Está en la página 1de 28

CAPITULO I

HISTORIA DE LA MECÁNICA DE ROCAS


La comprensión de la mecánica de rocas, como hoy es conocida se inició a comienzos del
siglo XVIII, cuando la física y las matemáticas habían alcanzado un importante desarrollo y
permitían conceptualizar modelos físicos. Pero para nuestros antecesores nunca fue un
obstáculo desconocer los principios físicos básicos que rigen el comportamiento del suelo
y de los materiales geológicos. Un importante ejemplo de ello es la construcción de túneles,
que había alcanzado un desarrollo muy notable antes de que se acuñaran incluso los
términos de mecánica de rocas o de que se celebraran formalmente los primeros congresos
internacionales sobre estas teorías emergentes.

LA MECÁNICA DE ROCAS “COMO TAL”:


En 1962, la Mecánica de Rocas, bajo la insistencia de la Escuela Austriaca, con Stini y
Müller al frente, se desvincula de la Sociedad Internacional de Mecánica del Suelo, con la
pública oposición del fundador de la ciencia geotécnica, Karl Terzaghi.

MECANICA DE ROCAS
La mecánica de rocas se ocupa del estudio teórico y práctico de las propiedades y
comportamiento mecánico de los materiales rocosos, y de su respuesta ante la acción de
fuerzas aplicadas en su entorno físico.

El desarrollo de la mecánica de rocas se inició como consecuencia de la utilización del


medio geológico para obras superficiales y subterráneas y explotación de recursos mineros.
Los distintos ámbitos de aplicación de la mecánica de rocas se pueden agrupar en aquellos
en que el material rocoso constituye la estructura (excavación de túneles, galerías, taludes,
etc.), aquellos en que la roca es el soporte de otras estructuras (cimentaciones de edificios,

1
presas, etc.) y aquellos en los que las rocas se emplean como material de construcción
(escolleras, pedraplenes, rellenos, etc.).

La mecánica de rocas guarda una estrecha relación con otras disciplinas como la geología
estructural, para el estudio de los procesos y estructuras tectónicas que afectan a las rocas,
y la mecánica de suelos, para abordar el estudio de rocas alteradas y meteorizadas en
superficie.

Las masas rocosas aparecen en la mayoría de los casos afectadas por discontinuidades o
superficies de debilidad que separan bloques de matriz rocosa o «roca intacta»
constituyendo en conjunto los macizos rocosos. Ambos ámbitos son objeto de estudio de
la mecánica de rocas, pero son principalmente los planos de discontinuidad los que determi-
nan el carácter diferencial de esta disciplina con respecto al estudio de los suelos, y los que
hacen que la mecánica del medio rocoso presente un carácter discontinuo y anisótropo.

La caracterización de las rocas y de los macizos rocosos y el estudio de su comportamiento


mecánico y deformacional son complejos debido a la gran variabilidad de características y
propiedades que presentan y al elevado número de factores que los condicionan.

La finalidad de la mecánica de rocas es conocer y predecir el comportamiento de los


materiales rocosos ante la actuación de las fuerzas internas y externas que se ejercen sobre
ellos. Cuando se excava un macizo rocoso o se construyen estructuras sobre las rocas se
modifican las condiciones iniciales del medio rocoso, el cual responde a estos cambios
deformándose y/o rompiéndose.

El conocimiento de las tensiones y las deformaciones que puede llegar a soportar el material
rocoso ante unas determinadas condiciones permite evaluar su comportamiento mecánico
y abordar el diseño de estructuras y obras de ingeniería. La relación entre ambos
parámetros describe el comportamiento de los diferentes tipos de rocas y macizos rocosos,
que depende de las propiedades de los materiales y de las condiciones a que están
sometidos en la naturaleza.

El estado y comportamiento mecánico de los macizos rocosos son resultado de la


combinación de varios factores con diferente grado de importancia para cada situación. Así,
en medios superficiales las discontinuidades y los procesos de meteorización juegan un
papel muy importante en el comportamiento mecánico de los macizos, mientras que en
profundidad será el estado tensional preexistente el mayor condicionante de la respuesta

2
mecánica. El estudio de la estructura geológica y las discontinuidades es un aspecto
fundamental en mecánica de rocas: los planos de debilidad preexistentes controlan los
procesos de deformación y rotura en los macizos a cotas superficiales, donde se realizan
la gran mayoría de las obras de ingeniería.

Las obras de ingeniería modifican el estado tensional a que están sometidos los macizos
rocosos en un tiempo muy corto en relación a los procesos geológicos, y pueden tener lugar
interacciones mutuas entre la liberación o redistribución de los esfuerzos naturales y las
estructuras. Por ello, es importante conocer el estado de tensiones previo y evaluar su
influencia sobre las obras.

El agua presente en los macizos rocosos reduce su resistencia, genera presiones en el


interior de los mismos y altera sus propiedades, dificultando las excavaciones superficiales
y subterráneas. Para evaluar la influencia del agua deben estudiarse las características de
la permeabilidad y el flujo en los macizos rocosos. Las propiedades del medio rocoso deben
evaluarse teniendo en cuenta las condiciones del agua subterránea.

MECÁNICA DE ROCAS EN INGENIERÍA CIVIL


Ingeniería civil utiliza muchos principios de la mecánica de suelos, sus aplicaciones son:
 Cimentaciones, construcciones o desplantes de presas.

 Cortes en caminos.

 Corte y recubrimientos en túneles.

 Canales de irrigación.

 Presas de jales.

