Está en la página 1de 5

La Caballeria

La caballería fué el arma principal dentro de los

ejércitos de Artigas, y ello se justifica plenamente por:

-la abundancia de caballos y los hábitos ecuestres

de nuestra población lo que facilitaba su reclu-

tamiento.

--la aptitud de la caballería para la guerra de mo-

vimiento que encara Artigas, pues el caballo per-

mitía rápidos desplazamientos y agresivas cargas.

-la posibilidad de empeñarse en grandes frentes.

La caballería se organizaba en escuadrones cuyo

Las unidades tácticas más que de un número pre-

En la Batalla de Las Piedras la caballería llega a

Su armamento, preferentemente consistía en ar

efectivo oscilaba de 100 a 200 jinetes y formada en

dos filas.

ciso de hombres, se componía de los jinetes que un cau-

dillo podía movilizar en su pago.

los 3/5 del efectivo, siendo en algunas otras circuns-

tancias su proporción aún mayor.

mas blancas, en especial lanzas y sables, Estas eran, por

otra parte, las únicas que podían improvisarse o fabri

carse a poco costo en el país

La caballeria antes de la batalla se empleaba en

misiones de reconocimiento, seguridad e informe. Para

cumplir tales misiones se destacaban partidas cortas

(las que actuaban próximas) y partidas largas, ,(las

que daban la seguridad y el informe lejano).

Durante la batalla la caballería encuadraba ambos


flancos de la infantería y se utilizaba para:

-prolongar el frente.

-cargar al enemigo cuando atacaba a la infante-

ria, o cuando ésta empezaba a ceder terreno.

-tentar el envolvimiento o el ataque de flanco del

enemigo.

Después de la batalla, la caballería se empleaba en

la persecución. Las cargas de caballeria eran directas,

a la carrera, pues salvo los blandengues, las milicias

de caballería no conocían la evolución.

El carácter de nuestra población campesina con

hábitos ecuestres y entregados a la producción ganade-

ra aconsejaba dar prioridad a la caballería frente a las

EDISON ALONSO RODRIGUEZ

demás armas, con lo cual también se contemplaban las

características del territorio y la situación económica.

El caballo como elemento de movilidad tenía una

importancia capital, dado e os extensos teatros de

operaciones carecían de vías de comunicación, y lo re-

ducido de los efectivos aconsejaba su multiplicación por

el movimiento.

También se tizaba el caballo como elemento de

choque, sobre todo conta la infantería al descubierto

Esta forma de empleo fué fructifera frente a tropas he-

terogéneas, mal armadas o mal instruídas, tales como las

que podrían oponer los porteños, pero fracasa contra

los cuadros regulares de los invasores portugueses

El acumular cabatladas a fin de asegurar el relevo

de los equinos fatigados o agotados, constituyó una


preocupación permanente de Artigas pues sólo asi se

podía manterier su capacidad operativa.

La caballería además de ser fácil de reclutar, era

fácil de armar, dado que hacía un empleo intensivo de

las armas blancas (lanzas, cuchillos, sables, etc.), úni-

cas capaces de fabricarse fácilmente en el país.

Las condiciones de empleo de la caballería se adap-

taba perfectamente a la idiosincracia de los indios, (que

prescindieron del empleo de otras armas que no fuerarn

las propias y primitivas), pero que constituyeron en-

carnizados cuerpos auxiliares de las fuerzas artiguistas

principalmente, durante su heróica resistencia contra

los portugueses.

Los éxitos iniciales de la caballería gaucha se jus

tifican por la imprecisión de las armas de fuego, su poca

velocidad de tiro y el escaso uso de la artillería. Fracasa

en cambio contra el fuego graneado de las disciplinadas

tropas portuguesas.

Eran también elementos de caballería los que pro-

veían chasques que aseguraban las comunicaciones en

La Infantería

La infantería integraba en escasa proporción los

ejércitos artiguistas, Sus condiciones de empleo eran si-

milares a las preconizadas por la escuela militar españo-

la y se fundaba principalmente en la adopción de com-

pactas formaciones en cuadro. Se organizaba en compa-

ñías de unos 150 hombres. Su armamento estaba consti-

tuído por fusil de chispa (al que se le agregaba la bayo-

neta triangular), el machete, un correaje con cinturón y


dos correas cruzadas desde el hombro, con dos cartu

cheras de 50 cartuchos. EI fusil tenía una precisión muy

limitada y su alcance eficaz no superaba los 200 metros.

Su poca velocidad de tiro (unos dos disparos por minu-

to) menguaba aún más sus posibilidades.

Como los fusiles escaseaban, muchos elementos dis-

ponían de armas más antiguas y menos eficaces, tales

como las tercerolas, trabucos y aún boleadoras, sables,

lanzas, etc.

La infantería normalmente formaba en dos o tres

lineas o escalones, lo que se justificaba plenamente por

la lentitud en las operaciones de cargar el fusil. Cuando

el enemigo llegaba a distancia eficaz del fusil, la primer

línea se coloca en tiradores, y sobre ella se iban fun-

diendo las demás hasta llegar al cuerpo a cuerpo.

La segunda línea con misión de sostén, a unos 150

o 200 metros a retaguardia, apoyaba a la primera y lle-

naba los vacíos que se producían en ella.

La Artilleria

La artillería en el ejército artiguista estaba en muy

débil proporción tanto por la falta de materiales como

por las dificultades de reclutamiento.

Las escasas piezas en servicio fueron incautadas al

enemigo o retiradas de las fortificaciones españolas. Di-

chas piezas eran de hierro o bronce, de avant-carga y

de 8 o 12 libras. Su alcance oscilaba según el calibre

entre 1.200 y 1.800 metros, y tenían muy poca precisión

y velocidad de tiro.
Los cañones se montaban en cureñas con ruedas o

se transportaban sobre carretas, siendo en ambos casos

difícil su transporte por falta de caminos y la abundan

cia de cursos de agua y bosques.

La ignición de la carga de proyección se obtenía

por medio de una mecha o de un alambre caliente.

Conspiraba con un mayor empleo de la artillería, la

falta de pólvora y artificios. A pesar de que Artigas se

preocupó porque se instalara una fábrica de pólvora en

Misiones, siempre escaseó este materia.

También podría gustarte