Está en la página 1de 13

PRESENTACIÓN

El presente trabajo titulado “VALORES INSTITUCIONALES” está


basado en la recopilación de los valores de la Policía Nacional
de Perú del Decreto Legislativo N° 1267 que deroga al Decreto
Legislativo N° 1148.

La recopilación de los 7 diferentes valores policiales (honor,


honestidad, justicia, integridad, cortesía, disciplina, vocación,
servicio) para de esta contribuido al conocimiento de nuestra
identidad que es de importancia y debemos conocer.

1
INTRODUCCIÓN

El trabajo elaborado sobre los valores es para ampliar conocimientos respecto


al comportamiento de las personas y sus relaciones con los demás. A partir de
distintas definiciones y pensamientos de autores para generar pensamientos
propios del diario vivir y relacionarlos con el contexto sociocultural en que
vivimos.
Continuamente valoramos y somos valorados, valoramos las acciones de los
demás, valoramos a los integrantes de la familia, compañeros de trabajo y los
objetos que nos rodean; simultáneamente los otros valoran nuestras acciones y
valoran nuestra personalidad. Los seres humanos no tenemos
una actitud indiferente y pasiva frente a la realidad, sino que sentimos linda o
fea, mala o buena.
En ese contexto el concepto de los valores humanos abarca contenidos y
significados diferentes y ha sido abordado desde diversas perspectivas y teorías.
En sentido humanista, se entiende por valor lo que hace que un hombre sea tal,
sin lo cual perdería la humanidad o parte de ella. El valor se refiere a una
excelencia o a una perfección. Por ejemplo, se considera un valor decir la
verdad y ser honesto; ser sincero en vez de ser falso; es más valioso trabajar que
robar. La práctica del valor desarrolla la humanidad de la persona, mientras que
el contravalor lo despoja de esa cualidad.

2
INVESTIGACIÓN RESPECTO A LOS VALORES

A. HONOR.
Es una cualidad moral que lleva al sujeto a cumplir con los deberes
propios respecto al prójimo y a uno mismo. Se trata de un concepto
ideológico que justifica conductas y explica relaciones sociales.
Existen diversas reglas compartidas que se basan en ideales y que
constituyen lo que supone una conducta honorable dentro de una
comunidad. Por ejemplo: estafar a los padres para obtener dinero no es
un comportamiento honorable. Una actitud cobarde, por otra parte,
atenta contra el honor de una persona.
El honor, en muchos casos, está vinculado a la dignidad. Si un hombre
insulta a la mujer de otro, éste debe, de alguna forma, defenderla y
salvar su buen nombre. En caso contrario, vería afectado su honor
Honor también es un homenaje o agasajo que se tributa a alguien: “Se
realizó un banquete en honor a tan ilustre visitante”, “Fue saludado con
honores en virtud de su gran desempeño”.
De la misma manera nos encontramos con la existencia de una expresión
que emplea el término que estamos abordando en estos momentos. Se
trata de la locución verbal “hacer honores a”, con la que se viene a dejar
patente que se está demostrando que alguien es digno de un elemento o
hecho concreto. Un claro ejemplo de ello sería la siguiente frase: “El
Príncipe con su intervención hizo honores a su título”.
En este sentido, tampoco hay que olvidar otra locución que también usa
el citado concepto. Se trata de “hacer los honores”. Una locución verbal
esta que cuenta con dos significados posibles. Así, en primer lugar, se
utiliza para determinar que un anfitrión está atendiendo de manera
conveniente a sus invitados. Y por otro lado, se refiere a los propios
invitados cuando toman bastante comida de la que les han puesto
manifestando así aprecio por ella.
3
B. HONESTIDAD.
Una persona honesta habla con la verdad y vive de acuerdo con la
verdad, renuncia a las mentiras o las trampas y afirma en cada momento
los valores que son más importantes para ella. Sabe defenderlos más allá
de los beneficios y ventajas prácticas que la mayoría de la gente suele
poner delante.
Es sincera: no dice palabras falsas para quedar bien con los demás ni
recibir su aprecio, no se apropia de los valores ajenos para aprovecharse
de ellos, no toma los objetos que no le pertenecen y prefiere la paz de su
corazón al éxito, la riqueza o el triunfo obtenidos con engaños o acciones
prohibidas por las normas de su comunidad. En vez de ocupar su
pensamiento en qué le quita o cómo se aprovecha de la gente y las
situaciones, trabaja y se esfuerza para obtener logros seguros y
disfrutarlos tranquilamente. La tranquilidad es una las mayores
conquistas en la vida. La mejor forma de conseguirla es aceptar siempre
la verdad y actuar conforme a ella. Es un camino recto que, con gran
rapidez, nos conduce a los mayores logros.
La mentira es un camino lleno de curvas, piedras y baches. Además, lo
que se consigue a través de ella, no dura. Es como un juguete defectuoso
que a los pocos días deja de funcionar. El mayor peligro de los
deshonestos es que, a fuerza de mentir, llegan a confundirse tanto que
ya ni ellos mismos saben cuál es la verdad. Si dijimos algo que no era
cierto o nos apropiamos de lo que no nos pertenecía, las otras personas
lo sabrán y tendrán mucha precaución al acercarse a nosotros. Ello nos
cierra las oportunidades. Pero en cualquier momento podemos hacer
que la verdad brille como un reluciente objeto de plata.