 Pads de lixiviación.

ROCAS

Las rocas son agregados naturales duros y compactos de partículas minerales con fuertes
uniones cohesivas permanentemente que habitualmente se consideran un sistema
continuo. La proporción de diferentes minerales, la estructura granular, la textura y el origen
de la roca sirven para su clasificación geológica.

Las propiedades físicas de las rocas son el resultado de su composición mineralógica,


fábrica e historia geológica, deformacional y ambiental, incluyendo los procesos de

3
alteración y meteorización. La gran variabilidad de estas propiedades se refleja en
comportamientos mecánicos diferentes frente a las fuerzas que se aplican sobre las rocas,
comportamientos que quedan definidos por la resistencia del material y por su modelo de
deformación. Serán por tanto las propiedades físicas de las rocas las que determinen su
comportamiento mecánico.

Suelo: agregado natural de partículas minerales granulares y cohesivas, separables por


medios mecánicos de baja energía o por agitación en agua.

Macizo rocoso: conjunto de matriz rocosa y discontinuidades. Presenta carácter


heterogéneo, comportamiento discontinuo y normalmente anisótropo, consecuencia de la
naturaleza, frecuencia y orientación de los planos de discontinuidad, que condicionan su
comportamiento geomecánico e hidráulico.

MATRIZ ROCOSA
Es el material rocoso exento de discontinuidades, o bloques de roca intacta que quedan
entre ellas. La matriz rocosa, a pesar de considerarse continua, presenta un
comportamiento heterogéneo y anisótropo ligado a su fábrica y a su microestructura
mineral. Mecánicamente queda caracterizada por su peso específico, resistencia y
deformabilidad.

PROPIEDADES FISICAS DE LA MATRIZ ROCOSA


Existen una serie de parámetros que se emplean para la identificación y descripción
cuantitativa de las propiedades básicas de las rocas y permiten, así mismo, establecer una
primera clasificación con fines geotécnicos. Estas propiedades, denominadas propiedades
índices, serán las que determinen en primera instancia, junto con la composición
mineralógica y la fábrica, las propiedades y el comportamiento mecánico de la matriz
rocosa.

POROSIDAD

Las propiedades físicas o propiedades índices de las rocas se determinan en laboratorio;


las más importantes a nivel de influencia en el comportamiento mecánico son la porosidad,
el peso específico, la permeabilidad, la alterabilidad, la resistencia y la velocidad de
propagación de las ondas sónicas. Algunas de estas propiedades, además de servir para
su clasificación, están directamente relacionadas con las características resistentes y
deformacionales de las rocas.

4
PESO UNITARIO (DENSIDAD)

El peso específico o peso unitario de la roca depende de sus componentes, y se define


como el peso por unidad de volumen. Sus unidades son las de fuerza (Kilopondio, newton,
tonelada-fuerza, etc.) por volumen. En general se considera el mismo valor para el peso
específico, y, y para la densidad, ℓ (ℓ = masa/volumen), por lo que en ocasiones en la
bibliografía geotécnica se emplea el término “densidad” aunque se esté haciendo referencia
al peso específico (al trabajar con el peso debe quedar claro que se trabaja con unidades
de fuerza y no de masa; así γ= ℓ g = 1 gmasa/cm3 • 980 cm/s2 = 980 dinas/cm3 = 1 g^Jcm3
ó y = 1.000 kg/m3-9,8 m/s2 = 9.800 N/m3 = 1.000 kp/m3).

Resistencia a compresión simple

La resistencia a la compresión simple o resistencia uniaxial es el máximo esfuerzo que


soporta la roca sometida a compresión uniaxial , detrminada sobre una probeta cilíndrica
sin confinar en el laboratorio y viene dada por:

Fc Fuerza compresiva aplicada


σc= =
A Área de aplicación

El valor de la resistencia aporta información sobre las propiedades ingenieriles de las rocas.

DISCONTINUIDADES

Son cualquiera de los planos de origen mecánico o sedimentario que independiza o separa
los bloques de matriz rocosa de un macizo rocoso. Generalmente la resistencia a la tracción
de los planos de discontinuidad es muy baja o nula. Su comportamiento mecánico queda
caracterizado por su resistencia al corte o, en su caso, por la del material de relleno.

DISCONTINUIDADES DE LA MASA ROCOSA

Los principales tipos de discontinuidades presentes en la masa rocosa son:

PLANOS DE ESTRATIFICACIÓN

Dividen en capas o estratos a las rocas sedimentarias.

5
FALLAS

Son fracturas que han tenido desplazamiento. Éstas son estructuras menores que se
presentan en áreas locales de la mina o estructuras muy importantes que pueden atravesar
toda la mina.

ZONAS DE CORTE: Son bandas de material que puede ser de varios metros de espesor,
en donde ha ocurrido fallamiento de la roca.

DIACLASAS: También denominadas juntas, son fracturas que no han tenido


desplazamiento y las que más comúnmente se presentan en la masa rocosa

PLANOS DE EXFOLIACION O ESQUISTOCIDAD: Se forman entre las capas de las rocas


metamórficas dando la apariencia de hojas o láminas.

CONTACTOS LITOLOGICOS: Cuando comúnmente forman, por ejemplo, la caja techo y


caja piso de una veta.

VENILLAS: Son rellenos de las fracturas con otros materiales

PLIEGUES: Son estructuras en las cuales los estratos se presentan curvados

DIQUES: Son intrusiones de roca ígnea de forma tabular, que se presentan generalmente
empinadas o verticales.

