Está en la página 1de 17

INTRODUCCION

La función de una refinería es transformar el petróleo en productos derivados que


satisfagan la demanda en calidad y cantidad, cabe destacar que tal demanda es variable
con el tiempo, tanto en el volumen total de derivados como en su estructura por
productos.

En el proceso de refinación las refinerías producen docenas de productos refinados


(que varían desde los muy livianos, como el GLP, a los muy pesados, como el aceite
combustible residual). Esto sucede no sólo debido a la demanda comercial de los
diferentes productos, sino también por el hecho de que las propiedades del petróleo
crudo y las capacidades de las refinerías imponen restricciones a los volúmenes de
cualquier producto que se pueda elaborar en una refinería.

La refinación comprende una serie de procesos de separación, transformación y


purificación, mediante los cuales el petróleo crudo es convertido en productos útiles con
innumerables usos, que van desde la simple combustión en una lámpara hasta la
fabricación de productos intermedios, que a su vez, son la materia prima para la
obtención de otros productos industriales.

Debido a que todo el petróleo crudo que se trata en las refinerías atraviesa un
proceso de destilación, la capacidad de refinación se expresa normalmente en términos
de destilación del petróleo crudo según la capacidad de producción.
CONCEPTOS BÁSICOS DE REFINACIÓN.

La refinación es el proceso que se encarga de la transformación de los hidrocarburos


en productos derivados.

La refinación comprende una serie de procesos de separación, transformación y


purificación, mediante los cuales el petróleo crudo es convertido en productos útiles con
innumerables usos, que van desde la simple combustión en una lámpara hasta la
fabricación de productos intermedios, que a su vez, son la materia prima para la
obtención de otros productos industriales.

La función de una refinería es transformar el petróleo en productos derivados que


satisfagan la demanda en calidad y cantidad.

Cabe destacar que tal demanda es variable con el tiempo, tanto en el volumen total
de derivados como en su estructura por productos.

Los derivados, son los productos obtenidos directamente por destilación del
petróleo. Una refinería fabrica tres clases de derivados:

I) Productos terminadas, que pueden ser suministrados directamente al consumo

II) Productos semiterminados, que pueden servir de base a ciertos productos


después de mejorar su calidad mediante adictivos
III) Subproductos o productos intermedios, como la nafta virgen, que sirve como la
materia prima petroquímica.

PROCESO DE REFINACIÓN

TEORÍA DEL PROCESO.

Las refinerías de petróleo son grandes plantas de producción continua y gran


densidad de capital. En las refinerías se transforma el petróleo crudo en productos
terminados y refinados (en especial GLP, gasolina, combustible pesado, combustible
diésel, materias primas de petroquímicos, gasóleo de calefacción, aceite combustible y
asfalto) mediante la separación de crudos en diferentes fracciones (cada una con un punto
de ebullición y distribución de la cantidad de carbono únicos) y luego el procesamiento de
estas fracciones en productos terminados, mediante una secuencia de transformaciones
físicas y químicas.

Las refinerías producen docenas de productos refinados (que varían desde los muy
livianos, como el GLP, a los muy pesados, como el aceite combustible residual). Esto
sucede no sólo debido a la demanda comercial de los diferentes productos, sino también
por el hecho de que las propiedades del petróleo crudo y las capacidades de las refinerías
imponen restricciones a los volúmenes de cualquier producto que se pueda elaborar en
una refinería.

Las refinerías pueden (y así lo hacen) cambiar sus operaciones de refinación para
responder a los constantes cambios en el petróleo crudo y los mercados de productos,
pero sólo dentro de los límites físicos determinados por las características de
funcionamiento de sus refinerías y las propiedades de los petróleos crudos que procesan.

Finalmente, la complejidad de las operaciones de refinación es tal que se pueden


comprender y optimizar por completo, desde un punto de vista económico, sólo a través
del uso de modelos matemáticos en las operaciones de las refinerías en general.

