Está en la página 1de 7

RESPUESTAS

-¿Considera que todos sus comportamientos con las denunciantes de los dos casos, durante el tiempo
que interactuó con ellas, fueron absolutamente apropiados? De haber tenido algún error en su conducta
¿cuál sería? ¿qué haría para repararlo?

Todos mis comportamientos con las denunciantes de los dos procesos, durante todo el tiempo interactuado
con ellas, obedecieron estrictamente a la función laboral, académica, o a la relación de amistad que tenia
con cada una de ellas. Efectivamente debo reconocer que ha habido errores en mi conducta, pues
considero que siempre hay oportunidad de mejora como evitar ser tan horizontal; ya que me he distinguido
por ser muy directo y horizontal con mis asistentes y colegas. Yo he tenido asistentes bachilleres, de
maestría, de doctorado, y otros que solamente trabajaban en los proyectos que yo dirigía. En total habré
tenido mas de 60 asistentes. A todos ellos siempre he tratado de ayudarlos desmedidamente para que
sean personas de éxito, con la mayoría de ellos aun colaboró. Bajo esta forma de ser, hemos desarrollado
amistad mas allá del tema estrictamente laboral, a lo cual detallo mi horizontalidad y el no haber emitido
memorándums o sanciones cuando cometían errores:

1) Trato muy horizontal:


a. Denunciante 1 (proceso 1):
i. Ella realizaba su tesis de pre-grado en otra universidad, la he ayudado a ver su
tema de tesis, he revisado su plan de tesis, me he reunido con su asesora para
darles ideas en las cuales puedan trabajar. Algo que no estaba contemplado en
mis funciones en la UTEC, tampoco era co-asesor oficial, sin embargo, así como
a ella, a muchos otros he tratado de ayudar en sus tesis de otras universidades,
sin retribución alguna.
ii. En muchas oportunidades la denunciante 1 requería de mis consejos en su
desarrollo profesional y personal, a lo cual, siempre le inculcaba que publique
artículos para que pueda salir adelante entre otros consejos que ella pudiera
solicitarme.
b. Denunciante 2 (proceso 1):
i. Adicionalmente a la relación laboral, ella me contaba de sus intereses musicales,
de lectura, recuérdese que, durante la pandemia, el formato de chat era el mas
común. También, me comentaba su interés por estudiar un posgrado, a lo cual le
recomendé varias universidades a considerar.
c. Denunciante 4 (proceso 2):
i. Ella recibió una beca académica de parte de UTEC, y la ayudé contratándola para
labores básicas en uno de los proyectos de investigación. Cuando llegó a Lima
procedente de su ciudad natal, le he brindado apoyo en todos los aspectos
requeridos por ella, en el marco de mis posibilidades.
ii. Era común que la denunciante 4 me buscase si necesita alguna ayuda económica
(préstamo) o simplemente realizar alguna logística cerca a UTEC. Entiendo que
esto no solamente a mi, sino a otros colaboradores asistentes, como los evidencié
en mis descargos y apelaciones

Estos son algunos de los ejemplos, los cuales demuestran que mi trato era bastante horizontal y
las ayudaba en temas fuera del desarrollo del trabajo, y en base a estas interacciones se fueron
desarrollando otros contextos de amistad. Aprovecho en mencionar que el trato horizontal es algo
común en la universidad, incluso considerado como la “cultura UTEC” siempre en un contexto de
respeto y cordialidad.

