Está en la página 1de 65

Jerarquía Celestial

El Cielo o Paraíso se rige mediante el gobierno de la Monarquía, cuenta con un único Rey, el


cual es el Dios Creador y el gobernante absoluto del Paraíso. El Paraíso está dividido en 9
territorios o Reinos Celestiales, custodiados por los distintos Arcángeles.

Estos Reinos Celestiales flotan y giran alrededor de un Reino central llamado Reino de Dios,
donde el Dios Creador reposa en su trono.

Cada Reino cuenta con su grupo selecto de ángeles, categorizados en: Tronos, Arcángeles,
Paladines, Principados, Querubines, Ángeles y Serafines. Además de Santos, humanos
que reciben una tarea de Dios.

Sumario
 Niveles de Categoría Celestial:
 Primera Jerarquía:
 Dios:
 Guardia Celestial (Primera Jerarquía):
 General Supremo (Manos de Dios):
 Guardián de los Secretos:
 Arcángel:
 Cronos:
 Guardianes del Tiempo:
 Tronos:
 Mediador:
 Regente:
 Segunda Jerarquía:
 Paladín:
 Legión Celestial (Segunda Jerarquía):
 Ángel del Apocalipsis:
 Ángel de la Muerte:
 Coro Celestial:
 Dominación:
 Grigori:
 Potestad:
 Principado:
 Tercera Jerarquía:
 Ángel:
 Ángel de la Guarda:
 Mesías:
 Virtuoso:
 Cuarta Jerarquía:
 Serafín:
 Santo:
 Creyentes:
Niveles de Categoría Celestial:
La categoría o rango de cada Ángel no solo depende de su poder, sino de las actividades que
realiza y el rol que cumple en el Cielo (véase la siguiente imagen):

Organigrama de la posición jerárquica del Paraíso

Primera Jerarquía:
En la primera jerarquía se encuentran las entidades de poderío absoluto, los principales
defensores de la creación.
Dios:
Es la categoría más alta en el Paraíso, el gobernante absoluto y creador de todo lo que existe.
Desde la existencia del Universo, sólo ha existido y existirá un único y verdadero Dios.
 Su paralelo infernal es Satán.

Guardia Celestial (Primera Jerarquía):


La guardia Celestial son aquellos ángeles que responden directamente a las órdenes de Dios.
Está compuesta por las Manos de Dios (uno de ellos toma el rol de General Supremo), un
Guardián, un Mediador, Arcángeles, Cronos y Tronos, y los nuevos Regentes añadidos en la
secuela.
General Supremo (Manos de Dios):
El General Supremo es el ángel reconocido por todo el Cielo como líder de todas las
legiones. Tiene autoridad sobre toda legión de ángeles, y son los Arcángeles y Tronos
quienes responden directamente a sus órdenes. Son conocidos como las Manos de Dios,
pues fueron los ángeles que moldearon el universo en base a las órdenes de Dios. Uno de
ellos toma el rol de General Supremo mientras el otro le brinda soporte, sin embargo, ambos
tienen la misma autoridad y protegen el Reino de Dios.
Por mucho tiempo este cargo le perteneció a Miguel y a Lucifer, sin embargo, luego de la
caída de este último, el puesto lo mantendría Miguel, hasta tiempo después, donde pasaría a
reemplazarlo Gabriel.
Guardián de los Secretos:
El Guardián de los Secretos es el ángel de apoyo para los Generales Supremos y se
encarga de proteger el el Jardín de los Secretos, el lugar donde se origina la vida y donde
nacen los ángeles. El Guardián también protege el Libro de los Secretos, un escrito que
detalla los secretos de la Creación de Dios y el Universo. Raziel es el ángel elegido para esta
labor.

Arcángel:
Un Arcángel es un Ser celestial de la más alta categoría, quienes son las manos y ojos de
Dios.
Para que un ángel se convierta en Arcángel es necesario esparcir las virtudes sobre el mundo
mediante la Gracia de Dios dejadas para contrarrestar las semillas del pecado del Fruto del
Edén.

Cada virtud contrarresta y balancea a los pecados sobre la tierra:

 Uriel: Templanza para la Gula


 Raguel: Generosidad para la Avaricia
 Sariel: Diligencia para la Pereza
 Miguel: Humildad para el Orgullo
 Rafael: Castidad para la Lujuria
 Gabriel: Caridad para la Envidia
 Dios: Benevolencia para la Ira
 Ícaro: Cordura para la Locura
 Remiel: Felicidad para la Nostalgia
 Nathaniel: Amor para el Miedo
Ser un Arcángel conlleva muchos beneficios, entre ellos el adquirir la fuente de
energía: Gracia de Dios, así como volver a dicha entidad un ser  Eterno siempre y cuando el
concepto de su virtud siga presente en el Mundo Humano.
Sus análogos del Infierno son los Príncipes y Generales Destronados.

Cronos:
Un Crono es una categoría especial de criatura celestial, un ser de energía que tiene un
poder equiparable (o supera) al de un Príncipe Demoníaco o un Arcángel, las únicas
diferencias más notorias es que no esparcen una virtud sobre el Mundo y carecen de
conciencia, siendo seres no pensantes.

Reciben su nombre debido a que son entidades que dan un orden y flujo al tiempo. Su líder es
el Padre Tiempo.

Guardianes del Tiempo:


El Padre Tiempo se divide en cinco identidades independientes conocidos como
los Guardianes del Tiempo, siendo estos:
1. El Guardián del Tiempo Pasado: Darmy - El Morador de los Recuerdos
2. El Guardián del Tiempo Presente: Puchi - El Centinela del Sendero
3. El Guardián del tiempo Futuro: Jimmy - El Vigilante del Destino
4. El Guardián del Tiempo Copretérito: Slycer - El Velador de los Azares
5. El Guardián del Tiempo Pospretérito: Nix - El Guardián de los Caminos

Tronos:
Un Trono es una categoría especial de criatura celestial, un ser de luz que tiene un poder
equiparable (o supera) al de un Príncipe Demoníaco o un Arcángel, las únicas diferencias más
notorias es que no esparcen una virtud sobre el Mundo y carecen de conciencia, siendo seres
en gran medida no pensantes.

Son entidades que se encargan de dar un orden al espacio y a la materia y su líder


es Metatrón.
Reciben su nombre debido a que son entidades que "sostienen" el trono de Dios sobre sus
espaldas, entiéndase que sostener refiere a que cargan con el concepto del paraíso e impiden
que la dimensión colapse y caiga sobre el mundo terrenal.
 Sus análogos demoníacos son los Archidemonios

Mediador:
Un Mediador es un ángel que nace con un gran poder y tiene la función de equilibrar la
balanza del bien y el mal sobre la Tierra. El Mediador recibe su poder directamente de las
bondades y maldades humanas, por lo que mantiene un poder casi inagotable mientras
permanezca neutral en sus acciones (en un estado parecido a la meditación).

Por mucho tiempo el puesto le perteneció a Belial, pero luego de variados desequilibrios que
no pudo manejar, terminó por desarrollar un "ego" que desembocó en contaminar su
neutralidad, auto-exiliándose al Infierno por su necedad.

Durante un tiempo Metatrón cubrió el puesto mientras nacía otro ángel con las cualidades y el
poder necesarios. Actualmente es el Arcángel Nathaniel quien adquirió este puesto.

 Los Mediadores no tienen rivales demoníacos, aunque con la existencia de Belial,


quien aún mantiene el poder inmensurable de la balanza, se puede decir que es el
análogo a Nathaniel.

Regente:
Los Regentes son el nuevo rol que toman los ahora distintos Mediadores en la trama de la
secuela. Su labor es la misma que un mediador, sin embargo ahora la balanza se divide en
cuatro conceptos: el Bien, tomado por Metatrón desde los cielos; el Mal, tomado por Belial
desde los infiernos; el Olvido, tomado por Oblivion desde el Purgatorio; y el Vacío o Ausencia,
tomado por Estic desde la dimensión del vacío.

Segunda Jerarquía:
En la segunda jerarquía se encuentran los principales ayudantes del poderío celestial (primera
jerarquía) y donde se abarcan todas las legiones de ángeles.

Paladín:
Un Paladín es la categoría más alta que puede alcanzar un ángel común (a menos que su
poder rivalice con el de un Arcángel, en ese caso podría sustituir a un Arcángel). Los
Paladines son un pequeño grupo de Ángeles que son discípulos de un Arcángel y los sub-
líderes de sus respectivas legiones cuando el Arcángel no se encuentra presente. Se puede
decir que un Paladín es un futuro arcángel que se encuentra en entrenamiento para suceder a
un arcángel o ser reconocido como el poseedor de una virtud.

Un Paladín es capaz de movilizar a todos los Principados y sus Legiones.

Todo arcángel en su momento fue paladín de Miguel o Lucifer y, además de ellos, otros
Paladines conocidos hasta la fecha son: Ícaro, Sophiel (sucesor de Azazel) y Umbriel (sucesor
de Ícaro).
 Sus análogos infernales son los Comandantes Élite.
Legión Celestial (Segunda Jerarquía):
Es el ejército de ángeles de Dios comandado por los Arcángeles, Principados o Paladines y
liderados por el Arcángel Miguel. Destacan entre ellos algunos grupos especializados en
tareas particulares.

Ángel del Apocalipsis:


Son los ángeles seleccionados para tocar las trompetas del apocalipsis. Están bajo las
órdenes del Arcángel Raguel.

Ángel de la Muerte:
Son los ángeles que se encargan de guiar a los muertos al más allá. Se encontraban bajo las
órdenes de Samael y Gabriel, tras la caída y ascención de estos dos respectivamente,
pasaron a ser liderados por Azrael hasta su desaparición y actualmente están bajo las
órdenes del Arcángel Sariel.

Coro Celestial:
El Coro Celestial es una legión compuesta de ángeles, serafines y querubines que alaban a
Dios con sus cantos. Estaban bajo el mando de Lucifer hasta su caída, donde el puesto lo
sucedió el Arcángel Uriel.

Dominación:
Son una orden de Ángeles especializados en contrarrestar los nuevos males que surgen en el
Mundo Humano, sirven bajo las órdenes de los Principados. Se puede decir que son
los "médicos" del Cielo, quienes buscan una cura o solución a cualquier conflicto futuro. Están
bajo el mando del Arcángel Rafael.

Grigori:
Los Grigori eran una orden de ángeles que servían directamente a Azazel, pero luego de la
traición de Lucifer, los Grigori, quienes apoyaban las ideas del ángel traidor, cayeron junto a
él.
Actualmente existen como grupo en la jerarquía infernal y están especializados en el uso de
las Artes Oscuras, especialmente en el uso de la Bendimia.

Potestad:
Las Potestades son una orden de ángeles que tienen la tarea de eliminar las brechas del
vacío que surgen por irregularidades temporales o malformaciones dimensionales.

Protegen el planeta Tierra desde las estrellas, eliminando la mayoría de agentes invasores
como meteoros o cometas, llamaradas solares o de la intervención de la oscuridad, así como
también se encargan de guiar a las criaturas que se pierden en otros planos.

Su poder no es tan grande y se les escapan algunas veces, impactando en menor medida en
la tierra. Estaban bajo el mando del Arcángel Azrael, pero luego de su repentina desaparición
el cargo pasó a su Paladín: Sariel.

Principado:
Un Principado es una orden de ángeles a los que se les fueron confiadas una o varias
Legiones de ángeles las cuales le obedecen fervientemente, en su mayoría son ángeles
especializados en el combate, ángeles entrenados directamente por el Arcángel Miguel que
compone a sus legiones. Un Principado tiene la ventaja de poder recorrer el Mundo Humano
en su totalidad bajo permisos especiales.
 Sus versiones alternas del infierno son los Comandantes.
Tercera Jerarquía:
En la tercera jerarquía entran los mensajeros de Dios, aquellos que transmiten su palabra
desde los cielos.

Ángel:
Un Ángel es un ser de los cielos creados por Dios, a diferencia de los humanos que fueron
creados a partir del barro, los ángeles fueron creados a partir del propio cuerpo de Dios.
También existen otras criaturas que, tras su muerte, se convierten en serafines para ayudar a
Dios.

Para convertirse en un Ángel, el Serafín deberá realizar pequeñas tareas que pongan a
prueba su devoción por la humanidad, el resultado de la prueba no es importante, se busca
observar las proezas y estrategias que el serafín utilice durante ellas y si es prometedor,
aunque fracase se transformará en un Ángel.

Un Ángel ya es capaz de ir al Mundo Humano bajo permisos especiales, así como tener la
ventaja de poder recorrer el territorio celestial sin peligro alguno.
 Sus rivales infernales son los Sirvientes Élite.

Ángel de la Guarda:
Un Ángel Guardián o Ángel de la Guarda es un Serafín que recibe la misión de proteger a
un humano en particular, custodian los cielos y los principales mensajeros de Dios. Una vez
cumple esta misión se convierte en un Ángel que sirve a la Guardia Celestial. Están bajo el
mandato del Arcángel Gabriel.

Mesías:
Es el título otorgado al hijo de Dios cuya misión es la de salvar a la humanidad.
Siendo Jesucristo el mesías profetizado para nacer en un cuerpo humano y cumplir su misión.

Virtuoso:
Un Virtuoso es la persona (humana) que sirve como emisario de los Arcángeles para
esparcir inconscientemente una Virtud sobre el Mundo Humano mediante su presencia.
Asimismo, el cuerpo del Virtuoso sirve como vía o conducto para que el Arcángel pueda auto-
invocarse en el Mundo Humano mediante la Evocación cuando lo requiera y sin tener tiempo
límite como en una Invocación ordinaria. El Virtuoso "presta" su cuerpo al Arcángel para
responder a su llamado.
Un Virtuoso solo puede ser un humano, o en su defecto alguien con ADN humano, esto se
debe a que los Humanos tienen "libre albedrío" lo que otorga libertad de elección y voluntad
en la persona, a diferencia de los Ángeles, quienes deben cumplir ciertas reglas de especie
para no contaminar su esencia.

Cuarta Jerarquía:
En la cuarta jerarquía entran aquellos que sirven a Dios y transmiten su mensaje desde el
mundo terrenal.

Serafín:
Un Serafín es toda criatura (celestial o no) que tras su muerte sirve al Cielo y a los Ángeles.
Cuando una criatura que no es un Ángel gusta de ayudar en las tareas de Dios, pasa a
convertirse en un Serafín al morir.

Los serafines aparentan ser ángeles en forma de niños o infantes, naturalmente nacen, pero
también en la mayoría de los casos son criaturas que murieron y renacieron como un serafín
para cumplir con su labor. Una vez cumplen las suficientes tareas crecen hasta convertirse en
ángeles.

 Sus rivales demoníacos son los Sirvientes.


Santo:
Lista de Santos conocidos

Un Santo es un humano bendecido por el poder de los ángeles, a quienes se les encomienda
una tarea en vida. Un Santo se convierte automáticamente en un Serafín tras de morir (salvo
en casos donde su ser se corrompa por la maldad).
Todo humano que nace o adquiere la "Esencia de Ángel" es catalogado como Santo aunque
sus intenciones no sean las mejores.

Creyentes:
Un Creyente es toda criatura -universalmente hablando- que sirve indirectamente al Cielo.
Cumple tareas o sigue inconscientemente el camino de la palabra de Dios.
Los Creyentes son la categoría más baja, pero la más cercana a Dios y son difícilmente
detectados por el Infierno debido a que cada humano tiene en mayor o menor medida una
idea del bien y el mal.

Azrael
Azrael fue el Ángel de la Muerte y uno de los Paladines del Arcángel Gabriel, posteriormente
se convertiría en un Arcángel.

Azrael era el encargado de guiar a las almas al más allá y de proteger a las almas inocentes
en el Infierno cuando estas no podían acceder a las puertas del Paraíso debido al pecado de
Adán y Eva.

