésta reconoció la habitación donde había estado secuestrada y enseñó el crucifijo a su madre y
a la madre de Rodolfo que lo mandó llamar a Italia. Cuando llegó Rodolfo y se encontró con
Leocadia y con Luis, Leocadia se desmayó y Rodolfo después. Y al despertarse se besaron y
se casaron.

EL CELOSO EXTREMEÑO:
Esta es la historia de Filipo de Carrizales un hombre de cuarenta años que se va a América a
hacer fortuna ya que la desperdició toda. Con sesenta años volvió a España y con sesenta y
ocho se casa con una de catorce pese a ser muy celoso.
Por ello la encierra en una mansión con esclavas, criadas y un esclavo, al que le tiene
prohibido estar con la chica.
Después de un año llegó un joven vividor (Loaysa) que se entero de la bella muchacha y de los
celos del viejo y decidió entrar en el palacio. Se camela al esclavo como guitarrista y la deja
quedarse, las mujeres no lo impiden.
El joven le da a Leonora (la muchacha) una droga para dormir a su marido y celebrar la fiesta.
La dueña de la mansión hace de intermediadora entre los muchachos para luego poder
disfrutar del joven. Leonora rechaza el acoso de Loaysa y se quedan dormidos sin que suceda
nada. Al ver esta escena, Carrizales quiere vengarse de ellos con su muerte, pero con este
disgusto cae enfermo y en su lecho de muerte pide que se casen. Al final Leonora se mete en
un convento y Loaysa emigra a las Indias.

LA SEÑORA CORNELIA:
Esta historia trata sobre Juan y Antonio que dejan los estudios y los retomen en la Universidad
de Bolivia. Una noche Don Juan sale a pasear y en la puerta de una casa le entregan a un
bebé, regresa a su casa y le pide a su ama que lo arregle; vuelve a salir y ayuda a un hombre
al que estaban pegando, y este, en recompensa, le da un sombrero de diamantes. Al regresar
a su casa le contó todo a Antonio. Juan es confundido con el duque de Ferrara por una joven
(Cornelia) que les cuenta que ha deshonrado a su hermano, entre tanto escucha el llanto de un
bebé, se lo muestran y ella reconoce a su hijo.
Al día siguiente, Lorenzo Bentibolli busca a Juan para buscar al duque y éste lo reconoce por el
sombrero.
Luego Lorenzo y el duque hablan de que se casará con su hermana (Cornelia). La ama y
Cornelia van a un pueblo con un cura y todos se ponen a buscar a Cornelia, cuando la
encuentran y el duque y ella se reconcilian, mandan llamar a Juan, Lorenzo y Antonio. A los
tres días el duque les dice que se va a casar con Cornelia, (teniendo ya un hijo en común) se
casan y con Juan y Antonio ocurre que después de esto se marchan a España, se casan con
dos mujeres ricas y poderosas.

EL CASAMIENTO ENGAÑOSO:
Esta historia va enlazada con la de “El Coloquio de los Perros”.
Esta novela va sobre un hombre (Alférez Campuzano) que le cuenta a su amigo (Peralta) su
matrimonio con Estefanía de Caicedo. Alférez se propuso seducir a Estefanía creyendo que
ella era rica y poderosa como le había contado. Al final la muchacha huye con un amante suyo
llevándose consigo unas joyas falsas de Campuzano y dejándole plantado y con una
enfermedad de transmisión sexual (el sífilis) de la que se recupera en el hospital. Peralta se
queda boquiabierto al oír aquel relato de su amigo. Esta historia continúa en “El Coloquio de los
Perros”.