PROPIEDADES DE LAS DISCONTINUIDADES

ORIENTACIÓN: Es la posición de la discontinuidad en el espacio y comúnmente es descrito


por su rumbo y buzamiento. Cuando un grupo de discontinuidades se presentan con similar
orientación o en otras palabras son aproximadamente paralelas, se dice que éstas forman
un “sistema” o una “familia” de discontinuidades.

ESPACIADO: Es la distancia perpendicular entre discontinuidades adyacentes. Éste


determina el tamaño de los bloques de roca intacta. Cuanto menos espaciado tengan, los
bloques serán más pequeños y cuanto más espaciado tengan, los bloques serán más
grandes.

6
PERSISTENCIA: Es la extensión en área o tamaño de una discontinuidad. Cuanto menor
sea la persistencia, la masa rocosa será más estable y cuanto mayor sea ésta, será menos
estable.

RUGOSIDAD: Es la aspereza o irregularidad de la superficie de la discontinuidad. Cuanta


menor rugosidad tenga una discontinuidad, la masa rocosa será menos competente y
cuanto mayor sea ésta, la masa rocosa será más competente

APERTURA: Es la separación entre las paredes rocosas de una discontinuidad o el grado


de abierto que ésta presenta. A menor apertura, las condiciones de la masa rocosa serán
mejores y a mayor apertura, las condiciones serán más desfavorables.

RELLENO: Son los materiales que se encuentran dentro de la discontinuidad. Cuando los
materiales son suaves, la masa rocosa es menos competente y cuando éstos son más
duros, ésta es más competente.

CLASIFICACION GEOMECANICA DEL MACIZO ROCOSO

Para definir las condiciones del macizo rocoso existen criterios de clasificación
geomecánica ampliamente difundidos en todo el mundo, como los desarrollados por Barton
y colaboradores (1974), Laubscher (1977), Bieniawski (1989), Hoek y Marinos (2000) y
otros. Por su simplicidad y utilidad, están los criterios RMR (Valoración de la Masa Rocosa)
de Bieniawski (1989) y GSI (Índice de Resistencia Geológica) de Hoek y Marinos (2000),
los mismos que se determinan utilizando los datos de los mapeos geomecánicos
efectuados en las paredes de las labores mineras.

Índice de calidad de las rocas, rqd

 El RQD (Rock qualitydesignationindex) fue desarrollado por Deere et al. (1967), para
estimar cuantitativamente la cualidad del macizo rocoso basándose en la
recuperación de un testigo.
 Depende indirectamente del número de fracturas y del grado de alteración del
macizo.
 El diámetro del testigo tiene que ser igual o superior a 57.4 mm, y tiene que ser
perforado con un doble tubo de extracción de testigo.

7
 El RQD es el porcentaje de fragmentos de longitud superior a 10 cm, sobre la
longitud total del testigo. Su expresión es:

Rock Mass Rating (RMR)

El RMR, introducido por Bieniawski 1976, es posiblemente la clasificación geomecánica


más usada, inicialmente pensado para valorar la estabilidad y los soportes requeridos en
túneles, ha resultado ser apto también para la valoración de la estabilidad en taludes.

El RMR es una clasificación geomecánica, en la que se tienen en cuenta los siguientes


parámetros del macizo rocoso:

(1) Resistencia del material intacto que se obtiene mediante ensayo de cargapuntual o
compresión simple. Valor Máximo= 15

(2) RQD (detallado más adelante en este mismo apartado).Valor Máximo= 20

(3) Espaciado de la discontinuidades, hace referencia a la longitud


entrediscontinuidades dentro de la zona a estudio.Valor Máximo= 20

(4) Condición de las discontinuidades, que incluye:Valor Máximo= 30


i. Longitud de la discontinuidad.
ii. Abertura
iii. Rugosidad
iv. Relleno
v. Alteración

(5) Presencia de agua subterránea.Valor Máximo= 15

(6) Orientación de las discontinuidades.

A cada uno de los parámetros anteriores se le asigna un valor, el RMR se obtiene como la
suma de todos ellos.

8
METODOLOGÍA Y SISTEMÁTICA
La descripción y caracterización de los macizos rocosos en afloramientos es una labor
necesaria en todos los estudios de ingeniería geológica cuyo objetivo sea el conocimiento
de las propiedades y características geotécnicas de los materiales rocosos. Estos trabajos
se realizan durante las primeras etapas de las investigaciones in situ. EI desarrollo de los
trabajos de campo en afloramientos permite obtener información necesaria para evaluar el
comportamiento geotécnico de los macizos rocosos, planificar las fases de investigación
más avanzadas e interpretar los resultados que se obtengan de las mismas. Debido a la
gran variedad de condiciones y propiedades, la caracterización de los macizos puede ser
una tarea compleja, sobre todo si se presentan conjuntamente materiales rocosos y suelos,
zonas fracturadas, tectonizadas y/o meteorizadas. En la descripción se deben incluir todos
los aspectos y parámetros que puedan ser observados, deducidos y medidos en los
afloramientos. Las descripciones de los macizos rocosos con fines geotécnicos precisan de
observaciones y medidas adicionales a las geológicas; de ahí la necesidad de establecer
una sistemática que homogeneice criterios y facilite la comunicación entre todos los
profesionales que tengan que realizar los trabajos de descripción de macizos rocosos a
partir de afloramientos. Estas descripciones pueden implicar un cierto grado de subjetividad
que debe evitarse, en la medida de lo posible, realizando observaciones sistemáticas y
utilizando una terminología estandarizada, teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

• Todos los factores deben examinarse sistemáticamente y en secuencia lógica.

