Está en la página 1de 27

CURSO DE SUJECIÓN DE CARGAS

1. Información general

Bienvenidos al curso de seguridad en la sujeción de cargas, agradecemos su interés en la seguridad


y esperamos que este curso sea de su completo agrado.

Este curso está dirigido principalmente a conductores y a despachadores, quienes son los directos
responsables del aseguramiento de las cargas; pero toda persona que esté relacionada con el
transporte de cargas puede beneficiarse del contenido del presente curso.

Durante la duración de este curso, trabajaremos los siguientes temas:

 Tema 1: Normatividad. En esta parte conoceremos la reglamentación que existe en


Colombia para el tema de transporte de cargas, así como también conoceremos la
normatividad referente a los dispositivos usados para el aseguramiento de las cargas.
 Tema 2: Elementos de sujeción: Aquí conoceremos cuales son los principales elementos
usados en la sujeción de cargas y conoceremos algunas de sus características y el uso para
el cual fueron diseñados.
 Tema 3: Inspección de elementos: Uno de los puntos importantes en la seguridad en el
transporte de cargas es la realización de una correcta inspección de los equipos y los
accesorios a usar. Aprenderemos los criterios que definen cuando un equipo o elemento
es adecuado para el uso.
 Tema 4: Conceptos de sujeción de cargas: Conoceremos las técnicas más comunes y
seguras para la sujeción de cargas.
 Tema 5: Responsabilidades del operador: El conductor u operador del equipo de
transporte o quien sea el directo responsable de la sujeción de las cargas, debe tener claro
sus responsabilidades.
 Tema 6: Riesgos y accidentes: Conoceremos los principales riesgos derivados del
transporte de carga y conoceremos algunas situaciones que pueden llegar a presentarse
en caso de una incorrecta sujeción de las cargas o un uso inadecuado de los elementos de
sujeción.
 Tema 7: Manejo Defensivo: De manera muy corta veremos la importancia de conocer la
legislación en normas de transito y seguridad vial, todo con el fin de evitar accidentes de
tránsito.

2. Normatividad

A continuación, encontramos relacionada algunas de las resoluciones que regulan el transporte de


carga terrestre en Colombia, este no es un listado exhaustivo, simplemente presentamos algunas
que pueden tener estrecha relación con el tema de sujeción de cargas:

 Resolución 4100 de 2004: Por la cual se adoptan los límites de pesos y dimensiones en los
vehículos de transporte terrestre automotor de carga por carretera, para su operación
normal en la red vial a nivel nacional.
 Resolución 1782 de 2009: Por la cual se modifica el artículo 8 de la resolución 4100 del
2004.
 Resolución 9606 de 2003: Por la cual se establecen los requisitos técnicos de seguridad
para los dispositivos especiales de sujeción de contenedores de acuerdo con lo establecido
en el artículo 32 de la ley 769 de 2002 (Código nacional de transito).
 Resolución 4959 de 2006: Por la cual se fijan los requisitos y procedimientos para
conceder los permisos para el transporte de cargas indivisibles extrapesadas y extra
dimensionadas, y las especificaciones de los vehículos destinados a esta clase de
transporte.
 Resolución 5081 de 2006: Por la cual se fija el procedimiento administrativo para la
inscripción en el registro de los operadores de transporte de carga extradimensionada y se
adopta el formulario para su trámite.
 Resolución 5967 de 2009: Por la cual se dictan unas disposiciones para el registro de
vehículos especiales automotores y no automotores de transporte de carga.
 Resolución 10377 de 2012: Por la cual se elimina el trámite de registro de los operadores
de transporte de carga extradimensionada contemplado en la resolución 4959 de 2006.
 Resolución 1724 de 2007: Por la cual se fijan los contenidos mínimos del curso especifico
en tránsito y seguridad vial para la capacitación de los integrantes del personal técnico y
auxiliar acompañante, considerados en el artículo 16 de la resolución 4959 de 2006, para
el transporte de carga indivisible, extrapesada, extradimensionada o extrapesada y
extradimensionada a la vez.

A nivel internacional, encontramos diferente normatividad y algunos estándares nacionales


que vale la pena tener en cuenta debido a que cuentan con información muy importante para
la seguridad en el transporte de mercancías.

 UNE 12195-2, UNE 12195-3 y UNE 12195-4 son normas europeas que explican los
diferentes tipos de dispositivos para sujeción de cargas y las fórmulas necesarias para la
resolución y colocación de los amarres.
 UNE 12640: es una norma que especifica los requisitos mínimos y los métodos de ensayo
relativos a los puntos de amarre destinados a los vehículos industriales y a los remolques
de uso general cuya estructura tiene una plataforma.
 ISO 1161, ISO 1496: Describen las condiciones de construcción y prueba de contenedores
para transporte de mercancías, así como también las especificaciones de los puntos de
sujeción de estos.
 Estas tres últimas son guías nacionales muy conocidas, cada una aplicada en sus
respectivas zonas, la primera en Europa, la segunda en Estados unidos, Canadá y México y
la tercera en Australia. Nos ayudan a encontrar los mejores métodos de amarre para
diferentes tipos de carga y las recomendaciones de seguridad en su transporte.

RESOLUCIÓN 4100 DE 2004

OBJETO: Esta resolución tiene por objeto reglamentar la tipología para vehículos automotores de
carga para transporte terrestre, así como los requisitos relacionados con dimensiones, máximos
pesos brutos vehiculares y máximos pesos por eje, para su operación normal en la red vial en todo
el territorio nacional.
DEFINICIONES:

 Semirremolque: Vehículo no motorizado, destinado a ser halado por una unidad tractora
sobre la cual se apoya y a la que le transmite parte de su peso.
 Remolque: Vehículo no motorizado halado por una unidad tractora, la cual no le transmite
peso verticalmente.
 Cama-Cuna: Semirremolque cuya plataforma de carga se encuentra a una altura del suelo
entre 0 mm y 700 mm en la parte más baja de la plataforma.
 Cama-Baja: Semirremolque cuya plataforma de carga se encuentra a una altura del suelo
entre 701 mm y 1500 mm en la parte más baja de la plataforma.
 Cama-Alta: Semirremolque cuya plataforma de carga se encuentra a una altura del suelo
superior a 1501 mm.
 Carga Indivisible: Carga que por sus características no puede ser fraccionada para su
transporte.
 Carga extrapesada: Carga indivisible que una vez montada en vehículos convencionales
excede el peso bruto vehicular o los límites de peso por eje establecidos.
 Carga extradimensionada: Carga Indivisible que excede las dimensiones de la carrocería de
los vehículos convencionales establecidas.

Para un listado completo de las definiciones encontradas en la norma, ver el documento adjunto y
la resolución.

DESIGNACIÓN:

Para la aplicación de la presente resolución, los vehículos de carga se designan de acuerdo a la


configuración de sus ejes de la siguiente manera:

 Con el primer digito se designa el número de ejes del camión o del tractocamión
 La letra S significa semirremolque y el dígito inmediato indica el número de sus ejes.
 La letra R significa remolque y el dígito inmediato indica el número de sus ejes.
 La letra B significa remolque balanceado y el dígito inmediato indica el número de sus ejes.

Para conocer todas las designaciones posibles en vehículos de carga, ver el documento adjunto y
la resolución.

DIMENSIONES:

El artículo séptimo de la resolución, contiene la tabla con las dimensiones máximas para cada
designación vehicular, ningún vehículo automotor podrá sobrepasar las dimensiones mostradas en
la imagen 2.6 metros de ancho, 4.4 metros de alto y 18.5 metros de largo.

Para conocer el listado completo de las dimensiones vehiculares para cada designación, ver el
documento adjunto y la resolución.

PESO BRUTO VEHICULAR:

El artículo octavo de la resolución define los pesos máximos para cada designación vehicular,
tomando como ejemplo la designación 3S3 que se refiere a un tractocamión de 3 ejes con un
semirremolque de 3 ejes el peso máximo vehicular permitido es de 52 000 kg con una tolerancia
de 1300 kg. Es decir que este tipo de vehículo, podría presentar un peso máximo, sumando el peso
del vehículo, el semirremolque y la carga de máximo 52 toneladas y se permite que se sobrepase
ese valor en 1300 kg.

Para conocer el listado completo de los máximos pesos vehiculares de cada designación, ver el
documento adjunto y la resolución.

PESO POR EJE:

El artículo noveno define los pesos máximos por eje para las diferentes configuraciones de ejes.
Para el caso de un eje trídem de 12 llantas el peso máximo que se permite en un eje es de 24 000
kg.

Para conocer el listado completo de los pesos permitidos por configuraciones de ejes y numero de
llantas, ver el documento adjunto y la resolución.

RESOLUCIÓN 1782 DE 2009

Esta resolución tiene por objeto modificar el artículo octavo de la resolución 4100 de 2004 con lo
cual el peso bruto vehicular máximo para un camión de dos ejes pasa de 16000 kg a 17000 kg con
una tolerancia de 425 kg.

Los pesos brutos vehiculares máximos para las demás designaciones permanecen igual a como
estaban definidos en la resolución 4100 de 2004.

Para mayor información, ver el documento adjunto y la resolución.

RESOLUCIÓN 4959 DE 2006

OBJETO:

La presente resolución tiene por objeto reglamentar la competencia, los parámetros y los
procedimientos del trámite de los permisos para transportar cargas indivisibles, extrapesadas y
extradimensionadas por las vías nacionales, departamentales, metropolitanas, distritales o
municipales, así como las especificaciones de los vehículos que se destinen a esta clase de
transporte y las medidas técnicas que se deben adoptar para la protección de la infraestructura
vial y de seguridad vial y manejo del tránsito para garantizar la movilización segura de las
personas, de los usuarios de las vías y de la carga a transportar.