Los modelos matemáticos utilizados en las operaciones de refinación son los únicos
medios confiables para generar respuestas alcanzables (es decir, viables) y económicas (es
decir, óptimas) para los cambios en el ambiente m

La refinación del petróleo es un proceso complejo utilizado para separar las


fracciones de los diversos hidrocarburos del petróleo crudo (petróleo sin procesar),
también llamado petróleo. Los cinco procesos básicos de la refinación de petróleo son los
siguientes:

 separación (mediante la destilación o absorción),


 craqueo (rompimiento de grandes cadenas de moléculas en moléculas más
pequeñas)
 reformación (re disposición de la estructura molecular)
 combinación (combinar moléculas más pequeñas con el fin de obtener moléculas
más grandes)
 tratamientos (remoción química de los contaminantes)

Los hidrocarburos (compuestos) difieren en las longitudes de su cadena de


hidrocarburos, dando como resultado diferentes puntos de ebullición: Cuanto más larga
es la cadena, mayor es el punto de ebullición. Los refinadores aglomeran ciertos
compuestos en grupos llamados fracciones.

La manera más antigua y común de separarlos es la destilación fraccionaria:


básicamente calientas (hierves) el petróleo crudo (en la columna de destilación
fraccionaria). A medida que el vapor se eleva a través de las bandejas en la columna, se
enfría y se condensa para formar un líquido.

Las diversas fracciones de líquidos se colectan en bandejas y podrán ser


posteriormente transferidas a los condensadores para su enfriamiento adicional antes de
ser enviadas a los tanques de almacenamiento.

Sin embargo, muy pocos componentes que salen de la columna de destilación


fraccionaria están listos para el mercado. Muchos de ellos requieren un mayor
procesamiento químico (por ejemplo, la reformación, combinación) dentro de otras
fracciones.

Las fracciones destiladas y químicamente procesadas son luego tratadas para


remover las impurezas, tales como compuestos orgánicos que contienen azufre,
nitrógeno, oxígeno, agua, metales disueltos y sales inorgánicas.
Luego de ser tratadas, las fracciones son enfriadas y luego mezcladas para elaborar
diversos productos. Eventualmente, algunos de estos productos son traídos por barco,
ducto, ferrocarril o camión hasta uno de los terminales.

Los hidrocarburos contienen mucha energía. Son moléculas que contienen


hidrógeno y carbono y el carbono viene en diversas longitudes y estructuras.

El proceso de refinación del petróleo crudo a producto final, debido a la diferencia


de temperatura a través de toda la columna de destilación fraccional (caliente en la base,
fría en la parte superior).

La refinación comprende una serie de procesos de separación, transformación y


purificación, mediante los cuales el petróleo crudo es convertido en productos útiles con
innumerables usos, que van desde la simple combustión en una lámpara hasta la
fabricación de productos intermedios, que a su vez, son la materia prima para la
obtención de otros productos industriales.

Para entender en qué consiste el refinado del petróleo es necesario tener en cuenta
sus distintos procesos. Estos pueden dividirse en dos grandes grupos:

Separación: Consiste en la separación del crudo en diferentes fracciones de


petróleo, de acuerdo con su temperatura de ebullición. Para ello se emplean procesos
físicos como destilación atmosférica y destilación al vacío.

Conversión: Este proceso consiste en transformar unos componentes del petróleo


en otros. Esto se realiza mediante reacciones químicas, por acción del calor y en general,
con el uso de catalizadores.

Los procesos de conversión son los destinados a modificar las moléculas para
obtener otras. Existen diversos procesos de conversión, entre los que podemos destacar
los siguientes:

El craqueo, que produce gasolina y gas propano.


La desintegración catalítica. Para obtener gas de refinería, alimentación para la
alquilación, gasolina de alto octanaje, etc.

La alquilación, utilizada para obtener una gasolina de alto octanaje: el alquilato.