Este Ángel habitaba en Infierno y no se consideraba ni malvado ni bondadoso, permaneciendo


neutral en la mayoría de los casos.

Sumario
 Apariencia:
 Personalidad:
 Historia:
 Curiosidades:

Apariencia:
Físicamente luce como un joven adulto de estatura promedio, posee un cabello corto de color
negro y una larga coleta que llega hasta sus piernas. Sus ojos son de un color verde menta y
sus pupilas son blancas. Posee dos alas negras similares a las de los cuervos.

Viste unos ropajes negros muy similares a las ropas de los viajeros de los desiertos, lo que
deja ver muy poco de su cuerpo siempre tan cubierto entre prendas.

Personalidad:
Azrael era un Ángel con una personalidad muy neutral, lucía serio y desinteresado del
entorno. Posteriormente se demostró que era un Ángel muy bondadoso, al punto de sacrificar
su "gracia" para acompañar a los humanos al Infierno y protegerlos desde ahí. Respetaba las
reglas y acudía a la ayuda de los muertos.
Historia:
Azrael fue un Paladín creado con el fin de guiar a los muertos al paraíso para que no se
perdieran en el camino. Sin embargo, luego del pecado de Adán y Eva, toda vida edeniana fue
expulsada de los Jardines del Edén y colocada en la Tierra. Para ese entonces, Azrael se
había convertido en un Arcángel y con su poder viajó al Infierno con tal de proteger a las
pobres almas inocentes que caerían a partir de ahora.
Azrael como Arcángel que es, es inmune a los 2 días de permanencia del alma, por su propia
esencia celestial, llegando al Infierno, permaneció en el territorio del Infierno del Orgullo
gobernado por Lucifer y sitio donde se dirigían todos los Ángeles Caídos; Azrael -
aprovechando sus negras alas de nacimiento- pasó desapercibido entre los caídos,
estableciéndose en el Reino de los Ángeles Caídos, mientras rescataba a los muertos al
mismo tiempo que impedía que los demonios salieran al Mundo Humano.
A Lucifer poco le importaban sus acciones, pero no fue hasta que el dichoso Príncipe del
Orgullo decidió castigar injustamente a un alma por sus propias manos. Azrael se entrometió
en el juicio, una acción que marcaría una batalla que lamentablemente le traería su fin, pues
Lucifer lo derrotó y recordando que Azrael fue el discípulo del Arcángel Gabriel "aquél que
reemplazó a Lucifer luego de su caída", no pudo retener su inmensurable rencor, usando las
Puertas de Babilonia para terminar con el herido Ángel.
Al activar la técnica, enormes portones aparecieron en el cielo infernal, abriéndose para dar
paso a una gigantesca mano de luz que atrapó Azrael para ser llevado por esta. Azrael sabía
que las Puertas de Babilonia forzaban la reencarnación de un Ángel únicamente si este era
bondadoso, sino, lo llevaría directamente al Oblivio (dimensión donde no existe nada más
que la consciencia pronta a desaparecer progresivamente de la existencia), el Ángel de la
Muerte rogó por piedad, pero Lucifer permaneció en silencio, expresando sus condolencias
por el terrible destino que le esperaba a Azrael. "Si eres totalmente benevolente,
reencarnaras" dijo Lucifer al lastimado Arcángel. Azrael fue arrastrado por la mano más allá de
la puerta y no se volvió a saber más del Ángel de la Muerte. Azrael jamás reencarnó o eso se
cree, ya que hay indicios de que puede ser Ekatherina.

Curiosidades:
 Su nombre Azrael deriva del árabe: Izrail que significa "Aquel a quien Dios ayuda".
 En la vida real, Azrael es uno de los nombres que recibe el ángel de la muerte entre
los judíos y musulmanes, el cual tiene por misión recibir las almas de los muertos y
conducirlas para ser juzgadas.
 Fue el mentor de Sariel quien tomaría su lugar como Arcángel luego de su repentina
desaparición.
 Es posible que Ekatherina sea la reencarnación de Azrael, aunque no en su totalidad,
pues se menciona que Ekatherina es la materialización del concepto de la muerte y no
simplemente alguien que tiene el dominio y control sobre esta.
Angelología
Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

No debe confundirse con la jerarquía angélica judía.

La Asunción de María, de Francesco Botticini. En la cúpula de la parte superior de la imagen se pueden


apreciar las tres jerarquías propuestas por Pseudo Dionisio Areopagita.

Icono griego de la representación de la jerarquía angélica

La angelología cristiana es la parte de la teología sistemática que estudia lo que


el cristianismo considera que son las características, oficios y alcances de los
ángeles. Según el cristianismo, los ángeles son seres espirituales creados por
Dios y se establece la diferencia entre ángeles buenos y ángeles malvados o
demonios, servidores de Satanás, pues decidieron seguir a Lucifer en su caída
tras rebelarse.
Aunque la Biblia menciona repetidas veces la actividad de ángeles y demonios, no
explica lo que son. Solo se asume su existencia y actividad.
En la Edad Media la angelología comienza a consolidarse con las obras
de Pseudo Dionisio Areopagita y Gregorio el Grande.
Índice

 1Historia
 2Angeología según el cristianismo
o 2.1Naturaleza
o 2.2Clasificación
 2.2.1Serafines
 2.2.2Querubines
 2.2.3Tronos
 2.2.4Arcángeles
 2.2.4.1Carácter
 2.2.4.2Satanás
 2.2.4.2.1Origen
 2.2.4.2.2Carácter
 2.2.4.2.3Destino
 3Espíritus malvados
o 3.1Origen de los Ángeles Caídos
o 3.2Demonios
 4Referencias
 5Bibliografía
 6Enlaces externos

Historia[editar]
En diversas culturas se adoraban ángeles, se comenzó a creer que son
mensajeros entre Dios y los hombres desde que estos vivían en la cavernas.
Luego los pueblos asirios y griegos, en paralelo a los ángeles, le añadieron alas a
semidioses como Hermes o Eros, el dios del amor apasionado; los romanos
inventaron a Cupido, dios del amor erótico. Platón en 347 a. C. habló de ángeles
guardianes que nos protegían (Horton, 1994). En los escritos hebreos solo se da
nombre a dos ángeles: Arcángel Gabriel, que, según se cree, iluminó el
entendimiento de Daniel (Daniel 9:21-27), y el arcángel Miguel, considerado
protector de Israel (Daniel 12:1). Fuera del canon, en el libro de Enoc se dice que
los ángeles asistieron a la entrega de la ley mosaica. En el Nuevo Testamento los
fariseos creían que los ángeles comunican al hombre con la voluntad de Dios
(Hechos 23:9), mientras que los saduceos no creían ni en ángeles ni en espíritus
(Hechos 23:8). Ireneo (130-195 d. C.) mostró jerarquías entre
ángeles, Orígenes (182-250 d. C.) creía que si un ángel puede ser caído, un
demonio puede convertirse. Jerónimo (347-420 d. C.) pensaba que al nacer, a
cada persona se le entregaba un ángel guardián. Dionisio en 500 d. C. dijo que un
ángel es imagen de Dios. Gregorio Magno (540-600 d. C.) dijo que los ángeles
tenían poder sobre cuerpos celestiales, mientras que Pedro Lombardo (1100-1160
d. C.) pensaba que un ángel podía cuidar a muchas personas.

Angeología según el cristianismo[editar]


Naturaleza[editar]
De acuerdo a la teología sistemática católica, los ángeles no son corpóreos, no
tienen cuerpo como el ser humano. Se dice que son espíritus, con juicio moral y
alta inteligencia1“El que hace los vientos (espíritus, ángeles) sus mensajeros y a
las llamas de fuego sus ministros” Salmos 104:4 dice: ¿No son todos espíritus
ministradores, enviados para servicio a favor de los que serán herederos de la
salvación? La Biblia dice también en Lucas 24:37-39 que Jesús dijo: "Porque un
espíritu no tiene ni carne ni hueso, como veis que yo tengo". Según la postura
cristiana, esto no significa que no sean criaturas individuales verdaderas, tanto
finitas como espaciales. Sin embargo, acorde con esta religión, se encuentran en
una relación más libre con el tiempo y el espacio que el hombre. Según se cree,
muchos pueden estar presentes al mismo tiempo en un espacio limitado.
Asimismo, el cristianismo sostiene que si bien ellos no son omnipresentes, cada
uno está en un lugar a la vez como menciona la Biblia "Y le preguntó Jesús
diciendo: ¿Cómo te llamas? Y él dijo Legión, porque muchos demonios han
entrado en él (Lucas 8:30)." Los ángeles son una compañía y no una raza,
creados por Dios todos a la misma vez y no hay propagación entre ellos; no
mueren1 por lo tanto no hay un incremento o decrecimiento en su número. El
catolicismo considera y exhorta a sus devotos a que si bien se permite venerar a
los ángeles,2 solo se debe venerar a los arcángeles Arcángel
Miguel Gabriel y Rafael.3
Clasificación[editar]
En la Biblia se menciona otros tipos específicos de seres celestiales. Sea que se
tenga una postura que son tipos especiales de «ángeles» (en un sentido amplio
del término), o que la postura sea que son seres celestiales distintos de los
ángeles, de todas formas ambas creencias están de acuerdo que son seres
espirituales creados que sirven y adoran a Dios.
Serafines[editar]
Artículo principal: Serafín

Los serafines son grupo de seres celestiales, se mencionan solo en Isaías 6:2-7,


en dónde se afirma que continuamente adoran al Señor y claman el uno al otro:
«Santo, santo, santo es el Señor Todopoderoso; toda la tierra está llena de su
gloria» (Isaías 6: 3). Se los representa con tres pares de alas: con dos cubrían sus
rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. Se cubren para, según se
sostiene, protegerse del intenso resplandor que emite Dios.
Los serafines son mencionados en Isaías 6:1–7:
1 En el año que murió el rey Ozías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas
henchían el templo.

2 Y encima de él estaban serafines: cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, y con dos
cubrían sus pies, y con dos volaban. 3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Yavé
de los ejércitos: toda la tierra está llena de su gloria. 4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron
con la voz del que clamaba, y la casa se hinchió de humo. 5 Entonces dije: Ay de mí! que soy muerto;
que siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han
visto mis ojos al Rey, Yahvé de los ejércitos. 6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su
mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas:
7 Y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio
tu pecado.

Isaías

Querubines[editar]
Artículo principal: Querubín

A los querubines se les dio la tarea de guardar la entrada del huerto del Edén
(Génesis 3:24), y frecuentemente se dice que Dios mismo tiene su trono entre
querubines, o que viaja montado en querubines (Salmo 18: 10; Ezequiel 10: 1-22).
El Génesis también menciona que sobre el arca del pacto en el Antiguo
Testamento había dos figuras de oro de querubines con alas extendidas sobre el
arca, y según se cree allí Dios prometió ir a morar entre su pueblo: «Yo me reuniré
allí contigo en medio de los dos querubines que están sobre el arca del pacto.
Desde la parte superior del propiciatorio te daré todas las instrucciones que habrás
de comunicarles a los israelitas» (Éxodo 25: 22; vv. 18-21)
Los querubines son mencionados en Génesis 3:24 y Ezequiel 10:17–21.
El libro del Génesis menciona que Dios expulsó a Adán y Eva y puso al oriente del
huerto de Edén querubines, y una espada encendida que se revolvía por todos
lados, para guardar el camino del árbol de la vida. Génesis 3:24 RVR1960
"Cuando se paraban ellos, se paraban ellas, y cuando ellos se alzaban, se alzaban con ellos; porque el
espíritu de los seres vivientes estaba en ellas. Entonces la gloria de Dios se elevó de encima del umbral
de la casa, y se puso sobre los querubines. Y alzando los querubines sus alas, se levantaron de la tierra
delante de mis ojos; cuando ellos salieron, también las ruedas se alzaron al lado de ellos; y se pararon a
la entrada de la puerta oriental de la casa de Dios, y la gloria del Dios de Israel estaba por encima sobre
ellos. Estos eran los mismos seres vivientes que vi debajo del Dios de Israel junto al río Quebar; y
conocí que eran querubines. Cada uno tenía cuatro caras y cada uno cuatro alas, y figuras de manos de
hombre debajo de sus alas".

Ezequiel 10:17-21 RVR1960


Tronos[editar]
Ezequiel y Apocalipsis mencionan a otra clase de seres celestiales conocidos
como «Tronos» alrededor del trono de Dios (Ez 1:5-14; Ap 4:6-8). Se los suele
retratar con apariencia de león, buey, hombre y águila, según se cree son los
representantes más poderosos de varias criaturas de Dios (bestias salvajes,
animales domesticados, seres humanos y aves), y, conforme a la Biblia y la
teología sistemática, adoran continuamente a Dios: “y día y noche repetían sin
cesar: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era y qué es y
que ha de venir” (Ap. 4:8).
Arcángeles[editar]
Artículo principal: Arcángel

Los arcángeles reciben, usualmente, una tarea de importancia para la


humanidad. Por este motivo, conforme a esta religión, no hay diferencias físicas
en ángeles y arcángeles, la diferencia radica en el rol asignado por Dios.4
La Biblia menciona tres por su nombre: Arcángel Miguel (en el libro de Daniel,
Judas y en el Apocalipsis), Arcángel Rafael (en el libro de Tobías) y Gabriel
Arcángel (en el libro de Daniel y en el evangelio según San Lucas).
Carácter[editar]

Su obra es dar alabanzas y adoración: El principal de los ministerios que tienen los
ángeles buenos es aquel de alabar y ofrecer incesante adoración a Dios, porque,
conforme a la Biblia, Él es Digno (Isaías 6:3), otras funciones que la iglesia
sontiene están el traer la ley de Dios a su pueblo (Hechos 7:53), Ejecutar los
juicios de Dios sobre sus enemigos (Hechos 12:23). Juntar a los elegidos en la
segunda venida (Mateo 24:30-31) y asistir en lo que la iglesia afirma será el día
del Juicio Final (Mateo 13:49-50).
Satanás[editar]
Artículo principal: Satanás

Origen[editar]

Los ángeles malvados o demonios tienen un "líder", para esta religión es Satanás.
La idea de Satanás con cuernos y pezuñas no es bíblica, esta representación data
de las antiguas mitologías no cristianas y al arte del medioevo en dónde era
representado como un monstruo con alas de murciélago y terrible apariencia.
También Dante, en La Divina Comedia, representa a Satanás como un monstruo
gigante de alas y de tres caras, prisionero en el noveno círculo del infierno. Pero la
Biblia identifica a Satanás como un ángel creado por Dios. Por lo tanto se puede
entender como que fue creado bueno ya que Génesis 1:31 dice que Dios miró su
obra era muy buena. Pero, en Génesis 3:1-5 se lee a Satanás tienta a Eva a
través de una serpiente. Haciendo una reflexión del texto bíblico, se puede inferir
que en algún punto entre Génesis 1:31 y 3:1-5 Satanás se pervirtió y se rebeló
contra Dios. Las escrituras no indican explicitamente ni cuándo ni por qué Satanás
se rebela, pero hay un pasaje en Isaías 14 en el que el profeta describe la caída
del rey de Babilonia y que se suele interpretar como un paralelismo del momento y
el motivo por el cual Satanás se rebela. Este pasaje dice lo siguiente:
“¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú
que debilitabas a las naciones. Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo
alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio
me sentaré, a los lados del norte; sobre las alturas de las nubes subiré, y seré
semejante al altísimo. Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo”.
Isaías 14:12-15 (RV 1960)
Aun cuando este pasaje está relacionado con el rey de Babilonia, Grudem (2007)
plantea que la descripción que Isaías hace es tan apoteósica que es poco
probable que se esté refiriendo a un ser humano mortal y ve en estos versículos
una clara referencia a la caída de Satanás. Es frecuente en la forma de escribir de
los profetas hebreos que estos pasen de descripciones de sucesos humanos a
descripciones de sucesos celestiales que son paralelos a ellos y que los
acontecimientos humanos los representan en forma limitada. Debido a esto, se
está describiendo el pecado de Satanás como de orgullo y de intentar ser igual a
Dios en posición y autoridad.
Carácter[editar]