COMPETENCIA PARA LA EXPEDICIÓN DE LOS PERMISOS:

La facultad de conceder o negar los permisos para el transporte de carga que exceda las
dimensiones de los vehículos de carga autorizados para la circulación por las vías públicas del país
corresponde, en las vías a cargo de la Nación, al Instituto Nacional de Vías ya sean estas
concesionadas o no concesionadas, en el primer caso, en coordinación con el Instituto Nacional de
Concesiones. Cuando se trate de vías departamentales, metropolitanas, municipales o distritales,
les corresponde a las autoridades de los entes territoriales, distritales o áreas metropolitanas
ajustándose a lo contemplado en el artículo 6° de la presente resolución.

PARÁMETROS PARA LA EXPEDICIÓN DE LOS PERMISOS:


Para la expedición de los permisos para transportar cargas indivisibles, extrapesadas y
extradimensionadas, las autoridades tendrán en cuenta los siguientes parámetros:

 LONGITUD: Para cargas que sobresalgan menos de un metro por la parte trasera del
vehículo, no se exigirá permiso para transporte de carga extradimensionada, solo se
requiere llevar un aviso en la parte trasera que advierta “peligro carga larga”.
Para cargas que sobresalgan entre uno y dos metros por la parte trasera del vehículo, se
requiere estar inscrito en un registro de operadores de este tipo de transporte que llevará
el Grupo de Seguridad Vial de la Subdirección de Tránsito del Ministerio de Transporte. El
vehículo que realice el transporte deberá contar con un aviso o señal colocado en la parte
posterior del vehículo, visible y en buen estado, cuyo texto advierta: “Peligro Carga
Larga”.
Para cargas que sobresalgan entre dos y tres metros por la parte trasera del vehículo, se
requiere el diligenciamiento de un formato electrónico, el aviso de “peligro carga larga” y
la presencia de vehículos acompañantes según lo determinado en la resolución.
No se autorizará ningún permiso para carga que sobresalga por la parte delantera del
vehículo.
 ANCHURA: Para cargas extradimensionadas con un ancho entre 2.6 metros y 3 metros, se
requiere estar inscrito en un registro de operadores de este tipo de transporte, debe
contar con avisos en la parte delantera y trasera de “Peligro carga Ancha”, en carretera no
se requiere de vehículo acompañante, pero si es requerido en vías urbanas.
Para cargas extradimensionadas con un ancho entre 3 metros y 3.6 metros, se requiere
estar inscrito en un registro de operadores de este tipo de transporte, debe contar con
avisos en la parte delantera y trasera de “Peligro carga Ancha”, y se requieren vehículos
acompañantes de acuerdo a lo indicado en la resolución.
Para cargas con un ancho mayor a 3.6 metros, se requiere cumplir con lo indicado en los
artículos noveno y décimo de la resolución, ver documento adjunto o la resolución para
conocer los detalles.
ALTO: Para cargas con una altura mayor a 4.4 metros, se requiere cumplir con lo indicado
en los artículos noveno y décimo de la resolución, ver documento adjunto o la resolución
para conocer los detalles.

SEÑALIZACIÓN: Los avisos o señales a que se hace referencia anteriormente, tendrán las siguientes
características y serán de uso obligatorio durante la circulación:
Los avisos delanteros deben tener un tamaño de un metro de largo por 50 centímetros de alto,
para los avisos traseros deben ser de 1.5 metros de largo por 60 centímetros de alto.
Los avisos deben ser de color amarillo con letras negras y bordes negros.
Los textos permitidos son “Peligro Carga larga”. “Peligro Carga ancha”. “Peligro Carga Extralarga”.
“Peligro Carga Extra-ancha” o “Peligro Carga Extralarga y Extra-ancha”. Según sea el caso. El
tamaño de las letras debe ser mínimo de 10 centímetros.
Para más detalles de los avisos y señales de peligro, ver el documento adjunto y la resolución.

RESOLUCIÓN 5081 DE 2006


Por la cual se fija el procedimiento administrativo para la inscripción en el Registro de los
Operadores de Transporte de Carga Extradimensionada y se adopta el formulario para su trámite.

Atendiendo las reglamentaciones de la resolución 4959 de 2006 que exige la inscripción antes
mencionada, esta resolución define el procedimiento para dicho registro.

RESOLUCIÓN 10377 DE 2012

OBJETO: Eliminar el trámite del Registro de Operadores de Transporte de Carga


Extradimensionada de que habla la Resolución número 4959 de 8 de noviembre de 2006, que
actualmente deben adelantar los operadores de carga que exceda las dimensiones de los
vehículos de carga autorizados para la circulación por las vías públicas del país, ante el Grupo de
Seguridad Vial de la Subdirección de Tránsito del Ministerio de Transporte.

Esta medida se tomó luego de ver que el mencionado registro no proporcionaba ningún beneficio
a los requerimientos de seguridad y entorpecía los tramites que debían adelantar las empresas de
transporte.

RESOLUCIÓN 5967 DE 2009

Se definen como Vehículos especiales automotores y no automotores de carga, aquellos que


sobrepasan los límites máximos de dimensiones y pesos y/o cuya configuración no se encuentra
establecida en las Resoluciones 4100 de diciembre 28 de 2004 y 2888 del 14 de octubre de 2005, o
las normas que la modifiquen o sustituyan, destinados al transporte de cargas indivisibles, ya sean
extradimensionadas y/o extra pesadas.

Esta resolución define el procedimiento para registrar dichos equipos. Consúltese el documento
adjunto o la resolución para mayor información.

RESOLUCIÓN 1724 DE 2007

Por la cual se fijan los contenidos mínimos del curso específico en tránsito y seguridad vial para la
capacitación de los integrantes del personal técnico y auxiliar acompañante, considerados en el
artículo 16 de la Resolución número 4959 de 2006, para el transporte de carga indivisible,
extrapesada, extradimensionada o extrapesada y extradimensionada a la vez.

En esta resolución se encuentran los contenidos e intensidad horaria de los cursos de tránsito y
seguridad vial para señaleros y orientadores de tránsito.

Para una completa información ver el documento adjunto o la resolución.

NTC 6203-2 / UNE 12195-2

Esta parte de la Norma EN 12195

 especifica los requisitos de seguridad para las cintas de amarre fabricadas a partir de fibras
químicas con cintas planas tejidas para múltiples usos, y para las combinaciones de
amarres con cintas tejidas destinadas al transporte de superficie seguro de mercancías en
vehículos de carretera, por ejemplo, camiones y remolques que se utilizan en carreteras, o
situados en navíos o en vagones de ferrocarril y/o combinaciones de éstos;
 incluye sólo dispositivos tensores que se manejan con una fuerza manual máxima de 500
N;
 especifica los métodos de ensayo de las cintas de amarre para la seguridad de la carga;
 trata de los riesgos significativos que podrían producirse en el curso de la utilización de las
cintas de amarre y en las condiciones previstas por el fabricante (véase el capítulo 4 y el
anexo A);
 incluye también los dispositivos de sujeción de cargas compuestas para el mismo objetivo
anterior.

NTC 6203-3 / UNE 12195-3

Esta parte de la Norma EN 12195 especifica los requisitos generales de seguridad que deben
cumplir las cadenas de sujeción y sus combinaciones con cadenas para el transporte seguro de
mercancías en vehículos, como por ejemplo, camiones y remolques que se utilizan en carretera o a
bordo de buques o en vagones de ferrocarril, y/o sus combinaciones. La norma incluye solamente
dispositivos de tensión accionados a mano con una fuerza máxima de 500 N. No se facilitan
requisitos para los polipastos de palanca, aparte de los de su cadena calibrada, y el marcado
adicional de la fuerza máxima a ejercer manualmente para su manejo.

Esta parte de la EN 12195 trata los peligros que podrían ocurrir cuando las cadenas de sujeción se
usan de manera adecuada y bajo las condiciones previstas por el fabricante.

NTC 6203-4 / UNE 12195-4

Esta parte 4 de la Norma EN 12195 especifica los requisitos de seguridad relativos a los cables de
amarre de acero y los cables planos de amarre, así como a las combinaciones de amarres de cable
de acero para el transporte seguro de cargas en transportes de superficie en vehículos de
carretera, como por ejemplo, camiones y remolques que se utilizan en carretera o situadas en
barcos o en vagones de ferrocarril, y /o combinaciones de los mismos;

especifica los métodos de ensayo de los cables de amarre y de los cables planos de amarre;

trata de los peligros que podrían producirse al utilizar los cables de amarre y los cables planos de
amarre en las condiciones previstas por el fabricante.

ISO 1161 / ISO 1496

Para el transporte en contenedores, las normas mencionadas reglamentan las dimensiones, las
capacidades de los dispositivos de sujeción de estos elementos y los diferentes sistemas de
transporte que utilizan estos elementos.

3. Elementos de sujeción

Para sujeción de cargas contamos comúnmente con tres diferentes elementos de sujeción, cintas
de fibras sintéticas, cables de acero y cadenas de amarre. Estos elementos se encuentran
normalizados como vimos en el capítulo anterior y presentan características de uso que nos
permitirán realizar la sujeción de casi todo tipo de carga. Es importante conocer algunas
características de cada uno de ellos.

CINTAS DE FIBRAS SINTÉTICAS

PARTES: Las cintas de fibras sintéticas están fabricadas de materiales textiles y se componen
generalmente de dos partes, una cinta plana y un dispositivo tensor que puede ser un trinquete o
cabrestante.

En los extremos encontramos ganchos o anillas que se adapten a los puntos de sujeción que se
tengan instalados en la unidad de transporte.

Las cintas deben estar marcadas con una etiqueta que cumpla las siguientes características.