• No debe omitirse ninguna información básica sobre el afloramiento.

• Las descripciones deben comunicar una imagen mental precisa y permitir deducir la
información más relevante.

• EI número de datos debe ser estadísticamente representativo.

La caracterización de campo del macizo rocoso es un ejercicio progresivo que comienza


con una descripción general de las condiciones del terreno, y con la identificación y
clasificación de los materiales que forman los macizos. Las observaciones posteriores más
complejas sobre propiedades y factores concretos pueden aumentar el grado de
interpretación y por tanto de subjetividad. En general, el procedimiento a seguir parte de
una descripción general de los aspectos y características observables a simple vista, en
base a los cuales se establecen distintas zonas más o menos homogéneas en base a la

9
litología, estructura tectónica, etc.; posteriormente, se describen y caracterizan con detalle
los componentes de las diferentes zonas del macizo y sus propiedades; finalmente, a partir
de todos los datos obtenidos, se clasifica geomecánicamente el macizo rocoso. La
caracterización de cada zona debe realizarse de forma objetiva e individualizada, e incluye
el estudio de la matriz rocosa, de las discontinuidades y del conjunto del macizo,
describiendo tanto sus propiedades intrínsecas como los factores externos que condicionan
su comportamiento. La sistemática para la descripción de los afloramientos de macizos
rocosos se puede resumir en las siguientes etapas:

• Descripción de las características generales del afloramiento.

• División en zonas y descripción general de cada zona. • Descripción detallada de cada


zona.

• Matriz rocosa.

• Discontinuidades.

• Descripción de los parámetros del macizo rocoso.

• Caracterización global y clasificación geomecánica del macizo rocoso.

La descripción general del afloramiento debe incluir la identificación, condiciones y


características generales del afloramiento y la de cada uno de sus componentes: rocas,
suelos, zonas con agua, discontinuidades singulares, etc. La división en zonas más o
menos homogéneas se realiza a partir de criterios fundamentalmente litológicos y
estructurales. EI número de zonas que se establezca y la extensión de las mismas
dependerá del grado de heterogeneidad de los materiales y estructuras que formen el
macizo rocoso, de la extensión del afloramiento y del grado de detalle y finalidad de la
investigación. Se deben describir las características generales de cada zona (Figura 1). La
descripción de cada zona se lleva a cabo por separado y detalladamente, y deberá ser lo
más objetiva y clara posible, utilizando terminología estandarizada, de manera que distintos
observadores lleguen a la misma descripción, evitando que puedan aparecer diferencias en
la interpretación de las observaciones o medidas realizadas en una misma zona. A lo largo
de esta fase se describen las características y propiedades físicas y mecánicas de la matriz
rocosa y de las discontinuidades; los aspectos y factores a describir son los del Cuadro 1.
Las descripciones se efectúan de forma cualitativa y, siempre que sea posible, cuantitativa.

10
A tal efecto existen tablas, escalas, índices y valores de referencia que se utilizan para
cuantificar las diferentes propiedades y características del macizo o de sus elementos. La
cuantificación de los parámetros es útil para establecer valores objetivos con los que
trabajar, pero además es necesaria para su introducción en las clasificaciones
geomecánicas de los macizos rocosos. Dado el gran número de parámetros a valorar, para
la toma sistemática de los datos resulta muy útil utilizar estadillos como el que se presenta
en la Figura 2, que permiten anotar claramente las observaciones y medidas realizadas. En
el caso de afloramientos extensos deberán tomarse varios puntos o estaciones de medida
en cada zona, en cada una de las cuales se realiza la toma de datos sistemática. Cuanto
mayor sea el número de medidas y estaciones realizadas, mayor será la representatividad
de los resultados obtenidos en cuanto a caracterización global del macizo rocoso.

La descripción de los parámetros del macizo rocoso

Se realiza a partir de los datos recogidos en cada estación; se establecerán los parámetros
referentes al número de familias de discontinuidades, orientación y características
representativas de cada una de ellas, determinando su importancia relativa, tamaño y forma
de los bloques que conforman el macizo, grado de fracturación, etc., así como otros factores
que influyen en el comportamiento, como el grado de meteorización y las propiedades
hidrogeológicas. En los apartados siguientes se tratan estos diferentes aspectos. La
caracterización final del macizo rocoso dependerá de la valoración adecuada de cada uno
de ellos.

Descripción y zonificación del afloramiento


EI primer paso en el estudio de un afloramiento de un macizo rocoso debe ser la
identificación del mismo y su descripción general. Posteriormente se lleva a cabo la división
en zonas o sectorización y la descripción de las mismas. Es muy útil realizar fotografías y
dibujos esquemáticos del afloramiento, donde se pueden indicar las características básicas
de cada zona. Por lo general, en un macizo rocoso pueden establecerse a simple vista,
siempre que el afloramiento no sea muy amplio, distintas áreas con diferente aspecto o
tipos de materiales rocosos, por ejemplo, zonas con distinta litología, elementos
estructurales, grado de facturación, grado de meteorización, etc., lo que permite una
división inicial por zonas. Esto facilita las posteriores descripciones y la aplicación
sistemática de los procedimientos en la toma de los datas y medidas. En ocasiones, si
existen pocos afloramientos o éstos presentan poca extensión, o si el macizo rocoso a
caracterizar es muy amplio, esta tarea puede resultar difícil.
11
Se recomienda seguir la siguiente secuencia (Ferrer y González de Vallejo, 1999):

a) Identificación del afloramiento

Localización, situación geográfica, accesos, extensión, características geométricas, ele.