Existen ciertos aspectos que la teología sistemática le atribuye a Satanás,


basándose en los nombres y títulos que recibe, estos son:
Satanás: es una transliteración de la palabra hebrea satán ‫( שָׂ ָ ֣טן‬Números 22:22
WTT) que significa “el adversario”, quien, según esta teología, se opone
principalmente es a Dios y sus propósitos, más que a los hombres. (Números
22:22,32; 1 Samuel 29:4; 2 Samuel 19:22).
El Diablo: este nombre se usa solo en el Nuevo Testamento y viene del
griego diábolos διάβολος (Apocalipsis 20:2 BYZ) que significa calumniador (Mateo
4:1; 25:41; Apocalipsis 12:9; 20:2, entre otros).
La Serpiente: se utiliza este nombre dado que, según el Génesis, en el jardín del
Edén Satanás utilizó a la serpiente para engañar a Eva (Génesis 3:1; 2 Co. 11:3;
Apocalipsis 12:9).
Beelzebú: otro nombre neotestamentario para Satanás; este nombre es una
variación del hebreo Baal-zebub que era una deidad filistea que se traduce como
“señor de las moscas” (Mateo 10:25; 12:24,27; Lucas 11:15).
El príncipe de este mundo: este título aparece en el evangelio de Juan (Juan
12:31; 14:30; 16:11). Juan no quiere decir que todo el mundo esté gobernado por
Satanás, sino que se refiere al sistema pecaminoso que domina en el mundo.
Príncipe de la potestad del aire, ὁ ἄρχων τοῦ κόσμου (Juan 12:31 BGT): esta
expresión se utiliza solo en Efesios 2:2 y se refiere al estilo de vida de pecados
que reinaba en ese tiempo que los efesios debían evitar. El apóstol Pablo creía
que el aire estaba lleno de demonios.
El maligno, el que hace maldad. Mateo 13:19; 1 Juan 2:13
Belial: este término viene del hebreo y significa “inútil”, “indigno” o “impío”; se usa
como término despectivo (Deuteronomio 13:13). En el libro de Nahum se traduce
como “el malvado”, tal vez refiriéndose a algún espíritu. En el Nuevo Testamento
Pablo escribe de la mutua enemistad entre Cristo y Belial, que aparentemente se
refiere a Satanás.
Destino[editar]

Haciendo una interpretación bíblica se puede inferir como que Satanás es el padre
de maldad. Existen dos pasajes que enseñan sobre su destino: Apocalipsis 12 y
20. En Apocalipsis 12, a pesar de haber sido expulsado del cielo, se aprecia que
no ha perdido acceso a él. En un tiempo futuro se indica que Satanás perderá
definitivamente acceso al cielo. En cambio, Apocalipsis 20 referencia a un tiempo
en donde Satanás ya no podrá engañar a las naciones y será atado. “Pues
ustedes son hijos de su padre, el diablo, y les encanta hacer las cosas malvadas
que él hace. Satanás ha sido asesino desde el principio y siempre ha odiado la
verdad, porque en él no hay verdad. Se afirma que cuando miente, actúa de
acuerdo con su naturaleza porque según lo expresa la Biblia “es mentiroso y el
padre de la mentira.” Juan 8:44. Durante el milenio, Apocalipsis 20:1-3 menciona
que la actividad de Satanás y los demonios estará restringida, se puede apreciar
que su actuación estará más restringida de la que vemos hoy. Se describe como
privado completamente de toda capacidad para influir en la tierra. De acuerdo a la
escatología católica, al final del milenio, en el juicio final, quedará definitivamente
derrotado, completándose el castigo para él y sus demonios, Apocalipsis 20:10.

Espíritus malvados[editar]
Ángeles caídos
El cristianismo sostiene que un ángel caído es aquel que ha sido expulsado del
cielo por desobedecer o rebelarse contra Dios, algunas personas creen que
también se les arrancan las alas. Esta religión afirma que algunos de los más
importantes son Lucifer (Biblia), Semyazza, Remiel o Azazel, (se mencionan en
el Libro de Enoc) aunque la lista es mucho más extensa. Todos ellos cayeron,
conforme a la teología sistemática, por desafiar a Dios y cometer pecados, según
el libro de Enoc, de lujuria. La fuente principal en la cual existe un relato en torno a
los ángeles caídos es el libro de Enoc, una antigua obra religiosa judía, atribuida
por tradición a Enoc, bisabuelo de Noé que contiene material único sobre el origen
de los demonios y de los gigantes. El libro forma parte del Canon de la iglesia
ortodoxa etíope, no reconocido como canónico por las demás iglesias cristianas.
Algunos estudios han estimado que las secciones más antiguas del Libro de Enoc,
principalmente el “Libro de los Vigilantes”, datan de alrededor del año 300 a. C., y
la última parte, el “Libro de las Parábolas”, del siglo I a. C.
Origen de los Ángeles Caídos[editar]
Según se cree los ángeles pertenecían al grupo celestial creado específicamente
por Dios para velar por el hombre, otorgándoseles también el entendimiento y la
libertad. En el libro de Enoc y en la Biblia se dice que Dios los expulsó del cielo y
que algunos fueron arrojados al infierno, mientras que otros quedaron libres
influyendo en el mundo.
Motivo de la caída de algunos Ángeles
A través de algunas lecturas e interpretaciones de pasajes de Isaías 14:12-15 y
Ezequiel 28:12-19, hay quienes entienden la razón y el motivo por el cual cayó
Lucifer. Por otra parte, como ya se mencionó, se encontra en el libro de Enoc la
razón por la que lo hizo un grupo de ellos. Según se cree los Grigori o
vigilantes Grigori, son conocidos como hijos de Elohim, un grupo asociado a un
tipo de sabiduría diferente, mencionados en algunos textos apócrifos judíos. Estos,
según la iglesia católica, también se enamoraron de las hijas de los hombres y tras
hacer un pacto con ellos también se casaron y engendraron hijos con ellas. La
teología sistemática sostiene que algunos ángeles cayeron por lujuria para
mezclarse con las hijas de los hombres, mientras que otros, según esta teología,
cayeron por enseñar a los hombres el arte de la guerra y de la creación de las
armas, por mostrar otra serie de conocimiento que creó el desequilibrio y violencia
entre los hombres.
Demonios[editar]
Definición católica
Los demonios son ángeles que pecaron contra Dios, que continuamente hacen el
mal en el mundo, son ángeles malignos.
Origen de los demonios
Según el cristianismo, cuando Dios creó el mundo, “miró todo lo que había hecho,
y consideró que era muy bueno” (Génesis 1:31). Esto significa que, según se cree,
el mundo angelical que Dios había creado no tenía ángeles malignos ni demonios
en aquel momento. Pero ya en Génesis 3, se encuentra que Satanás, en la forma
de una serpiente, estaba tentando a Eva para que pecara (Génesis 3:1-5). Por
tanto, según lo relata la Biblia, en algún momento entre los sucesos de Génesis 1:
31 y Génesis 3: 1, tuvo que haber una rebelión en el mundo angelical que llevó a
muchos ángeles a ponerse en contra de Dios y convertirse en malignos. El Nuevo
Testamento habla de esto en dos lugares. Pedro menciona que “Dios no perdonó
a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al abismo, metiéndolos en
tenebrosas cavernas y reservándose para el juicio” (2 Pedro 2:4). Judas también
dice que “los ángeles que no mantuvieron su posición de autoridad, sino que
abandonaron su propia morada, los tiene perpetuamente encarcelados en
oscuridad para el juicio del gran Día” Judas 6). De nuevo, se hace hincapié en el
hecho de que, según la iglesia católica, están alejados de la gloria de la presencia
de Dios y que su actividad está restringida (metafóricamente, “perpetuamente
encarcelados”), pero el texto no da a entender para nada que su influencia ha sido
eliminada del mundo ni que algunos demonios están en algún lugar de castigo
apartados del mundo, mientras que otros tienen la posibilidad de influir en él. Más
bien, tanto 2 Pedro como Judas mencionan que algunos ángeles se rebelaron
contra Dios y se convirtieron en oponentes hostiles a su voluntad. Haciendo una
interpretación del pasaje de 2 Pedro 2: 4 simplemente significa que los ángeles
impíos han sido alejados de la presencia de Dios y que están bajo alguna forma
de restricción de influencia hasta el final del juicio, pero puede inferirse que eso no
les priva mientras tanto de seguir llevando a cabo sus actividades en el mundo. Se
puede dar a entender que su pecado fue el del orgullo, el de negarse a aceptar el
lugar asignado, porque ellos “no mantuvieron su posición de autoridad, sino que
abandonaron su propia morada” Judas 6).

Tipos de Angeles
La palabra Ángel se deriva de “angelos” que se define entidades celestiales. ¿Cuántos de nosotros hemo
experiencia angelical?
Los tres tipos de Jerarquía Celestial son los siguientes: .
         Primer Orden - controla el orden del universo y las manifestaciones divina.
  Serafines, Querubines, Tronos
         Segundo Orden - representan el poder de Dios y están a cargo de gobernar los planetas.
  Dominaciones, Virtudes, Poderes
         Tercer Orden - protegen y guían a la humanidad y elevan las plegarias al creador.
  Príncipes, Arcángeles, Ángeles
Descripción de los diferentes Coros son los siguientes:
         Serafines - controla y dirige la energía divina del ser humano hacia Dios. Es bien difícil
ver y también es el ángel más cerca de Dios.
         Querubines - esencia de la sabiduría y conocimientos los cuales proveen al ser humano..
         Tronos - encargado de llevar la justicia divina del bien y el mal.
         Dominaciones - mantiene el orden del cosmo.
         Virtudes - confieren el don de la virtud.
         Poderes -  guardianes del orden del cielo y vigilan a los ángeles.
         Príncipes – está a cargo de proteger a todos los reyes, príncipes, jueces y gobernadores d
         Arcángeles - interceden por los pecados o debilidades de los seres humanos.
         Ángeles - actúan como intermediario entre Dios y los seres humanos.
Todo ser humano puede presenciar o tener una manifestación de un ángel. Cómo podemos nosotros detec
presenciar un ángel son las siguientes:
         Aparición visible – está puede ser un poco borrosa, pero identificable.
         Olor – comienza a oler un olor suave parecido al de jazmín.
         Sonido musical – sonido parecido a campanas, trompetas, entre otros.
         Palabras – escucha en tu mente esta pueden comenzar con murmuro hasta lograr entender lo que te está
La Jerarquía Celestial, el ejército del bien

 Y. EMMANUELLE

  20 COMENTARIOS

Según la Teología Católica, en el siglo VI d. C. tuvo lugar la publicación de “La


Jerarquía Celeste”, un libro que comprendía una serie de textos impregnados de
misticismo y cuyo autoría fue atribuida, en un primer momento, a un obispo de
Atenas llamado Dionisio Aeropagita. Sin embargo, estudios posteriores vendrían a
demostrar que este obispo, también discípulo de San Pablo, no había sido el
autor de dicha obra, sino un escritor anónimo al que se le daría el nombre de
Pseudo Dionisio Aeropagita.

Atendiendo al contenido de “La Jerarquía Celeste”, la Corte Celestial estaría


formada, por 9 órdenes o coros angélicos que a su vez, y conforme a sus
respectivos grados de relevancia, vendrían a dividirse en las Tríadas Superior,
Intermedia e Inferior.

En la Tríada Superior se congregan los seres que de manera mas próxima y


directa sirven a Dios. En ella existen 3 órdenes: Serafines, Querubines y
Tronos. Los Serafines o “ Saraph” (“seres de fuego”) tienen como cometido rodear
el trono de Dios y mantener, mediante el canto, una alabanza continua a la Gloria
de Dios.

En un principio, fueron 4 los Serafines: Luzbel (que al rebelarse pasaría a


ser Lucifer), Miguel (que tras la traición del anterior pasaría a desempeñar otras
funciones que le son encomendadas), Kemuel y Natanael. Son seres alados con
la peculiaridad de contar con 3 pares de alas y que se caracterizan por su belleza
incomparable; hasta el punto de que sólo Dios puede contemplarlos. Además, se
les atribuye la destrucción de Sodoma y Gomorra.

Los Querubines fueron ubicados al Este del Edén con la misión de proteger el


camino que conducía al Árbol de la Vida. Fue uno de ellos quien expulsó a Adán y
Eva del Paraíso por su desobediencia. Los textos bíblicos hablan de su velocidad
idéntica al relámpago e inteligencia extraordinaria. Con alas multicolores y como
serpientes de fuego, se reconoce a los Tronos. Son mensajeros de Dios y
propician las Revelaciones. No obstante, su tarea principal consiste en sostener el
trono de Dios.
En el segundo grupo, el de la Tríada Intermedia, localizamos a las
Dominaciones, las Virtudes y las Potestades. Son considerados “espíritus
cosmogónicos” porque mantienen la concordancia de los astros. Las primeras
(Zadkiel, Yahriel y Muriel) intervienen directamente en el destino de la Humanidad
vertiendo la “Misericordia Divina” cuando creen oportuno. Las Virtudes (Bariel y
Tarshish) conceden las bendiciones, mientras que las Potestades se encargan de
vigilar los Senderos Celestiales e impedir todo avance diabólico.

Con respecto a la Tríada Inferior, decir que en ella se encuentran los ángeles; los


únicos que pueden adoptar figura humana y formar parte de la organización de
nuestro mundo. Se dividen en “Ángeles de la Guarda”, “Arcángeles” y
“Principados”. Un “Ángel de la Guarda” es asignado a cada humano en el
momento de su nacimiento y permanece con él hasta su muerte intento guiarle por
el buen camino. Si lo consigue ascenderá con él al Reino de los Cielos y se le
dará una nueva misión. De no lograrlo, arderá en el Infierno junto con su
protegido.

Los “Arcángeles” son Gabriel ( Arcángel Protector contra el Miedo y Mensajero


Celestial), Miguel (Arcángel de la Esperanza y Jefe del Ejército Celestial) y Rafael
(Arcángel de la Paz y protector de los viajeros, de la Salud y del Noviazgo). Todos
ellos están dotados de inmensos dones y poderes.

El último coro angélico de esta Tríada, y último escalón jerárquico, pertenece a


los “Principados”, criaturas encargadas de velar por todas y cada una de las
naciones. Cabe destacar a la “Hueste Angélica”, creada con el fin de sofocar la
rebelión de Lucifer y sus seguidores mediante su descomunal fuerza bruta, y a los
“Ángeles Castigadores” (Kasiel, Lahatiel, Shatfiel y Puriel). Se sirven de unos
caballos de guerra llamados “Criaturas de Abbadón” que tienen rostro humano,
dientes de león, cola de escorpión y corona de oro.

Paraíso
EDITAR

 COMENTARIOS (0) COMPARTIR

Representación temporal de la apariencia del Cielo


El Cielo, Paraíso o Edén es el Reino de Dios, una Dimensión a la que acceden comúnmente
las almas de buena fe después de muertos, donde disfrutan de la eternidad y donde no hay
sufrimiento, tristeza, miedo, enfermedad o hambre.