EL COLOQUIO DE LOS PERROS:


Campuzano, estando en el hospital, oye una conversación entre dos perros (Berganza y
Cipión). El primero le relata al segundo su vida hasta ahora. Le cuenta que cree que ha nacido
en Sevilla en un matadero y su matarife se llama Nicolás el Romo, pero huye de allí por su
maldad. Luego va a parar con unos pastores de campo cuidando el rebaño, pero también se
marcha al no poder con el lobo. Más tarde vuelve a Sevilla y lo acoge un buen mercader pero
su mujer lo soborna varias veces y como es le es fiel a su amo y no quiere problemas con ella,
también se va.
Luego tiene como amo a un aguacil (amigo de su primer amo), al que también abandona por
vivir en un mundo turbio. Luego, se une a unos soldados en Mairena de Alcor.
Cerca de Granada se va con unos gitanos, pero huye ya que se aprovechan de él. Ya en las
afueras de Granada tiene un amo hortelano morisco que no lo hospeda bien y se va con un
poeta que es herido en Valladolid.
Por fin, decide entrar en el Hospital donde está ingresado Campuzano. Este relato lo escribe
Campuzano y lo lee Peralta impresionado (los dos están impresionados por las aventuras de
aquel perro).
Estefania Jiménez

5.- Algunos aspectos de la sociedad española en los siglos XVI y XVII: la religión, la
iglesia, la vida cotidiana, el arte, pintores…

REFORMA PROTESTANTE
En el siglo XVI algunos religioso y políticos provocaron un cambio generalizado en los
usos, ideas y costumbres de la iglesia católica. Este cambio condujo realmente a una
gran revuelta contra ella y a un abandono de las principales creencias religiosa. Martín
Lutero era un teólogo alemán que puso en marcha la reforma protestante, protestaba
por la frivolidad en la que vivía gran parte del clero. Hace pública su protesta
redactando 95 tesis que clavo a la puerta del castillo de Wittenberg (1517).
John Frederick de Sajonia, fue uno de los príncipes que apoyo a Lutero.
Cuando muere Lutero en 1546 la mayor parte del norte de Alemania es luterana, el
luteranismo deja paso a una forma mas severa de protestantismo se trata del
calvinismo que esta basado en las enseñanzas contenidas en el libro de Jean
Calvino, es un sistema teológico protestante y enfoque de la vida cristiana que pone el
énfasis en la autoridad de Dios sobre todas las cosas. En el año 1534 empezó la
primera edición de su obra llamada Institución de la religión cristiana, que se publico
en 1536.

ARTE
Una de las épocas artísticas más fértiles de todos los tiempos fue el renacimiento, dio
un número impresionante de genios. Las corrientes dominantes en el arte son a partir
de ahora el clasicismo y naturalismo.

NACIMIENTO DE VENUS DE BOTTICELI


El nacimiento de Venus de Botticelli es una de las pinturas más delicadas y poéticas
de renacimiento.

LA BELLA JARDINERA
La bella jardinera es pintada por Rafael en 1507., la sensación de calma y sencillez
qué inspira es una de las características mas notables del arte de Rafael.
POESIA
En la época barroca, la lírica se adapta a las características del momento. En España
surgen dos corrientes, el conceptismo y culteranismo. El culteranismo es un
movimiento de minorías ya que sus autores lo son a sabiendas de que van a tener
pocos autores, como rasgos peculiares podemos anotar la renovación de léxico
mediante introducción de términos latinos no usado hasta entones. El conceptismo se
funda en renacimiento de la abstracción

FRANCISCO DE QUEVEDO, poeta y escritor, es tal vez el talento más universal de la


historia literaria española. Creó abundantes obras y lenguaje, destaca por la
perfección de sus metáforas en la adjetivación. Escribe obras políticas, filosóficas,
satíricas, además de una obra picaresca.
Ángel Luis Chueca.

