Está en la página 1de 2

ARQUITECTURA PARA LOS CINCO SENTIDOS

Merleau-Ponty escribe “Una iglesia y una casa son fundamentalmente diferentes en un nivel de
pensamiento, por el otro son lo mismo. Esta interacción de semejanza y diferencia, singularidad
y universalidad, es uno de los verdaderos referentes del talento de un arquitecto”.
La arquitectura se ha convertido en un arte de la imagen impresa que busca generar un impacto
notable al observador primando el sentido de la vista sobre los otros sentidos, siendo esta imagen
más importante que la funcionalidad, donde el individuo es un espectador que contempla para
dejar de ser el actor principal. Por ello la arquitectura debe funcionar y emocionar y estas
emociones llegan a través de los sentidos. Claudi martínez borrell
“yo voy al ideal de lo que debe ser toda edificación humana. Además de satisfacer su
funcionalismo material. aun cuando en el programa no exista, la búsqueda de una emoción
espiritual. Si el arquitecto puede darla, debe darla” Luis Barragán
“la función de la arquitectura debe resolver el problema material sin olvidarse de las necesidades
espirituales del hombre” Luis Barragán. El hombre es un ser plurisensorial, necesita de
respuestas arquitectónicas más integrales que lo acojan en toda la plenitud de su ser, tanto
corpóreo como espiritual.
Según Claudi martínez Borrell
Características de la arquitectura de los sentidos:
 Es una arquitectura creada y pensada para sentir una respuesta inmediata ante un
estímulo, los ambientes son diseñados para que produzcan una experiencia multisensorial
intensa mediante espacios personalizados que transmitan experiencias agradables,
acogedoras y de bienestar.
 Nos permite disfrutar de la polifonía de los sentidos mediante un todo armónico.
 Es una arquitectura sensibilizada por el entorno y las personas, se centra en el lugar
habitado más en que el espacio geométrico.
 Es una arquitectura humanizada, es concebida como refugio y la arquitectura debe
dialogar con el usuario convirtiendo al usuario de un espectador pasivo a un actor que
participa.
 Estimula y fortalece nuestras facultades más sutiles y humanas (ya sean experiencias
presentativas o cognoscitivas de un objeto como: ver, oír, imaginar, recordar, entender,
razonar o experiencias tendenciales o apetitivas, es decir: el deseo, la complacencia, la
irritabilidad, el temor, etc).
¿Cómo se crean estos ambientes?
 Mediante el manejo de la luz y sombra se crea intimidad y sosiego, esa luz que tiene
intención, que traspasa y tiene cualidades espirituales.
 La expresividad de la materia: los materiales naturales: la piedra, ladrillo, madera
permiten que nuestra vista penetre en sus superficies, irradian emociones, reaccionan
unos con otros.
 Superficies y texturas hápticas: la manija de una puerta es el apretón de manos de un
edificio con el usuario.

También podría gustarte