Está en la página 1de 21

See discussions, stats, and author profiles for this publication at: https://www.researchgate.

net/publication/328125667

ASPECTOS GENERALES SOBRE LA AMAZONÍA DE COLOMBIA General aspects


on the Colombian Amazonian region

Chapter · October 2018

CITATIONS READS

0 166

2 authors:

Jesus ORLANDO Rangel Jhon Infante-Betancour


National University of Colombia Proforest
293 PUBLICATIONS   1,657 CITATIONS    42 PUBLICATIONS   13 CITATIONS   

SEE PROFILE SEE PROFILE

Some of the authors of this publication are also working on these related projects:

Phytosociological Synthesis of the Colombian Páramo Region View project

Tesis Doctoral "Los ecosistemas de la Orinoquía colombiana: valoración económica, estado de salud y conservación". View project

All content following this page was uploaded by Jhon Infante-Betancour on 08 October 2018.

The user has requested enhancement of the downloaded file.


Rangel-Ch. & Infante-Betancour
ASPECTOS GENERALES SOBRE LA AMAZONÍA DE
COLOMBIA
General aspects on the Colombian Amazonian region

J. Orlando Rangel-Ch.1 & Jhon Infante-Betancour2


1
Instituto de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Colombia, Apartado 7495. Bogotá, D.C., Colombia.
jorangelc@gmail.com
2
Posgrado en Biología, Instituto de Ciencias Naturales, Universidad Nacional de Colombia, Bogotá D. C., Colom-
bia. YOLUKA ONG. Fundación de Investigación en Biodiversidad y Conservación. jhon.infante@yoluka.org.co

RESUMEN Leticia (Apto. Vásquez Cobo) situada en el


hemisferio Sur, con una época de deficien-
Se reseñan características generales sobre la cia de lluvia entre mayo y septiembre. Los
geología, los suelos, el clima, la vegetación tipos de clima según Thornthwaite son del
y la historia paleoecológica de ambientes de tipo ARA’ súper húmedo sin deficiencia de
la llanura de inundación en la Amazonía co- agua y megatermal y B3RA’ húmedo con
lombiana, que cubre 403.348 km2 y se loca- poca deficiencia de agua, megatermal como
liza entre 4º05’ latitud N y 4º10’ latitud Sur y en San José del Guaviare. La franja más hú-
entre 76º26’ y 66º50’ de longitud Oeste. En meda se localiza entre 01º07’N y 01º58’N
las extensas planicies, se entremezclan los con montos anuales promedio entre 2972 y
afloramientos y restos del escudo Guayanés, 4277 mm. Los variados tipos de vegetación
representado por cerros y serranías como responden a las series ecológicas acuáticas y
Naquén, La Lindosa, Taraira y Chiribiquete, pantanosas, a las de la llanura de inundación
en donde se presentan las elevaciones ma- permanente o temporal y a las de los ambien-
yores (1000 m). En la zona sur del trapecio tes de tierra firme donde se incluyen a las co-
amazónico las unidades estratigráficas cu- munidades que se establecen en las terrazas
bren el Terciario conformado por la Forma- (bajas, medias y altas) y a la vegetación de
ción Pebas o Solimões del Mioceno tardío y las serranías o formaciones de roca dura del
por la Formación Jericó del Plioceno tardío- escudo Guayanés. Las variaciones del clima,
Pleistoceno. El Cuaternario está constituido especialmente la precipitación y los caudales
por la Formación Içá del Pleistoceno y uni- de los ríos han producido cambios en los ti-
dades de la planicie aluvial como la terraza pos de vegetación, que incluyen sustitución
de Leticia. En los suelos del plano inundable, de vegetación acuática y de pantano por ve-
predominan los Entisoles y esporádicamen- getación por ambientes inundables y de estos
te se presentan Histosoles. En las terrazas por vegetación de tierra firme. En los últimos
bajas se encuentran Ultisoles, Inceptisoles 12000 años se han detectado varios periodos
y Entisoles y en la llanura aluvial Inceptiso- húmedos, que significan extensión de series
les. En las serranías, cerros y mesetas resi- hídricas con mayor cubrimiento de la vegeta-
duales de las formaciones guayanesas, hay ción acuática, de pantano, llanura de inunda-
Entisoles (Udorthents). El monto anual de ción y periodos secos que se asocian con ma-
lluvia varía entre 2404 mm en San José del yor extensión de los bosques de tierra firme.
Guaviare hasta 4277 mm en el piedemonte
de Mocoa (Putumayo) y el régimen de dis- Palabras clave. Amazonía de Colom-
tribución inicial que domina es unimodal- bia, geología, tipos de vegetación, clima,
biestacional. Hay una diferencia tajante en el paleoecología.
comportamiento que muestra la estación de

1
Aspectos generales sobre la Amazonía

ABSTRACT to the aquatic and swamps ecological


General characteristics of the geology, soils, series towards the permanent or temporary
climate, vegetation and the paleoecological flood lands and those of the mainland
history of the floodplain environments in the environments. The last include the plant
Colombian Amazon region are presented. communities established in the terraces,
The natural region cover 403,348 km2 and low and medium, and the vegetation of the
it is located between 4º05 ‘N latitude and mountainous areas or hard rock formations
4º10’ South latitude and between 76º26 ‘and of the Guianan shield. Climate variations,
66º50’ of West longitude. In addition to the especially precipitation and river flows,
extensive plains, the outcrops and remains have produced changes in vegetation types,
of the Guyanese shield are interspersed. which include the substitution of aquatic and
They are represented by mountains such marsh vegetation for vegetation by floodable
as Naquén, La Lindosa, Taraira and environments, and of these for the vegetation
Chiribiquete, where the highest elevations of the mainland (“mainland”). In the last
(1000 m) are reached. The stratigraphic units 12,000 years, several wet periods have been
at the Amazonian trapezium are the Tertiary differentiated which means the extension
formed by the Pebas or Solimões Formation of the hydric series (aquatic vegetation,
of the late Miocene and by the Jericho marsh, floodplain) and dry periods that are
Formation of the late Pliocene-Pleistocene. associated with greater extension of the
The Quaternary is constituted by the Içá forests of the mainland.
Formation of the Pleistocene and other units
of the Quaternary alluvial plain (terrace of Keywords: Colombian Amazon, geology,
Leticia). In the soils of the floodplain the vegetation types, climate, paleoecology.
Entisols predominate and Histosols are
sporadically present. On the lower terraces INTRODUCCIÓN
are Ultisols; Inceptisols and Entisols. On
the alluvial plain are Inceptisols. In the La Amazonía es el área de bosque húmedo
mountainous areas, hills and plateaus of the tropical con mayor extensión en el mundo
Guianian formations there are Troporthents. (Sioli, 1984). En sentido amplio, se extiende
The annual amount of rainfall varies between sobre una matriz geológica muy diversa que
2404 mm in San José del Guaviare to 4277 incluye a los escudos Guayanés y Brasileño,
mm in the foot-hill of Mocoa (Putumayo). porciones del piedemonte de los Andes y a
The distribution regime that dominates is una vasta área de inundación y de terrazas,
unimodal-biestacional. There is a difference cuyo origen geológico se remonta al Terciario
in behavior shown by the station of Leticia (Hoorn & Wesselingh, 2010).
(Apt. Vásquez Cobo) located in the Southern
Hemisphere, with a rainy season between En Colombia, la región cubre 468 253.5
May and September. The types of climate km2; se localiza entre 4º05’ latitud N y
according to Thornthwaite approach are 4º10’ latitud Sur y entre 76º26’ y 66º50’
ARA’ type super humid without deficiency de longitud Oeste. En la vasta planicie, se
of water and megatermal that predominates entremezclan los afloramientos y restos del
in the stations and B3RA’ humid with little escudo Guayanés, representado por cerros y
water deficiency and megatermal as in San serranías como Naquén, La Lindosa, Taraira
José del Guaviare. The wettest fringed is y Chiribiquete, en donde se presentan las
located between 01º07’N and 01º58’N with elevaciones mayores (1000 m). En este
annual amounts between 2972 ​​and 4277 capítulo se presenta una síntesis sobre
mm. The varied types of vegetation respond las condiciones del terreno y del medio
2
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