MARCACIÓN: De acuerdo a la norma EN 12195-2, las cintas de fibra sintética para sujeción de
cargas deben contar con una etiqueta que contenga la siguiente información:

 Nombre y dirección del fabricante.


 Fecha de fabricación.
 Material de la cinta.
 Código de trazabilidad.
 Porcentaje de elongación.
 Norma Europea.
 Capacidad de amarre en daN. Un decanewton es equivalente a un Kg fuerza.
 Un aviso de “No apta para izaje”
 Longitud total.
 Longitud de la cinta. Se refiere a la longitud de la parte que o tiene tensor.
 Longitud del tensor. Se refiere a la longitud de la parte que tiene el tensor de la cinta.

USOS: Las cintas de fibras sintéticas se usan generalmente para amarres alrededor de las cargas,
ya que permiten rodear las cargas sin producirles daños, aunque se deben tener cuidado con los
bordes de las cargas que podrían cortar o deteriorar las cintas.

También se pueden usar para amarres directos, pero solo para cargas de masas pequeñas, para
cargas de gran peso se prefiere el uso de cadenas en amarres directos.

CADENAS DE AMARRE

PARTES: Las cadenas de amarre están compuestas por eslabones y llevan dispositivos de tensado,
los cuales pueden estar permanentemente unidos a la cadena o pueden estar separados, también
contiene accesorios de unión en los extremos, generalmente ganchos que permiten la unión con
los puntos de sujeción de las cargas y de la unidad de transporte.

MARCACIÓN: De acuerdo a la norma EN 12195-4, las cadenas de amarre deben estar


permanentemente marcadas con una placa que contenga la siguiente información mínima:

 Nombre y dirección del fabricante.


 Código de trazabilidad.
 Norma Europea.
 Capacidad de amarre en daN. Un decanewton es equivalente a un Kg fuerza.
 Un aviso de “No apta para izaje”
 Fuerza de tensión. Se refiere a la fuerza necesaria para tensionar la cadena.

USOS:

Las cadenas de amarre son muy usadas en el transporte de carga, especialmente en cargas de gran
peso, en el transporte de maquinaria y en piezas metálicas que posean bordes afilados.

Son apreciadas por su gran resistencia, su alta capacidad de sujeción, presentan grandes
desventajas para ser usadas en mercancía delicada que es susceptible a deformaciones, en ese
caso se prefieren las cintas sintéticas.

La principal forma de uso es en amarres directos, aunque también se puede usar en amarres
indirectos de piezas metálicas, pero adicionando algún tipo de amarre adicional que impida el
deslizamiento de las cargas.

CABLES DE ACERO

PARTES: Constan de un cable de acero, con o sin accesorios de unión y un sistema tensor, este
último puede ser manual o mecánico y puede estar permanentemente unido al cable o estar
incluso montado en la unidad de transporte.

MARCACIÓN: De acuerdo a la norma EN 12195-3, los cables de acero para sujeción de cargas,
deben estar identificados con una etiqueta metálica que contenga como mínimo la siguiente
información:

 Nombre y dirección del fabricante.


 Código de trazabilidad.
 Norma Europea.
 Capacidad de amarre en daN. Un decanewton es equivalente a un Kg fuerza.
 Un aviso de “No apta para izaje”
 Fuerza de tensión. Se refiere a la fuerza necesaria para tensionar el cable.

USOS: Estos elementos, quizás son los menos comunes y su uso no está muy extendido, se usan
generalmente para sujetar equipos de trabajo muy pesados y solo se puede usar en amarres
directos.

4. Inspección de elementos.

En gran medida, podemos decir que la seguridad durante el transporte de cargas está en realizar
una adecuada inspección de los diferentes elementos que intervienen en el aseguramiento de las
cargas.

Lo primero que deberás revisar son los elementos de sujeción, como vimos anteriormente, estos
pueden ser cintas de sujeción, cadenas de amarre o cables de acero.

Pero también es importante revisar cuidadosamente su unidad de transporte, esta puede ser un
camión, un tractocamión y un remolque o semirremolque.
Solo una detallada inspección de estos elementos asegurará que su carga podrá ser sujetada
correctamente, no intente asegurar su carga hasta que esté completamente seguro de que los
elementos de sujeción y que la unidad de transporte está en buen estado.

ETAPAS DE INSPECCIÓN:

Comúnmente se reconocen tres etapas de inspección, a continuación, detallaremos cada una de


ellas:

 Inspección inicial: Esta inspección se realiza solo la primera vez que se reciben unos
elementos nuevos o que han sido reparados, el objetivo de esta inspección es determinar
que los elementos adquiridos cumplen los requisitos exigidos por la norma o por las leyes
locales, evitando así incurrir en faltas que puedan ocasionar multas o sanciones, además
de poder determinar que no se presente ningún daño de fabricación. Esta inspección debe
ser realizada por una persona asignada, puede ser la persona encargada de compras o la
persona de almacén, pero se requiere que tenga suficientes conocimientos técnicos para
evaluar las condiciones de los elementos.
 Inspección frecuente: Esta inspección se debe realizar antes de cada uso de un elemento.
El objetivo de esta inspección es determinar la condición de los elementos antes de
utilizarlos y de esa manera asegurar que su actual estado permite un adecuado
aseguramiento de la carga a transportar. También se debe incluir dentro de esta
inspección la unidad de transporte, para lo cual se debe disponer de una lista de chequeo
con los ítems que deben ser tenidos en cuenta. Esta inspección es realizada generalmente
por el usuario, es decir la persona que realiza la sujeción de la carga y en el caso de la
unidad de transporte debe ser realizada por el conductor u operador del equipo de
transporte.
 Inspección periódica: Esta inspección se debe realizar con cierta regularidad dependiendo
de la frecuencia de uso de los amarres y de la severidad del uso de estos. Por ejemplo,
unos amarres que se usan todos los días para cargas extremadamente pesadas, pueden
requerir este tipo de inspección de manera quincenal, en otras condiciones podría ser
mensual, semestral, pero de ninguna manera debe ser superior a un año. Esta inspección
es realizada por una persona calificada, capaz de determinar más allá de lo superficial el
estado de los elementos de amarre. Debe quedar un registro de la inspección realizada.

INSPECCIÓN DE ELEMENTOS DE SUJECIÓN

 Inspección de bandas sintéticas: Este tipo de elemento es sin duda alguna uno de los más
versátiles y utilizados a la hora de sujetar las cargas, pero también es uno de los que más
cuidado requiere, ya que al estar fabricado de elementos blandos, es muy fácil que se
presenten daños por el uso repetido y más si no se toman medidas de precaución para
cuidar estos elementos. Al inspeccionar una banda sintética de amarre, debemos fijarnos
en la presencia y legibilidad de la etiqueta, la cual contiene toda la información importante
y necesaria para el correcto uso de la banda, sin esta etiqueta no podremos conocer la
capacidad del elemento y por lo tanto si falta o no es legible, se debe descartar la banda
para su uso. Otra condición que afecta la capacidad de una banda sintética es la presencia
de nudos, aunque parezca que las fibras de la banda estén en buen estado, un nudo ejerce
tal presión sobre las fibras de la banda de modo que su capacidad se ve reducida a menos
de la mitad, por lo cual no se deben usar bandas que presenten esta condición. La
presencia de quemaduras por contacto con fuentes de calor o por exposición a altas
temperaturas debilita las fibras de la banda inutilizándola, hacer uso de una banda con
esta condición puede provocar que la banda se rompa de manera repentina durante el
tensionado de la banda o durante el transporte debido a las fuerzas que se ejercen sobre
este elemento.

Otra condición que se presenta frecuentemente son los cortes en las bandas,
generalmente se deben al rozamiento con bordes afilados, la presencia de esta condición
también debilita la banda, y se convierte en una condición de alto riesgo usar elementos
que presenten esta condición; siempre se deben proteger las bandas del rozamiento con
bordes afilados. Las bandas también pueden presentar deshilachados cuando las fibras
empiezan a romperse, generalmente se debe a sobretensiones más allá de lo
recomendado por el fabricante o al impacto generado durante el transporte, esta
condición es igual de delicada que las anteriores ya que debilita las bandas y por lo tanto
no se deben usar elementos que presenten esta condición. También es posible que se
presente abrasión excesiva, la cual generalmente se debe al roce que existe entre la banda
y la pieza que está sujetando, especialmente si la carga cuenta con alguna superficie
rugosa en el punto de contacto con la banda; aunque un poco de abrasión puede ser algo
normal, cuando se empieza a notar la rotura de las fibras o en endurecimiento de la parte
afectada, la banda debe ser retirada de servicio ya que su capacidad puede estar
disminuida y producir una rotura repentina de este elemento; siempre trate de proteger
sus bandas sintéticas colocando elementos blandos en los puntos de contacto con la carga
puede usar cartones o materiales textiles como protectores.