Sumario
 Descripción:
 División y Territorio:
 Puertas del Paraíso:
 Reinos Celestiales:
o Reino de Dios:
o Islas Afortunadas:
o El Séfiro:
o Jardín de los Secretos:
o El Olimpo:
o Ávalon:
o Vanaheim:
o Nirvana:
o Edén:
 Jardines del Edén:
 Confines del Edén:
 Curiosidades:
Descripción:editar | editar código
El Paraíso es uno de los tres posibles rumbos que toma un ser vivo después de la muerte (los
otros son el Purgatorio y el Infierno).
El concepto de la eternidad es algo que solo ofrece Dios, una existencia plena de paz y
armonía invulnerable ante el Oblivio (una dimensión especial, considerado un vacío negro
donde sólo habita la consciencia hasta desaparecer en el olvido).
Para llegar al Paraíso -de la forma tradicional- se necesita haber tenido una vida de acorde a
la pañabra de Dios y haber respetado los mandamientos dejados por él, de modo que al morir
y cruzar el "túnel", el peso de los pecados puedan ser expiados por el Purgatorio y así
ascender de forma inminente a las Puertas del Paraíso.
División y Territorio:editar | editar código
El Paraíso se divide en nueve territorios llamados: Reinos Celestiales, estos son custodiados
cada uno por su respectivo Arcángel y un archipiélago de islas referidas como: Las Islas
Afortunadas.

En cada Reino son llevadas las almas de acuerdo a sus creencias, independientemente en si
creyeron o no en la existencia de Dios, basta con seguir el camino de la buena fe, sin
arrepentimientos y una vida de perdón.

Puertas del Paraíso:editar | editar código


También llamadas Puertas del Cielo. Cuando un ser vivo perece y llega al Cielo, comúnmente
es trasladado a este lugar. Las Puertas del Paraíso son descritas como una zona nubosa
bañada en luz dorada donde el alma se materializa (pasa a ser un alma física) y luego de
seguir una luz o una voz que lo guía llega frente a unas descomunales puertas similares a
portones de oro. Ahí les espera San Pedro, quien de forma individual escucha y relata la vida
del alma, y al finalizar deja al alma decidir lo que hará:
1. Ir al Paraíso, para vivir la eternidad.
2. Reencarnar como un Serafín para ayudar a Dios en los Cielos.
3. Renacer en una nueva vida para experimentar la vida de otra manera.
El alma es libre de decidir qué hacer de ahora en adelante; si decide acceder al Paraíso, se le
enviará a uno de los 9 Reinos de acuerdo a sus creencias. Si decide reencarnar en un serafín,
se le darán tareas para llevar a cabo en el mundo humano, como el de bendecir lugares,
tomar el rol de un ángel de la guarda, escuchar plegarias, etc. Y en caso de renacer en una
nueva vida, comenzará desde cero sin recuerdos de su vida pasada, aunque esto no significa
que al morir volverá al Paraíso, todo depende de su nueva forma de vivir.

Reinos Celestiales:editar | editar código


El Paraíso se divide en 9 Reinos Celestiales, considerándose como el territorio que custodian
los Arcángeles.

Los Reinos son una especie de grandes islas flotantes de las cuales caen cascadas, mismas
que conectan como puentes un Reino con otro.

Reino de Dios:editar | editar código


En el centro se localiza el Reino de Dios, ahí es donde se encuentra su morada, un
majestuoso palacio rodeado de caminos de oro y diamantes donde está su trono custodiado
por "sus manos", su mano derecha el Arcángel Miguel y su mano izquierda el Arcángel
Gabriel, ahí solamente hacen acto de presencia cuando se tiene un asunto importante, algo
así como un tribunal.
Islas Afortunadas:
Al rededor del Reino de Dios se encuentra un Reino compuesto por un archipiélago de islas,
llamadas: Las Islas Afortunadas, una especie de cinturón de asteroides que giran alrededor
del Reino de Dios, dicho lugar es donde se entrenan a los ángeles.

Su arcángel vigía es Sariel.


El Séfiro:editar | editar código
El llamado Reino del Séfiro es un pasillo en forma de anillo inclinado que flota alrededor del
Reino de Dios sin chocar con el archipiélago de islas. Aquí únicamente están los ángeles que
pertenecen al coro, cantando a Dios todos los días mientras son escuchados por todos los
Reinos en armonía. Este Reino se usa como punto de encuentro para los ejércitos celestiales
y legiones de ángeles.

El Arcángel a cargo de este Reino es Gabriel.

Jardín de los Secretos:editar | editar código


Bajo el Reino de Dios se encuentra el llamado Jardín de los Secretos, una sala subterránea
conectada por un largo péndulo al Reino, en dicha sala de pequeño tamaño es donde los
ángeles reencarnan, su esencia se vuelve un huevo y este huevo aparece dentro de esta sala
listo para reencarnar.
El Arcángel que custodiaba esta zona era Metatrón y posteriormente Ícaro.
El Olimpo:
Al rededor del Reino de Dios y fuera de las Islas Afortunadas al noroeste -"a las 11 en punto
del reloj"- se encuentra el Olimpo, un Reino especializado en forjar guerreros celestiales y
donde también se enseña a batallar a los humanos que se volvieron serafines para servir a
Dios, el Reino es una montaña gigante que mantiene un camino desde su base hasta la
punta, en cuyas intersecciones se hayan Santuarios de lucha.

Los participantes son entrenados por Uriel, el Arcángel guardián de este Reino y sus legiones.

Ávalon:editar | editar código
Al sureste -"a las 4 en punto del reloj"- se encuentra Ávalon, en este Reino de cordilleras
frondosas y verdosas en las que corren aguas cristalinas entre montañas, es donde
descansan las almas de las criaturas (toda vida no humana).

Raguel es el Arcángel que vigila este Reino.

Vanaheim:editar | editar código
En Vanaheim un Reino al noreste -"a las 2 en punto del reloj"- es donde se le da descanso a
los santos y virtuosos. Es decir, personas a los que el cielo les encomendó una tarea y fueron
devotos a cumplirla, personas que siguieron y vivieron la palabra de Dios, aquí yacen
los "mensajeros de Dios".

El arcángel morador de este Reino es Remiel.

Nirvana:editar | editar código
Luego Al sureste -"a las 5 en punto del reloj"- está el Nirvana, aquí descansan los sabios,
personas que sin conocer de Dios, vivieron de forma armoniosa y tranquila, naturalmente
estas personas pueden reencarnar si lo desean, como bien es su creencia (budismo,
hinduismo, etc.), pero si deciden no hacerlo es aquí donde residirían.

Este reino es vigilado por el Arcángel Rafael.

Edén:editar | editar código
Y por último, al sur -"a las 6 en punto"- frente al Reino de Dios tenemos al Edén, aquí es
donde residen todos los humanos ingresados al paraíso. Este Reino se encuentra un poco
debajo de los demás Reinos, eso significa que están al frente de los ojos de Dios.
Jardines del Edén:editar | editar código
Aquí se encuentran los Jardines del Edén, una extensa zona repleta de todas las plantas del
mundo, los humanos edenianos pueden acceder y comer de sus frutos cuando quieran.

Confines del Edén:editar | editar código


Más allá de los reinos, existen "los Confines del Edén", las cuales son cielos sin masa terrenal.
Esto sucede porque el Paraíso es una Dimensión muy peculiar, el sitio se extiende a medida
que va aumentando sus fronteras, por lo cual no tiene límites en cuanto a espacio, ir recto
hacia lo desconocido simplemente hará del recorrido algo infinito y en cuanto se gire la cabeza
o mire atrás notará que solo está a pocos kilómetros de la zona en la que empezó su viaje,
este efecto es llamado: "Eterno Retorno", el cual se aplica tanto a las lejanías como a la
altura del cielo para describir el bucle infinito en el que se adentran aquellos que intentan
recorrer un espacio en el que las leyes espacio-temporales son diferentes.
Curiosidades:editar | editar código
 Los nombres de los Reinos Celestiales están basados en conceptos del "más allá"
presentes en múltiples creencias y religiones.
¿Cuántos cielos existen?
19 respuestas

Mardick Nadjarian

, anteriormente Porque el q busca encuentra.

Respondido el Hace 1 año · El autor tiene 561 respuestas y 211,2 K visitas a sus respuestas

Son inumerables y se ascienden gradualmente, basados en el progreso espiritual


intelectual educativo. Lo siguiente es solo un resumen de los grandes saltos centrales a
traves de los "cielos".

Al finalizar la vida en este mundo y dependiendo en que estado espiritual intelectual lo


sorprendio la muerte, la proxima "parada"y su resurreccion ocurrira en alguna de las
siete esferas de Mansonia; esferas de adaptacion, educacion y ajustes.

Estas esferas del uno al siete comienzan del mas bajo y puede que se tenga que
transitar todas hasta el septimo o a partir de cualquiera de ellas hasta el septimo o se
pueden saltar todas y desembocar en la proxima parada central que es la capital del
sistema planetario del universo llamado Jerusem. Algunos llaman a este el primer cielo.

Una vez terminado esta estancia temporal la proxima "parada" es la capital de la


Constelacion del universo local, se lo puede llamar el segundo cielo. Estos trayectos
hacia el interior o sea trayecto para llegar al Paraiso pasan largos tiempos quizas siglos
y en cada estancia el cuerpo sutil se va reajustando a esa dimension casi 600 veces.

Despues de la Constelacion el proximo "cielo" es la capital de nuestro Universo, el


tercer cielo y asi pasando a los proximos cielos hasta llegar al ultimo cielo que es el
Paraiso.

Antes de llegar al Paraiso, el regimen de espiritualizacion gradual requiere pasar por


un grupo de 1 billon de esferas existenciales de perfecta creacion, donde se llega a la
perfeccion espiritual absoluta antes de poder ser admitidos al Paraiso como espiritus
perfectos que obedecieron el comando de Dios " se perfecto como YO SOY
PERFECTO"
Como se vera la transformacion del hombre de un origen animal a poder ser un
espirtu perfecto requiere un regimen cosmico de dimensiones enormes, a este
progreso gradual a traves del espacio no se le puede poner un tiempo especifico,
aunque se estima muy largo esta lleno de maravillas no imaginadas, acompaniado por
seres nuevos tanto existenciales como evolutivos como los seres humanos
provenientes de otros universos y mundos habitados.

La vida y la existencia es una gran universidad para poder conocer a Dios; aunque hay
un "golpe" inicial de amalgamiento con el espiritu de Dios residente en cualquiera de
las mansiones iniciales o en la capital del sistema se lo descubre gradualmente hasta
aterizar en su hogar central eterno.

En todo este trayecto maravilloso uno esta siempre acompaniado por SU espiritu
desde los 5.8 anios de vida en la tierra.

La labor de este espiritu divino es hacer crecer el alma en cooperacion con el sujeto en
el que reside, el cuerpo volvera a la tierra de donde procedio, pero el alma sobrevie a
la muerte natural y al resucitar [si es que uno lo merece] se crea un ser nuevo con
antecedentes terrenales en camino a su perfeccion gradual.

Cielos del Paraíso


Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

El Empíreo, fresco de Philipp Veit.

Dante Alighieri, en el Paraíso, la tercera cántica de La Divina Comedia, describe


su visión de su viaje al último reino de la ultratumba. Su Paraíso se divide en
"cielos", que son nueve y se basan en la cosmología aristotélico-tomístico,
correspondiendo los primeros siete a cada uno de los planetas del sistema solar.
Es de notar que pese a su distribución, el lugar de residencia efectivo de las almas
es el Empíreo, a las cuales la gracia divina concedió distribuyó en los cielos
inferiores para manifestarse al poeta según su experiencia terrena y sus
inclinaciones. La disposición de las almas en el Paraíso se explica en el canto
IV (y en parte también en el canto III), mientras que la correspondencia con las
jerarquías angelicales se hace en el canto XXVIII.
Del paraíso terrestre, Dante y Beatriz ascienden al paraíso a través de la esfera de
fuego, que separa el mundo contingente del incorruptible y eterno.
Véase también: Paraíso: Canto Primero

Índice

 1Primer cielo (Luna)


 2Segundo cielo (Mercurio)
 3Tercer cielo (Venus)
 4Cuarto cielo (Sol)
 5Quinto cielo (Marte)
 6Sexto cielo (Júpiter)
 7Séptimo cielo (Saturno)
 8Octavo cielo (estrellas fijas)
 9Noveno cielo (primer móvil)
 10Empíreo
 11Bibliografía
 12Véase también

Primer cielo (Luna)[editar]


El primer cielo es el de la Luna, que en el medioevo se consideraba un planeta, y
cuya principal característica es la falta de constancia. Corresponde a los espíritus
débiles. En esta esfera se encuentran las almas de quienes incumplieron sus
propios votos, aunque no por su voluntad sino obligados por otros. Estas almas
aparecen al autor como imágenes reflejadas en vidrios transparentes y tersos, o
en aguas nítidas y tranquilas.
Las cuestiones teológicas discutidas con los beatos en este cielo son:

1. El origen de las manchas solares.


2. La influencia de los cielos y las inteligencias motoras.
3. Los distintos grados de beatitud de las almas del Paraíso.
4. La sede de los beatos y su aparición en los diversos cielos.
5. La doctrina platónica sobre el regreso de las almas a las estrellas.
6. La voluntad absoluta y la voluntad relativa respecto a la violencia externa.
7. La importancia de los votos y la posibilidad de cambiar su naturaleza.
Las inteligencias angélicas que mueven este cielo son los ángeles, que
pertenecen a la tercera jerarquía de los ángeles.
Sus beatos protagonistas son: Piccarda Donati y la emperatriz Constanza.
Véanse también: Paraíso:Canto Segundo,  Paraíso: Canto Tercero,  Paraíso: Canto
Cuarto y  Paraíso: Canto Quinto.

Segundo cielo (Mercurio)[editar]


El segundo cielo es el de Mercurio, que se caracteriza por el amor por la gloria y la
fama terrena. Las almas que acá residen son de hecho las que siguieron la
providencia con ese fin. Aparecen ante Dante como esplendores flameantes que
bailan y cantan.
En este cielo se afrontan las siguientes cuestiones teológicas:

1. La muerte de Cristo.
2. Por qué Dios redimió a la humanidad con el sacrificio de Cristo.
3. La corruptibilidad y la incorruptibilidad de las almas y la resurrección de los
cuerpos.
Las inteligencias motrices de este cielo pertenecen asimismo a la
tercera jerarquía. Se trata de los arcángeles.
En esta esfera se encuentran los beatos Justiniano, quien fue emperador romano,
y el provenzal Romeo de Villanova.
Véanse también: Paraíso: Canto Quinto,  Paraíso: Canto Sexto y  Paraíso: Canto Séptimo.

Tercer cielo (Venus)[editar]


El tercer cielo es el de Venus, que se caracteriza por el amor, y donde de hecho
se encuentran las almas de los amantes. El protagonista los describe como
esplendores que se mueven rápidamente en círculo

Cuarto cielo (Sol)[editar]


El cuarto cielo es el del Sol, que se caracteriza por la sabiduría. Los beatos de
este cielo son las almas de los sabios y de los Doctores de la Iglesia, las cuales
aparecen dispuestas en coronas concéntricas de gran esplendor, y danzan
alrededor cantando.
Las cuestiones teológicas, filosóficas y morales afrontadas en este cielo con las
siguientes:

1. El orden de la creación y sus consecuencias.


2. La corrupción de la orden de los dominicos.
3. La corrupción de la orden de franciscanos.
4. La sabiduría de Adán, Cristo y el rey Salomón.
5. La falibilidad de los juicios humanos.
6. El esplendor de las almas beatas tras la resurrección de los cuerpos.
Las inteligencias motrices de este cielo pertenecen a la segunda jerarquía y son
los potestades.
En este cielo, ya beatos, se encuentran santo Tomás, Alberto Magno, Francesco
Graziano, Pietro Lombardo, el rey Salomón, Dionisio Areopagita, Paulo
Orosio, Boecio, Isidoro de Sevilla, Beda, Ricardo de San Víctor, Siger de
Brabant, san Buenaventura, Illuminato da Rieti, san Agustín, Hugo de San
Víctor, Pietro Mangiadore, Juan XXI, Nathan, Juan Crisóstomo, Anselmo de
Canterbury, Elio Donato, Rabano Mauro y Joaquín de Fiore.
Véanse también: Paraíso:
Canto Décimo,  Paraíso: Canto Decimoprimero,  Paraíso: Canto
Decimosegundo,  Paraíso: Canto Decimotercero y Paraíso: Canto Decimocuarto.