9.- La novela la Gitanilla es una de las doce novelas ejemplares de Miguel de


Cervantes. En ella se utiliza el recurso de la anagnórisis (es un recurso narrativo que
consiste en el descubrimiento por parte de un personaje de datos esenciales sobre su
identidad) esta narrada en tercera persona. Es una obra con un lenguaje apropiado para
jóvenes lectores, en ella hay diálogos de sus diversos personajes e incluso poemas.
También hay a pie de página un significado de las palabras no conocidas e incluso
alguna que otra frase aclaratoria.
La obra cuenta las grandes cualidades de una hermosa joven llamada Preciosa
para el cante y el baile. Cuya vida transcurre de ciudad en ciudad haciendo gala de su
arte para ganarse la vida. Su belleza y su cortesía enamoraba a todos cuantos la miraban.
Un noble se enamora de ella a pesar de la diferencia de status pero al final el amor
vence todas las diferencias. Las circunstancias hacen llegar a la gitanilla a Murcia
donde conocerá a sus verdaderos padres que no son nada más ni nada menos que los
reyes de la ciudad. Y donde por fin se casarán Preciosa ( la gitanilla) con Juan de
Cárcamo que se había ocultado con el sobrenombre de Andrés.
Al principio cuesta entrar en la trama pero una vez que has empezado no puedes
parar, el título no da mucho juego pero termina siendo entretenida y emocionante.
Alberto Ruber

VAMOS AHORA CON LA CREACIÓN:


SE VALORA LA ORIGINALIDAD Y LA CAPACIDAD PARA MANTENER EL ESTILO CERVANTINO A LO LARGO
DE VUESTRO TEXTO

19.- Imagina un día en la triste vida que debió de vivir Cortadillo en su pueblo, junto a
su padre y madrastra. (Inventa un suceso que pueda motivar la huida del joven.) Texto
narrativo.

El día en que Cortadillo se marchó de casa para siempre.

Por las montañas resonaban los sonidos del arado en el campo. Era Junio y la cosecha
estaba a punto. Diego de Cortado y su familia estaban comiendo, cuando su padre
empezó a hablar:
-Hoy he ido al pueblo-dijo-Un mercader nos ofrece cuarenta reales y quinientos florines
por toda la cosecha. Si ponemos a trabajar la tierra en barbecho, podemos alquilársela.
¿Qué te parece, cariño?

Antes de nada debéis saber que Diego de Cortado y su familia vivían alejados del
pueblo, más de lo normal. Por esta razón, sólo acudían cuando era de su interés vender
algo o para visitar a un familiar suyo que residía allí.

-Me parece estupendo, mi amor-dijo su madre-Es mucho más de lo que ganamos


normalmente. Espero que ese buen hombre mantenga su palabra.

-Si no os importa, yo iba a…

-¡Cállate, hijo bastardo!-gritó su padre-¡Tú harás lo que se te mande! ¿Entendido?

-Como desees, padre.

Diego de Cortado se levantó de la mesa y salió de su casa. Se sentó sobre una piedra y
se puso a pensar en si estaba a gusto con su vida. De repente, se levantó y echó a correr.
Su padre lo advirtió desde la ventana, cogió su caballo y lo siguió. No tardo mucho en
darle alcance. Lo miró fijamente, y Diego de Cortado se dio la vuelta hacia casa.
Cuando llegaron, dijo:

-Perdóname, padre, yo no…

-Quítate la camisa y túmbate. ¡Vamos!

Diego de Cortado obedeció a su padre. Éste se quitó el cinturón y comenzó a fustigarle


en la espalda. Diego de Cortado empezó a gritar y a pedir ayuda a su madre, la cual
permanecía de pie en la puerta y sonriendo. Tras acabar, su padre le dijo:

-No vuelvas a hacer esto nunca, hijo mío.

Diego de Cortado quería a su padre, mucho, aunque le sometiera a tales castigos. Sin
embargo, no ocurría lo mismo con su madre, su madrastra más bien. Su verdadera
madre murió hace ya diez años, en los cuales él se había sentido realmente sólo.

