Está en la página 1de 2

LA TEORÍA DE LA MENTE.

Su adquisición se hace gradual e irreflexivamente, sin concebirla como


tal teoría.
¿De qué se ocupa la teoría de la mente? De explicar y predecir la
conducta humana. Para ello se ha de adoptar una postura intencional, tal como
postulaba el filósofo D. Dennett. Según ésta, consideramos a las personas
agentes racionales, y asumimos que actuarán para satisfacer sus deseos dadas
sus creencias. Brentano diría que deseos y creencias son estados intencionales,
esto es, son “sobre algo”, referidos a algo.
¿Qué es un sistema intencional? Una persona o artefacto al que
atribuimos creencias y deseos para explicar sus conducta. Se pueden distinguir
tres niveles de intencionalidad:
- Orden cero: No se reconoce intencionalidad al sistema; no tiene
creencias o deseos.
- Primer orden: La conducta es predicable a través de las creencias y
deseos que tiene el sistema. Pero éstas no se tiene sobre los otros. El sistema
actúa sólo para influir en lo que otro individuo hace, no en lo que piensa.
- Segundo orden: Es un sistema recursivo: puede reflexionar sobre sí
mismo además de sobre los otros. Cree que otros, como ellos mismos, tienen
creencias y deseos, y actúa para influir en lo que piensan. Comprenden
engaños, secretos y creencias falsas.
Representación mental:
Las personas se relacionan indirectamente con el mundo que les rodea
a través de sus representaciones mentales de él.
La representación mental tiene unos rasgos cuya comprensión es
fundamental en la psicología popular; éstos son: opacidad referencial (las
relaciones psicológicas pueden no sostenerse si se cambia la manera en que
nos referimos a ella), y no implicación de verdad y existencia. Esto último
explica que actuemos incluso en base a representaciones que no reflejan la
realidad.
¿Cuál es la comprensión de la representación mental por parte de los
niños? Hay que tener en cuenta dos posibles concepciones de representación:
como estado mental, entidad o producto (pensamientos, deseos, creencias), y
como el acto de formar estados mentales, actividad o proceso. Es decir, los
niños han de descubrir “lo que la mente es” (suma de estados mentales) y “lo
que la mente hace” (producir estados mentales). Así, se pasará de una
comprensión parcial en la que se toma la representación como entidad mental
no observada, distinta de la realidad y que se pueden usar para predecir, a una
comprensión completa en la que los niños comprenden la actividad
representacional, por la cual las personas representan e interpretan el mundo;
se toma a la mente como activa en la construcción y análisis del mundo.

También podría gustarte