Está en la página 1de 5

Edicione

EL RETO MAS GRANDE DEL HOMBRE s: JSV

El Tiempo de Cosecha
“Al ver las multitudes tuvo
compasión de ellas, porque
estaban desamparadas y
dispersas como ovejas que no
tienen pastor. Entonces dijo a
sus discípulos: A la verdad la
mies es mucha, pero los obreros
poco. Rogad, pues, al Señor de
la mies, que envié obreros a su
mies.” (Mt. 9:36-38)

Jesús declaró: “los campos están listos y la cosecha es cuantiosa. Es tiempo


de comenzar a cosechar.” En ese momento, comenzó la gran cosecha
espiritual y final. Comenzó como una cosecha entre los judíos y los gentiles
de la generación de Jesús. Y esta misma cosecha perdurara hasta que Cristo
regrese.

Mientras leo este pasaje, me pregunto que habrá visto Jesús en su tiempo
que le hizo decir: “La cosecha esta lista, ¿así qué es tiempo de cosechar?”
¿vio Él un despertar espiritual en Israel? ¿Había avivamiento en la
sinagoga? ¿Estaban los sacerdotes volviendo a Dios? ¿Estaban siendo
convencidos los escribas y fariseos? ¿Qué evidencia había que la cosecha
estaba madura?

Los evangelios no revelan mucha evidencia de ningún movimiento


espiritual hacia Dios. Si había algo, ellos mostraban lo opuesto. Jesús era
burlado en las sinagogas. Los lideres espirituales de la nación lo
rechazaban, cuestionando su integridad y divinidad. Un gentío religioso
trato de arrojarlo por un precipicio. Y Cristo mismo se lamento sobre las

1
Edicione
EL RETO MAS GRANDE DEL HOMBRE s: JSV

ciudades de Israel porque no se arrepintieron ante su mensaje: “¡Hay,


Corazin¡ ¡Hay, Betsaida¡ ¡Hay, Tiro y Sidón¡ ¡Hay Capernaum¡

En cuanto a las multitudes, ellos estaban envueltos en una desesperación


caótica. Las escrituras nos dicen, “Cuando él las vio… estaban
desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor.” Aquí había
una sociedad temerosa, estresada y deprimida. La gente corria
salvajemente, como ovejas dispersas, buscando ayuda dondequiera que la
pudieran encontrar. Sin Embargo, fue en este mismo punto de gran
desesperación que Cristo declaro: “Los campos están maduros y la cosecha
es cuantiosa.”

¿Crees que las palabras de Jesús acerca de una cosecha madura se aplican
al presente? ¿Dónde vemos evidencia que los campos están blancos y listos
para cosechar? ¿Están arrepintiéndose las naciones? ¿Hay un gran mover
en nuestra sociedad? ¿Esta despertándose la Iglesia organizada? ¿Estan
hambrientos por avivamiento los lideres religiosos, buscando a Cristo en
forma renovada? ¿ Hay un clamor por santidad en esta generación?

Con unas cuantas excepciones, no veo que tales cosas estén sucediendo. Sin
embargo, nada esto fue lo que movió a Jesús en su tiempo. Mas bien, él fue
movido por la triste condición que él vio por todos lados. Dondequiera que
el miraba, la gente estaba abrumada por la pena.

De hecho, mientras Cristo miraba sobre Jerusalén, él lloró. Sus lagrimas


eran por la dureza y ceguera espiritual que veía. Aquí había un pueblo
camino al juicio, sin paz, solo miedo y depresión. Y el profetizo sobre esta
escena, “Tu casa será desolada.”

En realidad Jesús nos ofrece un cuadro de cómo serian los últimos días.
Ahora, este periodo comenzó en su ascensión, y terminara solo cuando el
vuelva otra vez. Estamos muy cerca a ese punto ahora. Y Jesús lo describió
a sus discípulos cuando ellos le preguntaron que señales buscar. Ellos

2
Edicione
EL RETO MAS GRANDE DEL HOMBRE s: JSV

querían saber la condición de las cosas mientras los mismos últimos se


aproximaban.