2) No haber emitido memorándums y sanciones: Siempre con el animo académico del tipo
motivacional promovía que los asistentes salgan adelante, brindaba varias oportunidades para que
pudiesen corregir sus errores y mejorar, y no resaltaba de manera negativa sino constructiva los
errores, aún cuando había ciertas fallas importantes que bien podrían haber ameritado un
memorándum e incluso sanciones. Cito algunos ejemplos:
a. Denunciante 1: ella se encargada de coordinar un proyecto en Madre de Dios. La
coordinación involucraba desarrollar la logística de mediciones de campo y realizar los
preparativos para las reuniones mensuales con nuestros colaboradores. Inicialmente el
viaje de campo estaba programado para marzo 2020, pero debido a la pandemia fue
postergado hasta noviembre. Ese viaje tuvo muchos inconvenientes:
i. La Lab Manager de Ing. Civil (que no dependía de mi si no del director de la carrera
de Ing. Civil) implementó protocolos de salidas y entradas de instrumentos para
campo, nótese que llevábamos a campo, instrumentos que conjuntamente
superaban los 250,000 USD e incluso más. La Lab Manager le pidió a la
denunciante 1 rellenar la documentación necesaria para el traslado de los
instrumentos, algo que la Srta. se negó a firmar aduciendo que era mucha
responsabilidad y que no quería hacerlo. Esto ocurrió antes de viajar, yo por mi
parte me mantuve fuera de esta conversación, pues la Lab Manager respondía al
Director de Ing. Civil y eran los protocolos implementados para todas las salidas
de todos los proyectos.
ii. Ya en el viaje, nuestros colaboradores locales nos agendaron entrevistas con la
televisión publica alemana (DW) para el tema de minería ilegal e informal, la cual
tuvo que ser cancelada in-situ aún con todos los periodistas listos para filmar. Esta
cancelación fue realizada de manera arbitraria por parte de la denunciante 1 sin
consultarme ni tampoco explicarme, y claramente esto perjudicaba el impacto de
la investigación y el prestigio de la universidad. Ante ello, tuve que disculparme
personalmente con la prensa alemana como director del proyecto y como
representante de la universidad. Consideré seriamente enviar un memorándum
por escrito a recursos humanos de la UTEC, pero en esa oportunidad solamente
hablé con la señorita para evitar futuras incidencias ya que era la primera falla que
había cometido en sus funciones de coordinación.
iii. En dicho viaje también se advirtió de deficiencias en la logística de campo. Al
darme cuenta que la logística no era la adecuada, le pedí al grupo de trabajo, del
que formaba parte la denunciante 1, una reunión de urgencia para organizar el
plan de trabajo y pedir el compromiso de todos, pero también les llamé la atención
a todos de manera verbal porque habían tenido tiempo de coordinar todo ello
previamente. Por tanto, les pedí explícitamente ayudarse entre ellos y
reorganizarse porque todavía faltaban muchos días y yo no podía estar
supervisándolos todo el tiempo, ya que mis funciones de dirección requerían mi
presencia en Lima. Nuevamente, quien estaba a cargo de organizar a todo el
grupo era la denunciante 1, pero opté por darle otra oportunidad al igual que a
cualquier otro asistente que comete fallas. Siempre he buscado que mejoren su
accionar y el trabajo en equipo.

b. Denunciante 2:
i. En un viaje de trabajo a la ciudad de Iquitos para gestionar el pintado del Bote
UTEC, la Srta. me pidió viajar con días de anticipación. Ella debía viajar el lunes
temprano para una reunión en Iquitos, pero ella solicitó viajar un viernes para
pasar el fin de semana y hacer gestiones personales allá. Accedí con la condición
de que no se le reconocerían los viáticos de esos días ya que era fin de semana
y no iba a trabajar. Como muchas veces coincidían los viajes con fines de semana,
no era la primera vez que los asistentes pedían programar sus viajes y salir días
antes, algo que coordinaban conmigo y luego la coordinadora financiera del
proyecto se encargaba de comprar los pasajes en el marco de los proyectos. Sin
embargo, cuando envió su rendición de cuenta había incluido los gastos de
hospedaje adicionales. La coordinadora encargada de verificar los gastos advirtió
esta situación, e inmediatamente la denunciante 2 actualizó su pedido de
reembolso, aludiendo que “se había olvidado”, pero este hecho no fue tomado a
bien, según lo indicado por la coordinadora financiera. Aquí pude haber enviado
un memorándum a recursos humanos por malversación de fondos, sin embargo,
lo dejé pasar, dado que subsano la conducta de manera inmediata y no causó
perjuicios al proyecto.
c. Denunciante 4:
i. En diciembre 2019, mientras ella trabajaba en UTEC, se fue a su ciudad natal y
no regresó si no hasta febrero. Ella nunca avisó y simplemente contactaba a mi
asistente para hacer efectivo su salario; sin embargo, ella no había laborado en
este periodo. Aquí pude también sancionar e incluso separar a la denunciante 4,
pero nuevamente la reprendí oralmente por su accionar, toda vez que el proyecto
no se veía perjudica en su baja productividad.

