Está en la página 1de 34

:

N.
l a edición: septiembre de 1997
9 '5
b Miguel Ángel Urrego, 1997 :
Derechos exclusivos de edición en caste$la'io
.K
reservados para todo el mundo:
O Planeta Colombiana Editorial S. A., 1997
Carrera 68A No. 22-55
- SantaFede Bogotá , Y
O
. \

Fundación Universidad Central - DIUC, 1997


I
. Este libro recoge los resultados de 1,ainvestigación "Aproxi-

'
mación al proceso de construcción de identidades culturales en
Carrera 5" No. 21-38 -.." L
1 Colombia. Las familias bogotanas 1880-1930", desarrollada
Santa Fe de Bogotá
iSBN: 958-614-590-5
- _-. .- bajo la dirección del Departamento de Investigaciones de la
Universidad Central, con la cofinanciación de Colciencias.
El estudio hace parte de un programa investigativo enca-
, 1mpreso por: Tercer Miindo Editores minado a encarar científicamente el problema de las identida-
. . l ,*:&vr
8 r des culturales en Colombia, enmarcado en el ámbito regional
* latinoamericano y centrando la mirada particularmente en los
Ninguna parte de esta publicación, incluido el diseño valores, los símbolos y los imaginarios que articulan las vi-
--
i de la cubierta, puede ser reproducida, almacenada o
transmitida en manera alguna ni por ningún medio, ya sea
vencias de las mujeres y los hombres en nuestro país. Tene-
mos la profunda convicción de que investigaciones como la que
eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de hoy presentamos, a través de la coedición entre la Fundación
fgtocopia, sin permiso previe deledit~r. Universidad Central y Editorial Planeta, contribuyen a con-
?, *? >
,
.
).

- 1 1
solidar la nación y las culturas colombianas y a la reconstruc-
ción así de una sociedad más participitiva, tolerante y
equitativa.
El desarrollo del trabajo, su enfoque teórico y metodológico,
permitió el análisis del proceso de las familias bogotanas en el
lapso comprendido entre 1880-1830, posibilitando conocer a
su vez un momento crucial de la historia nacional frente a la
constitución de nuestras identidades culturales. Encontró,
además, en las familias de este periodo un ámbito propicio
para evidenciar la relación entre elementos que se transfor-
man lentamente -usos de los espacios públicos y privados, '
estructuras y manejo del tiempo, formas de expresión de la
religiosidad popular y de los imaginarios políticos- y aque-
llos que en tiempos cortos generan rupturas -imposición de
nuevos proyectos políticos o transformaciones en el régimen de
producción-. Unos y otros cambios se presentan en esa Bogo-
SEXUALIDAD. MATRIMONIO Y FAMILIA EN BOGOTA

tá que sin saberlo inicia un lento proceso de modernización


auspiciado por la naciente industrialización y el concomitante
surgimiento de burgueses y asalariados. ., >
*- : 11, S'. *
Un período que como pocos muestra la lucha entre el dis- .-,.y-. .i. :r : .. *~ 1 t ,
I
.l:,,j4
curso hegemónico de legitimación de la burguesía y las diver- 3 , 8 /. .
. , d U'
i
l ! , - - . *
sas formas de resistencia de los sectores populares frente a . . ,! . . . , ..$:, x . ,,
7-2

todo lo que significara institucionalidad. Esta realidad genera 1! . :? CJ . , l :.!.tt,: ,, $:: r,+ :*,f,.! \
maneras de actuar desde dualidades aparentemente contra-
dictorias: se es creyente y practicante religioso pero se vive en
concubinato; se reconoce la democracia pero se asume la disi- .,ie - I r
dencia política y la marginalidad. Este libm se escAbi6 & '1993 y se publica sin modifícacio- -
El estu$io sobre las familias bogotanas caracteriza un nes. El objeto de la presente investigación histórica es aproxi-
camino de imposiciones y resistencias, de rupturas y conti- marnos al análisis de las identidades culturales a partir del
nuidades en el que creencias, valores, mitos y dioses de la ima- estudio del matrimonio y las familias bogotanas, en el período
ginería popular se resguardan, aportando elementos que 1880-1930.Es usual que el estudio de las identidades cultura-
preservan y enriquecen el mestizaje latinoamericano. Esta les se efectúe principalmente desde el punto de vista de cien-
caracterizaci~n,sin lugar a dudas, dará luces y marcará pis- cias como la antropología y la historia. Cuando se estudia desde
tas para que algún día, ojalá no lejano, finalmente y como lo la óptica de esta última disciplina científica, el énfasis se hace
sugiere nuestro/nobel, comprendamos "quiénes somos y cuál en aspectos generales: la denominada cultura nacional, las
es la cara con que queremos ser reconocidos en el tercer mi- dimensiones regionales de ciertos fenómenos o la cultura po-
pular.
Consideramos la familia una alternativa viable para reali-
María Cristina Laverde Toscano zar el estudio del proceso de constitución de las identidades
k(
Directora 5 1
culturales, por cuanto ésta es un lugar privilegiado de forma-
- hrjt S
Departamento de Investigaciones - DIüC
1 r ción, construcción y difusión de la producción simbólica de las
;. i 9. j.
Fundación Universidad Central
q
$*'T * sociedades, gracias a la cual los hombres y las mujeres de una
colectividad no sólo se identifican como miembros de ella sino
que pueden vivir en su interior e interpretar, a su manera, el
significado del universo simbólico.
Este lugar privilegiado que ocupa la familia se explica poi.
varias razones. En primer lugar, allí encuentra la sociedad el
sitio ideal para la transmisión, no mecánica, de principios de
convivencia social, de aceptación o reinterpretación de nocio-
nes generales sobre la vida, la muerte, el amor, la producción
material y la vida espiritual. . .
En segundo lugar, la familia es considerada socialmente
un instrumento de regulación de la vida de las personas que
la integran.Existen, en su interior, jerarqufas, funciones y
privilegios claramente definidos y reconocidos, por todos, como
1
L