físico (geología, suelos), así como sobre el los principales ríos de la región y se generó
componente vegetal (vegetación, flora) y su conformación actual (Herrera, 1999).
los cambios en la vegetación y en el clima
(historia paleoecológica) de ambientes de Las contribuciones detalladas de Jaramillo
la llanura de inundación durante los últimos et al. (2011, 2013) se toman como
150 años (local y regional). referencia básica para delinear la síntesis
sobre la estratigrafía y geología del área
Geología del trapecio amazónico de Colombia. Las
unidades estratigráficas que se reconocen
Sobre la geología y la geomorfología se en el territorio (Figura 1), desde la más
cuenta con variadas contribuciones de carác- antigua hasta la más joven, son el Terciario
ter local y regional (Galvis et al., 1979; Bote- conformado por la Formación Pebas o
ro, 1980), hasta las globales de Kroonenberg Solimões (Tp) del Mioceno tardío y por la
& Roever (2010) y otras recientes incluidas Formación Jericó (Qj) del Plioceno tardío-
en Hoorn & Wesselinh (2010). Pleistoceno. El Cuaternario está constituido
por la Formación Içá del Pleistoceno (Qi)
Durante el Terciario, se presentaron los cam- y otras unidades de la planicie aluvial
bios más fuertes en la Amazonía Occidental, cuaternaria como la terraza de Leticia. La
que originaron la configuración actual de formación Solimões (Tp) en la zona, aflora
la cuenca. Estos cambios fueron producto en la margen Noreste del río Amazonas entre
de un aumento en la actividad tectónica de Santa Sofía y Puerto Nariño; afloramientos
la placa de Nazca que dió como resultado menores se observan en el trayecto terrestre
la formación la cordillera Occidental en el Leticia-Tarapacá a partir del km 23 y en los
Eoceno medio y el posterior levantamiento caminos y quebradas que drenan las colinas
de la cordillera Oriental en el Mioceno tar- formadas por esta unidad. La columna
dío, con lo cual se creó una barrera definitiva estratigráfica de aproximadamente 100 m
que separó las cuencas del Magdalena y del corresponde al máximo relieve entre las
Amazonas (Herrera, 1999). El evento provo- orillas del río Amazonas y las cimas de las
có una intensa sedimentación hacia las cuen- colinas más altas, que se encuentran en las
cas del Caquetá y Amazonas, especialmente cabeceras del río Amacayacu. Es bastante
en el Oligoceno y en el Pleistoceno cuando probable que las Formaciones Jericó e Içá,
se presentaron los mayores pulsos tectónicos ambas con morfología colinada estén al
de la cordillera Oriental (Hoorn et al., 1995). interior de una amplia faja excavada sobre
El levantamiento de la cordillera Oriental las colinas de la Formación Pebas/Solimões
bloqueó el sistema fluvial y generó un cam- por el curso actual del río Amazonas. Parte
bio en la línea de costa con una extensa área de los paisajes de colinas pueden asimilarse
de pantanos y áreas mal drenadas, las cuales a remanentes de penillanuras labradas sobre
cubrieron toda la Amazonía. En estos lugares los sedimentos terciarios, mientras que los
se depositó la formación Pebas. La extensa restantes son complejos de las colinas de
área de pantanos fue regida parcialmente por diferentes morfometrías, disección y edades.
un dominio salobre (influencia del ambiente La generación de colinas de los terrenos
marino), por lo cual resultaron sedimentos terciarios de la Formación Solimões (Figura
de sal y yeso en la parte Sur de la cuenca. 1) en el trapecio amazónico colombiano, ha
Después de un largo periodo de colmatación, sido reconocido como un rasgo dominante
la inmensa cuenca constituida hasta enton- (Galvis et al., 1979; Díaz, 1980), pero no
ces, logró drenar hacia el Oriente, es decir en necesariamente significa que las colinas
la misma dirección que fluyen actualmente sean de la misma edad y tengan igual origen
3
Aspectos generales sobre la Amazonía

que las planicies. Hay dos remanentes bien gía registrada en la secuencia. El evento que
definidos, la penillanura del Pureté (Pp) sobre marca la formación Içá es de alta energía,
el Solimões, la más antigua –por encima de la lo cual sugiere una pronunciada alteración
cota 150 m– con un notable frente de erosión paisajística de los territorios de la Amazo-
en el borde externo. El otro remanente de nía Occidental, debido a la migración del río
penillanura es denominado Cabimas (Pc) Amazonas cuyo cauce comenzó a tomar su
debido a que se halla en las cabeceras de este configuración actual (Jaramillo et al., 2013).
afluente del río Amacayacu. Está limitada
por dos frentes de erosión y forma un escalón Los cambios en la precipitación y en el cau-
con colinas por debajo de la penillanura del dal de los ríos de la Amazonía Occidental se
Pureté, alrededor de la cota de 130 m. La han reflejado de manera directa en las for-
diferencia en edad y en la génesis de estos maciones superficiales, por lo cual una esta-
sistemas colinados tiene serias implicaciones bilidad climática que se ha deseado expresar
para el establecimiento y la persistencia de para el territorio al menos desde el Terciario
la biodiversidad a través del tiempo, ya que superior (Mioceno) necesariamente debe ser
el asentamiento de la biota no puede ser más revaluada. Es conveniente considerar en la
antiguo que el paisaje subyacente. complejidad territorial actual, los efectos de
los cambios de clima que se han reconoci-
La Formación Jericó se localiza en la Ama- do en otros ambientes estrechamente ligados
zonía Occidental en una franja de dirección a la historia natural de la región amazónica
Suroeste-Noreste (40-50° grados), con una (Van der Hammen et al., 1991).
extensión longitudinal de aproximadamen-
te 60 km y un ancho que puede variar en el La oscilación de 12 metros en el nivel de
Sur hasta 12 km y en el norte hasta 24 km. aguas del río Amazonas, ocasiona una ex-
Esta faja de sedimentos no consolidados, se pansión horizontal de la lámina de agua con
sitúa entre las formaciones Solimões e Içá. su carga en suspensión cercana a 10 kilóme-
La Formación comprende un conjunto de se- tros, fenómeno que se refleja en una subdi-
dimentos con niveles de bauxita en posición visión de la llanura inundable en dos partes
horizontal y discordante sobre la Formación distintas, las geoformas internas de los cana-
Pebas/ Solimões (Jaramillo et al., 2013). La les (islas y barras laterales) y la llanura adya-
unidad estratigráfica aflora entre los kilóme- cente, donde son notorios los extensos com-
tros 20.3 y 23 de la carretera Leticia-Tarapa- plejos de cordones arenosos lineales y sus
cá y sobre el río Calderón, su edad está entre depresiones pantanosas o lagunas asociadas.
el Plioceno tardío y el Pleistoceno temprano. Los paisajes fluviales son remanentes del pa-
sado y permiten descifrar la evolución de las
La formación Içá (ISA) está cubierta por los cuencas y sus climas asociados. En la actual
sedimentos más recientes de la terraza de Le- llanura inundable del río Amazonas se reco-
ticia, situación que no se presenta en territo- nocen los subsistemas de canales principales
rio brasileño. Aflora en cercanías de la base y el subsistema de las áreas de “scroll bars”
naval de Leticia sobre el brazo Occidental caracterizada por crestas y depresiones.
del río Amazonas y es de origen sedimenta-
rio continental fluvial, con dinámicas muy La edad de la Formación Içá es Plio-Pleis-
similares a las que se presentan actualmente tocénica, pero las condiciones de deposición
por influencia del río Amazonas. En Colom- de los sistemas modernos se dieron entre el
bia se manifiestan tres pulsos sedimentarios, Pleistoceno tardío y el Holoceno y son muy
un pulso basal e intermedio de muy alta ener- diferentes. Su formación probablemente se
gía y un pulso superior con la mayor ener- dio bajo condiciones climáticas relativamen-
4
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

te secas con respecto a las actuales, como Suelos


por ejemplo durante el Pleniglacial medio
(Iriondo & Latrubesse, 1994; Latrubesse & En la parte media del río Caquetá (Urrego,
Ramonell, 1994) En las condiciones de cli- 1997), en el plano inundable predominan
ma seco (montos probables de precipitación los Entisoles con los grupos Fluvaquents y
entre 850 a 1000 mm) en la Amazonía cen- Tropofluvents y esporádicamente se presentan
tral, predominó la vegetación de pastizales y Histosoles con el grupo Tropofibrists. En las
formaciones abiertas (sabanas) y un sistema terrazas bajas se encuentran Ultisoles con el
de circulación muy similar a los actuales, grupo Paleudults e Inceptisoles con los grupos
con sistemas atmosféricos regionales muy Histictropaquepts, Tropaquepts, Humaquepts
débiles. Latrubesse (2000) mencionó que la y Tropepts. Duivenvoorden & Lips (1993)
aridez alcanzó su punto culminante durante mencionaron a los grupos Tropofluvents
el Pleniglacial tardío, alrededor de 24000 (Entisoles) y Dystrudepts (Inceptisoles) en
años A.P. los planos inundables en sitios de drenaje

Figura 1. La geología del trapecio amazónico colombiano.


