Está en la página 1de 32

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

MINISTERIO DEL PODER POPULAR PARA LA EDUCACIÓN

UNIDAD EDUCATIVA PRIVADA COLEGIA JOSEFINA ROJAS LOVERA

VILLA DE CURA – ESTADO ARAGUA

CATEDRA: G.H.C

Taller

LOS CONTINENTES

Profesora Alumno

Yadira León José Manuel


Aguas

2 Año B
Villa de Cura, 28 de Abril 2021

1) Elabora un taller destacando cada continente, sus características e importancia


para el mundo entero. (hidrografía, clima, flora, fauna, relieve entre otras).

CONTINENTE AFRICANO

África es el segundo continente más grande del planeta con una superficie de
30.370.000 km2, que equivale a un 20 % de la superficie terrestre. Limita con el
océano Atlántico al noroeste, con el mar Mediterráneo al norte, el océano Índico al
sureste y el mar Rojo al este.

El continente africano está habitado por una gran cantidad de sociedades o


grupos étnicos diferentes que se identifican según su cultura, idioma, religión y
costumbres. Sin embargo, algunas comunidades se entrecruzan entre sí y resulta
difícil diferenciarlas.

La mayoría de los africanos hablan más de un idioma, por la diversidad de


etnias y las frecuentes migraciones. Se estima que existen más de mil tipos de
idiomas, aunque muchos comparten los idiomas oficiales que son el francés y el
inglés. También predominan el portugués, el árabe y el suajilí.

A modo de comprender un continente tan grande y heterogéneo, los


estudiosos han dividido las diferentes culturas según determinadas zonas geográficas,
como África septentrional, occidental, occidental-central, oriental, central y
meridional.

Características de África

Entre las principales características del continente africano se destacan:

1. Tiene una población de casi 1.225 millones de habitantes.


2. Está conformado por cincuenta y cuatro países.
3. Su clima es caluroso y muy desértico en las regiones del norte.
4. Tiene la mayor diversidad de animales de gran porte del mundo.
5. Su clima es el más tropical de todos los continentes.
6. Tiene la mayor diversidad genética de la raza humana, lo que refuerza la
teoría de su rol en la evolución de la civilización.
7. Tiene dos idiomas oficiales, el francés y el inglés, además de la multiplicidad
de lenguas que se practican en todo el continente.

Principales regiones de África

África tiene ocho puntos de interés principales que se destacan por su


geografía particular:

Las cataratas Victoria. Se encuentran en el sur de África a lo largo del río Zambeze
y alcanzan ambos lados de la frontera entre Zambia y Zimbabue. Se las considera una
de las cascadas más grandes del mundo.

El desierto de Namib. Se extiende por tres países del sur de África: Angola, Namibia
y Sudáfrica. Su nombre significa “área donde no hay nada”, a pesar de que en las
zonas cercanas a la costa abundan arbustos suculentos y vastas extensiones de
formaciones rocosas.

El sistema de grietas del Rift. Se extiende por África oriental con una longitud de
6.500 kilómetros y unos 20 metros de profundidad. Consiste en un conjunto de
enormes grietas que generan paisajes excepcionales y que surgen en el límite de
placas tectónicas. Debido al choque de las placas se han generado microplacas de
menor tamaño que se mueven con mayor periodicidad y que aumentan el tamaño de
las grietas cada año.

Río Congo. Se extiende a través del corazón de África con 4.700 kilómetros y es el
segundo río más largo del continente después del Nilo. El río Congo alberga a una
gran variedad de peces endémicos y escasean los mamíferos acuáticos, aunque
pueden encontrarse cocodrilos, tortugas semiacuáticas y serpientes.

El desierto de Sahara. Se extiende por casi todo el norte de África, desde el océano
Atlántico hasta el mar Rojo, con una superficie de 8,6 millones de km2. Está
conformado por arena, mesetas rocosas y montañas pronunciadas. En las épocas de
lluvia pueden verse algunos oasis que atraen a las aves residentes y migratorias, los
chacales, las langostas, las ranas, los lagartos y las cobras.

Lago Victoria. Se extiende por los países de Tanzania, Uganda y parte de Kenia, al
este de África, con una superficie de 70.000 km2. Es considerado uno de los lagos de
agua dulce más grandes del mundo. El lago tiene más de 3.200 kilómetros de costa y
contiene varios grupos de islas.

Bosque de Ituri. Se extiende por África central, en especial, en la República


Democrática del Congo, con una superficie de 63.000 km2. Su nombre proviene del
río Ituri que atraviesa al bosque. Se caracteriza por ser oscuro y húmedo debido a los
altos árboles de más de 50 metros de altura y por estar habitado por la mayor
diversidad de primates.

El río Nilo. Se extiende desde el norte, en el mar Mediterráneo, hasta su cabecera


meridional en el río Kagera en las tierras altas de Burundi, con 6.650 kilómetros. El
lago Victoria es una de las fuentes principales del Nilo, además de numerosas otras
fuentes que tiene.

CLIMA

El clima de África es tropical, debido a que está atravesado por la línea


meridional. Además, se destacan los siguientes climas:

Mediterráneo. De tipo templado con veranos secos y calurosos. Las precipitaciones


son escasas.
Desértico. De tipo árido con precipitaciones ocasionales que no superan los 250 mm
anuales.

Subtropical. De tipo húmedo y desértico, muy caluroso. En especial, en la parte


norte y sur del continente. Presenta una variada amplitud térmica.

Tropical. De tipo húmedo con precipitaciones, entre 1500 y 200 mm anuales. Tiene
escasa amplitud térmica, entre 25 y 27 °C.

FAUNA Y FLORA

La flora africana se caracteriza por:

1. Los arbustos, árboles, las palmas y los musgos. Dentro de la zona cercana a
las montañas de Camerún y Angola se encuentra una frondosa vegetación.
2. Una exótica flor llamada hydnora africana, nativa de África. No tiene clorofila
y se parece a una flor carnívora. Suele crecer en las raíces o en la tierra, y es
capaz de segregar un extraño olor putrefacto que atrae a los insectos.

La fauna africana se caracteriza por:

1. Predominio de cabras, ovejas, camellos y animales de tipo doméstico, en


especial, en la región norte.
2. Predominio de animales exóticos y salvajes, como elefantes, guepardos,
búfalos, leones, hienas, avestruces, entre otros, y más de 1300 especies entre
mamíferos, aves y reptiles.

RELIEVE

El relieve africano está condicionado por el hecho de que la mayor parte del
país está formado por una placa tectónica. En realidad en el este existe un contacto
entre la placa africana y las placas arábiga y somalí. La zona de contacto es el valle
del Rift, que da nombre a este tipo de contactos entre placas. La mayor parte de
África es un escudo precámbrico muy estable y duro. Predominan los materiales
como el gneis, el granito o la pizarra.

