Está en la página 1de 2

Profanación de la Masonería

En los últimos tiempos he escuchado con frecuencia frases como: “los del otro lado inician cualquier
cosa”, “hoy para iniciar en la orden, no se tiene en cuenta la calidad sino la cantidad”, “otros
intereses mueven a los talleres para iniciar a nuevos miembros”, “aquel o tal h:. le demandó a otro
h:. por cuestiones profanas”, por citar algunas de las más significativas desde mi óptica. Estas
frases, no muy felices por cierto, y otras tantas situaciones, me llevan a plantear que la masonería
en nuestros tiempos se está profanando o “profanizando”.

Para ordenar la ideas empecemos a definir término profanación. Profanación viene del término
profanar que corresponde al acto efecto de convertir algo sagrado, o del templo, a algo mundano o
pagano, es decir, profanar es quitar el ropaje sagrado a un objeto, a actos o ceremonias y tiene por
fin último convertir las cuestiones sagradas y de orden espiritual en cuestiones sin ningún significado
especial.

La mencionada profanación podría ser aceptada como normal si las acciones con tales objetivos
provienen del mundo profano, es decir de individuos no masones, sin embargo las observaciones
planteadas al inicio, desnudan una realidad asustadora: La profanación de la Orden está siendo
lograda, con cierto grado de “calidad”, hasta si se quiere con delicadeza sicopática, por miembros de
la misma masonería, es decir por propios HH:. que a priori juraron defenderla, guardando sus
secretos inclusive a costa de sus propias vidas. Esto aunque parezca exagerado es muy cercano a la
realidad. Hoy tenemos masones que en el mundo profano traicionan a sus HH:., desentendiéndose
muchas veces de sus obligaciones, dejando de observar olímpicamente principios básicos como la
Libertad, la Igualdad y la olvidada con frecuencia, Fraternidad. No QQ:.HH:. no es una fantasía, es
pura realidad, siendo la prueba más evidente el hecho de que la masonería paraguaya hoy día esté
dividida, y digo yo, con escasas posibilidades reales de unificación, pues simple y llanamente, la
misma se debió al comportamiento profano (o con actitudes profanadas) de HH:. que en su
momento han olvidado los más sublimes principios de la Orden y sus irrevocables obligaciones de
Masón.

Para justificar la afirmación recordemos algunas cuestiones fundamentales, aunque olvidadas a mi


modo de ver, plasmadas en una de las tantas definiciones de la masonería y sus principios, para lo
que me permito transcribir algunos párrafos del libro “Los 33 temas del aprendiz masón”, escrito por
los HH:. ADOLFO TERRONES BENITEZ Y ALFONSO LEON GARCIA GONZALEZ.

“La Masonería es una Institución SECRETA, fundada a base de principios sobre la LEY NATURAL, tal y
como se encuentran determinadas en los ANTIGUOS LIMITES "Landmarks"; además lleva impresa
una característica de antigüedad tan remota, e irradia sus enseñanzas de Filosofía Moral tan puras,
que le aseguran a su Plan Progresista, una gran supremacía educativa a la colectividad Social, y con
todos los Pueblos Libres que existen sobre la Tierra.

Su cimentación siempre se ha apoyado sobre bases sólidas, como lo son el descubrimiento de lo que
la propia REALIDAD, como un factor que la encumbró, hasta alcanzar el conocimiento de la VERDAD,
en cuya palabra se encierra, en forma Emblemática, la existencia de UN SER SUPREMO.

Por eso es que, la creencia en la DIVINIDAD, el Amor al Género Humano, y su Lema de


FRATERNIDAD UNIVERSAL, forman el pedestal que mantiene su Doctrina, con un manantial fecundo
de enseñanzas, de ilustración y de PROGRESO, que tantos beneficios ha traído, no sólo a sus
Adeptos sino también a la Sociedad y Humanidad en general; por esa razón, en todos sus Templos,
se aprende a hacer el BIEN, a AMAR y a RESPETAR, todo lo que la VIRTUD y la RAZON, consagran
en su afán de ILUSTRACION UNIVERSAL.

Por tal motivo, dentro del seno de la Masonería, y de acuerdo con sus principios básicos, nos
encontramos con que el ESPIRITU DE LA LIBERTAD, la necesidad de obtener la EVOLUCIÓN y el
anhelo al PROGRESO; DESTRUYEN las CADENAS de la Miseria, de la Ignorancia y de la
Superstición, librando a la humanidad de la EXPLOTACIÓN y del DESPOTISMO, puesto que, lejos de
pretender invadir los DERECHOS de los demás o DOMINAR al débil y explotar a los espíritus
timoratos, se trabaja constantemente por EMANCIPAR Y UNIR estrechamente a la Especie Humana,
por medio de los sublimes LAZOS del AMOR FRATERNAL, que permitan lograr impartir con eficacia,
los sentimientos de la TOLERANCIA y del BIEN ARMONICO, cuyos factores vienen a construir el goce
efectivo de una PAZ DURADERA; eso es en verdad, lo que el Mundo Masónico PROPAGA por todos los
ámbitos de la Tierra, como su única y VERDADERA INSPIRACIÓN”.

Si mis HH:. como escucharon, hemos olvidado que la Masonería es un institución secreta y trabaja
constantemente para unir a la especie humana por medio del amor fraternal, la tolerancia y el bien
armónico, por repetir algunos principios, sin embargo hoy vemos que muchos de los que se creen
masones se olvidan de estos principios, dando prioridad a intereses mezquinos para llenar sus
talleres, dando mayor importancia al poderío económico que a la virtud y la razón, inclusive
marginando a un H:. cuando este se encuentra, impidiendo sin intención, el avance de sus planes
profanos. Este tipo de acciones ha llevado a que cada vez más, en los templos de la orden, se
observen más actitudes profanas que masónicas, que se traducen en desórdenes, intereses creados,
discriminaciones e infructuosos enfrentamientos.

QQ:. HH:. es posible que no estén de acuerdo con todo lo mencionado, pero seguro estoy que
estamos de acuerdo que la supuesta “evolución” de la sociedad y de su principal elemento, el ser
humano, ha obligado a la orden a transitar por senderos desviados de sus principios fundamentales
y lo peor, de la mano de sus propios adeptos. Es decir el peligro que la orden enfrenta está
fomentado por sus propios obreros, que muchas veces no son los verdaderos culpables de la
mencionada profanación, sino debido al abandono de prácticas centenarias que se resumen en la
seria y oportuna Docencia Masónica, que poco eco tiene hoy día en los malos metales que la
masonería (entiéndase HH:.) ha traído a sus templos.

Afortunadamente QQ:.HH:. no todo está perdido. Actitudes serias y coherentes con los antiguos
landmarks y la convicción incorruptible de que la sociedad debe ser masonizada y no lo contrario,
nos puede, sin duda, reconducir al sendero de las CIENCIAS, el SIMBOLISMO y la FILOSOFIA, que
como consecuencia busca formar masones que contribuyan con el progreso de una humanidad más
masonizada.