Está en la página 1de 15

Fundamentos teóricos J.

Michael Spector Florida State University, Tallahassee, Florida


2
CONTENIDO
Introducción 21
El enfoque 22
Naturaleza de la investigación y la teoría 22
Cuatro áreas fundamentales 23
Psicología del aprendizaje 23
Teoría de las comunicaciones 24
Interacción humano-computadora 24
Diseño y desarrollo instruccional 25
Conclusión 26
Bibliografía ampliada 26

Tecnología educativa: La aplicación disciplinada de


RESUMEN Este capítulo aborda los fundamentos los principios científicos y los conocimientos teóricos
teóricos de la investigación en comunicación para apoyar y mejorar el aprendizaje humano y la
educativa y tecnología. Se exploran cuatro áreas experiencia.
relevantes: (1) la psicologia del aprendizaje, (2) la
teoría de las comunicaciones, (3) la interacción Fundamento teórico: Un conjunto relacionado de
humano-computadora, y (4) el diseño y desarrollo reglas y principios que pueden utilizarse como base
instruccional. El trabajo realizado en el pasado en para hacer predicciones y proporcionar explicaciones
estas cuatro áreas puede considerarse como una para una variedad de fenómenos.
base teórica para la investigación y el desarrollo
ulteriores en materia de comunicaciones y INTRODUCCIÓN
tecnología educativas.
"Que tengas una base sólida cuando los vientos de los
PALABRAS CLAVE cambios cambien". (de "Forever Young" de Bob
Dylan) Un aspecto fundamental de las comunicaciones
Comunicaciones educativas: Formas, medios y y la tecnología educativas es el cambio. La televisión
métodos de expresión y intercambio de ideas, era una nueva tecnología de comunicaciones que
información y conocimientos para apoyar el influía (para bien o
aprendizaje y la instrucción.

21
peor) aprendizaje e instrucción hace 50 años. Desde entonces, ha habido muchas otras nuevas tecnologías e
innovaciones en las comunicaciones educativas; sin embargo, los problemas generales para los
investigadores educativos se han mantenido relativamente constantes, por ejemplo, cómo hacer un uso
efectivo de una tecnología específica en un contexto educativo particular. Al realizar investigaciones con tal
fin, se puede proceder sobre la base del trabajo anterior. ¿Cuál es, entonces, la naturaleza de los fundamentos
teóricos en las comunicaciones educativas y la tecnología?

El enfoque

La respuesta rápida es que los fundamentos teóricos son la base para realizar investigaciones en un área. En
este capítulo, en lugar de revisar las investigaciones específicas y citar fuentes apropiadas a lo largo del
camino, describo las características generales del panorama de las comunicaciones educativas y la
investigación tecnológica, citando sólo unas pocas fuentes en el cuerpo principal de este capítulo. He incluido
una bibliografía ampliada al final del capítulo para ayudar a los lectores a extender sus investigaciones en
direcciones que les parecen útiles y apropiados (un asterisco en la bibliografía extendida indica una
referencia crítica).

Hay dos razones para elegir este enfoque: la lay of the land —las cosas generales relevantes para la mayoría
de la investigación en tecnología educativa merecen ser debatidas como parte de nuestro patrimonio
intelectual e identidad, y (2) mi falta de experiencia— no me considero un experto en la mayoría de las áreas
que se mencionarán. , así que lo mejor que puedo hacer es señalar cosas que creo que son relevantes.
Ciertamente no quiero dar a entender que el marco presentado aquí o los elementos enumerados en la
bibliografía sean exhaustivos o incluso los aspectos más destacados de la investigación en tecnología
educativa. Son simplemente las cosas con las que me he topado en mi wan- dering alrededor de este paisaje
intrigante en los últimos 20 años.

Naturaleza de la investigación y la teoría

La pregunta básica que la investigación pretende responder es por qué las cosas suceden de la manera en
que lo hacen. Desarrollar una respuesta a tal pregunta a menudo implica una regla o principio general que
tiene poder explicativo o que será predictivo, como a menudo preguntamos sobre eventos futuros: ¿qué
sucederá si manipulamos o cambiamos una o más cosas en la situación? Un conjunto conexo de reglas y
principios que ha demostrado ser fiable en muchas situaciones podría considerarse una teoría.

Por supuesto, hay diferentes tipos de preguntas de investigación y una variedad de objetos de
investigación. Apropiación

23
los métodos dependen de la naturaleza de las preguntas y de los objetos investigados. Los tipos de preguntas
de ejemplo para investigadores de tecnología educativa incluyen: (1) ¿Qué ayudará a estos estudiantes a
aprender este material? (2) ¿Por qué esos estudiantes tienen dificultades para aprender ese mate- rial? (3)
¿Cuándo será eficaz esta tecnología y esa forma de comunicación con esos educandos? (4) ¿Cómo podemos
explicar los efectos de ese cambio en la instrucción? También se pueden formular otros tipos de preguntas.