Finalmente, debo reconocer que los múltiples cargos que tenia en la UTEC no me permitieron darme
cuenta que mis asistentes pudieran percibir que faltaba comunicación para desarrollar sus labores o qué
fue lo que ellas entendieron como alusiones de hostigamiento en las que sustentan sus denuncias. En mi
contrato (incluso en la adenda) no se estipulaba el trabajar en varias direcciones, ni todos los cargos que
tenía bajo mi responsabilidad. En octubre del 2018, me nombraron Director General Académico de la
UTEC, pero también (en forma simultánea hasta octubre 2019) mantenía las Direcciones de las Carreras
de Ing. Civil, de Ing. Ambiental, de la Escuela de Posgrado, además de seguir siendo director ejecutivo del
CITA (centro que fundé en el 2017). Recuérdese que no todos los cargos administrativos estaban
estipulados en mi contrato. Mi compromiso con la universidad era tal que incluso me citaban a reuniones
(dentro de vacaciones) en feriados y fechas festivas, como por ejemplo que para el 28 de Julio tenía una
reunión a las 8pm o incluso tenia reuniones hasta la 1am para verificar el éxito de nuestro modelo
académico virtual, el cual que fue implementado debido a la pandemia. Ahora pienso que estas múltiples
ocupaciones fueron generando incertidumbres a mis asistentes respecto a sus funciones laborales.

No encuentro forma de reparar un acto que no reconozco; sin embargo, si pudiera retroceder en el tiempo
no hubiese aceptado tantos cargos en la UTEC a efectos de no desligarme en comunicarme más
fluidamente con mis colaboradores.

-¿No considera que cuatro jovencitas afirmando haberse sentido hostigadas sexualmente por usted son
una señal importante para hacer una autocrítica de su conducta con ellas?
He tomado conocimiento formal de la identidad de 3 personas y efectivamente esta situación deja una gran
lección y la autocritica es que debo cambiar mi trato tan horizontal y cordial con mis colaboradores, así
también de no permitir que me involucren en sus temas personales, ya sean económicos, familiares, de
salud o cualquier tema distinto a la relación exclusivamente laboral.

-¿Es consciente de que no todas las víctimas de hostigamiento sexual pueden quejarse o denunciar en el
momento preciso en el que pasa el hecho y que, por lo tanto, ese pudo ser el caso de las denunciantes?
(a propósito de que usted sostiene que ellas nunca le hicieron saber su malestar)

Investigaciones, casos y estudios actuales en psicología sugieren que cuando una persona se siente
hostigada expresa un rechazo al hostigador, no expresa admiración, no pide favores, no pide consejos, no
pide apoyo económico, no pide aumentos en el salario, ni tampoco pide asesoramiento en temas
académicos y/o personales. En ningún momento sus acciones fueron condicionadas u obligadas tampoco.
Es más, en todos los casos se puede corroborar que la relación era la más cordial, llegando incluso a
reconocer la amistad y el reconocimiento por el trabajo que desarrollábamos en equipo, al punto de recibir
elogios personales por mi trabajo de investigación y mi aporte a la conservación del medio ambiente. Por
estas razones jamás hubiera advertido o esperado este tipo de situaciones que claramente me han
sorprendido y decepcionado.

-¿Es consciente de que no todos los actos de hostigamiento sexual contienen expresiones explícitas sobre
sexo y que, por lo tanto, las conversaciones que usted sostuvo sobre temas extralaborales con las
denunciades (viajes, cenas o salidas) pudieron comprender alusiones sexuales?

