Está en la página 1de 103

PREFACIO DEL EDITOR

He aquí la 3a edición de una obra que apareció en 1932,


en la época heroica de la astrología, bajo el título “Contribu­
ción al estudio de la astro-dinámica”.
Aunque los interesados por la astrología eran poco nume­
rosos,, se hicieron 400 ejemplares numerados.
Se reeditó por primera vez bajo el mismo título, tomando
COLECCION MIRACH en la segunda edición, a cargo de “Editions Adyar” de París,
el título actual “Sea Usted Astrólogo”.
Esta última reedición era parcial^ limitándose ante todo al
cálculo del tema natal y a los principios de la interpretación,
sin abordarlo en toda su amplitud. Lo importante era dar a
conocer el método “sintético” del autor, mostrando al estu­
Título original: Soyez vous aussi astrologue
diante que puede reconstituir, sin ningún otro recurso, la in­
Traducción: Arnal Bió
terpretación astrológica perfectamente. Basta con seguir el
Portada: Estudio Symbol
racionamiento lógico que se le indica. Este constituye una sig­
© Editions Dervy Livres nificación, así como una justificación, de las distintas formas
© de la versión en castellano. TEOREMA, S.A. de interpretación.
Sin duda, el autor hubiera podido publicar, como muchos
Edita: TEOREMA, S.A. de sus colegas, un curso muy detallado en el que habría “pre­
Avda. República Argentina, 248 parado el trabajo”. Pero jamás su intención ha sido comercia­
Barcelona - Tel. 2 47 91 27 lizar la astrología, sino por el contrario preparar estudiantes
Todos los derechos reservados para los países de de élite y no unos “robots” que trabajan sin tener conciencia
habla hispana de lo que hacen.
Ya previno a sus lectores en 1932, en el prefacio de la
I.S.B.N.: 84-85958-07-1 edición original, “que se había guiado constantemente por el
Depósito legal: B.5442-1982
afán de ser sobre todo científico, sin afirmar nada que pudie­
ra inducir a error al estudiante serio”.
Impreso en Gráficas Porvenir. Lisboa, 13 Por otra parte remarcaba que “la mayor parte de los
Barberá del Valles (Barcelona) libros de astrología se basaban en una tradición dudosa más
Impreso en España - Printed in Spain
7
que en una experiencia real”, y por lo tanto muchas de estas
obras eran copias unas de otras, contradiciéndose, con el Añadamos que el autor profesó y aplicó la astrología en
riesgo de crear en el espíritu del lector una confusión suscep­ todos los dominios posibles desde 1926, época en la que
tible de rechazar y desanimar a los más entusiastas, dándole fundó el Institut astrologique de Belgique. En la actualidad
a esta nueva ciencia una impresión confusa y a menudo falsa. es presidente del Centre beige pour f’Etude de scientifique
Incluso añadía “por falta de un método basado en la des influences astrales (CEBESIA) y miembro de honor de
combinación de la lógica y la intuición, el estudiante corría el numerosos grupos astrológicos franceses, suizos, ingleses,
peligro de trabajar de forma automática y, a partir de un pun­ alemanes y americanos. Los rumores dicen de él que fue y
to, no avanzar”; desgraciadamente se constata en la actuali­ es, en muchas ocasiones, el consejero íntimo de políticos,
dad: muchos de los practicantes “recientes”, instalados y financieros e incluso de monarcas. Es pues una experiencia
dados a conocer de forma muy rápida, hacen de la ciencia controladá por los hechos y la notoriedad lo que está con-
astrológica una caricatura irrisoria. densado en la presente obra.
El método que el autor preconiza, intenta que el razona­
miento y la interpetación sea un simple juego de claves o
símbolos. Quizás al principio comporte un mayor esfuerzo
de asimilación, pero permitirá al estudiante llegar a conseguir
habilidad en la interpretación; ya que una vez ejercitado el
sentido de la penetración, no encontrará obstáculos y además
sus estudios no constituirán más que una ampliación de sus
posibilidades imaginativas.
Recordemos a los que por primera vez estudian astrología
sin conocer su historia, que G.L. Brahy es uno de los pione­
ros del movimiento astrológico actual, trabaja por el progreso
de esta ciencia desde hace más de 50 años;por lo tanto posee
una experiencia única en su género, poniéndola en esta obra
a disposición de todos.
Ha escrito numerosas obras, entre las más recientes Pour
mieux comprendre l’astrologie1 y La Clef de la Prévision des
événements et des fluctuations économiques et financiéres1 2
conocidos mundialmente.
Durante más de treinta años publicó la revista DEMAIN,
de gran prestigio mundial, ya que la precisión de sus previsio­
nes mensuales se conoció en las regiones más lejanas del
globo. Dejó de existir porque rehusaba vivir de la publicidad,
constituyendo un freno considerable para su libertad de ex­
presión y su afán de difusión científica.
N O T A El estudiante que desee tener una visión rápida, a través del método del
autor, podrá “saltar” provisionalmente los capítulos consagrados a las nociones
1. Editado por Dervy-Livres, París. astronómicas —que dan siempre la impresión de ser un poco complicados o pesa- .
2. Editado por Editions Traditionnelles, París. dos—para estudiarlos cuando se desee trabajar lucidamente, es decir comprender,
lo que se hace.
8
9
PRIMERA PARTE

EL TEMA ASTROLOGICO. COMO CALCULARLO


TABLA DE LOS SIMBOLOS UTILIZADOS
EN ASTROLOGIA

SIGNOS DEL ZODIACO PLANETAS

Aries T Sol O
Tauro a Luna 1
Géminis X Mercurio a.
Cancer s Venus s
Leo SI Marte 6
Virgo Júpiter U

Libra tOm Saturno b
Escorpio Urano $
Sagitario * Neptuno V
Capricornio VS Plutón 9
Acuario Rueda de la Fortuna ©
Piscis X Nodulos lunares a»

ASPECTOS CUALIDADES DE LOS ASPECTOS

Conjunción (0°) Muy importante, pero variable


Semi-Sextil (30°) X Ligeramente favorable
Semicuadratura (450) L Ligeramente desfavorable
Sextil (600) * Favorable :.
Cuadratura (90°) □ Desfavorable
Trígono (120°) A Muy favorable •. . i
Sesqui-cuadratura (135°) Q Desfavorable
Quincucio (150°) X Dudoso
Oposición (1800) a Muy desfavorable
Semi-quintil (360) i Ligeramente bueno
Quintil (720) o Ligeramente bueno
Biquintil (1440) Ligeramente bueno

N O T A Las palabras “ Bueno” y “favorable” están tomadas en el sentido de


conjetura fácil o feliz; la palabra “desfavorable” en el sentido de conjetura
preocupante o difícil*
I

GENERALIDADES
V i i-,.

A. —Resumen preliminar del problema


* 1• • . ' í ‘ ‘'

Un horóscopo es una carta del cielo calculada para ^ n


nacimiento o un suceso cualquiera. Esta carta es la combi­
nación, la yuxtaposición de tres planos astronómicos impor­
tantes, que son: \y «•; .
1) El plano de la eclíptica, más conocido bajo el nombre
de Zodiaco, representado por una circunferencia dividida en
360° o doce signos de 30°: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer,
Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario
y Piscis. (Ver los jeroglíficos de estos signos en la tabla de la
página 13.) Estos signos parecen desplazarse, si tomamos
como referencia el horizonte de un lugar determinado, a
razón
1
de un
■ -«-i*
grado cada
,
cuatro
-
minutos
t
de tiempo medio;
i
por
lo tanto a ra£on de un siento cada dos horas. Cada dos hprjts,
. “ n 5JS5S. nugva. se^erant^ sobre e. hori-
zonte. Esto es muy importante. La Eclíptica condensa las
influencias de nuestro sistema solar.
2) El plano del ecuador¡ es un plano esencialmente terres­
tre y por consecuencia representa, para toda la Tierra, las
influencias recibidas a través del Zodíaco o plano solar.
3) El plano del horizonte astronómico del lugar del naci­
miento, representa, para el lugar (o para él mismo), las in­
fluencias recibidas del Zodíaco a través del ecuador terrestre.
Además de la combinación, de las juxtaposiciones varia­
bles, de los tres planos precedentes, también tienen importan­
cia los elementos siguientes: ,

15
• • < •

I o Las doce “Casas” astrológicas o sectores terrestres


correspondientes a los doce signos del Zodíaco. Estas Casas
están calculadas para cada lugar, según su latitud. El horizon­
te está representado Zpor la cúspide
______Z ,
de la primera
.... ■ ~
Casa (Aseen-
en elreste. Lor la cúspide
t de la séptima Casa (Uescen-
.entejen e l/é ^ s^ p o r la cúspide.de la Cá edio Cielo)
en súrV poftáTcúspide de la Cisa \y (Bajo^CTelo) al norte.
Z*~Los diez planetas de nuestro sistema solar: Sol", Luna,
Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y
Plutón. (Ver los jeroglíficos dé estos planetas en la tabla de la
página 13.) La palabra “planeta” está tomada en un sentido
muy amplióles evidente que el Sol no es un planeta. Todos
los astros, a excepción del Sol, se desplazan en el plano de la
Eclíptica. Hemos de tomar a la Tierra —no lo olvidemos— como
3o Corolariamente, los ángulos entre éstos planetús^=o receptor, como “lastima” : por lo tanto somos la diana y no
aspectos— es decir el número de erados que están separados el arco o la flecha.
el uno del otro en la circunferencia del^Zodiaco. (Ver en la • ■' , . • ■ > • "• > r . ;

Este esquema nos puede hacer comprender bajo qué án­


• .

tabla de la página 13, la lista de los “aspectos” y los símbolos gulo, bastante diferente, se ve el cielo desde nuestro globo.1
que los representan.) Diremos que, en este esquema, Mercurio y el Sol están,
con referencia a la Tierra, en la misma dirección, es decir “en
conjunción” como Marte y Urano; que Júpiter y~,Neptuno
B. —La representación del cielo en el momento están opuestos el uno al otro, es decir, “en oposición”. Todo
del nacimiento esto tiene su significado en astrología. Ahoraoié^rem arque­
| *
El horóscopo * ’ " i s - mos que estas perspectivas de los astros no existen con refe­
• ■ •. / •* • ' % i ‘ % ' t f • •. 1 »

rencia al Sol, ya que, en este caso, Venus y Urano estarían en


He aquí, de forma esquemática, una representación celes­ conjunción, así como Marte y Júpiter. Ya vemos la diferen­
te del conjunto de nuestro sistema planetario, tal como se cia; ¡es capital]
presentaba el 30 de mayo de 1926, hacia las 11 horas de la Vistos desde la Tierra, los planetas se proyectan en el
mañana, en el momento de lá fundación del Instituto Belga cinturón celeste formado por los doce signos del Zodíaco,
de Astrología. El Sol ocupa la posición central en el mundo •por lo tanto podemos representar el conjunto de esta proyec-
planetario del que nuestra Tierra forma parte. cción de la siguiente forma:

1. Para una orientación más completa, ver del mismo autor Pour mieux
comprendre Vastrologie (Dervy, París).

17
16
II

METODO ELEMENTAL O PREPARATORIO

(Permite a los principiantes determinar aproximadamente


el signo del Zodíaco que se levanta en el Oriente en el mo­
mento de un nacimiento en Bélgica o en el Norte de Francia
y extraer algunas indicaciones esenciales.)
r #* . ' ( • • • • ; • .• •
i • • •

Podemos establecer una interpretación somera de un ho­


róscopo, atribuyendo la misma fuerza de influencia a cada
uno de sus elementos constituyentes. Al igual que podernos
definir, con la ayuda de un diccionario, las diferentes pala­
bras que componen una frase cualquiera, sin necesidad de
determinar el sentido exacto de esta frase.
Evidentemente no es más que una lectura analítica e
imperfecta; ya que normalmente una frase tiene un sentido
En esta carta del cielo falta representar los aspectos que más profundo, más completo que la suma de significados de
forman los planetas entre sí y la orientación en función de la las palabras que la componen. Lo que es necesario buscar
llora del lugar de nacimiento. Más adelante ya veremos como ante todo en un horoscopo, es el significado del conjunto, su
completar este tema natal. Simplemente he querido mostrar s in tesis'lpdfficu lar, Toqüe esencialmente lo~3Jsiingue de los
„ u II • J j i ~' ' ' i . - O

aquí la estructura esencial de un “horóscopo” . otros. Va que no existen dos horóscopos iguales.1
Sin embargo, es necesario un principio como antes de
aprender a leer hay que saber deletrear. Es por esto que in­
tento dar un método claro —y un poco mecánico— para
reunir los elementos esenciales de un horóscopo, lo que cons­
tituye, en cierta medida, el grueso de la obra.

1. Ver Pour mieux comprendre Vastrologie del mismo autor (Dervy, París),

19
A» —Posiciones planetarias Tabla puede utilizarse para Bélgica y el norte de Francia, ya
que no intentamos hacer grandes aproximaciones.
Las posiciones de los planetas en un momento determi­ Establezcamos la orientación del Zodíaco para el 30 de
nado se encuentran consignadas, en grados y signos del Zodía­ mayo de 1916, a las 11 horas de la mañana (hora de nuestros
co, en las Efemérides. Más adelante, en la página 51, encon­ relojes).
trarás la reproducción de una página de estas efemérides. Esta hora que marca nuestroj^djqj-^^a explicaremos el
Para una lectura analítica del tema, es suficiente anotar las por qué más adelante— es una llora ártincupv que no posee
posiciones de los planetas en los signos —es decir el signo del nada de astrológica ni científíca. Es^Tietee^aflo.-convertirla en
Zodíaco que ocupan en el día iKdlSaáo—sin preocúparse por tiempo universal; he aquí como:
el grado exacto que ocupan en" éste. Por ló tanto coloca­ EÍ"'21 de marzo (aproximadamente) en el equinoccio de
mos los planetaTen su signo, sobre la circunferencia del Zo­ primavera, la hora oficial y la hora astronómica calculadas a
díaco y de esta forma obtendremos las bases para una inter­ partir del mediodía coinciden. Pero, cada día a partir de esta
pretación embrionaria. fecha, el tiempo universal avanza 4 minutos (más o menos)
Consultando las efemérides del año 1926, vemos que las sobre el tiempo que señala nuestro reloj. Por lo tanto:
posiciones planetarias del día 30 de mayo son las siguientes: el 31 de marzo de cada año, hay una diferencia de tiempo de
diez días, o sea 1 0 x 4 = 40 minutos más o menos ,
Sol en Géminis el 30 de abril, de 40 x 4 = 160 minutos más o menos
Luna en Capricornio y el 30 de mayo 70 x 4 = 280 minutos más o menos
Mercurio en Géminis
Venus en ó 4 horas 40 minutos entre la hora normal de nuestro reloj y
Aries
en la hora astrológica o sideral.
Marte Piscis
Júpiter en Acuario El 30 de mayo de 1926, estaba en vigor el horario de
en Escorpio verano; la hora oficial era: l l h. — 1 h., o sea las 10 de la ma­
Saturno
Urano en ñana. Por lo tanto desde el día anterior al mediodía, habían
Piscis
en Leo transcurrido 22 horas.
Neptuno El tiempo universal del 30 de mayo a las 10 horas es:
Plutón1 ; en Cáncer
Diferencia anterior: 4 horas 40 minutos
Intervalo (ver más arriba) 22 horas
B. —Orientación del Zodíaco
Total 26 horas 40 minutos
Queda por establecer la orientación del Zodíaco, deter­ Restamos 24 horas o un día 24 horas
minación que viene dada por el signo que se levanta sobre el
horizonte en el nacimiento. Para averiguar esto, hemos de 2 horas 40 minutos
utilizar La Tabla de Casas. Estas Tablas están calculadas para
una latitud determinada. Más adelante, en la página 52, en­ En la Tabla de Casas, de la que ya hemos hablado, encon­
contrarás la reproducción de una para la latitud de 50°. Esta tramos, en la columna Sidereal Time, la hora más cercana o sea
2 h. 38 m., así como varias indicaciones en las columnas señala­
1. En 1926, el planeta Plutón aún no había sido descubierto, por lo tanto das: 10,11,12, Aseen., 2 y 3. La columna Aseen, corresponde a
no figura en las cartas levantadas en esta época. la Casa I, o el horizonte ascendente, la única que nos interesa
20 21
de momento. Para 2 K. 38 m. 14 s. la indicación es: 24° 05’
Leo. Por lo tanto a 24° del signo de Leo se levanta el hori­
zonte oriental.

C. —Breve lectura del tema

Para obtener una lectura breve —pero suficiente —del III


horóscopo que estamos tratando, basta analizar sucesivamen­
te los significados de Leo en el Ascendente y los de los diver­ LA TIERRA Y EL CIELO
sos planetas en los signos que hemos encontrado. En la última NOCIONES ASTRONOMICAS INDISPENSABLES
parte de esta obra damos el significado esencial de todas las
posibles posiciones: el lector puede remitirse a ellas. • * ' 4

En esta etapa de la interpretación, estamos igual que el (Para abordar un estudio más completo y más desarrolla­
cocinero que posee todos los elementos de una salsa compli­ do de un tema astrológico, es necesario asimilar algunas no­
cada. Dispone de los elementos constitutivos de esta salsa ciones puramente astronómicas. Si no lo tenemos en cuenta
—elementos que ya la distinguen de otras— pero esta salsa to­ caeremos en el automatismo precedente.)
davía no está hecha, no sabemos cual es su sabor final, su Y ’ ’ . j - *, « . .é<my i \ • rj : *. . • 7 ; . . . .

untuosidad, su “distinción”particular. Esta “distinción” , esta • # • • * í • ' ! < r * . . . •

habilidad para la interpretación, sólo la da la experiencia y el A. —Algunas definiciones relativas a la Tierra


estudio profundo del tema.
Continuaremos, con más detalle, el estudio de todos los LA TIERRA EN EL ESPACIO.- Al observar el cielo, día
elementos que participan en la construcción de un tema as­ y noche, vemos que es como una gran bóveda cóncava que
trológico, justificándolos y precisando en cada caso concreto. está sobre nosotros, podríamos imaginar que estamos en el
Esto sólo ha sido una primera aproximación al problema, centro del Universo y que vivimos sobre una especie de suelo
esta aproximación mecánica y por consecuencia breve es de fijo, inmóvil en el espacio. No es verdad.
hecho poco convincente. Por diferentes constaciones y, sobre todo, gracias a los
viajes “ alrededor del mundo” —y a la Luna—, en la actualidad
sabemos que nuestra Tierra es una esfera de unos 40.000 kiló­
metros de. perímetro. Estamos, por lo tanto, forzados a admi­
tir que está suspendida en el espacio, y sabemos, gracias a
Newton, que esta suspensión es el resultado de una ley muy
conocida, la ley de gravitación, que hace que los cuerpos se
atraigan los unos a los otros en función de sus masas. La ley
de la gravedad, que es una fuerza que hace caer los cuerpos
N O T A Si en este capítulo hemos hablado de tiempo “universal” o “astronómi­
hacia el centro de la Tierra no es más que una variante de esta
co” es para poder utilizar estos términos, que se expresan mejor, parí-el espíritu ley de gravitación.
del lector profano, que sus equivalentes científicos. Pero volveremos a la precisión Es como si todos los astros estuvieran unidos entre sí por
cuando expliquemos los fenómenos a los que corresponden. unas cuerdas que aseguraran una distribución armoniosa en el
22 23
EL ECUADOR.—Por el contrario, a medida que esta per­
espacio. Pero igual que la telegrafía sin hilos ha sustituido a la sona se alejara del polo, ya no daría una vuelta sobre sí
telegrafía con hilos, podemos imaginar que la “suspensión” mismo, sino que describiría en el espacio de un día, un reco­
de los astros se realiza en el espacio sin cuerdas visibles. rrido análogo al de un carrusel de feria (no olvidemos que en
Sin embargo, la idea que nos hacemos al mirar el cielo y el centro de rotación es el eje de los polos, del que ya hemos
pensar que nuestra Tierra ocupa el centro del Universo, no es hablado). Cuanto más alejados estemos de los polos, más
del todo inexacta desde el punto de vista que nos interesa. grande será el recorrido, ya que la distancia al eje terrestre
Pero es necesario comprender que el cielo, que nos parece aumentaría también. Esto continuaría hasta que la persona
inmóvil a pesar de las formidables distancias que nos separan se situara a mitad de camino entre el Polo Norte y el Polo
de él —¡la luz, recorre 300.000 kilómetros por segundo, y Sur, o sea en el punto más prominente del globo terrestre,
son necesarios años, incluso miles de años, para que nos por lo tanto en el punto más alejado del eje terrestre. Esta
llegue de algunos astros!— está estrechamente sometido aun persona se encontraría prácticamente sobre la circunferen­
movimiento perpetuo como el agua de un río que fluye eter­ cia del Ecuador terrestre, describiendo un círculo de máxima
namente por su lecho. dimensión, en el que todos los puntos se encuentran teórica­
Ante todo se trata de distinguir las apariencias de la reali­ mente a la misma distancia de los dos polos.
dad y a continuación descomponer los principales movimien­ Podemos definir el círculo del Ecuador como el que se
tos de los astros. encuentra delimitado en la superficie del globo por un plano
perpendicular al eje de los polos y que pasa por el centro de
ROTACION APARENTE DEL CIELO: SALIDA Y la Tierra. Por lo tanto el Ecuador divide la superficie de nues­
PUESTA DE LOS ASTROS.—Los primeros pastores, en per­ tro globo en dos partes iguales llamadas hemisferios, o sea:
manente contacto con el cielo nocturno, enseguida apercibie­ el hemisferio Norte (el nuestro) y el hemisferio Sur.
ron, gracias a sus continuas observaciones y comparaciones,
que las estrellas que vemos en el firmamento no están inmó­ PEQUEÑOS Y GRANDES CIRCULOS (MERIDIANOS
viles. Particularmente constataron que el cielo da vueltas Y PARALELOS).— Los otros círculos determinados en la
lentamente, como si girara alrededor de la Tierra, y como superficie del globo por los planos perpendiculares* al eje te­
consecuencia este fenómeno provocaba la salida y puesta de rrestre (por lo tanto no pasan por el centro de la Tierra) son,
los astros. paralelos al Ecuador y se llaman pequeños circuios o circulo
paralelos. Pero todos los círculos que, como el Ecuador, divi­
LA ROTACION DE LA TIERRA, EL EJE DE LOS den a la Tierra en dos partes iguales, son llamados grandes
POLOS.—En la actualidad sabemos que la supuesta rotación círculos o círculos paralelos. Hay muchos.
del cielo no es más que un fenómeno aparente, la realidad es Por ejemplo son los meridianos y el *horizonte astro­
todo lo contrario, la Tierra gira sobre ella misma —como una nómico.
peonza—, cada vuelta se efectúa en un día. Esta rotación se
realiza alrededor del eje de los polos, línea imaginaria que MERIDIANOS, HORIZONTE ASTRONOMICO.- Lla­
pasa por el Polo Norte, el Centro de la Tierra y el Polo Sur. mamos meridiano a todo círculo que pasa por los polos. El
Si alguien se encontrara de pie e inmóvil en uno de los meridiano de un lugar, es el medio-círculo de este género que
polos terrestres, en un día daría la vuelta sobre sí mismo pasa por éste. Cada lugar tiene por lo tanto su propio meri­
puesto que se encuentra situado en uno de los extremos del diano y uno solo; por el contrario, varios lugares pueden
eje terrestre. encontrarse escalonados sobre un mismo meridiano. '

25
24
¿Qué entendemos por horizonte astronómico?
Ya sabéis lo que es el horizonte, ese espacio circular que desplazan respecto a las constelaciones —o a grupos de
se descubre desde lo alto de una torre o desde la cima de la estrellas—que forman conjuntos invariables.
montaña. Imaginemos que, en vez de ser a 100, a 300, a Un fenómeno semejante se produce en algunos cuerpos
3.000 metros de altura, nos trasladamos al infinito; sería fácil celestes; cuando se observa atentamente el cielo nocturno*
demostrar que veríamos la mitad de la esfera terrestre; el podemos ver como algunos astros se desplazan en relación
límite de nuestra visión sería en ese momento el horizonte con el conjunto. En las fotografías tomadas por los observa­
astronómico. torios, podemos comprobar que ciertos cuerpos celestes no
El horizonte astronómico de un lugar es prácticamente el están representados por un punto sino por una línea lumino­
gran círculo que representaría el ecuador si el lugar considerado sa, esto prueba que poseen —o parecen tener—una forma de
fuera uno de los polos terrestres. Es, en otros términos, el desplazamiento diferente al de la mayoría de los astros.
círculo determinado en la superficie de nuestro globo por un De esto se deduce que hay dos categorías de cuerpos
celestes: los que están inmóviles con relación a nosotros de­
nominados estrellas fijas y los que se desplazan. Esta última
categoría incluye a los astros que forman parte de nuestro
sistema solar: el Sol, la Luna y los planetas.
TRASLACION DE LA TIERRA ALREDEDOR DEL
*

SOL.—EL DIA, EL AÑO.— Si observamos al Sol, vemos que


todos los días se alza y se pone en dos puntos del horizonte
—Este y Oeste— más o menos opuestos. De esta forma el Sol
carece girar alrededor de nuestro globo, pero esto —como
íemos visto— no es más que un movimiento aparente, como
el del cielo que nos rodea. En realidad, es al contrario, la
Tierra gira alrededor del Sol. A partir de esta afirmación po­
demos abordar el segundo movimiento de nuestro globo.
La Tierra, como hemos visto, tarda en realizar un giro
plano que pasa por el centro de la Tierra y es perpendicular a completo sobre ella misma 24 horas; a este movimiento de
la línea que une a este punto con el centro de la Tierra; esta rotación se deben los días y las noches, y el movimiento
línea no es más que la vertical de este lugar. aparente de las estrellas y el Sol. Pero la Tierra posee otro
Después de este buen examen de la Tierra, volvamos a movimiento, el de traslación circular —más exactamente
nuestro Cielo. elíptico— alrededor del Sol; éste último se realiza en el
período de un año. Este movimiento se hace sobre un
“circuito cerrado”, siguiendo una órbita bien definida.
B. —La Tierra y sus relaciones con el Cielo Por lo tanto, la Tierra gira sobre sí misma en UN DIA
y alrededor del Sol en UN AÑO. Los dos movimientos
ASTROS FIJOS Y ASTROS MOVILES.- Los observado­ combinados son el origen de toda una serie de fenómenos
res constataron —y nosotros también lo hacemos—que el Sol cuyo examen es esencial para comprender lo que representa
está más alto en el cielo en verano que en invierno, que en el el horóscopo.1
cielo nocturno algunos astros —la Luna por ejemplo— se
1. En la página 102 de Pour mieux comprendre Vastrologie encontrarás

26
27
INCLINACION DEL EJE TERRESTRE.- Recordemos Mientras que en la posición III, los rayos solares llegan
que: la Tierra no efectúa su movimiento de rotación sobre bajo el Ecuador y “calientan” por lo tanto más el hemisferio
ella sino según un eje perpendicular al plano de la eclíptica Sur y menos el hemisferio Norte. En el primer caso es el
en el que realiza su traslación alrededor del Sol. Igual que una verano para el hemisferio Norte (la posición I representa el
peonza se inclina a veces cuando da vueltas, el eje de los polos solsticio de verano) y el invierno para el hemisferio Sur; en el
está separado de esta perpendicular algo más de 23°. Así la segundo caso, es lo contrario: el invierno para el hemisferio
Tierra gira “inclinada” alrededor del Sol, pero conservando Norte y el verano para el hemisferio Sur (la posición III repre­
siempre su eje paralelo. A este movimiento de traslación se senta el solsticio de invierno para el hemisferio Norte).
deben las estaciones y la elevación mayor o menor del Sol ¿Y en la posición II y IV? Aunque la figura no lo muestre
sobre el horizonte. demasiado claro para estos dos casos, un poco de reflexión
En efecto, si consideramos la Tierra en la posición l de la nos ayudará a ver que en estos dos momentos los rayos sola­
figura, fácilmente nos damos cuenta de que los rayos del Sol res llegan exactamente sobre el Ecuador terrestre; es la prima­
(que van del centro del Sol al centro de la Tierra) llegan a vera o el otoño según el hemisferio, estaciones equivalentes
nuestro globo sobre el Ecuador (representado por la línea de por la temperatura, la duración de los días y las noches, etcé­
puntos) y “calientan” más el hemisferio Norte. tera (las posiciones II y IV representan los equinoccios de
otoño y primavera).
Fácilmente podemos comprobar que cuando la Tierra se
encuentra en la posición I, el Sol está más alto en el cielo
que en la posición III (por supuesto para el hemisferio Nor­
te); esto explica porque hace más calor en verano que en
invierno y porque los días, son entonces, más largos que las
noches.
» .

EL EQUINOCCIO DE PRIMAVERA, EL PUNTO VERNAL

Acabamos de ver que en los equinoccios los rayos solares


llcgan sobre el Ecuador terrestre. Están pues justo en este mo­
mento en su propio plano, que llamamos el plano de la eclíptica
(y que no es otro que el plano en el que la Tierra efectúa su
movimiento anual de traslación) y en el plano del ecuador.
Luego se encuentra en los puntos de intersección del ecuador y
lu eclíptica, puntos que corresponden, repitámoslo, a los equi­
noccios. Uno de ellos corresponde al equinoccio de primavera
y se llama punto vernal. Este punto es, en otros términos, aquel
en el que el Sol corta cada año el Ecuador al pasar del hemisfe­
rio Sur al hemisferio Norte (es decir cuando, según lo que
hemos explicado anteriormente, la posición de la Tierra es tal
un esquema muy curioso que muestra a que movimiento irregular se encuentra
sometido un ser humano como consecuencia de estos dos movimientos combi­ que los rayos del Sol pasan de debajo del Ecuador a encima de
nados* éste).

28 29
y no en el Zodíaco de las constelaciones. Esto es muy impor­
LA ECLIPTICA.— Acabamos de pronunciar la palabra tante, la prueba la encontramos en la vida y en los ritmos de
eclíptica, de da que ya hemos dado su significación. Práctica­ la naturaleza al estar estrechamente unidos con los signos del
mente y desde el punto de vista de las apariencias terrestres, Zodíaco y no —como podríamos pensar en un principio—con
la eclíptica es el gran círculo que dibujaríamos si siguiéramos las constelaciones.
el curso aparente del Sol en el período de un año. (Ver la figura
siguiente). Ahora bien, ya hemos visto que el eje de los polos EL MOVIMIENTO DE PRECESION DE LOS EQUINOC­
no es perpendicular al plano de la eclíptica, sino que está in­ CIOS.— Hemos visto que la Tierra posee dos movimientos
clinado formando con la perpendicular un ángulo un poco esenciales: rotación sobre ella y traslación alrededor del Sol.
mayor de 23° . De lo que resulta que la eclíptica está inclina­ Todavía hay otros y particularmente son los que modifican
da sobra el Ecuador el mismo ángulo de 23° aproximadamen­ de forma periódica la inclinación del eje terrestre. Estas modi­
te. Más adelánte veremos ló que representa esta medida. ficaciones son ínfimas y prácticamente podríamos olvidarlas
si no fueran un fenómeno importante, fundamental para la
astrología, ya que cada año fijan el Zodíaco astrológico. Este
movimiento, llamado de Precesión de los equinoccios —en el
hemisferio j boreal hemisferio j boreal que no insisteremos más adelante— opera en un lapso de
tiempo de 26.000 años aproximadamente. Es evidentemente
r---------- r------------------ \ un período formidable, pero es la causa principal de que el
/ . . . i ••. \
L- Ecuador Ire**/* Ecuador punto vernal, punto de intersección entre la eclíptica y el
l Equinoccio de • Equinoccio [otoño I
V Primavera j Trópico (ie Capricornio ^ _.£-* ¡
Ecuador, se desplace cada año alrededor de 1 minuto de arco,
\ o a /imtrtPTnn / más exactamente 50 segundos de arco (1/72 de grado). Este
movimiento de desplazamiento del punto vernal se efectúa en
hemisferio • austral hemisferio! austral
■ sentido contrario del orden de los signos del Zodíaco y a la
1 velocidad de un signo del Zodíaco cada 2.160 años aproxima­
damente (26.000 : 12).
ÉL ZODIACO ASTRONOMICO Y EL ZODIACO AS­ DESPLAZAMIENTO DEL ZODIACO ASTRONOMICO
TROLOGICO.— Cualquier manual de astronomía define lo Y DEL ZODIACO ASTROLOGICO.- El Zodíaco astrológico
que llamamos Zodíaco astronómico, o Zodíaco de las cons­ retrógrada pues de año en año en relación al Zodíaco astronó­
telaciones, como invariable. Pero éste no es el Zodíaco as­ mico y el despíazamientp actual es de casi un signo, o un
trológico. Este último es un Zodíaco intelectual o ficticio, doceavo del Zodíaco. El punto vernal se encuentra en la ac­
o geométrico. El Zodíaco astrológico tiene su origen en el tualidad en los primeros grados del signo de Piscis y muy
punto vernal, que varía de año en año, y como consecuencia pronto entrará en el signo de Acuario. Se hace alusión a este
el Zodíaco astrológico varia igualmente de año en año. Lo fenómeno cuando se dice que el mundo va a entrar “en la Era
que es necesario recordar por el momento, es que el Zodíaco de Acuario”
se divide en doce signos de 30° cada uno (12 x 30° — 360°), Todavía existen intelectuales y astrónomos que declaran
y que los nombres de estos signos, por orden, son: Aries, seriamente que los astrólogos utilizan un “Zodíaco caduca­
Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagi­ do”, pues éste no coincide con el Zodíaco astronómico de las
tario, Capricornio, Acuario y Piscis. La sucesión de las esta­ Constelaciones. Creemos que al contrario, ya que el Zodíac'o
ciones está basada en el Zodiaco astrológico, o de los signos,
31
30
años y de los que los antiguos astrólogos generalmente no
de los astrólogos tiene en cuéntala realidad astronómica. Los hacían mención, aunque algunos de ellos los conocieran.1
astrónomos utilizan este mismo Zodíaco. Además de esto, la Estos seis planetas son ñamados planetas exteriores.
doctrina está claramente establecida por otros astrónomos Es probable que existan otros planetas todavía no descu­
(ver por ejemplo el curso de M. Moreu, antiguo director del biertos por nuestros observatorios. Algunos ocultistas lo
Service de VHeure á l ’Observatoire d’Uccle). afirman. El futuro establecerá la realidad.