10 SEXUALIDAD, MATRIMONIO Y FAMILIA EN BOGOTA

naturales. Es natural, por ejemplo, que el padre sea la cabeza rición de ciertos tipos de oficio y su incorporacióu a las nacien-
de familia. tes actividades industriales, y la necesidad de luchar por el
tercer lugar, la familia es una institución que regula la mantenimiento de sus formas de trabajo. La burguesía, por
existencia de la sociedad, en la medida en que otorga apellido su parte, comenzó a gestarse alterando, con sus requerimien-
transmite y prolonga valores de honor, filiación, etc., y garan tos históricos, las representaciones simb6licas de la sociedad,
tiza la transmisión de la propiedad. Las sociedades recono no sólo sobre los grandes problemas del pafs, el Estado y la
cen, a través del derecho, esta función de la familiti y otorgar nación, sino sobre las nociones más "cotidianas", tales como lo
a quienes aceptan dicha normatividad el carácter de indivi- limpio, lo sucio, la moda, los valores sociales,ek.
duos útiles a la sociedad, de buenos ciudadanos. En un período de transici6n, hay ritmos distintos entre dé-
Una visión más completa de las identidades culturales re cadas y sucesos pollticos y sociales. Aparentemente, por ejem-
quiere la incorporación de otras dimensiones importantes dt plo, son más din8mims los veinte y los keinta que las d6cadas
, lo econ6mic0, lo político y lo social, entre las que podemos se- anteriores y, por ello, los últimos años del siglo pasado y los
ñalar la fábrica, la calle, la plaza pública y la escuela. No obs- primeros del presente pueden tener un menor impacto en el
/ tante, y teniendo en cuenta lo argumentado anteriormente,
hemos tomado a la familia como herramienta de lectura de
crecimiento de la ciudad o en su industrialización.
Por otra parte, estas dinámicas no se manifestaron de una
las identidades, sin omitir otros acercamientos. Por lo ante. manera homogénea y/o monolftica sino que se adecuaron a las
rior, la investigación tiene sus méritos pero también sus li. relacionesde oposición, subordinación y dominaci6n que guar-
mitaciones. daban con otros fenómenos. De esta manera, la presencia de
El presente wálisis de las identidades culturales posee los capitales norteamericanos, la consolidación de la naciente
varias particularidades. La primera es que se realiza en torno clase obrera y el proyecto modernizante de la república liberal

I
a un perfodo de transición y en una ciudad en la cual se gene- del presente siglo dieron un mayor énfasis a las tendencias de
ran fenómenos de urbanización e industrialización. modernización de la ciudad que contrastaba con algunos li-
Por transición entendemos la confiuencia de fuerzas socia- neamientos centrales del proyecto conservador. Esto se expre-
les de naturaleza opuesta en los terrenos politico, económico, só en la añoranza de la ciudad colonial y la nostalgia de una
. social y cultural; estas fuerzas se articulan en la dinámica de Bogotá tranquila, pequeña y familiar que se m d e s t a en los
@, , ,imposiciónde un proyecto polftico conservador, del nacimien- escritas de algunos cronistasi
to de nuevas clases sociales, como la burguesfa y la clase obre- Obviamente, ninguno de estos procesos enunciados - n a -
ra, de la inserción en nuevas redes del comercio mundial y del cimiento de la clase obrera, ind~wkriahación y urbanización-
5 inicio de procesos de industrialización yaubanizauón de las se encuentraconcluido en el período estudiado, de manera que
'I- ; ,principalesciudades del país. La transición es fundamental los fenómenos descritos a lo largo de los capftulos no son ex-
'%porcuanto evidencia dinámicas de diferente naturaleza en clusivos de este periodo. Pozel contrario, la urbanización, por
I
,'plena desintegración o constitución. Esta tendencia hist6rica ejemplo, ha conocido a lo largo del presente siglo décadas de
'' . : .generó hechos como los siguientes: sectores sociales que sur- particular auge, como el registrado en los cincuenta o en los
='

I
' gen y10 desaparecen, tensiones sociales entre los individtios y
setenta, que podrian llevar a considerar que el ermino "urba-
1,' las clases por la acomodación ante las nuevas circunstancias, nización" es inadecuado para el período estudiado y que sólo

,c&f
ala alteración de los ritmos cotidianos y el surgimientode nue- es aplicable para d6cadas m8s recientes
'vas concepciones sobre el cuerpo, el espacio y el tiempo. Así mismo, cada dinámica tiene una cobertura particular.
i por ejemplo, el artesanado se encontró ante unas len-
1 La industrialización, concretamente el trabajo asalariado, no
,-
L 11.
Vi industrializacióny urbanización, que implicaban la desapa-
, -
involucró a la mayoría de la población, pues relativamente
'
<
I
I
' SEXUALIDAD. MATRIMONIO Y FAMILIA EN BOCOTÁ

