Está en la página 1de 3

El género lírico

El género lírico agrupa los textos, generalmente compuestos en verso, en los


que el autor transmite en primera persona sus sentimientos y sus emociones. Pertenecen
a la lírica, por ejemplo, las canciones en las que alguien habla del amor como un
sentimiento personal:

¿A quién contaré yo mis quejas,


mi lindo amor;
a quién contaré yo mis quejas
si a vos no?
ANÓNIMO

La lírica es un género literario muy cultivado en toda época, frecuentemente


ligado al canto y a la música. Las primeras muestras de la literatura castellana son
breves cancioncillas líricas de carácter amoroso puestas en boca de una mujer. Desde
entonces se han seguido componiendo poemas líricos hasta nuestros días.
Distinguimos los siguientes subgéneros dentro de la lírica:
- Canción: poema rítmico de tema amoroso. Veamos el siguiente poema
anónimo.
- Elegía: poema en el que se llora la muerte de un ser querido.
- Oda: alabanza a un personaje importante en la sociedad o un hecho relevante
en la historia.
- Sátira: poema utilizado para ridiculizar a alguien o a algo.
- Égloga: poema extenso con temas de la naturaleza y ambiente rural o
pastoril. En ellos, un pastor canta su amor por una dama.
- Epitafio: composición muy breve sobre la muerte de una persona.

Los temas de los poemas pueden ser tantos como abarquen los sentimientos:
amor, amistad, soledad, naturaleza, libertad, compasión, lamento, dolor, tristeza, alegría,
bienestar, acciones cotidianas, trabajo, ideologías políticas, protesta social, sentimientos
religiosos y morales, etc.
Los poemas están compuestos por versos que, a su vez, se agrupan en estrofas.
Un conjunto de poemas forma una antología poética o poemario.
Además de la expresión de los sentimientos, lo que distingue a un texto lírico
sobre otros, es el ritmo y la musicalidad; por ello, cuando se recitan en voz alta,
requieren gran expresividad. Esta se logra en base a las reglas de la métrica y la rima de
los versos.
Métrica: es la medida de las sílabas de cada verso teniendo en cuenta la
acentuación de las palabras que lo componen
Rima: se mide a partir de la vocal tónica de la última palabra de cada verso,
señalamos la rima. Unos versos riman con otros ya sea en rima asonante (si solo
coinciden las vocales) o consonante (cuando coinciden todas las letras).
El verso libre es el más utilizado en la actualidad. No siguen un esquema
métrico determinado.

¿Cómo se miden los versos?


Se debe contar el número de sílabas que tiene cada verso teniendo en cuenta que:
- Si el verso acaba en palabra aguda, se cuenta una sílaba más.
- Si el verso acaba en palabra llana, se queda el mismo número de sílabas.
- Si el verso acaba en palabra esdrújula, se cuenta una sílaba menos.

Ejemplos:
¡Ho/la hi/dal/gos / y es/cu/de/ros  última palabra llana (8 sílabas).
de / mi al/cur/nia y / mi / bla/són!  última palabra aguda (8 sílabas: 7 + 1).
A/do/ro / la her/mo/su/ra y en / la / mo/der/na es/té/ti/ca  última palabra
esdrújula (14 sílabas: 15 – 1).

Para medir los versos correctamente, es preciso tener en cuenta los siguientes
aspectos:
o Sinalefa: la vocal situada al final de una palabra se une con la vocal
inicial de la siguiente palabra o con la h- inicial de la siguiente
palabra. El nexo -y- también hace sinalefa. En todos estos casos, esa
unión se cuenta como una sola sílaba.
o Diptongos e hiatos que pueden confundirlos a la hora de separar
sílabas.