Está en la página 1de 3

MARKETING SOCIAL

1. Claro (Perú)

Claro es una empresa de telefonía con presencia en varios países y que en


Perú tuvo una idea genial. Como en muchos otros países, en Perú ocurren
muchos accidentes de tránsito por estar manejando y utilizando el teléfono al
mismo tiempo.

Normalmente las campañas van dedicadas a los adultos para educarles en la


prevención de este tipo de accidentes. Pero la gran idea de Claro no fue invertir
su tiempo y esfuerzo en una acción que alcanzara solo a estos adultos, sino
también a los niños, que tienen una gran influencia sobre estos últimos.

De esta forma Claro logró entrar en el corazón de adultos, jóvenes y niños con
una acción completa en beneficio de la seguridad de todas las personas del
país, no solo las que manejan, sino las que acompañan y hasta los mismos
peatones. Esta campaña obtuvo beneficios en la sociedad ya que nos ayuda a
tener más conciencia para así prevenir accidentes de tránsito.
2.  UEFA

Aunque decreciente, el racismo es una problemática social en Europa y


algunos países de América. La UEFA ha hecho campañas de Marketing social
de largo alcance, para frenar el problema del racismo en el ámbito futbolístico
del viejo continente.

A través de la promoción de ideales igualdad, hasta sanciones severas a


jugadores y clubes que incurran en comportamientos racistas, la UEFA ha
calado mucho su mensaje en el mundo del fútbol, siendo ya básicamente
inexistentes esta clase de problemáticas en los grandes emporios del Fútbol
Europeo.

Se obtuvo y se tiene hasta hoy en día muchos beneficios ya que así poco a
poco se puede disminuir y eliminar el racismo en distintas partes del mundo, el
futbol esta vez fue una manera o forma para que esto suceda.
3. DHL (México)

Otro ejemplo de una marca mundialmente conocida, en este caso en el ramo


de envíos para todas partes de mundo. Esta empresa de origen alemán
organizó una campaña llamada “Vivir con responsabilidad”.

Esta iniciativa fue una alianza con Aldeas Infantiles SOS, una organización que
atiende a niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad.

Además de una ayuda económica para mantener este importante trabajo social
y ayudar a los jóvenes en la transición entre el mundo educativo y el mundo
laboral, la empresa vinculó a sus trabajadores y los colocó como ejemplo de
estos jóvenes.

Los trabajadores de manera voluntaria organizaban cursos y talleres de


profesionalización, escritura y habilidades para el trabajo, con vistas a
ofrecerles a los jóvenes una mejor formación y preparación para el mundo
laboral.