Está en la página 1de 3

¿Qué es un animal prehistórico?

Solemos pensar que los animales prehistóricos son aquellos


que, como bien indica su nombre, pertenecieron a la etapa de
la prehistoria y que en la actualidad se encuentran ya
extintos. De hecho, no estamos del todo equivocados, pero si
atendemos a la definición de prehistoria que nos ofrece el
Diccionario de la Real Academia Española (RAE), el concepto
que tenemos de estos animales puede ser más amplio. Así
pues, podemos considerar como animal prehistórico aquel
que apareció en un periodo de la humanidad anterior a
todo documento escrito y que hoy en día conocemos
gracias al estudio de fósiles, vestigios y huesos encontrados.
Esto no quiere decir que todos los animales que surgieron
prácticamente con el origen del planeta hayan desparecido,
pues actualmente siguen existiendo numerosas especies muy
antiguas que han conseguido mantenerse a lo largo de los
años.
En definitiva, podemos definir como animales prehistóricos
todas aquellas especies que surgieron hace más de 3 500
años a. C, clasificándose en dos grupos: las ya extintas y las
que aún permanecen vivas. Ambas son el origen de las
distintas especies de animales que existen en la actualidad.
Características de los animales prehistóricos
Si nos remontamos a los primeros animales que pisaron el
planeta, es importante hablar sobre la aparición de los
tetrápodos, es decir, aquellos que desarrollaron cuatro
extremidades para poder desplazarse en la tierra y no solo en
medios acuáticos como los primeros peces y esponjas. Se
trata de los anfibios, los cuales seguían teniendo rasgos
pisciformes. Posteriormente, con el desarrollo del huevo
amniota, el cual permitió una mayor independencia en el
medio terrestre, aparecieron los reptiles y las aves.
Algunas características de todos estos tetrápodos fueron y
son las siguientes:
 Sus miembros típicos estaban formados por 5
segmentos: el hueso largo o fémur, dos huesos largos
(tibia y fíbula), los huesos carpianos (muñeca), los
tarsianos (tobillo), los metacarpianos (palmares), los
metatarsianos (plantares) y los que conforman las
falanges o dedos.
 Se adaptaron al medio terrestre desarrollando
estructuras como escamas, pelos o plumas que han
favorecido la pérdida o ganancia de calor. También han
desarrollado comportamientos destinados a la
regulación térmica como, por ejemplo, la hibernación.
 Siempre han existido especies herbívoras y/o
carnívoras pudiendo cazar en solitario o en manada.
 En la mayoría de grupos animales ha existido
una estructura jerárquica, siendo el más grande el
más poderoso, normalmente.
Animales prehistóricos vivos
Como ya hemos mencionado, hace miles y millones de años
aparecieron los primeros animales y no todos ellos se
encuentran extintos hoy en día. Estas son algunas especies e
animales prehistóricos que han logrado permanecer en
nuestro planeta desde hace mucho tiempo:
Tortuga caimán (Macrochelys temminckii)
Estos grandes y antiguos reptiles, los cuales aparecieron
hace aproximadamente 66 millones de años, son propios
del continente americano y se caracterizan principalmente por
su caparazón con hileras, ya que este presenta unas
elevaciones semejantes a unos pequeños cuernos. Además,
poseen una gran cabeza y un hocico más alargado que otras
especies de tortugas. Pueden llegar a pesar alrededor de 100
kilogramos.
La tortuga caimán habita en medios dulceacuícolas donde se
alimenta de peces. Para ello, se camufla entre las algas y usa
su llamativa lengua, la cual posee una especie de proyección
en la punta a modo de gusano, para atraer a los pequeños
peces y devorarlos cuando menos se lo esperan.