La desintegración con hidrógeno.

La reformación o aromatización. Suyo objetivo es mejorar el octanaje de las naftas y


obtener aromáticos de alta calidad.

La coquificación, del que se obtiene el coque que puede usarse como combustible.

Tras la fase del refinado de petróleo se pasa a la de almacenamiento y transporte. Y,


posteriormente, a la distribución y comercialización de los hidrocarburos.

PROCESOS QUE INVOLUCRAN LA TRANSFORMACIÓN FÍSICA Y


QUÍMICA DE UN HIDROCARBURO.

Las transformaciones físicas y químicas que experimenta el crudo en una refinería


ocurren a través de varios procesos específicos, cada uno de ellos llevados a cabo en una
instalación o unidad de proceso diferente. Las grandes y modernas refinerías incluyen
cincuenta procesos específicos, que operan en una estrecha interacción. Sin embargo, a
los fines de esta guía, estos procesos se pueden considerar en función de unos tipos
amplios.

Estas categorías se analizan brevemente a continuación.

DESTILACIÓN DEL CRUDO:

La destilación del crudo es el punto de partida de cualquier refinería, más allá de su


tamaño o configuración total. Es una función específica que afecta a todos los procesos de
refinación, desde su origen.

La destilación del crudo separa los diferentes componentes del petróleo crudo (por
lo general una mezcla de petróleos crudos) en un número de flujos de refinación
intermedios ( conocidos como “fracciones de crudo” o “cortes”), que se caracterizan por
sus puntos de ebullición (una medida de su volatilidad, o propensión a evaporarse).
Cada fracción que resulta de la unidad de destilación del crudo (1) se define
mediante un punto de ebullición único (por ejemplo, 180°-250° F, 250°-350° F, etc.) y (2)
está compuesta por cientos o miles de distintos compuestos de hidrocarburo, todos los
cuales tienen puntos de ebullición dentro del rango de corte. Estas fracciones incluyen (a
fin de aumentar el punto de ebullición) gases livianos, naftas, destilados, gasóleos y
aceites residuales.

Cada una de estas fracciones pasa por un proceso de refinación diferente para
continuar su procesamiento. Las naftas son materiales combustibles con punto de
ebullición. Por lo general se envían a las unidades de mejoramiento (para mejorar el
octano, controlar el azufre, etc.) y luego a la mezcla de combustibles.

Los destilados, incluido el queroseno, por lo general atraviesan más tratamientos y


luego se incorporan al combustible pesado, diésel y gasóleo de calefacción. El gasóleo
pasa por las unidades de conversión, donde se fraccionan en flujos más livianos (gasolina,
destilado).

Finalmente, el aceite residual (o residuos) es dirigido a otras unidades de


conversión, o se mezcla con el combustible industrial pesado y/o asfalto. Los residuos
tienen relativamente escaso valor económico, en realidad un valor más bajo que el
petróleo crudo del cual se extraen.

La mayoría de las refinerías modernas convierten, o mejoran, colas de componentes


pesados de bajo valor en productos livianos más valiosos (gasolina, c, combustible pesado,
combustible diésel, etc.).

Debido a que todo el petróleo crudo que se trata en las refinerías atraviesa un
proceso de destilación, la capacidad de refinación se expresa normalmente en términos
de destilación del petróleo crudo según la capacidad de producción.

PROCESOS DE CONVERSIÓN (CRAQUEO):

Los procesos de conversión provocan reacciones químicas que rompen


(“descomponen”) moléculas de hidrocarburo (de escaso valor económico) de gran tamaño
y de alta ebullición, lo que da origen a moléculas apropiadas más pequeñas y livianas,
después del procesamiento, para mezclar con gasolina, combustible pesado, combustible
diésel, materias primas de petroquímicos y otros productos livianos de alto valor.