Cuando se plantean preguntas específicas en contextos concretos, se pueden identificar métodos


apropiados de investigación. A menudo, en la investigación exploratoria que implica una nueva forma
de comunicación o una nueva
tecnología, los métodos cualitativos (por ejemplo, investigación de acción, estudios de casos,
investigación etnográfica) son útiles para obtener una comprensión e interpretar aspectos y factores
relevantes que parecen influir en el aprendizaje y el rendimiento. Por otra parte, al desarrollar una
explicación general de qué factores resultan sistemáticamente en resultados particulares, se podrían
utilizar métodos cuantitativos (por ejemplo, estudios controlados con muestras aleatorias, estudios
cuasiexperiológicos). En algunos casos, un estudio puede incluir métodos cualitativos y cuantitativos
dependiendo de las preguntas que se investigan y los objetos de investigación involucrados.

Lo que confunde esta ya compleja área de investigación y teoría es que los tecnólogos educativos
generalmente están tratando de encontrar medios para mejorar el aprendizaje y el rendimiento. Cuando
se diseña un acercamiento educacional general, la evidencia inicial de su eficacia debe ser desarrollada.
Esto puede implicar una evaluación formativa que tenga como objetivo realizar modificaciones
posteriores para mejorar los resultados. Además, en el área de aprendizaje e instrucción, existen muchas
diferencias que dificultan el desarrollo de explicaciones generales y teorías predictivas. Lo que funciona
con un tipo de tarea de aprendizaje y un grupo particular de estudiantes puede no funcionar con otros.
Las circunstancias en las que se produce el aprendizaje también pueden afectar los resultados.

Es una maravilla que la ciencia de la instrucción haya hecho tal progreso en los últimos 50 años
dada la naturaleza de estos obstáculos. Algunos investigadores se inclinan por el enfoque científico
tradicional en conjunto, pero hacerlo podría ser una decisión apresurada e injustificada. Un enfoque más
modesto consiste en utilizar métodos de investigación tradicionales y realizar adaptaciones y
modificaciones que parezcan apropiadas para determinadas circunstancias de investigación. El punto de
partida de una investigación, como se sugirió anteriormente, es la admisión de que uno carece de una
buena explicación de por qué las cosas suceden de la manera en que lo hacen. Este punto de partida a
través de la tierra de la investigación implica tanto humildad (uno comienza una investigación sin saber
el resultado) y apertura (uno viaja

24
A framework for a discussion about foundations Building
Blocks
Other Constructs Other Constructs

Design and Human-Computer


Development Interaction

Communications Theory

Other Pillars of Wisdom


Psychology of Learning
Basic
Foundations

Attitudes and values about inquiry, science, and scholarship

Figure 2.1 Un marco para discutir los fundamentos teóricos.

cuarto abierto a una variedad de resultados). Estos La naturaleza de las comunicaciones y sus muchas
dos aspectos de la investigación y la teoría formas y variaciones también parece fundamental para
tradicionales —humildad y apertura— deben la tecnología educativa. Existen teorías relevantes para
conservarse como el núcleo de nuestros guiar tanto la representación de la información como
fundamentos teóricos. la transmisión de información de un lugar, persona o
sistema a otro lugar, persona o sistema.
Cuatro áreas básicas Hasta ahora, he identificado lo que considero dos
La noción de fundamentos en una disciplina no es áreas básicas: lo que la gente hace (psicología) y lo
nueva. Tener fundamentos implica tener una que la gente dice (comunicaciones). Las otras dos
historia. Además, los fundamentos implican que áreas de fundación que se discutirán a continuación
hay una base sólida para seguir trabajando: son más específicas.
investigación y desarrollo, en este caso. En otras
palabras, las fundaciones miran tanto al pasado
como al futuro. Al mirar al pasado, me parece que
la psicología es obviamente un área fundamental
crítica, especialmente la psicología del
aprendizaje. El comportamiento humano y el
desarrollo de conocimientos y habilidades son
quizás la base sobre la que descansan las
comunicaciones educativas y la tecnología. Esta
idea está con- reafirmada por los muchos planes
de estudios de posgrado en tecnología educativa y
sistemas de instrucción que incluyen un requisito
básico del curso en la psicología del aprendizaje
(o tema estrechamente relacionado como los
principios del aprendizaje). Una sección de este
capítulo presenta brevemente esta área de
fundación.

25
En el sentido de que abordan las formas y los
medios de facilitar lo que las personas hacen y
dicen, especialmente con respecto a sus
interacciones con otros (por ejemplo,
profesores y estudiantes) y con materiales de
aprendizaje y sistemas de instrucción. Uno
puede imaginar fácilmente valores básicos y
actitudes científicas además de los dos citados
aquí: humildad y apertura (ver Figura 2.1).
También se pueden identificar otros
fundamentos básicos y bloques de construcción
para apoyar y motivar la investigación en
comunicaciones y tecnología educativa. El
marco presentado aquí (véase la figura 2.1) está
concebido únicamente con fines de debate y
como punto de partida arbitrario.

En cada una de estas cuatro áreas, identifico


investigaciones y desarrollos pasados relevantes y
sugiero cómo podrían influir en la investigación y el
desarrollo futuros en comunicaciones y tecnología
educativas.

PSICOLOGÍA DEL APRENDIZAJE


En Cómo pensamos, Dewey (1910) argumentó que
necesitamos entender la naturaleza del pensamiento
para poder idear los medios y métodos apropiados
para entrenar el pensamiento. En el camino, Dewey
distinguió el pensamiento abstracto del pensamiento
concreto e indicó que muchos regímenes de
entrenamiento procedieron de lo concreto a lo
abstracto. Piaget (1929) identificó un progreso
paralelo en el desarrollo del razonamiento en los
niños. Dewey citó implicaciones para su teoría del
pensamiento para el plan de instrucción, es decir,
argumentó que el entrenamiento efectivo implica un
equilibrio de muchas cosas, incluyendo
especialmente la información, la observación, la
imaginación, la reflexión, la alegría y la seriedad.