CUNA DE LA CIVILIZACIÓN

Se considera al continente africano como la cuna de la civilización humana


porque las evidencias arqueológicas muestran vestigios de homínidos, los primeros
primates que caminaban erguidos y que demostraron un avanzado desarrollo de la
inteligencia.

Se estima que los homínidos vivieron hace cuatro millones de años. Los
humanos modernos habitaron hace 200.000 años en la región oriental del África
subsahariana. Luego se extendieron por el norte y el oriente, para finalmente avanzar
por el resto del mundo.

Según evidencias arqueológicas, la población africana más antigua que habitó


antes de la llegada de los europeos se localizó en la actual región de Ghana. Los
árabes fueron los primeros en llegar al norte y al oeste de África a través de varias
oleadas de migraciones. Lograron instaurar parte de su cultura en las costumbres
africanas, como su religión, el islam, y su idioma árabe.

La gran mayoría de los colonos europeos llegaron al continente africano a


partir de 1885, momento de una fuerte lucha entre colonos, en especial, franceses e
italianos. Entre el siglo XVI y el XIX se dio el mayor movimiento de habitantes
africanos llevados por la fuerza hacia el Nuevo Mundo como esclavos.

La trata de esclavos que se calcula alcanzó los diez millones de africanos,


sumada a las devastadoras guerras y las enfermedades que traían los colonizadores
desde otras partes del mundo, resultaron las causas principales de la debilidad y
decadencia de las sociedades africanas.
CONTINENTE EUROPEO

Europa es el segundo continente más pequeño del mundo y el tercero más


poblado, con unos 740 millones de habitantes. Está conformado por la península de
Eurasia, la gran masa continental que comparte con Asia. En todo el territorio se
hablan más de cincuenta idiomas, como el ruso, inglés, francés, alemán, español y
portugués

El continente europeo limita al norte con el océano Ártico, al sur con el mar
Mediterráneo, mar Negro y el mar Caspio, al este con los montes Urales y al oeste
con el océano Atlántico. Rusia es el país más grande de Europa y el Vaticano es la
ciudad considerada nación independiente más pequeña del continente.

Características de Europa:

1. Predomina el clima templado, aunque existen variedades como el clima polar


en el norte.
2. La flora y la fauna son muy abundantes, en especial, por las condiciones
climáticas.
3. La geografía se destaca por vastos sistemas montañosos, como Los Alpes.
4. El pico más alto del continente es El monte Elbrús en Rusia a 5.643 metros
sobre el nivel del mar.
5. El lago Ladoga en Rusia es el más grande del continente con una extensión de
17.700 kilómetros cuadrados.
6. Está integrada por 50 países soberanos, de los que 43 son íntegramente
europeos y 7 son euroasiáticos por la falta de límites bien definidos.
7. Los montes Urales, las montañas del Cáucaso, el río Ural, el mar Caspio y el
mar Negro son considerados los límites que dividen Europa de Asia.

RELIEVE

En Europa se pueden encontrar tres tipos principales de relieve:

La llanura. Comprende un vasto territorio rodeado al este por los montes Urales y al
oeste por el océano Atlántico y la cordillera de los Pirineos.

Las tierras altas centrales. Comprende los montes escandinavos, el Macizo Central
francés, la Selva Negra y los montes de Bohemia.

Las cadenas de montañas alpinas. Comprende las elevaciones más altas y con
pendientes más pronunciadas, como los Alpes, los Balcanes y los Pirineos.

Como resultado de la gran variedad de relieves y del tipo de clima templado que
predomina, el terreno europeo presenta gran cantidad de ríos de caudal abundante.

HIDROGRAFÍA

Principales ríos y cuencas fluviales de Europa.

Un área relativamente pequeña y un relieve poco elevado impiden a Europa


disponer de ríos de la longitud del Amazonas. Entre los grandes ríos se cuentan el
Rin, el Danubio, el Volga y el Don, destacando los ríos en las llanuras rusas.

Los ríos al occidente:

Duero, Tajo, Ebro, Támesis, Loira y Garona.

Los ríos al centro:

Vístula, Sena, Rin

Europa está rodeada por agua de diferentes formas:


Océanos y mares: el océano Atlántico tiene mayor volumen, y sus constantes oleajes
y mareas moldean las costas del noroccidente de Europa. Alrededor de Europa están
los mares de Noruega, Blanco, de Barents, Báltico, de Irlanda, del Norte, el Canal de
la Mancha, el Cantábrico y el Mediterráneo, dividido este en mares menores como el
Tirreno, el Adriático, el Jónico y el Egeo. También destacan el mar Caspio y el mar
Negro. Algunos mares europeos se encuentran comunicados entre sí por estrechos,
como el de Gibraltar, el de Dardanelos, que une el mar de Mármara con el Negro, y el
de Kerch, que une el mar Negro con el Azov.

Regímenes hídricos: se han determinado a partir de las condiciones de la posición


longitudinal de Europa, de las diversas formas del relieve y de las variaciones en las
condiciones climáticas del continente.

Lagos de Europa: ocupan una extensión de 77 000 km²; la mayoría se originaron por
la acción de las glaciaciones y el tectonismo. Los lagos europeos se pueden agrupar
de acuerdo con su ubicación:

Lagos septentrionales: son de origen glacial, formados por el retroceso y la sobre


excavación de las lenguas glaciales. Destacan los lagos de Finlandia y Rusia, dentro
de los cuales sobresalen el Ladoga, el Onega, el Saimaa y el Peipus

Lagos alpinos: algunos son de origen glacial, otros de origen tectónico; se encuentran
a lo largo de la cadena alpina y forman hermosos paisajes como los lagos suizos; en
Hungría destaca el Balatón; en Italia el lago Mayor y el lago de Garda

Lagos mediterráneos: son de menor tamaño pero muy profundos; sobresale el lago
formado por la Albufera de Valencia y el mar Menor de la Región de Murcia; los
lagos del Rosellón en Francia y los deltas de los ríos Ródano, Po y Danubio, que al
momento de desembocar forman cuerpos de agua cerrados e interconectados con el
mar.

CLIMA
El continente europeo es una zona templada en su mayor parte. Su clima no
solo varía de norte a sur, sino también de oeste a este a causa de las corrientes de aire
polar marino y polar continental, y en menor medida de las corrientes de aire tropical
marino y tropical continental.

Clima mediterráneo: entre los 30º y los 45º de latitud se puede encontrar el clima
mediterráneo. De él cabe destacar la aridez que se produce durante el verano
provocado por el clima subtropical, y la humedad del invierno debido al frente polar.