Quinto cielo (Marte)[editar]


El quinto cielo es el de Marte, dios de la guerra. En esta esfera residen las almas
de los combatientes muertos por la fe. Aparecen como resplandores rojizos muy
intensos que cantan, moviéndose de modo que su organización dispone una cruz
griega en cuyo centro brilla Cristo, quien fue el primero en morir para dar fe a la
humanidad.
Las inteligencias motrices de este cielo son las virtudes, que pertenecen a la
segunda jerarquía de los ángeles.
El protagonista encuentra en esta esfera, en cuanto beatos, a las almas
de Cacciaguida, Josué, Judas
Macabeo, Carlomagno, Roldán, Rinoardo, Godofredo de Bouillón y Roberto
Guiscardo.
Véanse también: Paraíso:
Canto Decimocuarto,  Paraíso: Canto Decimoquinto,  Paraíso:
Canto Decimosexto,  Paraíso: Canto Decimoséptimo y Paraíso: Canto Decimoctavo.

Sexto cielo (Júpiter)[editar]


El sexto cielo corresponde a Júpiter, cuya virtud característica es la justicia. El
cielo es de hecho la sede de las almas de los príncipes sabios y justos. Se
presentan ante Dante como luces que vuelan y cantan, formando letras luminosas
que componen la frase «Diligite iustitiam qui iudicatis terram» (es decir "Amen la
justicia, ustedes que juzgan el mundo"). A continuación, a partir de la "m" que
cierra la expresión original (que es asimismo la primera de la palabra
"monarquía"), componen asimismo la silueta de un águila, que es
una alegoría explícita del Imperio.
Las cuestiones filosóficas y teológicas abordadas en esta esfera son las
siguientes:

1. La inescrutabilidad de la justicia divina. Por qué son condenados aquellos que no


conocieron a Cristo.
2. La predestinación divina.
También este cielo se mueve por las inteligencias angélicas de la
segunda jerarquía de los ángeles, es decir por las dominaciones.
Se encuentran, en cuanto beatos, las almas
de David, Trajano, Ezequías, Constantino I, Guillermo II de Sicilia y Rifeo.
Véanse también: Paraíso: Canto Decimoctavo,  Paraíso: Canto Decimonoveno y  Paraíso:
Canto Vigésimo.

Séptimo cielo (Saturno)[editar]


El séptimo es el cielo de Saturno, que se caracteriza por la meditación. en esta
esfera se encuentran de hecho quienes en vida se consagraron a las actividades
contemplativas. Aparecen como resplandores que suben y bajan los escalones de
una «escala celeste» luminosa, intensamente dorada, tan alta que su cumbre se
pierde. Se trata de una alegoría de la sabiduría.
La cuestión filosófica y teológica afrontada es:

1. La insondabilidad de la voluntad divina.


Las inteligencias motrices de este cielo pertenecen a la primera jerarquía, y son
los tronos.
Los beatos de este cielo son san Pedro Damián, san Benito de Nursia, san
Macario, san Romualdo y algunos miembros de la Orden de San Benito.

Octavo cielo (estrellas fijas)[editar]


El octavo es el cielo de las estrellas fijas. En esta esfera el autor no encuentra
beatos, sino las almas triunfantes, que aparecen como innumerables luces
iluminadas por el resplandor de Cristo y de María, en torno a la cual gira cantando
el arcángel Gabriel.
En esta esfera, Dante debe afrontar un "examen" sobre las tres virtudes
teologales. En efecto, tras una oración de Beatriz:

1. San Pedro lo interroga sobre la fe su contenido y origen, así como pruebas de su
verdad;
2. Santiago el Mayor hace otro tanto con la esperanza, inquiriendo específicamente
sobre sus características, su origen, y su objeto;
3. San Juan, en fin, interroga a Dante sobre la caridad, insistiendo sobre su objeto, y
las razones que lo originan y dirigen.
Las inteligencias motrices de este cielo son los querubines, que pertenecen a la
primera jerarquía angelical.
En este cielo el autor encuentra a Cristo, María con el arcángel Gabriel, san
Pedro, Santiago el Mayor, Juan el Evangelista y Adán.
Véanse también: Paraíso:
Canto Vigésimo tercer,  Paraíso: Canto Vigésimo cuarto,  Paraíso:
Canto Vigésimo quinto,  Canto Vigésimo sexto y Paraíso: Canto Vigésimo séptimo.

Noveno cielo (primer móvil)[editar]


El noveno y último es el cielo cristalino, también llamado primer móvil pues es de
hecho el primero que se mueve, recibiendo su moción de Dios y transmitiéndosela
a las esferas concéntricas subyacentes. Por encima solo se encuentra el Empíreo,
que es inmóvil en cuanto efecto (en la teología medieval el movimiento no era
compatible con la perfección, pues implicaba cambio): la potencia divina que
reside en el Empíreo, centro del universo, imprime a los cielos subyacentes un
movimiento rotatorio, muy fuerte en el primer móvil pero cada vez más lento, hasta
la Tierra. En esta esfera residen las jerarquías angélicas, que aparecen
distribuidas en nueve círculos de fuego que rotan en torno a un punto luminoso,
que es la Gracia de Dios.
Las cuestiones filosóficas y teológicas afrontadas son las siguientes:

1. La construcción y el movimiento del primer móvil.


2. La correspondencia entre los cielos y las nueve órdenes de las inteligencias
motrices (los ángeles);
3. La creación de los ángeles, sus facultades y cantidades.
Las inteligencias motrices de este cielo pertenecen a la primera jerarquía y son
los serafines.
Véanse también: Paraíso:Canto Vigésimo séptimo,  Paraíso: Canto Vigésimo
octavo y  Paraíso: Canto Vigésimo noveno.

Empíreo[editar]
Sobre los nueve cielos se encuentra el Empíreo, que es la sede de Dios, donde
está rodeado de ángeles y de la rosa de los beatos, que allí residen
habitualmente, no obstante se puedan desplazar con libertad por los cielos
inferiores.
Véanse también: Paraíso:
Canto Trigésimo,  Paraíso: Canto Trigésimo primero,  Paraíso:
Canto Trigésimo segundo  y  Paraíso: Canto Trigésimo tercero.

El Paraíso

Vida eterna
Pues la ansiosa espera de la creación desea vivamente la revelación de
los hijos de Dios. La creación, en efecto, fue sometida a la vanidad, no
espontaneamente, sino por aquel que la sometió, en la esperanza de ser
liberada de la servidumbre de la corrupción para participar en la gloriosa
libertad de los hijos de Dios. Pues sabemos que la creación entera gime
hasta el presente y sufre dolores de parto. Y no sólo ella; también
nosotros, que poseemos las primicias del Espíritu, nosotros mismos
gemimos en nuestro interior anhelando el rescate de nuestro cuerpo.
(Rm 8,19-23).

Felicidad inconcebible
El Paraíso es la gloriosa corte en que habitan comitivas celestiales
rodeados por una luz inefable. Allá arriba los Serafines y las almas que
aman, pertenecientes al mismo coro, se encienden incesantemente en
Dios. Llamas ardientes envuelven a los Serafines y a su compañía,
volviéndolos luminosos. Y en toda la formación celestial fluye la dulzura
divina.

En la unión contemplativa de Dios, encontratán satisfacción y eterna


bienaventuranza, una infinita recompensa por haber recorrido en la
tierra el camino no fácil señalado por el Divino Maestro. Encontrarán
aplicación Sus palabras "Venid a mí, mis amados, tomad posesión del
reino eterno que os ha sido preparado desde el inicio del mundo". Aquí
está la patria de los justos, aquí está la quietud absoluta, aquí reside el
júbilo del corazón, las alabanzas insondables que duran para siempre.

El Paraíso es la expansión de la luz de Dios que atrae a Sí a los que de


Él provienen y que han permanecido siempre en su santa mirada. Es la
tierra prometida de los Mártires, de todos los que, creyendo, han
gastado su vida para poderla habitar un día. Es el punto de llegada a la
perfección de los hijos de Dios. Es la mirada donde Dios concibe sus
pensamientos creativos. Es el oasis de la creación de los seres vivientes
y razonables. Es la fuente de donde provienen la razón y la naturaleza
de la vida.

El Paraíso es el lugar de la suprema bienaventuranza en la que la


humanidad de Cristo Jesús, la Virgen Santísima, los Ángeles y los
Santos, viven juntos gozando de la grandiosa visión de Dios y de su
propiedad. Es la delicia de un corazón sumergido en un océano de amor:
en el amor mismo de la Santísima Trinidad. Es la vida perfecta, donde
está la presencia de todo lo más puro, lo más inocente, dulce y santo

"Queridísimos, ahora somos hijos de Dios, pero no sabemos lo que


llegaremos a ser, porque aun no nos ha sido revelado. Sabemos que,
cuando se nos manifieste, seremos similares a Él, porque lo veremos tal
cual es". (1 Jn 3,2).

"Él secará toda lágrima de sus ojos, no habrá más muerte, ni luto, ni
llanto, ni dolor, porque el primer mundo ha desaparecido. Y El que se
sentaba en el trono dijo: He aquí que hago nuevas todas las cosas... A
quién tenga sed, le daré gratuitamente de la fuente del agua de la vida.
El vencedor heredará estas cosas: Yo seré Dios y él será mi hijo". (Ap.
21,4)
Lo que encontraremos en el Paraíso
Describiremos el Paraíso con lenguaje de Dios: un lenguaje espiritual. El
agua no nos servirá para saciarnos, porque Dios mismo será nuestra
agua. Dios nos llevará a cimas inalcanzables y nos mostrará que
seremos como águilas y nada nos faltará porque todo nos hablará del
amor y de la belleza creada por Dios.

En Paraíso, los Ángeles saldrán a nuestro encuentro y hablarán con


nuestras mismas palabras, porque la palabra que está en el cielo la
encontraremos perfecta en el cielo. Los Ángeles serán puros y
bellísimos, cantores de melodias jamás oídas y menos imaginadas,
vestidos de luz purpúrea y de colores que sólo existen en Dios. Llenos
del amor y de la fuerza del Amor desfilarán ante el Trono divino y nos
saldrán al encuentro, bajando las escaleras del templo sempiterno.
Fanfarrias, sonidos de arpas y de liras los acompañarán hacia los
peregrinos que al Paraíso lleguen. Todas las soberanias angélicas nos
festejarán porque, como Cristo, se alegrarán por cada alma que pase
desde la muerte a la vida eterna. Las victoriosas formaciones angélicas
se elevarán con sus dardos de luz para cantar la victoria del bien sobre
el mal.

Y mientras vemos todo esto, un Ángel de cada comitiva escribirá con el


dedo de fuego nuestro nombre, grabándolo en caracteres de oro en las
altas cumbres del Paraíso. "Nosotros somos los Ángeles de Dios y
escribimos aquí, en estas páginas del libro de la vida, las buenas
acciones de los hombres semejantes a Cristo. No será escrito el mal,
porque aquí no existe. Se contarán las obras de bien hechas en la tierra
y con ellas mediremos el peso de cada uno, que Dios luego juzgará
según su bondad y sabiduria".

Podremos decir con San Agustín: "Oh casa estupenda, oh palacio


encantador, fulgurante de luz celestial. Cómo son secuestrados por tu
belleza que no tiene comparación. Bienaventurada vivienda de la gloria
de mi Dios, que la ha construido y en la que Él mismo habita. Será
también para los pecadores de la tierra que no se dejen cegar por el
polvo que levanten. Yo prefiero retirarme a mi tranquila celda y en ella
entonar cánticos de amor y desahogar mi ardiente pasión y lujuria por
tu belleza. Quiero también, con inenarrables suspiros, deplorar la
miseria de mi peregrinaje y elevar mi corazón a la altura de la celestial
Jerusalén, que es mi patria y a la que tienden mis dulces deseos del
espíritu".

Lo que en efecto formará nuestro verdadero Paraíso en la ciudad de los


bienaventurados, será conocer, amar, poseer y gozar a Dios en su
Santísima Trinidad, en su familiaridad, en su encarnación e inmolación.
La Eterna Verdad y el Sumo Bien nos colmarán de todo.

¿Cómo no desear nuestra patria,a nuestro Soberano, nuestra paz y la


vida eterna?. Cuántos Santos han declamado el esplendor del Paraíso
como la belleza misma de Dios. No es sólo feporque es una verdad que
podemos sentir en el corazón y es idónea para el pensamiento
meditativo. Meditar esta realidad futura produce un influjo positivo
sobre la vida terrenal puesto que el pensamiento nos conduce hacia
donde la mente se detiene.
El Paraíso

Tribunal
El juicio final es echar una mirada introspectiva sobre la misma vida
para comprenderla a la luz de la Verdad, sacando la ofuscación debida al
autogiustificazione y al engaño. Es verse como Dios nos ve, sin
máscaras ni aquellas mezquindades impuesto para salvar la misma
imagen.

Tribunal de Dios
Cuando el alma salga del cuerpo será llevada al Tribunal de Dios para
ser juzgada. El Juez será Dios Omnipotente indignado con quién le haya
maltratado en vida. El primer acusador será el demonio, seguirá el
Ángel custodio y al final la propia conciencia: los pecados determinarán
la sentencia que será inapelable. No habrá compañeros, parientes ni
amigos: estaremos solos en la presencia de Dios. Los pecadores
impenitentes entenderán la fealdad de sus pecados y nadie nos podrá
absolver como hacíamos antes. De la sentencia divina saldrá la pena
justa que será, como recuerdan las Sagradas Escrituras, el Infierno.

No podremos esconder nada y serán examinados nuestros pecados, ya


sean de pensamiento, complacencia, obra, omisión, o escándalo. En el
equilibrio de la divina justicia no se pesarán las riquezas, la dignidad, el
nivel social: sólo las obras. Si éstas se aferran al pecado, entonces
estamos perdidos. Y al final de los tiempos, como narra el Apocalipsis,
toda la gente será juzgada y el cuerpo resucitado se unirá al alma para
el premio o condena eternos.

En las meditaciones San Anselmo trata este argumento: "Oh alma


pecadora, leño inútil y árido destinado al fuego eterno, ¿qué
responderás en aquél día, cuando te sea preguntado hasta por el más
mínimo instante del tiempo que te ha sido dado?. Oh, alma mía, ¿qué
será entonces de los razonamientos fatuos y ociosos, de las palabras
ligeras, frívolas, ridículas, de las obras vanas e infructuosas?".

San Ambrosio, en el comentario del Evangelio de Lucas, añade: "Ay de


mí, si no hubiese deplorado mis pecados. Ay de mí si en el corazón de la
noche no me hubiese levantado a darte gracias (Salm 118,62). Ya el
hacha está puesta en la raíz del árbol (Lc 3,9); den frutos de gracia
quién pueda, frutos de penitencia quién deba".

Si padece la condena el cuerpo, nuestra desventurada alma sufrirá la


eterna prisión y entonces el alma maldecirá al cuerpo y el cuerpo al
alma. Mientras en la Tierra estaban de acuerdo en buscar satisfacción y
placeres prohibidos, ahora se ven obligados a salir juntos de los mismos
tormentos. Distinto será para quién resucite con un cuerpo bello y
esplendoroso, digno de una vida bienaventurada en cuerpo y alma.

Cuando el mundo acabe, terminarán con él todas las glorias, vanidades


y placeres terrenales. Permanecerá sólo la eternidad de gloria y gozo, o,
de tormento e infelicidad. Los justos estarán en el Paraiso y los
pecadores vivirán en el infierno y en este lugar se rendirán cuentas: se
habrá perdido todo.