26
Bruner (1966) hizo explícita la estrecha relación idiomas es un medio de comunicación regido por reglas
entre el desarrollo intelectual investigado por Piaget adoptado por una comunidad identificable. En el caso
(1929) y la tarea práctica de idear apoyo para el del aprendizaje y la instrucción, se podría considerar
aprendizaje del tipo sugerido por Dewey (1910). las comunidades profesionales de práctica y los juegos
Desde entonces, otros investigadores han ideado lingüísticos que han adoptado como unidades
marcos de diseño estructural basados en nuevas fundamentales de análisis.
investigaciones psicológicas (véase, por ejemplo,
Merrill y Twitchell, 1993; Reigeluth, 1983, 1999;
van Merriënboer, 1997). Mientras tanto, la Se pueden encontrar conexiones entre el lenguaje
psicología del aprendizaje ha sufrido cambios y el aprendizaje elaboradas en las antiguas obras
básicos, evolucionando desde el conductismo de Platón, así como en la filosofía moderna (Klein
(véase, por ejemplo, Skinner, 1938) al cognitivismo et al., 2004; Spec- tor, 1994). En definitiva, el
(por ejemplo, Ander- hijo, 1983) al constructivismo lenguaje es fundamental para pensar y aprender.
(por ejemplo, Ford, 1987). Junto con estos cambios Las numerosas técnicas y herramientas para la
se han producido cambios en la forma en que los expresión y el intercambio del lenguaje —las
investigadores y desarrolladores piensan acerca de comunicaciones— son entonces aspectos
la instrucción (por ejemplo, Driscoll, 2000; Lesgold fundamentales del pensamiento y el aprendizaje.
et al., 1978; Reigeluth, 1983, 1999; Spector y Además, los métodos de comunicación son:
Anderson, 2000).

Lo que parece claro es que hay mucho más que


entender sobre la psicología humana y el
aprendizaje. Como consecuencia, es probable que
los modelos de instrucción continúen
evolucionando basándose en nuestra comprensión
del comportamiento humano, la cognición y la
emoción. Las nuevas áreas de explosión en
psicología que probablemente impacta la
investigación en diseño estructural incluyen los
vínculos entre los mecanismos neuronales y la
resolución de problemas, así como la estructura de
la memoria y su papel tanto en el aprendizaje como
en el desaprendizaje.

TEORÍA DE LAS COMUNICACIONES


El segundo fundamento básico que se discutirá
aquí es la teoría de las comunicaciones. La razón
de esto es que casi todo el aprendizaje involucra el
lenguaje (Vygotsky, 1962, 1978). La relación del
lenguaje, el pensamiento y el aprendizaje aparece
en muchos análisis filosóficos; véase, por ejemplo,
Dewey's (1910) How We Think and Wit-
tgenstein's (1953) Philosophical Investigations. La
noción del papel central de los juegos del lenguaje
en el pensamiento y la resolución de problemas fue
elaborada por Wittgenstein (1953). Un juego de
probable que influya en los resultados del que rigen su uso. Aquellos que están interesados en
aprendizaje e impacte en el diseño, la diseñar gráficos efectivos, se aconseja mirar los escritos
implementación y la evaluación de los sistemas de de Tufte (1977), que podrían considerarse uno de los
instrucción y los entornos de rendimiento. muchos puentes entre el área básica de la teoría de las
comunicaciones y el área de base más aplicada de la
La noción de juegos de lenguaje asociados con interacción humano-computadora.
Wittgenstein (1953) pone especial énfasis en el uso
del lenguaje. La noción subyacente es que es el uso INTERACCIÓN HUMANO-ORDENADOR
y el contexto los que dan sentido a las palabras y
declaraciones, que, sin un contexto y un uso Cómo una persona representa algo a otra persona y la
aceptado o esperado, son básicamente sin vida. forma particular de expresión utilizada para concebir
Aunque el uso y el contexto son ciertamente que la representación influye en lo que es probable que
fundamentales para el significado, los teóricos de sea
las comunicaciones han examinado mucho más
con respecto a los aspectos fundamentales del
lenguaje. Por ejemplo, Charles Sanders Peirce,
Ferdinand de Saussure, Claude Shannon y otros
desarrollaron y elaboraron teorías de los signos y
las reglas que rigen su uso en diversos contextos
(Hardwick, 1977; Saussure, 1959; Shannon, 1948).
- Saussure (1959) hizo una distinción clara entre
el signo y lo que se significa. Peirce añadió una
tercera categoría—la noción de un icono—y
argumentó que el signo por sí mismo estaba
desprovisto de significado. Este argumento se
basó en una visión pragmática del lenguaje e
introdujo la noción de lenguado en uso que
impregna las Investigaciones de Wittgenstein.
Shannon extendió estos conceptos para incluir
a la computadora como usuario de signos; creó
un tratamiento matemático de los sistemas de
símbolos que ha sido ampliamente influyente
en las comunidades de informática y ciencias
de la información.