Clima oceánico: es un clima que comprende las orillas del océano Atlántico y va
desde Noruega hasta la costa norte a sur de Portugal. Este clima posee una humedad
constante y temperaturas moderadas sin grandes oscilaciones.

Clima continental: se caracteriza por el contraste entre las precipitaciones, altas


temperaturas del verano y el frío seco del invierno. Las altas temperaturas del verano
hacen que la evaporación del agua que cae en forma de chaparrones sea muy alta.

Clima de tundra: se da entre los 60 y 80 grados de latitud, en Rusia y al norte de


Noruega, Suecia y Finlandia. Se caracteriza por escasas precipitaciones (alrededor de
250 mm de media) y un frío constante con máximas de 10 °C durante todo el año.

Clima de montaña: en el clima de montaña la temperatura disminuye de 0,5 a 1 °C


con cada 100 metros de altura, lo que aumenta la humedad relativa del aire y provoca
precipitaciones.

Clima estepario: Se da en la zona oriental de Europa, desde Ucrania hasta


Kazajistán, en el desierto del Ryn, límite con Asia. También se pueden dar estas
condiciones climáticas en puntos localizados del Mediterráneo: valle del Ebro, sureste
español y zonas secas del sur de Italia. Se caracteriza por las bajas precipitaciones y
las grandes oscilaciones térmicas. Generalmente las precipitaciones son de 200 mm a
400 mm.

FLORA
La mayor zona de vegetación de Europa, que divide la mitad del continente
desde el Atlántico hasta los Montes Urales, es un cinturón de árboles de hoja caduca
y conífera: robles, arces, olmos mezclados con pinos y abetos. Las regiones árticas de
la Europa septentrional y las vertientes superiores de sus montañas se caracterizan por
una vegetación de tundra, constituida fundamentalmente por líquenes, arbustos y
flores salvajes. Las temperaturas del interior de la Europa septentrional, más suave
pero aún fría, crean un ambiente favorable para el desarrollo de coníferas como el
pino, aunque también hay abedules y álamos. La mayor parte de la gran llanura
europea está cubierta de prados. Ucrania se caracteriza por la estepa, una región llana
y seca de hierba corta. Las zonas cercanas al Mediterráneo, destacan por los frutos de
algunos de sus árboles y arbustos, especialmente las olivas, los cítricos, los higos y la
uva.

CONTINENTE AMÉRICANO

América es el segundo continente más grande de la Tierra y lo forma dos


conjuntos América del Norte y América del Sur, bien diferenciados y unidos por
América Central., después de Asia. Ocupa gran parte del hemisferio occidental del
planeta. Se extiende desde el océano Ártico por el norte hasta las islas Diego Ramírez
por el sur, en la confluencia de los océanos Atlántico y Pacífico, los cuales a su vez
delimitan al continente por el este y el oeste, respectivamente. Posee una superficie de
más de 43 316 000 km², es la segunda masa de tierra más grande del globo, cubriendo
el 8 % de la superficie total del planeta y el 28,4 % de la tierra emergida, y además
concentrando cerca del 12,5 % de la población humana. Las mayores aglomeraciones
urbanas de América son Ciudad de México, Nueva York, São Paulo, Los Ángeles,
Río de Janeiro, Buenos Aires, Lima, Bogotá.

América está rodeado por cuatro océanos, el Glacial Ártico, el Glacial


Antártico, Atlántico y el Pacífico.
Hidrografía

La mayoría de los ríos de América discurren de los sistemas montañosos de


occidente y se distribuyen en las vertientes de los océanos Glacial Ártico, océano
Atlántico y Pacífico. En la vertiente del Atlántico fluyen los ríos más largos formando
importantes cuencas que favorecen en todas las maneras a los habitantes de esas
zonas.

En América del Norte se pueden identificar ríos de las tres vertientes existentes: el
río Mackenzie que desemboca en la vertiente ártica, los ríos Yukón, Colorado y
Columbia son los ríos más largos de la vertiente del océano Pacífico, mientras en la
vertiente del Atlántico destacan el río Bravo del Norte, el sistema Misisipi-Misuri y el
río San Lorenzo. De todos ellos destaca el Misisipi por ser el más largo y con la
cuenca más grande en esta zona del continente, siendo el principal río de los Estados
Unidos. En los lagos, sobresalen los de la región de los Grandes Lagos donde se
encuentran los lagos Superior, Hurón, Míchigan, Ontario y Eire. Todos los lagos
anteriores comparten un sistema lacustre de origen glacial, cuyas aguas se acumulan
principalmente debido a los deshielos invernales. Estos lagos están comunicados por
ríos, canales y esclusas, desembocando en el Atlántico a través del río San Lorenzo.

En América Central, los ríos son cortos y corresponden principalmente a la


vertiente atlántica. Estos ríos cumplen varias funciones, sirviendo incluso como
fronteras; tal es el caso de los ríos Segovia o Coco (entre Honduras y Nicaragua), el
río Lempa (Guatemala, El Salvador y Honduras) y el río San Juan (entre Costa Rica y
Nicaragua). En esta zona, los lagos también son de menor extensión, destacando los
lagos Nicaragua, Managua y Gatún, este último, construido por el hombre, ubicado
en el Canal de Panamá, al cual le proporciona el agua necesaria para que los barcos
salven las diferencias de nivel.

Ya en América del Sur, reaparece la vertiente del Pacífico, aun cuando los ríos de la
vertiente del Atlántico son más largos e importantes. Destacan en la parte sur del
continente los ríos Orinoco, el sistema Paraná-Río de la Plata y el Amazonas. El río
Amazonas es el río más caudaloso y más largo del mundo, y forma la cuenca
hidrográfica más grande del planeta. Dentro de los lagos más importantes de América
del Sur se cuenta con el lago de Maracaibo, el Titicaca, el Poopó y el Buenos
Aires/General Carrera.

Las Cataratas del Iguazú constituyen el sistema de cataratas más grande del
mundo. El 80% de los saltos, incluida la Garganta del Diablo, se encuentran en
territorio argentino. El 20% restante pertenece a Brasil.

El acuífero guaraní es la reserva de agua subterránea de mayor superficie en


todo el planeta, ubicado en grandes porciones territoriales de Brasil, Argentina,
Paraguay y Uruguay.

Clima

Debido a la extensión considerable de norte a sur, este a oeste, América cuenta


con casi la totalidad de los climas existentes. Entre las costas de México, el oeste de
Nicaragua y el sur de Brasil, se desarrolla el clima cálido en las llanuras costeras y
laderas de montaña.