Debe indicarse si es un afloramiento natural o corresponde a una excavación y las
condiciones en que se encuentra.

b) Fotografías y esquemas
c) Descripción geológica general
 Formación y edad geológica
 Litologías
 Estructuras observables a gran escala
 Rasgos estructurales generales: macizo estratificada, fallado, fracturado, masivo,
etc.
 Zonas alteradas y meteorizadas y espesor de las mismas
 Presencia de agua, surgencias, etc.

12
Es recomendable incluir cuantos datas se aprecien, incluso los que puedan considerarse
de interés secundaria. Si existe alguna duda sobre las condiciones del afloramiento también
deben indicarse en la descripción.

b) División en zonas y descripción general de cada zona

La zonificación se realizará en base a criterios litológicos y estructurales considerando los


sectores más o menos homogéneos del afloramiento, no siendo conveniente establecer
demasiadas zonas, aunque el número y la extensión de las mismas dependerá del grado
de heterogeneidad de los materiales y estructuras que formen el macizo, de la extensión
del afloramiento y del grado de detalle y finalidad de la investigación. Se debe realizar una
breve descripción general de cada zona, sin entrar en detalles referentes a la matriz rocosa
o a las discontinuidades, incluyendo datos sobre la litología, estado de meteorización,
fracturación y presencia de agua. Estas descripciones cualitativas deben apartar una idea
del material a estudiar, pero sin valorar cuantitativamente las propiedades del macizo y de
sus componentes. Para la división en zonas del afloramiento y la descripción general de
cada una se recomienda utilizar estadillos.

e) Identificación de zonas singulares

Zonas singulares son aquellas zonas, elementos o estructuras no sistemáticas, que no se


repiten en el macizo, y que tienen influencia en sus propiedades y comportamiento
mecánico, par ejemplo fallas, diques, zonas de brecha, cavidades, zonas de flujo de agua,
etc. Estas zonas deben tratarse y describirse de forma individualizada, indicando la
problemática específica que presentan, así como su influencia en el comportamiento
general del macizo.

CARACTERIZACIÓN DE LA MATRIZ ROCOSA

Los aspectos que deben describirse en campo son:

 Identificación
 Meteorización o alteración
 Resistencia a compresión simple Identificación

13
La identificación de visu de una roca se establece a partir de su composición y de su textura
o relaciones geométricas de sus minerales. A estos criterios descriptivos se unen las
características genéticas, cuando éstas pueden ser deducidas de la paragénesis mineral,
composición química, forma y estructura del yacimiento, y de las relaciones temporales y
espaciales con otras rocas. Las observaciones más prácticas son:

 Composición mineralógica
 Forma y tamaño de los granos
 Color y transparencia
 Dureza

Para la correcta observación de estas propiedades es necesario limpiar la roca, eliminando


la capa superficial de alteración. Según el tipo de roca, otros aspectos que pueden ser
determinados son la presencia o ausencia de exfoliación y la existencia de maclado y tipo
de macla. La composición mineralógica permite clasificar litológicamente la roca. Los
minerales más comunes que forman las rocas se pueden identificar a nivel de muestra con
una lupa, si las dimensiones del mineral lo permiten. La identificación detallada de los
minerales requiere un estudio petrográfico mediante lámina delgada, que se realizará
siempre que existan dudas en la identificación de los mismos. Una vez descritos los
minerales, se nombra y clasifica la roca. El sistema más recomendable se basa en
clasificaciones geológicas enrocadas hacia usos geotécnicos.

La identificación de la roca

Se completa definiendo el tamaño de grano y el color. De clasificación de rocas para usos


geotécnicos aparece el tamaño de grano como criterio de clasificación, adoptando las rocas
sedimentarias una terminología específica en función de este parámetro. EI tamaño de
grano hace referencia a las dimensiones medias de los minerales o fragmentos de roca que
componen la matriz rocosa. La estimación del tamaño de grano se realiza normalmente de
visu, con una regla o con la ayuda de comparadores de tamaño. En rocas de grano fino es
útil la ayuda de una lupa de mano. EI tamaño de las partículas minerales que componen la
roca puede ser homogéneo (rocas equigranulares) o presentar variaciones importantes
(heterogranulares). Los términos utilizados y los intervalos de tamaño reconocidos
internacionalmente.

14
EI color

De una roca depende de los minerales que la componen. Algunos minerales tienen un color
distintivo, pero frecuentemente contienen sustancias o impurezas que lo modifican. El color
se puede describir de forma semejante al de los suelos, dando un color principal seguido
de uno secundario e indicando, por último, la intensidad que presenta (por ejemplo, granito
gris verdoso claro). Existen cartas de colores que se emplean para la comparación, evitando
así cualquier grado de subjetividad en la descripción. La observación debe realizarse sobre
la roca fresca, una vez retirada la capa superficial de alteración. Cuando la roca no ha
sufrido procesos de alteración y presenta un colar original y característico, se define como
roca sana. Las variaciones de coloración de la roca en el afloramiento indican que el
material rocoso ha sufrido procesos de meteorización. La variación en la coloración puede
afectar a todos los minerales constituyentes o solo a algunos, aspecto que ha de indicarse
en la descripción.