Formación Solimões P; Formación Jericó JE; Formación Içá I; Niveles de terrazas T.
Planicie de inundación actual diferenciándose: T0 (nivel base actual del río Amazonas), T1
(Niveles de terrazas intermedias) y T2 (terraza de Leticia - Tabatinga). Nótese en punteado
el frente de erosión entre niveles de terrazas e Içá; en línea discontinuo el frente de erosión
de zonas de penillanura del Solimões (Fuente: Tomada de: Jaramillo et al., 2013).
5
Aspectos generales sobre la Amazonía

moderado y suelos moderadamente ricos en Vásquez Cobo) situada en el hemisferio


nutrientes. Sobre terrazas bajas del Caquetá, Sur, con una época de deficiencia de lluvia
se encuentran Inceptisoles con los grupos entre mayo y septiembre, mientras que en
Fluventix Eutropepts, Aquic Dystrudepts, el resto de estaciones en este periodo, se
Typic Dystrudepts y Aeric Tropaquepts. En presentan lluvias pronunciadas en algunos
la llanura aluvial se encuentran Inceptisoles casos con julio como un mes muy húmedo.
con los grupos Fluvaquentic Eutropepts y También se presentan regímenes bimodales-
Aquic Dystrudepts (IGAC, 1993). En las tetraestacionales como en Puerto Rico en
serranías, cerros, y mesetas residuales de Bocas del Ariari, con periodos de disminución
las formaciones guayanesas hay Entisoles de lluvias que incluyen a septiembre y a la
del tipo Udothents. En las planicies época crítica que va desde diciembre hasta
disectadas residuales y estructurales los marzo. Según Rangel (2008), en la medida
tipos de suelo son Haplorthox (Oxisoles), en que se avanza hacia el nororiente de la
Quarzipsamments (Entisoles) y Dystrudepts Amazonía, los valores disminuyen y se
(Inceptisoles). incrementa el número de meses secos.

Clima Temperatura (Figura 3). A lo largo del


año, los valores de temperatura máxima son
Entre las contribuciones básicas sobre las mayores en las estaciones Bocas del Ariari y
condiciones de clima (especialmente la San José del Guaviare y menores en Puerto
precipitación) en la región de la Amazonía de Leguízamo, Puerto Rico y Araracuara.
Colombia, figuran la de Domínguez (1985), Se nota una isotermia en los valores de la
la de Rangel & Aguilar (1995) y Rudas temperatura media a lo largo del año con
(2009) quién caracterizó el clima regional valores alrededor de los 25º. Los valores de
y elaboró mapas temáticos detallados. La temperatura media más bajos se presentan en
síntesis sobre la marcha de los meteoros Bocas del Ariari. En las otras estaciones la
precipitación, temperatura y la estimación media fluctúa alrededor de los 20º.
del balance hídrico y del tipo de clima
según Thornthwaite, muestra las siguientes Balance hídrico. En la Figura 4 se muestra la
características: evolución anual del balance hídrico en varias
estaciones de la Amazonía colombiana. En
Precipitación. En la Figura 2, aparece San José del Guaviare, en los tres primeros
la marcha anual de la precipitación para meses del año hay déficit de agua, mientras
varias estaciones climáticas de la zona. Se que en Araracuara la escasez se presenta
incluyen desde Leticia (Aeropuerto Vásquez en enero y febrero; en los meses restantes
Cobo) localizada en el hemisferio Sur, hasta siempre hay exceso de agua. Los tipos de
estaciones cercanas a San José del Guaviare clima según Thornthwaite (1948) son del
a 02º35’N. El monto anual varía entre 2404 tipo ARA’ super-húmedo sin deficiencia
mm en San José del Guaviare hasta 4277 de agua y megatermal que predomina en
mm en el piedemonte de Mocoa (Putumayo). las estaciones y B3RA’ húmedo con poca
El régimen de distribución de las lluvias que deficiencia de agua y megatermal en San
domina es unimodal-biestacional. Hay una José del Guaviare. Rudas (2009) igualmente
diferencia tajante en el comportamiento encontró estos tipos y mencionó también al
que muestra la estación de Leticia (Apto. B4RA’.

6
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

Variación latitudinal de los parámetros vegetación caracterizados con base en las


climáticos especies dominantes y en aspectos de la
estructura y la arquitectura de las diferentes
En la Tabla 1, se muestran los valores anuales fitocenosis en las planicies (Amazonas
de la precipitación, la temperatura máxima, sentido estricto) y en las formaciones
la humedad relativa y la evapotranspiración guayanesas con base en varias contribuciones
potencial según franjas latitudinales. La (Urrego, 1991; Duivenvoorden & Lips,
franja más húmeda se localiza entre 01º07’N 1993; Duivenvoorden & Cleef, 1994). En su
y 01º58’N con montos anuales promedio propuesta se incluyeron las series ecológicas
entre 2972 y 4277 mm (Rangel, 2008). típicamente acuáticas y pantanosas; las
de la llanura de inundación permanente o
Vegetación temporal y los ambientes de tierra firme
donde se incluyeron a las comunidades
Rangel et al. (1993) y Rangel (2008) que se establecen en las terrazas (bajas,
presentaron una síntesis de los tipos de medias y altas) y a la vegetación de las

Figura 2. Marcha anual de la precipitación en varias localidades de la Amazonía


colombiana.
7
Aspectos generales sobre la Amazonía

Figura 3. Marcha mensual de la temperatura máxima, media y mínima en localidades de la


Amazonía colombiana.
Tabla 1. Valores medios anuales de la precipitación, la temperatura máxima, la humedad
relativa y la evapotranspiración en localidades de la Amazonía colombiana.
P. (mm) T. max. HR ETP Alt.
Departamento Estación Lat. Long.
Anual ºC (%) (mm) (m)
Amazonas Vásquez Cobo 3216 33.6 86 1500 84 04°09’S 69º57’
Pto.
Putumayo 2975 33.2 86 1428 147 00°12’N 74º49’
Leguízamo
Caquetá Araracuara 3011 33.8 87 1476 150 00°37’N 72º24’
Putumayo Mocoa 4277 29.6 86 1104 540 01°07’N 76º38
Caquetá Valparaiso 3448 33.7 86 1440 270 01°15’N 75º36’
Caquetá Maguare 2972 33 84 1368 270 01°37’N 75º08’
Caquetá Macagual 3714 34.3 86 1596 280 01°37’N 75º36’
Caquetá Pto. Rico 3762 33.2 83 1452 285 01°58’N 75º09’
Guaviare El Trueno 2917 33.6 85 1404 150 02°24’N 72º43’
San José del
Guaviare 2404 34 84 1464 165 02°35’N 72º38’
Guaviare
Bocas del
Guaviare 2508 33.8 85 1464 260 02°35’N 72º47
Ariari
Guainía Puerto Inírida 2981 34.4 86 133 100 03º50’N 67º55’

8
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

serranías o formaciones de roca dura del los cuales alcanzan mayor área geográfica
Escudo Guayanés. En la vegetación acuática de distribución el bosque de Inga nobilis
y de pantano, figuran las comunidades y Aniba megaphylla, el palmar de Iriartea
dominadas por Eichhornia crassipes, deltoidea y Asytrocaryum jauari. También
Pistia stratiotes y Neptunia prostrata, aparecen el bosque de Licania hypoleuca,
los herbazales de Utricularia neottioides, Minquartia guianensis y Eschweilera andina
de Oxycaryum cubense y Pontederia (Van Andel, 1992) y los bosque de Memora
rotundifolia y de Leptochloa scabra y bracteata y Miconia punctata (=Memoro
Torulinium macrocephalum (Prieto et bracteatae-Miconietum punctatae, Urrego,
al., 1995) y el pastizal de Hymenachne 1997).
amplexicaulis. En las playas de los ríos
amazónicos, se establece el bosque bajo de La llanura de inundación permanente,
Byrsonima japurensis e Inga punctata y el arraiga una gran variedad de bosques,
bosque de Cecropia membranacea y Annona entre los cuales son importantes por su
hypoglauca (Duivenvoorden & Lips, 1993). área de distribución, el bosque de Laetia
Sobre los diques, barras y basines, se corymbulosa, Pseudobombax munguba
establecen diversos tipos de vegetación, entre y Pouteria procera, el de Macrolobium