El clima intertropical lluvioso y la selva son característicos de gran parte de


Centroamérica, de la llanura amazónica y de las islas del Caribe, mientras en la costa
atlántica de Colombia, Venezuela y Guyana se desarrolla una zona de sabana.

En las zonas subtropicales cercanas a la latitud 30° se ubican zonas áridas, de


características desérticas como el desierto de Sonora (sur de Estados Unidos y norte
de México) y el de Atacama (en el norte de Chile), mientras en la Patagonia se
desarrolla un clima desértico frío.

El clima templado se extiende en las latitudes medias y subidas de montaña,


principalmente en la vertiente atlántica. El clima templado con lluvias a lo largo del
año se extiende en las franjas costeras de Canadá, Alaska y sur de Chile, produciendo
zonas de bosque mixto, mientras el templado con lluvias en verano es el clima más
extendido sobre el continente, principalmente en la porción sudeste de Estados
Unidos, centro de México y sudeste de Brasil. El clima mediterráneo se encuentra en
California y el Valle Central chileno, generando un estilo de vegetación conocido
como chaparral.

Los climas fríos se extienden a lo largo de los extremos del continente en las
cercanías de los polos, especialmente en Norteamérica. La tundra se encuentra a lo
largo de gran parte de Alaska y Canadá, y en el extremo sur sudamericano; por efecto
de altura en la Puna andina y gran parte de las zonas montañosas. Finalmente, el
clima polar se encuentra en Groenlandia y el clima frío por la altura en las zonas
montañosas de las Rocosas y de los Andes.

Flora y Fauna

La flora y la fauna de América son muy variada y diversa por su gran


extensión territorial y diversos ecosistemas, climas y biodiversidad. Siendo así el
continente con mayor biodiversidad del planeta.

América del Norte

La flora de América del Norte, espacio en el cual se encuentran los Estados Unidos,
Canadá y México, podemos encontrar pino, caoba, cedro, conífera, cactus, agave, en
fin, más de 17 000 especies de plantas vasculares y más de 1,800 especies de plantas
con flores.4141

La fauna de América del Norte, en este continente cuenta con una gran diversidad,
en él se encuentran más de 400 especies de mamíferos, casi 1000 especies de aves,
más de 500 especies de reptiles y anfibios y unas 100 000 especies de insectos. Cabe
destacar los osos, águilas, pavos, focas, bisontes americanos, lobos, serpientes, entre
otros.42

América Central Continental


La flora está representada por representaciones de especies de América del Norte y
de América del Sur, además de especies endémicas y exclusivas del territorio, con
más de 44 000 especies de plantas, sus principales especies representadas en la flora
son Annona macroprophyllata, Gliricidia sepium, Mammea americana, Manilkara
zapota, Pithecellobium dulce, Myrciaria floribunda, pinos, caoba, aguacate, guayaba,
tamarindo, palmeras, Guineos, cereza, piñas, Couma macrocarpa, Lepanthes
guatemalensis y Tithonia rotundifolia.

La fauna de América Central cuenta con grandes cantidades de mamíferos que son
más comunes en Guatemala (230 especies), Panamá (229 especies), Nicaragua (225
especies), Costa Rica (211 especies), El Salvador (210 especies) y Honduras (207
especies). Principalmente se encuentran venados, jaguares, pumas, colibríes,
torogozes, quetzales (ave símbolo de Guatemala), zopilotes, tapires y guacamayas.
Los animales más comunes en América Central son Quetzal (Pharomachrus
mocinno), Rana verde (Agalychnis callidryas), Armadillo de nueve bandas (Dasypus
novemcinctus), Cocodrilo americano (Crocodylus acutus), Mono aullador negro
(Alouatta palliata), jaguar, Tapirus, oso hormiguero, águila harpía (Harpia harpyja), el
puma y el tapir.4243.

El Caribe o Las Antillas

En el Mar Caribe donde está ubicada la Isla de La Española (República Dominicana


y Haití), Cuba, La Bahamas, Dominica, Granada, Trinidad y Tobago, Puerto Rico,
Jamaica, San Martín y otras islas. En cuanto a la flora del Caribe se encuentran
especies de árboles y plantas que pasan los más de 13 000 especies distintas, de los
que 6500 son endémicas de la zona, las más conocidas son Olea europea, el
Chrysophyllum cainito, el guayacán, la ceiba, la caoba (Árbol Nacional de la
República Dominicana). Originariamente Cuba se encontraba llena de una espesa
vegetación, que ha sido degradada para desarrollar la agricultura. No obstante existen
muchos programas para el cuidado y mantenimiento de estos bosques, que albergan
gran diversidad. Las maderas preciosas de Cuba son muy cotizadas.

La fauna del Caribe o las Antillas está compuesta por 450 especies de peces, 600
especies de aves, 500 especies de reptiles, 170 especies de anfibios y 90 especies de
mamíferos. Los más conocidos son la barracuda, el mero, la morena, las corta cubas,
el canario del manglar y la garcita verde, la amazona puertorriqueña, la yacutinga y la
paloma sabanera, la iguana verde y la iguana azul, la iguana de Mona, la iguana
rinoceronte, la carey, el coquí dorado, el delfín, el manatí, el almiquí (endémico de las
Antillas) y diversas especies de murciélagos, y la ballena jorobada como especie
migratoria. Otras especies como la foca monje del Caribe se han extinguido durante
los últimos siglos por la acción directa del hombre.

América del Sur

En la zona del Sur de América, se ubican los Andes y la Costa, la sierra de


Perijá y el macizo de Guayana dentro de la cuenca del río Orinoco, las amazonas y
Gran Chaco. Esta zona del continente es sumamente rica en floras, cuenta con
bosques secos, tropicales, templados, áridos y húmedos. Las especies más conocidas
en Sudamérica son el alerce, ciprés de la cordillera, ciprés de las guaitecas, el
huililahuán, el lleuque, Saxegothaea, y la araucaria, Nothofagus, entre ellos el coigüe,
el lenga y el ñire, la Picea, el ciprés, el pino, la ceiba, el yagrumo, el guamo, el caobo,
bejucos, especies de bromelias y otras de epifitas. En fin existen más de 44 000
especies de plantas diferentes.

