Está en la página 1de 2

DIGESTION DE POLISACARIDOS

Experimento 1

Procedimiento

Colocar cantidades aproximadamente iguales de agua en dos vasos .Agregarles a ambos


aproximadamente la misma cantidad de pequeños trocitos de pan. Colocar su saliva en uno de los
vasos, dejando el otro como testigo. Esperar unos minutos. Agregar unas gotas de solución de
iodo-ioduro a ambos vasos. Comprobar que en el vaso en que no se agregó saliva, el almidón se
suspendió en el agua (color violeta, positivo) mientras que en el que se agregó saliva, el almidón,
una vez suspendido, se degradó (color marrón claro, negativo). La α-amilasa, enzima que se
encuentra en la saliva y en el jugo pancreático, convierte el almidón en una mezcla de maltosa
(disacárido) y glucosa (monosacárido) como parte del proceso digestivo.

Experimento 2

Procedimiento

Colocar aproximadamente 80 mL de agua en dos vasos. Agregarles a ambos aproximadamente la


misma cantidad de almidón de maíz (3 o 4 cucharadas) y agitar formando dos suspensiones. Filtrar
una de ellas por papel de filtro, dejando la otra como testigo. Observar que el almidón no pasa a
través del papel de filtro. Agregar dos o tres gotas de solución de iodo-ioduro a: i) la suspensión de
almidón sin filtrar, ii) la solución límpida producto de la filtración, y iii) al sólido que quedó
retenido en el filtro.

Este experimento ejemplifica parte del proceso digestivo del almidón. En particular explica cómo
esta biomolécula no puede absorberse como tal a nivel de membranas, como por ejemplo la
intestinal. Se utiliza pare ello un modelo de membrana intestinal (papel de filtro). Se emplea la
reacción de reconocimiento aprendida para comprobarlo. Se verifica entonces que el almidón
presente en la suspensión preparada, no pasa a través del filtro de papel, sino que queda retenido
(color violeta, positivo, en la suspensión original y en el sólido retenido en el filtro; color marrón
claro, negativo, en la solución ya filtrada). Para fijar mejor la idea se emplea el modelo de
membrana intestinal de polifón y el modelo de almidón de papel, viendo cómo el almidón no
puede pasar por los orificios de la membrana desde la luz del intestino hacia el medio interno (de
adentro hacia afuera del cilindro).

Experimento 3

Procedimiento

Colocar aproximadamente 80 mL de agua en dos vasos. Agregarles a ambos aproximadamente 2


cucharadas de sacarosa (azúcar comercial) y agitar hasta disolución total formando dos soluciones.
Filtrar una de ellas por papel de filtro, dejando la otra como testigo. Verificar que el azúcar pasa a
través del papel, por el sabor dulce de la solución ya filtrada.

Este experimento muestra que los azúcares más sencillos como la sacarosa, que es un disacárido,
se absorben pasando por los poros de la membrana intestinal. En este caso se utiliza papel de
filtro como modelo de membrana intestinal y el sabor dulce de la sacarosa para su
reconocimiento. En el momento de realizarlo es imprescindible retirar y limpiar todas los
materiales con los se estaba trabajando antes para evitar la posible contaminación accidental de la
solución de azúcar con alguno de los reactivos que se emplearon como por ejemplo la solución de
iodo-ioduro (que aunque no presenta peligrosidad, tampoco es comestible).

También podría gustarte