Está en la página 1de 2

Viajando atravez de la Biblia

Destinacion: Segunda de Corintios

Autor: 2 Corintios 1:1 identifica al autor de la carta de 2nda de Corintios como el apóstol Pablo,
posiblemente junto con Timoteo.

Fecha: La carta de 2nda de Corintios muy probablemente fue escrito entre el 55-57 d.C.

Propósito de esta Carta:


Pablo escribe a la iglesia de Corinto de nuevo. Esta vez escribe para alentarlos a perdonar y
restaurar, para explicarles sus motivos y el ministerio, a fin de obtener ayuda para la iglesia en
Jerusalén, y para establecer su propio apostolado.

Versos Clave:
2 Corintios 3:5, 2 Corintios 3:18, 2 Corintios 5:17-21, 2 Corintios 10:5, 2 Corintios 13:4

Puntos Sobresalientes:

1. Correcciones- (capítulos 1:12-2:13) Pablo les dice acerca de los cambios


en sus planes de viaje y su relación con un hermano pecador

2. Explicaciones- (Capítulos 2:14-06:10) Pablo explica el motivo y la naturaleza


de su ministerio, y el mensaje del evangelio.

3. Exhortaciones- (capítulos 6:11-7:16) Pablo les exhorta a tener un corazón abierto,


y que se aparten de la influencia del mundo.

4. Reclutación- (Capítulo 8:1-9:15) Pablo solicita una ofrenda para la iglesia en


Jerusalén.

Breve Resumen:

Después de saludar a los creyentes en la iglesia de Corinto y explicarles por qué no los había
visitado como originalmente lo había planeado (vv.1:3-2:2), Pablo explica la naturaleza de su
ministerio. El triunfo a través de Cristo y la sinceridad a los ojos de Dios, eran los distintivos de su
ministerio a las iglesias (2:14-17). Él compara el glorioso ministerio de la justificación de Cristo
con el “ministerio de condenación” el cual es la Ley. (v. 3:9), y declara su fe en la validez de su
ministerio a pesar de la intensa persecución (4:8-18). El capítulo 5 bosqueja las bases de la fe
cristiana – la nueva naturaleza (v.17) y el intercambio de nuestro pecado por la justificación de
Cristo (v.21).

Conexiones:
A través de sus epístolas, Pablo se refiere con frecuencia a la Ley Mosaica, comparándola con la
supereminente grandeza del Evangelio de Jesucristo y la salvación por la gracia. En 2 Corintios
3:4-11, Pablo contrasta la ley del Antiguo Testamento con el nuevo pacto de gracia, refiriéndose a
la ley como la que “mata” mientras que el Espíritu da vida. La ley es “el ministerio de muerte
grabado con letras en piedra” (v.7; Éxodo 24:12) porque conlleva solo el conocimiento del pecado
y su condenación. La gloria de la ley es que refleja la gloria de Dios, pero el ministerio del Espíritu
es mucho más glorioso que el ministerio de la ley, porque refleja Su misericordia, gracia y amor, al
proporcionar a Cristo como el cumplimiento de la ley.

Aplicación Práctica:
Esta carta es la más Biográfica y menos doctrinal de las epístolas de Pablo. Nos dice más
acerca de Pablo como persona y como ministro, que cualquiera de las otras. Dicho esto,
hay unas pocas cosas que podemos tomar de esta carta y aplicarlas a nuestras vidas en la
actualidad. La primer cosa es la mayordomía, no solo de dinero, sino también del tiempo.
Los macedonios no solo dieron generosamente, “sino que a sí mismos se dieron
primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios.” (2 Corintios 8:5). De
la misma manera, nosotros debemos dedicar no solo todo lo que tenemos al Señor, sino
todo lo que somos. En realidad, Él no necesita nuestro dinero. ¡Él es omnipotente! Él
quiere el corazón, uno que anhele servir y complacer y amar. La mayordomía y el
ofrendar a Dios es más que solo dinero. Sí, Dios quiere que diezmemos parte de nuestros
ingresos, y Él promete bendecirnos cuando le damos a Él. Pero es más que eso. Dios
quiere el 100%. Él quiere que nos demos por completo a Él. Todo lo que somos.
Debemos pasar nuestra vida viviendo para servir a nuestro Padre. Debemos no solo darle
a Dios algo de nuestro salario, sino que nuestras mismas vidas deben ser un reflejo de Él.
Debemos darnos a nosotros mismos primeramente al Señor, y luego a la iglesia y a la
obra del ministerio de Jesucristo.

Bibliografia:

Got Questions Ministries / Connection Ministries / Dr. Ray C. Stedman / Dr. Paul N.Benware