En las zonas andinas del norte subcontinental (Colombia, Ecuador, Perú y


Venezuela) zonas de páramo que albergan especies vegetales nativas únicas en el
mundo, bromeliáceas, criptógamas, arbustos como los sietecueros, helechos y otros,
que favorecen la conformación de cuerpos de agua, como lagos y lagunas, que sirven
de ricos nacimientos de agua y alimentan cuencas y ríos tan importantes como la del
Orinoco y el Amazonas.
América del Sur alberga especies como pingüinos, zorro colorado, hornero,
flamenco, ballena blanca austral, Yaguareté, puma, tucán, Otaria flavescens, cóndor
andino, chigüires, osos hormigueros, báquiros, nutria gigante, serpientes de cascabel,
cuaima-piña, a la vez que iguanas, morrocoy, toninas, grandes reptiles como la
anaconda verde, el cocodrilo del Orinoco, el caimán de anteojos, otros mamíferos
como el manatí, manatí amazónico, oso frontino, ocelote, zorro vinagre, zorros,
tapires, perezosos, zarigüeyas, armadillos y los venados.

Relieve

El Salto Ángel, ubicado en el parque nacional Canaima en Venezuela, es la


cascada o caída de agua más alta del mundo.

El parque nacional de Yellowstone, ubicado en el oeste de los Estados Unidos,


fue el primer parque nacional creado en el mundo en 1872.

En el territorio americano, las placas de la corteza terrestre (Norteamericana,


del Caribe y Sudamericana) en su desplazamiento desde el centro del atlántico hacia
el oeste, forman el cordón montañoso del borde occidental de América producto del
proceso de subducción de la placa del Pacífico. Está compuesta básicamente por una
serie de altas cordilleras en la costa occidental (principalmente las Montañas Rocosas,
la Sierra Madre Occidental y los Andes, todas parte del Cinturón de fuego) producto
del choque de las placas continentales con la oceánica y llanuras en las zonas
orientales donde se ubican las dos cuencas fluviales más grandes del mundo: la del
río Misisipi en Norteamérica y la del río Amazonas en Sudamérica.

La costa, aunque en gran parte es regular, presenta tramos desmembrados


principalmente en sus extremos dando origen a las islas del Ártico canadiense y
Groenlandia en el norte, y Chile y Tierra del Fuego en la zona austral. Otros grupos
de islas importantes corresponden a las islas Aleutianas en el extremo noroccidental,
las Antillas en el mar Caribe, las islas Galápagos en medio del Océano Pacífico y las
islas Malvinas en el Atlántico Sur.
Aparte del macizo brasileño y el escudo guayanés, el macizo montañoso,
separado de una franja de relieve montañoso como es la cordillera de los Andes, el
complejo montañoso de la Sierra Nevada de Santa Marta es considerado el macizo
montañoso más grande del mundo ubicado cerca de un litoral costero, el cual se eleva
abruptamente desde las costas del mar Caribe hasta alcanzar una altura de 5.775
metros en sus picos nevados, ubicados a tan solo 42 kilómetros de este.

CONTINENTE ASIÁTICO

Asia es el continente más grande y poblado de la Tierra. Con cerca de 45


millones de km², supone el 8,74 % del total de la superficie terrestre y el 29,45 % de
las tierras emergidas con alrededor de 4.463 millones de habitantes, el 69 % de la
población mundial. Se extiende sobre la mitad oriental del hemisferio Norte, desde el
océano Glacial Ártico, al norte, hasta el océano Índico, al sur. Limita, al oeste, con los
montes Urales, y al este, con el océano Pacífico.

En la división convencional de continentes, de origen europeo, Asia y Europa


aparecen como dos entidades diferentes por razones culturales e históricas. En
términos geográficos, forman en realidad un único continente, llamado Eurasia.
Además, África está unida a Eurasia por el istmo de Suez por lo que también se puede
considerar toda la extensión conjunta de Europa, Asia y África como un único supe
continente, ocasionalmente denominado Eurafrasia, o Afro-eurasia.

Hidrografía

Por la vertiente septentrional corren hacia el océano Glacial, entre otros, los
ríos Obi (4100 km) Yenisei (4750 km) y Lena (4270 km). Es muy interesante el
régimen peculiar de estos ríos siberianos: como sus fuentes están a millares de
kilómetros, más al sur que su desembocadura, al sobrevenir aflujos de agua en el
curso alto, todavía permanece helado el tramo inferior, lo que es causa de grandes
inundaciones. En el Pacífico desemboca el Amur (en el golfo de Ojostk), procedentes
de los Kuen-lun, vierten sus aguas en el golfo de Pechili y en el mar de la China
Oriental, respectivamente; el Sikiang y el Song-ka, que desaguan por Cantón y Hanoi.
De la vertiente meridional del Himalaya descienden hasta el golfo de Bengala y el
mar Arábigo, dependencias del océano Índico, el Ganges y el Indo: ambos de una
longitud aproximada de unos 3000 km que construyen amplios deltas. En Asia
occidental, los ríos más notables son el Éufrates (2700 km) y el Tigris (2 000 km) que
tienen su arranque en la meseta de Armenia, 18 y fundidos en un solo río al final de
su curso, desaguan en el golfo Pérsico, al que poco a poco van colmando con sus
aluviones. En las estepas centrales son numerosas las cuencas interiores, cerradas,
que desembocan en lagos. Así por ejemplo ocurre con los ríos Sir Daria y Amu Daria,
que vierten en el mar de Aral, que, a pesar de su nombre, es un lago.

Clima

El clima de Asia es tan variado como su inmensa superficie. Se puede decir


que este gigante aglutina todas las variedades climáticas existentes. El continente
asiático tiene más de 44 millones de kilómetros cuadrados, con desiertos donde las
temperaturas alcanzan los 50ºC hasta zonas cercanas al Polo Norte donde el
termómetro registra valores de -50ºC. Regiones donde apenas ven caer
precipitaciones, hasta lugares donde las lluvias torrenciales están a la orden del día.
Una riqueza climática y paisajística enorme.

El clima de Asía se divide en tres grandes grupos climáticos: los climas


cálidos, los climas templados y climas fríos. Dentro de cada grupo existen diferentes
variedades.

Clima Cálido

Los climas cálidos actúan en gran parte de la región central y en toda la zona
Sur del continente. En países como Iran, Indonesia, India, Tailandia, regiones de
China… Dentro de los climas cálidos encontramos; el clima Ecuatorial, el Tropical
Húmedo, el Tropical Seco y el Desértico.

Clima Ecuatorial

En las zonas con clima ecuatorial las temperaturas son elevadas durante todo
el año. Al igual que las precipitaciones. Sobre todo en el verano, por efecto de los
vientos monzónicos. En invierno remiten bastante aunque siguen teniendo presencia.
Son zonas donde los ciclones (conocidos como tifones) son habituales durante los
veranos. Este clima de Asia se da en la costa Oeste de la India, Bangladesh,
Indonesia, Filipinas y casi toda Malasia.

