Está en la página 1de 4

- AUTOR: TEALDO, Julio / LOPEZ, Fernando.

- FICHA: “Mercado”.
- Ficha de Cátedra. En el Curso de Extensión a Distancia: Economía al alcance de todos.
Secretaría de Extensión de la Universidad Nacional del Litoral. Año 2008.

MERCADO. CONCEPTO Y CARACTERISTICAS. ESTRUTURA.

El concepto de mercado no hace alusión a un lugar establecido ni a un espacio


físico determinado sino a un fenómeno central de la economía, que es precisamente el
encuentro entre oferentes y demandantes (o vendedores y compradores) de un
determinado producto. Es frecuente que se utilice este término para referirse al
movimiento de mercancías y/o servicios entre quienes los demandan y quienes están
dispuestos a cederlos y/o ofrecerlos
Pesenti define al mercado como el “lugar ideal en que convergen los productores de
mercancías que las ofrecen a los compradores y consumidores que demandan tales
mercancías”.
Pero el mercado por si solo es intrascendente sino fuera por un hecho social
mucho más importante que es la producción y distribución de bienes, como se dijo en
el módulo anterior, objeto principal de estudio de la economía como ciencia social. Y es
allí en el mercado donde cada uno de nosotros tratara de acceder para que, ofreciendo
lo que tiene, obtener la mayor cantidad de bienes que necesita. Pero… ¿Cómo
realizamos esto? ¿Cómo saber que producir y ofrecer para obtener lo que necesito? De
aquí surge un concepto que ayuda a comprender estas transacciones: la existencia de
precios. El precio me indica la relación de cambio entre dos bienes, expresado en
dinero. Todo gira alrededor del valor que se le da a cada bien o servicio. El sistema de
precios me advierte de lo que es menester ofrecer para poder adquirir lo que deseo.
Algunos mercados son lugares concretos a los que la gente acude a comprar
bienes; por ejemplo, la bolsa de comercio de Buenos Aires o los mercados centrales de
frutas y verduras que existen en la mayoría de las ciudades.
En otros casos, unas pocas personas realizan la mayor parte de sus actividades por
teléfono, como el caso de los mercados de servicios de jugadores profesionales de
fútbol. Asimismo, hay mercados, como los de departamentos en alquiler o autos
usados, que están menos organizados que otros como los de alimentos, y productos de
primera necesidad. El concepto es muy amplio, hay también quienes no tienen nada
para ofrecer mas que su fuerza de trabajo a cambio de un salario digno; es el conocido
mercado de trabajo. Y otros ofrecen los medios de la producción, ya sea la tierra, el
capital, entre otros, a cambio de una retribución como la renta, el interés, etc.
En cualquier caso, lo esencial en todo mercado es que los compradores y los
vendedores de un bien o servicio entran en contacto libremente para comercializarlo, y
siempre que se de esta circunstancia se estará hablando de mercado.
En los mercados intervienen oferentes y demandantes de bienes y servicios. Los
primeros estarán dispuestos a vender más o menos, en función del precio al que
puedan hacerlo y los segundos comprarán una mayor o menor, o ninguna cantidad
según sea el nivel de los valores. Aquí surgen otros dos conceptos: Demanda y Oferta
La Demanda es la conducta que asumen los compradores ante los diferentes
precios de un determinado bien o servicio. Por el contrario, la Oferta es la conducta que
asumen los vendedores ante los diferentes precios de un determinado bien o servicio.
Ante un precio bajo, los compradores estarán dispuestos a demandar más
cantidades de la que estarán dispuestos a ofrecer los vendedores. Por el contrario,
ante un precio alto, son estos últimos son los que estarán dispuestos a ofrecer mas
cantidades del bien o servicio de lo que estarán dispuestos a demandar por tales los
compradores. Y habrá un precio donde convergen los intereses de ambas partes, y
donde la cantidad demandada coincida con la cantidad ofrecida, y ese se el llamado
precio de equilibrio de mercado.
Una vez comprendido el concepto de mercado, emerge de inmediato la
necesidad de descubrir el por qué rigen determinados precios o no otros. ¿Por qué el
kilo de pan esta trepando los $3 sin en Argentina se produjeron 14.276.995 toneladas
de trigo en la campaña 2006/2007? ¿Por qué el aceite comestible de 900cc ronda los
$4 si en Argentina se produjeron 3.630.232 toneladas de girasol en la campaña
2006/2007? ¿Por qué debemos abonar $2.5 por un litro de leche, si en el país se
produjeron más de 6.000 millones de litros en el año 2007?
Antes estas inquietudes debemos responder que las particularidades y
características de cada mercado son propias y diferentes y es lo debemos abordar en
las líneas siguientes bajo el concepto de Estructura de Mercado.
Cuando hablamos de estructura de mercado, nos estamos refiriendo
básicamente a la composición de la Oferta y la Demanda en dichos mercados y en
menor medida a al naturaleza del bien o servicio. La cantidad de demandantes y
oferentes y la contribución que poseen cada uno de ellos en la producción, distribución
y comercialización de dichos bienes y/o servicios hace particular cada mercado.
A continuación especifiquemos las estructuras de mercado más distinguidas:

COMPETENCIA PERFECTA
Es un tipo de mercado no reconocible en la realidad, ya que en él se encuentra
una gran cantidad de oferentes de un mismo producto y todos compiten en igualdad de
condiciones. Este tipo de competencia es la más pura y teórica
El mercado de competencia perfecta se define como el mercado en el que existe un
gran numero de compradores y vendedores de una mercancía, se ofrecen productos
similares, pero igualmente existe libertad absoluta para los compradores y vendedores,
y no hay control sobre los precios ni reglamentos para fijarlos.
En la competencia perfecta el precio se fija cuando la oferta y la demanda son las
mismas; el punto donde coinciden la oferta y la demanda se conoce como precio de
equilibrio.
Para el establecimiento del mercado Competencia Perfecta, es decir, el
"Mercado Perfecto", es necesario que se cumplan con una serie de condiciones, sin las
cuales no sería posible, ni el establecimiento, ni el funcionamiento correcto de los
mecanismos que dan paso al Mercado Perfecto.
El mercado de competencia perfecta presenta los siguientes rasgos:
Un producto es ofrecido por gran cantidad de productores. Ninguno de ellos puede
influir sobre otro por si mismo. El producto de cada vendedor debe ser igual al de su
competidor. Debe existir homogeneidad de los productos que concurran al mercado, es
decir, que a los ojos de los consumidores los bienes que compitan tengan las mismas
características.
Los demandantes tienen que ser muchos, de manera tal que ninguno de ellos les
imponga condiciones a los productores.
Debe haber libertad y posibilidades absolutas de entrada y salida de los productores al
mercado, es imprescindible la libertad de entrada y salida en las industrias, es decir,
que no haya barreras que impidan a una empresa dedicarse a producir el producto en
cuestión y decidir cuando retirarse sin que ello implique ningún costo adicional.
Todos los productores y consumidores conocen por igual al mercado. El mercado tiene
que ser lo suficientemente transparente como para que nadie se lleve desconciertos. El
acceso a la información esta al alcance de todos y en todo momento
Debe también existir una completa fluidez de los factores de producción. Cuya
movilidad no debe verse afectada por obstáculos de ningún tipo.
No debe existir ningún tipo de intervención ni por parte del estado ni por parte de
organizaciones empresariales ni organizaciones sindicales, tendientes a afectar los
resultados del libre juego de la oferta y la demanda.
Todas estas características hacen que este tipo de mercado no pueda llevarse
adelante debido a que en la realidad no se cumplen estas condiciones de ninguna
forma. Hay autores que sostienen y profundizan el estudio de hechos y fenómenos
económicos bajo esta perspectiva de, cuando en la realidad la mayoría de los
requisitos para su óptimo funcionamiento no están dados, no existen o están muy
limitados a otros factores.
Por supuesto en Argentina, no hay ningún caso concreto de este tipo de
mercados.