Como mencioné mi relación con ellas no solamente era laboral sino de cordialidad, como con todos mis
asistentes. Esto quiero recalcar, que mi trato hacia las señoritas no era privilegiado hacia ellas, trataba a
todos por igual y en varias oportunidades hemos viajado por trabajo, y en ningún momento ha sucedido o
surgido algún acto indebido con ninguno de mis asistentes y asistentas, ni explícita ni alusivas. Las
conversaciones de viajes eran por temas de trabajo, ya que usualmente coordinábamos los proyectos en
el destino de viaje, viajábamos para ver potenciales propuestas para obtener fondos, o porque
simplemente nos invitaban nuestros colaboradores a dar charlas a diferentes audiencias. En ningún
momento fueron viajes fuera de las funciones laborales. Cabe mencionar que ella era la comunicadora del
proyecto, por ende, sus funciones incluían coordinar las estrategias de difusión del proyecto con todos los
socios y asociados al proyecto, especialmente en la región amazónica. En muchas ocasiones hemos
almorzado, cenado y estado en muchas reuniones solos o acompañados por nuestros colaboradores. Si
bien las conversaciones mencionan reiteradamente las coordinaciones de viaje, esto era debido a que,
debido a la pandemia, muchos viajes y actividades fueron reprogramados y se acumularon. Entiéndase
que mis proyectos se basan en mediciones en campo y presencia en las zonas de mediciones, por ende,
los viajes eran el tema principal de las conversaciones. A mi parecer, el comité no ha podido evidenciar
fehacientemente estos hechos, a lo cual debió evitar la aplicación de criterios basados en estereotipos de
género y otros que generan discriminación.

-Según usted mismo ha dicho en sus descargos ante la universidad, en los varios años de experiencia
académica y docente jamás había enfrentado problemas similares a las denuncias ¿cree que esto se deba
a que nunca ocurrieron o, más bien, cabría la posibilidad de que antes no hubo algún pronunciamiento
porque no se tenía una noción muy clara de lo que era el hostigamiento sexual?

Soy investigador desde el año 2000 y como profesor desde el año 2009, en los cuales he trabajado en
varios países (e.g. EEUU) y con muchos colaboradores en diferentes proyectos. Como mencioné
anteriormente, en UTEC, en los últimos casi 5 años, he trabajado directamente con mas de 50 personas
en investigación y adicionalmente más de 30 personas en gestión administrativa, entre varones y mujeres,
con muchas de las cuales mantengo una buena relación hasta la fecha. Es más, muchas de mis anteriores
asistentas me tienen como su co-asesor de sus tesis y seguimos trabajando actualmente en investigación.
Las acusaciones que las señoritas mencionaron nunca ocurrieron y las pruebas que supuestamente
presentaron fueron sacadas totalmente del contexto. Considero que aquí hubo una coincidencia de
personas aprovecharon la amistad y el grado de confianza que les brindé.
Me parece muy coincidente que dos personas hayan denunciado una después de otra, ya que ellas eran
amigas desde el 2018 e incluso vivieron juntas en los siguientes años; esto por el contrario perjudica mi
imagen, ya que estas situaciones nunca se presentaron a lo largo de mi trayectoria personal, profesional,
laboral y/o académica. Es importante destacar que el tema de hostigamiento sexual no es nuevo, siendo
el reglamento ya publicado en febrero del 2003, mucho antes de mi llegada a UTEC.

-¿Cuál es su postura frente a las conclusiones del Comité de Intervención y del Tribunal de Diversidad e
Inclusión de la UTEC? ¿Qué puede decir al respecto?

Desde el inicio del proceso, me dio la sensación de que todo estaba dirigido. El comité, a mi parecer, no
tenia mucho interés en investigar en detalle y solamente cumplía el procedimiento por puro formalismo,
aquí algunos ejemplos:

1) Entrevistas y descargos: Desde el inicio del proceso, sentí que la UTEC quería realizar un
proceso muy rápido y sin cumplir el debido procedimiento, que es investigar a fondo y en búsqueda
de la verdad basada en evidencia. Esto se fundamenta en que no entrevistaron a todos los testigos
que presenté y las intervenciones con cada uno de ellos fue limitada. Según lo enviado por el
comité, las entrevistas se limitaron a preguntar cómo se gestionaban los proyectos, quienes eran
los coordinadores, y si vieron “algo raro en mi comportamiento” alguna vez. En mis proyectos, yo
tenía a mi cargo a más de 30 personas, pero solo se limitaron a entrevistar a un porcentaje muy
bajo (mayormente las implicadas, algo que esta fuera de contexto), y a muchas de ellas que eran
nuevos colaboradores que recién habían ingresado a la institución, los cuales no tenían claro
conocimiento de los temas en cuestión. Claramente yo pedí que se investigue a fondo el caso y
que pregunten a más testigos y cuestionen mi descargo, mas no solamente lo descarten, algo que
sucedió desde las primeras reuniones.