Al igual que con los otros pilares de las


comunicaciones educativas y la tecnología
mencionados en este capítulo, muchas más cosas
podrían citarse como fundamentales para la
investigación y la erudición. Antes de pasar a dos
áreas básicas aplicadas, vale la pena mencionar un
aspecto adicional de la teoría de las comunicaciones
que es particularmente pertinente para el mundo de
los medios digitales, a saber, la noción de
visualización como una forma de comunicación.
Tufte (1977) sostiene que los gráficos son una
forma de expresión —un lenguaje— que puede
usarse más o menos de manera eficaz de acuerdo
con lo bien que se siguen ciertas reglas y directrices
entendido. Es por eso que la teoría de las sociales con propósito y bien podría considerarse una
comunicaciones es una consideración fundamental investigación de la noción de un juego lingüístico.
en el aprendizaje y por eso se pone tanto énfasis en
el diseño de mensajes instructivos. Dado el uso Tal vez la teoría de instrucción más conocida que
generalizado de computadoras para apoyar el involucra la interacción humano-computadora es la
aprendizaje y el creciente uso de dispositivos teoría de visualización de componentes (CDT) de
portátiles, parece bastante natural tratar el Merrill (1980). Un aspecto interesante de la CDT es que
intercambio de información entre los humanos y las introdujo la cuestión del control del alumno y
computadoras con las que interactúan como un área proporcionó directrices sobre cuándo el control debe
distinta. Existen ciertos aspectos psicológicos en la pasar del sistema de computación instruccional al
interacción entre humanos e informáticos, así como alumno y qué debe incluirse en ese control. CDT
problemas de comunicación. Como consecuencia, también proporcionó una versión temprana de lo que
en este marco simple, la interacción humano- era razonable mostrar en la pantalla de la computadora
ordenador se considera un área de base aplicada de dado el estado actual del progreso de un alumno a
las comunicaciones educativas y la investigación través de un conjunto de materiales de aprendizaje.
tecnológica. Estos conceptos, por supuesto, evolucionarían y habrían
dado lugar a muchos estudios posteriores y marcos de
Se han investigado muchos aspectos de la diseño instruccional, que se discuten a continuación.
interacción humano-computadora. Incluyen
cuestiones básicas del factor humano, como los
colores y las fuentes que son fácilmente discernibles
en un monitor de computadora y los diversos tipos
de dispositivos de control y cómo se pueden diseñar
para facilitar el uso humano. Otros problemas de
uso humano incluyen cuándo y cómo los sistemas
pueden apoyar a varios estudiantes que podrían
estar trabajando o aprendiendo en diferentes lugares
y en diferentes momentos. Los tipos de mensajes
generados por computadora que probablemente
apoyen el aprendizaje y el rendimiento se han
estudiado en muchos contextos diferentes y
comprenden un área importante de la investigación
de la interacción humano-computadora.

Así como las diferentes disciplinas tienen


métodos de investigación específicos que se
consideran apropiados para problemas particulares,
estas áreas de la fundación han preferido o métodos
de investigación comúnmente utilizados. Uno de los
métodos ampliamente utilizados en los estudios de
interacción humano-computadora implica la teoría
de la actividad (Leont'ev, 1975; Nardi, 1996). La
teoría de la actividad es un marco para estudiar a los
seres humanos y su uso de artefactos. Se pone
énfasis en el propósito de un objeto y cómo es
utilizado por un individuo que a menudo trabaja con
otros para lograr un objetivo en particular. La teoría
de la actividad hace hincapié en las interac- ciones
DISEÑO Y DESARROLLO INSTRUCCIONAL requieren cambios significativos en el rendimiento
El área de fundación final que se discutirá debido a cambios en las condiciones circundantes
brevemente involucra lo que podría considerarse (tareas no recurrentes). El apoyo estructural a los
como el área central de la práctica profesional en primeros podría incluir la formación en parte de la
comunicaciones y tecnología educativa, a saber, el tarea con el objetivo de la automaticidad del
diseño y desarrollo instruccional. Esta es una área rendimiento de las tareas; el apoyo instruccional
rica de investigación empírica. Dada la naturaleza para este último podría incluir demostraciones de
dinámica del aprendizaje y la instrucción y la tareas enteras y práctica en una variedad de
introducción de nuevas tecnologías y formas de circunstancias guiadas por la heurística y un mentor
comunicación, es poco probable que este ámbito o entrenador.
de investigación se agote alguna vez. Para cerrar
esta discusión de los fundamentos teóricos, se Un marco teórico que da cabida a todos estos diferentes
presenta un modelo para guiar las investigaciones modelos y la investigación asociada se puede encontrar
de las cuestiones de diseño y desarrollo en Reigeluth (1983). Reigeluth argumenta que una
instruccional. diferencia básica entre la investigación psicológica
sobre el aprendizaje y la investigación de diseño
instruccional es que la primera es principalmente
El diseño y el desarrollo instruccional son descriptiva (estos estudiantes bajo
actividades humanas. El objetivo general de
estas actividades es facilitar y apoyar el
aprendizaje y la experiencia humana. Para
lograr los resultados deseados, los diseñadores
de instrucción han desarrollado modelos y
principios de diseño instruccional, basados en
gran parte en la psicología del aprendizaje y lo
que se sabe sobre las comunicaciones
efectivas (Gustafson y Branch, 2002). Estos
modelos sugieren que es probable que
diferentes métodos y estrategias de instrucción
sean efectivos en diferentes circunstancias
(Gagné, 1985; Merrill y Twitchell, 1993). Se
han desarrollado principios de diseño
instruccional que se vinculan específicamente
con la psicología del aprendizaje y la
percepción humana (Gagné et al., 1992). Se
han elaborado modelos específicos de diseño
instruccional para adaptarse a tipos
particulares de resultados de aprendizaje.

