Está en la página 1de 9

UNIVERSIDAD ALEJANDRO DE HUMBOLDT

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS Y SOCIALES


ESCUELA DE COMERCIO INTERNACIONAL
Núcleo Valencia

Las Lenguas alrededor del Mundo

Autor: Nayed Vegas 29.569.731


Tutor: María García

Valencia, 12 Octubre 2020


Introducción

El lenguaje es una facultad que posee todo ser humano y que le permite comunicarse por medio de
señales fónico-acústicas (o, alternativamente, mediante señas) con sus congéneres. Dichas señales
son producidas por el aparato fonador y recibidas por el oído (lenguaje oral) o bien mediante
movimientos y gestos corporales que se perciben visualmente (lenguaje signado), formando así un
circuito.
Una lengua es una forma de organizar los sonidos para expresar ideas. El lenguaje humano se fue
desarrollando a lo largo de los siglos, y de ahí que se hablen tantos idiomas en la actualidad. Los
idiomas pueden agruparse en familias de origen común.
En el mundo hay unos cinco mil idiomas, subdivididos en muchísimos dialectos o formas locales de
los idiomas.
En el presente trabajo hablaremos sobre todos estos idiomas y la conexión que hay entre ellos a lo
largo de la historia, porque como sabemos en efecto, los idiomas son esenciales para la identidad de
las personas y los grupos humanos y para su coexistencia pacífica, y constituyen además un factor
estratégico para avanzar hacia el desarrollo sostenible y la articulación armoniosa entre lo mundial y
lo local.
Se llama "Lengua" al conjunto o sistema de formas o signos orales y escritos que sirven
para la comunicación entre las personas de una misma comunidad lingüística. Por otra
parte, el lenguaje es el medio de comunicación de los seres humanos, quienes utilizamos
signos orales y escritos, sonidos y gestos que poseen un significado que les hemos
atribuido.
La lengua es un inventario que los hablantes emplean a través del habla pero que no pueden
modificar. Por ejemplo, el español es la lengua hablada por más de 500 millones de
personas en todo el mundo.
Hoy existen en la tierra entre 3000 y 5000 lenguas, la mayoría habladas por muy pocas
personas.
Hasta ahora los lingüistas agrupaban las lenguas del mundo en familias, así el castellano,
catalán, portugués, etc., provienen del latín. El latín, griego, celta, lenguas eslavas,
germanas, etc., provienen del indoeuropeo.
La clasificación de las lenguas en familias reposa sobre el descubrimiento de que en
lenguas diferentes hay palabras que se parecen a la vez por su significante y su significado.
El parecido se puede deber a convergencia, préstamo o al origen común.
Podemos clasificar las lenguas sin importar que región del mundo en familias
perfectamente evidentes según sus parecidos léxicos y gramaticales debidos a su origen
común.
Así las 3000 o 5000 lenguas del mundo son agrupadas en trescientas o cuatrocientas
familias. Como vemos una simplificación importante.
La diglosia es el uso discriminado de dos variedades de la misma lengua, e implica que hay
una lengua dominante que se ha aprendido y que tiene más prestigio y otra lengua que se
practica menos y que tiene menos presencia en la sociedad.
Características: - La lengua dominante se usa en contextos formales. - Lleva, en algunos
casos, a la negación de la lengua no dominante. - Las obras literarias y documentos serios
usan la lengua dominante. - La lengua dominante se aprende, mientras que la otra se
considera como lengua materna. - La lengua dominante tiene gramática estable y
normalizada.
El bilingüismo es el uso habitual de dos lenguas en la misma región; e implica conocer
perfectamente las estructuras léxicas, semánticas y gramaticales de esas dos lenguas.
Cuando una persona utiliza de forma alterna dos lenguas para usos similares y con
familiaridad, se puede decir que esa persona es bilingüe.
Estos se clasifican en:
• Bilingüismo activo: Se presenta cuando el hablante puede usar alternativamente las
dos lenguas sin ninguna dificultad.
• Bilingüismo pasivo: Se presenta cuando el hablante entiende dos lenguas pero sólo
utiliza una.
• Bilingüismo natural: Se presenta cuando el hablante posee dos lenguas maternas.
• Bilingüismo social: Cuando una de las lenguas tiene más valor dentro de la región o
Estado.