Figura 4. Evolución anual del balance hídrico en estaciones climáticas de la Amazonía


colombiana (Fuente: Rangel & Aguilar, 1995; Rangel, 2008).
9
Aspectos generales sobre la Amazonía

angustifolium, Mabea nitida y Gustavia martiusii y Pouteria caimito. En la


poeppigiana, el bosque con especies de vegetación de tierra firme figuran los bosques
Eperua (E. purpurea y E. leucantha), el dominados por Clathrotopis macrocarpa,
de Lorostemon bombaciflorus y Oxandra por Micrandra spruceana y Lecythis sp., los
polyantha y el de Pachira brevipes y de Dialium guianense, Phenakospermum
Elaeoluma sp. (Duivenvoorden & Lips, guyannense y Leopoldinia sp. y el bosque
1993; Etter et al., 2001). Aparecen también de Virola duckei, Swartzia brachyrachis
los matorrales dominados por Montrichardia y Eschweilera coriacea. En ambientes de
arborescens y Elaeoluma glabrescens. tierra firme (ambientes no inundables) en
superficies disectadas, arraigan los bosques
En localidades de la llanura de inundación dominados por Eschweilera coriacea,
temporal se han caracterizado varios tipos Matisia lasiocalyx y Pseudolmedia laevigata
de palmares y palmares mixtos como el de y sobre superficies muy disectadas crecen los
Brownea grandiceps e Iriartea deltoidea, bosques con Eschweilera coriacea, Matisia
el de Didymocistus chrysadenius y Euterpe lasiocalyx y Micrandra spruceana (Rudas &
precatoria (Duivenvoorden & Lips, 1993), Prieto, 2005).
el de Iriartea deltoidea, Astrocaryum
murumuri y Zanthoxylum aff. kellermanii, Urrego (1997) caracterizó los bosques
el de Eschweilera coriacea, Diplotropis inundables del curso medio del río Caquetá.
martiussi y Pouteria caimito y el bosque de La mayoría son palmares mixtos, en los
Iryanthera lancifolia, Senefeldera inclinata cuales Mauritia flexuosa es una especie
y Heterostemon conjugatus (Cárdenas & dominante. La gran formación a nivel de clase
Giraldo-C., 1997). fitosociológica, es la de los palmares mixtos
de Ocotea neblina y Mauritia flexuosa que
En el Parque Nacional Natural Amacayacu incluye dos formaciones a nivel de orden,
en los ambientes lacustres, en pantanos la formación de Oxandro polyanthae y
y en zonas mal drenadas, se establece el Virola surinamensis (Urrego, 1977), con los
cananguchal de Mauritia flexuosa (Rudas palmares mixtos de Ilex laureola y Mauritia
& Prieto, 2005). Estos palmares igualmente flexuosa sobre terrazas bajas de la llanura
fueron caracterizados en su composición aluvial en suelos del tipo Histosol. También
florística y en aspectos de la estructura en figura el palmar mixto de Chamaedoria
los ambientes denominados salados (donde pinnatifrons y Clatrotophis macrocarpa en
afloran sedimentos de la formación Solimoes, zonas inundables en suelos de tipo Entisol;
(Terciario del Amazonas) por Narváez & los bosques bajos de Memora bracteata y
Olmos (1990) quienes mencionaron como Miconia punctata en el plano inundable en
especies dominantes a Mauritia flexuosa, suelos de tipo Entisol y los palmares mixtos
Euterpe precatoria, Bonafousia tetraschya, de Marliera umbraticola y Mauritia flexuosa
Clusia amazonica, Pera arborea, Hirtella en el plano inundable sobre Histosoles.
pilosisisma, Hirtella triandra, Virola La otra formación, a nivel de orden, está
callophylla y Virola carinata. dominada por Clusia spathulaefolia y
Pachira brevipes (A. Robins) W.S. Alverson,
En las planicies inundables del Parque que incluye a los palmares dominados por
Amacayacu se establecen los bosques Mauritiella aculeata que se establecen en
dominados por Eschweilera gigantea, terrazas bajas y al palmar mixto de Tabebuia
Pouteria torta y Virola elongata y en las vegas insignis y Mauritia flexuosa en terrazas
de ríos pequeños y quebradas los bosques bajas, ambos en suelos de tipo Inceptisol.
con Eschweilera coriacea, Diplotropis
10
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

En el piedemonte del departamento del Sobre sustratos mejor conformados en los


Caquetá en áreas de lomeríos se establecen cuales hay suelos delgados, se establecen
cuangariales dominados por Virola theidora bosques con elementos raquíticos dominados
junto con Pouteria guianensis y Brosimum por Bonnetia martiana, a la cual se le
guianensis. En áreas muy disectadas se asocian Tepuianthus savannensis y Licania
establecen palmares mixtos de Iriartea savannarum. También figura el palmar
corneto, Eschweilera cabrerani y Pouteria (matorral) de Euterpe catinga y Myrsine
guianensis. En zonas cercanas a la transición elongata, en sitios pantanosos. Cuando hay
con las planicies (llanuras) se establecen los mejor desarrollo del suelo, se establecen
palmares mixtos de Clathrotropis nitida, los bosques de Swartzia sp. y Micrandra
Ocotea esmeraldana, Mauritia flexuosa, spruceana, con elementos que alcanzan hasta
Miconia chrysophylla y Oenocarpus 15 m de altura y los bosques de Perissocarpa
bataua. En la llanura de inundación sobre umbellifera y especies de Swartzia y de
áreas frecuentemente inundadas, arraigan Protium con individuos de hasta 18 m de
los palmares mixtos de Oenocarpus altura.
bataua, Inga quaternata, Virola theidora y
Protium giganteum. En la misma llanura de En la serranía de La Macarena en el sector
inundación pero en áreas que han quedado de las veredas Monserrate bajo y Curia
aisladas de la inundación directa por el río, bajo (350 – 550 m), margen izquierda del
en sitios planos y pantanosos, domina el río Güéjar, municipio San Juan de Arama,
palmar de Mauritia flexuosa a la cual se le departamento del Meta. Romero et al. (2011)
asocia Oenocarpus bataua. En los valles caracterizaron la gran formación de los
de ríos pequeños y quebradas otra especie bosques de por Amaioua guianensis y Virola
asociada es Phenakospermum guyannense elongata, que agrupan a las comunidades
(IGAC, 1993). dominadas por Matayba guianensis y Virola
elongata; al palmar mixto de Cespedesia
En las formaciones guayanesas, especialmente spathulata y Euterpre precatoria y a los
en la serranía de Chiribiquete, Rangel et al. bosques dominados por Trichilia martiana
(1995) y Rangel (2008) mencionaron en una y Cecropia sararensis. Hay otra formación,
línea de sucesión a los tipos de vegetación la de los bosques de Batocarpus orinocensis
que arraigan desde la roca desnuda sin un y Senefeldera verticillata, que incluye
suelo verdadero, hasta los bosques bien a los bosques dominados por Virola
desarrollados sobre áreas con un suelo más carinata y Chimarrhis turbinata y a los
evolucionado que presenta contenido de bosques dominados por Pourouma minor
materia orgánica que facilita una mayor y Zanthoxylum flavum. Los sitios sobre los
riqueza y diversidad florística. El proceso cuales crecen estos bosques tienen suelos
de sucesión se inicia con el rosetal de Navia muy ácidos, con valores de bases de cambio,
garcia-barrigaee y Lagenocarpus pendulus, de nitrógeno y fósforo, muy bajos (Romero
sobre suelos muy delgados, en algunos casos et al., 2011), situación que solamente permite
sobre roca desnuda, junto con los rosetales de el arraigo del bosque nativo. Anotaciones
Vellozia tubiflora y Clusia chiribiquitensis. complementarias sobre la vegetación en
Aparecen después, los matorrales dominados cada subregión se presenta en el capítulo 5
por Bonnetia martiana acompañados por de este volumen.
Gongylolepis martiana, Clusia columnaris y
Clusia sesilis.