C. —Los demás planetas de nuestro sistema solar Similitudes y desigualdades de las órbitas planetarias.
Los ciclos planetarios
Ya hemos expuesto los movimientos esenciales de la Tie­
rra, así como las principales reacciones mutuas del Sol y Estos planetas están situados a distancias mayores o me­
nuestro planeta. Ahora se trata de completar la fisionomía nores del Sol; los círculos que recorren en el espacio son cada
de nuestro sistema solar explicando algo sobre los otros vez más grandes. También sus períodos son muy variables y
planetas que lo componen. cada vez más largos para hacer la vuelta completa de su
Estos planetas, cuyas características podemos encontrar órbita.
en cualquier tratado de astronomía (estas características pue­ La Tierra, como ya hemos visto, tarda un año. Mercurio
den ser consideradas accesorias aquí), circulan, al igual que sólo 88 días y Venus 225 días. Marte 687 días, casi dos años;
nuestro globo, alrededor del Sol en unos períodos de tiempo pero Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno tardan respectiva­
invariables (de 88 días Mercurio a 250 años aproximadamen­ mente 11, 29, 84 y 164 años para realizar su revolución alre­
te para Plutón). Como la Tierra, también giran sobre sí dedor del Sol. En cuanto a Plutón necesita algo más de 247
mismos con mayor o menor velocidad (Mercurio, Venus y
años para realizar el mismo ciclo.
Marte aproximadamente 24 horas y alrededor de 10 horas
Todos estos planetas se mueven casi en el mismo plano
para Júpiter y Saturno). En total son ocho planetas,que con
que el de la órbita terrestre, el plano de la eclíptica del que ya
el Sol y la Luna suman diez; estos son los astros que intervie­
hemos hablado, y poseen distintas velocidades, por lo tanto
nen en la carta del cielo de nacimiento.
podemos imaginar la multitud de posiciones que son suscep­
PLANETAS INTERIORES.— Dos planetas, Mercurio y tibles de ocupar los unos en relación con los otros.
Venus, tienen sus órbitas situadas entre el Sol y la Tierra, por
esto son llamados planetas interiores. Dando lugar a dos tipos LA LUNA Y SUS FASES.— La Luna es el satélite de la
de conjunciones con el Sol, llamadas inferiores o superiores. Tierra;2 gira alrededor de nuestro globo en 27 ó 28 días,
realizando en este lapsus de tiempo las cuatro fases ya cono­
PLANETAS EXTERIORES.— Seis son los planetas que cidas: Luna Nueva (la Luna, que presenta siempre la misma
tienen sus órbitas situadas más allá de nuestro globo, éstos >*

son según la distancia: Marte (planeta rojizo fácilmente reco­ 1* Por ejemplo Fomalhaut, en un tratado editado en París en 1896 —por
nocible), Júpiter (planeta gigante, más de 1.300 veces mayor lo tanto antes del descubrimiento de Plutón— declaraba: “El planeta que se
encuentra más allá de Neptuno existe, y se llama Plutón” .
que nuestra Tierra), Saturno (remarcable por el anillo aplana­ 2, También los otros planetas tienen satélites, pero éstos no intervienen
do que lo rodea y que es más de 700 veces mayor que la en astrología, ya que están estrechamente unidos con el planeta-madre. Tampoco
Tierra). Urano, Neptuno y Plutón (planetas nuevos que han se tienen en cuenta, por su pequeñez, los asteroides o la aglomeración de peque­
ños planetas diseminados en el espacio, sobre todo entre Marte y Júpiter.
sido descubiertos en el transcurso de los últimos doscientos

32 33
í
cara a la Tierra, en este momento está situada entre el Sol de arco —calculada sobre el Ecuador o sobre un círculo para­
y nosotros, mostrando su cara oscura por lo tanto es invisible; lelo- entre el meridiano, de Greenwich y el meridiano del
es en esta fase cuando se producen los eclipses de Sol); Cuar­ lugar terrestre considerado.
to Creciente (la Luna ha avanzado un cuarto de círculo con La latitud es la distancia en grados, minutos y segundos
referencia al Sol y muestra una parte de su cara iluminada); de arco —calculada a lo largo del meridiano del lugar—entre
Luna Llena (nuestro satélite se encuentra en estos momentos el Ecuador y el círculo paralelo que pasa por el lugar conside­
opuesto al Sol, la Tierra está situada entre los dos, y nos rado. La longitud se, mide de 0o a 180° Este u Oeste ; la lati­
muestra su cara enteramente iluminada; es en esta fase cuan­ tud de 0o a 90° Norte o Sur.
do se producen los eclipses de Luna) y Cuarto Menguante (de Para levantar un tema natal, es necesario conocer el lugar
nuevo la Luna avanza un cuarto de círculo y nos muestra la de nacimiento con el fin de poder utilizar en los cálculos la
mitad de su cara que quedaba oculta en el Cuarto Creciente). longitud y la latitud de este lugar; más adelante veremos
La Luna juega un papel considerable en astrología; está cómo.
considerada como el agente que difunde a nuestra Tierra las
otras influencias planetarias. LONGITUD Y LATITUD CELESTES.- Pero no es sólo
El número de cuerpos celestes que utiliza la astrología «obre la Tierra que es necesario señalar un lugar determinado
son por lo tanto diez. Calcular un horóscopo es, en gran niño que también es necesario poder identificar cualquier
parte, determinar la situación de estos diez planetas en el parte del cielo por sus coordenadas.
Zodíaco. En el cielo,el plano de la eclíptica tiene una importancia
•i primordial —ya hemos visto por qué—. En astrología, casi
. ,
todo está referido según la eclíptica, por lo tanto es natural
• ■■ . * * ’ ■ *

D. —Coordenadas terrestres y celestes ■ i ue los lugares celestes sean determinados por las coordena-
>

as de la eclíptica.
Es importante saber cómo determinar el emplazamiento;! El meridiano de Greenwich, punto inicial, punto de parti­
de un lugar en la superficie de la Tierra o la posición de unj da de las medidas de longitud terrestre, en este caso está susti­
cuerpo celeste en el cielo. I tuido por el punto gamma o punto vernal, punto en el que se
¡Es muy simple! Si disponemos de dos puntos de refe-l Inicia el Zodíaco astrológico. La longitud celeste se mide a lo
rencia, de dos “coordenadas”, siempre podremos situar uní largo de la eclíptica, desde el punto vernal hasta el “meri­
punto cualquiera en relación con estos dos. Por ejemplo,| diano de la eclíptica” que pasa por el lugar celeste consi­
podemos decir que tal punto se encuentra a X cm. del borde,1 derado.
superior de esta página y a Y cms. del borde derecho. | Se llama “meridiano de la eclíptica” no al meridiano que
' \ ■;
' . ■' ;• - ' • ■■- • <£
" ’

pasa por los polos celestes de la Tierra (prolongación en el


LONGITUD Y LATITUD TERRESTRES.- Ya hemos cielo de sus polos Norte y Sur), sino a los grandes círculos
visto lo que es un meridiano. Se acordó que uno de estos! perpendiculares a la eclíptica que pasan por los polos (es
meridianos, el meridiano de Greenwich (cercano a Londres), decir por los puntos en los que el eje de la Tierra elevado per­
sirviera como punto de partida para la medición del emplar pendicularmente el plano de la eclíptica “agujerea” la bóveda
zamiento de un lugar terrestre, ya sea hacia el Este o hacia el celeste).
Oeste. Las dos coordenadas que se han utilizado desde enton­ Podemos resumir la diferencia entre la longitud y la lati­
ces son la longitud y la latitud terrestres. tud terrestre y las celestes diciendo que se calculan de la
La longitud es la distancia en grados, minutos y segundos misma forma, pero sobre los grandes círculos inclinados 23°
34 35
aproximadamente (ángulo de inclinación de la eclíptica sobre
el Ecuador). Es importante recordar esta diferencia.
También podemos situar un lugar celeste con referencia al
Ecuador celeste o al horizonte, pero estas coordenadas casi
no se utilizan en la astrología elemental. Se les denomina
ascensión derecha y declinación. La primera corresponde por
lo tanto a la longitud terrestre y la segunda a la latitud.
Sin embargo, las declinaciones tienen un papel importan­ IV
te en astrología.1
EL PROBLEMA DE LA HORA Y EL TIEMPO

Después de estas nociones astronómicas indispensables,


nos encontramos con un segundo problema a estudiar, el
tiempo.
El tiempo se mide naturalmente con la ayuda de señales;
pero éstas pertenecen a la Tierra y por lo tanto son relativas,
terrestres. O pueden pertenecer al Universo y, en este caso,
las medidas son cósmicas, universales, entonces constituyen
una escala de comparación sideral.
EL DIA SOLAR.—Se llama did solar al único día del que
podemos tener consciencia material, es decir el que está de­
terminado •por el tiempo que transcurre entre dos tránsitos
del Sol en el mismo meridiano.
Los cuadrantes solares señalan el día solar.
EL DIA SIDERAL.— Los astrónomos no pueden utilizar
el día solar ya que és un día propio de la Tierra. En efecto,
sus cálculos les conducirían a la inmensidad del mundo side­
ral. Por lo tanto es necesario una unidad de medida sideral.
Esta es el día sideral; es el tiempo que transcurre entre dos
tránsitos de una misma estrella por el mismo meridiano.
Remarquemos que el día •sideral es una concepción de orden
cósmico y no puede ser utilizada como medida en la vida
cotidiana.
1* Ver La Clef de la Pr¿visión des ¿venéments et des fluctuations économi- El día solar es más largo que el diq sidgzaL
ques et boursiéres (Ed. Traditionnelles, París). Efectivamente, la estrella está fija si tomamos como refe­
Ver también la Tesis de André Florisoone expuesta en el V il congrés astro^
logique international de París, en 1953 (Centro Internacional de Astrología, rencia la Tierra, debido a la distancia, por lo tanto la medida
París). ‘ “día sideral” también es fija. Por el contrario el Sol, debidp al

36
’ •• V *. < . :
ecuación del tiempo y así las efemérides lo consideran al dar
• ,* » .

desplazamiento de nuestro globo en su órbita, cada día se la posición de los planetas y el grado que ocupan en los
separa I o aproximadamente. Así la Tierra debe girar I o más signos. Esto resulta confuso entre los estudiantes que inten­
cada día para volver a estar frente a él. De esto resulta que la tan asimilar la astrología por sus propios medios.
medida “día solar” es más larga que la medida “día sideral” .
Aproximadamente es unos 4 minutos más larga, tiempo que
. ‘ .t ' . » * i • . _ ’

LOS TRES TIPOS DE AÑOS.— El año posee 365 días y


utiliza la Tierra para girar un grado. (La Tierra tarda 24 horas
6 horas aproximadamente; pero al igual que distinguimos tres
en hacer una revolución de 360° •) Esto también es importan­
tipos de días, diferenciamos también tres tipos de años: el
te recordarlo. año sideral (análogo al día sideral), el año trópico (análogo al
Ya que en astrología y astronomía hemos de utilizar el
día sideral, alrededor de 20 minutos de tiempo más corto que
tiempo sideral, es necesario, al calcular un tema, convertir el
el anterior), y —el único que nos interesa—el año civil.
tiempo solar en tiempo sideral. Recordémoslo. Esta conver­
sión es muy simple. La hicimos ya, un poco automáticamen­
EL AÑO CIVIL.—Un año debe tener un número determi­
te, en la página 21 donde exponíamos el método para calcu­ nado de días completos; el año no puede prácticamente em­
lar el horóscopo. pezar en una hora variable del día. Por lo tanto se decidió
que el año tuviera 365 días. Un cuarto de día es “sacrificado”
EL DIA SOLAR MEDIO.- El tiempo indicado por nues- cada año. Pero cada cuatro años, se introducen estos cuatro
trso relojes no corresponde al tiempo solar ni al tiempo cuartos para formar un 366° día, y el año en cuestión recibe
sideral. Es lo que se llama tiempo solar “medio” o tiempo el nombre de bisiesto.
medio, pero la diferencia es mínima. No podemos en un Sin embargo, los años seculares cuyas primeras cifras no
curso elemental dar la explicación de este hecho, debido son divisibles por 4, por ejemplo 1700, 1800, 1900, no son
simplemente a la velocidad variable con la que se desplaza bisiestos; tampoco lo será el año 2000. Esto afirma más la
la Tierra en el espacio. Unas veces va más rápida, otras más concordancia de los años civiles con la realidad astronómica.
lenta (por la forma elíptica de su órbita y su alejamiento Una vez explicado esto ya podemos abordar el problema
variable del Sol); por lo tanto el día solar medio a veces es del tema astrológico. Sólo queda decir algunas palabras sobre
más largo, a veces más corto que el día solar verdadero. El la hora local, la hora legal y las casas astrológicas.
día solar medio divide en 365 fracciones iguales el tiempo
que utiliza la Tierra en efectuar su movimiento anual de LA HORA LOCAL.— Astronómicamente hablando, es
traslación. Es un día uniforme, de valor constante y el único mediodía en un lugar determinado cuando el Sol culmina en
que los relojes pueden registrar. Estas diferencias de duración el meridiano de este lugar. De este hecho se deduce inmedia­
del día solar en el transcurso del año —diferencias que se tamente una consecuencia: existen tantos mediodías astronó­
agrupan bajo el término de ‘‘ecuación del tiempo” —han micos como meridianos, es decir una infinidad Cómo con­
dado lugar a teorías extremadamente lamentables por parte ciliar esta constatación con el hecho de que dos localidades
de astrólogos experimentados. El Sol no se encuentra situa­ como Londres y Strasbourg, situadas en diferentes meridia­
do en el Medio Cielo (Casa X) en un horóscopo que está nos, señalen la misma hora de reloj, luego el mismo mediodía.
calculado para el tiempo solar verdadero; estos astrólogos se Es aquí donde vemos la necesidad de convertir el tiempo
han asombrado sin razón al comprobar que el Sol no se en­ de nuestros relojes en tiempo astronómico.
cuentra en esta posición cuando —como es el caso habitual— Si observamos la trayectoria aparente que el Sol realiza en
el horóscopo está calculado en tiempo medio, o sea el de relación con nuestro globo, tendremos la clave del problema.
nuestros relojes. Por esto han propuesto tener en cuenta la

38
La Tierra gira sobre sí misma de Oeste a Este, el Sol pare­
ce circular en el cielo de Este a Oeste. Pasa por el meridiano a las 13 horas 30 minutos. Es fácil comprobar los problemas
superior del observador de Strasbourg antes que por el de que surgirían en las comunicaciones si se mantuviera la hora
Londres. Por consecuencia, el mediodía ya ha pasado en local. ¿Cómo establecer, por ejemplo, en estas condiciones
Strasbourg cuando el Sol aborda el meridiano de la capital una guía de ferrocarriles?
inglesa. ¿Qué hora es en Strasbourg cuando en Londres es Por esto se pensó en el sistema de husos horarios, casi
mediodía? ¡Es fácil calcularlo! universalmente adoptado. Se ha dividido la superficie del
El Sol realiza la vuelta (aparente) a la Tierra, ó 360°, en globo terrestre en franjas de 15° de ancho (por lo tanto el Sol
24 horas ó 1.440 minutos; luego recorre un grado cada 4 mi­ tarda una hora en atravesar cada una de estas franjas), y se ha
nutos. Strasbourg está situado a 7o 46’ al Este de Londres; convenido que todas las localidades situadas en el interior de
luego el Sol necesita 31 minutos más o menos para llegar al un mismo huso horario tengan la misma hora oficial. (Prácti­
meridiano de Londres desde que ha dejado el de Strasbourg. camente, las fronteras de los países aportan algunas correc­
Luego son las 12 horas 31 minutos en Strasbourg (mediodía ciones a este sistema.) Debido a esto los países de la Europa
local) cuando es mediodía en Londres. del Oeste han adoptado la hora del meridiano de Greenwich;
La regla es sencilla: cuando es mediodía en Londres, es los de Centroeuropa una hora de adelanto sobre la anterior; la
más tarde en los lugares situados al Este y más temprano en Europa oriental dos horas de adelanto respecto a la de Green­
los lugares situados al Oeste, en la proporción de 4 minutos wich. Y así sigue con el resto de los países. Se le denomina
por cada grado que separa el lugar considerado del meridiano hora legal u oficial.
de Londres. Si queremos convertir la hora oficial dada en hora de
Greenwich, es necesario, llegado el caso, tener en cuenta esta
LA HORA LEGAL. LOS HUSOS HORARIOS.- Ya diferencia. ¡Es muy simple!
hemos expuesto el motivo por el que el tiempo civil de nues­ Los buenos manuales de tablas indican las fechas de adop­
tros relojes no puede marcar el tiempo solar verdadero; señala ción de las horas legales en los distintos países del globo, así
el tiempo solar medio. La consideración acerca de la diferen­ como los períodos en los que se utiliza el horario de verano.
cia existente entre el día solar (de duración variable) y el día Al final del libro encontrarás las tablas que te ofrecen las
solar medio (de duración invariable); no puede impedir que informaciones esenciales al respecto.
nuestros relojes señalen la hora real, es decir indicar el medio­
día en el momento en que el Sol pasa por el meridiano. Anti­ EL HORARIO DE VERANO.- La adopción del horario
guamente se hacía, cada localidad tenía su hora local. de verano viene a complicar ligeramente el problema. Durante
Pero con el desarrolla de los medios de comunicación, esta época del año, en ciertos países, se adelanta los relojes
con el aumento en la velocidad de los desplazamientos, la una hora, con el fin de aprovechar al máximo la luz del día.
utilización de la hora local sería poco práctica e incluso Es necesario tener en cuenta esta diferencia.
imposible. No es difícil, pero la exactitud de la documentación juega
En efecto, a causa de las diferentes horas señaladas, un un papel muy importante; más adelante podrás ver, a través
avión que saliera de Strasbourg a las 12 horas 30 minutos de la práctica, las consecuencias que puede entrañar un error
(hora local) y efectuara por el espacio un recorrido de una o un olvido en este orden de ideas.
hora aproximadamente, llegaría a Londres un poco antes
de las 13 horas, mientras que, saliendo de Londres al medio­
día y viajando a la misma velocidad, no llegaría a Strasbourg

40
41
V

LAS CASAS ASTROLOGICAS

Podríamos pasar ya directamente al cálculo del tema as­


trológico; pero antes debo exponer lo que representan los
sectores del tema llamados Casas astrológicas, y que son
—como los signos del Zodíaco—doce.

Sur

Oeste

43
Simplemence es la orientación del tema astrológico con Casas intermediarias debe ser considerado con prudencia y
relación a los puntos cardinales. El armazón del tema está reserva.
constituido por la circunferencia del Zodíaco, que gira (apa­ 3o A menudo la necesidad de dedicar una atención espe­
rentemente, tengámoslo en cuenta) alrededor de la Tierra; cial a estas Casas es menor, ya que la hora de nacimiento está
en un momento determinado siempre encontraremos un dada con una cierta aproximación, lo que entraña ya una
incertitud proporcional que concierne a la posición de las
signo que se levanta en el Oriente y otro que culmina. Calcu­
cuatro Casas cardinales.
lar las Casas se convierte en determinar cuáles son los signos 4o Actualmente, los únicos sistemas de cálculo aceptados
y a cuántos grados se encuentran en semejantes condiciones. por los astrólogos cualificados son los de Regiomontanus y de
Ya lo hemos visto, el punto del Zodíaco que se levanta en Placidjis. Nosotros preconizamos el sistema de Placidus, que
el Oriente, sobre el horizonte del lugar considerado —y que es por otra parte la base de la mayoría de las Tablas de Casas
está determinado por la intersección del horizonte del lugar y (ver en la página 49 la reproducción de una de estas tablas).
la eclíptica —se denomina Ascendente;corresponde al princi- Ahora podemos abordar el cálculo de los diversos elemen­
pio (o cúspide) de la Casa I. El puntó opuesto se llama Des­ tos que componen la carta del cielo.
cendente y corresponde a la cúspide de la Casa Vil (Oeste).
El punto del Zodíaco que culmina en el Mediodía —y deter­
minado por la intersección del meridiano del lugar dado con
la eclíptica—se llama Medio Cielo o Casa X, mientras que su
opuesto se denomina Bajo Cielo y corresponde a la cúspide
de la Casa IV (Norte).
Los cuatro puntos cardinales dividen al tema,_asírolórico
en cuatro sectores, cada uno de ellos dividido en tres partes.
De esta forma se obtienen las doce Casas cuyo significado,
desde el punto de vista interpretativo, daremos más adelante.
La división de los cuatro sectores se puede hacer de diver­
sas formas; nosotros conocemos una docena. Es necesario
prevenir a los estudiantes, que la solución de un problema
dependerá del punto de vista que se tome.
Lá revista “Demain” publicó un folleto Le probléme des
Maisons, en el que todos los elementos de este problema se
encuentran expuestos con todo detalle.
Lo que es necesario recordar prácticamente es:
I o Los únicos sistemas científicos admisibles, son los que
tienen en cuenta la realidad astronómica. En los sistemas
*

(Campanus, Regiomontanus y Placidus) el M.C. y el Ascen­


dente ocupan las mismas posiciones sobre la eclíptica. Sólo
N O T A Los lectores que se interesen por la técnica de las Casas astrológicas
las ocho Casas intermediarias (II, III, V, VI, VIII, IX y XII) encontrarán una interesante demostración del sistema de Placide en la obra LW*
ocupan posiciones variables. trologie selon Morin de Villefranche de J. Hieroz, uno de los pioneros franceses de
2o En consecuencia, todo lo concerniente a estas ocho li astrologia contemporánea.

44 45
VI

ELEMENTOS NECESARIOS PARA LEVANTAR


UNA CARTA DEL CIELO

ELEMENTOS NECESARIOS,—Para levantar un horósco­


po, deben conocerse tres elementos indispensables que son:
I o El lugar de nacimiento, lo que permite determinar la
longitud y da latitud del lugar en el globo terrestre. La longi-
tud se utiliza para encontrar la verdadera hora local, de la
X. m r ~ -- “ ^ ^ í ------------- -- ■ i !■ i

forma explicada anteriormente. En cuanto a la latitud, nos


servirá para elegir la Tabla que debemos utilizar para el cálcu­
lo de las cúspides délas Casas.
2o La jfecha
^ « s g r de nacimiento.7 consultaremos en las Efeméri-
des el año, mes y día para conocer las posiciones de los plane­
tas en esta fecha, al mediodía o a 0 h. Las posiciones planeta­
rias en las Efemérides normalmente son dadas para el medio­
día: es el caso de las Efemérides más utilizadas, las de Raphael
(Inglaterra).
3o La hora de nacimiento, que sirve por una parte para
orientar el Zodíaco y por otra para determinar, junto con los
factores anteriores y la ayuda de una regla de tres, la posición
exacta de los cuerpos celestes a la hora precisa del nacimiento
y no sólo al mediodía o a 0 h.
Más adelante encontrarás la reproducción de una página
de las Efemérides y una página de las Tablas de Casas. Evi­
dentemente existen otras: francesas, alemanas, suizas o ame­
ricanas.

EFEMERIDES Y LA TABLA DE CASAS.- Antes de ir


más lejos, expliquemos lo que son las Efemérides anuales y

47
• . ; TABLES OF HOUSES FOE PLYMOUTH, Latitude 5(f 22* N.
la Tabla de Caías, material que utilizaremos a partir de Sidereal Khll 12 A seen 2 3 | Sidereal 10111 W A scen 2 | 8 I Sidereal 10211 121A seen 213
Tim e. n S5 ñ ny Time. a nynyl Tim e. n?Ba to? rc^'k
ahora. x. M . f
l V. V. s.
Las Efemérides están constituidas por una serie de tablas 0 0 0 d 8 2226 40)12 2 1 61 381 0Í 917 16 60 4 28 h3. 61m. 16n. 0 810 7 l 28 26
0 3 40 1 023 126 2113 8 1 65 28 110 17 16 81 6 291 3 65 26 1 911 7 47 29 27
mensuales en las que figuran los días de cada mes, para el año 0 7 201 2 n 23 27 2 14 4 1 69 18] 211 18 17 12 a 3 69 37 2] 9 12 8 81 0s 28
011 1 312 24 127 42 Ü4 6 2 3 8 812 1017 63 7 1 4 3 48 3 10113 9 16 T28
considerado, el tiempo sideral, así como la posición de cada 0 14 41 13 26 28 23 16 6 3 7 01 13 20 18 84 21 4 8 1 11 14110 1 229
0 18 21 6¿426 29 3 1* 2 10 62 614 20 19 16 Bf 3 4 12 13 61 216 10 46 2jnt
cuerpo celeste en la eclíptica —pues la longitud está dada en 022 2 6 16 27 29 44 17 2 14 44| 615 21 19 66 9 31 4 16 271 613 16 11 81 8 1
0 26 42 716 28 Ofl 24 17 2 18 87 716 22 20 87 10 4 4 20 41 7 14 16 13 16 2
grados, y signos del Zodíaco—. También encontramos la decli­ 0 29 23 8 17 29 1 618 2 22 81 817 23 21 1010 6 4 24 55 816 17 13 1 5 8
0 33 4 91 829 1 46 19 10 2 26 261 918 24}23 011 6 4 29 11 9 16 18 13 47 61 4
nación, la latitud y a veces la ascensión directa de los astros; 0 86 46 10119 25 2 25 19 11 2 30 21 10 19 24(22 42 12i 7 4 33 26 10)17 1014 32 7 6
1

6 20 12 2 34 17 1 120 26 23 24) 1SÍ 8 4 37 4211 18 20 16 18 8 6


pero —exceptuando la declinación- éstos son elementos se­ 0 40 27 11 •20 1 3
0 44 8 12 21 2 3 46 21 12 2 38 14 12121126 24 6 l14 o ; 4 41 6912 19 20 16 4 8 7
0 47 60 13 22 3 4 26 22 13 2 42 11 13 22 27 24 47 141io; 4 46 17 13 20 21 16 60 9 8
cundarios que no utilizaremos en este curso elemental. 0 61 32 14123 4 6 6 22 14 2 46 9 14*23 28 26 SOI 15 li 4 60 34114 21122 17 36 lOf 9
Como decíamos, las Efemérides más corrientes dan las 0 65 14 16 24 4 6 46 23 15 260 915 24(28 26 12 16 12 ¡ 4 64 62 15 22 i23 18 22 n 10
0 58 67 10 26 6 6 26 24 16 2 64 7 16126| 29 28 64j 17 13: 4 69 11 10 23 24 19 6 12 11
iosiciones planetarias para el mediodía de Greenwich. Otras 6 25 17 2 68 817 26 Q 127 87 18 15 6 3 30 17 23 25 19 64 13 12
f as dan para las 0 HORAS de Greenwich, o medianoche. Es
1 2 40 17 26 6 7
1 6 24 18 27 7 7 46 25 18 8 2 e18 26 1128 19 18 14 5 7 40 18 24 26 20 40 14 13
1 10 7 19 20 8 8 26126 18 3 6 10 1
1 13 61 20 29 9 0
227 29 219 16 6 12 9 10 25 20 21 27 16 14
6 27 19 3 10 12 20 2Si 229 46 20,161 6 10 29 20 20 27 22 13 15 16
necesario tener cuidado antes de utilizar las Efemérides y ase­ 1 17 36 21 0 0 9 47 27 20 8 14 16 21 29( 8 0TO28 21 17 6 20 49 21 27 28 23 0‘10 16
1 21 21 22 1 10 10 27 28 21 3 18 1922 25 4 1 1 1 22 18! 6 26 10 22 28 29 23 46 17 17
gurarnos del momento en que se dan las posiciones planeta­ 1 25 0 23 2 u 11 7 29 22 8 22 24 23 1 6 1 66 22 19 29 80 23 29 ny 24 33118 18
1 28 52 24 3 12 11 47 1*123 3 26 29 24 2 6 38 23 20 6 33 61 24 n 1 26 20 i »j19
rias, con esto evitaremos grandes errores en los cálculos que 1 32 38 125 413 12 28 0 24 0 80 36 26 3 0 3 22 24 21 638 13 25j 1 26 6(20 19
1 36 26 26 613 13 8 1 25 3 84 42 26 4 * 4 6 26 22 643 34 26 2 2 26 63 21 20
responden al intervalo transcurrido desde el momento (me­ 1 40 13 27 6 14 13 48 2 25 3 33 49 27 6 8 4 60 20 23 6 48 66 27 3 3 27 40] 21 21
1 44 1 28 710 14 29 8 26 3 42 67 28 6 9 6 34 27 24 661 17 28 4 1 4128 26 ^222
diodía ó 0 H.) para el que son dadas las posiciones de los , 1 47 49 29 816 16 10 8 27 8 47 6 29 7 10 0 18 27 26 6 65 38 29 5 6 29 131 23
1 61 S3 m 917 16 60l 4Í28 3 61 16 30 8 10 7 2 28 26 6 0 030 6} 6 30 024) 24
astros en las Efemérides en cuestión. Las Efemérides están Sidereal 10 11 12 A tcen 2 8 Sidereal 10 11 12¡ A seen 2 8 Sidereal 10 11 12 A te ta 2 3
publicadas por años separados. Es necesario unas Efemérides Tim e. n T* t0» A ni Tim e. « n / Tim o. wl £ tvr
para cada año. x . v . i» 0 0 9 0 9 0 0 K. K. 8. O 0 9 O f o 9
0 0 0 0 6 6 0
t if. a d
0 24 24 8 8 4 4 0 4 2 i i es 20 22 10 8 22
o
26114 10| 15 121
También existen Efemérides condensadas que reúnen un 0 4 22 1 7 7 0 47 26 25 8 12 64 1 6 3 23 42 20 23 10 12 11 i
6 8 43 2 8 8 1 34 26 26 8 17 8 2 6 3 24 26 21 24 10 15 59 2i 4:27 15 81 16 23
3|27 14 60 14 22
cierto número de años por volumen. No las recomendamos al 6 13 6 3 9 9 2 20 27 27 8 21 11 8 7 4 25 10 22 26 10 19 47
6 17 26 4 10 01 8
28 16 12llG 24
7 28 28 8 26 19 41 8 6 25 64l 23 26 10 23 86 a a 29 16 62 17 25
principiante más que en caso de necesidad absoluta, puesto 6 21 47 6 11 10 3 64 28 29 8 29 25 6 9 0 20 36 24 27 10 27 22 6 01 •n 17 32 17 26
6 20 9 6 U 11 4 40 29 t 8 33 81 6 10 7 27 82 24 26 10 81 8 ' 0 7 0 18 13 18 27
que a menudo inducen al error, complicando demasiado los 6 30 80 7 12 12 6 27 m. 1 8 37 36 7 11 8 28 6 25 29 10 84 64 7 8 i 18 691 19 28
6 34 60 8 13 13 6 14 i 2 8 41 41 8 12 8 28 40 26 Vf I 10 38 89 8 9 2 19 33 20t(29
cálculos. 0 39 11 9114! 14 7 0| 2 S 8 46 44 9 13 9 29 82 27 1 10 42 24 9 10 3 20 18 21
Las Efemérides anuales son las más completas y fáciles de 6 43 31 10 16 16 7 47 3 4 8 49 48 10 14] 10 0n\16 28i 2 10 40 § 1 0 11 3(20 6431 1
6 47 61 11 16 16 8 83l 4 6 8 63 60 11 16 11 0 68 29 a 10 49 6311 12 21 34 22 3
consultar, puesto que nos dan otros datos que tienen su utili­ 6 62 11 12 17 10 9 20 4 6 8 67 62 12 10 12 1 41 29 4 10 63 3612 12 6123 14 23 a
6 66 30 13 18 17 10 6 5 7 9 1 62 13 17 12 2 23 / 6 10 57 20 13 13 5 23 64| 24 4
dad, sobre todo una lista de los aspectos planetarios para cada 1 0 49 14 19 18 10 62 61 7 9 6 53 14] 17 13 3
7 6 8 16 20 19] 11 38 7 8 9 9 61 16 18 14
6 1 6 rr i 3 14 141 6 23 84126 6
48 2 6 II 4 46 16 16 7 24 14 20) 6
día, el tránsito diario de cada planeta, etcétera; lo que simpli­ 7 9 26 16 21 20 ia 24 8 9 9 18 61 16 19 16 4 30 2 7 11 8 28 16 10 8 24 64 26 7
7 13 43 17 22 21 13 10 9 10 9 17 49 17 20 16 6 13 3 8 í j 10 17 17 8 25 34 27 8
fica singularmente los cálculos. Las más conocidas son las de 7 18 1 18 23 22 13 66 10 11 9 21 46 18 21 16 6 56 41 9
7 22 18 19 22
Í24i 14 42 10 12 9 26 43 19 22 17 6 88
16 52 18 18 9 26 14 28 91
10 19 33] 19 18 10 26 66 29 10
Raphael. 7 26 34 20 25 23 16 28 11 13 9 29 39 20 23 18 7 18 0 11 11 15 20(19 11 27 35vnn
Una Tabla de Casas (ver modelo de la página 49) está cons­ 7 SO 49 2! 28 24 16 13 12 14 9 S3 34 21 24 19 8 0 6 11 11
7 35 6 22 27 26 16 69 13 15 9 37 20 22 26 20 6 41 7 13 11
56121 20 11 28 15 i
37 22 21 12 28 65 112! 18
tituida por una serie de tablas establecidas para las diversas lati­ 7 39 19 23 28 20 17 44 14 16 9 41 23 23 26 20 9 23 8 14 11
24 27 46 18[24 27 21
18 23 22 13 1*1
36 2
3
7 43 33 20 18 29 16 17 9 10 4Í 9l 16 11 68 241231 13 0 m 16
tudes, cada una de ellas se presenta en dos páginas, como las 7 47 47 25 ny 28 19 14 15 18 9 49 8| 26 27 22 10 46 10116 11
7 61 69 26 1 28 19 69 1C 19 9 63 0 26 28 23 11 20 10 17 11
89 26 23 14*
19 26124116
Efemérides y con doce subtablas. Estas abarcan un lapsus de 7 66 12 27 2 29 20 44 17 20 9 66 62 27 29 23 11 7 11 18 11
8 0 23 28 2 21 29 18 21 10 0 42 28 24 11 48 12 19 11
69 27 16
28j26na
tiempo de 2 horas aproximadamente, de 4 en 4 minutos y en 8 4 34 29 3 1 23 13 19 21, 10 4 32 29 1 26 13 29 13 20 11
8 8 44Í 3()J 4 2 23 68 20f221 10 6 22 30 2Í20l 14 10 13 ¿1 11
a
0
27 17!
28111«
7 columnas; la primera nos da el tiempo sideral (Sidereal Reproducción de la Tabla de Casas de Raphael
Time); las seis restantes dan los grados correspondientes a para la latitud 50° 22’
trisección de los cuadrantes, de la que hemos hablado en la página
48 44, en este caso está obtenida por el sistema de Placide.)
TABLES OF HOUSES FOR PLYMOUTH, Latitud* 6(P 22\ N. 18 SEPTEMBER, [RAPHAEL’S
S i d e r e a l 1 0 1 1 1 1 2 A Sidereal 10 11 11 Aseen % 3
s e e n 2 3 | l s i d e r e a l 1 0 1 1
D Neptune. Hertchel. Saturn. Jnpitcr. Kara.
T Time, t t vr vr X B W L a t. Dec. Lat. Dec. Lat. Dec. Lat. Dec. Lat.
T i m e * ¿ v j V J 1 T i m e , « V
Declin.
» Q 0 H. . s. * O O 0 1 0 0
0 0 O • C O 1 1
H . U . 8 »

0 10 20 42 10 27 15 61 10 6 10 0 4 30 6
H M . 8 .
2 0 I• '
1 2 0 0 0 2 8 1 8 4 2 0 8 2 2 1 3 6 1 3 8 2 2
l ON89 ION60,0 842 6N10CN?4 2 2 8 4 6 0 8 622N37 ON 9 23N35 Aovoe
11 27 12 29 16 66 20 1 10 7 Ose.31 28 7
1 2

1 2
0

7
4 0

2 0
1 ' ¿ 8

2 0
1 0 $ * 1

1229 24 13 T 15 69 37 2 20 0 3 0 T 8
1 0 6 4 3 1 0
0 2 3

2 4 1
1 3

1 3
6 6

6 0
2 8

1 8
1

2
2 3

2 4
8 0 39,10 49 0 42 -6 ww b!0 84 22 47,0 6¡22 36¡O 1228 36?* «
2

1 2 1 1 1 3 12 29 1014 1 16 3 48 3 21 0 3 31 2 10
2 0 0 2 4 1 1 2 6 H 3 8 3 2 3 6 0 3910 47 O 42 6 7 0 8422 47 0 6>22 33 0 14 23 3 6 » , H\
22 10 5 4 3 11
* n

4 2013 OVf «116 2 16 8 1 4


7 O 3910 40 O 42 6 6to 8422 47
1 2 1 4 4 1 4 i 2 1 7 6 1 2 ( 2 6

0 12
1 1 4 7 0 4 ] 2 6
ik) 8422 4700 6,22 6.22 31
3 1 0 1623 8 4 o , J J
12 18 21 6 ¿ 21 7 47 13 27 14 10 62 6 27 14 1 3 17 4 16 12 13 6, 23 a 6 40 9 0 39,10 43 O 42 6 8 0 83122 4 8 0 6;22 2 9 0 1823 8823 331
12 22 2 6 3 22 0 29 14 26 14 14 44 6 27 14 1 57 18 6 14 1C 27 6 24 13 0 18 7 13
12 26 42 7 3 23 0 11 15 20 14 18 37 7 28 16 2 62 20 6 16 20 41 7 26 14 0 69 9 1» 11 O 39jlO 42 0 42 6 2 » 83 22 4 8 0 6.22 27 0 2023 8 0 23 291
16
12 20 23 8 4 24 9 63 16 X 14 22 31 1 30 16 3 48 21 7 10 24 66 8 20 15 11 42 10 13 O 8 9 1 0 4 0 0 42 6 0 0 33 22 4 8 0 622 2 5 0 2223 28 23 26
12 33 4 0 24 10 36 17 2 14 34 26 0 ; 17 4 45 22 0 10 30 11 * 27 16 13 28 12 17
6
IS O 39 10 8 8 0 42 4 6 8 0 82 22 48,0 622 230 25¡28 24 23 ¿2
12 36 46 30 25 11 16 18 8 14 SO 21 10 16 6 42 ¡24)10 10 33 20 10 [18 17 16 101 14 Id
20 12 1 10 4 n
a

11 3 10 0 41 25 a 10 37 42 11 29 13 17 7 16 10
1
17 o 3910 8 7 0 42 4 6 7 0 82 22 4 8 0 6 22 2 1 0 27i23 20
12 40 27 11
19 o 4 0 1 0 86 0 42 4 66,0 8222 4 9 0 4 2 2 190 29.23 16 23 18
7 3 4 1 7

12 44 8 12 8 27 12 45 20 6 f t 38 14 12 3 20 7 40 á! 13 ¡10 41 69 12 vr 10 20 10 1 17 21
12 47 60 13 8 27 13 28 21 6 14 43 11 13 3 31 • 40 .8 14 16 46 17 13 l :o 58 19 12 _ 1 0 23 14
22 67 11 23 21 O 40 1 0 84 O 42 4 6310 8222 4910 4 22 170 3228 11 23 9
12 61 82 14 0 28 14 12 22 8 14 46 0 U 4 21 0 42 X 16 16 60 34 14 2 2 2

23 O 40 10 83 10 42 4 61 10 81 122 4 9 0 4 22 16 O 84¡23 6
12 66 14 16 10 20 14 46 23 0 14 60 0 16 6 22 10 44 1116 16 64 62 16 3, 23 24 60 23 24
4 24 25 26 O 40 10 81 O 42 4 49 O 81 22 4 9 0 4 22 140 87 23 23 3
12 46 67 16 a 20 16 40 2* 14 44 %10 0 23 11 48 3 18 16 69 11 16 4 24 27
27 o 40 10 80 o 42 4 47 O 81 22 49 10 4 22 120 3922 ®22 67
1 0

27
13 2 40 i; ; 10 26 25 11 14 68 8 17 7 24 12 62 6 19 17 3 30 17 6 26 20 11 20
1 2

13 6 24 Ib 17 10 20 12 15 2 8 18 8 25 13. 68 6 20 17 7 49 18 6 27 1X21 28 28
1 2 1
29 o 4 0 1 0 29 O 42 4 46 O 81 22 49 O 4 £ 2 100 42¡22 47 ~z22 60
13 10 IV 13 2 17 65 27 14 16 6 10 10 9 20 16 6 8 22 17 12 9 10 | * .8 3 31 -9 20
+
4
30 o 40 10 28 o 42 4 44 O 31 22 49jO 8 22 100 4322
13 13 4) U 18 41 26 16 15 10 12 20 10 27 16 14 9 23 17 10 20 20 8 29 6 49 B n
2 0 2
Ü
13 17 86 21 16 10 27 w 16 15 14 16 21 10 25 17 24 11 24 17 20 40 21 0 3C. 8 7 3 1 D D Sidereal
13 21 21 22 16
3

20 13 1 17 15 18 19 22 11 20 18 35 13 2d 17 26 10 22 10 2 10 27 4 3 . o . © > ) ) MIDNIGHT.
M W Time. Long.
4