Las unidades de conversión forman el núcleo central de las operaciones de


refinación modernas debido a que (1) permiten que las refinerías alcancen altos
rendimientos de transporte de combustibles y otros productos livianos valiosos, (2)
brindan flexibilidad operativa para mantener la elaboración de productos livianos
conforme a las fluctuaciones normales en la calidad del petróleo crudo y, (3) permiten el
uso económico de los crudos sulfurosos pesados.

Los procesos de conversión de mayor interés son el craqueo catalítico fluidizado


(FCC, por sus siglas en inglés), el hidrocraqueo y la coquización.

CRAQUEO CATALÍTICO FLUIDIZADO:

El craqueo catalítico fluidizado (FCC) es el proceso de refinación desde el origen más


importante en la destilación del crudo, en lo que respecta a la capacidad de producción de
toda la industria y el efecto general que posee en las operaciones de refinación y en su
aspecto económico.

El proceso opera a altas temperaturas y baja presión y emplea un catalizador5 para


convertir el gasóleo pesado a partir de la destilación del crudo (y otros flujos pesados) en
gases livianos, materias primas de petroquímicos, mezcla de componentes de gasolina
(nafta de FCC), y mezcla de componentes de combustible diésel (aceite cíclico ligero).

HIDROCRAQUEO:

El hidrocraqueo, al igual que el FCC, convierte los destilados y el gasóleo a partir de


la destilación del crudo (como así también otros flujos de refinería pesados),
principalmente en gasolina y destilados. Este es un proceso catalítico que opera a
temperatura moderada y a alta presión.
Aplica hidrógeno generado externamente para descomponer el destilado y las
cargas de gasóleo pesado en gases livianos, materias primas de petroquímicos, y mezcla
de componentes de gasolina y combustible diésel.

Como sucede con el FCC, el hidrocraqueo ofrece altos rendimientos de productos


livianos y una extensa flexibilidad operativa.

El rendimiento del producto a partir del hidrocraqueo depende del modo como está
diseñada y opera la unidad. Desde un extremo operativo, un hidrocraqueador puede
convertir esencialmente toda su carga en mezcla de componentes de gasolina, con
rendimientos de ≈ 100 vol% en la carga.

De manera alternativa, un hidrocraqueador puede producir combustible pesado y


diésel, con rendimientos combinados de 85% a 90 vol%, junto con bajos volúmenes de
gasolina.

El hidrocraqueo presenta una notable ventaja respecto del FCC. La entrada de


hidrógeno al hidrocraqueador no sólo causa reacciones de craqueo, sino también otras
reacciones que extraen los heteroátomos, en especial el azufre, de los flujos
hidrocraqueados. Estas reacciones de “hidrotratamiento” producen flujos
hidrocraqueados con contenido de azufre muy bajo y mejores propiedades

COQUIZACIÓN:

La coquización es proceso de conversión térmica, no catalítico que descompone el


aceite residual, el residuo más pesado que resulta de la destilación del crudo, en un rango
de intermedios más livianos para continuar su procesamiento.

En la industria de la refinación, la coquización es el medio principal (aunque no el


único) de conversión del aceite residual, el “fondo del barril de crudo”, en productos más
livianos y valiosos.

Los productos craqueados a partir de la coquización incluyen gases livianos


(incluidas las olefinas livianas), nafta de baja calidad (nafta del proceso de coquización) y
flujos destilados (destilado de coque), los cuales deben continuar su procesamiento, y
grandes volúmenes de gasóleo de coque y coque de petróleo (≈ 25–30 % en la carga).

El gasóleo de coque se utiliza principalmente como carga de FCC adicional.

Sin embargo, el gasóleo de coque contiene altos niveles de azufre y otros


contaminantes, los cuales disminuyen el valor de la carga de FCC, en comparación con el
gasóleo de destilación directa.