11
Aspectos generales sobre la Amazonía

CAMBIOS EN LA VEGETACIÓN Y EN la fase inicial había una lagunita y en los


EL CLIMA DURANTE EL HOLOCENO alrededores predominaba un palmar mixto
de Atttalea, que luego fue sustituido por un
Las fluctuaciones de la precipitación y el cau- palmar mixto de Geonoma y bosques de
dal de los ríos y sus efectos sobre la dinámica Byrsonima e Inga. Al final se estableció el
sucesional de la vegetación en la Amazonía, palmar de Mauritia en condiciones de inun-
tienen una buena correspondencia con las in- dación permanente con nivel de agua que
terpretaciones sobre los niveles de los lagos permitía el arraigo de algas (Botryoccocus,
y lagunas en diferentes partes de la región Zygnema).
andina o cordillerana (Van der Hammen,
2008). En Colombia, los ciclos de inunda- Las contribuciones de Urrego (1991,
ción producto de las lluvias y del drenaje de 1997) describen de manera detallada los
las vertientes se reflejan en las planicies, tan- procesos de sucesión sobre ambientes de
to en las del Caribe (García & Rangel, 2012) la llanura de inundación del río Caquetá
como en las del oriente extra-andino (Orino- durante los últimos 12000 años. Junto con
quía, Amazonía). Los estudios paleocológi- los inventarios detallados de la vegetación
cos de Urrego (1991, 1997), Van der Ham- actual, permiten una reconstrucción muy
men et al. (1992), Rangel et al. (2008) y Pi- fina de los cambios en la vegetación y en el
raquive (2015), con fundamento en análisis clima, particularmente en las condiciones de
palinológicos en sedimentos recientes de la humedad en el sustrato y la influencia del
Amazonía de Colombia, sirven como fuente caudal de inundación del río Caquetá. En
básica para el siguiente resumen. el Holoceno es posible trazar un detallado
cuadro de sucesión en los tipos principales
Rangel et al. (2008) en diferentes análisis de vegetación según el ambiente en el cual se
palinológicos de perforaciones realizadas establecían. Igualmente, se puede hacer una
en el valle inferior del río Caquetá, reco- aproximación inicial sobre la condición de
nocieron fluctuaciones locales y regionales humedad, particularmente la precipitación
del clima, especialmente del caudal y de y los cambios en el nivel de inundación.
la precipitación que afectaron los niveles En el proceso se utilizan como indicadores
de los lagos y el área del territorio bajo la del tipo de vegetación y de los ambientes a
inundación durante el Holoceno. En el sitio los siguientes taxones: Mauritia, pantano;
Caquetá V, documentaron la existencia de un Cecropia y Myrtaceae, bosque pionero
palmar de Mauritia entre 2600 y 1650 años sobre ambientes de playa, Melastomataceae,
A.P., acompañado por un gramalotal her- Iriartea, Symphonia, Vismia, como asociados
bazal dominado por especies de Paspalum a los bosques de la llanura de inundación y
(Poaceae) que sustituyó a los bosques pio- especies de Moraceae, Urticaceae, Fabaceae,
neros de Cecropia de la época anterior entre asociados a los bosques de tierra firme. Entre
3500 y 2600 años A.P. Esta época se asoció los indicadores de aguas estancadas, quietas,
con una menor influencia de las inundacio- figuran algas como Botryoccocus, Diatomeas
nes, es decir menos húmeda, que siguió a una y Spyrogira. Una descripción con base en
fase de pantano con desarrollo vigoroso del los diagramas palinológicos de diferentes
gramalotal(Paspàlum y otras Poaceae). perforaciones y en las discusiones originales,
permite recrear el siguiente escenario:
Piraquive (2015) reconstruyó la sucesión
vegetal (4500 años A.P.) en un sitio panta- Perforación Quinché I cubre aproximada-
noso, en el cual actualmente se establece un mente desde 4050 años A.P. hasta el presente.
palmar de Mauritia flexuosa (moriche). En El diagrama facilita reconstruir la sucesión
12
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

vegetal a partir de una laguna (aguas quietas, Caquetá (Urrego, 1991, 1997; Van der Ham-
estancadas) con diatomeas seguida por una men et al., 1992), se resaltan los siguientes
fase de dominio de los bosques pioneros de eventos:
Cecropia sobre ambientes de playa en ausen-
cia de pantano y finalmente una fase de pan- Hay una fase inicial que se asocia con am-
tano que se consolida al final con aumento de bientes con espejo de agua tipo laguna o
Mauritia y presencia de Botryoccocus. laguneta con presencia de Botryoccocus y
otras algas. Esta fase es evidente en las per-
Quinché II cubre los últimos 1870 años AP foraciones Mariñame I, entre 12000 y 11000
y documenta eventos que se presentaron años y en Quinche I entre 4200 y 4000 A.P.
en una zona pantanosa, con presencia
de indicadores de agua permanente. Es A continuación, en la mayoría de las recons-
constante el establecimiento de un palmar trucciones (con base en las perforaciones) hay
con Mauritia que incrementa su área de una fase bien definida dominada por Cecropia
distribución hacia el final. y otros elementos pioneros como Myrtaceae,
que en algunos casos como Mariñame I puede
Mariñame I cubre los últimos 11200 años ser de hasta 3000 años de duración o de solo
A.P. En la parte inicial de la perforación, decenios como en Quinché II.
el sitio era una lagunita que más tarde al
perder contacto directo con el río, permitió Después aparece en la sucesión, el bosque
el establecimiento del bosque inundable y inundable (Várzea según Urrego, 1997)
del palmar de pantano con Mauritia (Urrego, y finalmente llega el dominio del bosque
1997). pantanoso de Mauritia.

Mariñame II cubre la historia desde 10800 El registro más antiguo del palmar de Mau-
años A.P. hasta hoy. Según el diagrama ritia (morichal) se presenta en Mariñame II
palinológico inicialmente había un ambiente hace cerca de 6000 años y el más reciente
de playa con un bosque pionero de Cecropia; es el de Quinché I de 600 años aproximada-
no se encontraron indicadores de aguas mente. Van der Hammen et al. (1992), Van
quietas permanentes. Después viene una fase der Hammen (2001; 2008) para el valle me-
con aguas quietas permanentes y se inicia dio del río Caquetá, mencionaron que hace
la representación del palmar de Mauritia, 12600 años hubo sedimentación de arenas
así como la disminución fuerte del bosque y arcillas con intercalaciones de turba. En-
pionero. A continuación, entre 7400 y 6150 tre 12600 y 11000 se presentaron procesos
años, nuevamente aparece el bosque pionero erosivos y de cortes (incisión del valle del
en ambientes de playa con Cecropia y Caquetá).
Myrtaceae y desaparecen los indicadores de
agua permanente y el palmar de Mauritia de En los inicios del Holoceno hubo retraba-
áreas pantanosas. Entre 6150 y el presente jamiento de los sedimentos y se llenó rápi-
hay un dominio absoluto del palmar de damente buena parte del valle con arena y
pantano con Mauritia, desaparecen los arcilla transportada por los ríos de origen
indicadores de ambientes de playa y hacia andino. Entre 10000 y 500 años AP hubo un
el final aparecen los indicadores de aguas relleno continuo del valle del Caquetá con
quietas. sedimentos finos e intercalaciones de turba.
Se presentaron inundaciones estacionales y
En los cambios en la vegetación y en las con- las tasas de sedimentación fueron bastante
diciones del clima en el valle medio del río bajas. Entre 500 años A. P. y la época actual,
13
Aspectos generales sobre la Amazonía

aumentaron el nivel de agua en el río y las de sedimentación en estos ambientes lacus-