13 24 6 23 17 6 21 0 2 19 16 22 24 23 12 20 10 480 14 27 17 29 30 23 M 3 12 49 6
4 Deo. Long. Lat. Dec. > I
13 28 62 24 17 6 21 47 3 2o 15 20 20 24 13 v r 21 16 28 17 33 61 24 12 6 15 13 8 6 O é ■ tf v t • * * 0 i • f
n m a. Long. Deo.
13 32 3» 26 18 C 22 36 4 21 16 30 36i25 14 1 22 18 18 20117 38 13126 13 6 17 38 9 6 1 M 10 39 42 8 n j l 8 6 8 8N27 25 / 87 0 4 829 27 852 1 vr4l 1 28 ►10
13 30 26 20 19 7 23 23 6 22- 16 34 42 26 15 2 23 36 19 C5 117 42 34 26 14 7 20 4 11 76
13 40 13 27 20 8 24 n 7 23' 16 38 49 27 16 3 24 64 21 2 1 1 7 40 66 27 16 0 22 32 '2 Ib 10 43 39 9 17 4 8 6 7 v»48 10 4 562 8 8 13 49 66 27 451
13 44 1 26 21 9 26 i 0 26 16 42 67 28 17 4 20 15 23 3 1 17 61 17 28 16 10 25 1a 9 3 W 10 47 35 10 16 10 7 44 19 49 46 6 7 27 3 26 48 7 126
13 47 49 29 22 9 26 61 9 20 ] 16 47 6 29 1S 6 27 39 25 4 | 17 66 38 29 17 12 27 30 16 10 4 Ih 10 61 32 11 13 18 7 22 1 » 4 5 20 5 6 24 46 7 » 41 47 23 111
13 61 38 30 22 10 20 42 lOi 27 16 61 16 30 19 6 29 4 26 6118 0 0 30 19 13 30 11
6 F 10 66 28 12 11 28 6 69 13 37 48 4 61 21 28 19 33 38 19 2S\
Mdereal 10 11 13 A s e e n 2 i I bioereai 10 11 12 A se e n 2 3 1 S id e re a l 10 a 12 Aseen 3 3
l i m e . vr vr T B U I Time. se 1K r n n I Tím e. X r B S <n> a
«A*
A V
6 8 10 69 26 13 9 39 -6 87 26 29 86 4^ 2417 10| 1 x 2 6 62 14 4Í|
4 o • $ 0 0 # • > 0 0 I m . u, a. 0 • 9 $ V | 0 9 7'& 11 3 21 14 7 62 6 l&l 7 X 22 4 2 8 4612 1813 20 18 9
x. a IH . *• *, 0

8;M 11 7 18 16 6 7 6 6219 18 62 2 671 6 67 25 18 37 4 9


18 0 0 0 10 13 0 0 17 y j a o 8 *4 0 24 4 0 66 24 1 1 122 8 22 0 3 20 18 3 2 0 8

19 4 32 1 30 Ifi 3 30 18 ís lz o (4 1 20 6 2 2126 1 2 (2 2 12 11 1 4 21 4 9 2 1 8 9Tb 11 11 14 16 4 23 6 80 1T 19 462 O 1 19 7 x 2 2 301 1N3


18 8 43 2 21 10 4 63 20 14Í20 17 3 2 27 7 3 45 26 13122 15 69 2 6 a 4 69
1 2
2 2 0
1 0 W 11 16 11 17 2 41 6 7 13 27 7 0 67| 4N26 19 33 61 7 17
18 13 6 3 22 18 7 28 21 U |2 0 21 11 3 28 0 0 6 27 14 122 19 A7 3 7 23 48 32 6 1 0 1

16 17 SO 23 10 0 66 28 } 0 | 20 26 18 4 29 n 0 26 20 16 122 23 36 4 0 26> e 23 11 3 7
11 Tfc 11 19 b Ib 1 2 4 44 26 43 2 ON 9 1 0 6 1 6 64 6612 491
1821 47 6 24 21 12 23 34 17190 20 26 6 X 12 7 42 20 W 23 27 23 6 9 26 8
12 F 11 23 4 18 69 24 4 22 8 0 9 661 1716 2614 28 2217 61
W 20 9 6r 26 22 14 07 26 18120 S3 31 0 2 14 8 68 2* 17 22 31 8 6 10 27 13 26 13 13 S 11 27 1 19 67 48 3 69 20 60 382 2120 1627 17 6 22 211
18 80 10 4 26 24 17 11 27 19(20 87 36 7 3 16 10 12 1 It 22 34 64 7 11 28 9 0 26 13
14 s> 11 30 67 20 68 14 3 36 3 n 4 8 8 3 2024 12 IO d 24 8 26 46
18 34 60 b 28 20 19 33 28 20|20 41 41 8 4 17 11 36 1 19 ¡22 38 39 6 13 29 9 47 26 14 15 M 11 34 64 21 64 43 3 13 17
19 39 11 0 20 27 -1 63 Ü 2 l|2 0 46 44 0 6 19 12 36 2 20 22 42 24 9 14 D 10 33 27 16 6 2 4 4 10Í26 6 8 2 3 _ 6 2 12 27
10 16 2 11 19 28 101 1 0 TO 11 38 60 22 63 14 2 49 02244 45¡4 4828 T-4i 72243' 7 28 1;
18 43 31 10 J5t 29 24 11 1 22 20 49 46 10) 7 21 13 46 3 30 U t f 9
3 12 5 28 171
1 18 47 41 a 1 X 26 20 2 23 SO 63 40 11 8 22 14 66 4 31 32 49 *3 11 16 17 W 11 42 47 23 61 47 2 26 14 47 196 9 27 4521 67 9 26 481
18 52 11 u 2 2 28 89 3 24 ¿0 67 62 12 10 24 16 2 6 22 22 63 36 12 18 4 12 60 29 18
6 6 73 22 67 20 12 19 5 13 36 Q 18 18*Ih 11 46 43 24 ( O 22 2 8 29 12 19 6 1225 24) 6 ft 32 18 23
1 18 60 10 13 3 4) 0 B 4 9 5 26 ¿i 1 62 13 a 25 17
119 0 49 14 5 6 2 66 6 28 21 6 63 14
119 6 8 16 0j 7 6
27 18 12 7 24 23 1 3 14 20 6 14 20 1 19
1 7 27 21 9 61 15 14 29 19 10 8 25 2J 4 48 16 21 7 16 4 1 20 i
119 9 26 16 7 9 7 3 8 26 21 13 61 10 16 B 20 18 0 26 23 6 28 16 22 8 16 48 2 21
1 2

,
10, F 11 60 40 26 46 69 1 40 13 ft 66 29 4 6421 2021 24 2 18 46
20 8 11 64 27 26 47 38 1 17 28 63 69 4 17116 62| 6w»26 16 12 44
21 s> 11 68 83 27 4 6 20 0 63 13i*rí0 4 6 8 21 9 2521 27 18 6 68
19 13 43 17 8 a 9 2 10 29 21 17 49 17 10 2 21 20 9 27 i3 12 10 17 24 9 10 32 3 22
|1 9 18 1 ib 0 13 10 60 11 2B 21 21 46 18 17 3 22 20 10 27 23 15 62 18 26 10 17 69 4 33
16 3 22 22 M 12 2 30 26 46 4 0 30 28 66 46 2 12 2 27 6 «a 21 1
18 6
l i o 22 18 10 11 14 12 63 1 21 25 43 19 19 6 23 19 11 29 23 19 33 19 26 11 17 1 2 23 TI? 12 6 26 29 43 49 0 6 13¿s42 100 66 4 8 3 4 20 68 28 7 67
l i o 26 34i 20 12 16 14 4%13 2 21 29 39 20 20 0 24 18 12 29 23 23 16 20 27 12 18 42 6 24 24 W 12 10 23 1¿S42 37 0817 28
19 6 26 8 68US24 11 12 6 m l3 26 U 16
10 30 40 21 13 18 10 32 14 3 21 33 34 21 21 8 25 15 U ft 23 26 66 21 28 13 20 24 26 Th 12 14 19 1 41 26 0 ¿0 1 2 in ll 29Í1 40 17 6 10
7 0 20
19 36 6 2í 14 20 18 18 16 4 21 37 29 22 22 9 26 12 U 1 23 30 37 22 29 14 2 67 19 39
¡19 39 10 23 16 -'1 20 1 16 6 21 41 23 23 24 10 27 8 14 2 ¿3 34 18 23 B 15 20 49 7 27 26 h 12 18 16 2 40 17 1 4 2 6 47 49 2 47 21 66 2 / 2 6 14,28 «3
21 31 8 27
119 43 33ir í Ñ 23 21 42 17 6 21 46 16 24 25 12 28 3 15 3 23 37 68 24 %16 27 8 12 22 12 8 39 10 1 271 8 / 6 8 27 3 4 4 26 3016 24 48 26 461
22 13 9 28
19 47 47 26 10 26 23 20 19 7 21 49 8 26 26 13 28 67 16 3 23 41 39 25 3j 17 23 28 & 12 26 9 4 88 41 1 6121 46 42 4 28 27 3928
19 61 69 2<> 19 27 24 66 20 8 21 63 0 26 28 H 29 61 17 4 ¿3 46 19 26 4 18 23 36 65 9 29 1 3928
19 60 12 27 20 28 20 29 21 91 21 66 62 27 29 16 05644 18 5 23 48 69 27 6 19 10 n» 29 k 12 30 6 6 87 1 2 14 4 yrl3 9 4 67 28 2 0 1 0 v r 2 0 46)28
20 0 23 28 22 ( 28* 0 22 101 22 0 42 28 r 17 1 36 18 6 23 62 40 28 6 20 24 17 11 1 30 Tt 12 84 2 6 86 69 2 371 6 26 2 6 1827 87 22 26 8326
20 4 34 29 23 2 29 29 23 11 22 A 32 29 18 2 27 19 7 23 66 20 26 7 21 24 69 11 2 2

20 8 44130 24 4 0D66 24J 11 22 8 22 30 3 20 3 18 .0 8 24 0 0 30 8 22 25 40 12 3

Extracto de las Efemérides de Raphael


R e p r o d u c c ió n d e la T ab la d e Casas d e R ap h ael para*el mes de setiembre de 1930
para la latitud 50° 22*
FFEEEEJtIS. ] SEPTEMBER, 1930. 10
D Venus. Mercury. Mntu&l Aspects. las cúspides de las Casas X, XI, XII, Ascendente (o I), II, III
M l» t . Decli». Lat. Declin. Node. 1. ©±U. 9 P ¥ . del tiempo sideral que nos interesa. En cuanto al signo del
• O é 2. 0P».
• i O 9 8. « □ h . SX ?. Zodíaco en el que se inscribe cada una de las cúspides, se
1 1844 l i s 1 11S29 8 S U 4S41 6S 3 26 t 3 6. «9b. Hoy. encuentra remontando cada columna correspondiente y ge­
3 6611 66 12 24 '3 '2 7 © ? y , P9.
6 39 25
66
6 22 7.
6 2 7,12 61 13 18 i3 42 5 64 60 8. ©*H
6 6 25
. «□<?. neralmente al principio de la columna (salvo cuando nos
.,1 ° . ©py.
7 2 1813 46 14 12 3 66 6 16 44ll. « fc * .
6 22 25 encontramos con un nuevo signo en medio de ella; hemos
9 «O
■* 3014 88 16 4 4 4 6 26 3712. 9 * H .
6 25 25
31 15. soh. de tener muy en cuenta este detalle).
13.
11 2 41 15 29 |16 65 4 10 6 21 6 13 25 9*y.
13 2 63 16 20 |16 44 4 10 6 1 25 10. 6Py, i?.
5 45 25 En la Tabla de Casas no se mencionan las cúspides de las
16 3 4 17 ©Q *.
9 117 33 4 3 6 26 5 1 25
1 8 » <f□¥. Casas IV, V, VI, VII, VIII y^IX ya que automáticamente
)7 3 16 17 66 18 20 3 50 4 33 4 2 25
i2 |¡ : ©rftf. 9 Q « , Z 9 . 9V
19)3 27 18 42 19 6 3 29 3 27 2 49 25
632, 9 Q i . C¥. podemos determinar sus posiciones. Las Casas se oponen
21|3 38 19 27 19 49 8 1 2 10 ko '23. ©Q H. 8 A£.
1 29 24
KT2*- ©P 9. * Q i \ dos a dos, la cuarta está opuesta a la décima, la quinta a
23 3 60 20 10 20 31 2 26 0 48 63 zs. 9 AH.
0 7
25 4 1 20 62 21 12 1 47 0N32 1N 947|2«. ©Ptf. la undécima, etcétera, la cúspide de la Casa IV se encuentra
27 4 11 21 81 21 6Ú 1 7 «6%.
29 4 22 22 9 0 27
1 43
2 39
2 18 24
40 Ü: © ^ f . 9 ± « . i V h ,
842®. © □ h . 8 ¿h , PH. por lo tanto en el mismo grado que la Casa X, pero en el
30 4 27 22 27 0 8 3 0 3 1 3 0 . © ¿ 9 . « ¿V. signo opuesto.
V V *0 h
<
8 | í 7 LéUnar ^Aapeoos.

Ejemplo: La cúspide de la Casa X se encuentran 4o de
u Long;. Long. Long. Long. 1Long. Long. Long. O h $ 9 I Escorpio, luego la cúspide de la Casa IV estará situada a 4o
W f <u / O / o 0 o 0 o / • 9
i 3*i31 14r42 6vrl9 132356 22331 24^12 4 o 2 8
de Tauro y así sucesivamente.
X
2 8 83 14R41 6R18 14 7 3 9 25 16 6 2 A A d i □ A primera vista todo esto puede parecer un poco com­
3 3 35 14 39 6 17 14 17 3 46 26 16 6 82 Q Q □ i plicado; pero basta un poco de práctica para darse cuenta
4 8 38 14 37 6 17 14 27 4 23 27 18 5 67 V □ A
6 3 4 0 1 4 36 6 16 14 37 6 0 28 19 6 18 X que se trata simplemente de una operación mecánica, que
„6. | 3 4214 33) 5 16 14 47 6 37 29 20 6 S3 L L g g A g sólo necesita un poco de atención.
* 3 4414 81 6 16 14 67 6 13 0'n20 6 43 S X A
8 3 4614 29 5 16 16 7 6 49 1 20 6 47 i V A g •
9 3 4914 27 5 15 16 17 7 26 2 20 6(145 □ i
10 3 51 14 25 6D151 15 .26 8 2 3 20 6 87 0 d □ □

11 3 53 14 23 6 16 16 36 8 38 4 19 6 22
%
12 8 65 14 21 6 16 16 46 9 14 6 17 6 1Q A u A # i m
18 3 67 14 19 6 16 16 64 9 60 6 16 5 33 A Q X L a
S 4 0 14 17 6 16 16 3 10 26 7 14 4 68 O L L A
16 4 2 14 14 5 17 16 12 11 2 8 11 4 16 □ * \L V Q
16 4 4 14 12 6 18 16 2111 37 9 8j 8 29 * □
17 4 6 14 10 6 18 16 3012 12 10 6 2 36 L □ %d d A
18 4 8 14 8 6 19 16 3812 47 11 1 1 89 X V X
19 4 10 14 6 6 20 16 47 13 22 11 67 0 37 L A □ V V □ L
20 4 12114 3 6 21 16 65 13 67 12 62 29n*34 V d g A L L i v
4 14 14 1 6 22 17 8 14 82 13 47 28 29 1 * X X
22 4 16 13 68 6 23 17 11 15 6 14 41 27 25' cf V □ L d
23 4 18 13 66 6 24 17 19 16 40 15 35 26 23 L i □ □ V
24 4 20 13 64 6 26 17 27 16 15 16 28 25 2 4 v X % >k¿
25 4 22 13 61 5 27 17 35 16 49 17 20 24 Sil ¿ * A A d L
26 4 26 13 49 6 29 17 42,17 2218 12)23 45 • a L X
27 4 27 13 47 5 31 17 6017 6619 423 6 X □ AV a g
¡b 4 28 13 44 5 32 17 6718 2919 64 22 36 •
V □
29 4 30 13 42 6 34 18 4 19 8 2 0 44 22 16 □ A d L
80 82 13 39 6 86 18 11 19 86 21 83 22 7 Q□ s i X A

Extracto de las Efemérides de Raphael


para el mes de setiembre 1930 53
VII

DETERMINACION DE LA HORA QUE SE HA DE


UTILIZAR EN EL CALCULO DE LAS CUSPIDES
DE LAS CASAS

Podremos comprender inmediatamente, con sólo consi­


derar lo expuesto sobre la hora local y el párrafo dedicado
a las Casas astrológicas, que el cálculo de las cúspides de las
Casas está sujeto a un elemento exclusivamente LOCAL, ya
que la orientación del tema depende de los siguientes puntos:
intersecciones de la eclíptica con el horizonte astronómico
del lugar, y con el meridiano; estos elementos son diferentes
para cada lugar del mundo. Ya hemos explicado el por qué.
También hemos dicho que en astrología sólo se utiliza el
tiempo sideral. Cuando queramos establecer las cúspides de
las Casas para un tiempo y un lugar cualquiera, deberemos
determinar, ante todo, cual es el tiempo sideral que corres­
ponde al tiempo de nuestros relojes del lugar considerado y
en el momento determinado.
Para establecer la conversión de la hora de nacimiento en
tiempo sideral, tomaremos un punto de partida, que será
uniforme para todos los nacimientos que" tengan lugar el
mismo día; éste será la hora sideral al mediodía (o media­
noche — 0 horas, según sean las Efemérides utilizadas, ya que
toman uno u otro de estos momentos como base).

55
éste. Es poco importante y puede olvidarse al principio (pues­
Una base uniforme para todos los nacimientos to que el resultado final sólo podría variar como máximo 4
de un mismo día minutos aproximadamente). Si, por ejemplo, el nacimiento
se produce a las 11 h. 30 m., o sea media hora antes del
He aquí un ejemplo concreto: se trata de un nacimiento mediodía, la diferencia entre el mediodía precedente y el
que tuvo lugar el 15 de abril de 1937. momento del nacimiento sería de 23 h. 1/2, cuya corrección
En las Efemérides de 1937, para el 15 de abril leemos en es de 23 1/2 x 10 segundos, o sea 235 segundos ó 3 minutos
la columna Sidereal Time —elegimos unas Efemérides que dan 55 segundos.
las posiciones de cada día al mediodía—el tiempo sideral de
este día al mediodía p sea 1 h. 32 m. 54 s. (24 x 4 minutos).
Aunque el nacimiento tenga lugar, por ejemplo, en Rectificación que ocasiona la longitud
Greenwich, Bruselas, Dublin, Bale o en cualquier parte del del lugar de nacimiento
globo, el punto de partida de nuestra conversión de la hora de
nacimiento en tiempo sideral será siempre el mismo: i h. En cuanto a la rectificación de longitud, posee mucha im­
32 m. 54 s., tiempo sideral para el 15 de abril de 1937, al portancia y no puede ser olvidada bajo ningún concepto, las
mediodía. diferencias que produce van desde algunos segundos a varias
Admitamos ahora que en lugar de producirse al mediodía, horas.
el nacimiento tuvo lugar a las 21 horas (aconsejamos al estu­ Recordemos que siempre debemos utilizar la hora sideral,
diante que no utilice las expresiones 9 horas de la mañana y pero la hora sideral local. Sabemos que el tiempo local no es
9 horas de la noche, ya que pueden confundir, deberá expre­ el mismo en todos los sitios y que se establece teniendo en
sar siempre el tiempo con la notación de 0 a 24 horas), a este cuenta la longitud del lugar considerado con referencia al
tiempo sideral, 1 h. 32 m. 54 s., hemos de añadirle lo que se meridiano de Greenwich, universalmente empleado como
llama intervalo, es decir el tiempo, expresado en horas de base de estas determinaciones. (Releer nuestro ejemplo de
reloj, transcurrido entre el mediodía y el momento del naci­ Strasbourg, situado a 7o 46’ al Este de Greenwich, en el que
miento. Así obtendremos el tiempo sideral que nos va a servir explicábamos porque son las 12 h. 31 m. en Strasbourg
de base para nuestra conversión. mientras que en Londres son las 12 horas.)
Luego el tiempo sideral (T. S.) de base seriaren el caso de Hemos de conocer la longitud del lugar en el que el naci­
un nacimiento a las 21 h.: 1 h. 32 mi 54 s. Hb 9 h. = 10 h. miento tuvo lugar ya que entonces podremos proceder a la
32 m. 54 s. y como hemos dicho anteriormente, este T. S. rectificación de la que estamos hablando.
serviría de base uniforme para cualquier lugar de nacimiento. Volvamos a nuestro primer ejemplo: 15 de abril de 1937
Para precisar el T. S. de nacimiento, a fin de obtener la al mediodía, veamos cuales van a ser las modificaciones que
orientación exacta del Zodíaco para un lugar determinado, sufrirá el T. S. del principio según sea el lugar del nacimiento.
sólo queda por hacer dos correcciones, la corrección del T. S. I o Si el nacimiento hubiera tenido lugar en Greenwich, es
y la rectificación del tiempo local correspondiente a la evidente que no tenemos que hacer ninguna corrección ya
longitud. que las Efemérides nos dan el TVS. al mediodía del propio
La corrección del T.S. consiste en añadir —sobre la base Greenwich. Por lo tanto utilizaremos la base de 1 h. 32 m.
de 4 minutos cada 24 horas, la diferencia entre el día sideral 54 s. para la determinación de las cúspides de las Casas.
y el día solar—10 segundos por hora de intervalo transcurrida 2o Si el lugar de nacimiento fuera Bruselas, situada a 4o
entre el mediodía —o la medianoche, según el tipo de Efemé­ 21’ al Este de Greenwich —corresponde a 17 m. 24 s. en
rides utilizado—que precede al nacimiento y el momento de
57
56
» . » •

tiempo, después de utilizar la regla de conversión expuesta 2o Para Bruselas, el tiempo será más elevado, 1 h. 50 m.
anteriormente— y como Bélgica utiliza la misma hora de; 18 s., más las 9 horas, obtendremos 10 h. 50 m. 18 s.
Greenwich, deberemos añadir esta diferencia de longitud,;: 3o Para Dublin, el tiempo se convertirá en: 1 h. 7 m. 34
convertida en tiempo, o sea 17 m. 24 s., al T. S. del mediodía S. + 9 h. 10 h. 7 m. 34 s.
para obtener el T. S. de Bruselas, al mediodíalocal; así pues,'! 4? Para Bale, si partimos del tiempo encontrado anterior­
obtendremos: 1 h. 32 m. 54 s. 17 m. 24 s., o sea 1 h. 50 m. mente, 1 h. 22 m. 54 s. y añadimos 9 horas, tendremos 10 h.
18 s. ' "J 2 m. 54 s.
3o Tomemos ahora el caso de un nacimiento en Dublin, En este caso se podría razonar de otra forma. La hora de
6o 20’ al Oeste de Greenwich, o sea en tiempo 25 m. 20 s. nacimiento, pues Suiza utiliza la hora de Europa Central, co­
Irlanda, como Bélgica, utilizan la misma hora de Green­ rresponde a 20 horas de Greenwich. Por lo tanto, si tomamos
wich. Como Dublin está al Oeste de Greenwich, todavía no cl T. S. del 15 de abril al mediodía, o sea 1 h. 32 m. 54 s., y
es mediodía en Dublin cuando las doce horas suenan en le añadimos 8 horas (diferencia entre 20 h. y 12 h.) y 30 m.
Greenwich. En consecuencia, hemos de restar esta diferencia de rectificación de la longitud, obtendremos 10 h. 2 m. 54 s.
del T. S. al mediodía. ■■ j "«.i
Evidentemente, siempre se trata de saber con exactitud
El T. S. local de Dublin se convertirá en 1 h. 32 m. 54 s. de qué forma está expresada la hora dada. Es suficiente con­
—25 m. 20 s., o sea 1 hi.'7 m. 34 s. sultar un buen manual que indique en que huso horario está
4o Examinemos el caso de Bale como localidad de naci­ expresada la hora.
miento. Bale esta situado a 7o 30’ de Greenwich, o sea 30 m.
aproximadamente.
Bale utiliza el huso horario de 15° Este,* es decir la llama-i Advertencias importantes
da hora de Europa Central —1 hora más que la de Green:
wich—. Cuando es mediodía en Bale, son las 11 horas enj 1. — Después de la guerra de 1914-1918, algunos países
Greenwich. La hora que hemos de utilizar para el cálculo déj adoptaron durante una parte del año el horario llamado “de
las Casas será 1 h. 32 m. 54 s. —1 hora, o sea 32 m. 54 s., más verano”, adelantado en general una hora sobre la hora nor­
la rectifiación de la longitud de 30 m., es decir 0 h. 32 m. mal. La mayor parte de los manuales dan las indicaciones
54 s. —30 m. = 1 h. 2 m. 54 s. precisas sobre la fecha en que se adopta y se retira el horario
. . • • • * . , • ' • X '*
de verano en Bélgica, Francia, Holanda, etcétera, desde lá
'
, ._ . . ■
V
. ; ^1 Instauración de este sistema. Para los otros países, es necesa­
Aplicación a un caso normal rio informarse de las autoridades locales o de los Observa­
.**» torios.
Después de haber tomado un ejemplo simple, el de un 2. —Como el sistema de los husos horarios entró en vigor
nacimiento al mediodía, compliquemos ligeramente el problem en diferentes momentos según los países, es necesario com­
ma diciendo que el nacimiento se produjo a las 21 horas, en probar si ya estaba en vigor en el momento en que se produjo
vez del mediodía. ¿Cómo variará el tiempo sideral en cadá el nacimiento.
uno de los casos anteriores? Es simple: aumentará 9 horas de En BELGICA, el sistema de los husos horarios se adoptó
intervalo comprendidas entre el mediodía y el momento del cl 1 de mayo de 1892, luego hemos de considerar que la hora
nacimiento. de Greenwich se utiliza en este país desde esta fecha.
I o Para Greenwich, tendremos: 1 h. 32 m. 54 s.+ 9h. : Antes del I o de mayo de 1892, la hora dada debe ser
10 h. 32 m. 54 s. considerada como la hora LOCAL.
58 59
En este caso, esta hora podría servir directamente, sin rec­ T. S. el 3 de agosto de 1904
tificar la longitud, para el Cálculo de las Casas. al mediodía 8 h. 46 m. 33 s.
i# Intervalo (16 h. —12 h.) 4 h.
Ejemplo: un nacimiento en Gand el 14 de marzo de 1877 Rectificación de la longitud
a las 17 horas. entre el meridiano de Greenwich
T. S. del 14 de marzo de 1877 y el de París 10 m.
al mediodía 23 h. 28 m. 50 s.v
Intervalo entre el mediodía y T. S. del nacimiento 12 h. 56 m. 33 s.
el nacimiento t 5h, -A
A partir del 11 de marzo de 1911, Francia adoptó la hora
. ' • * • •>*>*•■
- .. -- ----------------- - | | UL ni-1 f

T. S. del nacimiento

28 h. 28 m. 50 s. •• *
t.
de Greenwich.
■ . • ,
Para los nacimientos posteriores a esta fecha es necesario
(Como este tiempo sobrepasa de las 24 h., hemos de res* operar de igual forma que para Bélgica.
tarle 1 día, o sea 24 h., lo que no varía el resultado.) 3.— Cuando estalló la guerra de 1940, Holanda todavía
Por lo tanto el T. S. del nacimiento será de 4 h. 28 mi no había adoptado el régimen de los husos horarios y utili­
50 s¡ ' ■ zaba la hora del meridiano de Amsterdam (20 m. de adelanto
En FRANCIA. Hasta el 14 de marzo de 1891 incluido^ sobre la hora de Greenwich). Las correcciones de esta época
el tiempo dado es el local. se deben hacer con relación a este meridiano.
Del 15 de marzo de 1891 al 11 de marzo de 1911, Fran­ Tomemos un ejemplo:
cia utilizó el meridiano de París. Las correcciones, durante Arnhem, 22 de octubre de 1908, a las 19 h. 30 m.
este período de tiempo, deben hacerse con referencia a este La diferencia de longitud entre Arnhem (5o 56’) y Ams­
meridiano y no al de Greenwich. terdam (4o 53’) es de I o 3’, o sea de 4 m. de tiempo.
El meridiano de París está a 2o 20’ al Este de Greenwich^
o sea 9 m. 20 s. en tiempo. T. S. del 22 de octubre de 1908
Si el nacimiento hubiera sido en Lyon, tomando come al mediodía 14 h. 2 m. 3 s.
ejemplo el anterior, es decir el 14 de marzo de 1877, a la¡ Intervalo (19 h. 30 m. —12 h.) 7 h. 30 m.
17 horas, el T. S. del nacimiento sería el mismo que el di Rectificación de la longitud 4 m.
Gan’d.
En el caso de un nacimiento en Lyon, el 3 de agosto ch T. S. del nacimiento 21 h. 36 m. 3 s.
1904, a las 16 horas, al contrario, sería necesario razona
de la siguiente forma: Tan sólo nos queda por explicar la forma de proceder
El tiempo utilizado en esta época es el de París. cuando se trata de nacimientos que se producen antes del
La diferencia de longitud entre París (2o 20’ al Este d¡ mediodía.
Greenwich) y Lyon (4o 49’ al Este de Greenwich) es de 2\
29’, aproximadamente 10 minutos en tiempo.
A propósito del intervalo: ¿sumar o restar?

Ya hemos visto que para determinar el tiempo sideral del


nacimiento, partimos del tiempo sideral al mediodía y le

60 61
I

añadimos lo que se llama intervalo (tiempo que transcurre T. S. del 4 de setiembre de 1930
entre el mediodía y el momento del nacimiento), después de al mediodía 10 h. 51 m. 32 s.
la rectificación de la longitud. Añadamos el intervalo (las 12 h. 16 h.
Se habrá comprendido que en el caso de un nacimiento que faltan del día 4, y las 4 primeras
después del mediodía, se ha de SUMAR el intervalo; en el horas del día 5)
caso contrario debemos RESTAR* y la rectificación de la longitud 17 m.
Esta forma de restar el intervalo, que es lógica, nos lleva a
hacer dos operaciones en lugar de una (una sustracción y una Lo que nos da un total de 26 h. 68 m. 56 s.
adición), con lo que nos exponemos a errores y complica o por reducción de 24 horas 3 h. 8 m. 56 s.
inútilmente los cálculos.
Veamos esto a través de un ejemplo, que ilustrará nuestra La diferencia entre las dos cifras obtenidas por los dos
exposición mejor que cualquier explicación. procedimientos, 3 h. 12 m. 52 s. y 3 h. 8 m. 56 s., proviene
Supongamos un nacimiento en Bruselas, el 5 de setiembre de haber olvidado una corrección —la del T. S.—cuya impor­
de 1930 a las 4 horas de la mañana. tancia ya hemos explicado en la página 57. En efecto es de
Las Efemérides de 1930 (ver páginas *51-52) nos dan el 3 minutos 56 segundos por día.
tiempo sideral del 5 de setiembre al mediodía: 10 h. 55 m. Si se desea hacer un cálculo más preciso, se debe añadir
28 s. 10 segundos por hora de intervalo, o sea 160 segundos ó 2 m.
El nacimiento tuvo lugar antes del mediodía, evidente­ 40 s., lo que nos dará 3 h. 11 m. 36 s. Con el primer método,
mente el T. S. del nacimiento ha de ser inferior a 10 h. 55 m. deberíamos restar 80 segundos ( 8 x 10 s.) ó 1 m. 20 s., que­
28 s. Restemos el intervalo, o sea 8 horas (tiempo transcurri­ dando 3 h. 11 m. 32 s. Vemos que la concordancia es perfec­
do entre las 4 h. y el mediodía), del T. S. del 5 de setiembre ta, casi 4 segundos (diferencia entre 4 minutos, base de la
al mediodía. Por lo tanto nos quedará: rectificación, y 3 m. 56 s., diferencia de tiempo entre el día
10 h. 55. 28 s. —8 h. —2 h. 55 m. 28 s. solar y el día sideral).
Pero debemos tener en cuenta la rectificación de la longi­ Veamos ahora como se procede cuando disponemos del
tud (17 m. 24 s. para Bruselas —ver página 57) que debe ser T. S. del nacimiento.
sumada, ya que Bruselas está situada al Este de Greenwich. Si los cálculos, diferentes para cada caso, dan la impresión
2 h. 55 m. 28 s. 4- 17 m. 24 s. 3 h. 12 m. 52 s. Este de ser un poco complicados, está impresión desaparece al
será el T. S. del nacimiento. hacer su examen metódicamente. Además no olvidemos que
Estas dos operaciones sucesivas, hechas en sentido inver­ la mayoría de los casos considerados son excepcionales, en el
so, no son difíciles de efectuar; pero sabemos por experiencia transcurso de los últimos cincuenta años se está llevando a
que, siempre que sea posible, hemos de evitar hacer sustrac­ cabo, cada vez más, una unificación en este campo.
ciones de números que forman parte de un sistema sexagési-
mal (grados u horas en sus divisiones).
Resolveremos la dificultad muy fácilmente si partimos,
EN TODOS LOS CASOS del mediodía precedente al naci­
miento.
Así nuestro ejemplo anterior se resolvería de la siguiente
forma:

63
62
VIII

DETERMINACION DE LAS CUSPIDES DE LAS CASAS


. í •. * ■• ' ' ■ •

Cómo utilizar la “Tabla de Casas”


. ■ . • • i • ■ . ' ■ , 1 < , , .

Ya hemos dado una pequeña descripción de lo que es


una Tab fa de Casas.
Unicamente repetiremos que existen diferentes sistemas
de “domificación” (división del Zodíaco en 12 partes, llama­
das Casas o sectores astrológicos).
Sólo hablaremos del sistema Placide, que es el más utili­
zado. A partir de este método se establecieron las “Tablas de
Casas” de Raphael, de uso generalizado y de las que nos servi­
remos en esta obra.
Estas tablas constan de dos tomos: uno contiene las lati­
tudes comprendidas entre 2o y 50° Norte, a razón de una
tabla por grado aproximadamente; el otro comprende las
latitudes entre 50° 30’ y 60° Norte, a razón de una tabla
cada .medio grado. (El segundo tomo se utiliza para todos los
nacimientos que tienen lugar en Bélgica, Holanda, Inglaterra
y la mayor parte de Alemania.)
Cada una de las tablas lleva, en la cabecera, la indicación
de la latitud para la que ha sido calculada. Para elegir la tabla
que se ha de utilizar, se buscará, primeramente, la latitud del
lugar de nacimiento y tomaremos la tabla cuya latitud se
aproxime más a la de la localidad del nacimiento.
Si examinamos un nacimiento en Bruselas (latitud 50°
51’ Norte), debemos elegir entre dos tablas: Plymouth 50°
22’ y Taunton 51° 1*. Si queremos ser precisos, evidentemen­
te elegiremos la última, ya que es la más cercana a 50° 51’. »

65
Cuando se ha determinado la tabla que vamos a utilizar la Casa XII se encuentra en éste y no en el de Cáncer; igual­
¿qué queda por hacer? mente para la Casa III que empieza en Virgo y pasa a Libra a
Tomemos, como de costumbre, un caso concreto que nos partir del T. S. 1 h. 59 m. 18 s.
permitirá comprenderlo mejor: un nacimiento en Bruselas, el Nos parece superfluo dar otros ejemplos, ya que la de­
5 de setiembre de 1930, a las 4 horas; el T. S. de nacimiento terminación de las cúspides de las Casa: es muy simple una
ya lo hemos calculado anteriormente, (latitud 51°) 3 h. 11 m. vez establecido el cálculo de la hora local sideral.
36 s. ' Desde que se determina el T. S. de nacimiento, el proceso
Abramos la tabla en la página de Taunton (latitud 51°) y operatorio es siempre el mismo cuando se trata de un naci­
busquemos en la columna denominada “Sidereal Time” , la miento que ha tenido lugar en el hemisferio Norte.1
hora que más se aproxima al T. S. del nacimiento. Remarquemos que si hubiéramos tomado 3 h. 14 m. 16 s.
En la mitad de la columna superior derecha de la página como tiempo de referencia en la Tabla de Casas, los resulta­
izquierda, encontramos los dos T. S.; 3 h. 10 m. 12 s. y 3 h. dos serían los siguientes:
14 m. 16 s., entre estos se encuentra nuestro T. S. de naci­ X o M.C. :21° Tauro I o Ase. : 0o 42’ Virgo
miento, evidentemente el primero se acerca más que el XI : 29° Géminis II : 21° Virgo
segundo. XII : 3o Leo III :1 7 o Libra
Bastará con leer en la línea horizontal correspondiente a o sea un grado como máximo de diferencia.
3 h. 10 m. 12 s. las diversas cifras que encontramos en las Por lo tanto, como la hora de nacimiento no se conoce
seis columnas siguientes para obtener las cúspides de las Casas con exactitud, una diferencia de 4 a 8 minutos tendría el
X, XI, XII, Ase. ó I, II y III. mismo resultado.
Leemos: Cuando se conoce la hora exacta del nacimiento y se
X o M.C. : 20° Tauro Ase. o I : 0o Virgo desea una exactitud absoluta, siempre podremos hacer el
XI : 28° Géminis II : 20° Virgo cálculo proporcional para obtener las posiciones precisas.
XII : 3o Leo III : 16° Libra Pero, salvo en los casos excepcionales, es un trabajo que no
tiene una importancia real en la interpretación.
Como ya hemos visto anteriormente las Casas se oponen
dos a dos. La primera a la séptima, la segunda a la octava y así
sucesivamente; con estos datos podremos fijar ya las cúspides
de las Casas IV, V, VI, VII, VIII y IX, que estarán situadas en
los mismos grados pero en los signos opuestos a las Casas pre­
cedentes.
ADVERTENCIA IMPORTANTE.- En la lectura de las
cifras que nos dan las cúspides de las Casas, se ha de tener
cuidado —repitámoslo— al leer el jeroglífico del signo zodia­
cal que se encuentra en la cabecera de la columna, asegurán­
1. Para el hemisferio Sur, ver la explicación detallada del cálculo en el 4o de
dose que el signo no cambia a lo largo de ésta, ya que come­ los Supplémentes techniques de la revista Demain, para 1937. En la práctica, se
teríamos un grave error si no lo tuviéramos en cuenta. añade 12 horas al tiempo encontrado y se busca en la Tabla de Casas, para la lati­
EJEMPLO.— En el caso que nos ocupa, la Casa XII se tud considerada, las cúspides de las Casas correspondientes. Pero como se ha aña­
dido 12 horas pasamos a las antípodas de la hora real, invirtiendo los signos en la
encuentra en Cáncer, pero frente a 2 h. 58 m. 08 s. está el lectura de las posiciones de las cúspides de las Casas. Se realiza de la siguiente
signo de Leo, que indica que a partir de este tiempo sideral forma: 14° Libra por Aries y así sucesivamente.

