Está en la página 1de 5

Universidad Católica Santo Domingo

UCSD

Trabajo Final de Economía Dominicana

Licenciatura en contabilidad

Prof. Heiromy Ysaac Castro Milanes

Catedra Magistral BHD


(Conferencia Parte I)

Elyson Saúl Paulino Montero

MAT- 20200008

Santo Domingo, Este.

Mayo – Agosto

2021
Introducción
Cabe destacar, que durante esta primera conferencia de tres ocasiones
donde en cada una de ellas José Luis De Ramón compartió con nosotros
aquellas reflexiones propias desde su ética, a su vez con un carácter un
tanto filosófico dentro del ámbito económico. Partiendo de esto en esta
primera instancia el tema principal de la primera conferencia magistral es el
estado y la crisis mundial en el cual hará un tipo de enfoque diferente
partiendo de otras causas en la cual muy pocas personas la han tratado o
estudiado, como lo son actitud y la actividad estatal durante los años
previos a la crisis y de paso plantear una centralización de algunas ideas de
la situación económica del mundo y de nuestro país.

Adentrándose en el material nos va explicando de cómo va surgiendo todo


y es que como lo explica dice que la teoría macroeconómica que usábamos
no estaba diseñada para contemplar y anticipar crisis. Pero varios
economistas incluyéndolo a él pues pensaban de una manera diferente
querían como Adam Smith uno de los mayores exponentes de la economía
clásica, Keynes y otros más, construir sus ideas partiendo de su conciencia
moral. Enfatizándoles a sus colegas que realmente los impulsa a ejercer su
profesión ya que para él quiere ver desaparecer la pobreza. Los antiguos
griegos simplificaron en sólo cuatro virtudes lo necesario para vivir
plenamente y, acaso, ser felices: Prudencia, Fortaleza, Templanza y
Justicia. En la antigua Grecia celebraban mucho el éxito, tal y como lo
hacemos hoy en nuestro sistema económico. Pero para poder estar en
permanencia con todo esto debemos evitar caer en la extrema arrogancia
que nos hace sobreestimar nuestras habilidades y pensar que nunca
podríamos fallar o ser derrotado y que, inevitablemente, acababa por ser
nuestra perdición.
El estado y la crisis mundial

Habiendo leído dicha primera sección de la conferencia, entendemos la


gran atmosfera que abarca la crisis económica porque esta no solo es; una
fase de un ciclo económico en la que se da un período de escasez en la
producción, comercialización o consumo de productos y servicios, pero
vemos que esta abarca mucho más que esto, y que dentro de esto un
aspecto importante es el síndrome de Hubris el cual es un trastorno
adquirido que afecta a personas que ejercen el poder en cualquiera de sus
forma, se ha descrito en multitud de campos, desde la política a las
finanzas. Y aquí lo vemos el desenlace de la crisis desenmascaró a que
banqueros y aseguradores sin escrúpulos que actuaron con total falta de
prudencia y a aquellas autoridades que no se impusieron para impedir
prácticas riesgosas, a gran escala, que resultaron terriblemente dañinas y
todo debido al exceso de confianza del síndrome de Hubris.

Una frase que también me gustó mucho es “Si un tigre de bengala se


escapa y comienza a destrozar cosas, es absurdo echarle la culpa al tigre; la
culpa la tiene el idiota que estaba encargado de cuidar la jaula”. Y es
verdad las personas que están a cargo de mantener, o no mantener asegurar
que todo marche correctamente dentro la economía, son las responsables de
que no se dispare una crisis, para que después venga la inflación a tope, un
déficit en la balanza de pagos porque aumentaron las importaciones más
que las exportaciones y así sucesivamente tienen que concentrarse, tener un
motivo por el cual ejerzan su profesión, y que todo esto debe ir dirigido
hacia el bien común. Entonces hay cosas que uno se pregunta el ¿Por qué?
De cosas que vemos como, por ejemplo: Que los países emergentes están
creciendo el doble de rápido que los países desarrollados y han contribuido
a la mitad de la riqueza creada en el planeta desde el año 2000; entonces
porque no adoptan estas medidas para crecer igual o medida de rápido que
ellos ya que por esta razón por esta razón, cada vez tienen más
protagonismo en las carteras de los inversores. Invertir en infraestructura de
trasporte, energía y agua; Enfatizar que el crecimiento se puede realizar sin
requerir fondos del gobierno vía la privatización de activos públicos y
dejando que los servicios públicos sean provistos por el sector privado; y es
que los países en desarrollo han entendido que una recuperación sostenible
requiere revivir al sector privado.

 Conclusión

De acuerdo a lo leído puedo dar mi aporte sobre cómo podríamos afrontar


esta crisis mundial proveniente del estado, y lo primero es que se deben de
optar por planes de mejorar susceptible el cual ayude a subsanar o por lo
menos regular un poco la crisis mundial porque solo estamos viendo la
parte externa que es la crisis, pero y la interna que es el estado el cual como
dice la frase. Adoptando esta frase el estado es el cuidador, el encargado de
que la crisis no se escape y por ende si en dado caso se escapa, no son la
población, la que tiene la culpa, es el estado en ese sentido son ellos que
tienen el derecho de buscar la forma para atrapar esa crisis, pero lo más
enfadoso de todo esto que por culpa de ellos tiene que pagar la población,
aumento de la inflación, los impuestos, un aumento en las deducciones del
I/S/R, y habiendo dicho esto yo diría que debemos adoptar 3 consejos: 1-
Adaptarse: Ya lo decía Darwin: “No sobrevive el más fuerte, ni siquiera el
más inteligente, sino el que mejor se adapta”.

Llegado el momento de la crisis, debes aceptar que la situación ha


cambiado y, si es necesario, el estado debe adaptar sus hábitos de consumo
para conseguirlo. Por ejemplo, evitando gastos superfluos o innecesarios
que te impiden alcanzar los objetivos de ahorro. 2- Analiza: El estado debe
a hacer un análisis detallado de la economía, no se trata solo de hacer
balance entre ingresos y gastos, sino de saber realmente en qué gastas el
dinero el estado. 3- No te endeudes: De nada sirve seguir estos consejos si
continúas contrayendo deudas, es mala idea pedir un préstamo para pagar
deudas pendientes y también unificar las deudas en un solo préstamo. Es
que a la larga pagarás muchos más intereses y te será cada vez más difícil
salir del pozo.

También podría gustarte