La dureza

Es una propiedad directamente relacionada con la resistencia, que depende de la


composición mineralógica y del grado de alteración que afecte a la roca. Su descripción es
cualitativa. Generalmente se adoptan como criterios la densidad y la resistencia de la roca,
estableciéndose el grado 1 para la roca menos densa y resistente (γ = 1,5 t/m3 y (σc = 50
kg/ cm2 ) y el grado 14 para la más densa y resistente (γ = 2,7 t/m3 y (σc = 1.800 kg/cm2 ).
Para evaluar la dureza de los minerales se emplea la escala de Mohs, que asigna un valor
de 1 para el mineral más blando (talco) y un valor de 10 para el más duro (diamante).

Meteorización

EI grado de meteorización de la roca es una observación importante en cuanto que


condiciona de forma definitiva sus propiedades mecánicas. Según avanza el proceso de
meteorización aumentan la porosidad, permeabilidad y deformabilidad del material rocoso,
al tiempo que disminuye su resistencia. Los procesos de meteorización física y química que

15
afectan a las rocas. La identificación del estado o grado de meteorización de la matriz
rocosa se puede realizar de forma sistemática.

16
CAPITULO II
MÉTODOS DE EXPLORACIÓN Y MUESTREO EN ROCAS Y SU UTILIZACIÓN EN EL
ANÁLISIS DE ROCAS.

MÉTODOS INDIRECTOS
Topografía y Geología Regional

Revivir las condiciones topográficas antiguas de una zona ó región, con fines comparativos
a las condiciones actuales.

Se deben realizar visitas técnicas al sitio en estudio, para programar las actividades de
exploración y muestreo para resolver en el campo los problemas y dudas que se presenten
en el transcurso del desarrollo del estudio geotécnico.

Se debe establecer el marco regional geológico del sitio del proyecto mediante métodos
indirectos (geofísicos) que contemple la definición de la estratigrafía (espesor,
características y origen de las formaciones), levantamiento de discontinuidades, análisis
geomorfológicos, revisar las condiciones de inestabilidad para cortes y taludes y evaluar la
factibilidad de utilizar los materiales como bancos de préstamo.

Mapeo geológico

El mapeo geológico es fundamental en cualquier proyecto de exploración. Una exploración


eficaz requiere una comprensión profunda de los controles litológicos y estructurales de la
mineralización. Estos conocimientos deben obtenerse a través del mapeo geológico en las
etapas iniciales de un programa de exploración.

El mapeo es una herramienta de exploración rentable y un proceso generador de proyectos


que entrega beneficios tangibles para todos los programas de exploración. Un buen mapa
geológico no sólo sirve para orientar un programa de exploración, sino que también
comunica claramente el potencial económico de un proyecto a los actores.
17
Métodos geofísicos

Los geofísicos en los que se analizan algunas variables físicas (densidad, gravedad, La
prospección Geofísica consiste en inferir la estructura geológica del subsuelo a través de la
distribución de alguna propiedad física del subsuelo, dependiendo del método utilizado.

Son diversas las propiedades físicas del subsuelo y de la Tierra en general susceptibles de
medirse desde la superficie y determinar sus distribución espacial. Podemos mencionar la
resistividad eléctrica del subsuelo, velocidad de propagación de ondas de sonido, densidad
de masa y susceptibilidad magnética entre las más importantes.

De acuerdo a la propiedad física de la Tierra a estudiar podemos definir los métodos a


utilizar entre ellos tenemos a : Geoeléctricos, Sísmicos, Gravimétricos y Magnetométricos.
Magnetismo, temperatura, electricidad, etc.).

Métodos eléctricos: Se basan en el estudio de la conductividad (o su inverso, la


resistividad) del terreno, mediante dispositivos relativamente simples: un sistema de
introducción de corriente al terreno, y otro de medida de la resistividad/conductividad. Se
utilizan para identificar materiales de diferentes conductividades: por ejemplo, los sulfuros
suelen ser muy conductores, al igual que el grafito. También se utilizan mucho para la
investigación de agua, debido a que las rocas que contienen agua se hacen algo más
conductoras que las que no la contienen, siempre y cuando el agua tenga una cierta
salinidad que la haga a su vez conductora.

Métodos electromagnéticos: Tiene su base en el estudio de otras propiedades eléctricas


o electromagnéticas del terreno. El más utilizado es el método de la Polarización Inducida,
que consiste en mediar la cargabilidad del terreno: se introduce una corriente eléctrica de
alto voltaje en el terreno y al interrumpirse ésta se estudia cómo queda cargado el terreno,
y cómo se produce el proceso de descarga eléctrica. Muy utilizado para prospección de
sulfuros, ya que son los que presentan mayores cargabilidades. Otras técnicas: polarización
espontánea, métodos magnetotelúricos, etc.

Métodos magnéticos: Basados en la medida del campo magnético sobre el terreno. Este
campo magnético como sabemos es función del campo magnético terrestre, pero puede
verse afectado por las rocas existentes en un punto determinado, sobre todo si existen en
la misma minerales ferromagnéticos, como la magnetita o la pirrotina. Estos minerales

18
producen una alteración del campo magnético local que es detectable mediante los
denominados magnetómetros.

Métodos gravimétricos: se basan en la medida del campo gravitatorio terrestre, que al


igual que en el caso anterior, puede estar modificado de sus valores normales por la
presencia de rocas específicas, en este caso de densidad distinta a la normal. El gravímetro
es el instrumento que se emplea para detectar estas variaciones, que por su pequeña
entidad y por la influencia que presentan las variaciones topográficas requieren
correcciones muy detalladas, y por tanto, también muy costosas. Esta técnica ha sido
utilizada con gran efectividad en la detección de cuerpos de sulfuros masivos en la Faja
Pirítica Ibérica.