Tras esto, Diego de Cortado se puso su camisa de nuevo y se fue a dormir. Al día
siguiente, cuando se levantó, sus padres no estaban. Terminó rápidamente de vestirse y
salió corriendo a su campo. Tampoco estaban allí. No obstante, su caballo, Rigodón, si
que se encontraba atado al mástil de la valla. Diego de Cortado pensó que sus padres
habían ido al pueblo en carro para finalizar el negocio con aquel mercader. Cogió su
caballo y comenzó a cabalgar en dirección contraria. Corrió y corrió, y cada vez se
alejaba más y más… Pasaron unas cuantas horas… pero no sabía el número exacto. De
repente paró. Diego de Cortado se dio cuenta de que no podía hacerlo. Él quería a su
padre. No podía irse, o al menos no sin despedirse de él. Volvió a casa. Sus padres ya
habían regresado. Entró, y estaban comiendo. Diego de Cortado se acercó a su padre, le
besó en la mejilla y se dirigió a la puerta. Antes de salir, echó un vistazo atrás. Él
permanecía comiendo. Diego de Cortado sonrío, abrió la puerta y se marchó.
Lucas Santos Burriel

LA HUIDA DE CORTADILLO

La vida de Cortadillo no era nada fácil. La razón era que en España había mucha
pobreza y la marcha de su madre de casa, que aún está en duda la razón, hacía que
Cortadillo tuviera que trabajar en el campo día y noche y por las tardes se acercaba al
pequeño pueblo para que la gente le pidiera favores a cambio de unas monedas.
Cortadillo vivía en una casa. El aspecto de la casa era deplorable. La fachada era blanca
y agrietada. Las ventanas no tenían cortinas, los cristales parecían una pocilga en lugar
de cristales. El tejado era de color rojizo amapola pero le faltaban tejas como a un pobre
le falta el dinero. El aspecto interior de la casa era bastante decente, a pesar de que había
roturas. Pero a pesar de todo, a Cortadillo le gustaba mucho su casa. Lo que le
disgustaba de ella era su padre y su madrastra. Les odiaba. Muchas veces había pensado
en matarles, o incluso torturarles. Un buen día, Cortadillo estaba fabricando un jarrón
para traer agua. Mientras lo hacía , tuvo la mala suerte de que se le cayó al suelo justo
cuando pasaba su madrastra. La madrastra le levantó la mano, gesto que significaba que
iba a ser castigado. Cortadillo se enfadó y empujó a su madrastra con la mala suerte que
ella cayó y se golpeó la cabeza con una esquina y murió. Su padre regresó a casa en
compañía de un guardia con el que había estado en la taberna. El guardia, al ver el
cadáver tumbado en el suelo dijo:
- ¿Quién ha hecho este crimen? ¡Me temo que me vais a tener que acompañar a
comisaría!
Su padre reaccionó tirando al guardia al suelo.
- ¡Vamos hijo mío! ¡Escapémonos en su montura!
Se montaron en su caballo y huyeron hacia el sur.
Rápidamente, el guardia avisó a los demás centinelas de la zona. Cortadillo se giró y vio
que les seguían unos diez guardias.
Su caballo comenzó a ir mas lento, hasta que cayó fatigado. Los guardias atraparon a su
padre, pero Cortadillo consiguió escapar. Su padre le dijo:
- ¡Corre hijo, corre! ¡Huye y hazte hombre tu sólo!
Cortadillo se levantó, cogió una piedra y le dio al guardia que iba detrás de él. Otro
guardia le dijo:
- Déjalo. Los animales o incluso la soledad harán que enloquezca o que muera. Ese
chico está condenado.

Enrique Martínez Rincón.

20.- Imagina un día de la vida de Rinconete en Madrid (la Corte), gastándose el dinero
de las bulas que había robado en ropa y buena vida. (Texto narrativo + descriptivo).