p~i
' r@ueron muy pocos los obreros asalariados. Por el contrario, el
nL ?transporte masivo de personas o la instalación de servicios
Y-
cierta organicidad; hay, por tanto, una producción institucio-
nalizada de simbolos y de sus interpretaciones cuya función
J' públicos, aunque muchos de los bogotanos no tuviesen acceso es lograr la existencia de una lectura com.ún. Paralelamente
L .la ellos, modificó al conjunto de la población. La ciudad cambió existen otros niveles de la producción simb6lica, pues las cla-
' -con la presencia del tranvia, ya que para todos los habitantes
ses, las minorias étnicas y las regiones generan igualmente
.era posible trasladarse a Chapinero, sin camiIiar, o llegar fá- sus propias representaciones.
lcilmente al centro de la ciudad. Igual efgto causó la instala-
1
La identidad no seria otra cosa que la posibilidad de efec-
.&ón del acueducto, puesto que paralelamente se realizaron tuar una misma lectura de lo simbólico. Lectura que, debido a
' rticampaíiasmasivas de aseo e higiene. i . 9 ~o$ .
la naturaleza abierta de la cultura, es decir, a su constante
La segunda particularidad del estudi8 es que su objeto de
trabajo es la ciudad capital. Esta circunstancia requiere una renovación, está definida por dos e x t r d o s que se complemen-
I precisión torno a la maqera como se considera la ciudad. tan y se definen: lo permanente y las rlqturas parciales. Lo pri-
Específicamente es necesario señalar si ésta se asume como mero significaria la posibilidad de mantener, de generación
en generación, estructuras simbólicas básicas para garanti-
/ un objeto de estudio o*comoun espacio sobre el cual se desa-
rrollan fenómenos. Para la investigacih se privilegia la ciu- zar la continuidad de la comunidad. Lo segundo implica la
dad - e n la segunda y teícera parte del texto- como un permanente readecuación de lo simbólico y la aparición de
escenario donde los sujetos, clases e individuos se mueven. nuevas posibilidades de interpretación. Por ello es necesario
Este criterio de trabajo se manifiesta en la segunda parte con diferenciar los distintos niveles de lo cultural y de su interpre-
tación. A continuatión observaremos este fenómeno en el pe-
- la descripción de varios fenómenos especificos: servicios p6-
blicos, tendencias de urbanización y otros más, con la inten-
ción de que sirvan como referencias sobre las cuales se generan
ríodo que será objeto de nuestro estudio.
La cultura nacional y la identidad cultural son tomadas
o se readecuan representaciones simbólicas. como la elaboración ideológica que, desde el proyecto politico
Ademas de lo expuesto, el texto tiene otra particularidad: de la Regeneración,institucionalizan los sectores dominantes
la existencia de tres características especiales, que en su mo- blancos del altiplano cundiboyacense, específicamente la elite
f ' mento se desarrollarán: una selección de conceptos centrales bogotana, para el resto del pais. En dicha elaboración apare-
- ?VC que guian el análisis, unas hip6tesis básicas y una utilización
especial de las fuentes. e .
.*
*U 1 , - r .4 'i- I I ~
cen claramente establecidos los fundamentos de la nacionali-
dad hispanismo, cultura cristianizada,un Estado sip presencia
A lo largo del libro se trabaja' con conceptos tales como iden- nacional, una politica maniqueizada y el reconocimiento de
.'
.li
!
' tidad cultural, cultura nacional, identidades culturales y cul-
tura bogotana. El manejo de este conjunto de conceptos
corresponde a la necesidad de diferenciar la existencia de pro-
una región dominante. Sus manifestaciones más obvias fue-
ron la oficialización del himno nacional, la consagración del
país al Sagrado Corazón, la formación del ejército nacional, el
7 . ' cesos hist6ricos que poseen dinámicas particulares y que en la establecimiento de una cultura cafetera, la protección de la
i k, . mayoria de los casos son mutuamente dependientes. Iglesia a través de la Constitución de 1886 y el Concorda-
.:1u1 +, En la investigación, entendemospor cultura el conjuiito de to- y la persecución del disidente polftico.
tramas de significación que el hombre mismo teje y, por tanto, Sin embargo, esto no quiere decir que no existan manifes-
L.

,l
el estudio de la cultura es una ciencia interpretativa en bus-
ca de significaciones.ErUgRn diferentes niveles de producción
taciones de variadas producciones culturales que elaboran,
cotidianamente, clases en constitución y la población de dis-
simbólica. La formación he las naciones implicó la elabora- tintas regiones; estas producciones superviven, al margen o
cibn de soportes ideapg que permitieran el forjamientode una con el beneplácito de la cultura nacional oficial. A esta reali-
4 ..
18 SEXUALIDAD, MATRIMONIO Y FAMLIA EN BOGOTÁ
.,
.1

bogotanos sobre la ciudad y un número bien importante de En la tercera parte analizaremos los aspectas generales
prácticas cotidianas. Posteriormente, se consideran los efec- relacionados con la existencia de la familia en Bogotá entre
tos de la industrialización y la urbanización de la ciudad, en 1880 y 1930.Inicialmente sintetizamos los distintos tipos de
1s manera como se entendian los espacios privados -las ca- saberes, institucionales, religiosos, profesionales, etc., que se
S- y los públicos -la ciudad-. ocuparon de la existencia de la familia. En primer lugar, tra-
En segundo lugar, se estudia el impacto de los servicios bajaremos el discurso de los laicos; es decir, el conjunto de
f:iJ públicos en la vida cotidiana de los bogotanos. Inicialmente pronunciamientos de analistas, pensadores y poiíticos sobre
elaboramos una brevísima reseña histórica de su evolución la familia. Asi, por ejemplo, abordaremos la familia imagina-
fi" , señalando aquellos hechos o problemas que a nuestro juicio da en la legislación, en los códigos penales y civiles. Comple-
'incidieron más en la transformación de la vida cotidiana. Por mentando lo anterior, presentamos las normas que la alta
tanto, no se trata de una rigurosa historia de los servicios pú-
jerarquia eclesiástica estableció para la conformación de la
blicos en Bogotá. Cada servicio se presenta individualmente y
pareja en el periodo estudiado.
en su desarrollo se señalan las modificaciones especificas pro-
El objeto de esta parte del estudio es presentar la imagen
vocadas por ellos en las costumbres de los bogotanos y se ana-
lizan, en particular, las nuevas significaciones introducidas de las diferentes instancias de lo institucional acerca de la
en las nociones de tiempo, distancia, limpieza, salud y aseo. familia, su conformación, las funciones de sus miembros y
La urbanización cambió no sólo el aspecto ñsico de la ciu- la función social que debia cumplir. Igualmente, determinar
dad, las fuiciones de los barrios, la consolidación de la arqui- las distintas fuerzas sociales que pretendieron reglamentar y
tectura pública, s+o también el concepto sobre su evolución a normalizar el funcionamiento de la familia y, además, anali-
raíz del surgimiehto de la planificación urbana. Resaltamos zar la naturaleza del discurso de estas fuerzas para asi enten-
la determinación de los elementos que constituyeron la kans- der el modelo de familia que se intentaba imponer al conjunto
formación de los ritmos q w vive una ciudad; es decir, el con- de la sociedad. Las fuentes de trabajo fueron las pastorales, la
junto de actividades que desarrolla la población dependiente legislación y la prensa del periodo.
de hechos como la circulaci6n de productos de subsistencia, En segundo lugar, estudiamos el aspecto opuesto, es decir,
los procesos de urbanización e industrialización, las redes de las actitudes que los bogotanos asumieron para la constitu-
T-b' transporte y la distribución espacial de los distintos servicios ción y la vida de pareja. T r a t q o s el matrimonio en Bogotá
(iglesias, escuelas, hospitales, parques, bancos, etc.). Como en analizando las tendencias de éste en el período, el comporta-
. ,la sección anterior, no se trata de hacer un estudio completo miento en los diferentes meses, las características del matri-
de la urbanización de la ciudad, únicamente enfatizamos el monio en la parroquia de Las Aguas y, por último, una
! surgimiento de barrios, edificios estatales, espacios públicos y aproximación a las características fundamentales de las fami-
!-tendencias del crecimiento de la ciudad como escenario en el lias bogotanas entre 1880 y 1930:lugar de origen de la pareja,
. ,cual se transformaron la distribucióny función de los espacios 1 existencia de redes familiares, los testigos de matrimonio, el
en las casas; esto es, el surgimiento de nuevos lugares en el tamaño de la familia y la práctica del concubinato.
Y,