Clima Tropical Húmedo

Las características de este clima se asemejan al clima ecuatorial. Aunque con


temperaturas algo más suaves. Las lluvias siguen siendo abundantes durante todo el
año. Esta variedad climática actúa en el Sur de la India, Camboya o Vietnam.

Clima Tropical Seco

El clima tropical seco comparte similitudes con el tropical húmedo, sobre todo
en las temperaturas, elevadas todo el año. En cambio, las precipitaciones son muchos
menores y sólo se producen durante los veranos. El resto del año se da una estación
seca en la que apenas llueve. Países con este tipo de clima son Irán, Pakistan o
Afganistan.

Clima Desértico

Las regiones con este tipo de clima comparten suelos totalmente estériles. Los
veranos son extremadamente calurosos, con temperaturas que pueden llegar a los
50ºC. La amplitud térmica es enorme, y en un mismo día se puede pasar de 40ºC a
0ºC durante las noches. Los vientos son muy secos y las lluvias casi inexistentes.
Menos de 200 mm al año. Este tipo de clima de Asia comparte países con el Tropical
Seco. Zonas del Oriente Próximo, Asia Central o la Península Arábiga tienen un
clima desértico. Dentro de este tipo de clima estaría: el clima de Qatar y el clima de
Dubái y la zona sur del clima de Israel. Los desiertos situados a mucha altura, como
los del Gobi y Tibet, son tienen temperaturas muy frías durante todo el año.

Climas Templados

Los climas templados afectan al Norte y Noreste de Asia y en la Peninsula de


Anatolia. Son climas mucho más suaves y con menos presencia de lluvias. Son climas
más estables. Los principales climas templados son: el clima Continental y el Clima
Mediterraneo.

Clima Continental

El clima Continental es el que afecta a la mayor parte de Rusia y Norte de


Japón. Tiene unos inviernos fríos y secos. Los veranos suelen ser templados y con
mayor nivel de precipitaciones. Es el propio de Siberia.

Clima Mediterráneo y similar

El clima Mediterráneo tiene temperaturas suaves durante el invierno y cálidas


en verano. Las precipitaciones son bastante irregulares. Es un clima bastante
agradable y sin condiciones extremas de ningún tipo. Actúa sobre la Península de
Anatolia, Siria y Palestina y zona norte del clima de Israel. En zonas costeras de
China, Japón y Corea del Sur se da una variedad mediterránea pero con mayor
presencia de lluvias, sobre todo, en verano.

Climas Fríos

Los climas de Asia fríos se producen en las zonas polares del Norte de Rusia y
en las cordilleras centrales de Asia de alta montaña.
Clima Polar

También conocido como clima nival. Se da en zonas cercanas al Polar Norte.


Estas zonas permanecen congeladas la mayor parte del año. Las lluvias son mínimas
y las tormentas de nieves abundantes. El invierno dura la mayor parte del año. Con
días casi completamente oscuros. Las temperaturas pueden llegar a los -50ºC de
mínima.

Clima de Alta Montaña

Es el clima propio de las zonas montañosas y de las mesetas que encierran las
cordilleras con alturas superiores a 5000 metros. Pese a situarse en zonas de clima
templado, la altitud hace que las temperaturas sean muy bajas. La nieve aguante sin
derretirse todo el año. La vegetación es prácticamente nula.

Flora u Fauna

En la parte de Siberia próxima al Ártico, la forma de vegetación característica


es la tundra, que consiste principalmente en musgos, liqúenes y algunas pocas plantas
ralas.

Más al sur se presenta el alga, con sus típicos bosques de coniferas, y todavía más
abajo las estepas herbáceas.

Cuando estas últimas carecen de vegetación debido a la escasez de lluvias, se


forman desiertos como el de Gobi de Mongolia, y el Taklamakan en el Turquestán
chino.

Hay desiertos fríos en el Tibet y el Pamir, y desiertos tórridos en Arabia; en


ambos casos hay pocos signos de vida vegetal o animal.

No obstante, la vegetación es muy abundante y por momentos lujuriantes en


las selvas de Indochina, Indonesia o la India y el Irak, donde abundan las palmeras,
líos bananos, los árboles de las especias, bambúes y lianas, árboles de maderas finas
como el cedro y el ébano, etc.

La fauna tiene una conformación semejante a la flora en cuanto a su distribución: en


la tundra, sólo existen rebaños de renos salvajes y animales menores que tienen
alimentación vegetal; en la taiga, el zorro plateado, la marta, el armiño y otras
especies de pieles finas, además de una fauna forestal característica, representada,
entre otros tipos, por el antílope.

Cerca de las costas heladas viven el oso blanco y la foca. También son muy
abundantes en los ríos siberianos los peces comestibles; existe, asimismo, gran
variedad de aves.

En las estepas centrales viven especies salvajes de caballos y cabras (el caballo y el
asno son originarios del Asia), ciervos, gacelas, dromedarios, yaks (especie de
grandes bóvidos con parte del cuerpo cubierto por lanas), etc.

En las regiones tropicales y ecuatoriales la fauna se compone de cocodrilos, grandes


serpientes, pavos reales, faisanes, monos antropoideos (especialmente en Malasia),
tigres, panteras, leopardos, rinocerontes, elefantes, etc.

Relieve

El relieve de Asia está constituido por una dilatada meseta, en cuyos bordes se
levanten fuertes cordilleras y a cuyo pie septentrional se extienden las llanuras que
alcanzan el océano Ártico, en tanto que la vertiente Sur se disponen, como en Europa,
tres dilatadas penínsulas. En el núcleo central de todo el sistema orográfico es la
meseta de Pamir o apodada junto a la del Tíbet como «l Techo del Mundo» (3600 m
s. n. m. de altura media), de la que en direcciones a amplias cordilleras. Al sureste del
«nudo orográfico» del Pamir se extiende otra meseta excelsa, que es la del Tíbet (la
meseta más extensa y elevada actual del planeta Tierra), de mayor extensión y altura
(5000 m) que el propio Pamir.
Cadenas del Sudoeste del Pamir y del Tíbet: del Este de la meseta nace la
cadena de los Kuen-Lun que, con los Tian Shan, encierra la depresión del Tarim; más
al sur, las formaciones de Hedin (7000 m) y del Karakorum (8611 m); en los bordes
del Suroeste y Sur del Tíbet se levantan las alturas más importantes y excelsas de la
Tierra: Himalaya (Everest 8848 m; Kanchenjunga, 8585 m). La zona montañosa
central es, pues, un extenso país de mesetas de gran altura en cuyos bordes se eleva la
imponente crestería montañosa. De este modo las mesetas quedan confinadas, a
manera de depresiones, en el cerco de sus montañas limitantes, por lo que son
desérticas o subdesérticas (Faja de desiertos: Desierto de Arabia, Desierto de Persia,
Turquestán o Turán, desierto de Gobi etc.).