QUÍMICA DEL PETRÓLEO

Todos los tipos de petróleo se componen de hidrocarburos, aunque también suelen


contener unos pocos compuestos de azufre y de oxigeno; el contenido de azufre varia
entre un 0,1 y un 5%. Dichos hidrocarburos pueden separarse por destilación fraccionada
de la que se obtienen aceites ligeros (gasolina), vaselina, parafina, asfalto y aceites
pesados.

El petróleo contiene elementos gaseosos, líquidos y sólidos. La consistencia del


petróleo varía desde un líquido tan poco viscoso como la gasolina hasta un líquido tan
espeso que apenas fluye. Por lo general, hay pequeñas cantidades de compuestos
gaseosos disueltos en el líquido; cuando las cantidades de estos compuestos son mayores,
el yacimiento de petróleo está asociado con un depósito de gas natural. La composición
elemental del petróleo normalmente varía entre estos intervalos:

Elemento peso%

Carbono 84-87

Hidrógeno 11-14

Azufre 0-2

Nitrógeno 0,2
El petróleo es un líquido insoluble en agua y de menor densidad que ella. Dicha
densidad está comprendida entre 0.75 y 0.95 g/ml. Sus colores varían del amarillo
pardusco hasta el negro.

La composición varía con la procedencia. Se los clasifica según el tipo de


hidrocarburos que predominan en el:

-Petróleo a base parafínica (fluidos);

-Petróleo a base asfáltica (viscosos);

-Petróleo a base mixta.

El petróleo a base asfáltica es negro, viscoso y de elevada densidad: 0,95 g/ml. En la


destilación primaria produce poca nafta y abundante fuel oil, quedando asfalto como
residuo. Petróleos asfálticos se extraen del flanco sur del golfo de San Jorge (Chubut y
Santa Cruz).

Estos petróleos son ricos en compuestos cíclicos como el ciclopentano y el


ciclohexano, y en hidrocarburos aromáticos como el benceno y sus derivados. Los
petróleos a base parafínica tienen color claro, son fluidos y de baja densidad: 85 g/ml.
Rinden más nafta que los asfálticos.

Cuando se refinan sus aceites lubricantes se separa la parafina. Mendoza y Salta


poseen yacimientos de petróleos parafínicos. De estos petróleos se pueden extraer
grandes cantidades de nafta, kerosene y aceites lubricantes.

Los de base mixta tienen características y rendimientos comprendidos entre las


otras dos variedades principales. Después de destilar sus porciones más volátiles
abandonan nafta y asfalto. Aunque sin ser iguales entre sí, petróleos de Comodoro
Rivadavia (Chubut) y Plaza Huincul (Neuquén) son de base mixta.

Los componentes del petróleo más usados como combustibles son el Carbono y el
Hidrógeno debido a que ellos se combinan fácilmente con el oxígeno, iniciando la
combustión.
IMPUREZAS DEL PETRÓLEO

Las impurezas se definen como todo aquel material contenido en el petróleo que no esté
constituido por carbono e hidrógeno. En la actualidad se considerandos clases de
impurezas Oleofóbicas y Oleofílicas:

IMPUREZAS OLEOFÓBICAS:
Son impurezas que no se encuentran disueltas en el hidrocarburo. Las principales
impurezas Oleofobicas son, Las Sales, El Agua y Los Sedimentos de Petróleo.

IMPUREZAS OLEOFÍLICAS:
Son impurezas que se encuentran disueltas en el hidrocarburo Las principales impurezas
Oleofílicas son, Compuestos de Azufre, Compuestos Órgano-Metálicos, Ácidos Nafténicos
y Compuestos nitrogenados

 Las impurezas, tales como el azufre, el oxígeno y el nitrógeno, son comunes en el


petróleo. Además existe un grado considerable de variación en lo que respecta al color, la
gravedad, el olor, el contenido de azufre y la viscosidad en el los petróleos provenientes
de áreas diferentes.

Para evitar o minimizar los efectos de las impurezas se realizan fundamentalmente


tres tratamientos.