66 67
IX

. .. . . ■ . - , . . . • . ,

DETERMINACION DE LAS POSICIONES PLANETARIAS

Ahora aprenderemos a determinar las posiciones de los


planetas en un momento dado y cómo se debe dibujar un
tema para que sea legible.
Ya hemos dicho, en la página 52, que las Efemérides de
Raphael dan las posiciones de los planetas para cada día del
año al mediodía. Será suficiente comparar las posiciones de
las Efemérides de los dos mediodías que “encuadran” el
momento del nacimiento para determinar, por una simple
sustracción, la distancia que ha recorrido el astro en 24.horas
(es decir de un mediodía al otro); la distancia calculada de
esta forma recibe el nombre de “paso” del planeta.
En las últimas ediciones de las Efemérides de Raphael,
encontramos, después de la tabla mensual del mes de diciem­
bre, bajo el título “Daily motion of the planets” , unas peque­
ñas tablas que nos dan directamente el paso del Sol, Luna,
Mercurio, Venus y Marte para cada día. Los demás planetas
se desplazan muy lentamente, su paso se puede calcular
mentalmente con facilidad; podemos tomar, sin ningún tipo
de problema y modificación, sus posiciones al mediodía.
Conociendo el “paso”, será fácil determinar, a través de
una simple regla de tres, cuál será la fracción de este paso
efectuada en un tiempo determinado.
Todavía podemos simplificar más, si no se desea demasia­
da precisión, gracias al sistema de partes alícuotas.
Veamos un ejemplo realizado por los dos sistemas para
establecer la mejor forma de interpretarlo:
¿Cuáles son las posiciones de los planetas el 12 de setiem-

69
bre de 1930 a las 5 horas? (horario de verano) o sea 4 horas
de Greenwich. o

El momento para el que se debe determinar la situación 1óí 'S r*


•m o
oo^ feb *O
de los cuerpos celestes es antes del mediodía del 12 de se­ G 'O
CU «j. wt? is
V
tiembre; ante todo buscaremos en la página de las Efemérides C¿
de Raphael del año 1930 el mes de setiembre, después vere­
mos cual es el paso de cada planeta entre el 11 y 12 de es c

O
u

cu
vH

C áncer
E sc o rp
0 .au
setiembre (es decir entre el 11 al mediodía y el 12 a la misma o

V irg o
u

A rie s

L ib r a
w >

A rie s
o ■
l-i
•H ¡3 u
hora). •8 3 > H u

W
- o •
El intervalo entre las 4 horas de la mañana y el mediodía sO
o^ LO to■
00
oí w -
c¿
ON o es vó
>recedente es de 16 horas, o seá 2/3 de 24 horas. De las 4 de oo es 00 oo ON
fa mañana al mediodía siguiente es de 8 horas, o sea 1/3 de
'M
V)
-O
^ <3
O ) eO#
H

00 s - CO
LO
• es• f-4
to
LOft LO*
S* ON s* vd
es
tO
es
24 horas. Independientemente podemos, después de haber 0 oo
es♦ m•
calculado el paso de cada planeta del 11 de setiembre al 1 ON 00 rH tH «O <S Os ' rH
iH rH rH
mediodía hasta el mediodía del 12 de setiembre, tomar 1/3 2 O r f o o

o o o o O ♦ ♦ • ♦

de este paso y restarlo de las posiciones planetarias del 12 de


setiembre al mediodía, o tomar 2/3 de este pasó y sumarlo a C
las posiciones planetarias del 11 al mediodía. El primer mé­
• s s < s eMS to•
TS ^
o *9
0to0 vO
(vi
es es ON VO 00
LO
r-f vO
<oft O ■í
todo es más rápido y simple. Los cálculos son elementales es* o

o
1
1 o

o o
ft
o o

(ver página anterior).


Para los planetas lentos, Júpiter, Saturno, Urano y Nep- O
*a
tuno, puede hacerse de la siguiente forma: o copiar sus posi­ <S
cfeu o o

ciones al mediodía, o establecer a simple vista el recorrido '2 00 | 00 o CU o O c/5


o
•ft-«
u
o
u

u O . 0) u u
</3

> H 5? 5 uoí o 3 tq
c
(o nc
U _Q
efectuado en las 8 horas transcurridas. La letra mayúscula R, 3 '2 *1
*
que la encontramos a veces en la columna relativa a la posi­ es vtoo c o

1. Estas nociones se explican más adelante (p. 89)*


II OV ON to O ü
ción de un planeta, significa que éste tiene una marcha apa­ ■SI m to esB vo to if)
tH rf rH rH
* • es
x t

rentemente inversa a su movimiento normal, o sea en sentido 00 00 eo S* to to ON lO vO to es



E •M
eO
0 eO
o V)
*0 o O
retrógrado. Cuando un planeta se convierte en directo, des­ o
o<A rt
o O
pués de haber estado retrógrado, es decir vuelve a tomar su :au O
TJ ”0
O u ON O <A
marcha normal, en las efemérides se expresa bajo la letra D. j • o co o VD
< Jv o CU
•ccu Gu oC OoIh <4 •r<o
• M

tn
.rH es <U
r-4
i b& •H
o 0> O O
En el caso de un planeta retrógrado, evidentemente hemos de u

u u 'U <4 w a <


! .ti H H
> < > <
cj
oo oy 5E
restar el paso y no añadirlo como haríamos en el Caso de una G G•rj
u o tí«
es es
marcha normal. rH ro eo eO vO vO 00 ov es rH
tí* to es• rH
# CO fO tH• es• to O So
Para las personas impacientes, he aquí una forma de ace­ 00 t)*
rH L
esO ed ▼H to L O ® «■
O
rH 00 VO LO
es
lerar el cálculo en lo que concierne al Sol, Luna y Venus o o «
es es ^3
(para éste último en la mayoría de los casos). . •: ■■ o» rt
'' c
■ t/a 'O
El Sol recorre diariamente un paso que oscila entre 57’ y á
o
G o G o V
h
0
•c rH
o o u
I o 1’ 1”, o sea por término medio un grado, lo que da como a 40-* G ■3u •M <ü «3
O 3u 3 k
O
"3
c
o 0C)U 2 +-» Cu t: OG s
'O a
desplazamiento horario 2’ 30" 6 2 1/2. Podemos determinar s; 41
a. >s
rt

70
instantáneamente el recorrido efectuado, en un tiempo dado, Para los estadistas, es preferible el método del zodíac_o
por el Sol multiplicando 2’ 30” por el número de horas de fijo. Aunque todo es cuestión de habituarse.
intervalo. 2o Los signos del Zodíaco y de los planetas se han de
El paso de la Luna es, en término medio, de 12° por día, dibujar con trazos MARCADOS, con el fin de que sean bien
o sea 30’ por hora, pero puede elevarse a 13° por día (32’ visibles.
30” por hora ó I o 5’ en 2 horas), a 14° (35’ por hora) e 3o También los ideogramas de los planetas, que se sitúan
incluso a 15° (37’ 30” por hora ó I o 15’ en 2 horas). El en el interior del círculo zodiacal, han de ser visibles y sufi­
cálculo del recorrido lunar es fácil. cientemente grandes (por lo menos medio centímetro) para
El paso de Venus varía frecuentemente entre I o 10’ y I o evitar las confusiones entre jeroglíficos (cuidado con Mercu­
16’, en este caso se puede tomar como paso horario 3’. Por rio y Venus, y con Urano y Neptuno).
supuesto, sólo podemos tomar 3’ si el paso es como mínimo 4o El lugar del Zodíaco ocupado por cada planeta debe
de I o 10’. ser marcado, ya sea por un trazo o un punto APARENTE.
El ejemplo que hemos dado nos parece suficiente para 5o Las cifras que indican los grados en los que están
comprender la forma de proceder, que evidentemente siem­ situados los cuerpos celestes, del Ase. y del M. C., deben ser
pre será la misma.
suficientemente claras y dispuestas de la mejor forma para
Por lo tanto hemos explicado con detalle la marcha a
seguir para establecer las cúspides de las Casas y para calcular ser leídas sin esfuerzos.
las posiciones planetarias en el caso de un nacimiento en el No podemos dejar de insistir a los principiantes que hagan
Hemisferio Norte, o sea en el que vivimos. Si un nacimiento sus signos, sus planetas y sus cifras suficientemente GRAN­
tiene lugar en la latitud Sur, se procederá como hemos expli­ DES. Simplemente es para facilitar el posterior estudio (ver
cado anteriormente. modelo de la página 18).
Cuando se ha establecido las cúspides de las Casas y las
posiciones de los diversos cuerpos celestes, hemos de trasla­
dar estas indicaciones sobre el gráfico del Zodíaco con el fin Conclusión muy importante de esta primera parte
de interpretar el tema.
Esperamos haber sido claros y precisos en nuestras expli­
caciones. Hemos intentado que el lector pueda levantar una
Algunos consejos para realizar una carta natal carta natal con una aproximación suficiente para permitirle
• »r * i
interpretaciones rápidas, ya que el mejor medio de conven­
La larga experiencia en la práctica astrológica nos incita a cerse de la realidad de las influencias astrales es la experimen­
formular los siguientes consejos: tación personal. Es necesario que cada uno aprenda a prede­
í° Se ha de utilizar un zodíaco móvil (es decir un zodía­ cir. Esperamos que sea cosa hecha.
co en el que los jeroglíficos de los signos no están impresos), Sin preconizar el abandono de la precisión en el cálculo
con el fin de poder siempre orientar la carta con el Ascenden­ de las Casas y de las posiciones planetarias, remarquemos que
te a la izquierda. Si esta recomendación parece extraña a la aproximación en este dominio hace que el establecimiento
primera vista, los lectores constatarán cuando efectúen la del tema natal sea más rápido, siendo insignificantes las dife­
interpretación, que es mucho más fácil estudiar las cartas rencias con las posiciones exactas. De esta forma podemos
levantadas siempre de la misma forma (el Ascendente a la hacernos una primera idea del tema que vamos a estudiar.
izquierda). Después de la exposición de estas consideraciones técni-
72 73
cas, indispensables para la comprensión exacta del tema
astrológico —y que darán al estudiante confianza y lucidez
que no tendría de otra forma— podemos pasar a estudiar
nociones infinitamente más atrayentes, las de la interpreta­
ción del tema natal.

SEGUNDA PARTE

LA INTERPRETACION DEL
TEMA ASTROLOGICO

74
X

CONSIDERACIONES GENERALES

Incluso ya antes de terminar una carta astral, una vez fija­


dos los aspectos, es posible extraer por un simple examen del
tema algunas conclusiones generales.

Clasificación de los signos

Los signos se dividen, tradicionalmente, en positivos y


negativos; cardinales, fijos y comunes y en signos de tierra,
agua, fuego y aire.
Quizás estas clasificaciones sean convencionales, pero
cada una de ellas tiene un significado que trataremos de ex­
presar en un lenguaje claro.

Signos Signos de actividad, ejecutores, diná


A.— Clasificación por
valor o sexo.
positivos Smicos.
Signos K Signos de inercia, de pasividad, sumí
negativos i sos, hipnóticos.

Los signos son alternativamente posi­


tivos y negativos; Aries 4- , Tauro
etcétera.

77
(Aries, Cáncer, Libra, Capricornio) Planetas retrógrados
Signos
signos de energía, emprendedores, de
cardinales
B .— Clasificación por
acción material (el cuerpo). Mientras más planetas retrógrados hayan^en un tema, más
cuadruplicidades o posibilidades existence encontrar d ific i^ ^ [e s7 'a fe n os en
(Tauro, Leo, Escorpio, Acuario) vo-
formas de expresión. Signos
lur.tariosos, sentimentales, pasionales,
las cosas que dependen de la influencia de estos planetas. Un
(Tres grupos de cua­ fijos
de determinación interior (el alma). planeta retrógrado no tiene un movimiento limpio; en conse­
tro signos.) cuencia no permiten que nada pueda acabar definitivamente,
Tres estados.
Signos
(Géminis, Virgo, Sagitario, Piscis) provocando obstrucciones y retrasos.
reflexivos, de inspiración, estudiosos,
comunes
de adaptación mental (el espíritu).
Planetas sobre y bajo el horizonte
(Tauro, Virgo, Capricornio) realistas, Los planetas situados en la parte superior de la carta tie-
Signos de positivos, prácticos, interesados, limi­ nen un magnetismo mayor al de los planetas situados en la
tierra tados a las necesidades materiales (el
cálculo).
mitad inferior. Esto se explica porque el Sol tiene su máxima
radiación sobre el horizonte mientras que es en el lugar
(Cáncer, Escorpio, Piscis) emociona­ opuesto donde tiene su~mínima fuerza, o sea en el Bajo Cielo
C.— Clasificación por Signos de
triplicidades o elemen­ agua
les, sentimentales, curiosos, imagina­ (Casa IV).
tos.
tivos (la sensación). Más adelante volveremos sobre esta explicación, concreta­
(Cuatro grupos de tres mente en el capítulo dedicado a las Casas. Los planetas situa­
(Aries, Leo, Sagitario) signos de con­
signos.) Signos de
fianza en sí mismos, generosos, arries­
dos en la parte superior de la carta, ya que tienen más magne­
Cuatro grados. fuego
gados, ardientes (el entusiasmo). tismo, prometen m.ás.suerte, apoyos y oportunidades.

(Géminis, Libra, Acuario) reflexivos,


Signos de Planetas orientales y occidentales
juiciosos, estudiosos, creativos (la
aire
razón). ' * - : * * . • .

Así como la carta


• astral está dividida
...~horizontalmente ipor
i

la línea que va del Ascendente al Descendente, también se


Por lo tanto podemos constatar que: encuentra dividida verticalmente~por la línea Medio Cielo —
1° Cada signó se expresa de una forma y según un ele­ Bajo Cielo. La parte izquierda, lado del Ascendente (Este), se
mento determinado. le denomina oriental; la parte derecha^ ladq_delDescéjfdente
2o Cada cuadruplicidad contiene un signo de los cuatro (Oeste), se llama occidental. Los planetas orientales, como
elementos. “van” hacia el AscenHenTe o el Medio Cielo, puntos magnéti­
3o Cada triplicidad contiene un signo de las tres formas cos, dan más oportunidades, más lluego” al destino. Al
de expresión: contrario, los planetas occidentales van hacia la noche y por
Es pues,,relativamente fácil deducir el significado esencial lo tanto condicionan más estrechamente la existencia, intro -A
de cada signo. duciendo más fatalidad.
.........

El conjunto de los significados lo encontraremos en la Estos son algunos datos generales, que resumen una parte
tabla de la página 81. importante de las enseñanzas que veremos más adelante y que
se obtienen con una primera mirada a cualquier tema.

78 79
Significado de los signos del Zodíaco

Antes de ir más adelante en el estudio de la interpreta­


ción, es necesario ocuparnos de los signos del Zodíaco y sus
significados.
Para esto tomemos, bajo forma de tabla, la clasificación
de los signos tal como la hemos visto precedentemente. El XI
significado de los signos del Zodíaco está formulado de forma
automática y sintetizada, como si fueran fórmulas o si se
quiere ecuaciones. LOS SIGNOS DEL ZODIACO

SIGNOS VALOR CUADRU- TRIPLI­ SIGNIFICADOS RESULTADOS


PLICIDAD CIDAD

Aries 4- Cardinal Fuego Dinámica . Iniciativa 1


Acción física Audacia I
Entusiasmo Acción I

Tauro Fijo Tierra Pasivo Atracción I


I Determinación Prudencia 1
Interior | Adquisividad 1
Cálculo

Géminis -f Común Aire Dinámico Distribución 1


Adaptación Comprensión I
mental
Racionabilidad Adaptación 1

Cáncer —
— Cardinal Agua Pasivo Cohesión I
Acción física Afección I
Emotivo Abnegación |

Leo + Fijo Fuego Dinámico Creación I


Determinación Orgullo I
interior
Entusiasmo Autoridad J

Virgo Común Tierra Pasivo Análisis J


Adaptación Crítica i
li mental
¡'
Cálculo Razón I

Libra | 4- Cardinal Aire i Dinámico Juicio I


Acción física Comparación I
Racionabilidad Equilibrio i
A j

80 81
«•. ' .

i tres palabras la que está impresa en cursiva nos parece que


• resume mejor la idea expresada por el signo.
SIGNOS VALOR CUADRU- TRIPLI­ SIGNIFICADOS RESULTADOS
PLICIDAD CIDAD
Lo que es necesario anotar —y no es sólo un medio me*
motécnico—es la filiación de los signos del Zodiaco, el signi­
Escorpio i Fijo Agua Pasivo Corrección ficado de uno deriva en el signo siguiente y prepara el del
Determinación Envidia próximo signo. En resumen, los signos del Zodíaco represen­
interior
Emotivo Exclusivismo tan un ciclo en el que el principio nos conduce al punto de
partida; pero no es un ciclo cerrado, sino en espiral. El segun­
Sagitario + Común Fuego Dinámico Sistema do ciclo reproduce al primero a un nivel superior y así sucesi­
Adaptación Filosofía
• mental vamente. De esta forma transcurre la evolución y esto explica
Entusiasmo, Aventura la utilización de la Astro-dinámica desde el punto dé vista
social y mundial.
Capricornio Cardinal Tierra Pasivo Sabiduría
i Acción física Administración Una prueba de la existencia de este ciclo la encontramos
Cálculo ‘ i Deber en la naturaleza: el/ífoj/já su paso por los diferentes signos,
/• produce cada año los mismos fenómenos: germinación, creci­
1 Acuario 4” Fijo Aire Dinámico Originalidad
<* Determinación Cooperación miento, fructificación, maduración, decrepitud; pero cada
¡ • *•. >' interior año estos fenómenos se reproducen en un estado más avanza­
1 i• ■
l•'. . *' • Racionabilidad Altruismo do. Los seis primeros signos (de abril a setiembre) representan
1 Piscis Común Agua Pasivo Contemplación la parte exterior, activa y visible del ciclo (de germinación a
Adaptación Intuición fructificación). Los seis últimos (octubre-marzo) representan
i "** /; *‘Í mental la parte interior, pasiva e invisible. La influencia del Zodíaco
Emotivo Misterio |
en el hombre debe ser la misma: el hombre concibe, ejecuta,
concluye, rectifica y se enriquece por la experiencia, empe­
Treinta y seis palabras-clave zando de nuevo sobre una base mejor. El Zodíaco nos hace
pasar por los doce estadios de esta experiencia: éstos están
representados por las doce palabras impresas en cursiva de la
tabla anterior.
A trayés de esta tabla vemos que:
1Q Que los signos llamados positivos son los signos de
fuego y aire. Los signos negativos son los de agua y tierra.
Podemos pues, olvidar, definitivamente esta clasificación ya
que implícitamente está contenida en la clasificación por
elementos.
2o Que las cuatro triplicidades y las tres cuadruplicidades
dan lugar, por yuxtaposición de sus significados, a doce com­
binaciones que corresponden al significado de los doce signos
del Zodíaco.
Las treinta y seis palabras de la columna de “Resultados” ,
a razón de tres por cada signo, han sido especialmente elegi­
das como el mejor reflejo de cada uno de los signos. De las
•. t ■• *

82 83
XII

LOS PLANETAS

El significado de los planetas

Los planetas son diez (la palabra planeta está tomada en


el sentido —evidentemente amplio—de cuerpo que gira o pa-
rece' girar alrededor de la Tierra). Estos son:las 3os1ümiría-
rías —el Sor ^ ^ E ü n a —y los ocho planetas denominados en
astronomíáTT^rcürio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Ura­
no, Neptuno y Plutón. Cada uno de estos cuerpos celestes
tiene una influencia determinada.
De Plutón no diremos nada, ya que razonablemente toda­
vía no se puede decir nada de nada. Hasta ahora apenas se ha
podido determinar los efectos del planeta Neptuno, descu­
bierto dace aproximadamente un siglo. De Plutón digamos
simplemente que tiene un significado de paroxismo que con­
duce a un exceso fatal en cualquier campo, a una refundición
radical y a menudo penosa.
Es probable que Plutón aporte una idea de responsabili­
dad en la acción, por lo tanto de justicia retributiva como si
se tratara de un castigo justiciero.
El significado de los planetas se puede deducir de los sím­
bolos gráficos que los representan.
Estos están formados por la combinación de tres gráficos
fundamentales: el círculo, que representa la ética, la razón, el
sentido moral; el semi-círculo, que representa la impresiona­
bilidad, el deseo, la sensibilidad; la cruz que representa el ins­
tinto vital, el materialismo. (Ver la tabla de los signos de la
página 13.)

85
Según domine uno de estos tres gráficos en el ideograma La estabilidad, la inercia, la armonía,
de cada planeta, podremos deducir su significado. VENUS la dulzura, el sentido artístico, la fe-
'. • * 4 \

i minidad.
Así el Sol, representado por un círculo, tiene fundamen­ 2a dualidac
talmente un significado ético. •El cambio, la transformación, el mo­
MARTE vimiento, la acción, la pasión, la im­
El semicírculo o la Luna muestra la tendencia sensible, { pulsión, la masculinidad.
luego cambiante, de este astro.
Remarquemos que la Luna se encuentra en una posición i La cristalización, la reflexión, la
SATURNO .
de dependencia ya que recibe la luz del Sol... ( duda, la restricción, el pesimismo.
3 a dualidac
De ahí su naturaleza negativa y pasiva con referencia a un / La expansión, la gloria, la generosi-
Sol independiente, radiante y positivo. JUPITER . . < dad, la grandeza de espíritu, el opti-
En Venus y Marte, en los que las posiciones del círculo y \ mismo. •
la cruz se invierten, encontramos una clara dualidad, la razón
Lo inesperado, lo imprevisto, lo fabu­
y la distinción dominan en Venus, mientras que el instinto y
la impulsividad en Marte.
Lo mismo ocurre con Saturno y Júpiter, según la posición 4a dualidad
URANO
{
Í
loso, la invención, la originalidad, la
brusquedad.

Lo insidioso la traición, el caos, el


del semicírculo con referencia a la cruz. ,

enredo, la dificultad constante (el


En cuanto a Mercurio, que posee los tres ideogramas de NEPTUNO embrollo que nunca se aclara), o
base, podemos decir que puede combinarse con estas tres el refinamiento, el misticismo, la
morbidez.
formas a la vez, domina la impresionabilidad —y en conse­
cuencia la inestabilidad— pero a través de una ética intelec­
tual íntimamente unida al sentido práctico. El significado de los planetas en los signos
Análogas consideraciones podríamos hacer para Urano,
Neptuno y Plutón, en función de sus ideogramas. Combinando el significado de los diversos planetas con el
Estos son los significados esenciales de los nueve planetas de los signos del Zodíaco y razonando como hemos hecho
que utilizaremos. Como siempre procederemos por síntesis, hasta ahora, se obtiene la tabla siguiente que nos parece su­
por palabras-clave. gestiva e instructiva. No se trata de leerlo por encima sino
profundizar en ello; es necesario, para cada una de las 108
palabras clave, darse cuenta a través de qué proceso y por qué
Planeta neutro: Él intermediario, el mensajero, la motivos especiales se ha elegido una u otra. De esta forma se
MERCURIO:
ductilidad, la vivacidad, la expresión, apreciará el valor de algunas influencias en sus relaciones con
la inteligencia, la sutileza.
las otras. A simple vista se podrá adquirir toda la gama de sig­
nificados que toma un planeta en los diferentes signos, o por
Lo superior y eterno de las cosas: la
SOL vida, el espíritu, la protección, la un signo expresándose a través de los diferentes planetas.
autoridad. Quien estudie bien esta tabla, obtendrá unos conocimien­
I a dualidad tos ilimitados (ver pág. 90), aunque no esté de acuerdo con la
Lo inferior y transitorio de las cosas:
LUNA . el órgano, la función, la subordina­ forma que se ha elegido la cualificación de tal o cual combi­
ción, las masas. nación. Esta divergencia en los puntos de vista no importa
demasiado, lo esencial es que se ha hecho el esfuerzo de com-

86 87
prensión. La experiencia hará el resto, confirmando o rectifi­
cando el primer juicio.
El estudiante que haya meditado con perseverancia esta
tabla, siempre poseerá un considerable adelantó sobre el que
se haya contentado con consultar cualquier manual en el
que los significados más amplios, más detallados, están he­
chos sin justificación aparente.
Esta es la importancia y el valor del trabajo personal XIII

LA INTERPRETACION DE LOS SIGNOS


Y DE LOS PLANETAS

• , • J ■‘ . . , .. . . • . . .

Ahora podemos pasar al examen de algunas cosas concre­


tas de la carta celeste, utilizando nociones que ya hemos
adquirido.

El Ascendente y el Medio Cielo


Los signos más ocupados

Los dos puntos que ejercen una influencia predominante


en el tema de nacimiento son el Ascendente y el Medio Cielo.
Según el signo en que se encuentren, podemos deducir ciertas
particularidades del individuo. También ocurre lo mismo con
los signos que están ocupados por varios planetas.

La posición del Sol y la Luna.

Por ser el Sol el animador universal, la fuente de vida,


juega un papel esencial en un tema de nacimiento. Es necesa­
rio prestar atención a su significado en el signo que ocupa.

Los planetas dominantes

Los planetas situados muy cerca del Ascendente, especial­


mente por JeETajo, o muy cerca del Medio Cielo, ejercen una .

88
89

. ■ . • . ' , ‘ * ' ' i


influencia preponderante en el tema. Ocurre lo mismo, pero
con menos fuerza, con los planetas situados cerca del Descen­
dente o del Bajo Cielo.
Así mismo la Luna, que distribuye en cada signo la in­
fluencia recibida del Sol, posee una gran importancia sobre
todo en un tema femenino.
, < t i

Los nodulos lunares

Digamos algunas palabras sobre los nodulos ascendente y


descendente1 de la Luna, a los que ciertos'autores atribuyen
TABLA de los significados de los planetas en los s gnos

un significado análogo al de Júpiter y Saturno respectiva­


mente. Son los puntos en los que la órbita de la Luna corta
el plano de la Eclíptica. Estos nodulos poseen un importante
significado ya qüeré presentan las antenas por las que la in­
fluencia lunar se difunde en la Tierra. De ahí la importancia
de las lunas nuevas, llenas y soFireTo3b de los eclipses.

La Ruedai de la Fortuna

La Rueda de la Fortuna no es más que un “reflejo” , la


“resultante”, una síntesis”de las posiciones del SoCdeTa Luna
y el Ascendente. Nos da una indicación generál de Ta suerte
¿5 « ’
V
0.Sá El cálculo se efectúa de la siguiente forma:
Longitud del Ase. (en grados a partir de 0o de Aries)
•+• Longitud de la Luna
—Longitud del Sol
jfl o , '* *

O CL ci
== Longitud Rueda de la Fortuna.
w U „

«0
•S
ou =3 ¿si;i
-

c^r;
*T3

rt
o-oü g50o01
r« o .S *-*;¡
t > * - ^ •/
J

« .¿5 o. XS
"3 3 X wj
. N £J V) 1

33♦«::
o. U w Ui

• • • —m 'm
h es Z ■

1. Cabeza Draconis y Cola Draconis. (N.T.)

91
XIV

LOS ASPECTOS

La
1 posición
* 11
de los planetas en
1 1 1
la Eclíptica
***
se mide
/ «lÉTO 'W
u ;;i|
en
grados a partir del punto vernal*, dos planetas están formando
un aspecto cuando su diferencia de longitudes está compren­
dida en una de las zonas enumeradas más adelante.
d
Los aspectos pueden ser favorables o desfavorables, según
1 , • ■ • 1 # O

caso. Repitamos que los aspectos desfavorables derivan de


la división de la circunferencia en dos y múltiplos de dos
(prácticamente el octogono). En cuantó a los aspectos favora­
bles, proceden de Ta división de la circunferencia en tercios,
seisavos y doceavos (prácticamente el dodecágono).
Se puede resumir la teoría de los aspectos diciendo que
un planeta situado en cualquier lugar de la Eclíptica está “en
aspecto favorable” con otro planeta situado a 30°, 60°, y
120°,°^'1irnl3os sentidos, y “en aspecto desfavorable5’ con
cualquier planeta situado a 45°, 90°, 135° y 180° en ambos
sentidos...
Ya que en Astro-dinámica es corriente utilizar los signos
del Zodíaco para jalonar la Eclíptica, digamos que un planeta
situado, por ejemplo, a 15° de Tauro formaría aspecto favo­
rable con otros planetas situados a 15° de Cáncer, Virgo,
Capricornio y Piscis; y un aspecto desfavorable con los plane­
tas situados a 15° de Leo, Escorpio y Acuario y, en menor
grado (ya veremos por qué), con los planetas situados a 0o de
Cáncer, Libra, Capricornio y Aries.
Si de todo esto queremos hacer una síntesis, destacare­
mos que los aspectos desfavorables son los que unen los
signos de la rmsma naturaleza (cardinales, tqos o comunes);*

93
después decrece hasta que Mercurio se aleja de Júpiter a más
los aspee tps favorables son los que unen a los signos del mis­ de 190°.
mo elemento (tierra.jigua. fuego o aire) y , en menor grado, Los prbes generalmente admitidos son: de 8 a JO grados
los que unen a signos de 'elementos compatibles(tierra y para la conjunción y la oposición, de 6 a 8 grajos para el trí­
agua, aire y fuego; excluyendo: tierra y airé, agua y fuego). gono, de 5 a 6 grados para la cuadratura y el sex.til, de 2 gra­
Por lo" tanto el aspecto no es tan sólo una cuestión de dos para los otros aspectos.
grados sino de signos. Pero no busquemos la dificultad y limi­ Cuando transcribimos los aspectos en una Carta Natal, es
témonos a los cálculos prácticos que hemos desarrollado y necesario que el trazo tenga una intensidad proporcional a
desarrollaremos. la fuerza del aspecto. De esta forma la carta “habla” por sí
, i

I '■ : . / ' i
misma y el trabajo de interpretación es mucho más sencillo.
Aconsejamos trazar
----- ?------------------- -
los aspectc^-tex^
r
de/íolor
V
azuT)y
M ]
Aspectos “favorables” y “desfavorables” los aspectos desfavorables eiy^razos rojos.^
J Hagamos una observación más en cuanto a la cualifica-
ción de los aspectos. Son llamados favorables o desfavorables La Conjunción; los planetas quemados
según el caso. En realidad, no es cuestión de la intensidad de
accioñTtos aspectos desfavorables, que unen a los signos del La conjunción está considerada, según la tradición, buena
mismo valor dinámico, oponen a lós signos ya que no pueden entre los planetas buenos, dudosa o mala en los otros casos.
encontrar .una forma de expresión en el mismo elemento. Por <
Por otra parte, las conjunciones de Venus y Júpiter entre
lo tanto provocan efectos bruscos, destructores, movidos: sé ellos o con los planetas neutros o pasivos —a veces son favo­
pueden comparar con el efecto de la dinamita en los trabajos : rables y otras desfavorables—fias demás conjunciones son
de canteras, etcétera. En cuanto aHíóT^pectos favorables, nefastas y a menudo peligrosas. Es suficiente, para saberlo,
por el hecho de unir signos de elementos parecidos o compa­ pensar en lo que puede dar la yuxtaposición de dos planetas,
tibles y combinar formas de expresión diterentes^Su etecto según los significados dados anteriormente. En una conjun­
es mucho rnaslñiormal e incluso armonioso; se les puede com­ ción los efectos se suman ya que generalmente ésta se encuen­
parar con el trabajo continuado y tranquilo de la naturaleza. tra en un solo signo y no es posible ninguna combinación.
Es por esto que los aspectos favorables tienen la reputa­ Mercurio. planeta neutro, absorbe y expresa el significado
ción de hacer felices y a la inversa. En realidad, los aspectos del planeta con el que sé encuentra conjunto. También carac­
desfavorables no hacen más que destruir las ideas y las obral teriza, como ya hemos visto, la forma de expresión del
que no son útiles en el mundo, y naturalmente la destrucción individuo.
es brutal y temible.
* • ’ y W
La Luna, por ser pasiva, obra igual pero de forma masiva
* .• • ’ ' . V \ ' V I# /-

» *


' ‘ ;

. 'I
y generafTcaracterizando ante todo el temperamento inferior.
El Sol, activo, da la máxima actividad al planeta con el
y » • ’ *• <<

• ,*

La fuerza de un aspecto
, • i ‘ que se encuentra en conjunción. Es un peligro por el exceso.
Cuando la conjunción tiene lugar muy cerca, de 0o a 2o ó 3o,
Todo aspecto tiene mayor valor cuanto más se acerque a es decir en el propio liogar del Sol, se dice que el planeta en
la exactitud teórica. Por ejemplo: Mercurio a 172° de Júpiter cuestión está “^uemado^’. El significado del planeta que se
comienza a manifestar los efectos de la oposición; éstos van encuentra en esta situación es como si estuviera “inflamado”,
en aumento hasta el momento en que Mercurio pasa a 180° precipitado, tratado con dureza: de ahí la dificultaTfiT veces
de Júpiter; el efecto máximo se mantiene hasta los 181°
95
94
imposibilidad, para el ser de reaccionar contra semejantes so de expresión de un mismo elemento y exceso de expresión
impulsiones. Mercurio “quemado” por el Sol disminuye el de una misma forma de acción. Todos estos planetas, apreta­
poder de figurarse netamente las cosas o los hechos. Esta dos los unos a los otros, se entorpecen mutuamente y reac­
circunstancia se agrava más cuando Mercurio sigue al Sol cionan fatalmente en un “fuego de artificio”.
• . . ‘ . ’ • 4 ' . ,

—es decir se encuentra situado detrás de él en el sentido I • '

del desarrollo del Zodíaco—. Entonces existe la dificultad


de darse cuenta de las consecuencias de sus actos y sus El Gran Trígono
decisiones. i

Unos instantes de reflexión nos servirán para compren­ Da la sensación que un gran trígono, es decir el triángulo
der por qué la conjunción Marte-Urano tiene como caracte­ formado por tres planetas equidistantes el uno del otro (siendo
rísticas el estallido, la explosión; Marte-Saturno, la brusque­ la distancia de 120° aproximadamente) constituye la máxima
dad y la violencia; Neptuno-Saturno, la distracción, y así suerte. Sin embargo, no es así. En este caso, el individuo se
sucesivamente (ver Tabla de los Aspectos). expresa según un mismo elemento, puesto que los planetas
En general, el significado de una conjunción está modi-: situados de esta forma necesariamente ocupan los tres signos
ficado por los aspectos buenos o malos que recibe. Sobre de un mismo elemento: fuego, tierra, aire o agua.
todo esto ocurre con las “Lunas Nuevas” (conjunciones El individuo se dirige en una dirección particular, pero
Luna-Sol). existe el peligro de desequilibrio. Los pesos se encuentran
Es fácil comprender que una conjunción es más fuerte situados a un lado de la balanza; hay exceso de ciertas facul­
cuando las latitudes o declinaciones de los planetas están tades e insuficiencia de otras.
más cercanas la una de la otra. Entonces estos planetas se . • . * . • • i

encuentran exactamente en línea con referencia a la Tierra.


Por lo tanto vemos que existen muchos tipos de con­ Los paralelos
junciones, diferenciadas por pequeños matices.
Bajo esta designación incluimos generalmente a dos plane­
tas que se encuentran sensiblemente equidistantes del Ecua­
Los eclipses dor, es decir en paralelo de declinación.
El aspecto de paralelo tiene el mismo valor que el de la
Por esta razón los eclipses siempre han tenido, en la tra­ conjunción pero, a veces, es más armonioso, según el juego de
dición, una gran importancia. De hecho, se trata de uná; los signos ocupados, y se aproxima al significado del sextil.
conjunción perfecta, por consecuencia de un' poder máximo. El planeta más elevado en declinación, dicho de una for­
De ahí el efecto casi siempre nefasto de los eclipses, sobre ma más precisa el que asciende en declinación, impone su
todo los eclipses de Sol. significado al otro.1

Las conjunciones múltiples


" . < .1

En algunos casos, encontramos tres, cuatro, cinco e incluí 1. Para más detalle ver —como he indicado anteriormente— la obra del
so seis planetas en un mismo signo. Este caso se parece un mismo autor, La Clef de la Prevision des événements et des fluctuations écono-
poco al precedente ya que crea un doble desequilibrio: exce| miques et boursiéres9capítulo XVII (Editions Traditionelles, París).