El método cronológico ha demostrado su eficacia para el estudio de la familia de las


lenguas indoeuropeas, de las semíticas, etc. pero tiene limitaciones, sobre todo
cronológicas. Su validez, su aplicabilidad están circunscritas a unas determinadas
coordenadas espacio-temporales, o si se prefiere, a unos determinados niveles de
parentesco.
Hablar de parentesco entre las lenguas es una metáfora y no debe entenderse literalmente, a
pesar de lo cual sigue siendo útil el empleo de la terminología de familia. Deberemos
distinguir un parentesco próximo, existente entre lenguas cuyo antepasado común se
hablaba hace entre 1500 y 2500 años, este es el caso del latín y el germánico. Parentesco
medio, con un antepasado común hablado hace 6.000 o 6.500 años, las lenguas
indoeuropeas y las semíticas por ejemplo. Y el parentesco lejano, para las lenguas cuyo
antepasado común se habló hace 10.000 años o más.
Las veintiséis raíces mundiales están representadas al menos en seis familias, pero la
mayor parte de ellas están representadas al menos en doce familias y la más extendida
KU(N), "quien" está representada en veintitrés o veinticuatro familias.
Estas opiniones sobre las raíces universales son el apoyo más claro a su hipótesis sobre el
origen único de las lenguas del mundo. Se trata de 27 raíces mundiales, es decir 27
palabras existentes por numerosas familias lingüísticas y de las que no se puede explicar su
parecido más que por el hecho de que ellas hayan formado parte de la lengua original
común y que ha debido ser hablada por nuestros antepasados hace 50.000 años.
Estas raíces no son reconstrucciones. Su forma fonética y el valor semántico son
"etiquetas" que sólo indican una primera aproximación a la que podría haber sido el
original de la palabra concerniente. Su validez proviene de las palabras manifiestamente
emparentadas sobre las cuales reposan estas etiquetas.
No se comparan el conjunto de las lenguas del mundo tomadas del montón sino de treinta
y dos familias de lenguas del mundo ya conocidas y admitidas por los lingüistas. Esto
significa que sólo las palabras consideradas como integrantes del vocabulario original
común de cada lengua (o sea, las mismas palabras sobre las que se fundamentan la validez
de esas treinta y dos familias lingüísticas) han sido admitidas en la comparación.
Las 27 raíces que siguen están presentes en al menos seis de estas familias, pero como
media una raíz está representada en 12 familias y la más extendida ku(n) "quién" está
representada en 24 grandes familias.
Siempre escogieron familias lingüísticas de bajo nivel como el indoeuropeo, la familia
mongola, la familia turca y no superfamilias como la nostrática o la euroasiática sobre todo
para insistir que no es indispensable elaborar todos los estadios intermedios para intentar
los agrupamientos de alto nivel.
El caso del indoeuropeo es claro, primero se reconoció la existencia del grupo y luego se
fueron reconstruyendo los niveles intermedios de evolución, tarea que está inacabada aún
hoy en día. Es un lugar común en taxonomía que los niveles más elevados de la
clasificación son frecuentemente más evidentes y más fáciles de demostrar que niveles
inferiores. Para estos autores es muy fácil demostrar que todas las lenguas del mundo están
emparentadas a la vista de las raíces presentadas. Descubrir los agrupamientos intermedios
de las lenguas es una tarea mucho más difícil. El amerindio es un grupo lingüístico bien
definido pero la determinación de grupos intermedios es mucho más difícil.
Existe, por tanto, una masa de elementos comunes para todas las lenguas del mundo, de
signos lingüísticos que se parecen en las lenguas y las familias de lenguas que no puede
explicarse racionalmente más que admitiendo que reflejan una unidad anterior.
No se puede probar en el sentido matemático del término que todas las lenguas del mundo
estén emparentadas pero la pequeña cantidad de parecidos lingüísticos presentados
sugieren un origen común de todas las existentes.
Probar es un concepto matemático que no tiene aplicación en las ciencias empíricas tales
como la lingüística. En estos dominios del saber no se intenta tanto probar una cosa como
dar una explicación lo más verdadera posible a una serie no aleatoria de hechos.
El lenguaje y el pensamiento proceden de raíces genéticas independientes. Este hecho ha
quedado demostrado consistentemente por toda una serie de investigaciones en el dominio
de la psicología animal. Ambas funciones, en todo el reino animal, no solo tienen raíces
diferentes; su desarrollo, además, sigue líneas distintas. Las investigaciones sobre el
intelecto y el lenguaje de los antropoides, especialmente las de Köhler tiene un valor
decisivo para elevar este hecho trascendental.