tasas de sedimentación. trinos. La mayoría de las investigaciones
paleoecológicas que incluyen tratamientos
En síntesis, las variaciones climáticas sedimentológicos en tierras bajas de Colom-
detectadas en el valle del Río Caquetá se bia en periodos recientes muestran una rela-
pueden generalizar para toda la planicie ción directa entre los aumentos de las tasas
amazónica de Colombia (Van der Hammen de sedimentación y la intervención humana
et al., 1992; Urrego, 1997) así: (García et al., 2013; García, 2016), evento
que igualmente se ha reseñado para áreas de
12000 años A.P. hasta 11000 años A.P., la Amazonía de Colombia (Van der Hammen
periodo húmedo et al., 1992).
11000 años A.P. hasta 9500 años A.P.,
periodo seco La delimitación de la región amazónica en
9500 años A.P. hasta 8500 años A.P., periodo Colombia
ligeramente húmedo
8500 años A.P. hasta 7500 años A.P., periodo Varias han sido las propuestas para delimi-
seco tar la Amazonía colombiana en términos
7500 años A.P. hasta 7000 años A.P., periodo geográficos, una tarea compleja teniendo en
ligeramente húmedo cuenta las relaciones de continuidad territo-
7000 años A.P. hasta 6000 años A.P., periodo rial y los gradientes, tanto de variables físi-
seco cas (clima, suelos, geología) como bióticas,
6000 años A.P. hasta 5500 años A.P., periodo especialmente la fisionomía y la composi-
ligeramente húmedo ción florística de la vegetación, que se pre-
5500 años A.P. hasta 4000 años A.P., periodo sentan particularmente en los límites con las
seco (Van der Hammen et al., 1992) regiones andina y orinocense.
4000 años A.P. hasta 3000 años A.P. periodo
ligeramente húmedo (húmedo Domínguez (1985) denominó a la región
Van der Hammen et al., 1992) amazónica como “las selvas del oriente
3000 años A.P. hasta 1800 años A.P., periodo colombiano”, no se limitó a la cuenca del río
seco (Van der Hammen et al., 1992) Amazonas al incluir áreas de la cuenca del
1800 años A.P. hasta 500 años A.P., periodo Orinoco y puso como el límite norte de la
húmedo (Van der Hammen et al., 1992) región el río Vichada en el departamento del
500 años A.P. hasta el presente, periodo seco Vichada.
(Van der Hammen et al., 1992)
Hernández-C. et al. (1992) en la delimita-
Al aumentar los caudales de los ríos, se in- ción de la Amazonía colombiana propusie-
crementa la inundación en las planicies y en ron un límite Norte situado en la divisoria
los valles y en los sedimentos predomina la entre las cuencas de los ríos Orinoco y Ama-
fracción mineral; mientras que en los perio- zonas. En punto de inicio está en la cordi-
dos con montos reducidos de lluvia, en los llera de los Picachos (ramal suroriental de la
sedimentos predomina el componente orgá- cordillera Oriental en el límite entre los de-
nico, en ocasiones con formación de turba. partamentos del Meta y Caquetá), continúa
hacia el oriente por los interfluvios entre el
Como se infiere de las consideraciones an- caño Losada y el río Mecaya (alto río Apa-
teriores, una característica asociada con los poris) y entre los ríos Guayabero, Unilla, Iní-
cambios en el tipo de vegetación según la rida, Vaupés, Isana y Guainía en la frontera
condición climática prevaleciente, es la tasa colombo-venezolana. Desde allí, la frontera
14
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

colombo-brasilera marca el resto del límite Los demás límites están de acuerdo con la
oriental de la Amazonía colombiana. Desde descripción de Hernández-C. et al. (1992)
el extremo suroriental del trapecio amazóni- y corresponden a los límites político-
co hacia el Occidente, el límite lo constituye administrativos con Venezuela, Brasil, Perú
el alto río Amazonas en un tramo de 116 Km, y Ecuador (Figura 5).
en la frontera con el Perú. Al sur, el río Putu-
mayo sirve como límite natural de Colombia Cuando ya estaba muy avanzada y se
con Perú y Ecuador. Hacia el suroccidente, habían analizado los resultados de nuestra
el límite se continúa en la frontera colombo- investigación -a finales de 2014, se conoció
ecuatoriana por el río San Miguel (arriba de la propuesta de Jaramillo & Rangel (2014)
la desembocadura del San Miguel en el Putu- quienes delimitaron claramente las regiones
mayo) hacia la quebrada del río Pun y el río de la Amazonía y de la Orinoquía con base en
Chingual (tributario del río Aguarico, afluen- unidades de bloques. El origen de la Macarena
te del Napo). Por el Occidente y Norocci- se asocia con el arrastre de un bloque de la
dente, la cuenca amazónica está delimitada cordillera Oriental con plano de ruptura
por la cresta de la cordillera central, desde la relacionado con las fallas Algeciras- La
frontera colombo-ecuatoriana hasta el nudo Uribe. El límite de las cuencas hidrográficas
del Almaguer y desde allí hasta el punto don- Orinoquía-Amazonía propuesto, permite
de se origina la cordillera de Los Pichachos. segregar el conjunto de bloques asociados a
la Amazonía de Suroeste a Noreste con los
Rudas (2009) con base en criterios fisionó- bloques Amazonas, Putumayo, Caquetá y
micos, climáticos y edafológicos propuso Vaupés o bloque de serranías. El límite entre
como límite Norte de la región amazónica, las dos regiones naturales lo marca el inicio
al río Vichada a lo largo de las coberturas de del bloque Inírida que junto con los bloques
bosques medios bajos y altos que coincide Guaviare, Vichada, Tomo y Arauca definen,
con un continuo en el paisaje de planicies con base en las cuencas hidrográficas,
con sedimentos del terciario de la formación las regiones Amazonica y Orinocense de
Mariñame, en altillanuras planas a ligera- Colombia (Jaramillo & Rangel, 2014).
mente onduladas hasta planos no inundables.
Se extiende al sur del río Guaviare en su Estos aportes geológicos junto con las consi-
parte media, hasta el interfluvio de los ríos deraciones sobre el clima, la geomorfología y
Vichada y Guaviare en su parte baja hasta la los rasgos ecológicos en general, constituyen
desembocadura del río Orinoco. los criterios para la consideración de subre-
giones que finalmente se adoptó (figura 5).
En esta contribución se van a seguir los
lineamientos propuestos por Rudas (2009) y - Piedemonte
Domínguez (1985) en cuanto al límite Norte
de la región, englobando a la Serranía de Corresponde a los territorios de la cordille-
La Macarena, incluida en la Orinoquía por ra y zonas de origen tectónico, con suelos
Minorta & Rangel (2014). Para el límite Entisoles tipo Udorthents e Inceptisoles-
Occidental se toma la cota de 1000 m que Dystrudepts. Se extiende sobre laderas es-
corresponde al límite altitudinal superior carpadas, pendientes onduladas y superficies
de la región de vida tropical (Cuatrecasas, disectadas, en la cordillera oriental entre 500
1958; Rangel, 1991) de la vertiente Oriental y 1000 m , límite de la selva tropical inferior
de la cordillera Oriental donde se encuentran de la propuesta de Cuatrecasas (1958). El cli-
dominando los elementos que en su mayoría ma corresponde al tipo superhúmedo según
son de origen amazónico (Gentry, 1982). Thornwaite (Rudas-Lleras 2009).
15
Aspectos generales sobre la Amazonía

Figura 5. Subregiones en la gran región amazónica de Colombia.


- Afloramientos Guayaneses sedimentario, con suelos Tropaquents, Flu-
vaquents, Haplorthox, Dystrudepts, y por-
Representada por geoformas precámbricas y ciones con influencia de aguas blancas y cla-
paleozoicas que incluyen serranías, cerros, ras. Esta región incluye además la transición
y mesetas residuales con Entisoles de tipo entre las subregiones Amazónica y la Guaya-
Orthents y las planicies disectadas residuales nésa, en planicies sedimentarias del terciario
y estructurales con suelos Oxisoles Haplor- con suelos de tipo Haplorthox (Oxisoles) y
thox, Entisoles -Quarzipsamments e Incepti- Dystrudepts (Inceptisoles), y las llanuras
soles- Dystrudepts. Toda la región está bajo aluviales y terrazas recientes del cuaternario
la influencia de aguas negras y mixtas. con suelos Entisoles de tipo Aquents, Fluva-
quents, Haplorthox (Oxisoles) y Dystrudepts
- Amazonía sentido estricto o planicies (Inceptisoles).
amazónicas
- Serranía de La Macarena
Representada principalmente por planicies
disectadas sedimentarias del terciario, con Se ha discutido bastante sobre la posición
Entisoles, Inceptisoles, Dystrudepts y Oxi- geográfica, fitogeográfica y ecológica de la
soles con suelos de tipo Haplorthox, con Serranía de la Macarena dentro del esquema
influencia de aguas blancas, negras, mixtas de las regiones naturales de Colombia (Cár-
y claras. Se presentan además llanuras alu- denas-López et al., 1997; Giraldo-Cañas,
viales y terrazas del cuaternario de origen 2001; Carvajal-Rojas, 2007), ya que por su
16
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