Cristo, en la hora de la sentencia eterna, se volverá contra los réprobos


y les dirá: "Alejáos de mí, malditos, al fuego eterno, preparado para el
diablo y sus ángeles... y se irán al suplicio eterno" (Mt 25, 41-46). Al
final Jesús se dirigirá a los elegidos, diciendo: "Venid benditos de mi
Padre, recibid en herencia el reino preparado para vosotros desde la
creación del mundo".
(Mt 25,34).

El juicio que vendrá para no afectarnos y lo dejamos en el limbo de la


indiferencia, nos parece un tiempo lejano pero tarde o temprano llegará.
Si sabemos que esto vendrá, ¿porqué no actuamos a tiempo de tomar
las riendas de nuestra vida?. ¿Porqué esperamos para hacer el bien y
seguir las enseñanzas de Jesús. ¿Porqué conformarnos con el poco y
breve goce humano en lugar de cambiarlo por una espléndida vida
eterna en Paraíso donde impera la alegría y feleicidad eterna que
superan nuestra esperanza?. Depende de nosotros decidir
conscientemente qué camino seguir.
on 24 junio, 2017
Azrael, cuyo nombre significa “Quien a Dios ayuda”, es conocido como el Arcángel
de la Muerte y está fuera del cielo por propia voluntad ya que eligió el cargo de
separar el alma del cuerpo en los recién fallecidos para guiarlas al lugar que les
corresponde según qué hayan hecho en su vida terrenal.

Como guía espiritual de un alma en el siempre inquietante tránsito de un plano a


otro, infunde la comprensión de qué es la muerte y se asegura de que los
demonios no tomen para su reino un alma que no vaya cargada de suficiente
maldad, ya que para esas hay otros ámbitos de «segunda oportunidad»

al
exiuss / deviantart
Fue el primer ángel encargado de saber qué ocurría con las almas que no
acababan de manera natural el el cielo. Así descubrió un lugar llamado Sheol, un
miserable reino inferior al que después llegarían los ángeles caídos,
convirtiéndose en el infierno.

 En la tradición judía, donde se le llama Azriel, un fallecido tendrá una visión


de él en función de cómo haya sido su vida: una mala persona lo verá como un
ser horrible, mientras que para la buena será un perfecto arcángel.
 Según la tradición islámica, cuando Alá lee el nombre de alguien que pronto
morirá, Azrael (Izra’il) tiene 40 días para realizar su función. De igual modo, su
presencia es percibida según la conciencia del fallecido, llegando a mostrarse
acompañado de una serie de demonios encargados de atormentar al alma
impura en el proceso del tránsito.

Yo soy Azrael, el Ángel de la Muerte… Yo no soy hermoso de la


manera que lo es Miguel, ni tengo una corona de luz. Mis alas no
son tan ligeras como el aire, ni son translúcidas como las de
Rafael. Yo soy el ángel más oscuro. Yo eclipso todo aquello que
sea luz. Mis ojos son un mar negro profundo chispeado de vez en
cuando como una amatista, ¿todavía hay alguno que puede
mirarme? … Mi capa es tan negra como el cielo nocturno sin
estrellas. El contorno de mi forma es como un gigante, alas del
cuervo con las que, cuando las despliego, hago desmayar a otros
ángeles. … Cuando mis alas se extienden totalmente, toda la luz
se extingue excepto para la corona pálida azul que es mi vida y
sirve para idear mi forma contra las sombras. Yo soy el eclipse de
toda la vida… ¡Yo soy el que la mayoría temió entre todas las
eras, todavía no el más temeroso! … Yo soy el proveedor y
recolector de almas, recogiendo mi cosecha a lo largo del
universo y sembrando las semillas de cada uno que se marchitó
como una flor hacia otras tierras. Yo soy el Otoño de la Creación,
y el Crepúsculo del Tiempo. Yo uno dos extremos en el
desempeño de mi propósito, haciendo que cada espíritu llegue al
extremo correcto, y que aquéllos que están perdidos entre los
mundos, encuentren la manera de reunirse con sus familiares. El
libro de Azrael, grimorio medieval.

Día del arcángel Azrael

El día que mejor puedes usar para invocarlo es el día 29 de septiembre. Usa este
día para pedirle una petición y obtener toda la energía de su santo.

Oración al arcángel Azrael


Bendito Arcángel Azrael, te doy gracias en este momento por protegerme y
consolarme.

Ayúdame a pasar esta transición para que mi alma recupere la paz que necesita.

Tú, que todo lo puedes.

Intercede por mi nombre ante el altísimo y líbrame de todo mal.

Ayúdame a que mi alma esté libre de mal y mi cuerpo se llene de amor y luz.

Gracias te doy amado Azrael por estar cerca y protegerme.

Que así sea

Así es
Así será

Amén

Qué representa el arcángel Azrael

Este arcángel representa la trasformación de las personas en el momento que


fallecen.

Como su alma sale de un cuerpo físico que ya no necesita y se eleva a planos


superiores.

Por ello, es un asesor espiritual encargado de preparar las almas en los momentos
de tránsito. A su vez, ayuda a las personas que sufren la pérdida de un ser
querido a poder superarlo.

Virtudes y como nos ayuda el arcángel Azrael

Su principal misión es ayudar a aquellas almas que hacen la transición desde la


vida física a la espiritual. Nos ayuda a experimentar una buena transición y liberar
nuestra alma.

Este arcángel ofrece compasión y sabiduría. Trae energías curativas, consuelo,


apoyo y amor a quien está dolido.

Es capaz de ofrecer consuelo, sobre todo en momentos de pena y dolor.

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………

☆゜・。。・゜゜・。。・゜★
En las alas de la muerte
por las manos de la fatalidad
más oscuros que la luz
más oscuro que la luna
☆゜・。。・゜゜・。。・゜★
────────────────────────────
•||Datos personales||•
───────────────

 ɴᴏᴍʙʀᴇ 
Azrael, también conocido como Ezrael, Izra'il, Izrafil, Abu-Jahia y Abou-Jaria: en el
islamismo, el Ángel de la Muerte; demonio hebreo cuya categoría es de Arcángel.
Azrael fue conocido inicialmente como Azra, el descendiente de los grandes
sacerdotes de Aarón y escriba en el periodo del segundo Templo de Jerusalén.
Durante el paleocristianismorecibió el nombre de Esdrás, el profeta que vaticinó la
llegada de Cristo. Esta historia paleocristiana es la que dice que Azrael subió
al paraíso sin haber probado la muerte. Aparece asimismo en los escritos del
hereje cristiano Marción, donde es mencionado como el ángel de la Ley.
Generalmente se le describe como un arcángel bajo las órdenes de Dios, defensor
de un concepto de la Muertemenos lúgubre que el habitual en sus
personificaciones más conocidas. Dependiendo del punto de vista de las
diferentes religiones en las que aparece Azrael, este reside en diferentes lugares,
pero el más habitual es el tercer cielo. Otras versiones defenderían que renunció
al cielo con un coro de ángeles a su cargo para rescatar las almas mandadas al
infierno, estando por tanto localizada su residencia en el último círculo del mismo,
donde podría también procurar que los demonios se mantuvieran en su lugar.
───────────────

 ᴀᴘᴇʟʟɪᴅᴏ 
No tiene.
───────────────

 ᴀᴘᴏᴅᴏ 
Ángel De la Muerte.
Arza.
Parka.
Ángel que ayuda.
───────────────

 ᴇᴅᴀᴅ 
Miles de años.
───────────────

 ɢéɴᴇʀᴏ 
Masculino.
───────────────

 ғᴇᴄʜᴀ ᴅᴇ ɴᴀᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏ 
11/7/??
───────────────

 sɪɢɴᴏ ᴢᴏᴅɪᴀᴄᴀʟ 
Tauro.
───────────────

 ᴏʀɪᴇɴᴛᴀᴄɪóɴ sᴇxᴜᴀʟ 
Heterosexual.
───────────────

 ɴᴀᴄɪᴏɴᴀʟɪᴅᴀᴅ 
Israelí.
───────────────

 ʀᴀᴢᴀ 
Demonio / Ángel de la muerte / Arcángel Caído.
───────────────

 ᴘᴏᴅᴇʀᴇs 
Dominio del Elemento Luz.
Azrael tiene control del elemento luz por su parte arcángel a pesar de haber caído.
Dominio del Elemento Obscuridad.
Por su parte Azrael domina también la obscuridad por ser un arcángel caído, la
puede usar de miles de formas al igual que la luz.
───────────────

────────────────────────────
☆゜・。。・゜゜・。。・゜★
"Y luego miro al destino y me azota de nuevo la realidad. "
☆゜・。。・゜゜・。。・゜★
────────────────────────────
•||ᴀsᴘᴇᴄᴛᴏ||•
Fue el lugarteniente de Lucifer durante la rebelión; está cubierto con un millón de
velos, es más grande que los cielos, y el mundo se encuentra en sus manos como
un plato, del que puede comer cuanto quiere. Tiene cuatro caras: una adelante,
otra arriba de la cabeza, otra detrás, y la última debajo de los pies, posee cuatro
alas y su cuerpo está cubierto de innumerables ojos: cada vez que cierra uno,
muere un ser humano.
───────────────
 ғísɪᴄᴏ 
Tal como en las fotos y la descripción de arriba, Azrael no ha usado un cuerpo
terrenal debido a su cargo.
───────────────

────────────────────────────
•||ɢᴜsᴛᴏs ʏ ᴅɪsɢᴜsᴛᴏs||•
───────────────

 ɢᴜsᴛᴏs 
- Caminar por el mundo terrenal.
- Beber un vampiro.
- Dormir tranquilamente.
- La gente sincera.
───────────────

 ᴅɪsɢᴜsᴛᴏs 
- Loa hipócritas.
- Los mentirosos.
- Rompe promesas.
- Asesinos.
───────────────
────────────────────────────
☆゜・。。・゜゜・。。・゜★
────────────────────────────
•||sᴏʙʀᴇ ᴇʟ||•
───────────────

 ᴘᴇʀsᴏɴᴀʟɪᴅᴀᴅ 
La personalidad de Azrael usualmente es seria, observadora, inquietante pero a
veces también se da sus lujos de pasarla bien.
───────────────
 ᴇxᴛʀᴀs 
Es hermano de Lucifer.
───────────────

────────────────────────────
☆゜・。。・゜゜・。。・゜★
En este sitió ni puede existir Luz sin obscuridad.. Esperanza sin desilusión y
finalmente, Vida sin Muerte.
☆゜・。。・゜゜・。。・゜★
──────────────────────────

 ғᴀᴍɪʟɪᴀʀᴇs 
Lucifer, Samael, Astaroth, Belial son sus hermanos.
───────────────────────
───────────────

 ᴅᴇʙɪʟɪᴅᴀᴅᴇs 
¿Que es eso?
───────────────

 ʜᴀʙɪʟɪᴅᴀᴅᴇs 
Desvanecimiento.
Azrael al ser el arcángel de la muerte se puede desvanecer en un parpadear
dejando un ambiente frío y algo siniestro o incluso llevarse la luz de algún lugar.
La habilidad de arriba no se usara para roll battle.
Círculo divino.
Con el elemento luz puede crear un circulo con una cruz en el centro el cual
funcionará para defenderse. Este escudo tiene una duración alta pues es creado
por el ángel de la muerte.
Pentágramas.
Puede usar una infinidad de pentagramas para invocar demonios con su poder de
obscuridad o simplemente invocar una lluvia de armas la cual sale de los
pentagramas con una gran velocidad.
Luz del juicio.
Puede invocar un gran as de luz el cual al caer sobre el enemigo le ocasionaría
heridas de tercer grado.
Niebla obscura.
Consiste en que Azrael usa sus poderes de obscuridad para crear una niebla color
negro la cual tendría 80 cm de altura y al respirarla durante 3 minutos sufrirían un
sangrando acompañado de ilusiones donde estas siendo torturado en el infierno.
Sentirías dolor pero es creado por los espasmos que causo la niebla al entrar en
tu organismo.
───────────────

 ᴍɪᴇᴅᴏs 
No lo conozco, ¿Quien es ese tal "Miedo"?
───────────────

 ᴛʀᴀʙᴀᴊᴏ 
Azrael tiene el título del Ángel de la Transición porque ayuda al ser humano en el
difícil tránsito de la muerte. Este papel puede ser abordado desde distintas
ópticas, pasando por la clásica visión en que Azrael separa el alma del cuerpo y
acompaña al alma a su destino, hasta aquella perspectiva algo heterodoxa de la
reencarnación entendida de una forma más perteneciente al esoterismo que a la
religión, perspectiva en la cual Azrael es el guía espiritual del alma en el momento
de pasar de una vida a la otra, tanto en el caso en que esa alma tiene que pasar
(antes de encarnar) por diversos planos sutiles o lugares de estancia, como en el
caso (enmarcado en otras teorías) en que esa alma tiene que asumir un cielo o
infierno temporal y transitorio entre una y otra existencia.
Es en esa función de Ángel de la Transición donde Azrael se encarga de dar paz
al alma de quien va a morir, no solo en el momento de la muerte y en los instantes
previos, sino en la difícil crisis que constituye el préambulo de angustia y agonía
propio de aquellos casos en que el individuo sabe que la muerte está próxima, tal
como el caso del enfermo terminal (de SIDA, cáncer, etc.) o, por poner un ejemplo
extremo, el caso de alguien que va a morir ejecutado o torturado. Y es que, y esto
hay que señalarlo, Azrael no requiere que su ayuda sea solicitada para ayudar. Él
simplemente está allí, incluso para muchos de los que no creen en su existencia.
Mas él no se limita a ayudar al sujeto que va a morir: también ayuda a quienes
sufren la agonía y la muerte de quien pasará al otro mundo. Es así que él derrama
su “energía sanadora y luz divina”, otorgando consuelo, serenidad, aceptación y,
sobre todo, una comprensión sabia y profunda de la muerte, no ya como el
inquietante paso del ser a la nada, sino como el tránsito en que el sujeto abandona
sus elementos transitorios y perecederos, triunfando sobre el vacío de la
disolución en virtud de aquello que hay de eterno en él.
Lo visto remite a la función de Azrael en torno a la muerte y su preámbulo, pero él,
sobre todo para quienes piden su ayuda directamente o simplemente solicitan a
Dios o a los seres de luz ayudas vinculadas a su función, puede ofrecer sus
servicios. Tal es el caso de las personas que atraviesan crisis existenciales
vinculadas a la comprensión de la muerte. Individuos que se preguntan cuál es la
naturaleza de la muerte, que guardan un profundo miedo hacia ésta, o que se
dejan hundir en la depresión pensando en que todo acabará con la muerte, en que
sobrevivirán pero perderán su esencia, en que sus almas tendrán un destino
desconocido pero ciertamente angustiante, o en que no tienen salvación y estarán
condenados al suplicio eterno una vez dejado este mundo. En esos y otros casos
Azrael puede inspirar en el sujeto en crisis la idea o las ideas pertinentes para una
comprensión adecuada de la muerte, como también puede insuflar una profunda
confianza en que el Creador no abandona a sus hijos en las crueles y mecánicas
redes de la causalidad aparente, o bien un intenso sentimiento de esperanza de
salvación que permita, en quienes están estancados en la culpa, salir del
remordimiento e iniciar el camino de la reformación.
Lo anterior muestra que el papel de Arcángel de la Transición es algo más amplio
de lo que podría parecer, y esa amplitud abarca todavía otros aspectos. Así, toda
crisis existencial puede, en tanto concebida como transición, ser potencial espacio
para la ayuda de Azrael, pudiendo este arcángel colaborar en la liberación del
dolor, de la ira acumulada, del sentimiento de soledad y de confusión, etc.
Según cierta concepción de la tradición ocultista, Azrael es un ángel de los
Registros Akásicos, siendo estos unos registros etéricos (el éter es un fluido
intangible que penetra todo en el universo) de todo lo que ha sucedido desde el
inicio de los tiempos y por tanto de los karmas buenos y malos de cada individuo.
Otro planteamiento ocultista dice que Azrael es el Ángel del Espíritu, título éste
que denota la capacidad de Azrael para ubicar nuestros cuerpos sutiles (el etérico,
el astral, el causal, etc.) y el estado en que estos se encuentran,
independientemente de la dimensión en que se encuentren.
Finalmente y debido al vínculo intrínseco entre la actividad mediúmnica y el mundo
de los espíritus desencarnados, algunos han dicho que Azrael suele ofrecer
consejo y asistencia a los médiums que trabajan de manera seria y correcta, sobre
todo si tienen el firme propósito de ayudar a las almas en pena que padecen
sufrimiento y confusión en el más allá.
───────────────

