Está en la página 1de 8

Angelología, Primera Jerarquía:

serafines, querubines, tronos
La angelología cristiana es la parte de la teología cristiana que estudia la naturaleza y
ordenación de los ángeles. En el cristianismo, los ángeles son criaturas sobrenaturales o
supernaturales que median entre Dios y los hombres y se disponen en nueve órdenes
llamados coros angélicos  o celestiales . La clasificación más influyente fue discutida
por Pseudo Dionisio Areopagita en el siglo IV.
En orden de potencia decreciente los ángeles son los siguientes:

 Primera jerarquía: serafines , querubines , tronos  u ophanim .


 Segunda jerarquía: dominaciones , virtudes , potestades .
 Tercera jerarquía: principados , arcángeles , ángeles .
Primera jerarquía: se cree que estos ángeles sirven como consejeros divinos. Hechos
para el Padre (Dios)

Serafín: El serafín es la orden de mayor jerarquía angelical, sirviendo como encargados


del trono de Dios y cantándole continuamente sus alabanzas. Se dice que rodean el trono
de Dios, regulando el movimiento de los cielos según emana de Dios. Se los representa con
tres pares de alas con ojos, con ellas se cubren el rostro y el cuerpo para protegerse del
intenso resplandor que emite Dios.
Serafín por Víktor Vasnetsov.
Querubín. Los querubines son los guardianes de la luz y las estrellas. Se cree que,
aunque no están en el plano de la realidad humana, su luz divina se filtra del cielo y toca las
vidas de los hombres. Se los representa con dos pares de alas.
Querubi
nes – RAFFAELLO
Tronos u ophanim . Estas entidades están relacionadas con las acciones de los hombres.
Son entes que antiguamente eran llamados Espíritus de las Estrellas. Llevan un registro de
las acciones. Son también los constructores del orden universal. Se les representa como
seres inmensos de alas circulares iluminadas con los colores del arco iris. Son los
portadores del don de la perseverancia. Su deber es cargar el trono de Dios por el paraíso.

 
Angelología Segunda Jerarquía:
dominaciones, virtudes, potestades

En orden de potencia decreciente los ángeles son los siguientes:

 Primera Jerarquía: serafines, querubines,  tronos


 Segunda jerarquía: dominaciones , virtudes , potestades .
 Tercera jerarquía: principados , arcángeles , ángeles .
Segunda jerarquía. Estos ángeles son considerados gobernadores del cielo. Hechos

para el Hijo (Jesús)


Dominaciones. Tienen la tarea de regular los deberes de ángeles inferiores. Reciben
órdenes de los serafines, los querubines, o hasta de Dios, son responsables de asegurarse
de que el universo se mantenga en orden.

Son los ángeles que se encuentran entre él limite de lo


finito con lo infinito. Rigen dominios de conciencia
expandida que es imposible pasar. Solo los Tronos han
pasado. El resto accederá cuando Dios los llame
nuevamente a su seno. O sea que cuando el Universo
sea reabsorbido. Se les representan con cetro y
espada, representan la soberanía de Dios.

Virtudes. Son iguales a los principados, pero su deber es supervisar a distintos grupos de


personas. Tienen la forma de rayos de luz que inspiran a la humanidad de distintas
maneras.
Virtudes: Héroes que luchan por el bien e
infunden coraje. Traen la respuesta de Dios
en situaciones extremas. Dos de ellos
escoltaron a Jesús en su ascensión a los
cielos. Son seres celestiales atraídos por los
sitios aromatizados con incienso, sándalo o
rosas. Pueden proyectar grandes niveles de
energía divina.
A medida que más seres humanos aprendan
a trabajar con las virtudes, habrá mayor
energía espiritual disponible para nuestro
planeta. Produce transformación en la
materia, son los conductores de los colores.

Potestades. Son seres angelicales encargados de salvaguardar la conciencia y la historia.


Los ángeles de la muerte y nacimiento se encuentran en esta categoría. Su deber, además,
es supervisar la distribución de poderes entre los humanos.

Potestades: Ellos cuidan los planetas, los ordenes cósmicos y


el balance entre la materia y el espíritu. Su misión es la de
cuidar del reino de Dios en cada uno de sus aspectos,
pueden como todos los seres con libre albedrío hacer uso de
su discernimiento para tomar partido por un camino u otro.
Se les representa con cascos, Armaduras y espadas
llameantes.