CONTINENTE OCEÁNICO

Es el continente más pequeño y uno del menos habitado de todos, pero no está
exento de datos fascinantes. El término “Oceanía” es aún tema de discusiones. Si bien
en países de habla hispana se usa para designar un continente formado por Australia y
las islas cercanas del Pacífico, en los países de habla inglesa se toma a Australia
como un solo continente y a Oceanía como una región que incluye dicho país como
continente y las islas del Pacífico. En este caso, se considera que Oceanía es un
continente que comprende Australia, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea y el
cúmulo de pequeñas islas y atolones del Pacífico.

Hidrografía

La principal cadena montañosa del Continente Oceanía son los Alpes


australianos cuyo punto más alto (Monte Kosciusko) se encuentra a 2,228 metros
sobre el nivel del mar. Una gran parte del resto del continente está ocupada por
mesetas y un relieve cerca del nivel del mar (ya que Oceanía contiene muchas islas).
El lago Eyre, el más grande del Continente Oceanía, se encuentra en Australia
y cubre un área de 9,500 km², mientras que el río principal de este continente es el río
Murray, de 2.575 km de longitud, que también es en Australia El Sepik, mientras
tanto, cruza Nueva Guinea e Indonesia y mide 1.126 km de largo.

Clima

El clima de Oceanía es normalmente cálido y lluvioso, ya que la mayor parte


del continente está contenido entre los trópicos y el ecuador. La temperatura de sus
aguas intertropicales favorece la formación del coral.

Flora y Fauna

La llanura australiana es hogar de varias especies únicas en el mundo, pero el


país es especialmente conocido por sus poblaciones de marsupiales, siendo el canguro
y el koala los más famosos. Más allá de estos animales, existen también dingos,
wómbats, kiwis y una compleja variedad de seres acuáticos, y es que pese a la aridez
de gran parte de su territorio, Oceanía es un hervidero de vida. En la Gran Barrera
habitan más de 1,500 especies de peces.

El número de especies endémicas es elevado, hecho motivado por el


aislamiento geográfico. Los monotremas solo viven en Oceanía. Un 90 por ciento de
las especies de peces de las regiones costeras templadas son endémicas de Australia,
y aves no voladoras como el emú, el casuario, el rascón weka y el calamón takahe son
nativas de Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea y Australia. Por su parte, las islas del
Pacífico alojan más de 25 especies de aves del paraíso.
En la Gran Barrera habitan más de 1,500 especies de peces, y en general, las
aguas del continente son visitadas por multitud de delfines, moluscos, crustáceos y
tortugas marinas.

Flora, el árbol del pan, los cocoteros, el manglar, el hibisco, el eucalipto y la


jacaranda son comunes. En Nueva Guinea la selva forma un exuberante bioma, y en
otras partes prosperan varios tipos de helechos y musgos.

Relieve

El relieve posee dos grandes alineaciones montañosas, situadas en los


extremos del territorio, una de ellas es la Gran Cordillera Divisoria. El resto está
formado mayoritariamente de mesetas de poca altura con características desérticas.

Las islas se dividen en dos grupos: las de origen coralino, que son de relieve
llano, y las de origen volcánico, de relieve accidentado.

La mayor altura de Oceanía es el cerro Punkak Jaya (5.030 m.) y Wilheim


(4.693 m).

El resto de Australia está dominado por las grandes llanuras y desiertos

Fuera de Australia sólo las montañas de Nueva Zelanda tienen cierta importancia.
Nueva Zelanda se divide en dos islas principales la Isla Norte y la Isla Sur. La Isla
Norte presenta un centro montañoso muy complejo. En la Isla Sur se encuentran los
Alpes Neozelandeses, donde están las mayores altitudes del país, como el monte
Cook (3.764 m).

CONTINENTE ANTÁRTICO
Está situada completamente en el hemisferio sur, casi enteramente al sur del
círculo polar antártico y está rodeada por el océano Antártico. Contiene el polo sur
geográfico, por lo que de manera coloquial y por extensión también es conocida
como el polo sur. Con 14 000 000 km², es el cuarto continente más grande después de
Asia, América y África. En comparación con Oceanía, la Antártida es casi dos veces
su tamaño. Alrededor del 98 % de la Antártida está cubierta de hielo, que tiene un
promedio de 1,9 km de espesor, que se extiende a todos los puertos, excepto a los más
septentrionales de la península Antártica.

La Antártida, de promedio, es el continente más frío, seco y ventoso, y tiene la


altitud media más alta de todos los continentes. La Antártida es un desierto de hielo,
con precipitaciones anuales de solo 200 mm en la zona costera y mucho menos tierra
adentro. La temperatura en la Antártida ha alcanzado los -89,2 °C, aunque la media
del tercer trimestre (la parte más fría del año) es de -63 °C. Hacia 2016, había
alrededor de 135 residentes permanentes, pero en las estaciones de investigación
dispersas en todo el continente residen entre 1000 y 5000 personas durante todo el
año. Los organismos nativos de la Antártida incluyen muchos tipos de algas,
bacterias, hongos, plantas, protistas, y ciertos animales, tales como ácaros,
nematodos, pingüinos, pinnípedos y tardígrados. El tipo de vegetación que se
presenta en algunas zonas reducidas es la tundra.

Hidrografía

El Continente Antártico está cubierto por un caparazón de hielo formado a


expensas de las fuertes nevadas que se acumularon a través de miles de años. El
aporte hídrico de este continente se produce en forma de hielo que entra al agua del
Atlántico en bloques tabulares y témpanos y fundamentalmente la Antártida no posee
ríos en virtud de sus bajas temperaturas (Palese de Torres, 1958).