Uno de los modelos más robustos y bien


elaborados en el modelo de diseño
instruccional de cuatro componentes (4C/ID)
desarrollado por van Merriënboer (1997). En
4C/ID existe una distinción fundamental entre
tareas recurrentes y no recurrentes, es decir,
aquellas tareas cuyo rendimiento se mantiene
relativamente constante a pesar de las
variaciones o cambios en las condiciones
circundantes (tareas recurrentes) y aquellas que
esas condiciones lograron resultados particulares), paisaje. Parte de develar un sentido de humildad es darse
mientras que este último es principalmente cuenta de la importancia de lo que tantos que nos han
prescriptivo (para lograr un resultado deseado precedido han acomplagado.
dadas ciertas condiciones, uno debe usar esa
estrategia de instrucción). Este marco de Un segundo camino hacia la humildad es darse
investigación de diseño instruccional se puede cuenta de lo limitado que es nuestro propio
aplicar a nivel de lección o para todo un curso o entendimiento en cualquier tema en particular de
programa. cualquier complejidad en absoluto. He adoptado el
siguiente mantra para este propósito— seguramente
Algunos investigadores han desafiado la distinción sería una coincidencia notable si los límites de mi
descriptiva-prescriptiva por ser una visión imaginación coincidiera con los límites de la
ingenuamente objetivista que pasa por alto el hecho realidad. La apertura se deriva naturalmente de un
de que los valores están involucrados en la sentido de humildad y la comprensión de que otros a
investigación descriptiva al igual que obviamente menudo tienen excelentes ideas.
están involucrados en la investigación prescriptiva.
Si bien reconozco la naturaleza fundamental de las
actitudes y los valores para toda la actividad
humana (recuerde la Figura 2.1), creo que el marco
de Reigeluth sigue siendo una guía válida para la
investigación en curso en nuestra disciplina. De
hecho, creo que la investigación y la teoría del
diseño instruccional se convertirían en un oficio
marginado sin mucha influencia o impacto en la
educación sin una base teórica tan sólida.

CONCLUSIÓN
Espero que en este capítulo se haya establecido una
base para el diálogo continuo sobre los fundamentos
teóricos. Me doy cuenta de que he recorrido mucho
paisaje pero no he proporcionado muchos detalles.
Reconozco que hav- ing ignorado mucho de lo que
es relevante. Estos errores de compromiso y
omisión podrían constituir la base del debate y dejar
al autor del capítulo fundamentos teóricos en la
próxima edición de este libro de mano mucho más
sobre el que escribir.

Para terminar, quisiera volver brevemente a los dos


valores básicos que han proporcionado un punto de
partida: la humildad y la apertura. Para mí está claro
que muchos han contribuido a nuestro conocimiento
sobre las comunicaciones y la tecnología educativas.
He optado por incluir una bibliografía ampliada en
lugar de una simple lista de referencias para hacer
hincapié en este hecho. De hecho, estamos sobre los
hombros de gigantes. El problema es decidir a quién se
debe usar para un impulso significativo y mirar el
Como investigadores educativos, podríamos Press.*
Brethower, D. M., Markle, D. G., Rummler, G. A., Schrader,
preguntarnos qué vendrá de lo que hemos A. W., and Smith, D. E. P. (1965). Programmed Learning:
hecho, estamos haciendo ahora y es probable A Practicum. Ann Arbor, MI: Ann Arbor Publishers.
que hagamos en el futuro. Realizamos estudios,
* Rather than list only those sources cited, this extended reference list
escribimos artículos y libros, acumulamos includes other sources relevant to the theoretical foundations of educa-
logros y, sin embargo, siempre hay más que tional communications and technology.
hacer, nuevos territorios que explorar,
explicaciones alternativas que investigar,
nuevos métodos que probar, etc. Me viene a la
mente un soneto escrito por Percy Bysshe
Shelly (1818) con el que cierro:

Ozymandias

Conocí a un viajero de una tierra antigua que dijo:


Dos patas vastas y sin tronco de piedra Stand en el
desierto ... Cerca de ellos, sobre la arena, Medio
hundido, un rostro destrozado yace, cuyo ceño
fruncido, Y labio arrugado, y burlarse de la fría
orden, Decir que su escultor bien esas pasiones leen
Que aún sobreviven, estampado en estas cosas sin
vida, La mano que se burlaba de ellos, y el corazón
que se alimentaba; Y en el pedestal aparecen estas
palabras: "Mi nombre es Ozymandias, rey de reyes:
¡Mira mis obras, poderoso, y desesperación!" Nada
al lado queda. Alrededor de la decadencia De ese
colosal naufragio, sin límites y desnudo Las arenas
solitarias y llanadas se extienden muy lejos.