Cristo contesto hablando acerca de hambrunas, terremotos, tribulaciones,


naciones divididas, falsos profetas y falsos cristos engañarían a muchos y
llevarían a multitudes por mal camino. Creyentes serian odiados tan solo
por mencionar el nombre de Cristo. Y el amor de muchos se enfriaría, con
algunos cayendo por el incremento audaz del pecado y anarquía.

“Entonces habrá señales en el sol, en la luna y las estrellas, y en la tierra


angustia de las gentes confundidas a causa del bramido del mar y de las
olas. Los hombres quedaran sin aliento por el temor y la expectación de las
cosas que sobrevendrán en la tierra. Porque las potencias de los cielos serán
conmovidas,” (Lucas 21:25-26) En resumen, Jesús esta describiendo aquí
la generación mas ansiosa, deprimida y estresada de todos los tiempos.

Así pues, ¿Están cumpliéndose sus profecías aun ahora, ante tus ojos?
Piénsalo; esta generación esta llena de ansiedad y preocupación. Multitudes
están atemorizadas mientras observan como se despliegan increíbles
desastres, huracanes, terremotos, tsunamis, deslizamientos de tierra, y
tornados. Naciones enteras tiemblan con temor sobre la amenaza de
terrorismo, y fallos cardiacos es el asesino numero uno en el mundo hoy.

Religiones falsas, falsos profetas y falsos cristos están llevando a muchos


por mal camino. Millones están volviéndose al Islam, con nación tras
nación infiltradas por los islámicos. Tendrias que estar en negación total si
tu no vez que todo lo que puede ser sacudido es sacudido.

En medio de todo este transtorno y tumulto: “Escucho las palabras de


Jesús: “Los campos están blanco. La cosecha es cuantiosa. “Estoy
convencido que él le esta diciendo a su iglesia, “La gente esta lista para
escuchar este es el tiempo para creer por una cosecha, ahora es el tiempo
para que tu comiences a cosechar”

3
Edicione
EL RETO MAS GRANDE DEL HOMBRE s: JSV

Cristo es el Señor de la cosecha. Y si el declara que la cosecha esta lista,


debemos creerlo. No importa cuan malvada se vuelva esta generación. No
importa cuan poderoso parezca satanas. Nuestro Señor esta diciéndonos,
“deja de enfocarte en las dificultades a tu alrededor. En vez de esto levanta
tus ojos. Es tiempo para que veas que la cosecha esta lista.”

Jesús entendía el corazón del hombre, sabiendo que nos olvidamos de


Dios en tiempos de prosperidad.

Cristo sabia que en tiempos de pena y calamidad, la gente esta obligada a


mirar la eternidad. Sufrimiento, miedo, y tiempos difíciles maduran a la
gente para escuchar y recibir el evangelio. Considera el contexto de sus
palabras: “Al ver las multitudes…, porque estaban desanparadas…
entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha,” (Mt. 9:36-
37)

Esta verdad ha sido demostrada a través de la historia del pueblo de Dios.


Moises reprendió a su generación, diciendo, “Dios te dirigió, El aumento tu
numero, y te bendijo grandemente, dándote pastos verdes, miel,
mantequilla, leche, ovejas, aceite y fruta. Pero tu te hiciste rico y te
rebelaste. Tomaste en poca estima a la Roca de tu salvación y lo
abandonaste.” “Pero engordo Jesurún, y tiró coses (engordaste, te cubriste
de grasa); Entonces abandono al Dios que lo hizo, y menosprecio la Roca
de su salvación.” (Deut. 32:15)

Las Escrituras nos dicen que Israel fue rebajado después de esto. Pero, en
su aflicción, ellos clamaron al Señor, y el los libro de sus aflicciones”
(Salmo 107:6)

4
Edicione
EL RETO MAS GRANDE DEL HOMBRE s: JSV

Considera también el testimonio de David: Me rodearon los lazos de la


muerte y los torrentes de la destrucción me atemorizaron. Los lasos del
Seól me han rodeado me tendieron redes de muerte. En mi angustia
invoque a Jehova y clame a mi Dios. El oyó mi voz desde su templo y mi
clamor llego hasta sus oídos.” (Salmo 18: 4-6)