Sí posee, en centro y este de la Península, pequeños lagos o lagunas de agua


dulce que durante la época de más calor mantienen sus aguas sin congelarse. También
en sectores – en los pocos meses de máximas temperaturas- chorrillos de deshielo que
van al desembocar al mar

Clima

La Antártida es el continente más frío de la Tierra y es ahí donde se registró la


temperatura más baja desde que hay datos (-89.2 ºC) el 21 de julio de 1983, en la base
rusa —en aquel entonces soviética— de Vostok. Esta temperatura superó el récord de
la anterior registrada el 24 de agosto de 1960, con un valor de -88.3 °C. Por
comparar, el registro más extremo con el que contamos es -10.7 °C más frío que la
sublimación del hielo seco a una atmósfera de presión parcial aunque, dado que el
CO2 solo compone el 0.039 % del aire, serían necesarias temperaturas inferiores a
-140 °C para provocar nieve de hielo seco en la Antártida. Hay que mencionar que en
2010 mediante satélite se registró una temperatura más baja todavía, de -135.8 ºF (≃-
93.22 °C); sin embargo, esta pudo haber sido influenciada por las temperaturas del
suelo y no se registró a 7 pies (≃2.13 m) sobre la superficie, tal y como se requiere
para mantenerse en los registros oficiales. En 2018 se registraron - 98°C. En términos
generales, el continente es un vasto desierto helado con escasas precipitaciones; de
media, en el polo sur solo se registran 10 mm. Las mínimas suelen ser de alrededor de
80 °C bajo cero en el interior durante el invierno, mientras que las máximas suelen
estar alrededor de los cero grados en la costa durante el verano. Asimismo, las
quemaduras de sol son habituales en esta zona debido a que la superficie de nieve
refleja los rayos ultravioleta que llegan desde la estrella. De hecho, la irradiancia solar
es mucho mayor aquí que en el ecuador, ya que en algunos momentos del año hay
períodos con el cielo totalmente despejado y luz continua —y otros de completa
oscuridad—, lo que provoca climas a los que el ser humano no está acostumbrado a
experimentar en la mayoría de partes del mundo

Flora y Fauna
En su mayoría, la flora está compuesta por briofitas, como por ejemplo las
aproximadamente cien especies de musgos. Por otro lado, las hepaticofitas forman
alrededor de 25 especies, mientras que solo hay constancia de la existencia de tres de
plantas vasculares, que están asentadas mayoritariamente en la península antártica:
Deschampsia antarctica (hierba pilosa antártica), Colobanthus quitensis (clavel
antártico) y la no nativa Poa annua (poa anual).

Por otra parte, se han registrado alrededor de 1150 especies de hongos, que se
dividen entre 750 que no tienen forma de liquen y 400 que sí. Asimismo, muchos de
ellos son cryptoendolitos, debido a la evolución de las especies bajo condiciones
extremas, que han contribuido significativamente a moldear las formaciones rocosas
de los valles secos de McMurdo y las crestas colindantes. La morfología
aparentemente simple, con escasas diferencias estructurales, las enzimas y sistemas
metabólicos en funcionamiento a temperaturas bajas, y los reducidos ciclos de vida
mostrados por cada hongo hacen que sean particularmente aptos para ambientes con
condiciones climáticas severas como es el caso de McMurdo. En concreto, sus
gruesas paredes y células repletas de melanina los hacen resistentes a la radiación
ultravioleta. Esas características pueden ser observadas también en algas y
cianobacterias, y sugieren que se trata de adaptaciones a las condiciones dominantes
en la Antártida. Toda esta situación ha llevado a la especulación de que si en Marte ha
habido vida alguna vez, esta hubiese sido similar a la de los hongos antárticos. Por
otro lado, algunos estudios apuntan que existen organismos de este tipo endémicos
del continente

Fauna

Pingüinos Pygoscelis adeliae en la Antártida. Muy pocos son los vertebrados


terrestres que viven en la Antártida y aquellos que sí lo hacen se encuentran
únicamente en las islas sub-antárticas. Entre las especies de invertebrados que nos
podemos encontrar se hallan los seres microscópicos, a destacar el Alaskozetes
antarcticus, piojos, nematodos, tardígrados, rotíferos, kril y colémbolos, como el
Cryptopygus antarcticus. La Bélgica antárctica, un nematócero no volador que puede
medir hasta 6 mm, es el animal meramente terrestre más grande de la Antártida. Por
su parte, el petrel níveo es una de las tres únicas aves que se alimentan
exclusivamente en el continente.

Algunas especies de animales marinos dependen, directa o indirectamente, del


Fitoplancton. Entre la vida marina antártica se incluyen pingüinos, ballenas azules,
orcas, calamares o pinnípedos. El pingüino emperador es el único pingüino que se
alimenta en la Antártida durante el invierno, mientras que el adelaida es capaz de
hacer lo propio más al sur que ningún otro. Por su parte, el pingüino de penacho
amarillo tiene unas distintivas plumas alrededor de los ojos, y es el más pequeño de
todos los crestados. Otros pingüinos que obtienen alimento en el continente son el
pingüino rey, el barbijo o el gentú.

Relieve

En la Antártida se sitúan dos partes diferenciadas no solo convencionalmente


sino, principalmente, por su constitución geológica distinta: la ubicada al este del
meridiano de Greenwich y su antemeridiano correspondiente, denominada Antártida
Oriental, de origen precámbrico, y la denominada Occidental, más moderna, situada
al oeste del mencionado meridiano, sector al que pertenece la parte Argentina.

La Antártida Oriental está constituida fundamentalmente por una enorme meseta


tabular, con sus costas muy regulares y representa aproximadamente más del 70% del
continente. Geológicamente es un antiguo escudo constituido por rocas precámbricas
y paleozoicas, donde se han encontrado yacimientos de carbón y fósiles vegetales.
Las cadenas montañosas que bordean sus costas alcanzan los 3.000 metros de altura y
apenas sobrepasan el nivel del hielo que en esta zona desarrolla su mayor volumen.
La cadena montañosa más importante es la llamada Transantártica que desde el Mar
de Weddell se extiende a lo largo de casi 4.000 kilómetros hasta el Mar de Ross. En
la isla homónima hay volcanes en actividad, como es el caso del monte Erebus de
4.023 metros.

En cambio, el sector occidental tiene un relieve mucho más accidentado, sus


costas son muy irregulares y está constituido por rocas sedimentarias plegadas de
edad Mesozoica y Cenozoica que reposan sobre un basamento más antiguo de rocas
metamórficas e intrusivas de tipo andino (Beltramino, 1980). Las islas que conforman
el Arco Argentino o de Scotia son una prolongación de la cordillera de los Andes
incluyendo la propia Península Antártica - conocida también como Tierra de San
Martín o Tierra de Graham - Así parece indicarlo la semejanza de la mencionada
cadena montañosa con los Antartandes, la correspondencia de depósitos
sedimentarios - mesozoicos y cenozoicos - y las rocas volcánicas del ciclo eruptivo
andino- patagónico, peninsular antártico e insular de las Shetland del Sur (A.I. de C.,
1.982). Así como se afirma el origen único de las islas Georgias del Sur, Orcadas del
Sur y Shetland del Sur se señala la distinta génesis del cordón volcánico de las islas
Sandwich del Sur, el cual sería de origen más reciente. Desde el punto de vista
tectónico en la parte occidental se registran plegamientos producidos a partir del
Jurásico y también desde fines del Cretácico a comienzos del Terciario.

MAPA MUNDÍ Y SUS CONTINENTES