'
t
interior de las viviendas, que en el período estudiado sé co-
menzaban a levantar en el norte y occidente de BogotA, y la
4 qanera como los bogotanos usaron la ciudad. La hip6tesis de
En la cuarta parte del informe intentamos esbozar, des-
de cuatro bloques temáticos, algunos elementos del proceso de
constitución de la identidad colombiana a través de la familia,
' esta sección es que dichos cambios hicieron parte de las alte- enfatizarnos en la manera como las familias de las distintas
, raciones que en el manejo del espacio, público y privado, gene- clases asumieron su existencia cotidiana en?a ciuda!
-.-- - B o -
, , - ~ ' l -. .
t m , ,
,
.
s - &l
- 1 --L-
( ró la consolidación de la burguesia en Colombia. ,(! h . gotá entre 1880 y 1930. . i
a 4 r
i
' 11
1
-t
. .
"f' .
20 SEXUALIDAD, MATRIMONIO Y FAMiLlA EN BOGOTÁ
ir b ,

't
El primer bloque temático se inicia con el proceso de elabo- En el tercer bloque temático se analiza la dualidad nacer y
ración de la noción de intimidad, que consideramos burguesa mo* en Bogotá. Se busca en esta unidad estudiar el conjunto
en este período. Para la explicación de este aspecto expone- de prácticas que definen la cotidianidad de los bogotanos, por
mos las imágenes que se tenían de lo masculino y lo femenino, ello trabajamos temas como el nacimiento, la noción de ma-
' la sexualidad y el uso de los espacios en las casas. Es decir, se
1 &ata de una aproximación a las representaciones del cuerpo y
19 Idel espacio.
ternidad, el uso de la casa, los niveles de vida, las buenas
maneras y el morir en la ciudad.
En la sección "Nacimiento e infancia" presentamos, a tra-
Inicialmente privilegiamos lo femenino tratando de evi- vés de las estadísticas y testamentos, el rol cumplido por el
;\ $ [ ~ ~ d elos ~~roles
i ~ que
~ las mujeres de aquel entonces debfan hijo ilegítimo en la sociedad. Estos datos nos sirven para com-
, desempeñar en diferentes lugares. El rol es explicitado en plementar, desde otra perspectiva, el fenómeno de la ilegiti-
,' las añrmaciones que autores de la 6poca expusieron sobre midad y, fundamentalmente, para apreciar las posibilidades
, ' Qu6 debfa ser lo femenino y cómo debería comportarse una
de supervivencia de los niños recién nacidos.
- mujer. E l anterior análisis está seguido por el estudio del sur-
/ A renglón seguido abordamos el cambio en las nociones de gimiento de un saber cuyo objeto es el cuidado del menor: la
lo limpio y lo sucio originadas con la introducción de servicios puericultura. Para ello comentamos la aparición, en Colom-
públicos y una nueva concepción del cuerpo por parte de la bia, de los manuales de cuidados al niño y el sentido social y
burguesfa. Veremos cómo las imágenes sobre lo limpio y lo político de las normas allf contenidas.
sucio desempeñan un papel importante en la diferenciación A continuación se presenta la manera como se materiali-
I
social en la Bogotá de esa época. zan los cambios en las concepciones del manejo del espacio de
- Posteriormente, en un segundo bloque temático, nos ocu-
las casas. Tomando como ejemplo una quinta de Chapinero
paremos de la sexualidad de los bogotanos, la forma como fue
evidenciamos cómo la burguesía en constitución impone esti-
asumida por los hombres y las mujeres de las distintas clases
y, paralelamente, la emergehcia de un tipo específico de sexua- los arquitectónicos, crea espacios con funciones particulares
lidad. Hemos creído fundamental en el tratamiento de la sexua- (comedor, sala de piano, estudio, etc.) y propone una distribu-
lidad estudiar las especiñcidades de la prostitución en Bogotá, ción de las funciones (los servicios al final de la casa, las zonas
por considerarla un elemento importantísimo de regulación sociales al frente de las mismas, etc.)
de las tensiones sociales. Posteriormente,se determinari los aspectos del nivel de vida
En el tema de la sexualidad consideramos igualmente la de bogotanos, resaltando las pautas alimentarias y las condi-
dualidad legitimidadlilegitimidad en los nacimientos, pues ella ciones de la vivienda. Estos aspectos son empleados para de-
nos permite, hasta cierto punto, respaldar cuantitativamente mostrar las enormes diferencias sociales existentes en Bogotá
los análisis sobre el comportamiento sexual de los bogotanos. y la ~narginalidadde sus habitantes, a pesar del aparente bien-
La pretensión fundamental es confrontar los discursos que estar del bogotano.
regulaban las prácticas cotidianas con las cifras. ~oncluimosla sección Vivir en Bogotá" con el estudio de lo
Nos pareció también importante incluir en estas nociqnes que genéricamente las clases dominantes denominan las "bue-
sobre el cuerpo y la sexualidad la imagen de los poetas, ya que nas maneras", que es un aspecto central de la cultura bogota-
su trabajo contribuyó notablemente a un reconocimiento del na. fistasno son otra cosa que el conjuntode prácticas cotidianas
cuerpo del hombre y, especialmente, de la mujer, y a la posibi- que definen rituales de diferenciación social. Resaltamos en esta
lidad dé hablar abiertamente del placer. Por esta razón inclui- parta el supuesto refinamiento de los bogotanos.
mos algunos poemas de los artistas más representativos del para comprender lo que significaba morir en Bogotá se con-
período, cuya temática es el cuerpo de la mujer. ': ' sideran las representaciones de los bogotanos sobre la muer-
SEXUALIDAD,MATRIMONIO Y FAMILIA EN BOGOTA