Angelología, Tercera Jerarquía:


principados, arcángeles, ángeles
En orden de potencia decreciente los coros de ángeles son los siguientes:

 Primera Jerarquía: serafines, querubines,  tronos.


 Segunda Jerarquía: dominaciones, virtudes, potestades.
 Tercera jerarquía: principados , arcángeles , ángeles .
Tercera jerarquía. Son ángeles que trabajan como mensajeros divinos. Hechos para
el hombre.
Principados. Los principados son los guardianes de las naciones y los países.
Supervisan aquellos eventos que afecten a las naciones, incluyendo política, temas
militares y comercio. Su morada habitual son los reinos elementales, humano, animal,
vegetal y mineral, por lo que debe invocárselos en un lugar al aire libre, en contacto con la
naturaleza. Los contienen dentro del orden divino. Son los conductores de enormes grupos
de personas a través de la historia. Razas, naciones, reinos, países. Vigilan de cerca las
acciones de los gobernantes, reyes y jefes espirituales de los hombres. Vigilantes y
conductores.

Arcángeles. Los arcángeles atienden las áreas de los esfuerzos humanos y son los


líderes administrativos de los seres celestiales. Un arcángel recibe, usualmente, una tarea
de importancia para la humanidad. Son entes espirituales de gran poder que guían a
grandes grupos de personas y ejércitos, ya sean de un sector u otro. Tienen a su cargo la
responsabilidad de cuidar el orden en los cuatro puntos cardinales. Son los jefes de
entidades que están a sus ordenes y trabajan constantemente para cumplir la palabra y
orden de Dios. Según la tradición hebrea son 7 los arcángeles, pero en la Biblia solo se
mencionan a 4 (Miguel, Gabriel, Uriel y Rafael).
Los siete nombres aceptados por la Iglesia Católica (se cree en los otros cuatro, pero no se
saben los nombres reales) son:

 Miguel, jefe del ejército celestial,


 Gabriel, el mensajero celestial,
 Rafael, protector de los viajeros, de la salud y del noviazgo.
 Uriel, encargado de las tierras y de los templos de Dios.
 Raguel
 Sariel
 Remiel
La palabra “Arcángel” viene del griego αρχάγγελος (archángelos) “Arcángel”, palabra que
aparece sólo dos veces en la biblia,1 ambas reflejadas en el nuevo testamento escrito en este
idioma, el antiguo prefijo griego αρχ- (arc-), o en otra forma del prefijo άρχω (arco)
significa “que gobierna, que dirige, que comanda, que lidera” + άγγελος (ángelos ) que
significa “mensajero”. A partir de estas raíces, el significado dado es de “Ángel Jefe”,o
“Ángel Principal”según la sintaxis del griego. Cabe destacar que el prefijo “αρχ” indica
supremacía, uno de los primeros en su clase o liderazgo ante determinado grupo, por tanto
podría traducirse el término como “Capitán de los Ángeles” o “Uno de los primeros
ángeles”.7 Otra forma de la palabra es “αρχαγγελου” que significa “del arcángel”.
Ángeles. Los ángeles son la orden inferior en la jerarquía angelical, y los más conocidos
por los hombres. Son los que más están relacionados a los asuntos humanos. Dentro de la
categoría de ángeles, hay muchos tipos de funciones. Son los ángeles de esta jerarquía los
que son enviados como mensajeros y protectores ante los hombres. Cada ser humano tiene
un ángel guardián a cargo, y su nombre es conocido según su fecha de nacimiento.
Corresponden al último orden de la escala. Son los más próximos a los seres humanos y los
que más se ocupan de los asuntos de la humanidad. Son seres celestiales a los que les
atraen el aroma, el color y el sabor de las frutas. Fueron creados por Dios para ser sus
mensajeros, para cumplir su voluntad y ayudar a la humanidad. Su misión es la de alcanzar
los favores y peticiones como así también proteger a los que necesitan una ayuda para bien
de su alma. Los ángeles están en todas partes. Caminos, bosques, aires, tierras, fuego,
agua, etc. No pueden mostrarse por propia voluntad ante las personas si éstas no lo
solicitan. Se nutren de la energía del amor y de la más alta luz que produce la conciencia
humana en camino hacia la evolución.