Está en la página 1de 4

Enfoque de español

Las propuestas curriculares impulsadas a partir de 1993 han tenido como prioridad que los
alumnos participen en situaciones comunicativas (oralidad, lectura y escritura), con propósitos
específicos e interlocutores concretos. Consecuentemente, el acercamiento de los alumnos al
conocimiento y el uso eficiente de diversos tipos textuales adquiere relevancia; por lo que a partir
de dicha reforma curricular, y hasta la fecha, se da un importante avance en la concepción del
aprendizaje y la enseñanza de la lengua.

Algunas de las concepciones en las propuestas curriculares en español, iniciadas en 1993, y que
prevalecen en la propuesta actual son:

Los alumnos son sujetos inteligentes susceptibles de adquirir, bajo procesos constructivos, el
conocimiento y los usos de las diferentes manifestaciones sociales del lenguaje.

• La lengua, oral y escrita, es un objeto de construcción y conocimiento eminentemente social, por


lo que las situaciones de aprendizaje y uso más significativas se dan en contextos de interacción
social.

• El lenguaje en la escuela tiene dos funciones: es un objeto de estudio y un instrumento


fundamental para el desarrollo del aprendizaje y la adquisición de conocimientos en diversas
áreas.

• El centro de atención del proceso educativo es el aprendizaje del alumno

Competencias:

Emplear el lenguaje para comunicarse y como instrumento para aprender. Se busca que los
alumnos empleen el lenguaje para interpretar, comprender y transformar el mundo, obteniendo
nuevos conocimientos que les permitirán seguir aprendiendo durante toda la vida, así como para
que logren una comunicación eficaz y afectiva en diferentes contextos y situaciones, lo que les
permitirá expresar con claridad sus sentimientos, ideas y opiniones de manera informada y
apoyándose en argumentos, y sean capaces de discutir con otros respetando sus puntos de vista.

Identificar las propiedades del lenguaje en diversas situaciones comunicativas. Comprende el


conocimiento de las características y significado de los textos, atendiendo a su tipo, contexto en el
que se emplean y destinatario al que se dirigen. Se refiere también al empleo de las diferentes
modalidades de lectura, en función del propósito del texto, las características del mismo y
particularidades del lector, para lograr una construcción de significado, así como a la producción
de textos escritos que consideren el contexto, el destinatario y los propósitos que busca,
empleando estrategias de producción diversas.

Analizar la información y emplear el lenguaje para la toma de decisiones. Se pretende que los
alumnos desarrollen su capacidad de análisis y juicio crítico de la información, proveniente de
diferentes fuentes, para tomar decisiones de manera informada, razonada y referida a los
intereses colectivos y las normas, en distintos contextos, sustentada en diferentes fuentes de
información, escritas y orales.

Valorar la diversidad lingüística y cultural de México. Se pretende que los alumnos reconozcan y
valoren la riqueza lingüística e intercultural de México y sus variedades, así como de otras lenguas,
como formas de identidad; asimismo, se busca que empleen el lenguaje oral y escrito para
interpretar y explicar diversos procesos sociales, económicos, culturales y políticos como parte de
la cultura democrática y del ejercicio ciudadano.

Matemáticas:

Enfoque didáctico

La formación matemática que permite a los individuos enfrentar con éxito los problemas de la vida
cotidiana depende en gran parte de los conocimientos adquiridos y de las habilidades y actitudes
desarrolladas durante la Educación Básica. La experiencia que vivan los alumnos al estudiar
matemáticas en la escuela puede traer como consecuencias el gusto o rechazo, la creatividad para
buscar soluciones o la pasividad para escucharlas y tratar de reproducirlas, la búsqueda de
argumentos para validar los resultados o la supeditación de éstos al criterio del docente.

Competencias que atribuyen:

Resolver problemas de manera autónoma. Implica que los alumnos sepan identificar, plantear y
resolver diferentes tipos de problemas o situaciones; por ejemplo, problemas con solución única,
otros con varias soluciones o ninguna solución; problemas en los que sobren o falten datos;
problemas o situaciones en los que sean los alumnos quienes planteen las preguntas. Se trata
también de que los alumnos sean capaces de resolver un problema utilizando más de un
procedimiento, reconociendo cuál o cuáles son más eficaces; o bien, que puedan probar la eficacia
de un procedimiento al cambiar uno o más valores de las variables o el contexto del problema,
para generalizar procedimientos de resolución.

Comunicar información matemática. Comprende la posibilidad de que los alumnos expresen,


representen e interpreten información matemática contenida en una situación o en un fenómeno.
Requiere que se comprendan y empleen diferentes formas de representar la información
cualitativa y cuantitativa relacionada con la situación; se establezcan relaciones entre estas
representaciones; se expongan con claridad las ideas matemáticas encontradas;

Validar procedimientos y resultados. Consiste en que los alumnos adquieran la confianza


suficiente para explicar y justificar los procedimientos y soluciones encontradas, mediante
argumentos a su alcance que se orienten hacia el razonamiento deductivo y la demostración
formal.