do básicamente los testamentos. Pretendemos aquí historia de la familia y la identidad cultural


ente interrogante: ¿Recollodan los bogotanos,
i¿ eat6licos practicantes, cuando estaban próximos a su muerte, Antes de iniciar el desarrollo de los capítulos mencionados
. ,r a sus hijos ilegitimos? anteriormente es necesario presentar una breve síntesis del
El cuarto bloque temático del capítulo trata los delitos con- panorama de los principales avances de la historia de la fami-
tra la familia. Buscamos en esta unidad comentar el conjunto lia en Europa, América Latina y Colombia, y de algunas posi-
' ;! de debtos que, de una u otra manera, afectaban l a estabilidad ciones teóricas en Colombia sobre la cultura y la identidad
' , de l a familia: la delincuencia femenina, el aborto, el infanti+, cultural. Consideramos fundamental esta síntesis no s610 para
cidio, las riñas familiares, el delito sexual, etc. contextualizar el trabajo, sino para complementar algunas de
El quinto capítulo corresponde al análisis de la función de las ideas mencionadas atrás y que hacen referencia a las posi-
la Iglesia en el proyecto conservador y la manera como contri- bilidades del presente estudio. Concretamente, se evidencia-
buyó, con l a reMaci6n de las prácticas cotidianas de los hom- rá por qué se tuvieron en cuenta algunos temas tratados, la
bres y las mujeres, al establecimiento de un tipo específico de razón de ser de la base documental y su empleo y, lo más
cultura nacional1. Dos puntos se trabajarh. El primero, de- importante, los criterios con los cuales se seleccionaron y se
nominado el control de las pasiones, intenta evidenciar los dis- emplean los conceptos ejes. Así mismo, este balance posibilita
tintos mecanismos impuestos para administrar las pasiones un juicio más detallado sobre los méritos y las debilidades de
del pueblo, causa, se@ el conservatismo y el clero, de los nuestra investigación.
principales males de la nación.
El segundo, de@minado régimen de verdad, pretende se- Sobre la historia 'de la familia se encuentra una amplia
ñalar el intento d&redefinición de conceptos y la institucio- posibilidad de acercamientos. Una primera gran línea de tra-
nalización de lógicas interpretativas de la realidad. Estos dos bajo corresponde a la aproximación a la familia a partir de l a
aspectos tenían'por objeto dotar al sector letrado de nuevas demografía. Este enfoque de la investigación plantea, desde
referencias para interpretar el mundo social y legitimar el el estudio del comportamiento demográfico de las clases y los
proyecto conservador clerical. sectores sociales, un trabajo en torno a la reconstrucción de la
En esta última parte se pretende contrastar la dinamica familia y sus características, en cuanto a tamaño, edad de los
modernizante del ascenso burgués, trabajado en la cuarta par- contrayentes, fertilidad, mortaliddd, etc. Las investigaciones
te, con las dinámicl que acentuaban lo tradicional. El objetivo se dirigen a precisar hechos como: matrimonio (edad prome-
no es otro que resdtar lo que hemos señalado como caracterís- dio), fecundidad, ilegitimidad, mortalidad infantil, etc. Este
tica del período: la transición y la relaci acercamiento metodológico ha sido impulsado por investiga-
permanencias relativas. dores como Louis Henry y Fleury, quienes crearon el método
Presentamos a continuación las de reconstitución de familias2, e instituciones de prestigio
de las fuentes bibliográficas emple mundial como el Cambridge Group for the History of Popu-
hacen referencia a la historia de lation and Social Structure, cuyos investigadores elaboraron
cultural, y su particular inciden
' - -" -" una historia demografica inglesa y produjeron clásicos de la
hipótesis de trabajo y u h c i 6 n de fuentes.