MONOPOLIO

El monopolio se caracteriza porque la totalidad del bien o servicio es ofrecido por


una sola empresa y los compradores de dicho bien o servicio son numerosos y de
estructura pequeña. En estos casos el que impone los precios de venta es el oferente,
y en muchos casos, ante un aumento en la demanda de dichos bienes, no es la
producción lo que tiende a aumentar, sin importar la capacidad de producción que
tenga la empresa monopolística, sino por el contrario lo que tiende a aumentar es el
precio del producto, para así compensar ese aumento de demanda. Y por las
características y conformación de esta última, es que ninguno puede imponer ningún
tipo de fuerza o influencia en el precio de los mencionados bienes.
En la provincia de Santa Fe, como en la mayoría de las provincias, el distribuidor
de la energía esta a cargo de una sola empresa, en este caso, EPE.

OLIGOPOLIO

Esta clase de mercado se caracteriza porque la oferta de bienes y servicios está


a cargo de pocas empresas y los demandantes son numerosos y pequeños.
Aquí ya no es una la empresa la que controla el mercado, sino un conjunto
reducido de empresas con poder suficiente para imponer el precio. Ejemplo en el país
hay varios, como las distribuidoras de combustibles que se reduce a pocas empresas,
o las empresas de telefonía celular que se reparten entre tres mas del 90% del
mercado respectivo.

MONOPSONIO

Aquí el poder esta del lado de la demanda. Se trata de mercados donde el


comprador del bien es una sola empresa que adquiere la totalidad del bien producido y
son los vendedores que por sus estructuras pequeñas y gran cantidad no pueden
imponer ninguna condición respecto al precio ni a la transacción en sí del bien en
cuestión.
OLIGOPSONIO

El oligopsonio se caracteriza porque la totalidad de los bienes producidos por


cuantiosas empresas pequeñas es adquirida por un escaso número de empresas
poderosas. En argentina hay mas de 18000 tambos, pero entre la empresa Sancor y
Mastellone Hnos, adquieren mas del 60% de leche producida.

Por supuesto, debemos tener en claro que cualquier estructura que no se asimile
en todas sus características a un mercado de competencia perfecta, será entonces un
mercado de estructura imperfecta. Muchos autores suelen segregar la clasificación en
muchas otras, pero a los objetivos del curso es importante tengan en claro las
principales clasificaciones.
Estas estructuras son producto de largos procesos que algunos autores
denominan concentración. Se trata de que el empresario, en su lucha competitiva, trata
de sobrevivir y para ello las ganancias obtenidas en un período determinados son
reinvertidas constantemente ya sea para ampliar la producción del bien, diversificar las
líneas de producción, establecerse en otras regiones geográficas, absorber empresas,
crear nuevas empresas. Se trata de ampliar el capital para poder seguir generando
más ganancia para seguir reinvirtiendo la misma, y así ir eliminando a los mas débiles o
aquellos que no se pudieron adaptar o sobrevivir a la lucha competitiva.
Existe la llamada concentración técnica que hace referencia a las unidades de
producción que puede reunir una planta industrial. En cambio la concentración
económica alude principalmente a la cantidad de empresas que puede aunar un grupo
económico o una sola firma comercial.
Podemos clasificar como concentración horizontal a la ejecutada entre
diferentes empresas que producen artículos diversos pero bajo una misma unidad
tecnológica. El caso mas reciente y conocido en el país por decir uno, fue cuando la
empresa brasilera que produce la cerveza Brama adquirió la firma nacional Quilmes.
En cambio cuando hablamos de concentración vertical aludimos fundamentalmente a
las etapas de un determinado proceso de producción que puede llegar a reunir una
determinada firma. Cuando una empresa productora de lácteos, por ejemplo, empieza
a invertir en hacienda para producir su propia leche al mismo tiempo que abandona la
compra a tambos diversos, estamos en presencia de un proceso de concentración
vertical.
No debemos confundir estos conceptos con el de centralización de capitales,
que hace referencia principalmente a los procesos de asociación de capitales a través
de distintas figuras legales como el de absorción, fusión, uniones transitorias de
empresas, y otras tantas que tiene como objetivo primordial el agrupamiento de capital
como proceso de acumulación tendientes a continuar con los procesos de
concentración descriptos precedentemente y posterior centralización.
Aquí se coloca énfasis en la estructura jurídica de los capitales más que en la
naturaleza económica de cada empresa.
Una vez aclarados estos conceptos estamos en condiciones de analizar casos
concretos de los mercados argentinos.

También podría gustarte