Está en la página 1de 3

Efecto Suspensivo

Se dice que cuando el acto impugnativo evita la ejecutoriedad de la decisión impugnada


hay efecto suspensivo, es decir, que en tanto subsista legalmente la posibilidad de recurrir o aún
después, mientras se sustancia la vía impugnativa con respecto a una resolución jurisdiccional,
regirá el efecto suspensivo, siempre y cuando la ley no disponga lo contrario.
Interpuesto el recurso, la providencia que se adopte no podrá ser ejecutada hasta tanto no
transcurra el plazo de ley para impugnar o hasta que se dirima la impugnación.

En relación con el efecto suspensivo, “… lo normal dentro de la regulación de un


proceso, es que la resolución jurisdiccional se ejecute de inmediato o dentro del término que
ella misma o la ley determinan. Sin embargo, existen casos, cuando la ley confiere a los sujetos
del proceso el poder de impugnar una decisión judicial y en tanto el término para hacerlo no
caduque, sea renunciado o se tramite el recurso interpuesto, deberá suspenderse por regla
general la ejecutoriedad de lo resuelto en dicho acto.” (77-2011 Inconstitucionalidad). Así lo
establece el artículo 457 del Código Procesal Penal. Con arreglo a lo anterior, lo que se persigue
con relación a este efecto, es evitar un probable daño o alguna consecuencia ulterior irreparable
que la ejecución inmediata del proveído pudiera causar a algunas partes.

Interpuesto el recurso, la resolución no podrá ejecutarse mientras se mantenga abierto el


trámite impugnativo, pero cesará la suspensión y la sentencia se volverá firme y ejecutoriada
cuando el recurso sea declarado inadmisible, se desestime, o se confirme la resolución del a quo;
sin embargo, si la pretensión es acogida por segunda instancia y el resultado de ello es positivo
evitara que la decisión atacada produzca sus efectos.

Los fundamentos del efecto suspensivo se basan en que toda resolución sujeta a
impugnación no es inmutable o no esta protegida de cambiar en su mandato, y de la necesidad de
evitar que la situación jurídica llegue a un punto de no retorno o irreparabilidad del perjuicio para
ello habría que producir la suspensión de sus efectos.

También existen excepciones al alcance del efecto suspensivo, y la normativa procesal


penal las contempla de manera individualizada de la siguiente manera:
1) La resolución por medio de la cual se imponga la detención, internación provisional o
una medida alternativa, o la resolución que deniegue esta medida. (Art. 341 Pr. Pn.).

2) El auto que decreta el sobreseimiento provisional si el delito mereciere por su


naturaleza pena de prisión superior a tres años, debiendo sustituirse la detención provisional por
otra medida cautelar. (Art. 354 Inc. I y II Pr. Pn).

“Pues bien, el inciso segundo del art. 354 CPP es una de esas disposiciones en contrario
que excepciona la aplicación del efecto suspensivo por cuanto dice:"Si el delito tuviere un
máximo de pena de prisión superior a los tres años, y se interpusiere apelación del auto de
sobreseimiento, el juez deberá sustituir la detención provisional u otra medida cautelar por una
o varias de las medidas cautelares sustitutivas establecidas en este Código”.

“Como consecuencia de lo anterior, el juez instructor cuando sobresee y aunque le


interpongan apelación debe sustituir la prisión preventiva, por otra medida cautelar de
menor rango –con fines solo aseguratorios– y debe obligatoriamente poner en libertad al
imputado, bajo dicha medida distinta a la detención, puesto que la prisión preventiva no es un
fin en sí misma, es una medida de cautela, y al sobreseerse –aun no estando firma la
decisión– desaparece la apariencia de derecho que la justifica, y por ello, imperativamente la
disposición precitada ordena su sustitución y por ende la puesta inmediata en libertad del
imputado. (INC-364-SD-2017 Cámara Primera de lo Penal de la Primer Sección del Centro).

3) El sobreseimiento dictado por el Juez de Paz, en donde se restringe el efecto


suspensivo en las causas que por su carácter urgente o grave no admitían dilación en su
ejecución, tal es el caso de la libertad del imputado.

4) La sentencia absolutoria en primera instancia Art. 398 Pr. Pn., la sentencia absolutoria
en segunda instancia art. 477 Pr. Pn. (INC-APEL-249-SC-2018, Camara Primera de lo Penal)

“El efecto de la orden directa de libertad dictado por este tribunal es de inmediato
cumplimiento, no teniendo aplicación en este caso el efecto suspensivo previsto en el artículo
457 CPP cuando dice: “La resolución impugnada no será ejecutada durante el plazo para
recurrir y mientras se tramita el recurso, salvo disposición legal en contrario”. Por cuanto, el
inciso primero del artículo 477 CPP es una de las disposiciones legales en contrario, que
habilita que no se aplique el efecto suspensivo de los recursos, al mandar que por efecto de la
resolución del tribunal de segunda instancia, debe cesar la detención del imputado, como en
este caso, en el cual se revoca la condena y se pronuncia sentencia absolutoria.” (INC-APEL-
33-SC-2018 / INC-APEL-33-SC-2018)

5) La declaratoria de nulidad en primera instancia 347 inciso segundo Pr. Pn.

También podría gustarte