 Inspección de cadenas de amarre: Este es otro elemento muy común en el aseguramiento


de cargas, por lo cual es de gran importancia conocer las condiciones por las cuales
deberíamos descartar una cadena par su uso en amarre de cargas. Lo primero que se debe
verificar es al igual que con las bandas sintéticas, la presencia y legibilidad de la etiqueta
de identificación de la cadena, esta debe contener la información mencionada en el
modulo anterior ya que esto nos permitirá determinar si esta cadena es apropiada para el
amarre que deseamos realizar. Cuando una cadena se expone a roces con bordes afilados,
pueden llegar a presentarse cortes, aunque talvez no tan severos como lo pueden ser para
una banda sintética, si que pueden llegar a afectar la integridad de la cadena y debido a
que estas se usan para sujetar cargas de gran peso, cualquier pequeño defecto puede ser
importante, otra posible causa para los cortes es el uso de herramientas de abrasión cerca
de estos elementos y que al entrar en contacto con estos pueden producir cortes en la
cadena. Debido a las grandes cargas que deben soportar las cadenas y a que muchas veces
deben rodear piezas con formas irregulares, pueden presentarse deformaciones en los
eslabones de la cadena, algunas veces casi imperceptibles, pero en otras mucho más
evidentes y peligrosas, ya que las deformaciones hacen que las cargas en cada eslabón no
se distribuyan de manera uniforme y pueden provocar un aumento en las deformaciones
hasta llegar a producir la rotura del eslabón, nunca se deben usar cadenas que presenten
deformaciones evidentes a simple vista.
El mal almacenamiento y manejo de las cadenas de amarre puede llevar a que se presente
oxidación y posteriormente corrosión afectando de esa manera la integridad de la cadena,
las cadenas deben ser limpiadas y almacenadas en lugares libres de humedad, un poco de
oxidación puede considerarse normal, pero cuando se empieza a notar rugosidades en la
superficie debido a pequeñas perdidas de material, la cadena debe ser retirada de
servicio. Otra condición que se presenta en las cadenas de amarre es el alargamiento, esto
se da debido a sobretensiones producidas por ajustarlas más allá del límite permitido por
el fabricante y por las cargas de impacto que se pueden producir durante el transporte de
las cargas, cada eslabón de la cadena debe ser inspeccionado y de detectarse cualquier
alargamiento debe ponerse fuera de servicio la cadena, ya que estas deformaciones
plásticas afectan la capacidad del elemento. Pueden presentarse grietas en los eslabones
de la cadena debido a fatiga del material debido a su repetido uso por encima de su
capacidad nominal, una grieta puede producir una falla repentina de la cadena; no se
admite ninguna grieta en una cadena, se debe retirar inmediatamente cualquier elemento
que presente esta condición.
Los Ratches hacen parte del sistema de sujeción con cadenas, ya que son indispensables
para tensionar y ajustar el amarre con cadenas, estos deben ser cuidadosamente
inspeccionados para determinar si presentan alguna de las siguientes condiciones: grietas,
corrosión excesiva, danos en las roscas, desgaste, deformaciones en los ganchos o daños
en el sistema de trinquete. Cualquiera de estas condiciones o alguna otra que afecte el
buen funcionamiento del ratche, es suficiente para retirar de servicio este elemento.

INSPECCIÓN DE VEHÍCULOS DE TRANSPORTE

 Inspección preoperacional: En el trasporte de cargas no se debe pasar por alto ningún


elemento de los equipos utilizados para transportar una carga, ya que podemos tener una
carga perfectamente asegurada, pero si el equipo de transporte no está en buenas
condiciones, no habremos hecho absolutamente nada, por esto es necesario que como
mínimo una vez al día sea inspeccionado el camión o tracto camión y el remolque
utilizados para el transporte de cargas, es responsabilidad del conductor realizar esta
inspección y esta debe incluir como mínimo los siguientes elementos: niveles de fluidos
para verificar que el camión cuente con combustible suficiente, aceite de motor dentro de
los límites requeridos, líquidos de frenos, refrigerante y cualquier otro fluido de acuerdo
al vehículo usado. Se deben revisar las mangueras con el fin de verificar que no se
presenten fugas que puedan llevar a que se presente alguna falla en el vehículo. Revisar
las correas y sistemas de transmisión en el motor, verificando que estén ajustadas y que
no presenten desgastes. Revisar los filtros de aceite y combustible, verificando que no
presenten materiales extraños que puedan indicar suciedad en el sistema. Revisar también
las baterías asegurando que las conexiones no presenten sulfatación no oxidación y que
las baterías estén ajustadas y no se muevan accidentalmente. Revisar toda la estructura
del camión y en caso de los tractocamiones, verificar que la quinta rueda no presente
desgastes evidentes y que ajuste de manera apropiada con el kinping del remolque. Se
deben verificar el estado de las llantas y la presión de inflado de estas para asegurar que
están dentro de los límites seguros recomendados por el fabricante. Verificar también el
estado de las luces.
 En el remolque o semirremolque, se debe inspeccionar el estado del piso de la plataforma,
ya que un piso debilitado puede ocasionar el volcamiento de la carga o el colapso de la
misma plataforma. Es de suma importancia verificar el estado de los puntos de anclaje
desde donde se van a asegurar los elementos de amarre, estos deben contar con la
capacidad requerida para el peso de la carga a transportar y deben encontrarse en buenas
condiciones, sin presencia de grietas o deformaciones. Revisar las ruedas y frenos del
remolque para asegurar que se encuentren en perfecto estado para la operación. Se debe
inspeccionar visualmente todo el chasis para detectar posibles grietas o deformaciones
que puedan poner en peligro la seguridad de la carga. Cualquier daño encontrado durante
la inspección preoperacional, debe ser reparado antes de proceder al cargue del vehículo y
al transporte de la carga.

5. Fundamentos de la sujeción de cargas.

Es necesario que entendamos el porqué de la necesidad de sujetar las cargas, vamos a descubrir
los principios físicos que se presentan durante un desplazamiento con carga y que hacen necesario
que una carga se sujete, para evitar su desplazamiento dentro de la unidad de transporte
poniendo en riesgo la integridad de la mercancía transportada y de las personas alrededor

Cuando realizamos un desplazamiento encontraremos subidas y descensos que harán que la carga
se desplace hacia atrás del vehículo o hacia adelante, un comportamiento similar puede ocurrir al
acelerar o frenar bruscamente, otro factor que puede influenciar el desplazamiento de la carga es
el viento, este puede afectar una carga en cualquier dirección.

También es posible que las imperfecciones del terreno afecten la carga, produciendo vibraciones
que separan la carga de la plataforma de transporte, produciendo inestabilidad en la carga y
posiblemente su salida de la plataforma; también el tomar las curvas a gran velocidad puede
producir en la carga un desplazamiento hacia afuera de la curva, entre mayor sea la curvatura
mayor será la fuerza, también a mayor velocidad mayor fuerza se ejercerá sobre la carga.

Todas estas condiciones producen una serie de fuerzas en las cargas que pueden producir un
desplazamiento de la carga y por lo cual se hace necesario una correcta sujeción de las cargas.

Realizando un análisis de una carga, podríamos encontrar tres fuerzas diferentes que actúan sobre
una carga: primero una fuerza llamada inercial y que se produce por la naturaleza misma del
desplazamiento, otra fuerza llamada de rozamiento, producida por el contacto entre dos
superficies, en este caso entre la carga y la plataforma de transporte; la tercera es la fuerza de
sujeción, producida por los elementos de sujeción que aseguran la carga al vehículo.

CALCULO DE LA FUERZA INERCIAL.

La fuerza inercial se presenta debido a la naturaleza misma del movimiento, ya que todo objeto
que se mueva, continuará en movimiento hasta que otra fuerza actúe sobre el. Esta fuerza
depende únicamente de la masa de la carga y de la velocidad del desplazamiento. De acuerdo con
estudios realizados, se ha podido definir unos coeficientes de inercia que facilitan saber cómo
afecta esta fuerza cualquier tipo de carga. Como podemos ver en la imagen el coeficiente más alto
se presenta hacia la dirección del movimiento, esto quiere decir que cualquier carga tiene una
mayor tendencia a desplazarse hacia el frente del vehículo y que lo hará con una fuerza igual al
80% del peso de la carga transportada, es decir, que si transportamos una carga de 10 t, la fuerza
máxima que esta produce hacia el frente del vehículo es 8 t, la misma carga produciría una fuerza
máxima hacia los costados y la parte trasera de 5 t y hacia arriba de la plataforma una fuerza
máxima de 2 t. La fórmula mostrada sirve para calcular la fuerza inercial producida por una carga
de masa m, la letra C es el coeficiente de inercia y es el número que se muestra en la imagen en
cada dirección, la letra g representa la fuerza de gravedad. No es el objetivo de esta capacitación
enseñar a calcular dichas fuerzas, pero es importante conocer cómo afectan una carga.

CALCULO DE LA FUERZA DE ROZAMIENTO.

La segunda fuerza que podemos encontrar al analizar una carga es la fuerza de rozamiento, esta se
produce por el contacto entre dos superficies, en este caso entre la carga y la plataforma de
transporte. Esta fuerza representada en la figura por la flecha amarilla, siempre es contraria a la
dirección del movimiento y por lo tanto es contraria a la fuerza de inercia que vimos
anteriormente.

Esta fuerza depende básicamente de dos factores, el peso de la carga y los materiales que están en
contacto, por eso en la formula mostrada encontramos el coeficiente de rozamiento, el cual
podemos ver en la tabla y nos permite analizar que entre mayor sea el coeficiente de rozamiento,
mayor será la fuerza de rozamiento, esta fuerza al ser opuesta a la fuerza de inercia nos ayuda al
control de la carga, por lo cual siempre debemos buscar tener materiales con un alto coeficiente
de rozamiento como la madera y buscamos evitar materiales con coeficiente bajo como el acero
inoxidable.

CALCULO DE LA FUERZA DE SUJECIÓN

La tercera fuerza que encontramos en una carga es la de sujeción, esta fuerza se presenta por los
elementos de sujeción que aseguran la carga y busca contrarrestar las demás fuerzas presentes en
la carga para evitar que esta se mueva dentro de la unidad de transporte. La fuerza de sujeción
debe ser igual a la diferencia entre la fuerza de inercia y la fuera de rozamiento, en otras palabras,
los amarres instalados deben ayudar junto con la fuerza de rozamiento a detener el movimiento
que produce la fuerza de inercia sobre la carga, tal es así que existe un método de sujeción
conocido como amarre por fricción, pero esto lo veremos a detalle a continuación.