• Decantación de tanques

• Desalado

• Inyección de NaOH.

DECANTACIÓN DE TANQUES:

Consiste en decantar el agua libre presente en el petróleo, por gravedad, en la


decantación la temperatura es muy importante ya que tiene u papel muy importante ya
que a mayor temperatura menor viscosidad y por lo tanto se mejora la decantación del
agua.
INYECCIÓN DE NAOH:

Este tipo de tratamiento comparado con los demás no elimina el contaminante si no


que minimiza el efecto por transformación de sales, se inyecta una solución de cloruros de
calcio y magnesio en cloruros de sodio, el cloruro de sodio tiene una hidrolisis menor el
cual minimiza la corrosión de la unidad.

REACCIONES MÁS IMPORTANTES DE LOS HIDROCARBUROS:

Hay tres tipos principales de reacciones de hidrocarburos:

 Reacción de sustitución

 Reacción de adición

 Combustión

REACCIONES DE SUSTITUCIÓN

Las reacciones de sustitución solo se producen en hidrocarburos saturados (enlaces


carbono-carbono simples). En esta reacción, un alcano reacciona con una molécula de
cloro. Uno de los átomos de cloro desplaza a un átomo de hidrógeno. Esto forma ácido
clorhídrico así como el hidrocarburo con un átomo de cloro.

CH4 + Cl2 → CH3Cl + HCl

CH3Cl + Cl2 → CH2Cl2 + HCl

hasta CCl4 (tetracloruro de carbono)

C2H6 + Cl2 → C2H5Cl + HCl

C2H4Cl2 + Cl2 → C2H3Cl3 + HCl

hasta C2Cl6 (hexacloroetano)

REACCIONES DE ADICIÓN
Las reacciones de adición involucran a los alquenos y a los alquinos. En esta reacción
una molécula halógena rompe el enlace doble o triple en el hidrocarburo y forma un
enlace.

COMBUSTIÓN.

Los hidrocarburos son actualmente la principal fuente de energía eléctrica y de calor


(como la calefacción de los hogares) debido a la energía que se produce cuando se quema.

A menudo esta energía se utiliza directamente como calor, como en los


calentadores domésticos, que utilizan ya sea petróleo o gas natural. El hidrocarburo se
quema y el calor se utiliza para calentar el agua, que luego circula. Un principio similar se
utiliza para crear energía eléctrica en centrales eléctricas.

Las propiedades comunes de los hidrocarburos son el hecho de que producen


vapor, dióxido de carbono y calor durante la combustión y el oxígeno es necesario para
que se produzca la combustión. El hidrocarburo más simple, metano, se quema de la
siguiente manera:

CH4 + 2 O2 → 2 H2O + CO2 + energía

En un suministro inadecuado de aire, se forman el gas monóxido de carbono y


el vapor de agua:

2 CH4 + 3 O2 → 2 CO + 4 H2O

Otro ejemplo es la combustión de propano:

C3H8 + 5 O2 → 4 H2O + 3 CO2 + energía

Y finalmente, para cualquier alcano liner de n átomos de carbono,

CnH2n+2 + 3n + 12 O2 → (n + 1) H2O + n CO2 + energía

La quema de hidrocarburos es un ejemplo de una reacción química exotérmica.

Los hidrocarburos también pueden ser quemados con flúor elemental, resultando


en productos tetrafluoruro de carbono y fluoruro de hidrógeno.
TIPOS DE CRUDOS SEGÚN SU NATURALEZA

1.-  SEGÚN SU DENSIDAD

La densidad del petróleo se designa mediante el término API (*American Petroleum


Institute), una unidad que se expresa en grados, aunque no tiene nada que ver con la
temperatura. Esta clasificación es una de las más importantes ya que en función de ella, el
petróleo servirá para obtener unos derivados u otros.