, , : , L*..:'If

--
4:$.
1 La mayo$a de las ideas desario~ladasen asta p r

Luis Henry,Manual &= la &=mograflcrhis#rica, ~&&%a, Editorial Crí-


- en el artículo "La Regeneraei6n (1878-1898)"ep la Gran Enciclopedia
i ?Colombia. Temática 2, Bogot8, Círculo de Lectores, 1991, pp. 421 y 8s.
tica, 1986.

b ' # '
;g 5 .0" S s r
,OP)eEE)ED
CM" g$""-u
a m Ie - e ap, 2-"
e $c:IS"F'e
m
[LE:B o e m g:
m
SE
E g~ ~.eg
E g B g e g
"9' &g, e:
<pgp,<Do
ag.e.$-m
gm
p " c e
2 38
%@. e g P $ m'
I s
0 B &a&:;
E' 5 5.E g~ 8.8 e8
~ - 2$ B e 8e 5-
OP m
a 5 . 9 -e Et.
gg g:0-m
-B -;
53 E;oes
z.E' O m E.m g
ge m V g ,
g e o - 0
8; gsgas
S g --9.S
* o ?.W??
26 SEXUALIDAD, MAT'RIMOMO Y FAMILIAEN BOGOTA

MarMnez, con el estudio sobre los amigos del país de Murcia,' recen en el texto Sexualidad y matrimonio en la América
entre 1777-1786lS; Mm'a Luisa Robledo, con la oligarquía ~ i s p á n i c adonde
~ ~ , se exponen problemas como la función de
lorquina entre 1680 y 172014;y, para América Latina, el re- Ja Iglesia en la regulación de la sexualidad, el papel de la
ciente estudio comparativo de los casos de México, Argentina confesión en l a individualización y aculturación entre los
y Centroamérica de Diana Balmori, Stuart F. Voss y Miles nahuas, la relación entre el honor y la sexualidad, la bmjería
W~rknan~~. sexual, las pautas para la elección de consorte, la ilegitimidad,

1
Otra línea de investigación se aproxima a la familia con etc. Las líneas de trabajo se agrupan en temas como los com-
estudios alrededor del niño. Esta corriente encontró en el tra- portamientos sexuales, abordados en los trabajos de Sergio
bajo de Philippe Aries16, la base para la realización de otras Ortega Noriega, Asunción Lavrin y Ruth B e h d O .
investigaciones similares; sobre todo desarrolló su hip6tesis En el Brasil, el énfasis se h a puesto en los estudios de la
según la cual; en la antigüedad, no se representó al niño y historia del niño en los diferentes períodos históricos, dife-
éste solamente aparece con el proceso de consolidación de la renciando las razas. Los temas trabajados son: el papel de los
,
burguesía. cl-
En esta misma perspectiva, León Carlos Alvarez Santalo
jesuitas, el abandono de niños, los hijos de las esclavas, el
concepto de infancia, etc21.
estudia los códigos de conducta de la familia en el antiguo Una última aproximación a la familia tiene que ver con el
régimen, a partir del abandono de niños1'. El abandono se estudio de la sexualidad, perspectiva en la cual se encuen-
explica por el peso del conjunto de códigos sociales en torno 4 tran sociólogos, abogados e historiadores. Entre los recientes
honor, la marginación, el castigo y la lacra social. . trabajos de historia de la sexualidad podemos mencionar los
En paises de América Latina, como México y Brasil, em de F. Tomás y Valiente y otros22,que estudian las diferen-
contramos centros de investigaciones donde los estudios sa- tes facetas del delito sexual en la España barroca, enfocando
bre familia y matrimonio, elaborados desde la historia de las los temas desde la especialidad de la historia del derecho.
mentalidades, han logrado'aportes importantes. En el caso Laure Adle? realiza su trabajo alrededor de los rituales
mexicano, hay que señalar el conjunto de ponencias que bajo de la pareja, desde el noviazgo, pasando por los hijos, hasta el
el título de "Del dicho al hecho" agrup6 el trabajo del Semina- adulterio y el divorcio.
rio de Historia de las Mentalidades18y los artículos que apa- Georges DubyU, por su parte, desarrolla un análisis sobre
el concepto de amor en la Edad 'Media y sobre las prácticas

, :/
matrimoniales en el mismo período histórico.
"II . 1

13 Matías Velázquez, "Los amigos del país. Análisis de una elite del reino de l
' D : , 4 '4'
Murcia durante la primera etapa de la real sociedad econ6mica, 1777- rt.9 . , ",4 1. 9
, .Ir1
... '
.
l -

1786". en Francisco Chacón, op. cit.


i&ia,
i L .1-I J1

14 María Luisa Robledo, "Aproximacionesal estudio de la oligarquía muni- l9 hunci6n Lavrin (Coord.), Sexualidad y mdrimonw en la M r i c c r His-
cipal*, en Francisco Chacón, op. cit. e a . Siglos;-XWI..,
20 Ibíd
CNCA-G~&I%O, 1991. : ' . T.

15 Diana Balmori y otros,Las alianzas defamilias y la formación del país en 1 1

América Iatina, México, FCE, 1990. 21 Mary del Priore (ed.), Historia da crianea do Brasil, Sao ~ a u l o~, i s t o r i a
16 Philippe Aries, El niño y la vula famiiiar en el antiguo régimen, Madrid, contexto, 1991.
Editorial Taunis,1987. 22 F. Tomis y Valiente y otros, Sexo barroco y otras transgresiones
17 León Carlos kvarez Santalo, "Anormalidad y código de conducta de la P~emodernas,Madrid, Alianza Editorial, 1990.
familia en el antiguo régimen. La doctrina religiosa sobre el abandono de 23 Laure Adler, Secretos& aicoba. Historia de lacrpareja 1830-1930,Buenos
niños",en Francisco Chacón,op. cit. Aires, CoIecci6nPlural Historia, 1987.
18 Seminario de Historia de las Mentaliddes,Del dicho al hecho...tranqgre- Georges Duby, El amor en la Edad Media y otros ensayos, Madrid, h-
sionesy pautas c~ltumles~~~hNuevah'spo~fia~ Méxia>, IN-I-QiCk 1989. Z a Editorial, 1990.
28 SEXUALIDAD, MATRIMONIO Y FAMILIA EN BOGOTA
L .