97
Algunas posiciones especiales de los planetas cero. El principiante intenta fusionar los dos aspectos en una
En relación a lo expuesto debemos hablar de la fuerza es­ resultante. Esto es generalmente un error; si los aspectos se
pecial de los planetas en algunas posiciones particulares. suman los unos con los otros quedan estancados. Semejante
Los planetas poseen su mayor magnetismo cuando se contradicción indica generalmente que el bien que nos puede
encuentran situados en el máximo o en el mínimo de su mo­ dar un planeta se transforma en mal por otro, o es un obs­
vimiento de declinación (0o de declinación, ó 23, 24, 25° de táculo. Para resolver la cuestión, es necesario juzgar por el
declinación norte o sur). aspecto más fuerte, por el planeta más poderoso, etcétera. Es
Estos son unos detalles que pueden tener su importancia. aquí donde el arte de interpretar se manifiesta en todo su
valor. Cuando hayamos visto la fuerza de los planetas en los
signos y el capítulo dedicado a las casas ya entraremos en
La Traslación más detalle sobre este punto.
Según el método de síntesis que estamos exponiendo,
Cuando dos planetas están aspectados de forma más o hemos preparado una tabla en la que encontramos todas las
menos exacta y un tercero también está en aspecto con ellos, combinaciones de los planetas a través de los a^eclQ£L-si-
nos encontramos con un fenómeno especial denominado “fe­ guientes:
nómeno de traslación”. •, • » . * '

Algunas obras, muy pocas por cierto, nos hablan de este I o El Trígono (válido, en un grado menor, para el sextil y el semi-
fenómeno, pero reduciendo simplemente su efecto a las lumi­ sextil).
narias. Hemos comprobado lo contrario y creemos que puede 2o La Conjunción o el Paralelo (cuando el significado es uno e
ser generalizado. En tal caso, el aspecto produce los efectos invariable).
según la naturaleza del planeta en cuestión. 3o La Oposición (válido de forma regresiva para la cuadratura, la
Por ejemplo, el 10 de abril de 1932 Urano se encontraba sesquicuadratura y la semicuadratura).
en sesquicuadratura con Neptuno y el día 9 el Sol estaba en i . « , • , . i

conjunción con Urano y el día 10 en sesquicuadratura con Esta tabla intenta dar el significado de dos planetas según
Neptuno. El efecto de esta traslación fue “vitalizar” (según la sus aspectos. El resultado del aspecto favorable se exagera
forma de actuar del Sol) la energía caótica del aspecto en normalmente con la conjunción o el paralelo y tiende hacia el
cuestión: en este día y coincidiendo con las elecciones presi­ defecto contrario, para alcanzar con esto el aspecto más des­
denciales alemanas, el partido hitleriano tuvo un gran avance favorable.
con todas las consecuencias que entrañó para la política En esta tabla no encontraréis nada referente a los aspec­
europea. tos del Ascendente y el Medio Crieln. La razón es que los
La traslación de un aspecto por la Luna permite normah aspectos de las cúspides de las casas cardinales se expresan en
mente precisar el momento en el que se desencadenará este los sucesos y no en los estados del alma.
aspecto. Casi siempre se considera que los aspectos del Ascendente
tienen un significado similar al de los aspectos de la Luna y
los del M. C., como si tuvieran un sentido análogo, con los
Aspectos contradictorios aspectos del Sol.
A veces encontramos que un planeta está aspectado favo-/
rablemente por otro y a la vez desfavorablemente por un ter- /

98
99
*. .'

XV

LA FUERZA DE LOS PLANETAS EN


T A B L A de lo s significados de lo s aspectos entre planetas: 108 palabras-clave

LOS DIVERSOS SIGNOS

Los planetas —en el punto en que estamos, ya podemos


entenderlo con facilidad— no tienen la misma atracción en
todos los signos del Zodíaco. Dicho de otra forma, su influen­
cia no se conjuga del mismo modo con cada signo. Un ejem­
plo nos hará comprenderlo fácilmente.
Tomemos el signo de Aries e imaginemos la acción de
cada planeta en este signo. Hemos de examinar las posibles
combinaciones del significado de Aries, o sea “Iniciativa,
acometimiento, coraje” con los significados siguientes:
MERCURIO planeta neutro, que absorbe la influencia del signo.
VENUS la estabilidad, la inercia influencias opuestas.
MARTE el cambio, el movimiento »> idénticas.
JUPITER la expansión, el optimismo >> similares.
SATURNO la cristalización, el pesimismo • ” opuestas.
URANO lo inesperado, lo imprevisto similares.
NEPTUNO el caos, la complicación inadecuadas.
LUNA la función, la subordinación >> inadecuadas.
SOL la vida, la autoridad tt
idénticas.

Los planetas que se encuentran más o menos en armonía


con Aries son los siguientes: Marte, Sol, Urano y Júpiter;
mientras que Venus, Saturno, Neptuno y Luna, están inar-
momcos.
Según la tradición. Marte está en dignidad en Aries, el Sol
en exaltación, Saturno en caída (opuesto a la exaltación) y
Venus en exilio (opuesto a la dignidad).

101
La tradición no dice nada de los demás planetas. Pero Podemos constatar que la mitad inferior de la tabla es la
reproducción en orden inverso de la mitad superior. Por lo
Urano parece muy poderoso en Aries. La exaltación máxima
tanto vemos que un planeta que está en dignidad en un signo
del Sol tiene lugar a 19° de Aries y la caída máxima de Satur­
se encuentra en exilio en el signo opuesto y un planeta en
no a 21° del mismo signo. caída está en exaltación en el signo contrario. Marte se opone
Razonando de forma análoga con todos los signos del
a Venus, Júpiter a Mercurio, Saturno a las Luminarias.
Zodíaco, podemos reconstituir, con algunas aproximaciones,
Tanto el efecto de un planeta como el vigor de su influen­
la tabla siguiente que nos ha sido legada por la tradición.
cia son variables, dependiendo del signo que ocupan. La tabla
de la página 90 (los planetas en los signos) nos da de forma
TABLA que indica, según la tradición, los planetas en: automática el valor general de los planetas en cada uno de sus
estados.
Dignidad Exaltación Cat'da Exilio
Un planeta en dignidad- da la máxima influencia benéfica
SIGNOS
o la mínima maléfica, según la naturaleza del planeta. Todo
V ''. , I esto es independiente de los aspectos, de las posiciones en las
ARIES Marte Sol Saturno Venus
i Plutón (?) (a 210) • *» casas, etcétera.
•** •• » (iniciativa) (a 19°)
. t . .. i • * • - i ,

« 'I
Urano I Marte
Un planeta en exaltación ejerce su influencia de la misma
TAURO V. Venus Luna
(atracción) (a 3°) i *. . . v. forma pero en un grado menor.
. -- . — 1 Júpiter
Un planeta en^ exilio da el mínimo de influencia benéfica
GEMINIS Mercurio 1
(distribución) « I o el máximo de influencia maléfica, según la naturaleza del
planeta.
CANCER Luna Júpiter Marte Saturno
(cohesión) (a 15°) (a 280) Un planeta en caída actúa de la misma forma pero en
grado menor.
LEO Sol ' Mercurio Saturno
(creación) j Urano A menudo nos encontramos con temas que poseen aspec­
■**t* v *■ ■■. .■ i*
tos realmente espantosos pero que se “salvan” por el hecho
VIRGO Mercurio Venus Júpiter >
de que todos los planetas se encuentran en dignidad o en
(análisis) . • (a 40) Neptuno
* exaltación.
\• . . ■ En el capítulo siguiente veremos que estas reglas pueden
LIBRA , Venus Saturno , Sol Marte
(juicio) (a 210) (a 19°) j Plutón (?) ser precisadas y completadas por la combinación de las casas,
según el carácter maléfico o benéfico de éstas.
ESCORPIO Marte i Urano
.• •«'»., f Luna Venus
(corrección) (a 30)
SAGITARIO Júpiter — — Mercurio
(sistema)
CAPRICORNIO Saturno Marte Júpiter . Luna
(sabiduría) - (a 280) (a 15°) 1 1*
ACUARIO Saturno Mercurio -—‘ Sol .
(originalidad) Urano | '»
PISCIS Júpiter Venus — __ ’ I Mercurio
(contemplación) Neptuno (a 4°)

103
102
XVI

LAS CASAS

Ya hemos explicado en la primera parte de esta obra lo


que se entiende por “Casas”. La utilidad y necesidad de esta
división un poco arbitraria de la carta celeste no ha sido
totalmente demostrada hasta ahora.
Exceptuando la orientación de la carta, de la que ya
hemos justificado la necesidad y explicado el mecanismo
magnético probable, el resto de la teoría legada por la tradi­
ción no ha sido totalmente aceptada, y es lógico; si tenemos
en cuenta que el cálculo de las Casas se hace, ya lo hemos
explicado, de más de diez formas distintas. Muchos princi­
piantes ignoran este detalle y aportan una fe ingenua, casi
ciega, al utilizar unas indicaciones cuya base es dudosa o
incierta.
Si bien se ha llegado a un acuerdo en cuanto a la forma de
calcular las Casas, subsisten aún ciertas divergencias*, unos
pretenden que la Casa empiece en su misma cúspide, otros
que la cúspide de la Casa indique tan sólo su zona de máxima
influencia.
En fin, incluso admitiendo que esta posibilidad pueda ser
descartada, siempre nos encontraremos con otra dificultad: la
frecuente inexactitud de la hora de nacimiento. Hay muy
pocos casos en los que se puede levantar un tema con tan sólo
una aproximación de algunos minutos, y menos, de un cuarto
o media hora. La precisión absoluta es casi imposible y por
tanto el problema de las Casas sólo tiene una importancia
relativa.

105
1 ; •
Casa I ~ El yo • ,; • Casa Vil - Las asociaciones y los
complementarios.
Por este simple hecho se hace difícil la demostración de .i.
, i

la teoría de las Casas. Casa II — La ganancia que el suje­ Casa VIII - Las ganancias obtenidas
Afortunadamente existen varios sistemas para rectificar to obtiene de sí mismo. a través de los demás:
la hora de nacimiento; sin duda es un gran adelanto ya que *• 1 ■»
' i 1 bienes por matrimonio¿
es de gran utilidad, pero la experiencia demuestra que no r ". . y' ' . ■« '\ ‘ *
herencias, etcétera.
siempre es tan fácil. Casa III — Los pequeños viajes, la Casa IX - Los grandes viajes. La
Empecemos por exponer el significado de las Casas tal educación elemental. educación superior,
como nos ha sido legado por la tradición. Y esforcémonos, científica,• filosófica.
como hemos hecho hasta ahora, en sintetizar tanto como sea
posible. Casa IV — La familia, la herencia, Casa X — El crédito, la conquista
los bienes adquiridos es­ personal, los bienes en
tables. vías de adquisición.

Las Casas y su interpretación Casa V — Los niños, las creacio­ Casa XI — Las concesiones supe­
. «* . i . » ‘ / . • ' ! '• •
nes ordinarias y mate­ riores, las creaciones so­
El número de Casas es doce y se dividen, como los signos, riales, los placeres, los ciales, las amistades.
amores.
en cardinales, fijas y comunes; en Casas de tierra, agua, mego
y aire. Casa VI — Las enfermedades leves, Casa XII — Las operaciones y en­
Esta división sólo tiene un interés documental, su impor­ la profesión, la como­ fermedades graves, la
tancia es menor que la de los signos. Las Casas tienen un didad. filantropía, las grandes
parentesco indiscutible con los signos del Zodíaco. En con­ desgracias, las ganancias
imprevistas.
junto, la teoría de las Casas presenta una apariencia bastante
seductora.
Por oposición a los signos, que otorgan la tonalidad psí­ Como podemos ver, las seis primeras casas constituyen el
quica y moral, y a los planetas que proveen la parte mental e marco restringido y casi individual del sujeto, las siguientes le
intelectual, las Casas aseguran la distribución de las influen­ ponen en contacto con el mundo, con la humanidad.
cias en el mundo material. Vamos a ver como se reparten, Su significado adquiere por esto mayor amplitud.
combinan y explican. En segundo lugar, la división de las casas en cardinales,
En primer lugar, destaquemos que en la serie de las' fijas y comunes también tiene su interpretación.
doce Casas hay un ciclo análogo al de los signos. Las seis Las casas cardinales: I, IV, VIII y X se relacionan con la
ultimas toman el significado de las seis primeras, aumentán­ actividad del sujeto, con sus facultades de desarrollo indivi­
dolo y complementándolo. Las Casas se oponen una a otra dual y con su entorno.
y se complementan mutuamente. Las fijas: II, V, VII y XI tratan sus reacciones emocio­
Así, podemos comprender fácilmente las “oposiciones nales frente a las circunstancias, sus aspiraciones, sus pro­
complementarias” siguientes, ampliadas en la tabla de los yectos.
significados de las Casas, pág. 112. Las casas comunes: III, VI, IX y XII están relacionadas
Este es el significado de las Casas, según la tradición. con la capacidad intelectual superior, que le permiten anali­
zar, juzgar y rectificar las dos formas de expresión prece­
dentes. ,

107
106
En tercer lugar la división de las casas, bajo una forma Casa I — La síntesis del tema: el individuo» su apariencia, sus tendencias, su entor­
similar a la división de los signos por elementos, da las si­ no; el principio de las cosas.
guientes correspondencias: Casa II — El poder de fijación, de adquisición, de acumulación, de conservación;
■ , • - • •
la fortuna, los bienes adquiridos mediante el trabajo, las ganancias y las
Casas “de tierra** : I I , V I y X
1

— Las cosas prácticas derivadas de la pérdidas, los cambios.


necesidad: las necesidades cotidianas, Casa III —Los medios de expresión, de creación, de distribución, de transmisión y
el crédito, la fortuna, el poder, etcé­ comunicación; los escritos, la publicidad; los viajes cortos, los compañeros,
tera* los parientes consanguíneos, los vecinos.
Casa IV — El potencial social: la herencia, la familia, los tutores, la base de cual­
Casas “de agua” : IV, VIII y XII — Las cosas psíquicas derivadas de la quier cosa; el hogar, las propiedades sobre todo inmobiliarias; todo lo relacio­
fatalidad: la herencia, la familia, la nado con la tierra: las minas, la tumba, etcétera; la situación en el principio y
enfermedad, la reclusión, la muerte. el fin de la vida. (Esta casa, como la X, tiene relación con los padres del suje­
to; pero es difícil saber si se trata de la madre o el padre. Generalmente se
Casas “ de fuego” : I, V y IX Lo derivado de la creación y el sacri­ cree que representa a la madre en un hombre y al padre en una mujer.)
ficio: el éxito personal, los niños, la Casa V —Los proyectos, lo que encuadra el presente y el futuro del individuo: las
educación, la instrucción, la filosofía, especulaciones, los niños, las creaciones, las escuelas, la educación, los amo­
la religión, etcétera. res libres, el éxito, las diversiones sociales y públicas (teatros, fiestas, etcé­
tera).
• \

• . *. . • l , _; •' : • ' • • . . y a y . , :

Casas “de aire” : III, VII y XI Lo “complementario” deriv'do ce la Casa VI —Los medios de acción ;las tendencias psíquicas y la salud;los empleados
colaboración: los compañeros, los y la servidumbre; la profesión aceptada por necesidad;el bienestar,la como­
socios, los amigos, los enemigos. ;¡ didad, la alimentación, el vestido, los animales domésticos y también los tíos
y las tías del progenitor representado en la casa IV.
Casa VII — Las relaciones a través de contrato y complementarias; los socios, el
En cuarto lugar —y esto es lo importante—es necesario
cónyuge, los enemigos declarados, los abuelos (correspondientes al progeni­
recordar que el Sol, debido a su paso diario vivifica de distinc tor regido por la casa IV).
ta forma a cada una de las casas, determinando: * '
Casa VIII — Los cambios, la renovación; la muerte, las herencias, los legados,
' •
• .
‘ ‘ ’
*
*. v
. .
1 ' K ‘ -• ’
,.
’ y
-
K ’ .
*
’■ .
. * .■
*
• • ‘
• j'*'
O etcétera, todo lo que ofrece la ocasión de establecer una nueva base hacia un
Casa I (el alba) — Máximo magnetismo, sobre todo en un sentido de despertar! progreso o una renovación aunque comporte una pérdida.
psíquico, de principio. Casa IX — Lo inaccesible, lo desconocido; el extranjero, los viajes al extranjero
. • , ' < * . • • ■ • * .• » > y .*

Casa X (mediodía) —Máximo magnetismo pero en un sentido de poder psíquico y —sobre todo largos—; las formas de expresión superior, la filosofía, la justi­
material. : cia y los pleitos, la religión, los sueños, lo absoluto.
Casa VII (el crepúsculo) —Declive sensible del magnetismo, surge la idea de fatiga, Casa X — La expansión en el mundo ;la profesión escogida libremente, el crédito,
de necesario apoyo, de regeneración; su influencia es menos poderosa que en las personas que te ayudan, los honores y también uno de los padres (ver

las dos anteriores. ’
í; . * . i ‘
casa IV).
Casa IV (medianoche) — Ausencia de magnetismo directo, el fin de las cosas, t# Casa XI — Las esperanzas; los deseos, las obras sociales, los proyectos, los benefi­
calma, el reposo, la estabilidad; el punto más débil del círculo de las casas. ; cios por negocios; los amigos, los colaboradores o asociados libres, los conse­
jeros.
* » . ’ « *. * i. ■ t i

Casa XII — Las pruebas; la fatalidad, la restricción, el confinamiento, el sacrificio;


Es difícil presentar en forma de tabla el resultado de estas los imprevistos, las enfermedades graves y las operaciones, el misterio; los
observaciones. El significado de una casa es más complejo que hospitales, las prisiones, todo lo que tiene un carácter de fatalidad o reclu­
el de un signo: sus cualidades son independientes y no pue­ sión; los enemigos ocultos; las conspiraciones; los tíos y las tías del padre
den combinarse. regido por la casa X; los grandes animales. Esta casa aporta algunas veces una
suerte excepcional, pero siempre con un carácter equívoco (por ejemplo la
Veamos pues el significado de las casas lo más sintética^ lotería, ganancias inesperadas, etcétera).
mente posible.

108 109
Cuando se adopta textualmente el sistema de las casas, se
puede llegar muy lejos en esta dirección. Por ejemplo, cuando
se ha determinado a qué casa pertenece tal o cual circunstan­
cia, puede aprenderse mucho sobre el sujeto tomando esta
casa como si fuera la primera, a la que le sigue la segunda y
así sucesivamente. (Consultar al respecto el libro de Eudes
Picard: Astrologie judiciaire.)
Así, en relación al cónyuge (casa VII, el estado de sus fi­ XVII
nanzas estará representado en la casa VIII (2a casa a partir de
la VII); el de sus hermanos y hermanas por la casa IX (3a LOS PLANETAS EN LAS CASAS
desde la VII), y así sucesivamente. i ' ■

Ciertos practicantes extraen conclusiones a veces extraor­


dinarias; pero si no hay pruebas o resultados fácil y universal­ Así como cada planeta posee un significado particular en
mente reproducibles, unos lo atribuyen a la coincidencia y cada signo, también lo tiene en cada una de las casas.
otros a la intuición. Si recordamos el significado esencial de cada planeta, el
Esta forma de interpretación es la aplicación de lo que se paralelismo relativo de los signos y las casas, así como él signi­
denomina “Teoría de las Casas derivadas”. ficado de estas últimas, nos daremos cuenta del efecto par­
ticular de cada combinación. Por incompleto e imperfecto
que parezca este trabajo, constituirá para el que.haya profun­
dizado en él una base de razonamiento cuyos resultados serán
fecundos. Además se puede hablar con calma del sujeto y
repartir el trabajo en varias sesiones. Todo lo que se haya en­
contrado, meditado y profundizado se convertirá en un logro
personal, infinitamente superior a las posibilidades mecánicas
ofrecidas por los grandes tratados.
He aquí una tabla —bastante incompleta—que nos da lo
esencial de los significados de los diversos planetas en las doce
casas del tema.
Estos significados implican que los planetas están bien
situados en el temarlos buenos aspectos los refuerzan y los
malos los debilitan.
Las indicaciones que dimos en la tabla de la página 90,
deben, repitámoslo, ser consideradas sólo como posibilidades.
Para deducir una probabilidad es necesario que otra indica­
ción nos confirme o amplié la precedente.
Así la cualidad y la intensidad de los aspectos deben mo­
dificar las conclusiones que hayamos tomado.

>

110 111
TABLA DE LOS SIGNIFICADOS ESENCIALES DE LOS PLANETAS EN LAS CASAS

TABLA DE LOS SIGNIFICADOS ESENCIALES DE LOS PLANETAS EN LAS CASAS (continuación)



CASAS SOL LUNA .
MERCURIO VENUS MARTE JUPITER SATURNO URANO NEPTUNO
Casa V i l : Matrimonio Matrimonio Matrimonio Matrimonio Matrimono Matrimonio Matrimonio Matrimonio Matrimonio
Las relaciones honorable. y relaciones inteligente. feliz. Rela­ temprano. feliz. incierto. romántico. fatal. Incom­
a través de Ganancias inestables. Amistades ciones fe­ Desacuerdos. Asociaciones Frialdad. Oposición. patibilidades.
contratos por pleitos. variables. cundas. Pleitos. provechosas. ; Hipocresía. Separaciones.
1 ------------ T
1
Casa V IH : Compañero Peligro de Disgustos e Muerte dulce. Peligro de Muerte feliz. Muerte difí­ Peligro de Riesgo de
Los cambios afortunado, muerte inestabilidad Compañero muerte Cambios por cil. muerte muerte extra­
pero derro­ pública. después del acomodado. violenta. herencias. Compañero . repentina. ña o difícil.
: chador. matrimonio. pobre.
Casa IX : Ideal. Imaginación Ciencias. Arte. Ideas con­ Tolerancia. Religión o Espíritu Facultades
Lo inaccesible
% Exito por el desbordante. Viajes. Cultura y servadoras. Reputación filosofía aventurero. psíquicas;
extranjero y Largos viajes. Ideas ines­ filosofía Proyectos fuera del país profunda. Originalidad. Misticismo.
viajes. tables. alegre. ambiciosos. .
Ocultismo. Credulidad.
r—
C a sa X : Honores. Favores pú­ Prospeccio­ Artes u ofi­ Lucha Exito general Logros por Falta de Carrera ex­
La expansión Puestos de blicos y fe­ nes. cios fáciles. abierta. y fácil. esfuerzo y espíritu de traña y caóti­
en el mundo autoridad. meninos. Continua Exito por Ambición. Puestos de responsabili­ continuidad. ca. Genio,
Posición búsqueda. relaciones o . Exito criti­ administra- dad.
4
Luchas y engaño.
inestable. 1Pequeñas asociaciones. cado. ción. Riesgo de conflictos. Descrédito.
transacciones. declive.
. J
Casa X I: Amigos sin­ Relaciones Inquietud. Relaciones Dominación Relaciones Amistades Relaciones Relaciones
Las esperanzas ceros. fáciles, cam­ Amigos cul­ favorables del sobre los numerosas, escasas, serias bohemias, idealistas o
Proyectos biantes, efí­ tos, incons­ sexo opuesto. Extravagan­ poderosas, o hipócritas. pasajeras, fatales.
felices. meras. tantes. cia. beneficiosas. románticas. Traiciones.
Prodigalidad.
Z
0

Casa X II: Confinamien­


o

Exito en el Detallismo. Amores Emboscadas. Espíritu Fatalidad. Impopula­


to.
< o

Las pruebas aislamiento. Duda. secretos. Violencias. benefactor. Venganza. ridad.


¡53u £|
u O o
o

Cu . *r

Enemigos Misterio. Amor por lo Sacrificio Iniciativas Apoyos Traición. Fatalidades


importantes. Enemistades oculto. en las propias secretas. secretos. Aislamiento. persistentes
femeninas. obras. y extrañas.
XVIII

UN EJEMPLO COMPLETO

ii> ■ • . • 1 * . ’ * . i . * *, ' «

Calculamos e interpretamos la carta natal de una persona


nacida el 12 de setiembre de 1930 a las 5 de la mañana en
Liége.
La hora dada es evidentemente la hora de Greenwich.
Además se trata del horario de verano, por lo tanto la
hora normal son las 4 de la mañana.
■ * . . . ’ ■ , ' . t

Mirando las efemérides para setiembre de 1930 (página


50), vemos que el tiempo sideral del mediodía anterior al
nacimiento, o sea el día 11, es: 11 h. 19 m. 8 s.
Entre el mediodía del día 11 y las 4
de la mañana del 12, han transcu­
rrido 16 h.
La rectificación del tiempo sideral (4
minutos por día) se hace a razón de
10 s. por hora, o sea 16 x 10 s. =
160 s. ó 2 m. 40 s. 0 h. 2 m. 40 s.
Liége se encuentra a 5o 33 m. al este
de Londres, la conversión de la longi­
tud en tiempo se hace a razón de
4 m. por grado, dándonos 0 h. 22 m. 12 s.

Por lo tanto el total que utilizaremos


como base para el cálculo de las
Casas será 27 h. 44 m.
si restamos un día nos queda 24 h.

en 3 h. 44 m.
; . ' .. • . l ‘ . . , • « . '* ,

Tomemos ahora la Tabla de Casas para la latitud aproxi­


mada de Liége (pág.49), y encontramos que el tiempo que
más se aproxima al nuestro es: 3 h. 42 m. 57 s., lo que nos da
las cúspides de las Casas, o sea:
Medio Cielo o Casa X : 28° Tauro
Casa XI : 6o Cáncer
Casa XII : 9o •
Leo
Ascendente o Casa I : 5° 34* Virgo UN EJEMPLO COMPLETO
i Casa II : 27° Virgo /

Casa III : 24° Libra


Ya podemos levantar la carta natal para la fecha indicada.
Las posiciones planetarias ya han sido calculadas en el ejem­
plo de la página 71.
Ahora se ha de calcular los aspectos planetarios. Los bus­
camos de forma metódica, siguiendo el orden de los planetas:
Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano y
Neptuno.
Será suficiente establecer los aspectos de cada uno de
estos planetas con los que le siguen en la lista para obtener
una tabla completa de los aspectos. He aquí esta tabla:
Sol sesqui-cuadratura Luna, semi-cuadratura con Venus y
sextil con Júpiter.
Luna opuesta a Venus, sextil con Marte, trígono con Sa­
turno, Neptuno y el Ase.
Mercurio cuadratura Marte y Saturno.
Venus-trígono Marte, sextil Saturno, Neptuno y el Ase.
Marte en conjunción con Júpiter, opuesto a Saturno,
cuadrado con Urano, sextil Neptuno.
Júpiter en cuadratura con Urano.
Saturno trígono con Neptuno y Ase.
Neptuno en conjunción con el Ase.
N.B.—Fijémonos en la traslación del aspecto Saturno trí­
gono Neptuno por la Luna y Venus y la de la oposición Luna-
Venus por el Sol.
Ahora ya podemos pasar a la interpretación y encon­ CARTA NATAL
tramos: para un nacimiento que tuvo lugar en Liége el 12 de setiembre de 1930
En signos cardinales: 5 planetas: Urano, Marte, Júpiter, a las 5 de la mañana (horario de verano)
Mercurio y Saturno.

116 117
En signos fijos: 3 planetas: Luna, Venus, Plutón, M.C. . Neptuno en Virgo: pureza.
En signos comunes: 2 planetas: Neptuno, Sol, + Ase.
En signos de tierra: 4 planetas: Luna, Neptuno, Sol, Sa­ Por lo tanto podemos decir que nos encontramos con una
turno, •+• Ase. y M.C. persona de temperamento prudente, adquisitiva, confiada en
En signos de agua: 3 planetas: Marte, Júpiter, Venus. sus medios, diplomática y que sabe “aplastar” su mundo si es
En signos de fuego: 2 planetas: Urano y Plutón. necesario, pero poseyendo el sentido del valor y la autoridad;
En signos de aire: 1 planeta: Mercurio. apasionada y por lo tanto celosa de sus prerrogativas.
Jbl significado de los aspectos es el siguiente
* ■
i

Rápidamente comprobaremos que existe un predominio


de planetas en signos cardinales, lo que nos dará un tipo de Sol sesqui-cuaaraturaLuna: discordancia. ...
persona enérgica, dinámica, emprendedora, ansiosa de acción Sol semi-cuadratura Venus: indolencia.
material; y por el predominio de los planetas en los signos de Sol sextil Júpiter: rectitud.
tierra, nos encontraremos con una persona de espíritu prácti­ Luna oposición Venus: falta de armonía.
co, positiva, interesada, limitada a las necesidades materiales. Luna sextil Marte: actividad.
Luna trígono Saturno: sobriedad.
Concretando, un hombre de gran sentido práctico, dicho en
Luna trígono Neptuno: buen gusto.
una palabra, preocupado por sus intereses, sin ser necesaria­
Mercurio cuadratura Marte: agitación.
mente malo o egoísta.
Mercurio cuadratura Saturno: suspicacia.
Dos planetas son retrógrados: Urano, que le dará disgus-
Venus trígono Marte: generosidad.
tos inesperados debido a su naturaleza, y Mercurio, que le
otorgará una inteligencia más lenta y confusa. i Venus sextil Saturno: constancia.
Venus sextil Neptuno: emotividad.
Sobre el horizonte hay cinco planetas, lo que le dará
Venus sextil Ase.: popularidad.
una fuerza de expansión material superior a la normal; seis
Marte conjunción Júpiter: imprudencia.
ilanetas son orientales, lo que facilitará la ascensión social y
Íe aportará beneficios, oportunidades, suerte.
Marte oposiciónSaturno: brutalidad.
Marte cuadratura Urano: desequilibrio.
He aquí el significado de los diferentes factores del tema Marte sextil Neptuno: exaltación.
a través de palabras-clave. Júpiter cuadratura Urano: quiebra.
Virgo en el Ascendente: Análisis, crítica, razón (excelente Saturno trígono Neptüno: innovación.
páralos trabajos minuciosos, de análisis, de control). Saturno trígono Ase.: sobriedad.
Medio Cielo en Tauro: atracción, prudencia, adquisividad. Neptuno conjunción Ase.: romanticismo.
Sol en Virgo: diplomacia.
Luna en Tauro: confianza. Señalemos además: 4

Mercurio en Libra: experto o pericia. Luna trígono Ase., cuyo significado no está en la tabla de los
Venus en Escorpio: pasión. aspectos, pero que compensa en cierto modo la discor­
Marte en Cáncer: despotismo. dancia de la sesqui-cuadratura Luna-Sol.
Júpiter en Cáncer: jerarquía. Todas estas anotaciones son claras; fácilmente deducire­
Saturno en Capricornio: método. mos que la energía es llevada al extremo (agitación, discor­
Urano en Aries: bluff.1 dancia, brutalidad), que el nativo es duro consigo mismo (so­
briedad) y con los demás, sabe la ocasión para mostrarse
1. (Ingl.) Palabra o acción destinada a intimidar o ilusionar. (N. del T.) suspicaz y, aun siendo profundamente honesto, es íntima­
118 119
mente apasionado, incluso exaltado, romántico y capaz dé algunas precisiones importantes que permitirán hacer una in­
cometer imprudencias, sobre todo financieras (quiebras). terpretación más precisa para casos concretos.
Sólo nos queda por saber el significado de los planetas Finalizaremos la obra con un ejemplo de interpretación
en las Casas: completa.

Neptuno en la I: Vida caótica, nostalgia, mediumnidad, a


veces fobias.
Sol en la I : Vida brillante, éxito, franqueza.
Mercurio en la II: Pequeñas ganancias.
Venus en la III: Artes, relaciones, placeres.
Saturno en la V: Decepciones, especulaciones desgraciadas
Urano en la VIII: Peligro de muerte repentina.
Luna en la IX: Imaginación desbordante, largos viajes.
Marte en la XI: Dominio de los amigos, extravagancia, disi­
pación. ;
Júpiter en la XI: Numerosas relaciones poderosas, benefi­
ciosas.

Con la ayuda de estas últimas anotaciones, el destino de


esta persona se esclarece: El romanticismo interior del sujeto
complicará probablemente su vida, ésta será, a veces, nostálgi­
ca o errante, pero materialmente podrá seguir adelante gracias
a las relaciones o ayudas y a su espíritu esencialmente prácti­
co. Corre el peligro de morir repentinamente.
Evidentemente esta interpretación del tema no es más que
un desbaste. Es lo que podríamos llamar el “a,e, i, o ,u ” de la
astrología o como máximo un libro de lectura primaria. Pero
ya es un resultado interesante que ayudado por la experimen­
tación, el estudio y el perfeccionamiento, cualquier estudian­
te podrá obtener unos resultados alentadores, siendo éstos
cada vez más precisos.
Por utilizar una comparación, si el procedimiento emplea­
do aún no permite hacer un vestido a medida, si que nos
permite por lo menos hacer una buena confección. Esto no
forma parte del arte grande ¡pero sí del artesano serio!
Uno no se convierte maestro la primera vez. ¡La maestría
se adquiere con el tiempo y el trabajo!
A título documental, en los próximos capítulos daremos
121
120
XIX

ALGUNAS PROPIEDADES IMPORTANTES


DE LA INTERPRETACION

CONSIDERACIONES GENERALES

'
Cuando se busca en un tema natal la solución de. una
. • ' . . t 't • . . . , * \ »

cuestión determinada, ante todo es necesario averiguar:


I o a qué planeta;
2o a qué casa;
3o a qué signo
corresponde el suceso o la circunstancia que nos interesa.
Es imposible formular reglas fijas; la lógica y la intuición
juegan un papel importante. La finalidad de las indicaciones
que encontrarás a continuación es completar la exposición
dada.
Es en el dominio de las cuestiones particulares donde se
revela la competencia del especialista; en esta materia tan sólo
la experiencia puede sustituir la falta de principios estables.
Las reglas que enunciamos a continuación son suficientes
para examinar las cuestiones más frecuentes y permiten que
el profano se oriente con éxito en las búsquedas astro­
dinámicas. * ■ * ’ • ' i' ‘ . ■* , ' v * * ■ *. i \

Es cierto que los planetas situados en el Ascendente o en


el Medio Cielo de un tema ejercerán una influencia general
en todos los aspectos de la vida. Saturno, por ejemplo, apor­
tará en todo una acción restrictiva y paralizante, lo que no es
una indicación favorable para la felicidad y el éxito.
Por el contrario, Júpiter contribuirá, a través de su expan­
sión y difusión, a asegurar el éxito y la suerte.

123
únicó medio para vencer las dificultades es la continua aplica­
De esta forma cada planeta ejercerá su influencia particu­ ción de las enseñanzas.
lar, según las indicaciones dadas anteriormente. La experiencia en la materia sólo se adquiere con una per­
Lo mismo ocurrirá con el signo ascendente, el signo si­ severancia constante en el terreno práctico.
tuado en el Medio Cielo y el signo ocupado por muchos pla­ El tema que reproducimos a continuación servirá de base
netas o cuyo planeta regente sea poderoso en el tema. para los diversos casos de interpretación que vamos a ver.
Las cuestiones particulares deberán ser examinadas, te­
niendo en cuenta la dominancia del tema natal, por los ele­
mentos precedentes. Las demás indicaciones son secundarias
y tan sólo corrigen en un sentido más o menos favorable el
veredicto general que se ha obtenido.
La solución a las preguntas es por lo tanto una cuestión
de juicio, de memoria y de coordinación de las ideas e im­
presiones. Evidentemente el proceso es muy complejo y des­
igual, según las personas.
En general, el método a seguir es el siguiente:
I o Determinar la nota dominante del tema, ya sea por el
signo Ascendente o dominante, o por el lugar que ocupan los
planetas cargados de magnetismo, o bien por los signos que
destacan.
2o Si se da un cierto valor a las casas, se ha de determinar
a qué casa pertenece el problema que hemos de resolver. Erí
este caso, antes de dar la solución se ha de tener en cuenta:
a) el planeta o planetas que la ocupan; b) el planeta regenté
y c) sus aspectos. Al considerar las casas y los planetas de lo¿
que surgen estos aspectos, podremos obtener unos datos m ú|
extensos sobre las distintas circunstancias que pueden solu­
cionar el problema. '.
* 3o Examinar el planeta que influencia particularmente ál
suceso considerado: Venus es el amor o el arte; Júpiter las
riquezas o el confort; Marte la acción, las empresas, la violen*
cia; el Sol los honores, las protecciones, la gloria y así sucesi­
vamente. Considerar la fuerza de este planeta, su posición y
sus aspectos.
Las conclusiones que podemos extraer de este exameü
simultáneo, ordenadas según su grado de importancia y consi­
deradas en el orden dado anteriormente, aportarán la solüi
ción al problema considerado. '
El método es, repitámoslo, más fácil exponerlo que
aplicarlo, pero el principiante no debe desanimarse, ya que ¿í

124 125
EJEMPLO DE INTERPRETACION

Tema natal de una persona de sexo masculino


nacida en Liége el 1 de febrero de 1894
hacia las 22 h. 30 m.

XX

LA SALUD

y
La salud está principalmente regida por e( Sol, que es el
regente de la constitución, de la buena o malaherencia, en
una palabra de la vitalidad; sobre todo si está situado sobre el
horizonte, exceptuando las casas VIII y XII.
La Luna nos indica cómo es la constitución orgánica y las
jo sibilid ades'de enfermedades o desórdenes funcionales no
íereditarios.
Sin embargo, en la mujer, 14^Lamji)juega un papel tan im­
portante como el Sol; las mujereiTestán muy influenciadas
por ella, mientras que los hombres lo están por e^S.op)
En los hombres Marte se considera la energía tempera­
mental y en las mujeres es^iTenús, pero desde el punto de
vista de las funciones particularelícle su sexo.
Generalmente, si los aspectos no son demasiado fuertes,
Venus da un temperamento débil y contemplativo que está
sujeto a las intoxicaciones rápidas. Marte da el desgaste físico,
los excesos, fiebres, accidentes, operaciones quirúrgicas. Júpi­
ter da una salud exuberante y pletórica. Saturno da una salud
N. B La posición de Plutón, no indicada en el tema, es de 8o 49* Géminis (l mediocre, así como enfermedades crónicas y difíciles, y a
conjunción con Neptuno).
menudo la longevidad. Urano provoca reacciones y accidentes
bruscos e inesperados, también influye en el cerebro y los
nervios. Neptuno rige las perturbaciones desconcertantes e
inexplicables y el psiquismo en general.
Un punto importante a considerar es el Ascendente y el
punto dominante del tema. El signo ascendente o dominante
tiene una influencia, según sus cualidades, más o menos im­
N O T A Repitamos que los círculos exteriores del horóscopo indican las postaj* portantes; los signos más favorables son los de fuego y
ciones progresadas y los tránsitos para el año 1930.

