Está en la página 1de 2

Nº 73.- ARRAIGO.

EXPLICACION

Artículos 5º - 23 - 123 - 124 y 396 del Código Procesal Penal

En el Libro Primero del Código Procesal Penal, el artículo 5º, que está entre los principios
básicos del procedimiento penal, sobre la legalidad de ciertas medidas, determina que está
prohibido citar (judicialmente), arrestar (comparecer compulsivamente), detener, someter a
prisión preventiva ni aplicar cualquiera forma de privación o restricción de la libertad -cuyo es
el caso del arraigo- sino (que) en los casos y en la forma señalados en la Constitución y en las
leyes.

Los artículos 23, 123 y 124, dicen relación con la citación judicial e, indirectamente, con el
arraigo.

Por último, para asegurar la comparecencia de un testigo o sea un perito cuya citación
judicial hubiere sido solicitada para la audiencia del juicio oral, según el artículo 393, si el
tribunal considera indispensable su declaración, para la adecuada resolución de la causa,
debe disponer lo necesario para su comparecencia. Creemos que, si existe información
acerca de la voluntad de no concurrir y de irse fuera del país, se puede dictar orden de
arraigo.

***

NOTA: "Artículo 5º.- Legalidad de las medidas privativas o restrictivas de libertad. No se


podrá citar, arrestar, detener, someter a prisión preventiva ni aplicar cualquier otra forma de
privación o restricción de libertad a ninguna persona, sino en los casos y en la forma
señalados por la Constitución y las leyes.

Las disposiciones de este Código que autorizan la restricción de la libertad o de otros


derechos del imputado o del ejercicio de alguna de sus facultades serán interpretadas
restrictivamente y no se podrán aplicar por analogía".

"Artículo 23.- Citación del ministerio público. Cuando en el desarrollo de su actividad de


investigación el fiscal requiriere la comparecencia de una persona, podrá citarla por cualquier
medio idóneo. Si la persona citada no compareciere, el fiscal podrá ocurrir ante el juez de
garantía para que lo autorice a conducirla compulsivamente a su presencia.

Con todo, el fiscal no podrá recabar directamente la comparecencia personal de las


personas o autoridades a que se refiere el artículo 300. Si la declaración de dichas personas o
autoridades fuere necesaria, procederá siempre previa autorización del juez de garantía y
conforme lo establece el artículo 301".
"Artículo 123.- Oportunidad de la citación judicial. Cuando fuere necesaria la presencia del
imputado ante el tribunal, éste dispondrá su citación, de acuerdo con lo previsto en el artículo
33".

"Artículo 124. Exclusión de otras medidas. Cuando la imputación se refiriere a faltas, o


delitos que la ley no sancionare con penas privativas ni restrictivas de libertad, no se podrán
ordenar medidas cautelares que recaigan sobre la libertad del imputado, con excepción de la
citación.

Lo dispuesto en el inciso anterior no tendrá lugar en los casos a que se refiere el inciso
cuarto del artículo 134 o cuando procediere el arresto por falta de comparecencia, la detención
o la prisión preventiva de acuerdo a lo dispuesto en el artículo 33".

"Artículo 396.- Realización del juicio. Cuando el imputado solicitare la realización del juicio,
éste se llevará a cabo de inmediato, dándose lectura al requerimiento del fiscal y a la querella,
si la hubiere.

En seguida se oirá a los comparecientes y se recibirá la prueba, tras lo cual se preguntará


al imputado si tuviere algo que agregar. Con su nueva declaración o sin ella, el juez
pronunciará su decisión de absolución o condena, y fijará una nueva audiencia, para dentro de
los cinco días próximos, para dar a conocer el texto escrito de la sentencia.

La audiencia no podrá suspenderse, ni aun por falta de comparecencia de alguna de las


partes o por no haberse rendido prueba en la misma.

Sin embargo, si no hubiere comparecido algún testigo o perito cuya citación judicial hubiere
sido solicitada de conformidad a lo dispuesto en el inciso tercero del artículo 393 y el tribunal
considerare su declaración como indispensable para la adecuada resolución de la causa,
dispondrá lo necesario para asegurar su comparecencia. La suspensión no podrá en caso
alguno exceder de cinco días, transcurridos los cuales deberá proseguirse conforme a las
reglas generales, aun a falta del testigo o perito".