Está en la página 1de 2

Entre: MOISES TORRES PULIDO, Venezolano, mayor de edad, casado, titular de la

Cédula de Identidad Nº V-3.001.915, domiciliado en Mucujepe, Municipio Alberto Adriani

del Estado Mérida, civilmente hábil, quien en lo adelante y para los efectos de este

Contrato se denominará “EL ARRENDADOR” por una parte y por la otra; ANA

RIQUILDA VILLASMIL DE TORRES, Venezolana, mayor de edad, casada, titular de la

Cédula de Identidad Nº V-5.512.064, del mismo domicilio, quien en lo sucesivo y para los

mismos efectos, se denominará “LA ARRENDATARIA”, se ha convenido en celebrar el

presente Contrato de Arrendamiento, regido por las siguientes cláusulas: PRIMERA: “EL

ARRENDADOR” da en arrendamiento a “LA ARRENDATARIA” un local Comercial, de

su propiedad tal corno consta en documento Autenticado por ante la Notaria Pública de

El Vigia, Municipio Alberto Adriani, del Estado Mérida de fecha 26 de agosto de 1983,

bajo el N° 196, Tomo 12, construido con paredes de bloque frisadas, techo de

platabanda, con puerta de metal, en un área de 24,00 Mts2, ubicada en El Sector

Mucujepe, Calle 7, Casa 1-97, Parroquia Héctor Amable Mora, del Municipio Alberto

Adriani del Estado Mérida. SEGUNDA: “LA ARRENDATARIA” se compromete a

destinar el inmueble objeto de este Contrato para uso Comercial. TERCERA: El canon de

arrendamiento mensual es por la cantidad de Cien Mil Bolívares (100.000,oo Bs). Este

canon debe ser pagado por “LA ARRENDATARIA” puntualmente al vencimiento de los

Quince días de cada mes en la casa de habitación de EL ARRENDADOR. Hasta que

devuelva el Inmueble arrendado completamente desocupado y en el mismo perfecto

estado en que hoy lo recibe. “EL ARRENDADOR” solicitará la desocupación judicial del

Inmueble arrendado si “LA ARRENDATARIA” Se atrasase en el pago de dos

mensualidades consecutivas del canon del arrendamiento en las oportunidades de sus

respectivos vencimientos. CUARTA: La vigencia de este Contrato es de un año,

prorrogable contados a partir de la fecha 15 (06) del mes de JUNIO de 2019 de la firma

de este contrato, pero, si al vencimiento del término fijo, alguna de las partes contratantes

no hubiese dado aviso por escrito a la otra, expresando su propósito de dar por resuelto

este contrato a su vencimiento o el de las posibles prorrogas que pueda sufrir el mismo,

se considerará prorrogado automáticamente en pleno derecho, por un término igual al

establecido como término fijo. Este aviso debe darse con el mínimo de un (1) mes de
anticipación a los vencimientos que se acaban de mencionar, haciendo constar que las

prórrogas que pudiere sufrir es Contrato se regirán por las estipulaciones que regulan el

plazo fijo inicial. QUINTA: Este Contrato se considera rigurosamente celebrado “INTUITO

PERSONAE” y es por lo cual que “LA ARRENDATARIA” no podrá subarrendarlo,

cederlo o traspasarlo en ninguna forma total ni parcialmente, bajo pena de nulidad y “EL

ARRENDADOR” podrá resolver este Contrato de pleno derecho, exigiendo la inmediata

desocupación del Inmueble, con todos los demás pronunciamientos de Ley y no

reconocerá como arrendatario a ninguna otra persona que ocupe el Inmueble,

continuando “LA ARRENDATARIA” como responsable de los alquileres y demás obli-

gaciones contraídas por él en este Contrato hasta su terminación, así como también de

los daños, perjuicios y gastos judiciales o extrajudiciales que se ocasionen por razón de

éste o cualquier otro incumplimiento de su parte. SEXTA: El incumplimiento de una o

cualquiera de las obligaciones que por medio de este Contrato o por la Ley contrae “LA

ARRENDATARIA” da derecho a “EL ARRENDADOR’ a dar por resuelto el mismo en

pleno derecho, mediante Declaración de Incumplimiento, exigiendo la inmediata

desocupación del inmueble e intentando las acciones legales, civiles y penales a que

hubiese lugar y “LA ARRENDATARIA” quedará obligada al pago íntegro de los cánones

de arrendamiento correspondiente al plazo que en el momento de la recepción del

Inmueble estuviesen insolutos y los que faltasen hasta el vencimiento del término de este

Contrato. También podrá ejercer este derecho “EL ARRENDADOR”. SEPTIMA: Las par-

tes declaran respetar las estipulaciones de este Contrato y lo que no esté previsto en

ellas, regirse por lo que reglamenta el Código Civil y las Leyes de la materia, eligiendo

ambas a la ciudad de El Vigía Estado Mérida, como domicilio especial a la jurisdicción de

cuyos Tribunales declaran someterse en caso que haya lugar. Y yo, ANA RIQUILDA

VILLASMIL DE TORRES, arriba identificada, Declaro: que también elijo con la parte

contratante, como domicilio especial la misma ciudad de El Vigía Estado Mérida a los

quince (15) días del mes junio de 2019.

“EL ARRENDADOR” LA ARRENDATARIA

Firma Firma