Está en la página 1de 3

COMO OBTENER UNA COSECHA SOBRENATURAL

7 No se engañen: de Dios nadie se burla. Cada uno


cosecha lo que siembra. Gálatas 6:7
Preguntas:
• ¿Cuál es la ley de la siembra y la cosecha?
• ¿Qué cosas se pueden sembrar?
• Compartan testimonios de cómo después de haber sembrado
algo cosecharon
Introducción:
Hay gente que ve el dar como una perdida, aquellos que
piensan así tienen una mentalidad mezquina, de miseria y
pobreza. Lo que el mundo enseña que si das te quedas sin
nada, pero en el Reino de los cielos no funciona así, el primero
en dar fue Dios que dio a su único hijo por la salvación de
todos nosotros. A todos en la vida se nos dan semillas,
semillas de amor, semillas de finanzas, ¿pero donde las
estamos sembrando? Si quieres obtener una cosecha
sobrenatural practica las siguientes leyes:
1. DECIDASE Y SIEMBRE LA SEMILLA. Juan 12:34
a. Las semillas en la mano o guardadas no producen nada. Si
la semilla no cae a la tierra no va producir nada.
b. Si tenemos muchos dones, habilidades, finanzas, pero si no
las siembras en otras personas no podrás cosechar más de lo
que tienes. No tengo mucho tiempo para servir a Dios, no es el
tiempo para diezmar u ofrendar. Si esperas hasta el tiempo
perfecto tal vez no llegue comienza ahora por fe.
c. Si quieres cosechar amor debes sembrar amor, si quieres
que te sirvan debes servir, si quieres finanzas debes soltar
finanzas.
2. LA SEMILLA TIENE QUE SER INSERVIBLE Juan
12:24
a. Lo que sembremos debemos dejarlo morir, debes aprender
a sembrar sin ser convenenciero, si siembras amor no debes
esperar una respuesta inmediata, debes dejarlo olvidarlo, no
renegar o murmurar.
b. La semilla debe ser inservible para usted. No debe tener
ataduras de beneficio personal a esa semilla. Algunos
pudieran tener la idea de usar el diezmo para un beneficio
propio como “enviar a su hijo a un colegio cristiano” No está
mal, lo incorrecto es usar el dinero que pertenece a Dios.
3. SIEMBRE LO QUE DESEE COSECHAR. Gálatas
6:6-7
a. Todo lo que sembramos es lo que vamos a cosechar, la
semilla siempre dará fruto según su género, si queremos
recibir una sonrisa debemos dar sonrisas, si queremos recibir
amor debemos de dar amor, si queremos recibir dinero
debemos de dar dinero,
b. ¿Qué quieres cosechar este año? ¿Una mejor relación en tu
matrimonio? ¿Un mejor trato de los demás? Si quieres recibir
aceptación, afecto, mejores oportunidades. Comienza
sembrando todo aquello que quieres cosechar
4. SIEMBRE CONFORME AL TAMAÑO DE LA
COSECHA DESEADA . 2 Corintios 9:5-7
a. Si quieres recibir mucho amor, debes sembrar mucho amor.
El sembrador sabe que para producir una gran cosecha debe
sembrar gran cantidad de semilla.
b. Si lo que está recibiendo en bendiciones no es lo que usted
espera, es hora de cambiar la cantidad que usted siembra. Es
una ley. No se trata de hacer trampa, robar, mentir o ser
deshonesto para ser más prósperos en las finanzas. Es mejor
sembrar semillas en los terrenos correctos y Dios le bendecirá
más. Dan. 10:13
c. Lo que se da a Dios debe ser voluntario, no por obligación,
debe ser con agradecimiento y generosidad para que el Reino
de Dios sea expandido aquí en la tierra 2 Corintios 9:6-8 Dios
no necesita de nosotros, somos nosotros los que tenemos que
aprender a dar para recibir.
5. SIEMBRE EN TERRENO FÉRTIL Mateo 13:8
a. Hay instituciones nobles como los Boy scouts, Cruz Roja,
organizaciones para conservar los bosques y los animales;
pero no hay mejor terreno que el que siembra el evangelio en
los corazones de los hombres.
b. La Palabra de Dios no enseña que existen diferentes
terrenos donde se pueda sembrar, terrenos Junto al camino,
en pedregales, entre espinos y buena tierra. Marcos registra en
la parábola del joven rico que cuando sembramos en el Reino
de Dios en esta tierra, recibiremos aumento financiero al
ciento por uno y en el tiempo presente. Marcos 10:29,30
c. La clave es invertir en el Reino de Dios, en la restauración
de las familias, de los hijos, de los matrimonios, en llevar el
mensaje de esperanza para que muchos salgan de la
depresión, puedan ser libres de las adicciones y puedan
disfrutar una vida abundante. Aprovecha este tiempo para
sembrar en el Reino con tus primicias.
Conclusión: Comienza recibiendo a Cristo como Señor y
salvador, para que puedas cosechar abundantemente.
ORACIÓN DEL PECADOR
Señor Jesús reconozco que he pecado y que tú moriste por mí,
hoy me arrepiento y te pido perdón. Te entrego mi vida y mi
corazón para que seas mi Señor y mi Salvador, amén.

También podría gustarte