En nuestro país, los trabajos sobre la familia no han sido Nuestro estudio de las identidades culturales, a través de
nada comunes ni fáciles, como lo señala Viginia Gutiérrez de las familias bogotanas, encuentra entre sus limitaciones una
Pineda25.Recientemente, las investigaciones de Pablo Rodrí- bibliografía colombiana reducida y un casi inexistente traba-
guezB y Suzy Bemúdezn han incursionado en los temas de jo de archivo. Esta dificultad pretende ser superada con un
matrimonio y mujer, con unos estudios fundamentalmente estudio preliminar de los archivos mencionados.
descriptivos. La historia demográíica es prácticamente inexis- La reflexión sobre la cultura y las identidades culturales
tente28,circunstancia que se repite para investigaciones sobre es de mayor complejidad, tanto por las dificultades epis-
ciclos de precios, niveles de salario, etc. temológicas de la definición de los conceptos, como por la uti-
En Colombia, un estudio en la perspectiva del niño es el de lización de los mismos para una nación en construcción. Con
Cecilia Muñoz y Ximena Pachón, La niñez en el siglo XX;en respecto a la deñnición, se tropieza con,la dificultad de que
él se describen los diferentes aspectos que tienen que ver con el frecuentemente se aborda desde distintas disciplinas y en el
niño, tales como salud, educación, recreación y asi~tencia~~. interior de cada una de ellas existe una multitud de aproxi-
Debemos anotar que, hasta el momento, no se ha efedua- maciones teóricas, en alm%.s casos, de poca claridad30.
do la consulta de determinados archivos, entre los cuales se La diversidad de aproximaciones se evidencia en los dis-
destacan: notadas, criminales, archivos parroquiales, etc., tintos seminarios y encuentros colombianos sobre la cultura
elementos que son fundamentales para el presente estudio. y la identidad. El Primer Seminario Nacional de Metodologías
Por ello, el análisis de temas importantes para esta investiga- de la Investigación en Cultura mostró acercamientos desde la
ción se ha realizado, básicamente, desde la consulta de prensa. antropología,la semiología, la comunicación, la historia, la ar-
-I F .Ir* f a.
quitectura y el arte y la denominada cultura populafll, hecho
'I :.d *.L il *':. que se repitió posteriormente en el V Congreso de Antropolo-
@as2y en el Foro Nacional de la Cultura de 199OS3.
25 Viiginia Gutibrrez de Pineda, a p s a r de comenzar su trabajo a mediados En el evento de Quirama, Jaime Jaramillo Uribe estable-
de la década de los sesenta, no ha encontrado muchos seguidores entre los
historiadores colombianos. Sobre la evolución de sus estudios, las dificul- ció, desde el punto de vista de la historia, una aproximación
tades teóricae y metodológicas y los logros de V i a Gutibrrez, vbase general a la cultura y unas precisiones fundamentales para
"Metodologfas en las investigacionesde la familia en Colombia", en Pri- el estudio de ésta; estos puntos han sido retomados en el pre-
mer seminario nacional'de metodologíasde investigaci6n en cultura, Cua- sente estudio. Inicialmente, Jarmillo establece los rasgos de
dernos académicos de Quirama, No. 4, Rionegro, Memorias elaboradas -,. -,rpy,- . & r - 1.' i, I

'1
4
por Gabriel Jaramiilo, Recinto de Quirama, 1987,pp. 34 y ss.
26 Pablo Rodrfguez, Seducción, amancebamientoy abandono en la Colonia, - .- ', ,j r, ,
. .
Bogotá, Fundación Simón y Lola Guberek, 1991.
27 Suzy Bermúdez, "Debatea en torno a la mujer y a la familia en Colombia,
en revista Z&to y Contexto, No. 10,Universidad de los An-
4 . ,* , - v , - d.:,
Jii,
.y'
.
,,*:j
,,.,.'nc~'-
, 1 I'V

:. .
1850-1886*,
des, Bogotá, enero-abril de 1987;Hijas, esposas y amantes, Bogotá,
30 debate d i 8 t i c o so re 18 nocióilde cultura muestra grandes diferen-
cias te~Sricas,particularmente sobre el sentido y la utilidad de la división
Uniandes, 1992;El bello sexo, Bogotá; Ediciones Uniandes-ECOE, 1993.
28 Una de las pocas excepciones es el trabajo de Carmen Elisa Flórez, Rafael cultura materiali cultura espiritual, e incluso la existencia de nociones
Echevem y Elssy Bonilla, La tmnsición demográfíca en Colombia. Efee- elitistas y reaccionarias. Ver sobre el particular a Pablo Guadarrama y
tos en la formación de I<r familia, Bogotá, Ediciones Uniandes-Universi- Nikolai Pereliguin, Lo universal y lo espectfico en la cultura, Bogotá,
dad de las Naciones Unidas, 1990. Universidad Central de las Villas Santa Clara-Universidad Incca de Co-
29 Cecilia Muñoz y Ximena Pachón, La. niñez en el siglo XX,Bogotá, Plane-
ta,1991,y "Mortalidad infantil, crecimiento demográfico y control de la
lombia, 1988,págs. 17.20.
31 Cuadernos acdmicos de Quimma, op. cit.
32 Icfes, Memorias del simposio identidad étnica, identidadregwnal, identi-
. t

natalidad: una lucha por la supervivencia de la infancia bogotana (1900-


1989In,en revista Maguare, Nos. 6 y 7, Departamento de Antropología, dad nacional, Serie "Memorias de eventos científicos".
Universidad Nacional df Colo&& Bogotáa 088-1991. 33 Imágenesy reflexiones de la cultum en Colombia, Bogotá, Colcultura, 1991.
-m
i
/,
1 5
- - EN
SEXUALIDAD, MATRQ4ONIO Y FAMILIA BOGOTA
:-?m-
tratamiento de la cultura por la historia, cuando señala que d) "En las sociedades occidentales (y para este efecto, con
los historiadores: , todas sus carencias y especificidades debemos considerar
,

, , a Colombia como tal) se puede hablar y se habla de una


C..) conciben la cultura como un
toa0 cuya descripción y cultura burguesa y podría hablarse de una cultura obrera,
o de las clases medias" .
J .

análisis debería incluir todas sus capas, la popular y la


culta, la de los estratos sociales altos, medios y bajos; _ ' , ,' , e) Podemos "... igualmente hablar de una cultura urbana
la totalidad de los valores y actitudes de una nación, una A ,y de una rural, introduciendo las categorías de ciudad y
época o una cultura tomada en su integridad, en todos sus ,, campo".
aspectos, desde la religión y el lenguaje, las ideas políticas ' '
0 "Podemos y debemos introducir también en el análisis
y científicas, el arte y lo que suele llamarse las formas sim- ,, .'
cultural elementos de la geograña, el clima y el paisaje,
bólicas, hasta sus más modestas expresiones como las for- sin que esto signifique la aceptación
.. . del fatídico deter-
Y!