MÉTODOS DE SUJECIÓN DE CARGAS.

Existen muchas formas posibles de asegurar una carga, pero algunas pueden ser poco
recomendables o no cumplen con los requisitos necesarios para sujetar una carga completamente,
los métodos de sujeción o amarre que veremos a continuación son los más comunes y además han
sido ampliamente estudiados para comprobar que funcionan apropiadamente para el propósito
de sujetar una carga.

Principalmente los podemos dividir en dos, el amarre indirecto y el amarre directo, el primero
también se conoce como amarre por fricción y lo que busca es aumentar la fuerza de fricción, de
tal manera que llegue a ser igual que la fuerza de inercia y de esta manera mantener la carga
completamente sujeta.
En segundo lugar, tenemos el amarre directo, el cual se puede subdividir en tres tipos de sujeción
diferente: Contenido, bloqueo y enganche. Estos tres no basan su efecto en la fricción entre
superficies, sino en la resistencia de los sistemas de sujeción, aunque siempre trabajan de la mano
con la fuerza de rozamiento y se pueden combinar con el amarre indirecto para asegurar de
manera completa la carga. A continuación, se detallan cada uno de ellos

AMARRE INDIRECTO

Este tipo de amarre también se conoce como amarre por fricción, ya que su función es aumentar
la fuerza de fricción de tal manera que esta pueda contrarrestar la fuerza de inercia de la carga. En
este tipo de amarre se extienden bandas sintéticas o cadenas por encima de la carga y deben ser
tensionadas para producir una fuerza que empuja la carga hacia la base de la plataforma
aumentando la fuerza de rozamiento de tal manera que se iguale a la fuerza de inercia y así la
carga permanezca inmóvil. En este tipo de amarre al depender de la fricción, es necesario usar
materiales de contacto entre la carga y la plataforma para aumentar el rozamiento.

AMARRE DIRECTO – CONTENIDO

Este tipo de amarre como su nombre lo indica busca que la carga quede completamente
contenida dentro de unas barreras fijas ubicadas a los cuatro lados de la carga, se usa cuando se
transporta carga a granel, mercancías embaladas en cajas pequeñas o cargas sueltas. También se
puede usar para otros tipos de cargas, pero por las condiciones de las unidades de transporte
requeridas, se prefieren otros tipos de amarre. Este tipo de contención de carga depende
completamente de la resistencia de las paredes de la unidad de transporte, no se recomienda este
tipo de sujeción para cargas muy pesadas.

AMARRE DIRECTO – BLOQUEO

Este tipo de amarre tiene alguna similitud con el anterior, pero con la diferencia que la carga no
queda bloqueada por la estructura de la unidad de transporte, sino por estructuras adicionadas a
la plataforma de carga y estas pueden ser de fijación a la plataforma tal como las mamparas
delanteras o los postes instalados en los laterales de una plataforma; como también pueden ser
usadas por fricción como el caso de las cuñas o bloqueos con maderos.

AMARRE DIRECTO – ENGANCHE

Con este tipo de amarre se busca por medio de elementos de sujeción restringir cada posible
movimiento que pueda tener una carga. Se llama enganche porque la carga es conectada
directamente a un accesorio de enganche. Aunque este sistema generalmente es suficiente para
sujetar una carga, se suele usar en combinación con otros tipos de amarres para lograr un
completo aseguramiento de la carga.

Este método es el más recomendado para cargas pesadas tales como maquinaria y estructuras
metálicas pesadas.

COMBINACIÓN DE MÉTODOS DE AMARRE.


Casi siempre se requerirá de la combinación de varios tipos de amarres para lograr un
aseguramiento completo de la carga, se debe garantizar que cada movimiento posible de la carga
sea restringido por algún tipo de amarre.

INCIDENCIA DE LOS ÁNGULOS EN AMARRE DE CARGAS.

 Amarre indirecto

La eficiencia de cualquier tipo de amarre depende en gran manera del ángulo del amarre, como
podemos ver en la imagen, dependiendo del tamaño y forma de la carga, el ángulo variará
aumentando o disminuyendo de la siguiente manera: en la primera imagen de la izquierda vemos
una carga sujetada con bandas formando un ángulo cercano a 90°, lo cual podemos ver
proporciona una efectividad cercana al 100%, esto quiere decir que casi la totalidad de la tensión
se dirige efectivamente hacia la plataforma aumentando la fricción entre la carga y la plataforma,
a medida que nos movemos en la imagen hacia la derecha vemos como el ángulo de las bandas
disminuyen, disminuyendo también la efectividad, es decir menos fuerza se transmite
directamente de la carga a la plataforma haciendo que la fricción sea menor. En la tabla de la
derecha podemos apreciar como un amarre muy bajo puede llegar a desperdiciar hasta el 75% de
la fuerza de tensión de la banda, es decir, solo una cuarta parte de la fuerza producida por la
banda se transmite a la carga y de esta a la plataforma, siempre se recomienda que los amarres
indirectos se hagan en ángulos superiores a 60°, y nunca en ángulos inferiores a 30°.

Veamos un ejemplo práctico de cómo actúan los ángulos de amarres en la sujeción de cargas:

En la imagen vemos dos cajas de tamaños diferentes sujetas con el mismo método, un bloqueo
por resortes en la parte delantera y dos cintas en amarre indirecto. Mediante algunos cálculos que
no abordaremos en este curso, pero que si alguien desea profundizar los puede encontrar en la
norma UNE 12195-1, podemos darnos cuenta que en el amarre de la derecha, por tener ángulos
más grandes de las bandas, la capacidad de sujeción es mayor; pero con este tipo de amarre
ocurre algo particular, en el caso de la derecha por ser una carga demasiado alta y poco ancha, se
produce un efecto de volcamiento de la carga, el cual este tipo de amarre no puede resistir,
reduciendo grandemente la capacidad máxima del amarre. En resumen, si la carga de la derecha
fuese más ancha, ese tipo de amarre podría sostener una carga de hasta 13 toneladas, pero al ser
tan angosta solo puede sostener una carga máxima de 8,1 toneladas y el caso de la izquierda el
amarre puede sostener hasta 9,1 toneladas de peso.

En conclusión, debemos buscar siempre ángulos de sujeción grandes, pero debemos evitar cargas
que son más altas que anchas, ya que el efecto de volcamiento nos reduce la capacidad de
sujeción del amarre.

 Amarre directo – enganche

En el caso de un amarre tipo enganche ocurre lo contrario que en el amarre indirecto, ya que aquí
lo que importa es la resistencia del dispositivo de sujeción, sea cadena o banda, en este caso nos
interesa tener un ángulo pequeño para tener una mayor eficiencia del amarre y poder
proporcionar un mayor control del movimiento de la carga.
En este tipo de amarres se recomienda que el ángulo del amarre no supere los 45 grados, de
superarse este ángulo, es posible que necesitemos utilizar elementos de mayor resistencia para
lograr un amarre satisfactorio.

Otro factor a tener en cuenta en este tipo de amarres es el ángulo horizontal, algo que veremos
explicado en la siguiente imagen:

Tenemos la misma carga amarrada de dos formas diferentes usando el método de enganche; en la
imagen de la izquierda las cadenas se amarraron de manera paralela, generando un pequeño
ángulo horizontal, lo cual no impide el movimiento lateral de la carga, mientras en la imagen del
lado derecho se usa un amarre cruzado lo que impide el movimiento lateral de la carga. Para
ángulos horizontales se recomienda que siempre se intente estar muy cerca de 45°, para evitar
tanto el desplazamiento lateral como el desplazamiento frontal de la carga.

Conociendo ahora los diferentes tipos de amarres y cómo influyen los ángulos en la eficiencia de
estos, vamos a ver algunas recomendaciones prácticas para asegurar ciertos tipos de carga que
comúnmente encontramos en diferentes sectores y que seguramente más de una vez hemos
tenido que transportar.

TUBERÍAS

Las tuberías, barras de acero y otros elementos en forma cilíndrica, que pueden estar fabricados
de elementos metálicos o plásticos, pueden ser sujetados siguiendo las recomendaciones que
veremos ahora.

Estos tipos de elementos pueden girar debido a su forma, lo cual requiere que sean inmovilizados
de manera especial, también por ser fabricados con elementos con un coeficiente de baja fricción
como lo es el metal o el plástico, es posible que se deslicen, requiriendo un correcto bloqueo.

Las recomendaciones dadas a continuación son una guía, pueden existir otras formas de asegurar
este tipo de carga, siempre se debe asegurar que la carga quede completamente restringida, sin
posibilidad de movimiento.

Debemos asegurarnos que no haya tubos sueltos que puedan moverse libremente, usar divisiones
de madera para separar cada nivel de tubería es una buena práctica que impide en gran manera el
deslizamiento de la tubería y permite distribuir la fuerza a cada tubo individual. Los tubos ubicados
en el nivel superior deben estar asegurados correctamente con las bandas de sujeción.

Si la tubería tiene algún tipo de accesorio en sus extremos, tales como roscas, bridas, etc. estas
deben estar protegidas contra el daño.

Las tuberías fabricadas de materiales blandos, deben ser protegidas para evitar ser dañadas al
tensionar los amarres, el uso de cadenas no sería adecuado para sujetar tubería plástica que
pueda ser fácilmente aplastada por la presión generada por la cadena.

Una excelente forma de transportar tubería es usar separadores de madera, que tengan una
forma la cual permita descansar la tubería sobre ellas y proporcionar una mayor área de contacto
y de soporte para la tubería, aumentando de esta manera la fuerza de rozamiento en cada tubo
haciéndole más difícil deslizarse y proveyendo también cierta restricción a posibles rodaduras del
tubo. El uso de estos materiales, no restringe por completo la tubería, se hace necesario usar
algún tipo de bloqueo adicional y acompañarlo de amarres indirectos usando bandas sintéticas
para ajustar completamente la carga.