Métodos radiométricos: se basan en la detección de radioactividad emitida por el terreno,


y se utilizan fundamentalmente para la prospección de yacimientos de uranio, aunque
excepcionalmente se pueden utilizar como método indirecto para otros elementos o rocas.
Esta radioactividad emitida por el terreno se puede medir o bien sobre el propio terreno, o
bien desde el aire, desde aviones o helicópteros. Los instrumentos de medida más usuales
son básicamente de dos tipos: Escintilómetros (también llamados contadores de centelleo)
o contadores Geiger. No obstante, estos instrumentos solo mide radioactividad total, sin
discriminar la longitud de onda de la radiación emitida. Más útiles son los sensores capaces
de discriminar las distintas longitudes de onda, porque éstas son características de cada
elemento, lo que permite discriminar el elemento causante de la radioactividad.

Sísmica: La transmisión de las ondas sísmicas por el terreno está sujeta a una serie de
postulados en los que intervienen parámetros relacionados con la naturaleza de las rocas
que atraviesan. De esta forma, si causamos pequeños movimientos sísmicos, mediante
explosiones o caída de objetos pesados y analizamos la distribución de las ondas sísmicas
hasta puntos de medida estratégicamente situados, al igual que se hace con las ondas
sonoras en las ecografías, podemos establecer conclusiones sobre la naturaleza de las
rocas del subsuelo. Se diferencian dos grandes técnicas diferentes: la sísmica de reflexión
y la de refracción, que analizan cada uno de estos aspectos de la transmisión de las ondas
sísmicas. Es una de las técnicas más caras, por lo que solo se utiliza para investigación de
recursos de alto coste, como el petróleo.

19
MÉTODOS DIRECTOS
SONDEO

Los sondeos se realizan con maquinaria especial que perfora la tierra hasta una cierta
profundidad. La broca, hueca, es de diamante y el material que se corta se introduce en un
tubo cerrado con presillas. Después de extraer el tubo y abrirlo, se obtiene un cilindro
compacto con todas las rocas y materiales perforados. Este cilindro se denomina Testigo.
En la corteza terrestre se ha llegado hasta los 12 km, pero en el océano se ha podido llegar
a la zona superficial del manto, al ser más delgada la corteza oceánica.

Muestreos

Este método consiste en analizar directamente las rocas en el terreno y tomar muestras de
ellas para su posterior análisis en el laboratorio. Se utilizan aparatos de medida y el martillo
de geólogo para tomar las muestras. Todos los datos se anotan en un cuaderno. Con los
datos obtenidos se elabora un informe de las características de la roca estudiada.

Se utiliza generalmente un barril muestreador provisto de una broca de diamante o de


carburo de tungsteno en su extremo inferior. El barril muestreador más adecuado para
propósitos geotécnicos es el llamado doble barril giratorio, el cual permite recuperar la
máxima longitud posible de muestra, según la intensidad del fisuramiento y grado de
alteración de la roca perforada por el barril. Con base en la longitud de la muestra
recuperada, por el barril muestreado, y el tamaño de los fragmentos de muestra obtenidos,
los cuales son un reflejo de la intensidad del fisuramiento natural de la roca y de su grado
de alteración, se obtiene el ´índice de calidad de roca (RQD por sus siglas en ingles), el
cual se define como la suma de las longitudes individuales de todos los fragmentos de
muestra que exceden de 10 cm de longitud, expresada como un porcentaje de la longitud
perforada por el muestreador. Se recomienda utilizar un muestreador cuyo tubo interior
tenga una longitud de 1.50m y diámetro interior no menor de 57mm, con el fin de reducir el
deterioro de las muestras que se producen en los muestreadores de diámetro menor.

20
Socavones

Explotación es forma subterránea es la extracción a través de diversos métodos de


ingeniería debajo de la superficie del terreno.

Este tipo de extracción se realiza cuando la cubierta de rocas (o material sin presencia de
mineral) es de un espesor tal que el costo de removerlo para hacer un tajo abierto no es
económico (como, por ejemplo, del interior de un cerro). Este tipo de explotación se usa
cuando las zonas mineralizadas (comúnmente llamadas vetas) son angostas y profundas,
por lo que es preferible hacer perforaciones en la roca para acceder a las mismas.

Para acceder a las zonas mineralizadas se penetra la roca desde la superficie a través de
perforaciones horizontales (túneles o galerías), verticales (piques o chimeneas), inclinadas
(rampas), ubicadas en diferentes niveles con la finalidad de fragmentar (partir), cargar y
transportar el mineral desde el interior hasta la superficie. Asimismo, es necesario también
construir conductos de ventilación, rieles para carros mineros (de ser necesario), instalación
de líneas de energía, accesos para el agua, servicios higiénicos, almacenes, entre otros.

21
CAPITULO III
PROPIEDADES INDICE DE LAS ROCAS

POROSIDAD

Es la relación entre el volumen de vacíos y el volumen de la muestra, la cual se expresa


en porcentaje.