Manejar técnicas eficientemente. Se refiere al uso eficiente de procedimientos y formas de


representación que hacen los alumnos al efectuar cálculos, con o sin apoyo de calculadora.
Exploración a las ciencias naturales en la sociedad

Enfoque:

El programa de Exploración de la Naturaleza y la Sociedad parte de la idea de que las niñas y los
niños, en los primeros grados de educación primaria, construyen sus conocimientos sobre los
seres vivos, el lugar donde viven, la sociedad y el paso del tiempo por medio de distintas
actividades como el juego, la interacción cotidiana con su espacio y la comunicación con sus pares
y adultos. En este sentido busca fortalecer su inquietud para conocer el mundo y proporcionarles
experiencias de aprendizaje, en las que, mediante la observación, la experimentación, la
contrastación de fuentes, el registro, la representación y la puesta en común, se formen una idea
cada vez más organizada de los procesos naturales y sociales y de la forma en que pueden, en la
medida de sus posibilidades, cuidar de su bienestar y del lugar donde viven.

Competencias que atribuyen:

Relación entre la naturaleza y la sociedad en el tiempo. Implica que las niñas y los niños
identifiquen las relaciones entre la naturaleza y la sociedad del lugar donde viven, y que ordenen
cronológicamente los cambios en su vida personal, familiar y comunitaria. Asimismo, que localicen
y representen lugares del espacio cercano en dibujos y croquis, y expresen sus puntos de vista
sobre los cambios de sí mismos y del lugar donde viven a lo largo del tiempo.

Exploración de la naturaleza y la sociedad en fuentes de información. Implica que los alumnos


obtengan información mediante la percepción y observación de seres vivos, fenómenos naturales,
lugares, personas, actividades, costumbres y objetos de manera directa y a través de diversos
recursos. Promueve la formulación de preguntas, la experimentación, búsqueda, selección y
clasificación de información para dar explicaciones acerca del cuidado de su cuerpo y la
naturaleza, y de los cambios en la vida cotidiana y del lugar donde viven a lo largo del tiempo.

Aprecio de sí mismo, de la naturaleza y de la sociedad. Favorece que las niñas y los niños se
reconozcan como parte de los seres vivos, de la naturaleza, del lugar donde viven y de la historia
para fortalecer su identidad personal y nacional. Promueve en los alumnos la participación en
acciones que contribuyan al cuidado de sí mismos, de la naturaleza y del patrimonio cultural, así
como saber actuar ante los riesgos del lugar donde viven para prevenir accidentes.

Formación Cívica y Ética

El trabajo que docentes y alumnos realicen en la asignatura requiere tener en cuenta una serie de
orientaciones centradas en el desarrollo de la autonomía del alumnado y en la adquisición de
compromisos ciudadanos, teniendo como marco de referencia los principios y valores
democráticos, el respeto a las leyes y a los principios fundamentales de los derechos humanos. A
continuación se mencionan los principios que orientan la Formación Cívica y Ética en la Educación
Básica. El trabajo en torno a valores inscritos en el marco constitucional.
La orientación ética del programa tiene como referencia los principios del artículo tercero
constitucional. La laicidad, como escenario donde tiene lugar el ejercicio efectivo de los derechos y
las libertades fundamentales, apela a la contribución de la escuela para que en su seno convivan
alumnos con diversos antecedentes culturales, al tiempo que establece condiciones para propiciar
el pensamiento crítico e independiente de los alumnos sobre los criterios que deben compartirse
con los demás para favorecer la convivencia armónica.

Competencias:

Conocimiento y cuidado de sí mismo. Esta competencia es un punto de referencia para todas las
demás; consiste en la identificación de características físicas, emocionales y cognitivas que hacen a
cada persona singular e irrepetible, reconociéndose con dignidad y valor, aptitudes y
potencialidades para establecer relaciones afectivas para cuidar su salud, su integridad personal y
el medio natural, así como para trazarse un proyecto de vida orientado hacia su realización
personal.

Autorregulación y ejercicio responsable de la libertad. En el ejercicio de la libertad se expresa la


capacidad de las personas para discernir los intereses y motivaciones personales con respecto de
los demás, así como el análisis de conflictos entre valores; consiste en la facultad de los sujetos de
ejercer su libertad al tomar decisiones y regular su comportamiento de manera responsable y
autónoma con base en el conocimiento de sí mismos, trazándose metas y esforzándose por
alcanzarlas.

Respeto y valoración de la diversidad. Se refiere a las facultades para reconocer la igualdad de las
personas en dignidad y derechos, así como a respetar y valorar sus diferencias en su forma de ser,
actuar, pensar, sentir, creer, vivir y convivir.

Sentido de pertenencia a la comunidad, la nación y la humanidad. Esta competencia consiste en


la posibilidad de que los alumnos se identifiquen y enorgullezcan de los vínculos de pertenencia a
los diferentes grupos de los que forman parte, en los que se adquieren referencias y modelos que
repercuten en la significación de sus características personales y en la construcción de su identidad
personal.

Manejo y resolución de conflictos. Esta competencia se refiere a la facultad para resolver


conflictos cotidianos sin usar la violencia, privilegiando el diálogo, la cooperación, la negociación y
la mediación en un marco de respeto a la legalidad.