LA GRAN SALA DELTESORO

Rinconete salió de casa muy alterado tras una fuerte discusión con su horrible
madrastra, pero esta vez se iba para siempre. Fue a la Plaza Mayor en busca de
alguno de sus amigos, pero estos no estaban, ya que era la hora de la comida.
Rinconete estaba hambriento, no había podido coger nada de comida antes de salir
de casa, así que pensó en robar algo de dinero para comprar alguna fruta. Visualizó
a un hombre alto, con un gran sombrero púrpura y una vestimenta de nobles a juego
con el sombrero, y que llevaba una gran bolsa de dinero. Cuando el hombre no
estaba atento, Rinconete aprovechó y alargó su ágil mano para coger la bolsa.
Nadie se dio cuenta, con lo que Rinconete acudió a un pequeño mercado que había
todos lo días en Madrid.

Una vez allí, Rinconete se acercó a un puesto en el que vendían todo tipo de cestas
para transportar alimentos, y como necesitaba algo para llevar la comida que iba a
comprar, le pidió una a al señor del puesto. Cuando ya tenía la cesta, se acercó a
una zona en la que vendían todo tipo de comida, y le dio todo el dinero que le
quedaba a la persona que había allí en ese momento, y le dijo:
- Déme todas las manzanas que pueda comprar con ese dinero.
- Aquí las tienes, nueve manzanas-le respondió el señor.

Cuando ya tenía su comida, decidió ir a dar un paseo por las afueras de la ciudad,
quería descubrir sitios que nunca había visto. Rinconete se adentró por un camino
del bosque, y cuanto más andaba, más hojas había en el suelo, pero algo le llamó la
atención. Había una zona en la que no había tantas hojas como en todo su
alrededor, y como Rinconete era tan curioso, se acercó para ver que era lo que
sucedía. Cuando estaba encima de esa zona, notó que el suelo era un poco inestable,
y después de investigar, descubrió que había una trampilla. Se metió dentro sin
pensarlo ni un solo segundo. Había una escalera vieja hecha de madera, la cual se
tambaleaba bastante cuando bajabas por ella. Rinconete no entendía nada. Cuando
la escalera terminaba sólo había un agujero con las paredes de piedra, que más bien
parecía una trampa para ladrones. Había otra cosa rara en ese agujero, una piedra
destacaba entre las demás, estaba más metida en la pared que todas las que
estaban cerca de ella. Lo único que se le ocurrió fue intentar meterla aún más en la
pared, y funcionó. Era una palanca para abrir una puerta que daba la entrada a una
gran sala de piedra. Esta sala tenía más puertas y pasillos, era una especie de
refugio de alguien descuidado que no había protegido bien sus tesoros. Cuando
Rinconete entró en la sala principal, no se lo podía creer. Estaba llena de comida,
bebida, sacos enormes con monedas de oro, tapices y cuadros de mucho valor,
collares, brazaletes, pendientes con diamantes, cuberterías enteras de plata…
Estaba claro que algún noble, marqués, o duque que vivía por esa zona, quería
guardar todos sus tesoros en algún sitio que nadie conociera, por si algún día
tuviese que refugiarse de alguna guerra o algo parecido. Pero por el momento, sería
Rinconete el que disfrutase ese tesoro, ya que no desaprovechó la oportunidad y se
quedó allí durante unos días. Y aunque salía para ver a sus amigos y hacer las cosas
que hacía normalmente, cuando caía la noche volvía a la gran sala.

Andrea Arbues.
21.- Inventa una aventura que pudieron haber vivido Rinconete y Cortadillo justamente
cuando termina la novela, al atardecer, junto a la Torre del Oro. (Texto narrativo +
descriptivo).

El Nacimiento de “Rinconete y Cortadillo”

Un atardecer de
domingo, en la hermosa ciudad de Sevilla, Rinconete y Cortadillo
contemplaban la conocida Torre del Oro. Ambos dispuestos a realizar su
trabajo semanal, cuando de pronto, unos gritos de horror captaron su
atención.