Su valor varía desde o.1 % en rocas de porosidad reducida hasta 20 7o en rocas muy
porosas. En las primeras, la porosidad está constituida por fisuras alargadas de espesor
muy pequeño producidas por esfuerzos de origen térmico y/o tectónico. En las muy porosas
existen oquedades menos alargadas y equidimensionales, que son conductos de disolución
en rocas sedimentarias o burbujas de gas atrapadas durante el enfriamiento de las rocas
ígneas. La porosidad es correlacionable con el peso volumétrico, deformabilidad,
resistencia y velocidad de las ondas sísmicas en rocas pertenecientes a la misma formación
litológica. Se presenta una correlación entre porosidad, resistencia a la compresión simple
y módulo tangente inicial de dos formaciones de roca caliza.

CONTENIDO DE AGUA

Al aumentar el contenido de agua de una muestra de roca, disminuye su resistencia a la


compresión simple. La presencia del agua en las fisuras de la roca provoca la reducción de
la energía superficial de sus minerales, o sea, la cohesión de la roca disminuye por la simple
presencia del agua en los poros; en consecuencia, al saturarse la muestra, su
deformabilidad aumenta y su resistencia a la compresión simple disminuye. La reducción

22
de resistencia puede ser notoria, como en el caso de una cuarcita en la que se varió el
contenido de .agua de 0.005% a 0.09% pasando del estado seco al saturado, su resistencia
varió de 1900 Kg/cm2 á 900kg/cm2

• Es la relación entre el peso del agua contenida en una roca y el peso de su fase sólida.
Se expresa en porcentaje

• Está muy ligado a la porosidad de la muestra y a la profundidad de la proviene la misma

• A mayor contenido de agua mayor disminución de la resistencia

Ejemplo. ROCAS DE ESMERALDAS

PESO VOLUMÉTRICO

El peso específico o volumétrico yn", de una muestra de roca con la humedad natural es el
cociente del peso de la muestra, Wm, entre el volumen de la muestra Vm. El peso
volumétrico seco Yd, es el cociente del peso seco de la muestra Ws, entre el volumen de la
muestra Vm.

• Es la relación entre el peso de la muestra y el volumen de la muestra

• El peso y volumen de la muestra se realiza pesándola en el aire y luego pesándola


sumergida en mercurio

ALTERACIÓN

• Las rocas al estar expuestas al medio natural sufren modificaciones en su estructura y


composición mineralógica

• Cuando se altera una roca se incrementa la porosidad y por lotanto se produce mayor
absorción de agua.

23
RELACIÓN DE LA POROSIDAD CON LA ABSORCIÓN DE AGUA PARA ROCAS

ALTERABILIDAD DE LAS ROCAS

El grado de alteración de una roca es un parámetro con el que se trata de definir el estado
presente de la roca; la alterabilidad es la capacidad de una roca para alterarse en el futuro,
bajo las condiciones predominantes en el sitio; por tanto la durabilidad es lo contrario de
alterabilidad.

Es la capacidad de una roca para alterarse en el futuro. La prueba índice de alterabilidad-


durabilidad fue diseñada por Franklin y Chandra (1972). El aparato consiste en un tambor
de 140 mm de diámetro y 100 mm de longitud con una malla de 2mm formando paredes
cilíndricas. Se colocan aproximadamente 500 gr de roca rota en 10 pedazos, dentro del
tambor; el tambor se pone a girar durante 10 minutos a 20 rpm para dar a la roca un baño
de agua. Después de estos 10 minutos de rotación a velocidad baja, se calcula el porcentaje
de roca retenida por la malla con respecto al peso seco inicial, este porcentaje se reporta
como índice de alterabilidad durabilidad.

Gamble, (1973) propuso que se realice un segundo ciclo también de 10 minutos después
de secado el material.

24
FACTORES CONDICIONANTES:

• Composición mineralógica

• Fisuras de la roca

• Agentes agresivos

• Tratamiento mecánico a que se somete.

USO DE LA ROCA DEACUERDO CON SU ALTERABILIDAD

SENSITIVIDAD

La sensitividad se establece al analizar la variación de su permeabilidad al cerrarse o abrirse


sus fisuras bajo el efecto de una modificación del estado de esfuerzos aplicados.

Para medir dichas variaciones de permeabilidad se realiza una prueba que consiste en
utilizar una probeta cilíndrica de roca con una perforación central la cual se somete a dos
tipos de flujo.

1. Flujo convergente y

2. Flujo divergente

25
TIPOS DE FLUJO PARA OBTENER LA SENSITIVIDAD DE UNA MUESTRA DE ROCA

26
CONCLUSIONES

 Se pudo comprender la estructura general básica de rocas y suelos, como también


su comportamiento frente a diferentes solicitaciones, definido mediante las
diferentes metodologías y ensayos que le permitan determinar correctamente
propiedades del suelo necesarias para su identificación en un proyecto de ingeniería
práctica.
 Se definió la mecánica de rocas según lo establecido por la sociedad internacional
de Mecánica de Rocas.
 Se pudo enumerar los campos reales de aplicación práctica de la mecánica de rocas
según la tendencia de los últimos cuarenta años.
 También se pudo enumerar en orden jerárquico las materias tradicionales la
mecánica de rocas deriva y con las cuales mantiene conexiones directas y campos
comunes de aplicación.
 Se describió sus peculiaridades principales, los principales métodos y metodologías
de análisis, estudio y diseño que se utilizan en la mecánica de rocas

27
REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

http://es.scribd.com/doc/114092199/MROCAS

http://es.scribd.com/doc/98142729/Historia-de-La-Mecanica-de-Rocas

http://es.scribd.com/doc/97253699/LA-MECANICA-DE-ROCAS-EN-MINERIA-
SUBTERRANEA-MILY#download

28

También podría gustarte