127
126
Escorpio, los más débiles son Cáiícer, Piscis y Capricornio. recíprocamente, las casas pares corresponden a la derecha en
Los planetas actúan como ya hemos explicado. Los aspectos los hombres y a la izquierda en las mujeres.
del Ascendente (aplicados con un orbe muy amplio y referí-, También deben estudiarse las casas VI, en la que encon­
dos al tamaño de las casas XII y I) condicionan sobre todo la traremos las enfermedades ordinarias, y la XII, que nos dará
duración de la vida. las enfermedades graves o las operaciones que necesitan una
Los signos del Zodíaco están, según la tradición, en co­ estancia en la clínica. Xas partes del cuerpo que correspon­
rrespondencia con el cuerpo humano y de una forma que den a los signos situados en las cúspides de estas casas, son
parece razonable; la experiencia lo verifica con bastante generalmente puntos débiles.
exactitud. Con todo lo que hemos dicho ya, podemos pasar a exami­
Los diversos órganos o partes del cuerpo que están in­ nar el ejemplo, en el que encontramos las siguientes indica­
fluenciados por los signos del Zodíaco y accesoriamente por ciones:
las casas correspondientes a éstos, son los siguientes: Saturno domina el tema, por lo tanto la salud necesita
cuidados, pero esto no significa que la salud tenga que ser
La cabeza en general y el cerebro por Aries o la I a casa. mala (Saturno exaltado). El Sol está debilitado en Acuario,
El cuello, la garganta, el cerebelo, la boca y las orejas por Tauro o la 2a casa.
en cuadratura con Júpiter y Urano, lo que confirma que la
Los brazos y los pulmones por Géminis o la 3a casa.
La caja torácica y el estómago por Cáncer o la 4a casa. vitalidad es restringida, tendencia hereditaria: pueden surgir
La espalda, el corazón y la espina dorsal por Leo o la 5a casa. perturbaciones nerviosas. El Ascendente está en trígono con
El abdomen, los intestinos y el hígado por Virgo o la 6a casa. Neptuno, en sextil con Marte y en trígono con el Sol: estas
Los riñones, la región lumbar y los órganos sexuales externos por Escorpio o la indicaciones dejan entrever que el organismo es capaz de
8a casa. defenderse, asegurando así una larga vida. Por la posición
La cadera, los muslos, los nervios y las arterias por Sagitario o la 9a casa.
Las rodillas, los huesos, las articulaciones, los dientes y la piel por Capricornio o la
de Neptuno, podemos ver que para conseguir este propósito
10a casa. será muy importante la vida al aire libre y una existencia lo
Los miembros inferiores (de las rodillas o los pies) y la sangre por Acuario o la más pura posible. Marte en Sagitario, en conjunción con la
11a casa. Luna, puede dar irritaciones nerviosas, fatiga y posibles acci­
Los pies y el sistema linfático por Piscis o la 12a casa. dentes en los muslos (probablemente en el fémur izquierdo,
sobre la rodilla). El aspecto positivo de Saturno y la buena
La presencia de un planeta en un signo o en una casa, tal posición de Neptuno en la casa IX (correspondiente a Sagita­
como Marte, Saturno, Urano o Neptuno, indícala, posibilidad rio) permiten suponer que no será grave.
de problemas en relación con este planeta y afecta al órgano' Saturno en Libra puede dar particularmente enlenteci-
o parte del cuerpo dominado por este signo o casa. Esta posi­ miento de las funciones renales y como consecuencia tras­
bilidad es probable cuando en el tema encontramos un punto tornos renales y posiblemente cálculos, arenilla, etcétera. Los
de correlación. Pero es necesario ver si la posición de Júpiter * buenos aspectos de Saturno permiten descartar las enferme­
o accesoriamente la de Venus y sus aspectos, corrigen la indii¡ dades demasiado serias. Urano en Escorpio aportará pertur­
cación obtenida. baciones espasmódicas en el ano (hemorroides, flebitis) o
Para situar exactamente la parte del cuerpo amenazada, e$ alguna complicación imprevista de los órganos sexuales
necesario considerar que el principio del signo representa la (próstata, etcétera). Su cuadratura con Mercurio confirma
parte superior, la mitad del signo la parte media y el final del las perturbaciones nerviosas o de fatiga.
signo la parte inferior. Las casas impares corresponden a la Júpiter en Tauro, posibilita enfermedades inflamato­
parte izquierda en los hombres y a la derecha en las mujeres y rias en la garganta.

128 129
En resumen, un organismo sano, pero de constitución un
poco débil, sobre todo desde el punto de vista nervioso. Se ha
de vigilar el sistema linfático, los intestinos y el hígado (sig­
nos en las cúspides de las casas VI y XII).

XXI
. • ¡ . " /
s

LA ORIENTACION PROFESIONAL

Este apartado no es menos importante que el de la salud.


Tiene mucho valor poder encaminar en lo posible a un niño
en la vía más adecuada a su temperamento.
Si los planetas activos, Marte, Sol y Júpiter tienen una
posición evidente y fuerte; si hay un predominio de signos
o casas cardinales en el tema, o si los signos cardinales ocu­
pan los ángulos del tema; si la mayoría de los planetas son
orientales y sobre el horizonte, el sujeto tiene gran iniciativa
personal. Debe actuar y dirigir, no servir.
Si por el contrario, el tema es llano, sin relieve, si anuncia
pocas oportunidades; si hay predominancia de signos comu­
nes o de planetas pasivos, Venus, Luna, Neptuno, el sujeto ha
nacido para ser colaborador, empleado, subordinado u ob­
servador.
Los casos dudosos, o la predominancia de signos fijos,
tienden a posiciones semi-independientes, semi-subalternas:
puestos de confianza, asociaciones, etcétera.
En el primer caso, es necesario consultar sobre todo el
Medio Cielo o la casa 10, los planetas que la rodean, sus
aspectos, etcétera.
En el segundo caso, especialmente la casa VI.
Lá situación del Sol en el signo, casa y aspectos juega
también un papel importante así como el Ascendente o domi­
nante y los planetas más importantes.
Aquí, la intuición y el juicio tienen una preponderancia
especial. El campo de las profesiones es actualmente tan com­
plejo que tan sólo se puede proceder por símbolos y aproxi-
130 131
mariones. Más que para la salud, es necesario combinar y tres son orientales; el Sol está en un signo fijo. Venus (planeta
amalgamar en una fórmula, lo suficientemente amplia, todas regente) en un signo mutable; los planetas están situados
las indicaciones obtenidas mediante el análisis del tema. sobre todo en signos fijos y mutables. Estas constataciones
Tomados aisladamente los planetas tenemos: excluyen la posibilidad de una posición independiente, como
El Sol: empleos honoríficos y brillantes en relación con mínimo el sujeto puede aspirar a una alta posición adminis­
el poder y la riqueza (dirigente, financieros, joyeros, etcé­ trativa, un puesto de confianza.
tera). Libra le inclina hacia las artes y las profesiones poco acti­
La Luna: las profesiones especialmente manuales relaciona­ vas y representativas; Cáncer implica las posiciones públicas,
das con el agua y los líquidos, los viajes y las funciones pu­ las ocupaciones bastante inestables; Saturno indica una profe­
blicas de orden subalterno (marino, restaurador, funcionario). sión ardua, más o menos científica; el Sol, en conjunción con
Mercurio: todos los trabajos en los que la pluma, la pala­ Mercurio en Acuario, da algo parecido; la cuadratura exacta
bra y la inteligencia tengan un papel preponderante. de Urano le añade un toque de origininalidad, de independen­
Venus: ocupaciones relacionadas con el arte, el lujo, el cia, de ciencia y progreso. El signo de Piscis, en la casa VI,
sentimiento, la belleza (artista, comercio de objetos de lujo, evoca ante todo las administraciones. Hay un bonito sextil de
etcétera). Júpiter en Tauro con el Medio Cielo, que hace pensar en los
Marte: los trabajos con el fuego, el hierro y el acero, o los empleos de confianza o de grado elevado.
que permiten la autoridad o la acción violenta y ruidosa (mi­ La conclusión es difícil; existe poca cohesión en este
litar, metalúrgico, cirujano, etcétera). conjunto de datos. El sujeto puede ocupar cualquier empleo
Júpiter: todas las posiciones relacionadas con la ley, la administrativo, público o privado: secretario, director, agen­
religión, las finanzas o el comercio al por mayor (magistrado, te, etcétera. Lo ideal sería un puesto de confianza en un
banquero, etcétera). empleo científico o progresista.
Saturno: las profesiones que exigen perseverancia, aplica­ Para terminar este capítulo, remarquemos —la advertencia
ción y una cierta ciencia, sobre todo en el campo de los bie­ es importante— que la elección de una profesión debe estar
nes y minero (agricultor, plomero, encargado, científico, relacionada con las posibilidades físicas del individuo. Sería
gestor, etcétera). poco prudente aconsejar la carrera de medicina o de derecho
Urano: las ocupaciones nuevas y originales que dependen a una persona de salud precaria. Aunque, estudiando las pro­
del progreso, del pasado tradicional y de las grandes adminis­ babilidades de fortuna, se pueda determinar cual es entre
traciones (anticuario, aviador, electricista, ocultista, etcétera). todas las orientaciones posibles la más remunerada.
Urano da un espíritu poco perseverante y que desea estar Esta cuestión se trata en el capítulo siguiente.
cambiando continuamente.
Neptuno: todos los negocios u ocupaciones relacionadas
con lo misterioso, el fraude, lo lejano, lo inaccesible, el ex­
tranjero, el psiquismo y la intuición irnedmui, traficéiiue ue
drogas, combinaciones geniales, misticismo, etcétera). Neptu­
no inclina a la búsqueda de los medios de salida fáciles.
Podemos aplicar todo esto al tema que utilizamos como
ejemplo.
El Ascendente está en un signo cardinal al igual que el
Medio Cielo; tan sólo dos planetas están sobre el horizonte,

132 133
XXII

LAS PROBABILIDADES DE FORTUNA

Las posibilidades de fortuna dependen de forma general


de la situación más o menos favorable, por posición y aspec­
tos, del Sol, la Luna, Júpiter y Venus. Los buenos aspectos de
las luminarias son, como siempre, una buena indicación. Los
aspectos y la posición de Júpiter deben ser cuidadosamente
estudiados, ya que los aspectos desfavorables de Neptuno,
Urano, Saturno y Marte son siempre muy perjudiciales y
anuncian grandes dificultades en las imposiciones y conser­
vación de los bienes.
Desde el punto de vista de las casas, es necesario consultar
la casa II para ver las ganancias obtenidas por el trabajo y la
economía, la casa V para las especulaciones, la casa VIII para
las asociaciones de todo tipo, los beneficios de los negocios
con asociados, las herencias, y la casa XI para las rentas de las
empresas.
La casa II es la más importante. Nos da las indicaciones
generales según el planeta que la ocupe (o en su defecto el
planeta regente), su fuerza general, sitó-aspectos.
También podemos consultar l^ c a sa JV,,para ver la situa­
ción en la última parte de nuestra victT.
En materia financiera, los planetas actúan de la siguiente
forma:
El Sol: da buenas rentas a través de las relaciones, pero a
un precio muy elevado.
La. Luna: da una fortuna cambiante, unida fuertemente
a las circunstancias y a los favores públicos.
Venus: otorga una fortuna fácil, en la que no existen las

135
inquietudes, pero sin un notable progreso; los recursos están
equilibrados con los gastos, sobre todo éstos están consagra­ permite augurar algún éxito al final de la vida, éxito que será
dos al lujo y los placeres. controvertido.
Mercurio: concede el éxito de repetidas ganancias, peque­ La Rueda de 1a E.ox-tun^-epuesta a Venus, muestra de
ñas y rápidas, y actúa de forma parecida a la Luna pero en nuevo la influencia desfavorable del sentimentalismo en el
circunstancias menos rastreras. resultado final; su trígono con la Luna en la casa III sugiere
Marte: todo se adquiere gracias al esfuerzo, la lucha y la apoyos femeninos útiles y ganancias gracias a escritos y
especulación, pero arruina fácilmente; su tendencia es des­ viajes; mientras que Marte, regente de la casa II, está situado
truir la fortuna dando muy poco, incluso con buenos as­ también en la casa III. El sextil de este último planeta con
Saturno muestra que, a pesar de todo, la fortuna será relati­
pectos. vamente estable, sin duda gracias al orden y la economía.
Júpiter: da gran fortuna, con unas posiblidades de creci­ Podemos concluir diciendo que su fortuna quizá progre­
miento casi ilimitadas. se, pero a través de la agitación, dificultades e incluso algunos
Saturno: hace que las ganancias sean difíciles, tiende ala reveses. El éxito nunca será completo.
pobreza y si da riqueza es a través de la economía constante.
Urano: otorga altos y bajos, o sea reveses de fortuna y
éxitos imprevistos, casi siempre de orden especulativo (en el
sentido amplio de la palabra: planes, combinaciones, riesgos,
etcétera). Las ganancias vienen de vez en cuando, casi nunca
son estables y continuas.
Neptuno: lleva a las posibilidades extremas, desde las
grandes fortunas hasta las caídas más vertiginosas. Siempre
existe en su forma de actuar algo de genio, de duplicidad.
En el caso que nos ocupa, ya hemos visto que la posición
de Saturno y de los planetas en general predisponen a que las:
ganancias sean difíciles, pero la posición de Saturno, exaltado
en Libra, otorga suerte de vez en cuando, a través de relacio­
nes, amistades, etcétera, mucho más que Venus, que es él
regente, situado en el signo dé Júpitér. Entre los otros plane­
tas no existe ningún tipo de índices favorables. 'í
La casa II, ocupada por Urano, indica una fortuna zaram
deada; las cuadraturas del Sol, Mercurio y la oposición de
Júpiter sugieren luchas violentas. El trígono con el Medió
Cielo puede dar ganancias de tipo administrativo. En la
casa V, Venus exaltado, pero retrógrado, en cuadratura corí
Neptuno, nos indica un éxito relativo por especulaciones.
La casa VIII es la más favorable ya que nos encontramos a
Júpiter en sextil con el Medio Cielo, con lo que existe la posi­
bilidad de una herencia o asociación que refuerce la situación
adquirida. La casa XI regida por el Sol situado en la casa IV,

136 137
XXIII

LA VIDA SENTIMENTAL

Este dominio particular está regido principalmente por


Venus y accesoriamente, por- la Luna en el KomErFJTpor el
Sol e%la mujer.
Debemos consultar Marte para la parte puramente sexual
de las uniones; los amores pasajeros los encontraremos en la
casa V,-reentras que el matrimonio y las uniones serias en
la casal VII. / .
IguaL'que en los anteriores capítulos, los planetas o los
signos en evidencia proyectan su influencia general, facilitan­
do o complicando las cosas. Hemos de juzgar tal y como lo
hemos venido haciendo hasta ahora, o sea teniendo en cuenta
las tendencias especiales de cada planeta. El signo situado en
la cúspide de la casa VII nos da a veces una imagen de las
circunstancias o los motivos del matrimonio. Un planeta si­
tuado cerca del Ascendente, la casa I, a menudo augura el
bien o el mal en el matrimonio, según sea su influencia parti­
cular. Lo mismo ocurre con los planetas situados en la
casa VII.
Para juzgar la suerte del matrimonio es necesario hacer
una síntesis de los índices favorables y desfavorables y emitir
una opinión en consecuencia. Los significad ores bien situados,
sobre todo en signos de agua; los aspectos de Marte, buenos
o malos, sobre todo con Venus y la luminaria regente; la
ausencia de aspectos disonantes de Saturno son las indica­
ciones de un matrimonio o una unión precoz.
El problema es muy complejo y exige una explicación
más amplia.

139
s . > , , ■ f i

Los planetas actúan en el dominio sentimental de la si­ tura de Neptuno con Venus (además retrógrado) y la semi-
guiente forma: cuadratura Luna-Urano son otros ejemplos; por otra parte
El Sol: da sentimientos honorables y acuerda un matri­ Aries se encuentra en la casa VII y la conjunción Marte-Luna
monio brillante, a menudo a edad mediana. indica mucha impulsividad y al mismo tiempo grandes dificul­
tades. El sextil Luna-Venus, no demasiado fuerte, da un poco
La Luna: vuelve los sentimientos inciertos, cambiantes,
pero inplina hacia el matrimonio o la unión temprana. de armonía o de ayuda al conjunto y el sextil Marte (regente
Mzx£MÍo : tiende al flirteo, a las uniones fugaces así de la casa VII) con Saturno modera y estabiliza un poco las
indicaciones anteriores.
como al matrimonio conveniente.
Venus : deja vivir y amar, atrae mucho pero sabe desenvol­ El matrimonio parece que será temprano, en unas condi­
verse en caso de necesidad; empuja muy pronto al matrimo­ ciones impulsivas e inquietantes. No se ve ningúp tipo de rup­
nio y al sentimiento. tura, al contrario, la unión conyugal parece que se mantendrá
Marte: da sentimientos impetuosos, demostrativos y celo­ por la fuerza de los acontecimientos, pero el carácter “mar­
sos, lo que a menudo conduce a conflictos y violencias; ciano” y “uraniano” del matrimonio dan la posibilidad de
también inclina a los amores precoces. sufrir muchas luchas y conflictos serios. La cuadratura Venus-
Júpiter: da sentimiento de deber, hace amar a la familia Neptuno le impide además la esperanza de felicidad en el
más que al amor y vive intensamente en el marco de sus prin- matrimonio y mucho menos en las uniones irregulares.
pios. Asegura un matrimonio confortable y feliz. Se puede decir, en un tema parecido, que es casi como
Saturno: los sentimientos que otorga son un poco exube­ una apuesta buscar la felicidad por las vías ususales. El tempe­
rantes y más bien interiores y tímidos, pero perseverantes y ramento es demasiado amplio y el ideal demasiado intenso.
fieles; casi siempre es el que da contrariedades y tristezas. El A esta persona le falta un poco de ponderación para ser capaz
matrimonio es tardío y raramente feliz; también da uriá pre­ de exteriorizar lo que podríamos llamar “el amor universal”,
disposición al celibato, según los aspectos. el amor altruista, el amor desinteresado. Neptuno, que domi­
Urano: inclina hacia el romanticismo, lo inesperado; con* na el tema, expresa un misticismo que concordaría muy bien
vierte a la persona en impulsiva e independiente, pocas veces con el espíritu de sacrificio y comprensión que le dan los
da felicidad en el matrimonio ya que tiende a las experiencias signos de Acuario, Libra y Piscis. Con este rápido análisis
inconvencionales, a la incomprensión, a la discordia, a las vemos cuan delicado es el campo sentimental y cómo puede
separaciones. influenciar, más que la salud, en la vida de una persona.
Neptuno: hace a la persona idealista, contemplativa é Hemos visto una prueba de como se pueden conjugar
inclina a los sentimientos caóticos y extremos: amor plató* todos los elementos de un tema y que es absolutamente nece­
nico o depravación, comunión de almas o seducciones. Toda­ sario examinar el tema por completo antes de dar un juicio
vía con menos frecuencia que Urano, da armonía en la fami­ sobre cualquiera de sus partes.
lia e introduce casi siempre un elemento de fatalidad: vicio
o cualquier incompatibilidad.
En el tema que estamos interpretando, ya hemos visto
que en el campo sentimental es una persona muy activa y
densa. Podríamos decir mucho al respecto, pero limitémonos
a lo esencial.
Es inútil remarcar que Saturno en el Ascendente es ya
una indicación poco favorable a la felicidad íntima; la cuadra- á

140 141
XXIV
LOS HIJOS

La cuestión de los hijos es mucho más compleja que la del


matrimonio y por lo tanto emitir un juicio sobre este tema es
difícil. Por esta razón tan sólo diremos algunos conceptos
generales.
En general se considera la casa V como regente, así como
los planetas que la ocupan o la gobiernan, independientemen­
te del signo ascendente y de los planetas predominantes.
Los signos de agua son particularmente fecundos, los sig­
nos de fuego y Capricornio tienden hacia la esterilidad o a
una descendencia reducida. Los demás signos dan una familia
media.
Las afecciones de los planetas importantes en el tema, in­
dican retrasos, dificultades o peligros que tienden a disminuir
el número de hijos.
Esto ocurre sobre todo si Marte, Saturno, Urano o Nep-
tuno ocupan la casa V o, por reacción la casa XI, o sea la
opuesta.
Venus, la Luna y Júpiter actúan en sentido contrario y
tienden a aumentar o favorecer la procreación.
Señalemos, aunque esta regla sea delicada de aplicar, que
el sexo de los hijos puede ser determinado por los planetas y
las casas.
Ya hemos visto que los signos son alternativamente posi­
tivos y negativos, al igual que las casas. Los planetas femeni­
nos son la Luna, Venus y Neptuno; los planetas masculinos
son el Sol, Marte, Saturno y Urano; según ciertos autores Jú­
piter sería masculino, mientras que para otros es femenino;
Mercurio es neutro.

143
Según esta regla, el primer hijo estaría representado en un
tema masculino por la casa V y en un tema femenino por la
casa IV. El segundo pertenecería a la casa VII o VI, según el
sexo y así sucesivamente. Al saber el sexo del planeta que
ocupa la casa en cuestión, el del signo en su cúspide, el de
planeta regente, el del signo y la casa que ocupa, podemos de­
ducir si el resultado será masculino o femenino.
XXV
Es un trabajo delicado ya que los elementos de base son a
menudo muy contradictorios y por lo tanto los resultados
LOS VIAJES
que podemos obtener no son del todo satisfactorios.
En el tema que nos sirve de ejemplo, vemos fácilmente
que los pronósticos se inclinan por una familia poco numero­
Esta es una de las últimas cuestiones que puede estudiarse
sa. El primer hijo, representado por Venus (planeta feme­
en la interpetación del tema natal.
nino) en el signo de Piscis (signo femenino) y accesoriamente Los planetas que inclinan a los desplazamientos son: Mer­
por Júpiter en el signo femenino de Tauro, en una casa feme­
curio, Luna, Marte, Urano y en ocasiones Neptuno. Si estos
nina (la VIII), sería del sexo femenino, pero su nacimiento
planetas se encuentran en los ángulos del tema, si existe un
acaecería bastante tarde. (Venus retrógrado).
predominio de signos cardinales o mutables, si estos mismos
Aconsejamos al principiante que en todos los casos se ha
de avanzar prudentemente en el estudio de estas reglas un signos ocupan las cúspides de las casas III y IX, casas de los
viajes, podemos decir que los desplazamientos serán conti­
tanto particulares, reglas que explicamos para que cada uno
pueda hacer un juicio completo. nuos. En todo caso se juzgará comparando el número de índi­
ces favorables y desfavorables en los viajes.
Saber si se va a viajar mucho tiene un interés relativo. Es
más útil saber si es oportuno viajar o quedarse en el lugar de
nacimiento y eventualmente, salir.
Si la casa IV es desfavorable, si en ella se encuentra por
ejemplo un planeta maléfico, es preferible quedarse en la
ciudad natal.
Para saber hacia donde puede ser útil viajar, es necesario
buscar en el tema cual es el planeta que más promete, consi­
derando su importancia en este orden: Júpiter, Venus, Sol
y Luna.
Cuando se ha determinado cual es el planeta favorable en
el tema, se ha de situar la dirección que representa, con rela­
ción a las que figuran en el tema y que son, como sabemos:

Ascendente: Este Medio Cielo: Sur


Descendente: Oeste Bajo Cielo: Norte

144 145
De esta forma, en el tema que estamos interpretando, los
jequeños desplazamientos están bien aspectados por Marte y
{a Luna en Sagitario, en la casa III. Neptuno en la IX indica *
la posibilidad de un largo viaje por mar, pero como los signos if. *.
fijos están bastante ocupados, podemos concluir diciendo
que el deseo de viajar sobrepasará siempre las posibilidades,
o que estos viajes estarán siempre condicionados por las Hemos visto las principales Cl. stiones que pueden presen­
circunstancias. tarse, tratando de formular las reglas, simplificadas en lo posi­
El Sol está en la casa IV, diversamente aspectado, y no ble, para cada caso.
da ninguna indicación útil en cuanto cual es la mejor direc­ Creemos que estas normas bastarán para un estudio pre­
ción. Si nos referimos a Venus, bien aspectado por la Luna, paratorio. Si el estudiante desea profundizar puede arriesgarse
mal aspectado por Neptuno, podríamos elegir la dirección a estudiar las múltiples teorías y tradiciones que existen, pero
Norte-Oeste, dirección dada por la casa V y situada entre el esto debe hacerse una vez se hayan dominado las dificultades
Bajo Cielo (Norte) y el Descendente (Oeste). iniciales.
En un caso similar, el lugar elegido para el viaje debe
estar alejado de la casa que ocupa el planeta considerado y a
la mayor distancia posible de la cúspide de la casa IV. Por
esta razón, las casas III y V indican los lugares más próximos,
la II y la VI los puntos más alejados dentro del país o del
territorio en que se vive normalmente; la casa X indica las
antípodas.
Si en nuestro ejemplo nos refiriésemos a Júpiter en lugar
de Venus, situado en la casa VIII, escogeríamos entonces la
dirección O.-S.-O. y la distancia que nos aportaría esta casa;
nos llevaría hacia América (Brasil o California).
En lo que concierne a la residencia propiamente dicha,
recomendamos lo siguiente:
Si dominan los signos cardinales, elegir una casa que
pueda verse fácilmente (por ejemplo en una esquina) y en un
piso alto. ■
Si dominan los signos fijos, elegir la casa en mitad de una
calle y mejor en un piso bajo.
Si los dominantes son los signos mutables, elegir las últi­
mas casas de una calle, en un terreno llano.
De nuevo hemos de decir que estas indicaciones las damos
sin plena convicción en cuanto a su absoluta eficacia, sin em­
bargo creemos que.estas pautas de conducta parecen formula­
das de forma lógica.
>

147
146
TERCERA PARTE

CALCULO DE LOS ACONTECIMIENTOS


XXVI

LAS DIRECCIONES O PROGRESIONES

Este capítulo precisa una introducción ya que, al margen


de los sorprendentes problemas que suscita el estudio de la
Astro-dinámica, ha demostrado ser el que produce más com­
plicaciones.
Llamamos Direcciones a las nuevas combinaciones forma­
das por los planetas que se han hecho “progresar”, es decir
avanzar, en el tema natal siguiendo un sistema especial. Estas
combinaciones se forman, bien entre los planetas progresados
y los planetas “radicales” —.es decir del tema natal—o entre
ellos mismos. Cada una de estas combinaciones se considera
relacionada a un hecho o a una situación concreta de la vida
de una persona.
También pueden ser programados los ángulos de un tema,
sus consecuencias son las mismas.
Por tanto el cálculo de las direcciones permitirá predecir
el probable desarrollo de los hechos en una vida de la que se
conoce el punto exacto dé partida.
Más o menos ésta es la definición teórica. En la práctica
es distinto.
Existen muchos sistemas de direcciones con éxitos en su
activo y fracasos en su pasivo. La mayoría de estos sistemas
están basados en la progresión del movimiento solar, pero la
forma de calcularla varía de un sistema a otro. Analicemos
rápidamente algunos de estos sistemas, los más corrientes,
aquéllos en los que la experiencia nos ha probado su eficacia.
Cualquiera que sea el sistema de direcciones utilizado,
existen tres principios que no debemos olvidar.

151
El primero es que las direcciones actúan siempre en fun­
ción de los impulsos derivados del tema natal. Es decir que,
si la fortuna la encontramos en el tema inicial, una dirección
contraria no constituirá más que un ligero retraso o un estan­
camiento. Por el contrario, si las dificultades financieras están
indicadas en la carta natal, la misma dirección desfavorable
acentuará estas dificultades hasta causar eventualmente la XXVII
ruina.
El segundo principio es que el efecto de las direcciones SISTEMAS DE DIRECCIONES SIMBOLICOS
varía según la fuerza de los planetas en juego, sus aspectos, la
fuerza de las casas o signos en los que están situados, etcétera.
A este respecto los signos y casas cardinales son evidentemen­ Incluimos en este capítulo los sistemas que consisten en
te los más activos. progresar uno o todos los planetas, de tal forma que no existe
El tercer principio es que la determinación de la fecha una correspondencia astronómica.
exacta de un hecho depende, no del resultado matemático; Algunos autores, sobre todo en Inglaterra, han aportado
del cálculo que se realiza a tal efecto sino de la combina­ una serie de sistemas, que no quisiéramos criticar, pero que
ción de los tránsitos y configuraciones mundiales en juego —a primera vista—nos parecen fantasiosos. Semejantes siste­
en la época .considerada. mas complican todavía más la cuestión debido a la variedad
Este último punto lo aclararemos más adelante. Digamos de sistemas propuestos, la elección adecuada no se basa en
solamente que llamamos “tránsito” al paso efectivo de un una regla determinada sino que es el propio estudiante el
planeta sobre la posición que éste o cualquier otro ocupa en que ha de decidir.
el tema natal. El sistema más conocido, el más lógico, y que se aproxi­
Examinemos ahora algunos sistemas de direcciones. ma al que examinaremos enseguida, es el que consiste en
progresar todos los planetas un grado por año. Da buenos
resultados y tiene la ventaja de ser simple y rápido.
Por ejemplo, en el tema que hemos examinado anterior­
mente, el Sol se encontraría en el 15° año, o sea el 1 de fe­
brero de 1909, 13° T 4-15° o sea a 28° 7’ de Acuario; Marte
a 21° 52’ + 15° por lo tanto a 6° 52’ de Capricornio y así
sucesivamente.
Debemos examinar los efectos que pueden tener los pla­
netas en las nuevas posiciones por signos, casas y por aspec­
tos y concluir las posibilidades adecuadas al nuevo año.
Por ejemplo, en el caso que nos ocupa, vemos que Urano
estará en conjunción con Marte radical (es decir el de naci­
miento) a los 36 años y 3 meses. Como estos dos planetas
dominan la casa II (la fortuna), se puede deducir que esto
será una amenaza de problemas financieros. En la vida de esta

153
152
persona los problemas surgirán de mayo a agosto de 1930:
una gran ganancia inesperada seguida inmediatamente de una
pérdida de igual magnitud.
La progresión de Saturno sobre Urano radical correspon­
de al año 1914, fecha de la guerra. La de Júpiter sobre Nep-
tuno radical coincide con la muerte de uno de los padres y
es importante resaltar que Júpiter ocupa la casa VIII.
A los estudiantes que se interesen por este sistema les XXVIII
serán muy útiles las obras de Magi Aurélius y de sus discípu­ (* "' J > ' ■, ; /

los, Eudes Picard, Giné Brahé y Tiniajeary. SISTEMA DE DIRECCIONES SECUNDARIAS


Insistimos en que en este sistema los planetas progresados
conservan entre ellos los mismos aspectos que en la carta
natal y sólo forman nuevos aspectos con los planetas radi­ Los dos sistemas de direcciones que corresponden a los
cales. ;■ acontecimientos en el mundo astronómico sé denominan sis­
Digamos para terminar, que una variante de este sistema tema de direcciones primarias y sistema de direcciones secun­
de Direcciones, ciertamente poco rebatible, consiste en hacer darias.
progresar todos los planetas, no un grado por año,, sino el reri Quizá deberíamos comenzar por la exposición del sistema
corrido real efectuado por el Sol, según las Efemérides, du­ de direcciones primarias; pero, aunque no deseamos exten­
rante tantos días después del nacimiento como años hayan dernos por las razones que explicaremos en el próximo capí­
transcurrido entre el año de nacimiento y el año para el que tulo, la comprensión de este sistema se facilita por la explica­
se buscan las direcciones. (6 días para 6 años, 15 días para ción del sistema de direcciones secundarias. Veamos en qué
15 años, y así sucesivamente.) Esta variante se relaciona con consiste:
el sistema siguiente. La carta natal fija la posición de los planetas en un mo­
mento determinado, que corresponde al nacimiento. Pero es
evidente que los planetas continúan su curso en el cielo y que
sus posiciones varían constantemente. El Sol, por ejemplo,
progresa casi un grado por día en el Zodíaco.
Partimos pues del principio —cuya justificación existe,
pero es bastante delicada y compleja --de que cada día de
progresión de los planetas corresponde a un año de tiempo en
la vida del individuo y que las progresiones del 20° día, por
ejemplo, corresponden a las del 20° años, las del 21° día a
las del 21° año, etcétera.1
En otros términos, el tema natal domina toda la existen­
cia, pero corresponde especialmente al primer año de vida. Si
queremos obtener, para un determinado año X, las progresio-
•/ , • , ’ . ’í {• { ■‘•■ ;

1. La justificación fundamental es la siguiente: al cabo de un año, hay un


día (sideral) de diferencia entre el tiempo solar y el tiempo sideral.

154 155
nes que permiten determinar los acontecimientos del año Efemérides para el 10 de marzo de 1894, al mediodía (38°
en cuestión, basta fijar las posiciones planetarias del día X día de progresión).
después del nacimiento. Una vez realizado esto —es preferible inscribir las posi­
Aquí se nos presenta la primera dificultad. ciones progresadas alrededor de la carta radical para poderlas
Las Efemérides dan las posiciones planetarias para el comparar mejor—confeccionaremos la lista de aspectos:
mediodía; y lo más frecuente es que la carta deba ser calcu­ I o entre planetas progresados;
lada para una hora distinta. 2o entre planetas radicales y progresados,
Es evidente que la carta natal progresada debe calcular­ determinando proporcionalmente la época aproximada del
se también para fa misma hora del nacimiento, esta hora con­ aspecto exacto.
siderada en progresiones, corresponde a la hora del naci-
, ' ! • • . J .
Una palabra en lo que concierne a la Luna, que es Un
miento. cuerpo celeste de progresión rápida (una media de 13° por
En nuestro ejemplo, las posiciones planetarias para el día). Es preferible anotar en una lista especial los aspectos
primero de febrero de 1930, que es el principio del 37° año, que forma con los demás planetas, tanto radicales como
deben calcularse para el 37° día, o sea para el 9 de marzo de progresados.
1894 a las 22 h. 30 m. Esta carta contendrá, pues, la trama de Para determinar el momento aproximado del aspecto, es
los acontecimientos posibles del primero de febrero de 1930 necesario anotar la progresión total de la Luna en el día con­
al 31 de enero de 1931. siderado, dividirla por 12 y considerar que cada fracción
Este método de trabajo tiene un inconveniente; obliga a’ obtenida (aproximadamente de I o a I o 15’) mide un mes de
calcular de nuevo todas las posiciones planetarias, excepto en tiempo.
el caso de que la hora de nacimiento fuera al mediodía. No La aplicación práctica de estas nociones, que pueden
obstante, es fácil sortear la dificultad sin complicar el proble­ resultar un poco complicadas al principio, fijará netamente
ma por otra parte. las ideas.
Podemos razonarlo como sigue: si el primero de febrero En la carta natal reproducida en la página 126, hemos
corresponde a las 22 h. 30 m., hay una fecha del año que inscrito en el penúltimo de los círculos exteriores, denomi­
debe corresponder al mediodía. ¿Cuál es esta fecha? nado “Direcciones 1930”, las posiciones planetarias que
Según el sistema de direcciones secundarias, 24 horas de resultan de las Efemérides para el 38° día, o sea el 10 de
progresiones corresponden a 12 meses; 1 hora de progresión marzo de 1894, como acabamos de ver.
corresponderá pues a medio mes y 10 h. 30 m. de progresio­ Observando las Efemérides, encontramos anotados
nes (intervalo del mediodía a las 22 h. 30 m.), corresponde casi todos los aspectos entre loá planetas progresados y,
a 5 meses y 1/4 aproximadamente. q : afortunadamente, los formados por la Luna. Esto nos facilita
Como el mediodía del 37° día se coloca antes de la horá considerablemente la búsqueda de los aspectos en juego y la
del nacimiento, la fecha que corresponde al mediodía de'las confección de la lista de la que hemos hablado anteriormente.
Efemérides está igualmente antes de la fecha de nacimientó Debemos buscar seguidamente los aspectos que se forman
—5 meses 1/4 antes— o sea alrededor del 25 de agosto de' en relación a las posiciones natales (radicales) de los plane­
1929. Puesto que debemos calcular los acontecimientos rela­ tas, para estos mismos planetas y la Luna progresados. Hemos
tivos al año 1930, parece más lógico y más fácil, en un caso hecho una segunda lista anotando aparte, para facilitarlo, los
similar, considerar que la carta natal que debemos establecer aspectos de la Luna.
corresponderá a un aniversario del 25 de agosto de 1930. Quede claro, que al considerar cada aspecto, debemos
Bastará para esto transcribir las posiciones dadas por las calcular el momento exacto del aspecto. Así la Luna progre-