Pero recordemos que cada tubo de manera individual debe estar completamente sujeto, en este
caso de la imagen a la izquierda, podríamos pensar que esto se cumple, pero los dos tubos
centrales de la fila superior, no reciben la misma tensión que los exteriores, existiendo la
posibilidad de que se deslicen hacia el frente o hacia atrás de la unidad de transporte. En este
caso, se requiere el uso de mamparas delanteras y traseras o algún tipo de estructura que impida
el movimiento de estos tubos en estas direcciones.

Caso similar tenemos en esta situación, los tres tubos centrales no están completamente sujetos,
pudiendo deslizarse, en este caso podríamos realizar un bloqueo con mamparas como en el caso
anterior o podemos realizar un amarre en bucle alrededor de la fila superior de tubos para lograr
una mejor sujeción de estos e impedir el posible desplazamiento de los tubos hacia adelante o
atrás.

Dependiendo de la longitud de la tubería, se deberá calcular el número de bandas de amarre


necesarias y la distancia entre estas, se recomienda no dejar una separación mayor a tres metros
entre cada banda y nunca usar menos de dos bandas para sujetar una carga de tubería.

TUBERÍA DE CONCRETO

Este tipo de tubería, generalmente es de mayor tamaño que las tuberías metálicas vistas en el
punto anterior, pero al igual que aquellas, también tienen la dificultad de que pueden rodar y
aunque en menor medida que las de acero o plásticas, también presentan posibilidad de
deslizarse.

Para sujetar estas tuberías, debemos aplicar una combinación de bloqueo, amarre indirecto o
enganche, dependiendo de las dimensiones y la disposición en la cual la tubería sea acomodada
sobre la plataforma de transporte. Un único método de sujeción puede no ser suficiente.

En esta primera imagen vemos una tubería de concreto, ubicada longitudinalmente, es decir a lo
largo de la plataforma, presenta un bloqueo lateral, lo cual puede impedir que la tubería ruede
hacia los lados de la plataforma, pero aún puede deslizarse hacia el frente del vehículo o hacia la
parte trasera de este; para solucionar esta condición, podemos agregar unas bandas sintéticas en
un amarre indirecto, lo cual nos restringiría el deslizamiento del tubo, teniendo en cuenta el peso
del tubo y el coeficiente de rozamiento, debemos calcular el número de bandas para lograr una
completa sujeción. Hay que tener en cuenta al hacer este tipo de bloqueos, que el elemento usado
para bloquear la tubería tenga una longitud de más de la mitad de la longitud del tubo, o si no, se
pueden usar dos elementos más cortos disponiéndolos cerca a los extremos de la tubería.

El diámetro y la longitud de la tubería determinará la posición más adecuada para transportar


nuestros tubos: una tubería corta con un diámetro igual o mayor a su longitud, se debe
transportar de manera vertical tal como se representa en la primera imagen, esta sería la posición
más estable y eliminaría la posibilidad de rodar que tienen las tuberías horizontales; en este caso
es posible realizar la sujeción de la carga con varios amarres indirectos cruzados; para tuberías
cuya longitud es mayor que su diámetro, pero que aún son más cortas que el ancho de la
plataforma, pueden ser cargadas de manera transversal a la plataforma, en este caso se requiere
un amarre con enganches, el cual puede ser complementado con cuñas para bloquear el tubo,
pero esto sería opcional; si la tubería es de una longitud superior al ancho de la plataforma, se
debe transportar de manera longitudinal, pudiendo usarse el método visto en la diapositiva
anterior con bloqueo y amarre indirecto o realizando un enganche directo a la plataforma, en este
caso se puede o no usar adicionalmente unas cuñas para bloquear la tubería.

ROLLOS DE ACERO

Las bobinas o rollos de láminas de acero, son elementos que pueden llegar a tener un gran peso,
por lo cual lo más conveniente es transportarlos en equipos especializados para su transporte;
pero también podemos tomar las precauciones necesarias para transportarlas en un vehículo
convencional. Lo primero que debemos tener en cuenta es la longitud de la bobina con respecto a
su diámetro, si el diámetro es mayor a la longitud, debería transportarse de manera vertical, esto
le daría mayor estabilidad y menor posibilidad de deslizamiento; si la bobina es de longitud mayor
al diámetro, se prefiere transportarla en posición horizontal.

Si las transportamos en posición vertical, debemos asegurar que la bobina este sobre una
superficie de alta fricción, nunca debemos posicionar la bobina directamente en una plataforma
metálica, ya que el riesgo de deslizamiento es muy alto; luego de esto, podemos utilizar un amarre
indirecto para generar la fuerza vertical necesaria para sostener la bobina en su sitio todo el
tiempo.

Para el transporte horizontal de las bobinas, es requerido usar dispositivos de bloqueo,


generalmente mediante cuñas que impidan que las bobinas rueden. Cuando se transportan las
bobinas en sentido transversal a la plataforma, se debe usar enganche directo en combinación con
el bloqueo. Un enganche cruzado como se muestra en la figura de la derecha proporciona un
mayor control del deslizamiento lateral.

Cuando las bobinas sean transportadas de forma longitudinal, se requiere combinar bloqueo con
enganche directo y dependiendo del peso de las bobinas, puede llegar a requerirse un amarre
indirecto.

Para bobinas de gran peso, estas deben ser transportadas en vehículos cama baja con sistemas de
bloqueo asegurados a la plataforma y sistemas de enganche con cadenas de alta capacidad.

VEHÍCULOS

El transporte de vehículos es una tarea bastante común en la industria del transporte de carga y
que requiere de condiciones específicas bastante diferentes a las demás cargas transportadas de
manera regular.

Existen equipos especializados para el transporte de vehículos y deberían ser usados siempre,
estas estructuras permiten que cada vehículo sea transportado de manera separada y
debidamente asegurado a la estructura, a continuación, veremos cómo deben ser asegurados
estos vehículos y los elementos a usar para su aseguramiento. Es importante revisar si existen
instrucciones por parte del fabricante del vehículo de las condiciones requeridas para su
transporte.
Los vehículos, generalmente, no están diseñados para sufrir grandes aceleraciones hacia atrás, por
lo tanto, siempre que sea posible deben cargarse en la dirección de avance del vehículo, esto
quiere decir que la parte delantera del vehículo debería en la medida que sea posible, estar hacia
la parte de delante de la unidad de transporte. Los vehículos deben ir centrados longitudinalmente
para que la carga se distribuya de manera correcta y los vehículos más pesados deben ser
ubicados en la plataforma inferior para lograr un centro de gravedad bajo y mejorar la estabilidad
de la unidad de transporte.

Los vehículos deben ser puestos con el freno de parqueo accionado y con la caja de cambios
engranada en primera o en reversa según aplique a la posición del vehículo en la plataforma para
que sirva como inmovilización del vehículo y restringir el posible desplazamiento del vehículo en la
plataforma.

Para todos los vehículos se recomienda una sujeción por bloqueo y amarre como se muestra en la
segunda figura, pero para los vehículos dispuestos en plataformas completamente horizontales es
posible usar solamente amarre indirecto como se muestra en la figura de la izquierda. Mínimo dos
ruedas deben ser bloqueadas, preferiblemente sean dos ruedas ubicadas en diagonal, es decir que
no sean ambas ruedas del mismo eje ni las ruedas ubicadas en el mismo costado del vehículo. Si
solo una de las ruedas lleva bloqueo, preferiblemente debe ser la rueda ubicada en la posición
más adelante con respecto a la unidad de transporte.

Cuando los vehículos deben ser transportados en plataformas estándares, se debe asegurar una
completa sujeción del vehículo, cuatro puntos de sujeción son requeridos y en la medida de lo
posible las ruedas deben ser bloqueadas. También es de suma importancia tener en cuenta no
realizar la sujeción de un vehículo desde la carrocería, ya que el sistema de suspensión afecta el
ajuste de los elementos usados para asegurar el vehículo.

También se deben tener en cuenta las siguientes recomendaciones: revisar constantemente la


presión de inflado de las llantas, ya que una pérdida importante de presión puede provocar un
desajuste de los elementos de amarre, impidiendo que el vehículo quede completamente sujeto a
la plataforma. Cuando se realice la sujeción del vehículo desde alguno de los ejes, tener cuidado
de no dañar mangueras o tuberías que puedan estar junto a los ejes desde donde se realiza la
sujeción.

MAQUINARIA

Para el transporte de maquinaria, se deben seguir siempre las recomendaciones del fabricante de
la maquinaria sobre como esta debe ser transportada. De no ser posible conocer las
recomendaciones del fabricante, se deben seguir las recomendaciones dadas a continuación, pero
una vez más recordamos siempre seguir primero las instrucciones del fabricante para sujeción y
transporte de la maquinaria.

Para maquinaria pequeña y de poco peso, se puede transportar en vehículos de plataforma alta,
teniendo en cuenta que la altura máxima no supere los límites definidos en las regulaciones
nacionales para transporte de carga. Se recomienda siempre usar enganche directo y de ser
posible complementar con bloqueo local en las ruedas. Mínimo se deben usar 4 amarres, los
cuales no deben superar los 45 grados verticales para que la eficiencia del amarre sea la suficiente
para sujetar la máquina. Si la maquina no cuenta con puntos de enganche definidos, se debe
asegurar desde el chasis del vehículo en puntos que no tengan la posibilidad de desplazamiento,
(como ejemplo veamos un montacargas tal como en la imagen, si realizamos la sujeción desde el
mástil, debe ser desde una de las artes fijas del mástil no de aquellas que pueden desplazarse). Se
puede usar los puntos de remolque para asegurar la máquina.