2) Obstrucción a la investigación: Al inicio del proceso, pedí enviar testimonios por escrito para
que pudiesen validar algunos puntos de mi descargo. En ese entonces, la directora de Recursos
Humanos (Laura Kleiner) me indicó que no era necesario pues entrevistarían a todos mis testigos,
confié en ella. Luego, cuando entrevistaron a algunos de los testigos, una de ellas era la
coordinadora financiera de proyectos y que se encargaba de la logística de los mismos, así
también que era jefa directa de una de la denunciante 1, le preguntaron a ella cosas no relevantes
a mi descargo, si no temas de gestión de proyectos y en general de las funciones de los
trabajadores del CITA (Centro de Investigación y Tecnología del Agua). De este punto me di
cuenta, gracias al informe del Comité, corroborado posteriormente por la propia coordinadora que
nunca supo en detalle por qué la llamaron a entrevista, que las preguntas eran muy generales que
no buscaban la verdad y solo estaban planteadas para cumplir el formalismo. Cada una de las
entrevistas fue grabada por el comité, según entiendo, así que ahí está la evidencia de qué
preguntaron a cada persona entrevistada.

3) Cuestionamiento de muchos proyectos: El comité me cuestionó por tener muchos proyectos


de investigación a mi cargo, y que me valía de mis cargos de dirección para tener proyectos por
varios millones de dólares. Durante el periodo 2016 al 2020, he enviado más de 68 propuestas
para fondos concursables, siguiendo los lineamientos de la Dirección de investigación para
personal investigador. Por otro lado, el investigador principal es el que se encarga de enviar
propuestas (algo descrito en el modelo docente de UTEC) y depende de las agencias
financiadoras si los proyectos son otorgados o no, y estos proyectos incluían incluso “overhead”
para la universidad, en su mayoría del 35% del costo operativo destinado en beneficio de la
institución. Por tanto, entiéndase que no es que los fondos se ofrecen a la UTEC y alguien que
valiéndose de su cargo los asume como suyos, sino que se someten a concurso y queda en criterio
de la agencia financiadora decidir si brindar o no el financiamiento. Cada investigador es el
responsable de traer fondos para realizar sus investigaciones y así como yo, muchos
investigadores en todo el país concursan y ganan proyectos. De las 68 propuestas, 43 no fueron
financiados y 25 si obtuvieron fondos de diferentes agencias e instituciones peruanas e
internacionales. Durante estos 25 proyectos financiados seguramente habré tenido más de 50
personas a mi cargo (entre varones y mujeres) en los cuales nunca he tenido problemas.
Finalmente, nunca entendí porque se me cuestionaba mis labores de investigador por cumplir el
modelo docente de la UTEC, y recuérdese que, si bien mi contrato en UTEC era por ser
administrativo, pero era yo quien traía los mayores fondos a la universidad, todo por mi deseo de
investigar y en beneficio económico y posicionamiento incluso para la institución. Este
cuestionamiento me preocupó mucho porque desde mi llegada a UTEC he venido fomentando la
excelencia académica y de investigación, y gracias a ello se desarrollo el modelo docente, y ahora
se me cuestionaba por cumplirlo con excelencia. Esto me hizo pensar que los miembros del comité
nunca tuvieron claro el modelo docente que formaba parte de los reglamentos de la institución,
aún cuando el comité lo conformaban docentes académicos.

4) Testigos nunca entrevistados o entrevistas muy generales: En mi primer descargo, mencioné


a muchas personas para que verifiquen muchos hechos, y nunca entrevistaron a personas clave,
a personas que estuvieron en los momentos del viaje a Madre de Dios, por ejemplo, o simplemente
las preguntas eran muy generales que no verificaban mis descargos o la información de las
denunciantes.