156 157
Luna progresada con los planetas progresados
sada forma un trígono con Marte radical en el transcurso
año que nos ocupa. Este aspecto, casi a punto de cambiar a] Luna oposición Saturno finales de julio de 1930
mediodía, o sea el 25 de agosto de 1930, tiene su efecto má^ ” sextil Venus principios de mayo de 1930
” . trígono. Medio Cielo finales de 1930
ximo teórico antes de esta última fecha. Veamos en quí
” semi-sextil Sol mediados de abril de 1930
momento. . * * . ’ i . v’ i
” semi-sextil Mercurio mediados de octubre de 1930
La Luna recorre durante la jornada del 10 de marzo de ” semi-sextil Júpiter finales de agosto de 1930
1894 una distancia de 13° 32’, para el 12.° mes de progre­ semi-cuadratura Neptuno mediados de setiembre de 1930
sión, ó I o 8’ aproximadamente. Como la distancia entrevia
cúspide del aspecto exacto Luna-Marte radical y la posición Planetas progresados con los planetas radicales
de la Luna progresada al mediodía del 10 de marzo, o sea Ninguno para 1930
21° 9’ de Aries, es de 3o 17’, rápidamente vemos que el
aspecto vence tres meses antes aproximadamente, o sea $ Con orbe: (cuadratura Venus-Urano radical; cuadratura Sol-
finales de mayo de 1930. Marte radical; sextil Soí-Júpiter radical; trígono Sol-
Una pequeña complicación suplementaria aparece cuando Mercurio radical; cuadratura Venus-Urano radical;
trígono Marte-Júpiter radical; cuadratura Venus-
se calcula el momento del aspecto exacto de los dos planeta? Júpiter radical; sextil Venus-Marte radical; cuadratura
progresados. Calculemos, por ejemplo, este momento para la Mercurio-Luna radical)
oposición Luna progresada sobre Saturno progresado señala­
da en las Efemérides. T: Luna progresada con los planetas radicales
Saturno recorre en la jornada del 9 al 10, donde transcu­
rre este aspecto, cuatro minutos y la Luna 13° 20’. La distan­ Luna trígono Marte finales mayo de 1930
>> oposición Ascendente principios febrero de 1930
cia entre ellos el 9 de marzo al mediodía es de 12° 21’. La,v. n cuadratura Medio Cielo finales junio de 1930
cuestión se reduce a un problema conocido de aritmética: n trígono Luna finales de 1930
dos móviles están separados por una distancia de 12° 21’ y se i) semi-sextil Júpiter finales mayo de 1930
desplazan a velocidades distintas, en sentido inverso, (Saturno semi-cuadratura Neptuno mediados setiembre de 1930
es retrógrado) de 13° 20’ y 0o 4’. ¿Cuánto tiempo transcurri­ semi-cuadratura Venus principios abril de 1930
i* oposición Saturno finales agosto de 1930
rá hasta encontrarse?
Enseguida vemos que el aspecto ha debido ser exacto
aproximadamente cuando ha transcurrido un mes, o sea á Estas cuatro tablas pueden resumirse en la lista siguiente,
finales de julio de 1930. presentada por orden cronológico:
. *. * • " . ' •. • • *
De esta forma obtenemos, revisando la carta, la tabla de Enero 1930 Ninguna dirección
aspectos siguientes para el año 1930. Febrero 1930 (principios) Luna progresada opuesta al Ascendente radical
Marzo Ninguna dirección
Abril (principios) Luna progresada semi-cuadratura Venus radical
Planetas progresados entre si Abril (mediados) Luna progresada semi-sextil Sol progresado
Mayo (principios) Luna progresada sextil Venus progresado
Sol semi-sextil coa Venus en agosto de 1930 Mayo (finales) Luna progresada trígono Marte radical
Con orbe: Mercurio sextil Júpiter (finales de 1931) Luna progresada semi-sextil Júpiter radical
Marte sextil Urano (después de 1926) Junio (finales) Luna progresada cuadratura Medio Cielo radical

159
158
i
transformarse poco a poco en el sentido indicado por el signi­
Julio (finales) Luna progresada oposición Saturno progresado
Agosto (finales) Luna progresada semi-sextil Júpiter progresado
ficado del signo. Lo mismo ocurrirá en un grado más o menos
Luna progresada oposición Saturno radical pronunciado con las demás cúspides de las casas, según su
Sol progresado semi-sextil Venus progresado importancia.
Setiembre (mediados) Luna progresada semi-cuadratura Neptuno progresado En resumen, para el significado de los aspectos progresa­
y Neptuno radical dos, hemos de tener en cuenta:
Octubre (mediados) Luna progresada semi-sextil Mercurio progresado
Noviembre Ninguna dirección I o La naturaleza de los planetas enjuego.
Diciembre (finales) Luna progresada trígono Luna radical 2o El poder de estos planetas.
Luna progresada trígono Medio Cielo progresado 3o La.fuerza y el tipo de aspecto.
4o El planeta que, por su movimiento, provoca el aspecto
convirtiéndolo en el más importante.
Antes de pasar a la interpretación de los aspectos es ne­
cesario considerar algunos puntos de importancia. 5o La casa de donde parte el aspecto.
Algunos autores juzgan a los planetas progresados según
El Sol, por ejemplo, puede haber cambiado de signo yi
las casas progresadas en las que están situados y a los planetas
concluiremos, en este caso, que el sujeto, conservando las
radicales según las casas radicales. Otros autores juzgan a los
tendencias indicadas en su carta natal, sufrirá ante todo las
influencias del signo en cuestión, siendo ésta una nota com­ planetas progresados exclusivamente referidos a las casas radi­
plementaria. cales. Creemos que este último método es el que quizá deba
Lo mismo ocurre con la Luna, pero en un grado menor, seguirse, sobre todo al principio del estudio.
sobre todo en el hombre. Podríamos reinterpretar completa­ En la interpretación que daremos del tema progresado,
mente el tema de los planetas progresados con el fin de calculado como lo hemos hecho anteriormente, ampliaremos
descubrir las modificaciones, los matices y en suma todo lo otros matices destinados a precisar algunos puntos particula­
nuevo que podamos añadir a la interpretación del terna; res o alguna de nuestras explicaciones precedentes.
radical.
La casa en la que se encuentra la Luna progresada tiene
también su importancia ya que las circunstancias y las cosas,
sumisas a la influencia de esta casa tendrán un papel prepon­
derante durante este tiempo.
Un punto importante a remarcar es: las casas, sobre todo
los ángulos de la figura, se progresan igualmente; es necesario
calcular sus posiciones progresadas. Para realizar esto añadiré*}
mos a la hora local, encontrada en el cálculo del tema natal,
la diferencia del tiempo sideral que transcurre entre el día dei
nacimiento y el que corresponde al año para el que se ha está^
blecido la progresión. .Ji
Teniendo como base el resultado obtenido, encontrare?
mos en la tabla las cúspides de las casas para el tema natal
progresado.
Constataremos que el Ascendente, como el Sol, ha cam­
biado de signo y podremos augurar que el carácter va a

160 161
XXIX

LA INTERPRETACION DE LAS DIRECCIONES

' v ; .*

Los planetas progresados actúan de la misma forma que


los planetas radicales, salvo, naturalmente, si consideramos
que su significado más adecuado está en relación con el signo,
la casa, etcétera.
I '

El Sol: representa todo lo masculino (padre, esposó, etcétera) y jerár­


quico (superiores), el crédito, la constitución, la vida.
La Luna : lo femenino (madre, f sposa, etcétera) y funcional (subordinados,
* .*
público),la saludólos c a m b i o s . ,
Mercurio:
. . . • * •
negocios, documentos, viajes, utilización de la inteligencia, y
también la juventud.
1 / . -i /
., . i •* i 'i'* *• ‘ ' •' ' • 1 \ ^ ' * •; . 1 V , j '

Venus: el amor, sentimientos, lujo, artes, belleza.


Marte: la iniciativa, la violencia, la acción, los hermanos, las heridas y
, . . ‘ ' ‘ t • % ■. . •, • . • • . . • , • ■ v • • . * 4 ■, ... •
■ f s '' i • •' \ . I

quemaduras,
i
/
las
,.
pasiones, los viajes.
• , • .... . ’ ‘ • ‘ t * ■ J

Júpiter: la fortuna, la filosofía, la ley, la religión, el gran comercio, el


1 •*1 l ' extranjero,los excesos^ ■'
Saturno: el esfuerzo, las penas, la enfermedad, la muerte, el frío, las
caídas, la vejez.. . •1 v
Urano: lo nuevo, el progreso, lo antiguo, lo oculto, lo inesperado, lo
romántico, las grandes asociaciones de orden social o político.
N eptuno:- el psíquismo, el misticismo, lo inexplicable, la fatalidad, la
*
depravación, la nostalgia, los viajes largos.
Ascendente: la salud, el entorno, el cambio, la suerte.
Medio Cielo: el crédito, la profesión, los negocios.

Podemos ahora interpretar nuestro tema.


Remarquemos ante todo un hecho importante y particu­
lar en el año 1930: Venus, planeta regente, antes retrógrado
se c.onvierte en directo. Comporta un giro en la vida y por tanto representa una precaria ayuda que permitirá esperar una sali-
un signo que hasta entonces acumulaba e intensificaba dificul­ sa a la situación precedente o una atenuación de las dificul­
tades se relaja poco a poco. Esta observación es importante. tades.
No insistiremos en que el Sol pasó de Acuario a Piscis; El sextil de Venus progresado (casa III progresada) sugie­
no tiene significación para el año que nos ocupa. re la idea de un viaje sentimental en el mes de mayo. Es
También el Ascendente cambió de signo después de bastante curioso anotar el antagonismo de los aspectos de
mucho tiempo, aportando más energía y firmeza al carácter. Venus radical y Venus progresado, lo que, después de cono­
Observemos que el Ascendente se aproxima a Urano, lo que cer al sujeto, puede significar una dualidad de sentimientos,
implica un próximo cambio en la salud o en el entorno con las dificultades resultantes.
(operación, separación, pérdida, desplazamiento, cambio de El trígono de Marte radical, hacia la misma época, permi­
orientación, etcétera), pero, ti la hora de nacimiento es te suponer, vista la naturaleza y la situación de Marte en la
exacta, este hecho no pertenece al año 1930. De todas formas casa III radical, un desplazamiento o un contrato de negocios
encontraremos signos preparatorios o precursores. sensiblemente lucrativo (Marte regente de la casa II), lo que
La Luna entra este año en la casa VII radical, lo que pare­ confirma además el semi-sextil con Júpiter radical.
ce anunciar que la actividad y los impulsos del sujeto se orien­ La cuadratura de la Luna con el Medio Cielo radical, en
tan hacia la asociación en todas sus formas: operaciones de junio, señala infaliblemente un cambio de situación. Tenien­
negocios, asociaciones, quizá matrimonio; estos factores son do en cuenta los indicios anteriores, podría significar un
preponderantes en su vida. arreglo amistoso que resultaría provechoso.
Veamos pues unas notas generales. Si estudiamos nuestra Por el contrario, en julio, la oposición con Saturno pro­
tabla cronológica de aspectos progresados, constatamos la gresado, que continua en agosto con Saturno radical, evoca
posibilidad de que aparezcan acontecimientos serios y a me­ la posibilidad de pérdidas imprevistas o de abusos de con­
nudo contradictorios. El estudio atento de estos aspectos nos fianza (Saturno progresado en la casa XII progresada) y sepa­
dará los siguientes indicaciones, que pueden precisarse toda-, ración (Saturno radical en la casa I y la Luna en la VII)
vía más en los tránsitos que explicaremos más adelante. familiar o de negocios.
No debemos buscar en ningún caso y sobre todo al princi­ Poco se puede decir hacia la misma época del semi-sextil
pio, obtener el máximo grado de precisión posible; Contenté-, de Júpiter progresado que, vista la fuerza del aspecto prece­
monos con aproximaciones; será más positivo para nuestro dente, no puede aportar ninguna corrección importante.
juicio y... para nuestra salud moral. El aspecto del Sol progresado en semi-sextil con Venus
La Luna progresada (VII-Aries), opuesta al Ascendente progresado y en movimiento directo, tiene más fuerza y
radical en febrero, deja entrever reacciones bastante penosas puede establecer una situación bastante comprometida.
en materia de relaciones (impopularidad, enemistades), al En setiembre, la semi-cuadratura de la Luna con Neptu-
mismo tiempo que un debilitamiento de la salud, o una afec­ no, radical y progresado, dejan entrever una situación com­
ción orgánica. pleja, verdaderamente caótica, engañosa, descorazonadora,
La semi-cuadratura de Venus radical, en abril —aspecto traicionera, susceptible de engañar a la razón y a la voluntad,
poco importante— mantiene la situación precedente (Venus así como provocar fuertes depresiones nerviosas y morales.
planeta regente) en la que se mezcla alguna circunstancia sen­ El semi-sextil de la Luna con Mercurio progresado es un
timental o romántica. También puede significar una afección aspecto débil. Puede significar un desplazamiento relacionado
de las venas (varices, flebitis). con los negocios y de orden más o menos especulativo.
El semi-sextil del Sol progresado, en la misma época, En fin, la suerte volverá hacia el mes de diciembre con Iqs

164 165
trígonos de la Luna progresada con la Luna radical y el Medio
Cielo los que confirman la idea precedente añadiendo acuer­
dos escritos, contratos, publicidad, en relación con una situa­
ción nueva. r
En resumen, un año muy movido que da la impresión de
un “torbellino” pero que, tras una serie de vicisitudes y
pruebas, acabará bien. XXX
Ahora deberíamos analizar los tránsitos y las grandes con­ V

figuraciones mundiales; pero para agotar el tema de las direc­ SISTEMA DE DIRECCIONES PRIMARIAS
ciones, hablaremos antes de las direcciones primarias.

Este es un sistema que, en la mayoría de los casos tiene


resultados excelentes. Algunos autores, Paul Choisnard entre
otros, declaran que es el único que les ha dado satisfacción.
En la práctica, constatamos, tanto en este sistema como en
otros, diferencias y lagunas. Otra desventaja es que se deben
utilizar cálculos bastante complicados. Su comprensión sobre­
pasa el nivel de un curso elemental, ya que exige un conoci­
miento suficientemente completo y lúcido del mecanismo
celeste y nociones matemáticas que no están al alcance de
todos.
Diremos algunas palabras. Los estudiantes que deseen
profundizar lo encontrarán expuesto con mucho detalle en la
obra de Paul Choisnard, y en el libro Les Directions primaires
simplifies de mi excelente compañero y amigo Henry J.
Gouchori.1
Acabamos de ver que, en el sistema de direcciones secun­
darias, la progresión se realiza a razón de 1 día por año. Aquí,
se calcula a razón de 1 año por 4 minutos de tiempo y, por lo
tanto, está Basada únicamente en la rotación de la Tierra.
Salta a la vista un segundo inconveniénte de este método;
una inexactitud de 4 minutos solamente en la hora de naci­
miento puede corresponder a una diferencia de 1 año en el
cálculo de los acontecimientos. Veamos, ¿qué hora de naci­
miento podemos asegurar que se conoce con tal aproxima­
ción? Tenemos los procesos de rectificación de la hora de

1. Editado por Dervy, Paris.

167
166
nacimiento, pero estos procedimientos son muy complejos y
en un tema natal un poco complicado no dan siempre resulta­
dos absolutamente ciertos. La rectificación requiere casi
siempre gran esfuerzo y el sistema de direcciones primarias
no puede utilizarse con provecho si no se tiene una total cer­
teza de la hora de nacimiento del sujeto.
Vemos que prácticamente este sistema tiene la misma im­
portancia que cualquier otro. No puede por otra parte formar XXXI
parte de los acontecimientos de un principiante; previamente
deberá asimilar otras nociones más elementales. LOS TRANSITOS
Como este curso, esencialmente práctico, no tiene otro
objetivo que guiar al estudiante en el dédalo de las teorías
preliminares en un estudio serio de la Astro-dinámica, com­ El estudiante encontrará en todas las obras de Astrología
prenderán que nos ciñamos a esta breve exposición. un capítulo dedicado a los Tránsitos. Lo que difícilmente
encontrará y que es, a nuestro juicio, muy importante, es un
conjunto de consideraciones sobre las grandes configuracio­
nes mundiales; serán el objeto del capítulo siguiente.
Llamamos “tránsito”, lo hemos visto ya, al paso de un
planeta en movimiento natural, efectivo, sobre las posiciones
significativas del tema natal.
Los tránsitos se calculan consultando las Efemérides del
año que nos ocupa. En nüestro ejemplo, tomaremos pues los
tránsitos del año 1930; en la carta los anotaremos empezando
por el 25 de agosto de 1930, puesto que las posiciones de los
planetas progresados corresponden aproximadamente a esta,
fecha. Pero, naturalmente, será necesario' considerarlos duran­
te todo el año.
Aunque esto sea un pequeño anticipio del capítulo si­
guiente, digamos que la posición para el tránsito de un pla­
neta en una casa del tema desvela acontecimientos en relación
a la casa en cuestión. Esta observación se aplica sobre todo a
los grandes planetas, cuyos efectos son proporcionales a la
lentitud de su desplazamiento.
Vemos que, en nuestro tema, Urano evoluciona alrededor
de la cúspide de la casa VII, lo que confirma las indicaciones
que hemos dado en las direcciones, sobre posibles desacuer­
dos. Saturno, en la casa III, dará problemas (envidia, hipocre­
sía, etcétera), en materia de viajes, escritos, compañeros,
etcétera.
168 169
Neptuno está en conjunción con la Rueda dé la Fortuna, Hacia el 24 de mayo: Espíritu de decisión y de impulsión que desencadena­
rá, probablemente debido a un conflicto, el efecto de
aportando seguramente complicaciones a los proyectos, los la dirección Luna trígono Marte radical,
negocios y el trabajo. Hacia principios de julio: peligro de pérdida de dinero o de operación peligrosa
Júpiter está en la casa IX, favoreciendo las altas especula­ (ver la dirección de finales de julio),
ciones intelectuales y los asuntos del extranjero (viajes, nego­ Hacia finales de julio: impulsos bastante caóticos, no controlados; inspira­
ciones negativas (ver dirección finales de julio).
cios internacionales, etcétera). En cuanto a la evolución de Hacia principios de
los demás planetas, es muy rápida y sólo es necesario conside­ octubre: peligro de críticas, descrédito (pasajero) o decisión de
rar los efectos de Marte. Los 'otros planetas —Mercurio, Ve­ una nueva empresa (ver las direcciones de fin de año).
nus, y sobre todo la Luna—tienen efectos insignificantes.
Ahora deberemos amalgamar las conclusiones anteriores
Exceptuando Neptuno, que está conjunto a la Rueda de
CQn las que obtuvimos de las direcciones del .capítulo ante­
la Fortuna, los grandes planetas no forman tránsitos precisos. rior, midiendo sus fuerzas y efectos en relación unas con
Veamos que es lo que encontramos respecto a Marte: otras y sobre todo en relación al tema radical.
Los tránsitos miden a veces los acontecinientos con una
Hacia el 20 de enero conjunción Marte progresado sorprendente precisión pero no siempre lo explican todo.
Hacia finales de enero entra en la casa IV Esto depende de la complejidad —a veces contradictoria—de
Hacia el 26 de febrero conjunción Mercurio radical los elementos en juego.
Hacia el 28 de febrero conjunción Sol radical
Hacia el 4 de marzo conjunción Venus progresado
Una última palabra respecto a los tránsitos. Tan sólo
Hacia el 23 de marzo conjunción Venus radical hemos considerado la conjunción, pero se puede, si se cree
Hacia el 11 de abril conjunción Sol progresado útil, considerar también los aspectos de trígono, cuadratura,
Hacia el 21 de abril conjunción Mercurio progresado etcétera, formados'por los planetas transitantes con cada uno
Hacia mediados de mayo entra en la casa VIÍ de los planetas radicales o progresados. Advertimos que es
Hacia el 24 de mayo conjunción Luna progesada un trabajo fastidioso y el resultado, aunque satisfactorio, es
Hacia el 3 de julio conjunción Jupiter radical
Hacia el 8 de julio conjunción Júpiter progresado desproporcionado al esfuerzo necesario.
Hacia el 30 de julio conjunción Neptuno radical progresado No olvidemos buscar la situación, en el tema considerado,
Hacia el 8 de octubre entra en la casa X de los eclipses de Sol. Estos eclipses pueden anunciar o prepa­
rar serios acontecimientos. En este caso los eclipses del 28 de
Marte se vuelve emprendedor, violento, impulsivo y pre­ abril y del 21 de octubre no afectan a ningún punto sensible.
Las lunaciones también poseen una influencia análoga, pero
dispuesto a las fiebres e inflamaciones. Sus tránsitos sobre el
menos importante.
Sol pueden hacer surgir la circunstancia original de un con­
Además si afectaran a un planeta radical o progresado en
flicto con un protector, o de alguna tendencia inflamatoria, el tema, sería necesario juzgar la naturaleza de los aspectos en
según las casas y los signos influenciados. Sus tránsitos sobre el momento del eclipse —o de la lunación—; los eclipses malé­
Venus pueden provocar impulsos sensuales o celosos; y así ficos evidentemente son los más críticos.
sucesivamente.
En el caso que nos ocupa retendremos lo siguiente:
Hacia finales de Enero; posibilidad de discusiones y enemistades en el hogar.
Hacia finales de Febrero: riesgo de disputas familiares (recordar la direcciór
de febrero.
Hacia el 11 de abril: Indicaciones parecidas.
171
170
XXXII

LAS GRANDES CONFIGURACIONES


MUNDIALES Y LOS ARMONICOS

De cada diez practicantes nueve preconizan este gran


principio.
Las consideraciones personales que se extraen del estudio
de un tema natal sólo son válidas en relación a las influencias
generales del momento.
En otros términos, previo a las influencias planetarias del
tema natal, todo individuo está sometido a las influencias
universales que, en todo momento, transforman las masas y
modifican en consecuencia la faz del mundo. Esta considera­
ción es otro aspecto del estudio de los tránsitos.
Ciertas configuraciones desfavorables son suficientes a
veces para contrarrestar el efecto de las direcciones ventajosas
y a la inversa. Por lo tanto, podemos comprender la necesidad
de considerar la Astrodinámica siempre desde el punto de
vista mundial, antes de considerarla desde el punto de vista
individual.
Así, en nuestro ejemplo, si observamos los aspectos
importantes del año 1930 veremos las configuraciones si­
guientes que, excepto una, son de las más nocivas desde el
punto de vista mundial:

Saturno en cuadratura con Urano (abril y diciembre).


Urano en sextil con Júpiter (abril).
Saturno en oposición a Júpiter (julio).
Júpiter en cuadratura con Urano (setiembre).

173
Estas configuraciones, que están en el origen de la gran Tauro: Irlanda, Asia Menor, Persia, la región del Caúcaso, el archipiélago
griego, Bélgica.
crisis que el mundo conoció en esta época, agravan, en el caso Géminis: Estados Unidos, Bélgica, Cerdeña, Lombardia, Bajo Egipto,
que nos ocupa, las direcciones que en el mismo sentido en­ Armenia.
contramos en abril, en setiembre y particularmente en julio. Cáncer: Holanda, Nueva Zelanda, Africa Occidental y Septentrional,
Indican que el malestar general será la causa en gran parte de Paraguay.
las complicaciones que surgirán. Leo: Francia, Italia, Sicilia, Bohemia, Caldea.
Virgo: Suiza, Turquía, Mesopotamia, Virginia, Brasil, Creta, Silesia.
Es necesario prestar atención, repitámoslo, a las grandes Austria, China, Indochina, Alto Egipto, Saboya, Argentina.
Libra:
configuraciones astronómicas presentes en el período que se Escorpio: Argelia, Marruecos, Baviera, Noruega, Judea, Transvaal*Cataluña.
estudia. Encontraremos a veces configuraciones semejantes Sagitario: España, Arabia, Australia, Hungría, Toscana, Provenza, Mada­
que, debido al efecto de los planetas a veces retrógrados gascar.
y otras directos, se repiten dos, tres y hasta cuatro veces Capricornio: India, Macedonia, Albania, Bosnia, Bulgaria, Grecia, Méjico.
Acuario: t/.R.S.S., República Alemana, Prusia, Westfalia, Abisinia.
seguidas; su efecto se refuerza en cada repetición. Piscis: Portugal, Calabria, Galicia, Normandía, Nubia, Sahara.
Los aspectos de cuadratura y oposición que hemos seña­
lado para 1930 entre Júpiter, Saturno y Urano, se reproducen
Hemos subrayado, en esta nomenclatura, los países de los
cada vez de una forma más marcada hacia principios de 1931
que hemos podido verificar la influencia zodiacal.
y a mediados de este mismo año.
Junto a estas consideraciones sobre las grandes configura­
Un caso aún más típico es la repetición, nueve veces se­
ciones mundiales, debemos hacer otra mucho más accesoria,
guidas, cada vez de forma más acusada de la sesqui-cuadraturá
la de los armónicos. Llamamos armónico al efecto producido
Urano-Neptuno, en julio de 1931, abril y setiembre de 1932,
por dos planetas en movimiento real (de tránsito si se prefie­
abril y octubre de 1933, febrero y noviembre de 1934 y fe­
re) que forman entre ellos un aspecto idéntico al de estos dos
brero y diciembre de 1935. Esta sesqui-cuadratura es la causa
fundamental de la crisis política que desencadenó la Segunda mismos planetas por dirección, o que simplemente reprodu­
Guerra Mundial, de su larga duración y de su formidable cen un aspecto del tema natal.
intensidad. Por ejemplo, una dirección Luna trígono Júpiter, en un
Aun olvidando la reacción que tales configuraciones pue­ tema progresado. Constataremos que esta dirección produce a
den entrañar en las direcciones individuales, ¿no es cierto que menudo efectos particulares o fragmentarios cuando, en el
el anuncio de un cambio serio y prolongado en el mundo es momento actual del Cielo, la Luna forma un trígono con
un hecho que domina el desarrollo de algunas de las circuns­ Júpiter y el aspecto es más evidente cuanto más cerca esté del
tancias de orden individual y privado? Indiscutiblemente que momento exacto de la dirección. Este punto no es muy im­
sí, y este punto es de total importancia en un estudio de estas portante pero quizá sirva para clarificar las ideas. Natural­
características. mente, no es necesario que otros movimientos en el Cielo
Para esto, puede ser útil poder determinar con suficiente contrarresten el aspecto armónico en cuestión.
aproximación, el o los países que pueden estar afectados por
las grandes configuraciones mundiales. Estos son, provenien­
tes de una tradición que se modifica con los acontecimientos,
los principales territorios regidos por los diferentes signos del
Zodíaco:

Aries: Inglaterra, Imperio Alemán, Japón, Polonia, Palestina, Siria.

174 175
XXXIII

REVOLUCIONES SOLARES

Un método de Direcciones que tiene sus partidarios es el


de las Revoluciones solares anuales; es similar al sistema de
los tránsitos y ésta es la razón para estudiarlo aparte.
Este método, del que sólo podemos dar indicaciones muy
generales, consiste en levantar una carta astral para.el momen­
to preciso en que el Sol transita sobre su posición radical en
el tema natal.
La aplicación de este sistema comporta la necesidad de
conocer la hora de nacimiento con exactitud suficiente y
calcular la posición radical del Sol con precisión.
Así, en nuestro ejemplo, la posición exacta del Sol es
13° 6’ 50” de Acuario. Si examinamos en qué momento el
Sol vuelve a pasar sobre esta posición exacta, veremos que
esto ocurre el día 2 de febrero de 1931. Constataremos que
este tránsito no se efectúa cada año en el mismo día del ani­
versario sino con una diferencia de uno o dos días.
Veamos como se calcula la hora del tránsito.
» . ■ *. *• ' - •, • • •* ■ *■ ’ ’ » » ' * •

La posición del Sol el 3 de febrero de 1931


al mediodía es 13° 42’ 23” Acuario
La posición del Sol el 2 de febrero de 1931
al mediodía es 12° 41’ 32” Acuario
i"1 nrv_i«11 11 r. •;<
El recorrido del Sol durante la jornada es
por lo tanto de 1° 0’ 51”
O sea un total de 3.651 segundos de arco

Luego la distancia entre la cúspide del tránsito, o sea: 13°


6’ 40” de Acuario y la cúspide del paso del Sol el 2 de febrero

177
valen más que una y constataremos que, a menudo, los siste­
al mediodía, o sea: 12° 41’ 32” de Acuario, es de: 0o 25’ 8” mas de direcciones se complementan más que se contradicen.
ó 1.508 segundos de arco.
Para más detalles consultar la obra de A. Volguine sobre
Para conocer la hora de tránsito es suficiente dividir estas
las Révolutions Solaires.
dos cifras, teniendo cuidado de convertir el resultado en
Con esto termina el capítulo de las progresiones, aunque
horas y minutos de tiempo. Vemos que el tránsito se hace
podría ampliarse mucho más. Pero el estudiante dispone ya,
después de 9 horas 55 minutos aproximadamente (práctica­ con todo lo expuesto, de un material de experimentación
mente no es útil calcular hasta los segundos) o sea el 2 de
suficiente.
febrero de 1931 alas 21 horas 55 minutos.
Se levanta el tema para este momento por el método ha­
bitual y se interpreta de la misma forma, teniendo cuidado
nó formular conclusiones que no estén en concordancia con
el tema natal.
Encontraremos que el Ascendente se sitúa hacia el grado
l l . Q de Libra, próximo a la posición de nacimiento, con
Júpiter retrógrado en conjunción al Medio Cielo, Urano en
la cúspide de la casa VII y Saturno en conjunción con Mercu­
rio, próximo a la cúspide de la casa IV. El Sol cercano a la
casa V, forma un sextil con Urano y la Luna está en trígono
con este último planeta y en conjunción con la Rueda de la
Fortuna. El Sol y la Luna están en oposición, en posición de
Luna Llena, lo que da una carta bastante fuerte.
Esto parece indicar, a través de un cambio o de dificulta­
des importantes (cuadraturas Satürno-Urano-Júpiter y oposi­
ción Saturn o-Júpiter), el principio de una nueva empresa,
concebida en relación con otras personas, con un comienzo
inédito, original o científico y que comporta un cierto carác­
ter especulativo.
Esta empresa, que podría marcar una orientación original,
parece que no va a dar todo lo que sus promotores esperan de
ella. El coraje y el entusiasmo (Marte en Leo en la casa X), la
aplicación mental (conjunción Saturno-Mercurio) sobre todo
en materia de estudio y educación y un poco de buena suerte
hacen que, a pesar de las críticas, las oposiciones y las dificul­
tades, pueda tener éxito.
Evidentemente esto no es más que un pronóstico general;
podemos completarlo con un análisis metódico del tema. En
cuanto al valor práctico del sistema, es aconsejable a nuestro
parecer, utilizar la Revolución Solar conjuntamente con el
sistema de direcciones primarias o secundarias. Dos verdades
179
178
XXXIV

UN EJEMPLO COMPLETO

ICU Uli

general.

Medio Cielo 210 Leo


Casa XI 24° Virgo
Casa XII 19° Libra
Ascendente 8o Escorpio
Casa II 6o Sagitario
Casa III 12° Capricornio

SOL 30 52’ Escorpio


LUNA ; 15° 35’ Libra
MERCURIO 260 16’ Escorpio
VENUS 25° 12’ Libra
MARTE 25° 30’ Aries (R)
JUPITER 6° 20’ Cáncer (R)
SATURNO 28° 46’ Libra
URANO T 4057 ’ Escorpio
NEPTUNO 15° 25’ Géminis (R)
Rueda de la Fortuna 1 9 °4 3 ’ Libra
Nodulo Ascendente 29° 18’ Piscis

Distribución de los planetas

La distribución de los planetas nos da la siguiente tabla:

Planetas en signos cardinales: 5


” fijos: 3
” comunes: 1

181
Planetas en signos de tierra: ninguno
” ” de agua: 4 Escorpio, fuertemente ocupado por tres planetas, otorga fa­
” de fuego: 1 cultades muy marcadas: voluntad, aspiración, corrección. El
” ” de aire: 4 signo de Libra tiene mucha fuerza ya que está muy próximo
al Ascendente y además posee tres planetas, esto nos indica:
Esta distribución indica una persona extraordinariamente comparación, equilibrio, juicio. Las influencias de Escorpio
activa, voluntariosa, pero con falta de flexibilidad y de adap­ son evidentemente las más fuertes, puesto que este signo
tación. No tiene sentido práctico para la vida cotidiana; contiene al Sol y al Ascendente; confirman las facultades de
emotividad muy fuerte y reforzada por una cierta impulsivi­ racionamiento y la impulsividad de la persona.
dad; las facultades de razonamiento y especulación están muy Nos encontramos frente a una personalidad muy fuerte
vivas. que, por autoridad natural, por afán de comparación, de
Presentimos que, falto de apoyo y falto de base, el juicio crítica y de superación, se afirmará activa y vigorosamente;
puede quedar confinado en lo teórico y en lo irreal; en estas sin duda de una forma excesiva y no siempre con diplomacia.
condiciones una actividad tan pronunciada puede convertirse
en errónea y la sensibilidad puede extremarse.
Los planetas
Planetas retrógrados
Veamos, por orden de importancia, el significado de los
Encontramos tres en el tema, entre ellos Marte, el planeta planetas en este tema. Destaquemos que Marte, planeta re­
regente. Este es un indicio de claras dificultades. gente, y Venus están dignificados, y tres planetas —Saturno,
Urano y Júpiter— exaltados. Aquí reside gran parte de las
dificultades anunciadas. No hay ningún planeta en la eclíp­
Planetas por encima y por debajo del horizonte tica, ni en la máxima declinación.
Podemos considerar que hay siete planetas por encima y El Sol en Escorpio Extremismo
dos planetas por debajo del horizonte, lo que indica bastante Urano en Escorpio Obstinación
suerte. Marte en Aries Conquista
Luna en Libra Sociabilidad
Mercurio en Escorpio Argumentación
Planetas orientales y occidentales Saturno en Libra Comprensión
Venus en Libra Atracción
El tema se divide en seis planetas «orientales y tres occi­ Júpiter en Cáncer ; Jerarquía
Neptuno en Géminis Espiritualidad
dentales, lo que confirma la anterior indicación. Es también
significativo el hecho de que seis planetas estén agrupados en
torno al Ascendente. El carácter se define: frente ,a cualidades envidiables
como la comprensión, la sociabilidad, vemos aparecer defec­
tos evidentes: un amor propio excesivamente vivo (sentido
Signos en evidencia del rango social) hiperargumentación, obstinación y extre­
mismo. Esto confirma lo dicho anteriormente. La nativa,
El Medio Cielo en Leo, sin otro factor especial; introduce arrastrada por el orgullo y las aspiraciones, sin duda demasia­
la creatividad, el orgullo, la autoridad. El Ascendente en do utópicas, querrá triunfar a cualquier precio; su sensibilidad
182 183
Además el destino sería maléfico y habría que temer lo
le permitirá, en la mayoría de los casos, quizás encerrándose
peor si el tema estuviera dominado por el trígono Júpiter-Sol
en sí misma, llegar a una más justa comprensión del punto de
y Ascendente, y si los planetas no estuvieran situados en sus
vista de los demás. Parece que podemos apelar a su buen
mejores posiciones (dos dignidades, tres exaltaciones), lo que
juicio natural (Júpiter dominante).
predispone al bien.

Los aspectos
Las casas
El tema está lleno de extremos, incluso si nos referimos a
los aspectos. Las casas más misteriosas y menos benéficas del tema son
las que tienen más planetas: la VI, VIII y XII.
Sol y Ascendente trígono Júpiter (exaltado, retrógrado): buen juicio. Veamos su significado:
Luna trígono Neptuno: gusto.
Marte (dignificado, retrógrado) trígono Medio Cielo: vigor. Urano en la I: Aventuras, independencia, originalidad.
Venus (dignificado) oposición y paralelo Marte Mercurio en la I: Movimiento, cambios, habilidad, curiosidad.
(dignificado, retrógrado): debilidad contenida. Marte en la VI: Salud robusta. —Inflamaciones, operaciones. —Dis­
Saturno (exaltado) oposición'Marte (dignificado, putas con la servidumbre.
retrógrado): > brutalidad latente, Neptuno en la VIII: Peligro de muerte extraña. —Problemas financieros
Urano (exaltado) quincucio Neptuno: abatimiento, sufri­ provocados por el compañero.
miento. , , Júpiter en la VIII: Muerte feliz. —Compañero afortunado, suerte por
Saturno (exaltado) con una débil sesqui- herencia. —Honores.
cuadratura con Neptuno: dispersión. Luna en la XII: Confinamiento forzado. —Misterios. —Enemistades
Urano (exaltado) en conjunción Ascendente: - ex travagan cia, exc esivá femeninas.
* * " • " * A * • * »
demostración, Venus en la XII: Amores secretos. —Devoción a una obra en parti­
Venus (dignificado) en conjunción Saturno cular.
(exaltado): frialdad %indiferencia, Saturno en la XII: Traiciones, venganzas, fatalidades, éxito solitario.
Saturno (exaltado) en débil conjunción con el Sol: cierto egoísmo. Sol en la X II: Exito en solitario, en la distancia. —Dominio de
Venus (dignificado) en débil conjunción con el Sol: tendencia al placer. (muy cerca de la casa I) los enemigos, franqueza.

De nuevo encontramos algunas conformaciones dadas Aplicaremos todos los datos recogidos a las principales
anteriormente. Ahora podemos asegurar que el espíritu auto­ cuestiones que pueden presentarse.
ritario y crítico de esta persona se manifestará de forma
apasionada, violenta, exclusiva y tenaz, incluso, en ocasiones,
extravagante. A pesar de todo, el sentido individual tendrá Carácter y temperamento
siempre a punto las facultades de comprensión precedente­
mente comentadas. Pero el sentido del gusto (evidentemente El signo de Escorpio en el Ascendente da, al mismo tiem­
tomado de forma general), la sensibilidad ante las cosas ele­ po que emociones egoístas —envidia, celos, desconfianza,
gantes, nobles, bonitas y ei respeto al principio establecido pasión —, un asombroso poder de corrección, de transforma­
(rectitud) le evitarán caer en las emboscadas y en los extre­ ción del carácter, en busca de ideales y aspiraciones elevadas.
mos que le provocaría su temperamento ultra-demostrativo. El tema confirma totalmente esta dualidad de tendencias. Por
Sin embargo, aparece el sufrimiento, de una forma evidente, una parte, un excesivo egoísmo, autoritarismo exacervado,
por sí mismo.
185
184
opiniones extremas, espíritu de argumentación encarnizado,
pasiones y emociones muy vivas y personales. Por otra, una Fortuna
tendencia a la comprensión de los demás, fuerte moralidad y
Tiene buenas posibilidades si consideramos a Júpiter. El
espíritu refinado. aspecto Sol-Júpiter parece indicar importantes rentas por
La lucha entre estos dos aspectos del carácter constituye
parte del marido o de los protectores (sobre todo del marido,
el fondo de la tragedia; sólo la fuerte influencia de Libra pue­
vista la moralidad del sujeto).
de calmar el carácter y hacerlo permeable al razonamiento, al
Las perspectivas de ganancias relacionadas con la casa II
equilibrio y a la valoración, muy necesarias en un caso tan son también buenas (Sagitario, signo de Júpiter), pero com­
crítico. portan, parece ser, un cariz aventurero o incierto (Sagitario).
El extranjero o los grandes viajes son en cierta medida favora­
bles, también lo son la familia y las propiedades (Júpiter en
Salud
Cáncer).
Las especulaciones (casa V) parecen provechosas a prime­
El estudiante novel observará que la salud es muy precaria,
pero, una vez más, se equivocaría si infravalorara, en un casri ra vista, pero no debemos olvidar los malos aspectos de Satur­
semejante, la importancia del trígono Sol-Ascendente-Júpiter y no, del Sol y de Marte los cuales reducen las perspectivas.
Además, ia constante influencia de Urano, es un indicio de
el hecho de que ningún planeta esté mal situado. La cabeza,
los riñones y los órganos situados en la pelvis,1 son especial­ inestabilidad.
mente vulnerables, y es probable una operación bastante se­ La casa VIII es bastante prometedora en cuanto alas he­
ria. rencias y lo confirma la posición de Júpiter. El aspecto con el
Sol indica un legado paterno. :
En resumen, buenas perspectivas pero con incertidumbre
constante.
Orientación profesional

Considerando la influencia de Marte muy marcada en el Vida sentimental


tema y la salud insuficiente, le aconsejaríamos un negocio o
una profesión manual. La influencia de Leo, del Sol y Venus Como en la salud, los índices son visiblemente críticos.
indicarían ante todo una ocupación artística y de lujo: ma- Tauro indica un matrimonio pasional o de interés.
nualidades artísticas, modas, etc. La persona puede arriesgar­ Venus, regente de la casa VII, en la casa XII y en conjun­
se en una empresa independiente (signos cardinales bastante ción con Saturno señala decepciones e incluso traiciones. La
fuertes) pero sin excesiva confianza (Urano en el Ascenden­ posición de Marte deja entrever luchas y violencias. Por el
te). Posibles dudas (Cáncer en el Medio Cielo). Libra le incli­ cóntrario, la conjunción Luna-Venus, el trígono Luna-Neptu-
na, por otra parte, hacia la seguridad, la asociación; la nativa no y el trígono Sol-Júpiter compensan las indicaciones ante­
buscará por lo tanto ser guiada y probablemente lo necesitará riores y posibilitan una calma relativa si su actitud es resigna­
para tener éxito. Pero el carácter y la salud son dos puntos da y más comprensiva.
claves de su vida. Por lo tanto una vida sentimental poco feliz, probable
e incluso brillante matrimonio. También aquí está presente la
1. (N.T.) La pelvis contiene la terminación del tubo digestivo, la vegiga uri­ incertidumbre, Urano en el Ascendente.
naria y algunos órganos reproductores, principalmente en la mujer.