Provenían de dicha torre. No sabían que sucedía, hasta que una nube de
humo vieron asomar por el ventanal. Los gritos aumentaban, a la par de las
llamas. Pero en cuestión de segundos, estos se apagaron lentamente.
Empezaron a llegar las primeras ayudas, y una de ellas era Pipota.
Temblorosa y algo tartamuda por lo ocurrido, les contó que Monipodio
quería que todos se reunieran esa misma noche.
Y así fue.
Al caer la noche, todos y cada uno de los miembros de la cofradía estaban
presentes en la reunión. Perplejos ante ese inesperado e inhabitual cambio
de planes, comentaban unos con otros sus diversas opiniones, hasta que
Monipodio interrumpió.
-Amigos, después de darle muchas vueltas al asunto, he decidido aplazar
vuestros trabajos de esta semana. ¡Pero no por ello dejaréis de salir
beneficiados!
Aprovechando la tragedia de mi querida Torre del Oro, todo el mundo estará
distraído ayudando a reparar los desperfectos y demás. Por ello os
propongo lo siguiente: Saquear todas las casas cercanas, robar hasta no
poder. ¡Y no olvidéis los hogares de los fallecidos!
¿Entendido?
A todos parecía entusiasmarles la idea, excepto a Rinonete y Cortadillo.
-¡Protesto!-dijo Rinconete- No me parece correcto.
-¿El qué?-respondió Monipodio.
-Aprovecháis una catástrofe como esta para beneficio propio. Y no quiero ni
pensar en las pobres de las familias de los fallecidos, bastante tendrán
como para que les vayan robando, digo yo.
Cortadillo, apoyó a Rinconete. Obviamente, estas declaraciones, no
sentaron nada bien a Monipodio. Mantuvieron una fuerte disputa hasta que
llegó a tal punto que por voluntad propia, Rinconete y Cortadillo dimitieron
con cierto orgullo de la cofradía.
A la mañana siguiente, los pisotones de un esbelto guardia, acompañado de
un espantoso hombre, les despertaron.
Dicho hombre era excesivamente delgado, con una cara arrugada y que
simulaba que un mosquito le había succionado su volumen facial. Pelo
canoso y largo, hasta el hombro aproximadamente, y uno de sus ojos
cubierto por un parche. Todo esto le daba una imagen todavía más
aterradora. Vestía con ropajes sucios, prácticamente rotos y carecía de
zapatos.
Este hombre era uno de los muchos "aliados" al poder de Monipodio. Se
hacía llamar Ojituerto, al que pocos conocían. Era un arma secreta de
Monipodio para casos como este, pero Rinconete y Cortadillo no lo sabían.
-Disculpen por interrumpir su sueño, muchachos. Este amable señor me ha
contado que ustedes provocaron el incendio de ayer tarde, ¿es eso cierto?
Los dos se quedaron en blanco, no habían sido ellos, pero no sabían que
decir.
-No, no, nosotros no hemos sido y a demás no tiene pruebas-dijo Cortadillo-
- Pues parece ser que sí.
El guardia sacó una hoja que casualmente decía:
Domingo: Incendio Torre del Oro
Se encargan Rinconete y Cortadillo.
Plazo: Una semana.
El papel era de la lista de trabajos de Monipodio.

- Y bien ¿están dispuestos a acompañarme hasta la cárcel? Les aseguro que


su estancia será corta, ya lo verán.
De nuevo ambos no sabían el que decir.
Hasta que se dieron cuenta de lo que sucedía. El, era uno de los dos
guardias aliados a Monipodio que le había ayudado en casos anteriores, y
que ellos mismos habían visto.
Pero ya no podían hacer nada, llegaron más oficiales y se los llevaron a
comisaría. Monipodio, les había tendido una trampa. Seguramente, por
miedo a que contaran la existencia de su cofradía, ya que significaría su fin.
Las últimas horas de sus vidas las pasaron junto a su vecino de celda. A
este le contaron con todo detalle, toda su aventura en Sevilla.
Dicho vecino, una vez sólo, y entusiasmado por su historia, empezó ha
escribirla. Titulándola "Rinconete y Cortadillo", y cuyo autor todos sabéis de
quien se trata.

Marta García Gamón.