En base a estas consideraciones, a mi parecer el comité estaba orientado a encontrarme como culpable
desde un inicio. Recuérdese que las personas que integran el comité trabajan para la UTEC, entonces
encontrar imparcialidad es muy difícil, y el Tribunal pienso que fue algo similar, solo era confirmar lo que
el comité pensaba. Siempre he manifestado que el comité obró en forma parcializada y sesgada, sin el
criterio necesario que requería este caso, y sin seguir el debido proceso e investigación.

Me remito a un ejemplo en el segundo proceso. En la primera entrevista que tuve con el comité, al concluir,
la asesora legal de UTEC (la abogada Jessica Villafaña) era la encargada de resumir los conversado en
un documento. Cuando procedimos a leer el acta de la reunión, ella había escrito palabras que nunca
había mencionado en mi declaración oral y que incluso podrían haber sido tergiversadas. Delante de todo
el comité le hice presente ese error y después de una breve discusión y gracias a la apreciación de otro
miembro del comité que corroboró que yo tenía la razón, la abogada se enojó y me dijo, explícitamente,
“Ya, ¿entonces que quieres que ponga?”, como haciendo alusión que realmente no importa lo que se
escribía en el documento. Solamente atiné a decirle, delante de todo el comité, que pusiera la verdad de
lo que se había hablado. Entonces, ¿qué podría uno entender de ese tipo de actitudes de parte del área
legal de la UTEC?

-¿Considera que las denunciantes se pusieron de acuerdo para acusarlo debido a una especie de rencilla
personal debido a desacuerdos laborales en el CITA? Si usted sigue sosteniendo su inocencia ¿por qué
cree que surgieron estas denuncias?

Las denunciantes 1 y 4 vivieron juntas y eran muy cercanas, y debido a lo expuesto anteriormente, las
conversaciones de amistad que teníamos eran del año 2019 e inicios del 2020, pues luego estuvimos más
ocupados por la pandemia. Es por ello, que ahora estoy convencido que el viaje en Nov 2020 a Madre de
Dios, fue con la intención de entorpecer la investigación y mas bien para fomentar en mi, alguna actitud
negativa, como menciono antes, ni siquiera un memorándum recomendé, algo que si me arrepiento puesto
que hubiese evidenciado que las personas denunciantes habían incumplido en muchas oportunidades
aspectos laborales. Como mencioné también, el hecho de que las denunciantes 1 y 2 siempre querían
aumentos de sueldos, que la denunciante 4 le cancelaran la beca académica en el mes de febrero 2021
porque ella no había obtenido el promedio académico requerido (algo que claramente yo no tenia control)
y que inmediatamente después presentó su denuncia ante la universidad. Estas razones pudieron generar
frustraciones en las jóvenes ya que no les quedó otra alternativa que buscar un culpable. Por ello, estoy
totalmente convencido que esto es un acto de frustración académica e inclusive planeado con anticipación
para justificar su bajo rendimiento y constantes errores laborales.

-¿Cuándo exactamente renunció a la universidad? ¿Por qué renunció a la UTEC antes de que terminara
todo el primer proceso?
Exactamente envié mi carta de renuncia el 1 de febrero del 2021, porque me comencé a cuestionar el
actuar express del comité de la UTEC, los que, sin realizar una investigación profunda, pretendían
acusarme, por ello elaboré una línea de tiempo en donde veo muchas coincidencias:

1) HIDROVIA AMAZONICA: Como investigador estuve muy presente en levantar observaciones