186 187
Hijos Por otra parte el Ascendente está en conjunción con Ura­
no hacia los 6-7 años, lo que indica un cambio en el entorno
Escorpio en el Ascendente, la Luna en Libra en conjun­ y en la existencia, posiblemente un fallecimiento. Si un acon­
ción con Venus, son índices bastante favorables. Pero los tecimiento de estas características se produce a esta edad,
aspectos de Marte y Saturno- y la influencia de Acuario en la podemos tratar de rectificar el Ascendente y, en consecuen­
casa IV disminuyen estas perspectivas. En resumen, deseen; cia, la hora de nacimiento, para ver si de esta forma se obtie­
dencia poco numerosa que suscitará muchos problemas nen otros datos.
(oposición Marte-Saturno). Entre los planetas progresados encontramos:

Una conjunción Venus-Urano: Hacia los 16 años.


Viajes Una conjunción Mercurio-Urano: Hacia los 32 años.
Una oposición Venus-Neptuno: Hacia los 39 años.
Un trígono Júpiter-Saturno: Hacia los 42 años.
Una vez más Urano provoca la inestabilidad; las casas III
y IX están en signos cardinales, pero la influencia de Escorpio:
(signo fijo) y los aspectos de Saturno y de la casa XII dismi­ Marte, planeta regente, es directo a partir de los 26 años.
nuyen ciertamente la posiblidad de estos viajes o los convierte Entre los planetas progresados y radicales tenemos: Ve­
en desagradables. Los viajes cortos (Saturno-Capricornio) son nus progresado en conjunción a Mercurio radical hacia los
menos favorables que los viajes largos (Júpiter-Cáncer). 25 años.
La mejor dirección: S.-S.-O. (Júpiter). Es preferible dejar Esto evidentemente sólo es un examen rápido y superfi­
la ciudad natal, representada por Saturno, ya que no parece cial, pero nos aporta algunos datos sobre la existencia y cier­
favorable (casa XII). tos puntos de referencia. En el caso que nos ocupa podemos
resumir esta primera visión de la siguiente forma:
Acontecimiento imprevisto (¿duelo?) en los primeros
Algunas direcciones secundarias años (6 ó 7 años si la hora es exacta) que puede cambiar la
existencia. Nueva orientación por consecuencia de una
Para obtener una visión de conjunto del futuro hemos de separación o de una intervención hacia los 11 ó 12 años.
estudiar el Sol y el Ascendente progresado, sus aspectos suce­ Período de amistades, relaciones, de formación intelectual
sivos y los aspectos de los planetas principales. hacia los 14 años. Episodio sentimental hacia los 16 años.
Veamos los aspectos que forma el Sol y sus fechas apro­ Noviazgos y probable matrimonio entre los 23 y 25 años.
ximadas: Mejor comprensión de las cosas a partir de los 27 años. Nueva
amistad o nacimiento hacia los 32 ó 34 años. Disgustos ínti­
Trígono Júpiter: Hacia el 3avo año.
mos hacia los 37 años. Mejoramiento progresivo de la situa­
Conjunción Urano radical y progresado: Hacia el lia v o .^ a v o año. ción financiera hasta los 42 años, pero entre los 37-43 años,
Conjunción Mercurio progresado: Hacia el 14avo año. muchos episodios desgraciados: enfermedades, tristezas,
Conjunción Mercurio radical: Hacia el 23avo año. etcétera.
Entrada en Sagitario: Hacia el 27avo año. * Esto, repitámoslo, no es más qiie una primera aproxima­
Conjunción Venus progresada: Hacia el 34avo año.
Semi-cuadratura Saturno: Hacia el 40-41 av° año.
ción muy incompleta, imprecisa y probablemente inexacta en
Oposición Neptuno: Hacia el 43avo año. algunos puntos. Sólo un estudio metódico de las progresiones
año por año, comprendiendo las de la Luna, podrá aportarnos

188 189
precisión. Y además, ya lo hemos dicho, nunca hay que espe­
rar, en esta materia, llegar a la exactitud absoluta.
En la práctica una interpretación parecida a la anterior
bastará para clarificar las ideas y forjarse una opinión.
En los casos más serios, sólo habrá que ceñirse a una úni-!
ca cuestión, lo que permitirá concentrarse y llegar al fondo
del problema. Podremos, en este caso, consultar con prove­ XXXV
cho las obras publicadas que traten especialmente del proble­
ma considerado.
Al principio seamos pacientes, metódicos y sobre todo COMPARACION DE DOS TEMAS NATALES Y LAS
prudentes; si actuamos de esta forma, iremos adquiriendo POSIBILIDADES DE COMPENETRACION
competencia en esta disciplina.
En fin, no perdamos nunca de vista que por encima de la
influencia astral está la voluntad del hombre. La influencia Hemos creído oportuno reservar para la última parte de
astral sólo es una fuerza natural como tantas otras —fuerza de esta obra, aunque pertenezca a la tercera parte de este libro,
la que nosotros podemos, mediante un uso inteligente, regu­ una cuestión que se plantea a menudo en la vida cotidiana.
lar la intensidad y la utilización. Consiste en determinar las posibilidades de armonía que exis­
Quien dice “influencia astral” no dice pues “fatalidad”; ten entre dos personas, comparando sus temas natales.
Todo lo contrario. No olvidemos nunca este principio en casó La razón es que queríamos hacer la demostración práctica
de predicción crítica y pensemos que la autosugestión des­ del problema y para esto necesitábamos dos cartas astrales
arrolla el mal en lugar de reducirlo, sobre todo en los enfer- para comparar. Los dos ejemplos que acabamos de estudiar
mos y en los ansiosos. Tratemos siempre de rendir el mejor nos aportan el material necesario.
servicio posible y de hacer de la Astrología una utilización Para estudiar las necesidades de entendimiento y com­
altamente humanitaria. prensión entre dos personas, es necesario determinar:
1° Si, desde el punto de vista de los signos ascendentes
o dominantes u ocupados por las luminarias, existe armonía
o compatibilidad. Los signos de aire y de fuego, de tierra y
de agua se combinan, lo hemos visto ya, pero no los signos
de fuego y agua, de aire y de tierra. En los temas que nos
han servido de ejemplo, ni los signos ascendentes, ni los
signos ocupados por el Sol pueden complementarse; sólo
hay posibilidad de armonía para los signos ocupados por la
Luna y por los signos dominantes, Libra y Acuario. Pero aquí
interviene otra consideración. En efecto, la armonía entre
signos del mismo movimiento, cardinales, fijos o comunes
—encontramos Libra en los dos casos—, es sólo una armonía
superficial, pues estos signos actúan paralelamente y no en
una verdadera conjugación como los signos de elementos

190 191
En resumen, para que un matrimonio tenga posibilidades
distintos. La combinación Libra-Acuario es mejor. Pronosti­ de éxito, es necesario que encontremos signos de armonía
caríamos pues: posibilidades de comprensión muy débiles. suficientes desde el punto de vista físico (según el tempera­
2o Si, desde el punto de vista de los planetas y sobre todo mento general y eventualmente la situación general de Marte
de las luminarias, sus posiciones en la Eclíptica son tales que y de la Luna en cada tema), desde el punto de vista intelec­
forman entre ellas aspectos favorables como si se tratara de tual y cultural (consultando para esto Mercurio, la Luna, el
un solo tema. Si los aspectos son desfavorables habrán incom­ Sol, los Ascendentes) y desde el punto de vista filosófico,
patibilidades o dificultades según sea la naturaleza de los religioso y espiritual (a través de la casa IX, Júpiter y Neptu-
planetas en juego y de las casas ocupadas en cada tema. Pode­ no). Estas consideraciones no pueden disociarse la una de la
mos juzgar de la misma forma los aspectos de los respectivos otra, pero siempre una será preponderante según la importan­
ascendentes. En nuestros ejemplos, los Soles están casi en cia que adquiera en la vida cotidiana.
cuadratura, las Lunas en débil sextil, Marte de uno opuesto al
Saturno del otro, y así sucesivamente. El acuerdo entre los
dos sujetos sólo podría ser superficial; surgirían complicacio­
nes muy violentas que repercutirían desfavorablemente en la
salud y en sus relaciones.
En cuanto a las casas, sirven, como hemos visto antes,
para determinar las circunstancias que redundan de un tema?
a otro por la posición y la naturaleza de los planetas que las¡
ocupan. Asi, Júpiter del primer tema se sitúa en la casa Vil
del segundo, lo que implicaría ventajosos resultados, por aso-,
dación o matrimonio.
Pensamos que es inútil, después de todas las explicaciones;
que hemos dado y que deben haber formado al estudiante,
analizar a fondo la comparación de los dos temas. Añadamos,
no obstante, desde el punto de vista general, que el mejor
signo de comprensión entre dos personas se encuentra en el
buen aspecto de la Luna del uno con el Sol del otro y a la
inversa. La conjunción de los planetas benéficos o maléficos
pertenecientes a un tema sobre el Ascendente o las lumina­
rias pertenecientes al otro tema anuncia que, para el primero,
los acontecimientos se producirán en beneficio o detrimento
del segundo. Venus de uno sobre Marte del otro provocará un
magnetismo receptivo en uno y activo en el otro, y así sucesi­
vamente; bastará aplicar las combinaciones que hemos estu­
diado como si se tratara de un solo tema.
Entre personas de sexo opuesto, la oposición.de los aseen-'
dentes crea una unión muy poderosa. En este caso los tempe­
ramentos se complementan como hemos explicado en el
capítulo de las casas (casa I y casa VII).

192 193
TABLAS DOCUMENTALES

Tablas documentales con las horas legales en uso,


los períodos de utilización del horario de verano,
y las longitudes y latitudes de las principales
ciudades de Europa.
HORA LEGAL
actualmente en uso en los países siguientes:

PAIS Adelanto (4-) .

Retraso (—) Fecha de la


sobre Greenwich adopción
. . • '* •

Albania . .-. . . . . ................. . . . + 1h ?■ -


Alemania (N orte)...................... . -••• + 1h 1- 4-1893
Alemania ( S u r)................................... + 1h 1- 4-1892
Inglaterra . . . . . . . . . . . . . T.M.G. 1- 1-1880
Austria + 1h 1-10-1891
Bélgica . . . . . . . . . . . . . . . . . . T.M.G. 1- 5-1892
Bulgaria . ....................... + 2h 1-10-1891
Dinamarca . < . . . . . . . . . . . . . . + 1h 1- 1-1894
Escocia . . . . . . . . . . . . . . . . . T.M.G. ,, 1- 1-1880
E spaña................................................. T.M.G. 1- 1-1901
+ 2h ?•
Estonia ...............................................
+ 2h ?«
Finlandia ............ ... .
Francia . . . . . . . . . . . . . . . . . T.M.G. 11- 3-1911
Grecia . •■ . . . * . • . . ... . »,. »■•• + 2h . 1-10-1920
H o lan d a.............................................. T.M.G. 16-5-1940
+ 1h 1-10-1891
H u n g ría ...............................................
T.M.G. 1-10-1916
Irlanda ......................................... ... . . 9•
I s la n d ia ............................................... — lh
+ 1h 1-11-1893
I ta lia ............................. ... 9•
+ 2h
Letonia . . . . . . . . . . . . . . . . . + 1h 10-10-1919
Lituania . . . . . . ................. . . . . T.M.G. 1-12-1918
Luxemburgo . ................ .. . . . . + 1h 1-1-1895
Noruega . . . . . . . . ... . . #• ... . + 1h 1-6-1922
Polonia ................................... . . . . T.M.G. 1- 1-1901
Portugal .......................... + 2h 1-10-1891
Rumania i • *♦i + 2h 1919
Rusia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . + 1h 1-10-1891
Servia . . . . . . . . . . . . . . . . . . + Ih 1- 1-1900
Suecia .................................................. + 1h 1- 6-1894
Checoslovaquia............................. .. . + 1h 1-10-1891
Turquía . . . . . . . . . . . . . . . . . + 2h 1-10-1910
+ 1h . 9••
Yugoslavia............................................

197
PAISES 1925 —del 4 de abril a las 23 h. al 3 octubre ' alas 24 h.
que han utilizado un meridiano propio 1926 —del 17 de abril a ías 23 h. al 2 octubre a las 24 h.
1927 —del 9 de abril a las 23 h. al 1 octubre a las 2 h.
1928 —del 14 de abril . a las 23 h. al »7 •octubre •* a las 3 h.
1929 —del 21 dé abril a las 2 h. al 6 octubre a las 3 h.
Diferencia con Fechas de 1930 —del 13 de abril a las 2 h. al 5 octubre alas 3 h.
PAIS Meridiano de Greenwich utilización 1931 —del 19 de abril a las 2 h. al 4 octubre a las 3 h.
1932 —del 3 de abril a las 2 h. al 2 octubre a las 3 h.
1933 —del 26 de marzo a las 2 h. al 8 octubre a las 3 h.
España Madrid — 14' 45” hasta 31-12-1900 1934 —del 8 de abril a las 2 h. al 7 octubre a las 3 h.
Francia París + 9’ 21” del 15- 3-1891 1935 —del 31 de marzo a las 2 h. al 6 octubre a las 3 h.
• al 11- 3-1911 1936 —del 19 de abril alas 2 h. al 4 octubre a las 3 h.
Grecia Atenas + 1 h 34’ 53” hasta 30- 9-1920 1937 —del 4 de abril a las 2 h. al 3 octubre a las 3 h.
Holanda Amsterdam + 19’ 32” hasta 15- 5-1940 1938 —del 27 de marzo a las 2 h. al 2 octubre a las 3 h.
Irlanda Dublin — 25’ 21” de 1 - 1-1880 1939 —del 16 de abril a las 2 h, al 19 noviembre a las 3 h.
1 '•' al 30- 9-1916 1940 —del 25 de febrero alas 2 h. hasta la ocupación alemana.
Lituania Kowno + 1 h36’ hasta 9-10-19Í9
Polonia Pulkowa + 2 h 1’ 19” hasta 31- 5-1922
Portugal Lisboa — 36’ 45” hasta 31-12-1900 Después de la ocupación alemana (el 19 de mayo para Bruselas), el horario
Rusia Pulkowa + 2h 1 ’ 19” hasta 1919 alemán de verano (2 horas de adelanto sobre Greenwich) ha .sido utilizado en
Suecia Estocolmo .+ 1 h 12’ 13” hasta 31-12-1899 Bélgica y en las regiones ocupadas hasta el 2 de noviembre de 1$42 ? las 3 horas
(cuando se reestableció el horario ordinario de Europa Centr ; f 1 hora sobre
Greenwich)...
NOTA.—Nos es imposible publicar las indicaciones relativas a la hora legal y el
horario de verano en los distintos países; estas indicaciones son extremadamente 1943 —del 29 de marzo (2 horas) al 4 de octubre ( 3 h.).
complejas y constituyen a menudo un verdadero embrollo. Es necesario realizar 1944 —del 3 de abril (2 h.) al 17 de setiembre (3 h.).
una considerable encuesta cuyo fin no estd siempre asegurado, 1945 —del 2 de abril (2 h.) al 16 de setiembre (3 h.).
Existen, por otra parte, numerosas fuentes a menudo contradictorias, La re­ 1946 —del 19 de mayo ( 2 h.) al 7 de octubre (3 h.).
vista belga DEMAIN ha empezado a publicar tablas fiables, respecto a los cambios (Siempre se trata del doble horario de verano.)
de horario.
A partir del 7 de octubre de 1946 a las 2 horas, Bélgica adoptó, tanto en
invierno como en verano, el horario de Europa Central (+ 1 h. sobre Greenwich).
HORARIO DE VERANO Aunque el horario de verano se volvió a reestablecer a partir de 1977.
Períodos de utilización del horario de verano a

FRANCIA
BELGICA
(Los cambios de horario siempre se hicieron a las 23 horas.)
1916 —del 30 de abril a las 23 h. al 1 octubre a la 1 h .1 1916 —de la noche del 14 al 15 de junio a la noche del 30 de setiembre ó I o oct.
1917 —del 16 de abril a las 2 h. al 17 setiembre a las 3 hA 1917 —de la noche del 24 al 25 de marzo a la noche del 6 al 7 de octubre.
1918 —del 15 de abril a las 2 h. al 16 setiembre a las 3 hA 1918 —de la noche del 9 al 10 de marzo a la noche del 5 al 6 de octubre.
1919 —del I o de marzo . a las 23 h. al 4 octubre a las 24 h. 1919 —de la noche del 1 al 2 de marzo a la noche del 4 al 5 de octubre.
1920 — del 14 de febrero a las 23 h. al 23 octubre a las 24 h. 1920 —de la noche del 14 al 15 de febrero a la noche del 23 al 24 de octubre.
1921 —del 14 de marzo a las 23 h. al 25 octubre a las 24 h. 1921 —de la noche del 14 al 15 de marzo ala noche del 24 al 25 de octubre.
1922 —del 25 de marzo a las 23 h. al 7 octubre a las 24 h. 1922 —de la noche del 25 al 26 de marzo a la noche del 7 al 8 de octubre.
1923 —del 21 de abril a las 23 h. al 6 octubre a las 24 h. 1923 —de la noche del 26 al 27 de mayo a la noche del 6 al 7 de octubre.
1924 —del 29 de marzo a las 23 h. al 4 octubre a las 24 h. 1924 —de la noche del 29 al 30 de marzo a la noche del 4 al 5 de octubre.
1925 —de la noche del 28 al 29 de marzo a la noche del 3 al 4 de octubre.
1926 —de 1a noche del .17 al 18 de abril a la noche del 2 al 3 de octubre.
1. Además del horario de Europa Central, por lo tanto son 2 horas de
diferencia con Greenwich. 1927 —de la noche del 9 al 10 de abril a la noche del 1 al 2 de octubre.

198 199
Longitudes
1928 — de la noche del 21 al 22 de abril a la noche del 6 al 7 de octubre. horario con E. u O .de Latitudes
l o c a l id a d e s
1929 —de la noche del 20 al 21 de abril a la noche del 5 al 6 de octubre, Greenwich Greenwich N. o S .
1930 —de la noche del 12 al 13 de abril a la noche del 4 al 5 de octubre.
1931 —de la noche del 18 al 19 de abril a la noche del 3 al 4 de octubre.
1932 — de la noche del 2 al 3 de abril a la noche del 1 al 2 de octubre. 44° 29’ 53” N
1933 —de la noche del 25 al 26 de marzo a la noche del 7 al 8 de octubre. - Oh 45’ 24” 11° 21’ 7” E••»
Boloña E 440 50’ N
1934 —de la noche del 7 al 8 de abril a la noche del 7 al 8 de octubre. _ Oh 2’ 50” 0° 34’
, • Burdeos E 510 6’ 41” N
1935 —de la noche del 30 al 31 de marzo a la noche del 5 al 6 de octubre. Breslau ; - l h 8’ 21 ” 17°
20 36’ O 510 27’ 6” N
1936 —de la noche del 18 al 19 de abril a la noche del 3 al 4 de octubre, Bristol _ 0 h 10’ 24”
3° 14’ E 51° 13’ N
1937 —de la noche del 3 al 4 de abril a la noche del 3 al 4 de octubre. Brujáis + 0 h 12’ 56” 50° 51’ 11” N
1938 —de la noche del 26 al 27 de marzo a la noche del 1 al 2 de noviembre. + Oh 17’ 25” 40 21’ 10” E
Bruselas 440-24’ 34” N
1939 —de la noche del 15 al 16 de abril a la noche del 18 al 19 de noviembre.
\é y .
+ 1 h 44’ 27” 26° 6’ 45” E
Bucarest 47° 28’ 49” N
1940 —de la noche del 24 de febrero hasta la eventual ocupación alemana. + 1 h 16’ 14” 19° 3’ 26” E
Budapest 52° 12’ 49” N
+ 0 h 0’ 22” 0 ° 0 ’ 5” E
Cambridge .
‘ . . ,

55° 41’ 13” N


' t * • . *. • . . . . . • / • ■ * ' • ' * *• ‘ *

Copenhague 4 - Oh 50’ 19” 12° 34’ 40” E


El horario de verano alemán fue introducido en las regiones francesas a medida 28° 58’ 58” E 410 0*30” N
Constantinopla 4- 1 h 55’ 56”
que iban avanzando y a partir del 15 de junio de 1940 a las 11 horas en París 19045 ’ E 500 3’ N
Cracovia 4 1 h 19* 50”
(ver Bélgica). 18° 30’ E 54° 23’ 42” N
D antáng 4 1 h 14’ 27”
En la zona no ocupada, el horario de verano francés no fue derrogado. Se puso + 0 h 54’ 55” 13° 30’
1
E 51° 1’ 49” N
D resde; 53° 23’ 13” N
en concordancia con el de la zona ocupada (por lo tanto existía un doble horario - Oh 25’ 21” 6° 20’117” O
de verano) entre el 4 de mayo y el 5 de octubre de 1941; a partir del 8 de marzo Dublin 51° 12 ’ 25” N
4 Oh 27’ 2 ” 6°45’ E
Dusselford 55° 57’ 23” N
hasta el 2 de noviembre de 1942; del 29 de marzo al 4 de octubre de 1943; del 3 - O h 12’ 43” 30 io> 47” O
Edimburgo 50 r 20” O 340 6’ 3” N
de abril al 7 de octubre de 1944;del 2 de abril al 16 de setiembre de 1945, + Oh 20’ 5”
El 16 de noviembre de 1946, Francia volvió a adoptar la hora de Greenwich. . Fez 11015’ 1” E 43° 46’ 4” N
El horario de verano se reestableció a partir de 1976. Florencia 4 Oh 45’
4 0 h 34’ 36” 8o 30’ E 500 r 1 N
Franc fort-s-M ain
4 0 h 15’ ! 3° 44’ E 51° 3'1 N
Gand 80 4S’ E 440 7V' 9” N
LONGITUDES Y LATITUDES Genova 4 O h 35’ 41”
4 u n 24’ 4 4 ” 60 9* E 46° 11 ’ 59” N
Ginebra ¡ 550 52 ’ 42” N
de las principales ciudades europeas 4 Oh 17* 10” 40 17’ 30” O
Glasgow E 47° 4’' 37” N
- l h 1’ 47” 150 15’
Graz
1 0f.° Ó’• 0” E 51° 28’ 38” N
Greenwich - 0 h 0’ 0”
Diferencia de Longitudes 5°44’ E 450 1 1 ’ N
Grenoble 4 Oh 22’ 55”
53° 32’ 51” N
>x

LOCALIDADES horario con E. u O. de Latitudes 4 0 h 39’ 53” 90 45’ E


Greenwich Greenwich N.oS. Hamburgo
5° 20’ E 500 55’ 50” N
Hasselt 4 Oh 21’ 20”
24°45’ E 60° 9’ 42” N
Helsinki 4 1 h 39’ 49”
4 0 h 46’ 20” l i o 30’ E 50° 55’ 34” N
Alger lena 104° 16’ E 52° 17’ N
+ Oh 12’ 17” 3o E 36° 44’ N Irkoutsk 4 6 h 57’ 4”
Amsterdam + Oh 19’ 32” 4o 53’ E 52° 23’ N 4 1 h 3 5 ’ 20” 23° 50’ E 540 57’ N
Amiens Kaunas (Kowno) E 50° 27’ •' - • N
•f Oh 9’ 13” 2o 18* E 49° 53’ . N + 2 h 2’ 30° 30’
Ankara i Kiev E 54° 20’ 27” N
+ 2 h llV , 32° 52’ E 39° 57’ N 4 - Oh 40’ 35” 10°
Anvers K id E 54° 42’ 50” N
+ 0 h 18’ 4° 25’ E 51° 12’ N 4 1 h 21’ 58” 20° 15?
Arlon + Oh 23’ 15” 5o 49’ E 49° 41’ 1” N
Koenigsberg
40 19’ E 520 5 ’ ’ •* N
* y

4 Oh 17’ 16”
Arras + 0 h 17’ 7” 2o 47’ E 50° 17’ N La Haya lo 9’ O 46° 9’ ' N K

La Rochelle - O h 4 ’ 36”
Atenas + 1 h34’ 53” 23° 43’ 14” E 37° 58’ 20” N 4 Oh 49’ 33” 12 ° 15’ E 51° 20’ 5” N
Aviñón + Oh 19’ 14” 4o 49* E 43° 57’ N Leipzig 59° 56’'3 2 ” N
4 2h l’ll” 30° 17’ 51’’ E
Basilea + 0 h 3 0 ’ 19” V 30’ E 47° 33’ 35” N Leningrado 50° 38'í
N
4 Oh 22’ 12” 5° 33’ E
Barcelona + Oh 8’ 30” 2o 7’ 30” E 41° 25’ N Lieja E 50° 39’í
N
4 Oh 12’ 15” 3° 4’
Belgrado + 1 h22’ 20° 29’ E 44° 48’ N Lille 38° 42 ’ 31”’ N
- 0 h 36’ 45” 9° 11’ 11’” O
Bergen + 0 h 2 1 ’ 13” 5o 18’ E 60° 23’ N Lisboa 51° 31 ’ 30’• N
- O h 0 ’ 37” 0° 9’ 16'” O
Berlín + O h 5 3 ’ 35” 13° 23’ 42” E 52° 30’ 17” N Londres 53° 24 ’ 4’’ N
+ Oh 29’ 46” - O h 12’ 17” 3° 0’ 5 ” E
Berna 7o 26’ 26” E 46° 57’ 9” N Liverpool 49° 38 N
+ O h 23’ 57” 6o 2’ E 47° 14’ Luxemburgo 4 0 h 24’ 50” 6° 10 ’ E J

Besan^on N
201
200
Diferencia de Longitudes
LOCALIDADES horario con E. u O. de
Greenwich Latitudes
Greenwich N. o S.
Lyon •+ Oh 19’ 16” 4049*
Madrid E 450 46 » N
— Oh 14’ 45” 304 I M 6” O 400 24 ’ 30” N
Marsella + 0 h 21’ 35”
Mesina
5° 24’ E 430 18 > N
+ l h 2’ 17” 15034 ’ E 380 11 ’ 6” N
Milán + 0 h 36’ 46”
Mons 9° 11’ 28¡” E 450 27 ’ 59” N
+ 0 h 15’ 47” 39 52’ E 50o 2711 17” N
Moscú + 2 h 30’ 17” 37° 34’ 15 ” E 550 45’’ 20” N
CONCLUSION
Munich t Oh 46’ 26”
i '
11030’ E 48° 8’ 45” N
Munster + 0 h 30’ 29” 7° 30’
Namur E 5 1 0 5 7 ’ 45” N
/ + 0 h 19’ 50” 40 51’ E 500 27’
Nancy t O h 24’ 15” 6011’ E ' N
Nantes 48041’ N
- O h 6’ 12” 10 30’ O 470 13’
Ñapóles + 0 h 57* 2” N
Niza 14° 15’ 25 ” E 400 50’ N Tan sólo nos queda desear que el estudiante que nos ha
+ 0 h 29’ 7” 70 17 ’ E 430 43’ 17” N
Odessa - f 2 h 3’ 2 ” 300 45’ E 460 28’ 36” , N seguido atentamente hasta aquí, utilice ahora sus conocimien­
Oran “ Oh 3*
Oslo O® 37’ O 350 43’ N tos adquiridos, ante todo, para el bien de sus semejantes.
4 Oh 42’ 54” 10o 43’ 22’’ E
Oxford —Oh 5’1 3 ” 59° 54’ 44” N Uno de los agravios de la causa astrológica es el exceso de
(Inglaterra) 1° 15’ O 510 45*35” N
Padova
» ,

comercialización. Todavía son muchos los charlatanes que


+ 0 h 47’ 29”
Palermo 4 0 h 53’ 26”
11° 52’ 17’’ E 450 24’ 1 ” N deshonran nuestra ciencia, rechazando de esta manera a las
130 21’ 28” E 380 6’ 46” N
París 4 0 h 9’ 21” 2° 20’ 16’’ E 480 50’ 1 1 ” N
personas que sienten interés por ella.
Postdam 4 0 h 52’ 16” 130 3 ’ 59’’ E
Praga 520 22 ’ :5 6” N
4 0 h 57’ 40” 14015’ E 500 5 '
Reims 4 0 h 16’ 8 ” N
4° 2’ 4”' E 49° 15’ 15” N
Reval (Talinn) 41 h 39’ 24045’
Reykjavik E 590 26’ N
- 1 h 27’ 44” 210 56’ O 64° 9> 1

Riga N
Roma
4 1 h 36’ 32” 240 8’ E 560 57’ '

N
* •

4 0 h 49’ 55” 120 28’ 50” E 41o 53> 54” N


Rouen •fOh 4 ’ 33” lo 6’ 460 19 ”r

Salónica E E
4 1 h 31’ 52” 22° 58’ E 400 37’ 5” N
Scutari +1 h 18’ 190 30’ E 420 5’ N
Sofía 4 1 h 33’ 19” 230 19’ E 420 42’ N
Stockholm 4 1 h 12* 13”
tH
00
O

Strasbourg E 59° 20’ 32” N


4 0 h 31’ 5 ” 7046’ E 480 34’
Suez 4 2 h 10’ 14” 320 33’ 3!» E N
Tánger 29° 56’ 9” N
- 0 h 23’ 15” 3° 48’ 50” O
Turin 350 47’ 4 ” N
•40 h 30’ 41” 7° 41’ 47” E 450 4 ’ •'8” N
Trieste 4 0 h 55’ 5 ”
Tripoli 130 45’ 4 5 ” E 450 38’ 35” N
4 0 h 52’ 43” 130 10’ 49” E 320 54’ 3” N
Túnez 4 Oh 40’ 40” loo 10 ’ 1 » E 36° 47’ 44.. N
Ulm 4 0 h 39’ 58” 90 59» 4» E
,

Varsovia 480 23 ’ 9” N
4 1 h 24’ 7” 210 i r 49» E 52° 13’ 6” N
Venecia 4 0 h 49’ 22” I 60 20’ 30” E 450 26’ 10 ” N
Viena 4 1 h 5’ 21” 16° 20’ 20” E 480 13’ 55” N
Vilna 4 1 h 41’ 1” 250 15’
Weimar E 540 41’ N
4 0 h 45’ 20” 11° 19’ 9 ” E 500 59’ 2 ” N
Zurich 4 0 h 34’ 12” 80 30’ E 47° 22’ 37” N
4

202
203
INDICE

Prefacio del Editor . . . . . . . . . . . . . . . . . . ................. 7

PRIMERA PARTE

El Tema astrológico; cómo calcularlo

Tabla de los signos utilizados en Astrología . . . . . . . . 13


CAPITULO I
Generalidades. Resumen preliminar del problema.
La representación del cielo en el momento del
nacimiento. El horóscopo........................................ 15
CAPITULO II
Método elemental o preparatorio. Posiciones
planetarias. Orientación del Zodíaco. Breve
lectura del te m a ............................................ .. 19
CAPITULO III
La Tierra y el Cielo. Nociones astronómicas
indispensables. Algunas definiciones relativas
a la Tierra. La Tierra y sus relaciones con el
Cielo. Los demás planetas de nuestro Sistema
Solar. Coordenadas terrestres y celestes ¿ . 23
CAPITULO IV
El problema de la hora y el tiempo. Días siderales,
solares y medios. La hora local y la hora legal. Él
horario de verano ........... .. . . . . . . . . . . . . . . . .. 37
CAPITULO V
Las Casas astrológicas. El Ascendente, el Medio
Cielo y los Puntos Cardinales. Diversos sistemas
de domificación......................... .. ............. 43
CAPUL La ) VI CAPITULO XIV
Elementos necesarios para levantar una Carta Los aspectos “favorables” y “desfavorables”
del Cielo. Las Efemérides y la Tabla de Casas. Su fuerza. Las Conjunciones. Los Eclipses.
Ejemplos de Efemérides y de Tabla de Casas . . . 47 El Gran Trígono. Los Paralelos. Posiciones
CAPITULO VII especiales. La Traslación. Aspectos
Determinación de la hora que se ha de utilizar contradictorios. Tabla de significados
en el cálculo de las cúspides de las Casas. Examen de los aspectos entre planetas: 108
de todos los casos posibles. Influencia de la palabras clave ^ . 93
Longitud y Latitud. Consejos prácticos . ........... 55 CAPITULO XV
CAPITULO VIII La fuerza de los planetas en los diversos
Determinación de las cúspides de las Casas. signos. Tabla de las Dignidades, Exaltaciones,
Óómo utilizar la Tabla de Casas ......................... 65 Caídas y Exilios de los planetas .............................. 101
CAPITULO IX CAPITULO XVI
Determinación de las posiciones planetarias. Las Casas astrológicas y su interpretación.
Ejemplos de cálculo. Algunos consejos para Sus semejanzas y relaciones con los signos.
realizar una carta natal ........................................ 69 Las Casas derivadas.................................................. 105
CAPITULO XVII
El significado de los planetas en las Casas ............... 111
SEGUNDA PARTE CAPITULO XVIII
Un ejemplo completo de cálculo y de
La interpretación del Tema astrológico interpretación intuitiva................. . ........................ 115
CAPITULO XIX
CAPITULO X Algin, ts propiedades importantes de la
Los signos del Zodíaco. Sus clasificaciones. interpretación. Consideraciones generales.
Planetas retrógrados, orientales y occidentales . . . . 77 Ejemplo de un tema masculino . . . . . . . . . . . . . . . . 123
CAPITULO XI CAPITULO XX
El significado de los doce signos del Zodíaco. La salud según los planetas y los signos.
Tabla de las 36 palabras-clave . . . . . . . . . . . . . . . . . 81 Las relaciones de los signos y Casas con
CAPITULO XII el cuerpo humano.................................... 127,-f~ y

El significado de los planetas. El significado CAPITULO XXI


de los planetas en los signos . . . .,. . . ... . . . . ... ...... 85 La orientación profesional................. 131
*****
CAPITULO XIII CAPITULO XXII
La interpretación de los signos y los planetas. Las probabilidades de fortuna . .-. . . . . . . . . . . . . (135
y*
Importancia del Sol, la Luna, del Ascendente CAPITULO XXIII
y del Medio Cielo. Importancia dé los signos La vida sentimental . . . . ........... .. . 139"
más ocupados. La Rueda de la Fortuna. Tabla CAPITULO XXIV
de las 108 palabras-clave........ ...................... .. 89 Los hijos; Determinación del sexo . . . . . . . . . . . . 143
CAPITULO XXV
TABLAS de los diversos horarios utilizados
Los viajes. Su orientación. Los viajes largos. en los distintos países. Horario de verano
Elección del lugar de residencia . . . . ... . . . . . . . . . 145 utilizado en Francia y Bélgica. Latitudes
y Longitudes de las principales ciudades
del mundo ............................................................... 195
TERCERA PARTE CONCLUSION.......................................................* ’ 203
El cálculo de los acontecimientos

CAPITULO XXVI
Las Direcciones o Progesiones. Nociones
generales. Sus efectos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
CAPITULO XXVII
El sistema de las Direcciones simbólicas . . . . . . . . . 153
CAPITULO XXVIII
El sistema de las Direcciones secundarias. , ■
Su justificación. Simplificación de los
cálculos. Un ejemplo ............................... .............. 155
CAPITULO XXIX
La interpretación de las Direcciones . . . . . . . . . . . . 163
CAPITULO XXX
Sistema de Direcciones primarias. Su base . . . . . . . 167
CAPITULO XXXI
Los Tránsitos. Su combinación con las
Direcciones........ .............................................. 169
CAPITULO XXXII
Las grandes configuraciones mundiales.
Los armónicos ..................... 173
CAPITULO XXXIII
Las Revoluciones Solares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179
CAPITULO XXXIV
Interpretación de un tema femenino . . . . . . . . . . . 181
CAPITULO XXXV
Comparación de los dos Temas de los
capítulos XIX y XXXIV y determinación
de las posibilidades de compenetración . . . . . . . .. 191

También podría gustarte