Extended Bibliography*
Alessi, S. M. and Trollip, S. R. (1991). Computer-Based
Instruction: Methods and Development. Englewood
Cliffs, NJ: Prentice-Hall.
Anderson, J. R. (1983). The Architecture of Cognition.
Cam- bridge, MA: Harvard University Press.
Anglin, G. J., Ed. (1995). Instructional Technology:
Past, Present, and Future, 2nd ed. Englewood,
CO: Libraries Unlimited.
Ausubel, D. P. (1960). The use of advance organizers in
the learning and retention of meaningful verbal
material. J. Educ. Psychol., 51, 267–272.
Banathy, B. (1973). Developing a Systems View of Education.
Belmont, CA: Lear Siegler, Inc./Fearon Publishers.
Banathy, B. (1991). Systems Design of Education: A
Journey to Create the Future. Englewood Cliffs, NJ:
Educational Technology Publications.
Banathy, B. (2000). Guided Societal Evolution: A Systems View.
New York: Plenum Press.
Bloom, B. S., Engelhart, M. D., Furst, E. J., Hill, W. H.,
and Krathwohl, D. R. (1956). Taxonomy of
Educational Objec- tives, Handbook I: Cognitive
Domain. New York: McKay.
Bransford, J. D., Brown, A. L., and Cocking, R. R.
(1999). How People Learn: Brain, Mind, Experience,
and School. Wash- ington, D.C.: National Academy
Bruner, J. S. (1966). Toward a Theory of Instruction. Cam-
Hlynka, D. and Belland, J. C., Eds. (1991). Paradigms
bridge, MA: Harvard University Press.*
Regained: The Uses of Illuminative, Semiotic and Post-
Collins, A. (1991). Cognitive apprenticeship and instructional
Mod- ern Criticism As Modes of Inquiry in Educational
technology. In Educational Values and Cognitive Instruc-
Technol- ogy. Englewood Cliffs, NJ: Educational
tion: Implications for Reform, edited by L. Idol and B. F.
Technology Publications.
Jones, pp. 121–138. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Asso-
Jonassen, D. H. and Land, S., Eds. (2000). Theoretical Foun-
ciates.
dations of Learning Environments. Mahwah, NJ: Lawrence
Cunningham, D. J. (1987). Outline of an education semiotic.
Erlbaum Associates.
Am. J. Semiotics, 5, 201–216.
Jonassen, D. H., Tessmer, M., and Hannum, W. H. (1999).
Davydov, V. V. (1988). Learning activity: the main problems
Task Analysis Methods for Instructional Design. Mahwah,
needing further research. Activity Theory, 1(1–2), 29–36.
NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
Dean, P. J. and Ripley, D. E., Eds. (1997). Performance
Kaufman, R. (1998). Strategic Thinking: A Guide to
Improvement Pathfinders: Models for Organizational
Identifying and Solving Problems, rev. ed. Washington,
Learn- ing Systems. Washington, D.C.: International
D.C.: Interna- tional Society for Performance
Society for Performance Improvement.
Improvement.
Dewey, J. (1910). How We Think. Boston: Heath.*
Dewey, J. (1938). Experience and Education. New York: Kaufman, R. (2000). Mega Planning: Practical Tools for
Orga- nizational Success. Thousand Oaks, CA. Sage
Kappa Delta Pi.
Dills, C. R. and Romiszowski, A. J., Eds. (1997). Instructional Publications. Khan, B. H., Ed. (1997). Web-Based
Instruction. Englewood
Development Paradigms. Englewood Cliffs, NJ:
Cliffs, NJ: Educational Technology Publications.
Educational Technology Publications.
Dörner, D. (1996). The Logic of Failure: Why Things Go Kintsch, W. (1974). The Representation of Meaning in Memory.
Wrong and What We Can Do to Make Them Right, Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
translated by Rita and Robert Kimber. New York: Holt, Klein, J. D., Spector, J. M., Grabowski, B., and de la Teja, I.
Rinehart and Win- ston.* (2004). Instructor Competencies: Standards for Face-to-
Dreyfus, H. L. and Dreyfus, S. E. (1986). Mind over Machine: Face, Online and Blended Settings. Greenwich, CT: Infor-
The Power of Human Intuition and Expertise in the Era of mation Age Publishing.
the Computer. New York: Macmillan. Koschmann, T. (1996). Paradigm shifts and instructional tech-
Driscoll, M. P. (2000). Psychology of Learning for Instruction, nology: an introduction. In CSCL: Theory and Practice of
2nd ed. Boston: Allyn & Bacon.* an Emerging Paradigm, edited by T. Koschmann, pp. 1–23.
Duffy, T. M. and Jonassen, D. H. (1991). Constructivism: new Mahwah, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
implications for instructional design? Educ. Technol., 31, Kozma, R. B. (1994). Will media influence learning?
7–12. Reframing the debate. Educ. Technol. Res. Devel., 42(2),
Eco, U. (1976). A Theory of Semiotics. Bloomington, IN: Indi- 11–14.
ana University Press. Lajoie, S. P. (1993). Computer environments as cognitive tools
Ertmer, P. A. and Quinn, J., Eds. (1999). The ID Casebook: for enhancing learning. In Computers as Cognitive Tools,