técnicas del proyecto Hidrovía Amazónica (observaciones presentadas en foros públicos,
boletines, enviadas a SENACE, etc). Un día, mi jefe directo me sugirió que moderé mi lenguaje
pues había tenido quejas de dos ministerios (del MTC y de Educación), a lo que yo mencioné que
mi labor como investigador era ser imparcial y neutral y decir técnicamente por qué el proyecto era
incoherente técnicamente. Luego, en la conferencia minera Perumin 2019 (donde yo tenia
presentaciones en diferentes paneles técnicos), una empresaria que había visitado en repetidas
ocasiones la UTEC, me invitó a conversar y lo primero que me dijo fue que por qué yo era opositor
del proyecto Hidrovía Amazónica. Comencé a explicarle mis observaciones técnicas y al final
entendió mis puntos de vista y me dijo: “Te entiendo, pero éramos varios empresarios listos para
invertir en la zona de Yurimaguas”. Posteriormente, preferí no preguntar quienes eran esas
personas y terminamos la reunión. Este 2021 era el año donde teníamos que presentar mayores
alcances técnicos en los cuales se verificaba mis apreciaciones de lo técnicamente limitado del
proyecto, y como podrán ver en los medios actualmente, la UTEC ya no tiene una voz técnica en
este proyecto importante.

2) MODELO EDUCATIVO: Desde Febrero del 2019, comencé a liderar el nuevo modelo educativo
de la UTEC, y para diciembre 2020, ya teníamos el brochure listo para su publicación, algo que se
haría en los meses de verano del 2021.

3) MODELO DOCENTE: Desde 2018, fui el principal promotor del modelo docente (calificación y
categorización de docentes) en la UTEC, algo que tenia algunos opositores (profesores), y que
justamente se aplicaría en febrero del 2021. Seguramente un tema sensible para muchas personas
(como la profesora del comité) que no veían con buenos ojos que la excelencia académica se
instaure definitivamente en la UTEC.

4) LOS PROCESOS EN MI CONTRA: Al inicio del proceso comencé a darme cuenta que las cosas
estaban direccionadas y nada de lo que yo dijera o presentara como evidencia importaba.
Anteriormente he descrito algunos de los ejemplos que hacen soporte a mi conclusión respecto al
comité. En base a estos hechos donde yo veía que se me cuestionaba por todo, sentí la poca
valoración a todo el esfuerzo que dediqué a la institución, fue como que todo estaba dirigido y
decidí renunciar a la UTEC antes que culmine el primer proceso porque no importaba lo que yo
mencionase e incluso se me juzgaba por mis labores de investigador en la institución, como si
tener éxito académico fuese algo negativo.

5) PROCESO A LA UNICA PERSONA QUE DIJO LA VERDAD: En el segundo proceso que era
mas de lo mismo, presenté el testimonio por escrito de la coordinadora financiera encargada de
los proyectos y coincidentemente, un tiempo después le iniciaron un proceso por un tema de
acceso de datos (a algo que ella era la administradora y creadora de muchos fólderes en Google
Drive, a la cual los jefes responsables le dieron acceso). Ella es la mejor estudiante (del primer
semestre) de la Maestría de Ing. Civil y tiene media beca otorgada por la Dirección de Investigación
de la UTEC. Esto demuestra una gran coincidencia, a la única persona que pudo enviar su
testimonio por escrito en el segundo proceso, le abrieron otro proceso. Ahora entiendo que quizás
si mas personas hubiesen contado su verdad tendríamos más personas con procesos, y me
pregunto ¿si esto es una coincidencia?

Todo lo anterior no hace sino verificar mi entrega a la institución, y que mínimamente hubiese pedido un
comité neutral y que investigue adecuadamente, eso además a que se me quiera acusar de
supuestamente “haber tenido poder” (una acusación sin justificación ya que yo solo cumplía lo indicado en
el reglamento institucional del modelo docente) y que no querían entrevistar a más testigos para verificar
los hechos, siendo que la única persona que envió su testimonio por escrito coincidentemente le abrieron
otro procesos. Estas fueron las razones en las que se basó mi decisión de alejarme de la institución.

Finalmente atiendo estas preguntas con la mejor voluntad de que se conozca la veracidad de los hechos,
no he querido iniciar procesos judiciales en contra de las denunciantes porque conozco de la situación
familiar, laboral y económica de cada una de ellas, y todo lo que involucraría estos procesos legales.
Adicionalmente a ello, confiaba en el respeto a la normativa vigente que establece la reserva y
confidencialidad de estos procesos de hostigamiento, por lo que desconozco como puede Usted haber
tomado conocimiento y con gran detalle. Todo ello me lleva a pensar que se mantiene la situación
orquestada en mi contra.