posición geográfica se encuentra en los lí- de lluvia entre mayo y septiembre. Los tipos
mites entre las regiones Andina, Orinoquía de clima según Thornthwaite son del tipo
y Amazonía. Se incluye a la Serranía de la ARA’ súper húmedo sin deficiencia de agua
Macarena como una subregión de la región y megatermal que predomina en todas las
amazónica colombiana debido a que el tipo estaciones incluidas en el estudio y B3RA’
de vegetación dominante en las partes bajas húmedo con poca deficiencia de agua
que rodean a la Serranía son bosques húme- megatermal en San José del Guaviare. La
dos tropicales que por sus características flo- franja más húmeda se localiza entre 01º07’N
rísticas y estructurales se asemejan bastante y 01º58’N con montos anuales promedio
a los de la región amazónica colombiana entre 2972 y 4277 mm. Los variados tipos de
(Philipson et al., 1951; Rangel et al., 2011). vegetación responden a las series ecológicas
acuáticas y pantanosas, a las de la llanura de
SÍNTESIS inundación permanente o temporal y a las
de los ambientes de tierra firme donde se
La Amazonía colombiana cubre 403.348 incluyen a las comunidades que se establecen
km2 y se localiza entre 4º05’ latitud N y 4º10’ en las terrazas (bajas, medias y altas) y a la
latitud Sur y entre 76º26’ y 66º50’ de longitud vegetación de las serranías o formaciones
Oeste. Además de las extensas planicies en de roca dura del escudo Guayanés. Una
el paisaje, se entremezclan los afloramientos característica especial en la vegetación
y restos del escudo Guayanés representados es la conformación de palmares mixtos,
por cerros y serranías como Naquén, entre los cuales figuran los de Mauritia
La Lindosa, Taraira y Chiribiquete (con flexuosa (moriche), los de Mauritiella
elevaciones mayores a 1000 m). En el trapecio flexuosa, de Oenocarpus bataua, de Iriartea
amazónico las unidades estratigráficas son deltoidea, de Euterpe precatoria al igual
el Terciario conformado por la Formación que palmares de Chamaedoria pinnatifrons.
Pebas o Solimões del Mioceno tardío y por En las áreas cercanas al piedemonte
la Formación Jericó del Plioceno tardío- se establecen cuangariales dominados
Pleistoceno. El Cuaternario está constituido por especies de Virola (V. theidora, V.
por la Formación Içá del Pleistoceno y otras elongata, V. carinata). En las formaciones
unidades de la planicie aluvial cuaternaria Guayanesas particularmente en la Serranía
como la terraza de Leticia. En los suelos del de Chiribiquete las comunidades incluyen
plano inundable, predominan los Entisoles al rosetal de Navia garcia-barrigaee y
y esporádicamente se presentan Histosoles. Lagenocarpus pendulus sobre suelos muy
En las terrazas bajas se encuentran Ultisoles, delgados y a los matorrales dominados
Inceptisoles y Entisoles. En las terrazas bajas por Bonnetia martiana. Cuando mejoran
se encuentran Inceptisoles y en la llanura las condiciones del suelo, se establecen
aluvial Inceptisoles. En las serranías, cerros los bosques de Swartzia sp. y Micrandra
y mesetas residuales de las formaciones spruceana. En la serranía de La Macarena
guayanesas, hay Entisoles. El monto anual de se establecen los bosques dominados por
lluvia varía entre 2404 mm en San José del especies de Virola junto con especies con
Guaviare hasta 4277 mm en el piedemonte afinidades geográficas de las planicies como
de Mocoa (Putumayo). El régimen de Euterpre precatoria, Pourouma minor y
distribución que domina es unimodal- Zanthoxylum flavum.
biestacional. Hay una diferencia tajante en el
comportamiento que muestra la estación de Las variaciones del clima, especialmente la
Leticia (Apto. Vásquez Cobo) situada en el precipitación y los caudales de los ríos han
hemisferio Sur, con una época de deficiencia producido cambios en los tipos de vegeta-
17
Aspectos generales sobre la Amazonía

ción, que incluyen la sustitución de la vege- Duivenvoorden, J.F. & J.M. Lips. 1993.
tación acuática y la de pantano por vegeta- Ecología del paisaje del medio Caquetá.
ción de los ambientes inundables y de estos En: J.G. Saldarriaga & T. van der Hammen
por vegetación de tierra firme. En los últimos (eds). Estudios en la Amazonía colombiana.
12000 años han sido diferenciados varios pe- Vol IIIA. Tropenbos-Colombia.
riodos húmedos (12000-11000; 9500-8500; Duivenvoorden, J.F. & A.M. Cleef.
7500-7000; 6000-5500; 4000-3000; 1800- 1994. Amazonian savanna vegetation on
500) que significaron mayor extensión de the sandstone plateau near Araracuara,
las series hídricas (vegetación acuática, de Colombia. Phytocoenologia 24:197-232.
pantano, llanura de inundación) y periodos Etter, A., L.G. Baptiste & M. Córdoba.
secos que se asocian con mayor extensión de 2001. Puinawai y Nukak: Caracterización
los bosques de tierra firme (11000-9500 años ecológica general de dos reservas naciona-
A.P.; 8500-7500; 7000-6000;5500-4000; les naturales de la Amazonía colombiana.
3000-1800; 500 años A.P. hasta el presente). Universidad Javeriana. Bogotá, D.C. 382
Cuando aumenta el caudal de los ríos se in- pp.
crementa la inundación en las planicies y en Galvis J., A. Huguett & P. Ruge. 1979.
los valles y en los sedimentos predomina la Geología de la Amazonía Colombiana.
fracción mineral. En los periodos con mon- Proyecto Radargramétrico del Amazonas.
tos reducidos de lluvia, en los sedimentos Instituto Geográfico Agustín Codazzi.
predomina el componente orgánico, en oca- IGAC. 574 pp. Bogotá, D.C.
siones con formación de turba. García-M., Y. & J.O. Rangel-Ch. 2012.
Cambios en la vegetación y en las condi-
LITERATURA CITADA ciones del clima durante el Holoceno en
ciénagas de Córdoba (Colombia). En: J.O.
Botero, P.J. 1980. Características geo- Rangel-Ch. (ed.). Colombia Diversidad
morfo-pedológicas de los paisajes entre Biótica XII. La región Caribe de Colom-
los ríos Putumayo y Caquetá, Amazonía bia: 165-198. Universidad Nacional de Co-
colombiana. Rev. CIAF 5(1): 127-150. lombia – Instituto de Ciencias Naturales.
Cárdenas-L., D. & D. Giraldo-C. 1997. García-M., Y., J.O. Rangel-Ch. & P. Ro-
Tipos de vegetación del eje Apaporis-Ta- dríguez. 2013. Cambios en la vegetación
batinga (Amazonía colombiana). Zonifica- y el clima durante los últimos 200 años en
ción ambiental para el plan modelo Colom- ciénagas del Sur del departamento del Ce-
bo-Brasilero. Instituto Sinchi. Publicación sar. En: J.O. Rangel-Ch. (ed.). Colombia
del Instituto Geográfico Agustín Codazzi Diversidad Biótica XIII. Complejo cena-
(IGAC). Bogotá, D.C. goso Zapatosa y ciénagas del Sur del Ce-
Cuatrecasas, J. 1958. Aspectos de la vege- sar. Biodiversidad, conservación y manejo:
tación natural de Colombia. Revista Aca- 133-163. Universidad Nacional de Colom-
demia Colombiana de Ciencias Exactas, bia – Instituto de Ciencias Naturales-COR-
Físicas y Naturales 10:221–264. POCESAR. Bogotá, D.C.
Díaz-Granados, D. 1980. El proyecto ra- García-M., Y. 2016. Reconstrucción de los
dargramétrico del Amazonas y los recur- cambios en la vegetación y en las condi-
sos naturales de la Amazonía Colombiana. ciones del clima durante el Holoceno tar-
Rev. CIAF 5(1): 11-48. dío en ambientes cenagosos y de estuarios
Domínguez-C. 1985. Amazonía colombiana. de la región Caribe de Colombia. Tesis de
Visión general. Banco Popular. 274 pp. Doctorado. Instituto de Ciencias Naturales,
Bogotá. Universidad Nacional de Colombia. Bogo-
tá D.C. (www.bdigital.unal.edu.co/).
18
Rangel-Ch. & Infante-Betancour