Case Studies in Instructional Design. Upper Saddle River, edited by S. P. Lajoie and S. J. Derry, pp. 261–288.
NJ: Merrill. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
Ford, D. H. (1987). Humans As Self-Constructing Living Sys- Langdon, D. (2000). Aligning Performance: Improving
tems: A Developmental Perspective on Behavior and Per- People, Systems, and Organizations. San Francisco, CA:
sonality. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates. Jossey- Bass/Pfeiffer.
Friedman, S. L., Klivington, K. A., and Peterson, R. W., Eds. Lave, J. (1988). Cognition in Practice: Mind, Mathematics
(1986). The Brain, Cognition and Education. Orlando, FL: and Culture in Everyday Life. New York: Cambridge
Academic Press. University Press.
Gagné, R. M. (1985). The Conditions of Learning and Theory Leont’ev, A. N. (1975). Activity, Consciousness, and
of Instruction, 4th ed. New York: Holt, Rinehart and Winston.* Personal- ity. New York: Prentice Hall.
Lesgold, A. M., Pellegrino, J. W., Fokkema, S. D., and Glaser,
Gagné, R. M. (1989). Studies of Learning: 50 Years of
R. D., Eds. (1978). Cognitive Psychology and Instruction.
Research.
Tallahassee, FL: Learning Systems Institute. New York: Plenum Press.
Gagné, R. M., Briggs, L., and Wager, W. (1992). Principles of Mager, R. F. (1997). Preparing Instructional Objectives: A
Instructional Design, 4th ed. Englewood Cliffs, NJ: Pren- Crit- ical Tool in the Development of Effective Instruction,
tice-Hall. 3rd ed. Atlanta, GA: Center for Effective Performance.
Gentner, D. and Stevens, A. L., Eds. (1983). Mental Models. McGilly, K., Ed. (1994). Classroom Lessons: Integrating Cog-
Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates. nitive Theory and Classroom Practice. Cambridge MA:
Gilbert, T. F. (1978). Human Competence: Engineering Bradford/MIT.
Worthy Performance. New York: McGraw-Hill. Merrill, M. D. (1980). Learner control in computer based
Gustafson, K. and Branch, R. (2002). Survey of Instructional learn- ing. Comput. Educ., 4, 77–95.
Development Models, 4th ed. Syracuse, NY: ERIC Clear- Merrill, M. D. and Twitchell, D. G., Eds. (1993). Instructional
inghouse on Information and Technology. Design Theory. Englewood Cliffs, NJ: Educational
Hardwick, C. S., Ed. (1977). Semiotics and Significs: The Cor- Technol- ogy Publications.*
respondence between Charles S. Peirce and Lady Victoria Merrill, M. D., Tennyson, R. D., and Possey, L. O. (1992).
Welby. Bloomington, IN: Indiana University Press. Teaching Concepts: An Instructional Design Guide, 2nd ed.
Havelock, R. G. with Zlotolow, S. (1995). The Change Englewood Cliffs, NJ: Educational Technology Publications.
Agent’s Guide, 2nd ed. Englewood Cliffs, NJ: Educational Nardi, B. A., Ed. (1996). Context and Consciousness:
Technol- ogy Publications. Activity Theory and Human–Computer Interaction. Cambridge,
MA:
MIT Press.
Norman, D. A. (1990). The Design of Everyday Things.
Hills- dale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
Palmer, P. J. (1998). The Courage to Teach: Exploring the
Smith, P. L. and Ragan, T. J. (1999). Instructional Design, 2nd
Inner Landscape of a Teacher’s Life. San Francisco, CA:
ed. Upper Saddle River, NJ: Merrill.
Jossey- Bass.
Spector, J. M. (1994). Integrating instructional science,
Papert, S. (1999). Mindstorms: Children, Computers, and
learning theory, and technology. In Automating
Pow- erful Ideas. New York: Basic Books.
Instructional Design, Development, and Delivery, edited by
Piaget, J. (1929). The Child’s Conception of the World. New
R. D. Tennyson, pp. 243–260. Brussels, Belgium:
York: Harcourt Brace Jovanovich.
Springer-Verlag.
Plomp, T. and Ely, D. (1996). International Encyclopedia of
Spector, J. M. (1998a). The role of epistemology in
Educational Technology, 2nd ed. Tarrytown, NY: Elsevier.
instructional design. Instruct. Sci., 26, 193–203.
Polanyi, M. (1967). The Tacit Dimension. New York:
Spector, J. M. (1998b). The future of instructional theory: a
Doubleday Anchor.
synthesis of European and American perspectives. J. Struc-
Posavec, E. and Carey, R. (1997). Program Evaluation: Meth-
tural Learning Intelligent Syst., 13(2), 115–128.
ods and Case Studies, 5th ed. Upper Saddle River, NJ:
Spector, J. M. (2000). Towards a philosophy of instruction.
Pren- tice-Hall.
Educ. Technol. Soc., 3(3), 522–525.
Reigeluth, C. M. (1983). Instructional Design Theories and
Spector, J. M. (2001). A philosophy of instructional design for
Models: An Overview of Their Current Status. Hillsdale,
the 21st century? J. Structural Learning Intelligent Syst.,
NJ: Lawrence Erlbaum Associates.*
14(4), 307–318.
Reigeluth, C. M., Ed. (1999). Instructional Design Theories