Los experimentos de Köhler ofrece una demostración patente de que los rudimentos del
intelecto, es decir, del pensamiento propiamente dicho, surgen en los animales con
independencia del desarrollo del lenguaje y sin relación alguna con sus logros. Las
invenciones de los monos en la preparación y uso de instrumentos o en el empleo de vías
indirectas (rodeos) durante la resolución de diferentes tareas, constituyen indudablemente
una fase inicial en el desarrollo del pensamiento, pero una fase pre lingüística.

Según el propio Köhler, la principal conclusión del conjunto de sus investigaciones consiste
en haber demostrado que el chimpancé manifiesta rudimentos de un comportamiento
intelectual similar al de el hombre. La ausencia de lenguaje y lo limitado de la huella
estimular (las representaciones) son las principales razones de la enorme diferencia existente
entre el antropoide y el hombre más primitivo. Köhler dice: "la falta de una herramienta tan
infinitamente valiosa (el lenguaje) y las limitaciones del importantísimo material intelectual
básico, las denominadas representaciones, explican por qué el chimpancé le resulta
inaccesibles incluso los rudimentos elementales del desarrollo cultural (Köhler, pág. 192).

Con lo anterior expuesto por Köhler, se resume que: se manifiesta una inteligencia parecida
a la humana en ausencia de un lenguaje más o menos comparable al humano, luego las
operaciones intelectuales son, en los antropoides, independientes del lenguaje.

En resumen lo que interesa es la relación entre pensamiento y lenguaje en el desarrollo filo


genético de ambas funciones:

1. El pensamiento y el lenguaje tiene diferentes raíces genéticas.

2. El desarrollo del pensamiento y el lenguaje siguen líneas distintas y son independientes


uno del otro.

3. La relación entre el pensamiento y el lenguaje no es una magnitud más o menos constante


en el transcurso del desarrollo filo-genético.

4. Los antropoides manifiestan un intelecto semejante al del hombre en unos aspectos


(rudimentos de empleo de instrumentos) y un lenguaje semejante al del hombre en otros
(fonética del habla, función emocional y rudimentos de la función social del lenguaje).

5. Los antropoides no manifiestan la relación característica del hombre: la estrecha


correspondencia entre el pensamiento y el lenguaje. En el chimpancé uno y otro no guardan
ningún tipo de conexión.

6. En la filogenia del pensamiento y el lenguaje, podemos reconocer indiscutible mente una


fase pre lingüística en el desarrollo de la inteligencia y una fase pre intelectual en el desarrollo
del lenguaje.

En cuanto a la ontogenia, la relación entre las líneas de desarrollo del pensamiento y el


lenguaje son mucho mas intrincadas y oscuras. Podemos establecer diferentes líneas en la
evolución y distintas raíces genéticas del pensamiento y el lenguaje.

A lo largo del tiempo se han obtenido pruebas experimentales objetivas de que el


pensamiento del niño atraviesa en su desarrollo una fase pre lingüística. Los experimentos
de Köhler con los chimpancés, convenientemente modificados y utilizados por él mismo,
fueron trasladados a niños la efectuar comparaciones. Bühler ha investigado
sistemáticamente estas cuestiones en los niños y dice: se trataba de actos (refiriéndose a sus
experimentos) idénticos a los del chimpancé, de modo que esta fase de la vida infantil se
puede denominar edad del chimpancé; refiriéndose a niños con edades de entre 10 y 12
meses. "En la edad del chimpancé, el niño realiza sus primeras invenciones, naturalmente
muy primitivas, pero enormemente importante en su desarrollo" (Bühler, 1930, pág. 97).