Gentry, A. H. 1982. Patterns of Neotropical rias en la región del Trapecio Amazónico


plant diversity. Evolutionary Biology 15: colombiano. Caldasia 35(2):429-464.
1-84. Jaramillo-J., A & J.O. Rangel-Ch. 2014.
Hernández-C., J., A. Hurtado, R. Ortiz Las unidades del paisaje y los bloques del
& T. Walschburger. 1992. Unidades territorio de la Orinoquía. En: J.O. Rangel-
biogeográficas de Colombia. En: G. Halffter Ch. (ed.). Colombia Diversidad Biótica
(compilador). La diversidad biológica de XIV. La región de la Orinoquía de Colom-
Iberoamérica I. Acta Zoológica Mexicana, bia: 101-152. Universidad Nacional de Co-
volumen especial: 105-173. lombia – Instituto de Ciencias Naturales.
Herrera, J., 1999. Geología y característi- Bogotá D.C.
cas geomorfopedológicas. En: P. Botero, Kroonenberg, S.B. & E.W.F. de Roever.
(ed.). Paisajes fisiográficos de la Orino- 2010. Geological evolution of the Amazo-
quía-Amazonía (ORAM) Colombia. Bo- nian Craton. In: C. Hoorn & F. Wesselingh
gotá: Análisis Geográficos 27-28. Instituto (eds). Amazonia: Landscape and species
Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), págs. evolution. A look into the past: 9-28. Wi-
105-134. ley-Blackwell. UK.
Hoorn, C., J. Guerrero, G.A. Sarmiento Latrubesse, E.M. & C.G. Ramonell.
& M.A. Lorente. 1995. Andean tectonics 1994. A climatic model for southwestern
as a cause for changing drainage patterns Amazonia in last glacial times. Quaternary
in Miocene Northern South America. international. 21:163-169.
Geology 23: 237-240. Latrubesse, E.M. 2000. The Late
Hoorn, C. & F. Wesselingh. 2010. Pleistocene in Amazonia: a Palaeoclimatic
Introduction: Amazonia, lanscape and Approach. In P. Smolka and W. Volkheimer
species evolution. In: C. Hoorn & F. (eds). Southern Hemisphere Paleo and
Wesselingh (eds). Amazonia: Lanscape Neoclimates: 209–222. Springer-Verlag.
and species evolution. A look into the Narváez-R., L.H. & J.R. Olmos-S. 1990.
past: 1-6. United Kingdom: Blackwell Caracterización fitoedafológica de algu-
Publishing Ltd. nos salados en el Parque Nacional Natural
Instituto Geográfico Agustín Codazzi Amacayacú, Amazonas, Colombia. Traba-
IGAC. 1993. Aspectos ambientales para jo de grado de Biólogo. Universidad Na-
el ordenamiento territorial del occidente cional de Colombia. Bogotá D.C.
del departamento del Caquetá. En: J. Piraquive-B., D. 2015. Reconstrucción
Saldarriaga & T. van der Hammen (eds). paleoecológica del Holoceno medio (5500
Estudios en la Amazonía colombiana VIA. años A.P.) en ambientes de cananguchales
556 pp. Bogotá, D.C. (Mauritia flexuosa l. f.) del municipio de
Iriondo, M. & E.M. Latrubesse. 1994. Leticia, Amazonas. Tesis de Maestría.
Probable scenario for a dry climate in Cen- Pontificia Universidad Javeriana. Posgrado
tral Amazonia during the late quaternary. en Ciencias Biológicas. Bogotá D.C.
Quaternary lnternational 21:121-128. Prieto-C., A., J. O. Rangel-Ch., A. Ru-
Jaramillo Justinico, A., L.N. Parra-S. & das & P. Palacios. 1995. Aspectos es-
J.O. Rangel-Ch. 2011. El registro de los tructurales y tipos de vegetación de la
cambios de clima en la estratigrafia de la isla Mocagua, Rio Amazonas. Caldasia
Amazonía colombiana I. Neogeno - inicios 17(82-85):463-480.
del Cuaternario. Caldasia 33(2): 539-572. Rangel-Ch., J.O. 1991. Vegetación y
Jaramillo Justinico, A., L.N. Parra-S. & ambiente en tres gradientes altitudinales de
J.O. Rangel-Ch. 2013. Geomorfología y Colombia. Thesis de Doctor. University of
estratigrafía de las formaciones Cuaterna- Amsterdam. Amsterdam, The Netherlands.
19
Aspectos generales sobre la Amazonía

Rangel-Ch., J.O. & M. Aguilar-P. 1995. de la Amazonía colombiana. Tesis de Doc-


Una aproximación sobre la Diversidad tor. Instituto de Ciencias Naturales, Uni-
Climática en las Regiones Naturales de versidad Nacional de Colombia. Bogotá
Colombia. En: J.O. Rangel-Ch. (ed.). Co- D.C. (www.bdigital.unal.edu.co/)
lombia Diversidad Biótica I. Instituto de Rudas-Ll., A. & A. Prieto-C. 2005. Flóru-
Ciencias Naturales. Universidad Nacional la del Parque Nacional Natural Amacayacu
de Colombia. 25-77. Bogotá D.C. Amazonas, Colombia. Monographs in Sys-
Rangel-Ch., J.O., M. Aguilar-P., H. Sán- tematic Botany from the Missouri Botanical
chez-C., P. Lowy-C., A. Garzón-C & L. Garden, Volumen 99: 680 pp. Saint Louis.
Sánchez-A. 1995. Región de la Amazo- Urrego-G., L.E. 1991. Sucesión holocénica
nía. En: J.O. Rangel-Ch. (ed.). Colombia de un bosque de Mauritia flexuosa L.F. en
Diversidad Biótica I: 83-103. Instituto de el valle del río Caquetá (Amazonía colom-
Ciencias Naturales. Universidad Nacional biana). Colombia Amazónica 5(2): 99-118.
de Colombia. Bogotá D.C. Urrego-G., L.E. 1997. Los bosques inunda-
Rangel-Ch., J.O. 2008. La vegetación de bles del medio Caquetá: caracterización y
la región amazónica de Colombia -Aproxi- sucesión. En: J. Saldarriaga & T. van der
mación inicial-. En: J.O. Rangel-Ch. (ed.). Hammen (eds). Estudios en la Amazonía
Colombia Diversidad Biótica VII. Vege- colombiana XIV. 334 pp. Bogotá, D.C.
tación, Palinología y Paleoecología de la Van Andel, T. 1992. Caracterización y cla-
Amazonía colombiana: 1-53. Universidad sifi cación de bosques inundables en una
Nacional de Colombia-Instituto de Cien- Llanura aluvial en el medio Caquetá, Ama-
cias Naturales. Bogotá, D.C. zonas, Colombia. Reporte interno Hugo de
Rangel-Ch., J.O., T. van der Hammen, Vries-Laboratorium, University of Amster-
N.E. Espejo & I. Romero. 2008. Cambios dam. 18 páginas 1 mapa y dos anexos.
en la vegetación y en el clima durante los Van der Hammen, T., L. E. Urrego, N.
últimos 60.000 años en el valle inferior del Espejo, J. Duivenvoorden, & J.M.
Río Caquetá, Amazonía colombiana. En: Lips. 1992. Late-glacial and Holocene
J.O. Rangel-Ch. (ed.). Colombia Diversi- sedimentation and fluctuations of river
dad Biótica VII. Vegetación, Palinología water level in the Caquetá River area
y Paleoecología de la Amazonía colom- (Colombian Amazonia). J. Quaternary Sci.
biana: 165-215. Universidad Nacional de 7(1):57-68.
Colombia-Instituto de Ciencias Naturales. Van der Hammen, T. 2001. Paleoecology
Bogotá, D.C. of Amazonia. In: I.C. Guimaraes Vieira,
Romero-V., M.V., G. Téllez-M. & E.E. J.M.C. Silva, D.C. Oren & M.A. D’Incao
Cantillo. 2011. Composición florística y (eds). Diversidade biológica e cultural da
patrón de la estructura de la vegetación en Amazônia: 19-44. Museum Paraense Emi-
el sector nor-oriental de la serranía de la lio Goeldi, Belem
Macarena, San Juan de Arama-Meta. En: Van der Hammen, T. 2008. Paleoecología
J.O. Rangel-Ch. (ed.) Colombia Diversidad de la Amazonía. En: J.O. Rangel-Ch. (ed.).
Biótica XI. Patrones de la estructura Colombia Diversidad Biótica VII. Vege-
y de la riqueza de la vegetación en tación, palinología y paleoecología de la
Colombia. Instituto de Ciencias Naturales, Amazonía colombiana: 145-163. Instituto
Universidad Nacional de Colombia. 391- de Ciencias Naturales. Universidad Nacio-
420 pp. Bogotá, D.C. nal de Colombia. Bogotá D.C.
Rudas-Ll., A. 2009. Unidades ecogeográfi-
cas y su relación con la diversidad vegetal

20

View publication stats

También podría gustarte