4
C. JUSTICIA.
La justicia, sin embargo, se localiza cuando las acciones de la persona se
mantengan dentro de lo que una sociedad considera justo. Por ejemplo,
las acciones contrarias al orden social de las personas mayores, no son
valoradas de la misma forma que las conductas de los menores
infractores. Por otro lado quienes sufren alguna discapacidad necesitan
que acerquemos a ellos la posibilidad de actuar, para poder acudir a una
escuela, a un trabajo, etc., y sería injusto considerarlos con igual rigor
que quien tiene a la mano todas las posibilidades de actuar por contar
con todos los recursos necesarios o de sobra.
El ser humano necesita comprender la justicia dentro de sus
posibilidades intelectuales, aunque sabe que la aspiración a la Justicia
como valor absoluto está fuera de su alcance, trata de acercar la
sociedad a este valor. Así el acto justo es aquel que va conforme a los
valores morales que una sociedad acepta y que una persona realiza
según su entendimiento, posibilidades y necesidades.
Toda sociedad tiene un espacio amplio de asimetrías, interdependencias
e imperio de la ley del más fuerte, del dominante. Por ello la moral, la
ética y la justicia procuran establecer espacios de equidad en que los
actos justos tengan mayores probabilidades de prosperar.
La libertad de hacer y ejercer el poder, debe ser moderada por una visión
justa, que estime las condiciones de quienes se encuentran en
desventaja, ya sean personas, grupos e incluso países.
En nuestro ámbito personal, estimar lo que es justo y realizar acciones
justas debe considerar al menos tres aspectos: el bien de las personas
(sus posibilidades, necesidades, grado de felicidad), la reflexión y las
circunstancias.

5
D. INTEGRIDAD.
En el ámbito de los valores humanos, la Integridad es la cualidad que
tiene una persona de actuar siempre apegado a los valores de la
Rectitud, la Honestidad, la Verdad y la Justicia, tanto para su trato con los
demás como para consigo mismo.
Así mismo, algunas disciplinas como la Sociología apuntan que la
Integridad es un valor asociado a la Cultura, por lo que se pueden dar
casos en los que en una sociedad determinados valores son bien vistos,
mientras que otras no, por lo que cada individuo será una persona
íntegra en la medida en que sea fiel a los valores positivos de su cultura,
es decir, aquellos que recibió de sus padres desde el primer momento.
Por otro lado, algunas personas también ven incluido en el valor de la
Integridad la capacidad de un ser humano de no conformarse con lo que
tiene, sino aspirar día a día a muchos más conocimientos o posiciones
laborales. En este sentido una persona integral será aquella que luche día
a día por estar mucho más preparada tanto académica, como laboral e
intelectualmente, aspirando siempre a ser cada día mejor persona y
profesional.
En cuanto a la repercusión que tiene a nivel individual el que una persona
cuente con la Integridad como uno de los valores por los que rige su
estructura de pensamiento y comportamiento, algunos psicólogos han
indicado que en la medida en que una persona tienda a la integridad, sus
acciones se encaminarán al perfeccionamiento, la honestidad, la
cooperación, y la mayoría de los valores positivos, lo que lo hará erigirse
como un ser confiable en su entorno, garantizándole así vínculos
afectivos y profesionales basados en la confianza. Así mismo, su empeño
en ser cada día mejor, lo llevará por el sendero del éxito personal y
profesional, por lo que se sentirá cada día más satisfecho y orgulloso de