.. . mas dei cortesía, la culinariay lo que Levi Strauss denomina ., minismo geográfico". ... .. 8

* ' las costumbres de mesa I I . i ' f .

1
Los estudios sobre la cultura en Colombia acentúan una
De dicha ponencia rescatamos, igualmente, las siguientes característica fundamental del problema de la constitución
consideraciones sobre el estudio de la cultura: del Estado Nacional: la existencia de regiones. Los eventos
! anteriormente comentados insisten en este fenómeno35.
a) Lo específicopara el historiador es el tiempo; "desde luego Los trabajos citados reconocen, igualmente, la presencia
I . i debe propcylerse no sólo mirar y explicar el cambio, sino de diferentes niveles del fenómeno cultural; por ello, se lle-
también el carácter de forma y estructura que en un mo- van a cabo investigaciones sobre la cultura nacionalB6,la cul-
mento del tiempo presenta la cultura estudiada". tura regionalB7y la cultura urbanaB8.Este hecho lo retomamos . -
, b) "... cuando se trata de una época, de una nación o de en las consideraciones generales del informe y en el capítulo
. ..',( una comunidad histórica, difícilmente podemos hablar
I
primero.
, de una cultura, haciendo abstracción de las divisi~neap Sobre l a denominada identidad existen, igualmente, am-
1
jerarquías sociales". +i . '
" , plias diferencias. Una primera aproximación a la identidad
t . C) "...si la sociedad que la crea y la soporta -la cultura, como
j cultural la considera como uq "punto virtual al cual nos es
es el caso de las sociedades modernas está organizada o indispensable referimos para explicar cierto número de co-
, estructurada en clases sociales, debemos tener en cuenta
, que, según el grado de integración a que haya llegado esa
sociedad, podemos hablar de una común; pero debemos
'
35 La consideración de lo regional, por ejemplo en "Procesosculturales re-
., ;.' también tener en cuenta que más allá de ese patrimonio ,
' -: común se encontrarán elementos y estilos culturales que
"
gionales", en Imágenes y reflexiones de la cultura en Colombia, op. cit.,
segunda parte.
corresponden a diferentes grupos o clases". 36 Jaime Caycedo Tumago,"Diversidadcultural, unidad nacional y entorno
l. t
I 4 ? #'[f;pp
L - latinoamericano", en Icfes, ZZZ Congreso de Antropologta en Colom-
bia, Bogotá, serie Memorias de eventos cientficos, 1986,pp. 191 y S S .
37 Orlando Fals Borda, "Regióny cultura: algunas implicaciones teóricas y
politicas", en Imágenes y reflexiones de la cultura en Colombia, op. cit.,
34 Jaime( Jaramillo Uribe, "Conceptode cultura y métodos de investigación pp. 171 y S S .
desde el punto de vista de la historia", en Clsadernos académicos de 38 Julián Arturo, "Estudioscontemporáneos de cultura y antropología urba-
Quirama, op. cit., p8g. 120. na", eh Zmdgenes y reflexiones de la cultum en Colombia, op. cit., p. 388.
Capítulo 1 ' "

ESTADO NACIONAL, CULTURA NACIONAL, R E G I ~ N ,


IDENTIDADES CULTUFtALES Y FAMILIA
; .- 5 '! 1
I I

La reflexión en tomo a la posibilidad de realizar una lectu-


ra de las identidades culturales, a partir del estudio del ma-
trimonio y las familias en la ciudad de Bogotá entre 1880 y
1930, exige en principio una delimitación de conceptos y una
determinación de los procesos que requieren ser abordados
para la aproximación a ellos y a las relaciones que establecen
entre sí. En consecuencia, estudiaremos en primer lugar la
relación existente entre Estado nacional y cultura nacional;
. '< - . i , . '.. en segundo lugar, la función de lo regional en la configura-
ción del Estado nacional y la cultura nacional, y, por último,
d .; .. ' < -!I , .t.-:. ti
/p.. *,, :. ',,-fv .. . . los nexos existentes entre la familia y las identidades cultu-
: ,e .?. jp!,T . -. ., :
$

j'\ . ,f
.'. ,

rales.
,. ,h
'-l.'!
...
. . 1.

l , ~ , -4,
1 ~>

. ,
q;.,
,
.
k . l ;
, ! , . , * :
. ,
i ! !
.)

:
i"'
,
l ,
.T..
;&)>,t.
ES- nacionat y c&ra na~b&i
l . /

L.
: . . , .;;
4 1
.

"'
,

. : . :. Lo que caracteriza el período estudiado es el Proceso de


."? . ,,N ! ...,a .,.
9 ' #.&' - construcción del Estado nacional, como forma de organiza-
S 1' m
ción de la sociedad, el cual condujo a la unificación nacional
.-:
,.-- '
,. r,,qi en los países europeos (Italia, Alemania) y a la conformación
J ? ,L ;x,:a.:,,M de las repúblicas independientes en América Latina.
La independencia en América Latina, al igual que la unifi-
cación en Europa, no signiñcó que la forma republicana se
consolidó sin traumatismos; par el contrario, se inició una
época plena de contradicciones políticas, militares, ideológi-
cas y sociales.
La Colombia del siglo XlX vivio esta coyuntura histórica
con la confrontación entre los proyectos políticos liberal y con-
servador, en tomo al tipo de Estado y nación que debía predo-
minar. Este e h n t a m i e n t o se presentó en todos los campos