Maquinaria grande o con un gran peso, debe ser transportada en cama bajas o cama cunas que
permitan reducir la altura de la carga y se pueda mantener un centro de gravedad bajo, lo cual
mejora la estabilidad de la unidad de transporte.

La primera consideración que se debe tener en cuenta es que la maquinaria pesada debe ser
bloqueada en la parte delantera, esto generalmente se logra con la parte delantera de la cama
baja, cabe recordar que es en esta dirección que se presenta la mayor fuerza en la carga, por lo
que el amarre por enganche puede no ser suficiente. Mínimo cuatro amarres deben ser utilizados
y preferiblemente debe ser en enganche directo a los puntos de sujeción de la máquina, en caso
de no contar con estos, se debe sujetar al chasis de la máquina, en ángulos que no superen los 45
grados en vertical.

Los puntos de amarre están identificados con el logo mostrado en la figura de la izquierda, y no
debe confundirse con los puntos de izaje, los cuales generalmente están ubicados en partes donde
el ángulo de amarre superaría los 45 grados reduciendo la eficiencia del amarre. Es posible usar los
puntos de remolque de una maquina para realizar el enganche, puede ser en conexión directa al
punto de remolque o usando un grillete tal como se muestra en la figura de la derecha.

Es necesario tener en cuenta que cuando usamos un punto de remolque ubicado en el centro de la
máquina, debemos usar dos amarres individuales, uno hacia cada lado de la plataforma tal como
se muestra en la figura de la derecha. Está prohibido usar un solo amarre, realizando un paso
deslizante por el punto de remolque, ya que esto no asegura completamente la máquina,
permitiendo un movimiento lateral del equipo.

Al realizar los enganches, evite en lo posible realizarlos en paralelo, prefiera siempre amarres
cruzados que restrinjan tanto movimientos laterales como longitudinales, este ángulo horizontal
debe ser lo mas cercano posible a 45 grados para asegurar una correcta eficiencia del amarre. Las
partes móviles de la máquina, tales como los accesorios, deben estar asegurados de forma
individual.

En los equipos sobre orugas se debe evitar realizar amarres sobre o desde las orugas, ya que estos
elementos no impiden completamente los desplazamientos longitudinales de la máquina. En
equipos sobre ruedas, se debe garantizar enganches que restrinjan completamente la posibilidad
de movimientos longitudinales debido al giro de las llantas. Los amarres cruzados son efectivos
para evitar este tipo de situación.

ANDAMIOS

Un andamio es una estructura compuesta por partes mayormente tubulares y algunas piezas
planas llamadas plataformas con las cuales se puede armar estructuras para trabajo en alturas y
algunos otros usos. Su transporte es bastante común y se deben tomar las precauciones
necesarias para su correcta sujeción. Existen algunas estructuras especiales para transportar este
tipo de equipos, pero su uso no es muy común, por lo cual se hace necesario tener reglas claras
que permitan asegurar estas piezas.

Las piezas deben ser agrupadas en sus diferentes tipos y longitudes, estos grupos de piezas deben
ser unificados por sistemas de embalaje como correas. Cada grupo de piezas debe ser montado en
un marco H el cual actúa como sistema de bloqueo, requiere también el uso de amarres indirectos
para evitar el deslizamiento de los marcos H, también se recomienda el uso de superficies de alta
fricción en la base de los marcos H.

Pese a que las piezas se agrupen por tipo y se embalen correctamente, esto no impide
completamente la posibilidad de deslizamiento de las piezas, es importante que los grupos de
piezas sean ubicadas bloqueándose mutuamente, por lo cual no debe existir un espaciamiento
entre grupos de piezas mayor a 20 centímetros, esto impide que las piezas puedan deslizarse hasta
salir de su grupo de embalaje. El uso de mamparas delanteras y traseras es altamente
recomendad.

CONTENEDORES

Quizás el elemento más común en el transporte de mercancías sea el contenedor estándar, como
vimos en la sección de normatividad, su diseño está estandarizado, de la misma manera, su
transporte también. Los equipos para transporte de contenedores deben estar equipados con
sistemas twist lock, mostrados en la imagen de la derecha, especialmente diseñados para asegurar
completamente un contenedor cargado a su máxima capacidad.

Es posible que necesitemos cargar un contenedor en una plataforma que no tenga instalados los
dispositivos requeridos para asegurar este tipo de equipos, siendo necesario asegurarlo por medio
de amarres; la primera consideración que debemos tener en cuenta es que no debemos
transportar ningún contenedor cargado sin tener los dispositivos correctos para sujetarlo, es decir
está prohibido transportar contenedores cargados sobre plataformas que no tengan dispositivos
twist lock.

En el caso de contenedores vacíos, si es posible asegurarlos por los métodos de sujeción que ya
hemos visto anteriormente. Es posible usar amarres indirectos o enganches cruzados, siendo
recomendable el disponer de superficies de alta fricción para los puntos de contacto del
contenedor con la plataforma.

Al transportar cargas en contenedor debemos tener ciertas recomendaciones importantes para la


seguridad del transporte, primero observemos la distribución del peso, este debe ser repartido
lateralmente de manera simétrica, para evitar la inclinación del vehículo. También se debe ubicar
las cargas más pesadas en la parte inferior del contenedor, dejando las cargas de menor peso en la
parte superior, lo cual mejora la estabilidad del vehículo al permitir un centro de gravedad más
bajo. igualmente importante verificar la capacidad máxima del contenedor y asegurarse de no
superarla en ningún momento.

LÁMINAS Y PLACAS

Las cargas que contienen materiales planos como láminas metálicas, de madera o cualquier
material de bajo coeficiente de fricción, requiere de ciertas consideraciones para su transporte.
Siempre que sea posible estas cargas deben ser paletizadas y aseguradas con correas de embalaje
para evitar el desplazamiento de las láminas individuales.

De no ser posible, estas láminas no deben asegurarse solo con amarres indirectos, se hace
obligatorio el bloqueo, especialmente en la parte delantera, donde existe el mayor riesgo de
deslizamiento debido a las fuerzas de inercia que se producen. Las mamparas son un método de
restricción adecuado, en caso de no ser posible instalar una, un amarre cruzado alrededor de la
parte frontal puede funcionar perfectamente.

Para el transporte de este tipo de cargas, se requiere bloqueo y amarre indirecto, cada grupo de
piezas debe bloquear a la siguiente para evitar el deslizamiento, mínimo un par de amarres son
requeridos por cada grupo de láminas.

CARGAS PALETIZADAS

Las cargas paletizadas son aquellas cargas que han sido firmemente unidas a un pallet
estandarizado, mediante algún método de sujeción que permita tratar estos diferentes elementos
como una única unidad. Algunos buenos ejemplos son la unión mediante correas de embalaje,
papel film plástico también llamado vinipel, pegamento, o material termoplástico. Siempre se
debe verificar que la carga esté correctamente paletizada, es decir no haya riesgo de que la carga
se separe de su pallet, momento en el cual ningún método de sujeción sería apropiado.

Las cargas paletizadas deben ser transportadas en una plataforma convencional, generalmente
dos pallets completan el ancho de la plataforma y dependiendo del largo de la plataforma
dependerá la cantidad de filas de pallets que podemos cargar. Lo primero que debemos tener en
cuenta es la necesidad de bloqueo delantero, generalmente proporcionado por una mampara,
pero que también podríamos lograr con un amarre con resortes. Para completar la sujeción de la
carga, podemos utilizar amarres indirectos sobre cada una de las filas de pallets o con amarres
indirectos cruzados sujetando dos filas de pallets, cualquiera de los dos es igualmente buenos.

Hemos visto la forma de sujetar varios tipos de cargas que son muy comunes, seguramente en
algún punto tendrás que asegurar una carga que no está en este pequeño listado, nuestra
intención es brindarte una guía general, pero en caso de que haya dudas, consulta con el
fabricante de la carga que transportas sobre las condiciones requeridas para esa carga en
particular.

Ahora para finalizar este módulo, veamos algunas recomendaciones adicionales de seguridad que
siempre debemos aplicar.

NUNCA USE ELEMENTOS EN MAL ESTADO. Nada puede ser un mejor ingrediente para un desastre,
que ser negligentes en la inspección de los elementos de sujeción, aplique siempre los criterios
vistos en el modulo de inspección de elementos para asegurar que sus amarres cumplen los
requerimientos de seguridad.

PROTEJA SIEMPRE SUS ELEMENTOS DE BORDES AFILADOS. Las bandas sintéticas pueden cortarse,
y las cadenas pueden doblarse, cualquiera de estas condiciones nos levará a tener elementos
debilitados que no cumplen los requisitos de seguridad, existen diferentes tipos de elementos
para esta labor, escoja el que mejor se adapte tanto a su carga como al elemento de sujeción que
está usando.

ASEGURE LOS SOBRANTES DE CADENAS Y CINTAS. Estas pueden enredarse con partes de la carga,
con partes en movimiento del vehículo y provocar un grave accidente. También cadenas o cintas
sueltas pueden generar golpes a las cargas e incluso a personas durante el desplazamiento del
vehículo.

DISTRIBUYA LA CARGA CORRECTAMENTE. Aunque ya vimos algunas recomendaciones, nunca


sobra recordar que una distribución correcta de la carga, mejora la estabilidad del vehículo y el
rendimiento de este. Las cargas de mayor peso deben ser siempre ubicadas en los niveles
inferiores de carga, las cargas deben ser lo más simétricas posibles al eje longitudinal de la unidad
de transporte

Y no menos importante, DISTRIBUYA EL PESO EN LOS EJES. Una mala distribución del peso, nos
acarrea problemas con el funcionamiento del vehículo, podemos exceder su capacidad y
seguramente nos va a hacer merecedores de alguna infracción o multa por parte de las
autoridades de tránsito. Así que seamos muy cuidadosos a la hora de distribuir la carga en nuestra
unidad de transporte.