Spector, J. M. and Anderson, T. M., Eds. (2000). Integrated
and Models: A New Paradigm of Instructional Theory, Vol.
and Holistic Perspectives on Learning, Instruction and
2. Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.*
Technol- ogy: Understanding Complexity. Dordrecht:
Resnick, L. B., Ed. (1989). Knowing, Learning, and
Kluwer Aca- demic Press.
Instruction: Essays in Honor of Robert Glaser. Hillsdale,
Spector, J. M., Polson, M. C., and Muraida, D. J., Eds. (1993).
NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
Automating Instructional Design: Concepts and Issues.
Resnick, L., Levine, J. M., and Teasley, S., Eds. (1991), Per-
Englewood Cliffs, NJ: Educational Technology.
spectives on Socially Shared Cognition. Washington, D.C.:
Spector, J. M., Ohrazda, C., Van Schaack, A., and Wiley, D. A.,
APA Press.
Eds. (2005). Innovations in Instructional Technology:
Richey, R. C., Fields, D. C., and Foxon, M., with Roberts, R.
Essays in Honor of M. David Merrill. Mahwah, NJ:
C., Spannaus, T., and Spector, J. M. (2001). Instructional
Lawrence Erlbaum Associates.
Design Competencies: The Standards, 3rd ed. Syracuse,
Sterman, J. D. (1994). Learning in and about complex systems.
NY: ERIC Clearinghouse on Information and Technology.
Syst. Dynam. Rev., 10(2/3), 291–300.
Rossett, A. (1999). First Things Fast: A Handbook for Perfor-
Stolovitch, H. D. and Keeps, E. J., Eds. (1999). Handbook of
mance Analysis. San Diego, CA: Pfeiffer.
Human Performance Technology: Improving Individual
Rummler, G. A. and Brache, A. P. (1990). Improving Perfor-
and Organizational Performance Worldwide, 2nd ed. San
mance: How to Manage the White Space on the
Fran- cisco, CA: Jossey-Bass/Pfeiffer.
Organization Chart. San Francisco, CA: Jossey-Bass.
Sweller, J. (1999). Instructional Design in Technical Areas.
Sales, G. and Dempsey, J., Eds. (1993). Interactive Instruction
Australia: Stylus Publications.
and Feedback. Englewood Cliffs, NJ: Educational Technol-
Tennyson, R. D., Schott, F., Seel, N. M., and Dijkstra, S.
ogy.
(1997). Instructional Design International Perspectives:
Salomon, G., Ed. (1993). Distributed Cognitions:
Theory, Research, and Models. Mahwah, NJ: Lawrence
Psychological and Educational Considerations. New York:
Erlbaum Associates.
Cambridge University Press.
Tufte, E. R. (1997). Visual Explanations: Images and Quanti-
Saussure, F. (1959). The object of linguistics—nature of the
ties, Evidence and Narrative. Cheshire, CN: Graphics Press.
linguistic sign, a course in general linguistics. In Semiotics:
van Merriënboer, J. J. G. (1997). Training Complex Cognitive
An Introductory Anthology, edited by R. E. Innis, pp. 28–
Skills: A Four Component Instructional Design Model. Engle-
40. London: Hutchinson.
wood Cliffs, NJ: Educational Technology Publications.*
Scardamalia, M. (2004). Instruction, learning, and knowledge
Vygotsky, L. S. (1962). Thought and Language. Cambridge,
building: harnessing theory, design, and innovation dynam-
MA: MIT Press.
ics. Educ. Technol., 44(3), 30–33.
Vygotsky, L. S. (1978). Mind in Society: The Development of
Schank, R. C. and Abelson, R. P. (1977). Scripts, Plans, Goals
Higher Psychological Processes. Cambridge, MA: Harvard
and Understanding: An Inquiry into Human Knowledge.
University Press.
Hillsdale, NJ: Lawrence Erlbaum Associates.
Wenger, E. (1987). Artificial Intelligence and Tutoring
Shannon, C. E. (1948). A mathematical theory of communica-
Systems: Computational and Cognitive Approaches to the
tion. Bell System Tech. J., 27, 379–423; 623–656.
Communi- cation of Knowledge. Los Altos, CA: Morgan
Shelly, P. B. (1818). Ozymandias. The Examiner, February 1,
Kaufmann.
p. 13.
Wilson, B. G. (1996). Constructivist Learning Environments:
Shrock, S. A. and Coscarelli, W. C. C. (1989). Criterion-
Case Studies in Instructional Design. Englewood Cliffs,
Refer- enced Test Development: Technical and Legal
NJ: Educational Technology Publications.
Guidelines for Corporate Training. Reading, MA:
Winograd, T. and Flores, F. (1986). Understanding Computers
Addison-Wesley.
and Cognition: A New Foundation for Design. Norwood,
Simon, H. A. (1981). The Sciences of the Artificial, 2nd ed.
NJ: Ablex.
Cambridge, MA: Harvard University Press.
Wittgenstein, L. (1953). Philosophical Investigations,
Skinner, B. F. (1938). The Behavior of Organisms: An Experi-
translated by G. E. M. Anscombe. New York: Macmillan.
mental Analysis. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall.*
Skinner, B. F. (1969). Contingencies of Reinforcement: A The-
oretical Analysis. New York: Appleton-Century-Crofts.

También podría gustarte