───────────────
 ᴀʀᴍᴀs 
La daga de Azrael.
La daga de Azrael es una daga bastante poderosa la cual solo puede ser usada a
la perfección por el ángel del la muerte (Azrael). Esta espada tiene la habilidad de
que en caso de un corte profundo morirás en cuestión de 30 segundos pues la
habilidad del arma es aniquilar el cuerpo y el alma. Sin embargo en los humanos
es para el cuerpo.
Si alguien de bajo carácter toma la daga de Azrael esta persona escuchara que la
daga de susurra "Mata" "Asesina" y lo harás involuntariamente por ello la daga de
Azrael no puede caer en manos humanas pues se conecta con los mas obscuros
deseos de matar a las personas sin ninguna piedad

Sin embargo la daga de Azrael ed la parte de una arma mucho mas poderosa.
Pues al unir las 3 partes tanto una "hebilla de cintura" y "La llave" se vuelve la
mítica espada llamante la cual puede cortar todo. Inclusive las puertas del cielo, el
espacio y tiempo, las almas.
───────────────

 ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ 
En su rango de ángel, Azrael tendría como misión ser una especie
de psicopompo; lejos de opiniones más truculentas, se encargaría de tranquilizar
a las almas en estado de transición y en esta tarea se erigiría, propiamente, como
Ángel de la Muerte. Aunque algunos teólogos lo colocan como una Potestad
dentro de la jerarquía angelical mientras que en el judaísmo es considerado el
líder del coro de las potestades, en el islam se le suele considerar un Ángel sin
ninguna misericordia que trabaja a las órdenes de Dios.
El ángel de la muerte aparece en varias religiones bajo nombres diferentes.
En el cristianismo los ángeles de la muerte se llaman Miguel o Gabriel.
En el judaísmo se listan al menos 15 ángeles de la
muerte: Abadón, Adriel, Azrael, Gabriel, Ha-Mavet de
Malach, Hemah, Kafziel, Kesef, Leviatán, Mashhit, Metatrón, Samael, Sariel, Ye
hudiam, Yetzerhara,
En islamismo (según el Corán), Izraíl es uno de los cuatro arcángeles de la
muerte ―junto con Yibril, Mijaíl e Israfil― que esperan flotando arriba de la
persona agonizante para arrancarle el alma del cuerpo. Son los cuatro ángeles
más altos en el trono del dios Alá.
20 Nombres de Ángeles y su
Significado
Por

 Andreina Matos Ayala

Los ángeles son entidades sobrenaturales y espirituales cuyas


funciones principales, según la tradición cristiana, son servir a Dios
y proteger a los seres humanos. Algunos de los nombres de
ángeles más conocidos son Gabriel, Raziel, Uriel, Sariel, Azrael,
Jofiel o Jerathel.

Según la Biblia, los ángeles están categorizados según sus poderes


y responsabilidades en el Cielo, aunque tienen en común sus
rasgos y designios divinos. El estudio de estas figuras se hace a
partir de la angelología, una de las ramas de la teología.

Imagen
de Francesco Ungaro en Pexels.com

Por lo general, los ángeles son presentados como seres alados,


invisibles, capaces de ver todo lo que sucede en la Tierra, y con el
poder de presentarse entre los hombres en forma humana.

Lista de nombres de ángeles

Arcángel Miguel
Zarateman [CC0], from
Wikimedia Commons

Según el Cristianismo, Judaísmo y el Islam, el arcángel Miguel es


el jefe de los ejércitos de Dios, por lo que se le asocia a la
protección y resguardo de los fieles alrededor del mundo.

Es quien tocará la trompeta que anunciará el Juicio Final según el


Apocalipsis, y debido a su poder es el responsable de frustrar y
vencer los planes de Satanás.

El arcángel Miguel cuenta con dos representaciones en el mundo


del arte. Por un lado, está investido de una armadura de estilo
romano, sosteniendo una lanza o espada en contra del Diablo o un
dragón. Por otro, también se le puede ver con una balanza, la cual
lo ayudará a pesar las almas durante el Juicio Final.

Arcángel Gabriel
Anton Raphael Mengs
[Public domain]

Según la Biblia, Gabriel es designado para ser el mensajero de


Dios, por lo que aparece en los textos como representante de este
ante personajes importantes tanto en el Antiguo como en el Nuevo
Testamento. De hecho, Gabriel fue el encargado de anunciar el
nacimiento de Juan el Bautista y de Jesús de Nazareth.

Por lo general, es representado en forma humana y vestido de


ropajes de lino. Sus poderes principales son mostrar visiones y
revelaciones a los hombres.

En la actualidad Gabriel es una de las figuras más veneradas del


cristianismo, ya que se le ha adjudicado una serie de milagros y de
favores desde el momento de su aparición en las escrituras.  

Arcángel Raziel
Gustave Doré and
me, Angel 007 [Public domain], via Wikimedia Commons

Según la etimología de su nombre en la religión judía, Raziel


significa “el guardián de los secretos” y “el secreto de Dios”. Es la
entidad que preserva y protege los conocimientos y secretos, tanto
de los humanos como de Dios.

Para algunos historiadores, Raziel comenzó siendo un querubín,


pero debido al nivel de sus responsabilidades y desempeño,
ascendió como arcángel. Asimismo, es representado con alas y
vestiduras azules, así como un aura dorada.

Arcángel Rafael

Bartolomé Román [Public domain]

Junto a los arcángeles Gabriel y Miguel, Rafael es la tercera


entidad que forma parte de los patrones más importantes de la
religión cristiana. En las Santas Escrituras, Rafael es representado
como “la sanación de Dios” o como una figura espiritual capaz de
curar cualquier dolencia.

Sus poderes pueden verse, por ejemplo, en el pasaje de Tobías;


Rafael es quien acompaña al joven durante la travesía con el fin de
alejar a su prometida Sarah de las malas intenciones del demonio
Asmodeo. Gracias a ello, también es visto como el protector de los
noviazgos y relaciones.

Para el Islam, Rafael será el responsable de anunciar la fecha del


Juicio Final y se describe como un ángel de forma humana, con un
pescado en una de sus manos y con atuendos de peregrino.

Uriel

Bartolomé Román [Public


domain]

Según la tradición judeo-cristiana, Uriel es uno de los siete


arcángeles, cuyo nombre significa “fuego de Dios” o “Dios es mi
luz”. Debido a ello, es usual que se le represente rodeado de rayos
de luz o de estrellas a su alrededor.

Tanto en las escrituras judías como cristianas, Uriel cumple


determinados papeles a lo largo de la historia: guía a Abraham a
marcar las casas de los hebreos durante las plagas de Egipto, es
quien interviene en la crianza de Juan el Bautista, es el protector
de las puertas del Edén, y quien enterró a Adán y Abel.

Asimismo, se cree que será el encargado de abrir las puertas del


Infierno en el Final de los Tiempos, después del Juicio Final.
Azrael

Evelyn De Morgan [Public


domain], via Wikimedia Commons

Se entiende que esta entidad es el ángel de la muerte, tanto para


los judíos como para los musulmanes. Es entonces el encargado de
llevar las almas para que estas puedan ser juzgadas. Asimismo,
cumple con las órdenes directas que reciba de Dios.

Raguel
Cuyo nombre significa “amigo de Dios” y/o “deseo de Dios”, es uno
de los principales ángeles en el judaísmo y el islam, y aunque
aparece pocas veces en la Biblia, algunos autores concluyen su
presencia en referencias ubicadas en el Génesis, Hebreos y el
Apocalipsis.

Se estima que Raguel es la figura encargada de velar por el


cumplimiento de las funciones y las responsabilidades de los
ángeles en el Cielo, con el fin de mantener el lugar lo más puro,
incorrupto y cercano a los designios divinos de Dios.

De hecho, lleva consigo un registro de los errores que hayan


cometido otros ángeles para que estos reciban el castigo
correspondiente. En cambio, para el Juicio Final, será quien
imponga la condena a los malvados y crueles de corazón, sean
humanos o no.

Sariel
Una de las funciones principales de Sariel es vigilar el
comportamiento de los humanos en la Tierra para poder llevar sus
causas ante de Dios. Por lo tanto, es un ángel que vela por
observar si la humanidad cae o no en las injusticias.

Por otro lado, según algunos escritos judaicos, Sariel está asociado
al Juicio Final como “Suriel el Trompetista” o “Suriel como el Ángel
de la Muerte”.

Remiel
Remiel también es considerado como uno de los arcángeles
principales del Cielo, cuya función principal, según la Biblia, es el
de resucitar a los justos. Según este texto, Remiel esperará el
número adecuado de almas para que estas puedan resucitar.
También se le asocia a las visiones y revelaciones verdaderas.

Metatrón
A pesar que se hace referencia a este ángel en diferentes escritos,
no se sabe con exactitud el rango en la jerarquía celestial, ni
tampoco su origen. 

Metatrón es considerado como el patrón de los niños, puesto que


fue una de las guías del pueblo judío hacia la Tierra Prometida.
Asimismo, es visto como el jefe de los ángeles de la muerte,
puesto que se encarga de vigilar que las almas puedan hacer su
transición hacia el plano espiritual.

Haniel
Su etimología hace referencia a significados como “la alegría de
Dios” y “la gracia de Dios”. También es conocido como Hanael o
Aniel, cuyas acepciones se acercan a “alegría” y “placer”.

La característica principal de Haniel es que está ligado a la belleza


y la sutileza, por lo que es común verlo representado como un ser
andrógino, vestido de color verde esmeralda y con alas anchas y
de color gris.

Jofiel
Se le asocia como el arcángel de la sabiduría, la constancia, la
comprensión y el buen juicio. Según la religión judía, es el
encargado de vigilar la Torá, además de ser uno de los
compañeros principales de Metatrón.

Entre otros rasgos principales, también se puede destacar que


Jofiel es el jefe de los querubines y uno de los guardianes de la
belleza, rasgo que parece ser nombrado constantemente en varios
registros judaicos y cristianos.
Nuriel
Es una de las principales figuras de la religión judía y se le
muestra como uno de los principales ángeles en el Cielo, ya que
ocupa una posición en la alta jerarquía junto a los arcángeles y
Metatrón.

De igual manera, es capaz de transformarse en águila, y cuando lo


hace se posiciona junto a Uriel; tiene a su cargo una gran legión
de ángeles y debido a sus poderes es capaz de repeler el mal. Es
por ello que las mujeres embarazadas suelen utilizar su amuleto a
manera de protección, tanto para ellas como para del niño que
esperan.

Jerathel
Su nombre se traduce como “Dios sobre el mal” o “Dios domina
sobre el mal”. Es un ángel considerado de gran importancia,
puesto que representa el poder de Dios en toda la creación,
incluyendo las fuerzas oscuras que son capaces de corromper a la
humanidad.

Para algunos expertos, Jerathel también es un tipo de ángel


protector designado a cuidar y velar la vida de los humanos.

Otros
Abaddon: en el Libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento, un
ángel llamado Abaddon se describe como el rey de un ejército de
langostas.

Baraqiel: fue el 9º vigilante de los 20 líderes de los 200 ángeles


caídos que se mencionan en el Libro de Enoc.

Camael: es el arcángel de la fuerza, el coraje y la guerra en la


mitología y la angelología cristiana y judía.

Daniel: es el séptimo ángel citado de los 20 líderes vigilantes de


los 200 ángeles en el Libro de Enoc.

Sandalphon: es un arcángel en los escritos judíos y cristianos y


un ángel en el Islam. Ocupa un lugar destacado en las tradiciones
místicas literarias del judaísmo rabínico y el cristianismo primitivo,
especialmente en el Midrash, el Talmud y la Cabalá.

Temeluchus: es el líder del tartaruchi, el ángel principal del


tormento (y posiblemente el mismo Satanás), según el Apocalipsis
extracanónico de Pablo.
Azrael
EDITAR
  COMENTARIOS (1)  COMPARTIR

Azrael

Tipo

Ángel
Hogar

El Cielo
Origen

Creación de Dios
Azrael (Hebreo: ‫עזראל‬, árabe ‫ )عزرائيل‬es uno de los nombres que recibe el ángel de la muerte
entre los judíos, musulmanes y en el sijismo.[1][2]. Tiene por misión recibir las almas de los
muertos y conducirlas para ser juzgadas.
También es llamado Abu Yaria (‫ )أبو جارية‬por algunos musulmanes y Mordad (H‫ )مورداد‬entre los
persas.

Sumario
 Etimología
 Trasfondo
 Judaismo
 Cristianismo
 Islam
 Sijismo
 Función
 Arcángel Azrael
 Azrael en la religión
 Personificaciones de la muerte
 Curiosidades
 Referencias

Etimología
Su nombre deriva del árabe Izrail (que significa "Aquél a quien Dios ayuda"), en el islam
contrario a lo que piensan muchos no aparece este nombre en ninguna parte del Corán ni en
ningún hadiz pero si aparece la figura del ángel de la muerte o Malak al-Mawt (‫ )ملك الموت‬siendo
Izraill solo un nombre atribuido sin base en la aqidah (fe islámica) Otros de los nombres que
se le atribuyen son: Azrail, Ashriel, Azaril, Azriel, Baltazar y Ozryel.
Trasfondo
Según el punto de vista y preceptos de la religiones en donde aparece, puede ser mostrado
residiendo en el Tercer Cielo.[3] En una de sus formas, tiene cuatro caras y cuatro mil alas,
con un cuerpo consistente de ojos y lenguas, número que corresponde al número de personas
que habitan la Tierra. Será el último en morir, registrando y borrando en un gran libro los
nombres de los hombres al nacer y morir, respectivamente.[4]
Judaismo
En el misticismo judío, se le refiere como Azriel en vez de Azrael. El Zohar, el libro sagrado de
la tradición mística judía de la Cábala, muestra una imagen positiva. EL Zohar dice que Azriel
recibe los rezos de los fieles cuando llegan al cielo y también lidera legiones de ángeles
celestiales. Según esto, Azriel se asociaba con el Sur y es considerado un comandante de alto
rango entre los ángeles de Dios.[5]
Cristianismo