6
sí mismo, lo que generará que la persona también se sienta mucho más
Feliz.
E. CORTESÍA.
Cortesía es un término que procede de cortés, un adjetivo que permite
nombrar a las personas atentas, afables y comedidas. Se trata de la
demostración de un sujeto que manifiesta afecto, respeto o atención
hacia otro individuo.
La cortesía juega un papel fundamental para una convivencia armónica
entre hombres y mujeres. Mediante la cortesía se pueden evitar muchos
problemas. El simple hecho de dar los buenos días, ayudar a una persona
a cruzar la calle, y o bien el no caer en la provocación de alguna persona
agresiva, ayuda en mucho para crecer como personas.
Sin embargo, en muchas ocasiones las nuevas generaciones están
pasando por alto la cortesía. Ya no es común ver que un joven le ceda su
asiento a una dama, o bien que ayude a una persona mayor en alguna
tarea. Las palabras altisonantes se están volviendo comunes en la plática
de los adolescentes y películas de tinte bélico les distorsionan la realidad.
Aunque mi vida está muy ligada a los medios de comunicación,
reconozco que en muchas ocasiones esos medios han contribuido a esta
situación. Es común el ver programas donde se hace burla de los
ancianos, caricaturas en donde se presentan monstruos que matan y
matan, y películas en donde los valores brillan por su ausencia.
El mejor antídoto para este tipo de situaciones es el ejemplo: Hacer
deporte, acudir a centros de apoyo a la comunidad, cuidar nuestra
actuación y ser amable en todo momento contribuyen a brindar la
imagen que tanto necesitan las nuevas generaciones.

7
F. DISCIPLINA.
El valor de la disciplina se adquiere dotando orden y eficacia para estar
en condiciones de realizar las actividades que se pidan y poder
desempeñarlas lo mejor que se pueda y ser merecedor de confianza.
Una persona disciplinada habla por sí misma, se deduce lo responsable
que es para organizar su tiempo, actividades y está al pendiente de
cumplir con lo encomendado. Su palabra es sinónimo de garantía y
credibilidad ante los demás.
La disciplina es un entrenamiento que corrige, moldea, da fortaleza y
perfecciona su misión, es formar buenos hábitos y establecer una serie
de reglas personales que comprometan alcanzar un ideal, es una de las
tareas más importantes de la vida. La persona que posee el valor de la
disciplina es aquella que cumple con sus obligaciones, haciendo un poco
más de los esperado, al grado de sacar adelante su trabajo y todo aquello
en lo que ha empeñado su palabra.
Es muy significativa la forma en que aprecia el horario y el orden. No se
olvida de mantener un ambiente agradable y armónico donde se
encuentra. Es feliz con lo que hace, no ve el compromiso como una carga,
no se molesta cuando le piden algo, piensa que es el medio para
perfeccionar a otros a través del servicio a los demás.
Cuando se es disciplinado en las acciones cotidianas, con la familia, en la
escuela y en la comunidad, no hace falta que lo vigilen y controlen,
porque la misma persona está al pendiente de cumplir lo que le
corresponde.

8
Con la disciplina se desarrolla la capacidad de ejercer control de los
deseos, carácter, emociones, lenguaje y actitudes; todo esto ayuda a
conseguir las metas que se han trazado, convencido de lo que se quiere.

G. VOCACIÓN.
La vocación es el deseo e inclinación por parte de las personas a cierta
profesión, carrera o acción. El concepto vocación tiene sus orígenes en el
latín “vocatio” y los religiosos lo entienden como el llamado de Dios para
realizar alguna tarea o simplemente para predicar su palabra. Es por eso
que este término también es utilizado como “llamada” o “convocación”.
La vocación, a grandes rasgos, se ve relacionada con los deseos y
afecciones que tienen las personas con aquellos aspectos que le resultan
inspiradores a cada uno de ellos. Es de suponer que la vocación de cada
sujeto dependa de sus intereses personales, aptitudes y gustos,
condicionando el futuro del mismo.

La vocación de una persona está compuesta por ciertos aspectos que van
a depender de las aptitudes de cada uno.
Los gustos personales son aquellos que brindan placer y una sensación
confortable. Otro de los aspectos a tratar cuando hablamos de vocación
son los intereses peculiares de cada persona, los temas por los que
sentimos más curiosidad o aquellos que nos llaman más la atención
impulsando la motivación para la investigación o desarrollo del mismo.

La vocación de cada sujeto va a estar relacionada, además, con la


personalidad y las habilidades de la persona en cuestión. Dentro de las
habilidades encontramos la fácil comprensión del tema, las ideas y la
imaginación, la confianza y la autonomía. La personalidad del sujeto tiene

9
que ver con el comportamiento del mismo en su entorno y la forma de
interpretar y sentir las diferentes situaciones.

