Está en la página 1de 4

(ORIGINAL)

CAPTURAS A MANIFESTANTES EN EL MARCO DEL PARO COLOMBIANO


2021
Cristian Alberto Martinez Munera
Según recientes reportes emanados por el ministerio de defensa de
Colombia, desde el 28 de abril del año en curso, en el marco del paro nacional se
han realizado más de 1.000 capturas a manifestantes, que presuntamente se
encontraban realizando disturbios y atacando la la fuerza pública , dichas
capturas son sometidas a un juez con funciones de control de garantías, cuyo
trabajo no es otro como su nombre lo indica que velar por las garantías de las
personas que se enfrentan ante la administración de justicia, dichas garantías que
se encuentran contempladas en la ley 906 de 2004, ley mediante la cual se
expidió el código de procedimiento penal colombiano.
Ante este juez con funciones de control de garantías, según el código de
procedimiento penal, se realizan tres audiencias preliminares las cuales están
identificadas como legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de
medida de aseguramiento. Estas diligencias de se producen en el mismo orden
que las enunciamos. La primera consiste en el control de legalidad que hace el
juez en mención del procedimiento de captura, esto es verificar si se respetaron
los derechos fundamentales al sujeto presunto de vulnerar disposiciones penales.
Llevando esto al campo de las manifestaciones en el paro, hemos podido observar
en diversos medios sociales que las capturas realizadas han carecido de
legitimidad, han estado enmarcadas por la violencia policial y sobre todo por un
desproporcionado uso de armas por parte de la fuerza pública, por tanto, esto ha
llevado a que la mayoría de esas capturas hayan sido declarada ilegales por los
jueces. Otras capturas en el marco del paro nacional si han pasado el filtro de la
audiencia de legalización, por lo que pasamos a la siguiente diligencia, audiencia
de formulación de imputación, la cual consiste en un acto de comunicación que
hace la fiscalía al sujeto indiciado, en dicho acto el ente acusador le comunica que
la conducta por la que fue capturado constituye un delito por lo que será vinculado
a un proceso penal, que para el caso que nos ocupa que son los manifestantes, a
la mayoría se les ha atribuido los tipos penales de hurto, violencia contra servidor
público, daño en bien ajeno, obstrucción a vía pública,; fabricación, tráfico o porte
de armas de fuego; tenencia, fabricación y tráfico de sustancias u objetos
peligrosos; terrorismo, incendio entre otros. En esta etapa la posición del juez es
menos decisoria en virtud que no puede hacer un control material de lo imputado
por la fiscalía, por lo que obligatoriamente pasaríamos a la audiencia de solicitud
de medida de aseguramiento, en la cual la fiscalía solicita al Juez imponer
medidas privativas o no privativas de la libertad , indicando la persona, el delito,
los elementos de conocimiento necesarios para sustentar la medida y su urgencia.
En esta audiencia el juez debe hacer un análisis previo de los elementos
materiales probatorios con los que la fiscalía cuente hasta ese momento, lo que le
permitirá decidir si la persona afrontará el proceso penal en libertad o bajo una
medida privativa de la libertad, lo que para el caso de los manifestantes sería
completamente desproporcionado porque el derecho a la protesta es un derecho
constitucional y ha sido ratificado por Colombia en diferentes tratados. Por tanto,
consideramos que las sanciones aplicables a las personas que en el marco de las
protestas infrinja disposiciones legales deben ser de producidas por vía
administrativa y no penal salvo contadas exepciones, porque de ser así
incurriríamos en una doble vulneración de derechos, el derecho a manifestarse y
el derecho a la libertad.
Bibliografía

 Urrego Anderson “Más de 1.000 capturas ha realizado la fuerza pública


durante el paro nacional” (https://www.asuntoslegales.com.co)
 Código penal colombiano
 Código de procedimiento penal.

“Abuso de fuerza en captura a manifestante en Bogotá, mayo 8 de 2021”.


Foto: TELESUR.

(MODIFICADO)

Capturas de manifestantes en el marco del paro en Colombia 2021

Según reportes emitidos por el Ministerio de Defensa, desde el 28 de abril de este


año, en el marco del paro nacional se han realizado más de 1.000 capturas a
manifestantes que presuntamente se encontraban realizando disturbios y
atacando la fuerza pública. Dichas capturas son sometidas a un juez con
funciones de control de garantías, cuyo trabajo velar por las garantías de las
personas que se enfrentan ante la administración de justicia. Estás garantías se
encuentran contempladas en la ley 906 de 2004 del código de procedimiento
penal colombiano.

Ante este juez con funciones de control de garantías, según el código de


procedimiento penal, se realizan tres audiencias preliminares, las cuales están
identificadas como legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de
medida de aseguramiento. Estas diligencias se producen en el mismo orden que
las enunciamos. La primera consiste en el control de legalidad que hace el juez en
mención del procedimiento de captura, esto es verificar si se respetaron los
derechos fundamentales al sujeto presunto de vulnerar disposiciones penales.
Llevando esto al campo de las manifestaciones en el paro, hemos podido observar
en diversos medios de comunicación que las capturas realizadas han carecido de
legitimidad, enmarcadas por la violencia policial y sobre todo por un
desproporcionado uso de armas por parte de la fuerza pública, lo que ha llevado a
que la mayoría de esas capturas hayan sido declarada ilegales por los jueces.
Otras capturas realizadas en las manifestaciones si han pasado el filtro de la
audiencia de legalización, por lo que pasamos a la siguiente diligencia: La
audiencia de formulación de imputación, la cual consiste en un acto de
comunicación que hace la fiscalía al sujeto indiciado, en dicho acto, el ente
acusador le comunica al detenido que la conducta por la que fue capturado
constituye un delito por el que será vinculado a un proceso penal, en el caso de
los manifestantes, a la mayoría se les ha atribuido los tipos penales de hurto,
violencia contra servidor público, daño en bien ajeno, obstrucción a vía pública,
fabricación, tráfico o porte de armas de fuego, tenencia, fabricación y tráfico de
sustancias u objetos peligrosos, terrorismo, incendio, entre otros. En esta etapa la
posición del juez es menos decisoria en virtud que no puede hacer un control
material de lo imputado por la fiscalía, por lo que obligatoriamente pasaríamos a la
audiencia de solicitud de medida de aseguramiento, en la cual la fiscalía solicita al
Juez imponer medidas privativas o no privativas de la libertad , indicando la
persona, el delito, los elementos de conocimiento necesarios para sustentar la
medida y su urgencia. En esta audiencia el juez debe hacer un análisis previo de
los elementos materiales probatorios con los que la fiscalía cuente hasta ese
momento, lo que le permitirá decidir si la persona afrontará el proceso penal en
libertad o bajo una medida de aseguramiento, lo que para el caso de los
manifestantes sería completamente desproporcionado porque el derecho a la
protesta es constitucional y ha sido ratificado por Colombia en diferentes tratados.
Por tanto, consideramos que las sanciones aplicables a las personas que en el
marco de las protestas infrinja disposiciones legales deben ser producidas por vía
administrativa y no penal salvo contadas excepciones, porque de ser así se
incurriría en una doble vulneración de derechos, el de manifestarse y el de la
libertad.
- Autor: Cristian Martínez.

También podría gustarte