No hay referencia a Azrael en la biblia católica y no se le considera una figura canónica en la


cristiandad. Sin embargo, hay una historia considerada apócrifa en 2 Esdras. 2 Esdras cuenta
la historia de un escriba y juez llamado Ezra, a veces escrito "Azra" en distintos idiomas. Azra
fue visitado por el arcángel Uriel quien le dio una lista de leyes y castigos a los que adherirse y
que aplicar como juez. Azra vuelve aparecer en los textos apócrifos entrando al Cielo "sin
probar la marca de la muerte". Según varios opiniones religiosas, puede interpretarse como
Ezra ascendiendo a la posición angelical. Esto añadiría el sufijo "el" a su nombre, que denota
a los seres divinos (p.ej: Miguel, Rafael, Uriel). Por lo tanto, sería Ezrael/Azrael. Esto le
convertiría en el ángel castigador, según la opinión del personaje de Jean Paul Valley
(También llamado Azrael). Los libros posteriores también afirman que un escriba llamado
Salathiel dijo "Yo, Salathiel, quien también es Ezra". De nuevo, según las distintas opiniones
de la espiritualidad cristiana, puede verse como una influencia angelical de Ezrael/Azrael en
Salathiel, aunque este punto de vista de la espiritualidad no está confirmado ni denegado por
la iglesia católica.
Islam
En algunas culturas y sectas, Azrael es el nombre del Ángel de la Muerte. Junto con Jibrīl,
Mīkhā'īl, Isrāfīl y otros ángeles, los musulmanes creen que el ángel de la muerte es uno de los
arcángeles.[6] El Corán afirma que el ángel de la muerte toma el alma de todas las personas y
se las devuelve a Dios.[7] Sin embargo, también aclara que solo Dios sabe cuándo y dónde
morirá cada persona. Varias tradiciones musulmanas narran encuentros entre el Ángel de la
Muerte y los profetas, siendo la más famosa la conversación entre el Ángel de la Muerte y
Moisés.[6] Según la creencia musulmana, vigila a los moribundos, separando el alma del
cuerpo y recibiendo los espíritus de los muertos. Más que representar la muerte personificada,
se le describe como un subordinado de la voluntad de Dios "con la más profunda
reverencia"[8]. Sin embargo, no hay ninguna referencia en el COrán o enseñanzas islámicas
que nombre al Ángel de la Muerte como Azrael.
Sijismo
En las escrituras Sij redactadas por Gurú Nanak, Dios (Waheguru) envía a Azrael contra los
infieles y a los no arrepentidos por sus pecados. Azrael aparece en la Tierra en su forma
humana y golpea a los pecadores en la cabeza con su guadaña para matarlos y extraer sus
almas. Entonces lleva sus almas a Sheol y se asegura que son castigados según Waheguru
determine. Esto le representaría más como un ángel vengador o un ángel de la retribución,
más que solo un ángel de la muerte. Se desconoce de qué historia proviene esta visión.
En la época de los gurús sij muchas religiones indias se enfrentaban entre sí, principalmente
el hinduismo y el islam. El sijismo jugó un papel importante en unificar todas las religiones
restaurando la fe en un dios todopoderoso y ayudando a eliminar las diferencias. Desde
entonces se encuentran menciones al ángel de la muerte tanto en la fe hindú como islámica,
donde muchas veces el ángel de la muerte se había llamado Jamdoot o simplemente Jamm.
Esto apoyaba la idea de que tanto los gurús sij como el gurú Granth Sahib apoyaban la idea
de que cada alma sería juzgada individualmente tras su muerte en el tribunal de Dios.[9] El
famoso y respetado santo Sij Bhai Randhir Singh dio una profunda y vívida descripción de la
otra vida en su obra Unditthi Duniya, que significa "Un mundo místico invisible" usando sus
propias experiencias espirituales y citando referencias del gurú Granth Sahib.[10]
Función
Generalmente se le describe como un arcángel bajo las órdenes de Dios, defensor de un
concepto de la Muerte menos lúgubre que el habitual en sus personificaciones más conocidas.
Dependiendo del punto de vista de las diferentes religiones en las que aparece Azrael, éste
reside en diferentes lugares, pero el más habitual es el tercer cielo. Otras versiones
defenderían que renunció al cielo para, con un coro de ángeles a su cargo, rescatar las almas
mandadas al Infierno, estando por tanto localizada su residencia en el último círculo del
mismo, donde podría también procurar que los demonios se mantuvieran en su lugar.
Arcángel Azrael
En su rango de ángel, Azrael tendría como misión ser una especie de psicopompo; lejos de
opiniones más truculentas, se encargaría de tranquilizar a las almas en estado de transición y
en esta tarea se erigiría, propiamente, como Ángel de la Muerte.

Azrael en la religión
El demonio de la Muerte aparece en muchas religiones pero bajo otros nombres diferentes.
Nombres Judeocristianos para el ángel de rango de muerte de Miguel, Gabriel, Samuel, a
Sariel. La erudición rabínica lista 14 ángeles de
muerte: Yetzerhara, Adriel, Yehudiam, Abaddon, Samuel,
Azrael, Metatrón, Gabriel, Mashhit, Hemah, ha-Mavet de Malach, Kafziel, Kesef, y Leviatán.
El Talmud (Libro Santo judío) tiene referencias que igualan al Ángel de Muerte
con Satanás (El Acusador), otra de las funciones que cumple el ángel es la de seducir,
nombres según la función que cumplen. seduce:Ietzer hara- acusa: Satan -castiga: malaj
amabet. En islam según el Corán, el arcángel de la muerte espera arriba de nosotros a tomar
el alma del cuerpo, es uno de los cuatro ángeles más altos en el trono de Alá (Los otros
son Djibril, Mikhail, y Israfil.)
Personificaciones de la muerte
 Mictlantecutli
 Ah Puch
 Anubis
 Hades
 Ikú
 Keres
 Mors
 Orcus
 Tánatos
 Shinigami
Curiosidades
 Actualmente se suele confundir a Uriel y a Gabriel como el Ángel de La
Muerte aunque este último es Azrael.
 No confundir al Ángel de la Muerte con la Santa Muerte (La Parca) ya que son
totalmente diferentes. El Talmud (Libro Santo judío) tiene referencias que igualan al
Ángel de Muerte con Satanás y proporciona la inferencia que este ángel es malo en
lugar de bueno.
 Azrael también es un villano en el cómic de Batman.
 En la serie de libros "Los Sangre Azul", de Melissa de la Cruz, Azrael, el Ángel de la
muerte, reencarna como una millonaria y caprichosa adolescente llamada Mimi Force.
Santa Muerte
EDITAR
  COMENTARIOS (0)  COMPARTIR

La Santa Muerte, es una divinidad de la muerte en el folclor Mexicano actual. Actúa similar a
la Parca de la mitología europea, recogiendo las almas de los muertos y decidiendo cuándo
morirán las personas. Sin embargo, a diferencia de la Parca, ella es adorada y amada, con
muchos santuarios dedicados. Siendo celebrada, ya que la muerte es vista como una
transición en lugar de una pérdida de la vida. Personifica esta transición, y muchos mexicanos
la ven como una diosa benevolente. Está asociada con la curación, el bienestar y la seguridad
en el más allá. La representan a menudo llevando una guadaña o una manzana.

Sumario
 Historia
 Culto
 Criminalidad
 Relación con la Iglesia Católica
 Otros nombres
 En la Cultura Popular
 Véase también

Historia
Se dice que la Santa Muerte fue una evolución del contacto de la mitología católica española y
el paganismo indígena mexicano. En Europa, la Parca y otras personificaciones de la muerte
se han adorado en épocas de grandes guerras epidemias, cuando se perdieron muchas vidas.
Los nahuas adoraban a Mictecacihuatl, un esqueleto femenino que personificaba la muerte.
Estas creencias indígenas se fusionaron con el cristianismo europeo con el tiempo y
cambiaron, creando religiones populares como el culto de Santa Muerte. La fusión de las
creencias mexicanas tradicionales y el cristianismo también se puede ver durante el Día de los
Muertos, cuando los mexicanos celebran la vida de quienes han fallecido. Algunos adoradores
de la Santa Muerte siguen siendo católicos, mientras que otros crean iglesias separadas para
adorar a la diosa.
Culto
Los santuarios a la Santa Muerte a menudo incluyen ofrendas a la diosa, como flores, frutas,
incienso, caramelos, monedas, velas y bebidas alcohólicas. La Santa Muerte es
supuestamente muy poderosa y otorga muchos favores y milagros. A menudo se la invoca
como una diosa de la noche y aquellos que realizan trabajos peligrosos en la noche la adoran
para que la proteja. Las figuras de la Santa Muerte a menudo están hechas para orar, y los
colores de sus túnicas difieren según el motivo de la invocación. Las túnicas blancas
representan limpieza y pureza. Las túnicas rojas representan el amor y la pasión. Las túnicas
de oro representan dinero, éxito y prosperidad. Las túnicas verdes representan justicia y
asuntos legales. Las túnicas de ámbar representan la salud. Las túnicas negras representan
protección contra la magia negra. Los santuarios se pueden encontrar en hospitales, hogares,
tiendas religiosas y catedrales. Su imagen se invoca a menudo durante los matrimonios
homosexuales, ya que es considerada como una protectora de los marginados de la sociedad,
incluida la comunidad LGBT. Según el profesor Andrew Chesnut, de la Universidad Viginia
Commonwealth, el culto a Santa Muerte es el nuevo movimiento religioso único de más rápido
crecimiento en las Américas.

Criminalidad
La Santa Muerte es popularmente adorada por aquellos asociados con el tráfico ilegal de
drogas, y el culto es popular en muchos sistemas penitenciarios. Las casas de drogas también
se han encontrado con santuarios a la Santa Muerte. En 2012, ocho personas fueron
arrestadas por realizar sacrificios humanos en su honor. Muchos carteles se pintan a sí
mismos como mesías para la Santa Muerte, dando a sus soldados de infantería motivos
religiosos para seguirlos.

Relación con la Iglesia Católica


Aunque el culto a la Santa Muerte se separó del catolicismo, la Iglesia ha condenado su
adoración como blasfema y satánica. Muchos católicos dicen que Santa Muerte es un ídolo
falso. Esto ha causado que muchos adoradores de la Santa Muerte dejen la Iglesia Católica y
comiencen sus propias iglesias en su honor.

Otros nombres
 La Cavalera Catrina
 La Flaca
 La Flaquita
 La Huesuda
 La Niña Blanca
 La Hermana Blanca
 La Niña Bonita
 La Dama Poderosa
 La Madrina
 Señora de las Sombras
 Señora Blanca
 Señora Negra
 Niña Santa
 Santa Sebastiana
 Doña Bella Sebastiana
En la Cultura Popular
 Un santuario a la Santa Muerte aparece en S3 Ep1 de Breaking Bad
 La Santa Muerte aparece en S2 Ep6 de Fear the Walking Dead
 El cartel ficticio de Santa Blanca adora a la Santa Muerte en Ghost Recon Wildlands
de Tom Clancy
 La Santa Muerte es la esposa de Xibalba en El libro de la vida.
…………………………………………………………………………………………………………………………………………………
ANGELES ÁNGELES Y DEMONIOS

NOMBRES DE ÁNGELES Y
ARCÁNGELES DE DIOS
 
 

Los guerreros y ángeles de


Dios tienen la función de
ser los guardianes
 
 
 
 

Los Ángeles y Arcángeles tienen diferentes Tareas y


fueron creados para cumplir funciones
específica. Además a cada uno les fue dado un
nombre.
 

Nombres de Ángeles
 

Ángel: Proviene del latín “ángelus”  en


griego “angelos” que tienen el mismo
significado “Mensajero”.
 

Ariel: Su significado es <“León de Dios“> y este


nombre de ángel aparece en la Biblia hebrea.
 
Arariel: También conocido como Azariel; se
encarga del agua de la tierra y es invocado para tener
buena pesca.
 

Abathar Muzania: Es el  ángel de la estrella


polar, y pesa el alma de los difuntos.
 

Lailah: Su nombre significa Noche.


 

Chamuel: El que ve a Dios; es el arcángel del


amor,  protege contra la envidia y su nombre
significa “Aquel que busca a Dios”
 

Puriel: Es el encargado de examinar las almas de


los difuntos cuando llegan al cielo.
 

Joshua: También es conocido como el jardinero de


Dios, se menciona que es uno de los
pocos ángeles que son privilegiados al hablar con
Dios. No se sabe con exactitud a
qué Jerarquía pertenece. Zacarias ejerce cierta autoridad
sobre Joshua.
Ya que se le conoce como el jardinero de Dios, este
pasa su mayor tiempo en los jardines celestiales
cuidando de las flores y plantas que nacen en ese
lugar.
El nombre de este ángel  es de la tradición hebrea
 

Metatrón: El que comparte el trono de Dios. Es el


encargado de custodiar todos los secretos desde la
creación y lleva registro de las acciones humanas.
 
Nombres de Arcángeles
 

Estos ángeles tienen gran hermosura y poseen un


poder que cualquier ser humano o demonio, por esto
se les llama Arcángeles porque cuenta con un mayor
poder.
son enviados y mensajeros de Dios. Estos seres
celestiales están relacionados con los asuntos
humanos.  La palabra arcángel se deriva del antiguo
griego “arc” que tiene significados diferentes: “que
gobierna, que dirige, que comanda y que lidera” y
angel que significa “mensajero”.
 

Arcángel  Aniel: También conocido como


Hanael: Alegría de Dios. Es uno de los siete
arcángeles de la tradición de los judíos, generalmente
se representan con una túnica verde esmeralda y este
porta una linterna color marrón.
 
 

Arcángel Nuriel: Fuego del Señor. Es


considerado como protector de las embarazadas, en
ocasiones se manifiesta con forma de animal como el
águila.
 

Arcángel Miguel:  Quien es como Dios. Se


encarga del entrenamiento de los ángeles custodios. Fue
llamado príncipe tras derrotar al propio satanás.
 

Arcángel Rafael: Dios Sana o Medicina de


Dios. Es el protector de los viajeros y los noviazgos,
cuidar de la salud física, mental, emocional y
espiritual.
 

Arcángel Gabriel: Fortaleza de
Dios. Lleva mensajes importantes a al hombre,  ya
que es el enviado de Dios.
 
Arcángel  Shamsiel: Sol de Dios. Gobierna el
cuarto cielo, y es el vigilante de los ángeles caídos.
 

Arcángel  Raguel: Amigo de Dios. Es el


representante de la justicia y armonía como también
de la venganza y redención.
 

Arcángel  Uriel: Dios es mi luz o también Fuego


de Dios. Representa la fuerza de la vida y su labor es
establecer la paz en todo el mundo como ser
encargado  sobre la tierra y de los templos de Dios.
 

Se dice que el Arcángel Uriel  posee las llaves del


infierno, debido a esto se le conoce como el ángel del
Fuego de Dios.
Es uno de los siete Arcángeles más poderosos de los
cielos, su misión es despertar la conciencia de las
personas mediante el fuego divino. Uriel tiene una
vestimenta de color rojo y dorado que son
características del fuego, simbolizando la
iluminación espiritual y la destrucción del mal.
También es el patrón de la sabiduría

Arcángel  Azrael: Ayuda de Dios. En el


cristianismo es el encargado de recibir las oraciones
en el cielo hechas por el hombre, sin embargo los
musulmanes lo representan como el ángel de la
muerte.

Arcángel Sariel: Misión de Dios. Enseñó el


calendario lunar, y dejó muchas enseñanzas a los
hombres.
Arcángel  Jofiel: Belleza de Dios. Su labor es
de iluminar el espíritu de los bienaventurados. Claridad
mental.
 
Arcángel  Zadquiel: La justicia de Dios. Es el
encargado de los espíritus de los hombres que pecan.
Estos fueron algunos de los nombres de los Ángeles y
Arcángeles
 
 
 
 
 

Además existen los nombre de alguno


de los ángeles caídos y estos son:
Abadon: También conocido como Apolión. Es
un destructor y el que comanda ejércitos de
langostas. Se dice que está al servicio de la oscuridad,
entre otras creencias se dice que también puede
estar al servicio de Dios.

Dumah: Conocido como el ángel de la muerte se


dice que tiene mil ojos, y que porta una espada
ardiente con la cual representa la destrucción.

Gadreel: También conocido como Gadereel. En las


creencias se dice que este es el ángel responsable de
haber hecho pecar a Adan y Eva en el Edén.

Maalik: En la tradición islámica se dice que este


ángel  es el encargado del fuego que esta en el
infierno.
 

Kushiel: El inflexible. Se dice que este es el


nombre del ángel que esta encargado de castigar al
hombre en el infierno.
 

Lucifer: También se le conoce como Satanás que


en hebreo quiere decir “Adversario”.
Es el ángel caído, y el más bello, que por la vanidad se
rebeló contra la voluntad de Dios,  y fue expulsado del
cielo.