De todos modos, para entenderlo mejor, vamos a poner de referencia la densidad


del agua, que es de 1.000 kg/m3. Es decir, un metro cúbico de agua, pesa 1 tonelada.

1.1. PETRÓLEO LIVIANO

El petróleo liviano o ligero es aquel que tiene un valor API por encima de 31,1 º, o lo
que es lo mismo, una densidad de menos de 870 kg/m3.

1.2. PETRÓLEO MEDIANO

El petróleo mediano o medio es aquel que tiene un valor de API entre 31,1 º y 23,3
º, o lo que es lo mismo, una densidad entre 870 y 920 kg/m3.

1.3. PETRÓLEO PESADO

El petróleo pesado es aquel que tiene un valor de API entre 23,3 º y 10 º, o lo que es
lo mismo, una densidad entre 920 y 999 kg/m3. Sigue siendo menos denso que el agua,
por lo que flota.

1.4. PETRÓLEO EXTRAPESADO

El petróleo extrapesado es el único más denso que el agua, por lo que no flota. Tiene
una AP de menos de 10 º, lo que significa que su densidad es mayor de 1.000 kg/m3.

2. SEGÚN SU COMPOSICIÓN

Evidentemente, la composición también es muy importante. Clasificar los


petróleos dependiendo de su grado de pureza y del contenido en distintas sustancias nos
ayuda a saber cómo tienen que ser los procesos de destilación y qué derivados podemos
obtener. En este sentido, tenemos los siguientes tipos.

2.1. DE BASE PARAFÍNICA

Estos petróleos tienen en su composición un elevado número de hidrocarburos


saturados, por lo que son interesantes para realizar derivados sólidos como la propia
parafina (de la que se hacen las velas), que es sólida a temperatura ambiente y empieza a
derretirse a los 37 °C. Son poco densos.

2.2. DE BASE NAFTÉNICA

Estos petróleos tienen en su composición un elevado número de hidrocarburos


aromáticos, cíclicos, bencénicos, etilénicos… Lo importante es que son muy viscosos y de
densidad alta, por lo que se utilizan, por ejemplo, para fabricar asfalto.

2.3. DE BASE MIXTA

Son los más comunes y utilizados. Estos petróleos tienen tanto hidrocarburos
saturados como hidrocarburos aromáticos en cantidades más o menos similares. Tienen
muchos usos, entre los que destacan, por supuesto, la gasolina y otros combustibles.

2.4. CRUDOS ÁCIDOS

Los crudos ácidos son aquellos petróleos que en su composición tienen más de un
2% de azufre, un compuesto que es sinónimo de impureza. No interesan desde un punto
de vista práctico.

2.5. CRUDOS DULCES

Los crudos dulces son aquellos petróleos con menos de un 0,5% de azufre en su
composición, por lo que se trata de petróleos muy puros.
CONCLUSION

El petróleo contiene elementos gaseosos, líquidos y sólidos. La consistencia del


petróleo varía desde un líquido tan poco viscoso como la gasolina hasta un líquido tan
espeso que apenas fluye. Por lo general, hay pequeñas cantidades de compuestos
gaseosos disueltos en el líquido; cuando las cantidades de estos compuestos son mayores,
el yacimiento de petróleo está asociado con un depósito de gas natural.

Los hidrocarburos son actualmente la principal fuente de energía eléctrica y de calor


(como la calefacción de los hogares) debido a la energía que se produce cuando se quema.

A menudo esta energía se utiliza directamente como calor, como en los


calentadores domésticos, que utilizan ya sea petróleo o gas natural. El hidrocarburo se
quema y el calor se utiliza para calentar el agua, que luego circula. Un principio similar se
utiliza para crear energía eléctrica en centrales eléctricas.

Las propiedades comunes de los hidrocarburos son el hecho de que producen


vapor, dióxido de carbono y calor durante la combustión y el oxígeno es necesario para
que se produzca la combustión.

También podría gustarte