Los idiomas, con su compleja imbricación con la identidad, la comunicación, la integración


social, la educación y el desarrollo, son factores de importancia estratégica para las
personas y para todo el planeta. Sin embargo, a causa de los procesos de mundialización,
pesa sobre las lenguas una amenaza cada vez mayor o, en algunos casos, algunas están
desapareciendo completamente. Con la extinción de los idiomas mengua también la rica
urdimbre de la diversidad cultural. Se pierden posibilidades, tradiciones, recuerdos,
modalidades únicas de pensamiento y expresión, recursos valiosos necesarios para lograr
un futuro mejor.

Es probable que más del 50% de los casi 7.000 idiomas que se hablan en el mundo
desaparezcan en unas pocas generaciones y el 96% de ellos son la lengua hablada de apenas
el 4% de la población mundial. Tan sólo unos pocos centenares de idiomas han tenido el
privilegio de incorporarse a los sistemas educativos y al dominio público, y menos de un
centenar se utilizan en el mundo digital.

La diversidad cultural y el diálogo intercultural, el fomento de la educación para todos y la


creación de las sociedades del conocimiento son fundamentales para la labor de la
UNESCO. Pero esos cometidos no son posibles sin un amplio compromiso internacional
orientado a promover el plurilingüismo y la diversidad idiomática, lo que incluye la
preservación de las lenguas en peligro de desaparición. Como parte de ese compromiso, la
Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó 2008 Año Internacional de los
Idiomas y designó a la UNESCO organismo rector. La iniciativa no sólo debería aumentar
la conciencia de los problemas relativos a las lenguas, sino además movilizar copartícipes y
recursos en apoyo a la aplicación de las políticas y estrategias en pro de la diversidad

lingüística y el plurilingüismo en todas las regiones del mundo.


Conclusión

En síntesis, podemos decir que las lenguas son esenciales para la identidad de las
personas y los grupos humanos y para su coexistencia pacífica, y constituyen
además un factor estratégico para avanzar hacia el desarrollo sostenible y la
articulación armoniosa entre lo mundial y lo local. Como vemos estas son tan
importantes que sin ellas nuestra sociedad y la manera en que convivimos seria
completamente diferente y es que con la ausencia de lenguaje y lo limitado de la
huella estimular son las principales razones de la enorme diferencia existente entre
el antropoide y el hombre más primitivo. Köhler dice: "la falta de una herramienta
tan infinitamente valiosa (el lenguaje) y las limitaciones del importantísimo material
intelectual básico, las denominadas representaciones, explican por qué el chimpancé
le resulta inaccesibles incluso los rudimentos elementales del desarrollo cultural
(Köhler, pág. 192).

Como podemos ver la diversidad idiomática ha sido parte de nuestro mundo y


sociedad a lo largo de la historia alrededor de 10.000 años o más, sino que también
nos ha ayudado a desarrollar esta.

Por ultimo debo decir que ha sido un trabajo enriquecedor y que me ha hecho
apreciar la importancia de las lenguas y percibirlas de otra manera. Espero que
haya sido grato a su lectura.
Bibliografía

• Unesco (2008) Año Internacional de los idiomas. Disponible en:


http://www.unesco.org/culture/files-languges/broch2008_es.pdf
• Legorreta, R. (2015) Las Raíces Genéticas del Lenguaje y el Pensamiento.
Desarrollo del Aprendizaje, Disponible en:
https://sites.google.com/site/desarrollodelaprendizaje2015/capitulo-ii/2-6-lenguaje-
y-pensamiento/2-6-1-las-raices-geneticas-del-lenguaje-y-el-pensamiento
• Miller, J. (Mayo, 2017) La importancia de las lenguas en el mundo moderno.
Academia Lingua Franca, Disponible en:
https://www.academialinguafranca.eu/importancialenguas
• Lindstromberg, S. (2001) Lengua y lenguaje. Enciclopedia Banrepcultural,
Disponible en:
https://enciclopedia.banrepcultural.org/index.php?title=Lengua_y_lenguaje
• Sanchez Hernandez, J. (2001) El paso del tiempo en la historia de la lengua. (el
origen de las lenguas biología y lingüística) Philologia Hispalensis, 15