H. SERVICIO.
El valor del servicio habla de nuestro alto sentido de colaboración para
hacer la vida más placentera a los demás. La persona servicial ayuda a los
demás de manera espontánea, en una actitud permanente de
colaboración. La persona servicial lo es en el trabajo, con su familia, lo
mismo en la calle ayudando a otras personas en la búsqueda de un mejor
destino. Es bonito el espíritu de servicio que trae consigo cada ser
humano, el cual permite que en los momentos difíciles, cuando ocurre un
accidente, o un caso lamentable, siempre aparece alguien que te rescata,
te salva la vida o te extiende la mano.
Las personas serviciales viven continuamente muy atentas, observando y
buscando el momento oportuno para ayudar a alguien, aparecen de
repente con una sonrisa y dispuestos a hacernos la tarea más sencilla. En
cualquier caso, recibir un favor hace nacer en nuestro interior un
profundo agradecimiento. Negarse a servirle a los demás, vivir para si
mismo, hacerse el loco cuando los demás necesitan su ayuda es una de
las actitudes más atrasadas que experimenta la sociedad actual.
Escuchar el clamor de la gente de los barrios y campos, de los arroyos y
cañadas, en su lucha constante por sobrevivir, ante el hambre, la miseria,
la falta de vivienda, ante los apagones y la alta facturación, ante las
injusticias y la inseguridad, es un acto humano y cristiano. Todo ser
humano que reacciona ante este tipo de situación de manera voluntaria,
y espontánea, sin esperar nada más que la satisfacción de servir es un

10
gran ser humano que ha evolucionado satisfactoriamente y está a la
altura de los nuevos tiempos.

APRECIACIÓN PERSONAL RESPECTO AL TRABAJO DESARROLLADO

Sabemos que la introyección de los valores morales comienza primordialmente


en el seno familiar, estos valores morales adquiridos en el seno de la familia
ayudan a insertarnos eficaz y armónicamente en la vida social; de este modo la
familia contribuye a lanzar personas valiosas para el bien de la sociedad, pero
cuando se nace en un núcleo familiar incompleto, desintegrado o disfuncional
por ende se introyectaran valores negativos, distorsionados o desconociendo de
estos, que a la larga desencadenaran violencia, delincuencia y crímenes. Pero
desgraciadamente la sociedad de nuestros tiempos vive sumergida en una
cultura donde las apariencias cuentan mucho, asignándole más valor y
significado a los bienes materiales y superficiales. Los valores morales son los
que orientan nuestra conducta, y con base en ellos decidimos como actuar y
afrontar las diferentes situaciones que enfrentamos en la vida 

11
SUGERENCIAS Y/O RECOMENDACIONES

 Los valores son construidos por cada uno de los individuos y en ese
proceso de adquisición son varios los factores que influyen desde la
familia, la escuela, los amigos, en el trabajo, etc. Puesto que hacemos
nuestro ciertos valores y otros no. Los valores reflejan el curso de la vida,
porque hay algunos que son permanentes en el tiempo que otros.

 Los valores cambian con las necesidades y experiencias de las personas,


es decir: Hay valores de nuestra sociedad que dan importancia a la
recompensa monetaria y otros que dan importancia a la categoría o
al servicio social. De modo que estamos constantemente evaluados y
evaluamos por la racionalidad de sí, y de los otros de modo que podemos
darnos cuenta que hay valores preferenciales y valores universales.
Gracias a ello captamos que hay cosas importantes a las cuales no
debemos renunciar y cosas poco importantes de las que podemos
prescindir.

12
BIBLIOGRAFÍA Y/O FUENTES DE INFORMACIÓN

 http://www.monografias.com/trabajos66/valores-humanos/valores-
humanos.shtml

 https://definicion.de/honor/

 https://fundaciontelevisa.org/valores/valores/honestidadhttps://fundaci
ontelevisa.org/valores/valores/honestidad

 https://le0el.wordpress.com/2009/12/15/el-valor-de-la-justicia/

 https://educacion.elpensante.com/el-valor-de-la-integridad/

 http://lacortesiaesunvalor.blogspot.pe/2011/03/la-cortesia-como-
valor.html

 https://www.ecured.cu/Disciplina

 http://concepto.de/vocacion/

 http://claroipelao.blogspot.pe/2012/05/el-servicio-como-valor-
humano.html

13

También podría gustarte