6. Responsabilidades

Todas las partes involucradas en el proceso o cadena de transporte, incluidos la empresa de


transporte, los despachadores y los conductores, desempeñan un papel importante en la
seguridad, velando que la carga este correctamente embalada, y asegurada en el vehículo y que
este sea conducido respetando las reglas de tránsito. Las responsabilidades son siempre
compartidas por cada uno de los miembros de la cadena Logistica.

Las responsabilidades de cada miembro de la cadena logística están basadas primeramente en


normas y reglamentos internacionales, los cuales han sido creadas por organizaciones expertas en
temas de seguridad en el transporte de carga, estas normas son adoptadas por las diferentes
naciones quienes teniendo en cuenta las particularidades de sus condiciones locales las adoptan o
modifican para que puedan ser aplicadas por todas las partes involucradas en el transporte de
carga. Finalmente las responsabilidades deben quedar claramente establecidas en los contratos
firmados entre las partes involucradas, por ejemplo entre el dueño de la carga y la empresa
transportadora o entre esta y los conductores y despachadores.

Las responsabilidades las podemos dividir en tres etapas del proceso de transporte de una carga:

 Las relacionadas a la planeación. Es decir se deben cumplir con estas antes de transportar
una carga, entre estas tenemos:
o Conocer la carga a transportar. Esto significa conocer el peso, la ubicación del
centro de gravedad, las dimensiones y el contenido en caso de que sean cargas
empaquetadas.
o Verificar el embalaje de la carga. Es importantísimo realizar una inspección de la
carga para verificar que el material de embalaje que pueden ser cajas, estibas,
material plástico, etc, se encuentren en buen estado.
o Verificar las condiciones de cargas peligrosas. Cuando la carga está considerada
como peligrosa, esta debe ser cuidadosamente asegurada, pero antes debe
verificarse que se cumplan los requerimientos de rotulación y las advertencias de
seguridad para el transporte de este tipo de cargas, además revisar que no existan
derrames o daños en la carga que puedan poner en riesgo a las personas o el
ambiente.
o Escoger el equipo de transporte adecuado. No todos los equipos de transporte
funcionan para cualquier tipo de carga, sino que de acuerdo a las condiciones de
la carga verificadas anteriormente, se debe escoger el equipo adecuado, ya sea un
contenedor, una plataforma, una cama baja, un equipo refrigerado, o cualquier
otro que se requiera.
o Contar con la capacitación suficiente. Es importante que cada una de las personas
responsables de la seguridad del transporte cuenten con una capacitación
periódica en temas tales como: Tipos de vehículos de transporte, puntos de
anclaje, tipos y características de las cargas, métodos de cálculo de los números de
amarres necesarios, accesorios de amarres, técnicas de sujeción, normas y
reglamentaciones sobre el transporte de carga, fuerzas que actúan sobre una
carga o vehículo.
 Las relacionadas al aseguramiento de la carga. Es decir durante el cargue del vehículo,
debemos tener en cuenta:
o Conocer el plan de sujeción de la carga. Sería importante que cada carga a
transportar tuviese un plan de sujeción, es decir que de antemano se sepa que
tipos de amarre y la cantidad de estos que se deben utilizar para sujetar
correctamente la carga.
o Inspeccionar el equipo y los elementos de sujeción. Como vimos en módulos
anteriores, es importante que aseguremos que contamos con un equipo de
transporte y elementos de sujeción en buen estado.
o Verificar la distribución del peso en el equipo. Como vimos anteriormente, el peso
se debe distribuir correctamente sobre el vehículo para asegurar un centro de
gravedad bajo, evitar sobrecargar una parte del vehículo o generar un desbalance
en este.
o Asegurar la carga de manera correcta. Usando la cantidad adecuada de amarres y
aplicando los métodos de sujeción apropiados para el tipo de carga que vamos a
transportar.
o Garantizar la correcta utilización del equipo adicional y de protección de los
amarres. Cuando se requieran elementos para el bloqueo de la carga, para
aumentar el rozamiento entre la carga y el piso de la plataforma o elementos de
protección para los amarres, estos deben estar en buenas condiciones y ser
adecuados para el propósito requerido.
o Asegurarse que el equipo sea cerrado y precintado. Cuando se transportan cargas
en vehículos cerrados como contenedores o furgones, se debe verificar el correcto
cerrado y de ser necesario utilizar precintos o candados que aseguren que la carga
no va a ser manipulada indebidamente.
 Las relacionadas a la conducción. Es decir durante el desplazamiento con carga, debemos
tener en cuenta:
o Respetar los límites de velocidad establecidos por ley y de seguridad según la
carga transportada. Además tomar todas las precauciones para evitar frenadas
bruscas o giros a alta velocidad que puedan desestabilizar el vehículo o volcar la
carga.
o Verificar periódicamente el estado de sujeción de la carga. Se recomienda que en
carreteras pavimentadas, cada 100 km se realice una revisión del ajuste de los
amarres y en carreteras destapadas se haga cada 50 km.

7. Riesgos y accidentes

A lo largo de este curso, hemos visto las diferentes recomendaciones que debemos seguir para
que el transporte de carga se haga de manera segura, si seguimos esas recomendaciones al pie de
la letra, no se nos debería presentar ninguna de las situaciones que veremos a continuación.

Los riesgos que podemos tener durante el transporte de carga, o al menos los principales riesgos
particulares, son tres: Volcamiento o desplazamiento de la carga, generalmente relacionado con
un mal amarre de esta; volcamiento del equipo de transporte, el cual se presenta generalmente
por excesos de velocidad, excesos de peso o sus combinaciones; y caída de la carga, que puede
deberse a mala sujeción o uso de amarres en mal estado.

FACTORES DE RIESGO: Aunque ya mencionamos algunos de ellos, vamos a ver que consecuencias
pueden tener ciertos factores que se pueden presentar durante el transporte de carga:

 Exceso de peso. No mantenerse dentro de los límites establecidos por ley o por el
fabricante del equipo de transporte, llevará a que el vehículo pueda fallar o que se
presente un volcamiento al exceder las capacidades de frenado o de estabilidad del
vehiculo.
 Exceso de velocidad. Esto puede producir una gran fuerza de inercia al conducir en curvas,
pudiendo desplazar la carga lateralmente o haciendo que esta se vuelque debido a una
sobretensión en los elementos de amarre.
 Frenado y aceleración excesivos. Provocan grandes fuerzas de inercia sobre la carga, de tal
manera que si no se cuenta con la cantidad de amarres suficientes, puede producir el fallo
de los elementos de sujeción, provocando la caída o desplazamiento de la carga.
 Uso de elementos y equipos en mal estado. Ya vimos con anterioridad la importancia de la
inspección de los elementos de sujeción y de los equipos de transporte, no hacerlo es casi
una receta segura para un desastre.
 Resistencia inadecuada de los puntos de amarre. Todos los elementos del sistema de
sujeción deben tener la capacidad suficiente para sostener la carga transportada, si los
puntos de sujeción fallan, la carga quedará completamente suelta.
 Amarres mal realizados. La persona encargada de realizar la sujeción de la carga debe
conocer que tipo de amarre debe realizar para cada carga, si requiere bloqueo o no, si es
necesario enganche directo o solo un amarre por fricción.
 Uso de amarres inadecuados. Por ejemplo usar cadenas cuando se requiere el uso de
bandas o viceversa, o dejar de realizar bloqueos cuando son requeridos.
 Factores humanos. Estos son quizás los más comunes y peligrosos, ya que los factores
humanos son los que nos llevan a pasar por alto todo lo mencionado anteriormente. Aquí
podemos encontrar que se cometen errores por tres situaciones principalmente:
o Impericia. Se refiere a la falta de habilidad y capacitación para realizar un trabajo,
por lo cual es necesario la capacitación permanente.
o Imprudencia. Generalmente por un estado de exceso de confianza en las personas
que los llevan a tomar decisiones apresuradas o sin consultar con otras personas.
o Negligencia. Se refiere a hacer las cosas con falta de atención o ser descuidados al
hacer las tareas que se tienen asignadas

MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN: ahora que sabemos cuales son los factores que
provocan accidentes, podemos tener más claridad en lo que debemos hacer para evitar que estos
ocurran:

 Planeación adecuada. Prever con anticipación todas las situaciones que se puedan
presentar y tomar las medidas necesarias para cada una de estas situaciones. Se deben
establecer procedimientos para el aseguramiento de la carga y el manejo que se haga de
ella durante el transporte.
 Capacitación permanente. Se recomienda que mínimo una vez al año se capacite al
personal temas tales como: Tipos de vehículos de transporte, puntos de anclaje, tipos y
características de las cargas, métodos de cálculo de los números de amarres necesarios,
accesorios de amarres, técnicas de sujeción, normas y reglamentaciones sobre el
transporte de carga, fuerzas que actúan sobre una carga o vehículo.
 Inspección preoperacional. Garantizando así siempre contar con equipos y elementos en
las mejores condiciones para el transporte de carga.
 Acatar las recomendaciones de seguridad. Las empresas deben establecer procedimientos
y reglamentaciones que todo el personal se comprometa a cumplir, con el fin de que la
seguridad sea una prioridad y que todas las personas involucradas lo entiendan de esa
manera.
 Atención a los comportamientos. Como vimos anteriormente, son finalmente factores
humanos los que nos llevan a pasar por alto situaciones que pueden poner en riesgo la
seguridad del transporte. Es necesario prestar atención a dichos comportamientos y tomar
medidas para asegurar que el estado físico y mental de las personas es el adecuado para
las tareas que deben realizar.

También podría gustarte