Está en la página 1de 4

L as 

amígdalas y adenoides son pequeñas protuberancias de tejido ubicadas en


la parte posterior de la nariz y la garganta. La operación de amígdalas para
extirparlas se llama amigdalectomía y la operación de adenoides para su
extirpación se denomina adenoidectomía.

El timo es un órgano linfoide primario y especializado del sistema inmunológico. Dentro


del timo maduran las células T. Las células T son imprescindibles para el sistema
inmunitario adaptativo, que es el lugar en donde el cuerpo se adapta específicamente a
los invasores externos.
Los ganglios linfáticos son parte del sistema linfático, una red de órganos, ganglios,
conductos y vasos que apoyan al sistema inmunitario del cuerpo. Los nódulos son
pequeños filtros a lo largo del cuerpo.

La apendicitis es una inflamación del apéndice, una bolsa en forma de dedo que
se proyecta desde el colon en el lado inferior derecho del abdomen.

La apendicitis provoca dolor en el abdomen bajo derecho. Sin embargo, en la


mayoría de las personas, el dolor comienza alrededor del ombligo y luego se
desplaza. A medida que la inflamación empeora, el dolor de apendicitis por lo
general se incrementa y finalmente se hace intenso.

Aunque cualquiera puede tener apendicitis, lo más frecuente es que ocurra en


personas entre los 10 y 30 años de edad. El tratamiento estándar es la extirpación
quirúrgica del apéndice.

La médula ósea es un tipo de tejido biológico flexible que se encuentra en el interior de


los huesos largos, vértebras, costillas, esternón, huesos del cráneo, cintura escapular y pelvis.
Los vasos linfáticos son canales delgados y diminutos que transportan material de desechos
y células del sistema inmunitario en un líquido llamado linfa.12
Se distribuyen por todo el cuerpo llenando los espacios intersticiales de las células y
desembocan en pequeñas estaciones llamadas ganglios linfáticos hasta terminar en la
circulación venosa sistemática.3

El bazo se encuentra en la parte superior izquierda del abdomen, debajo de la caja


torácica. Ayuda a proteger al cuerpo, eliminando del torrente sanguíneo los glóbulos rojos
viejos y otras sustancias extrañas (como los gérmenes). El bazo forma parte del sistema
linfático, que es una extensa red de drenaje.
Las placas de Peyer son unos cúmulos de tejido linfático que recubren interiormente en las
paredes del intestino delgado (que es dónde deberían estar los residuos de la digestión),
constituidos por células sensibilizadas y especializadas en identificar los antígenos asociados
a los alimentos que pasan a lo largo del tracto digestivo, debido a que contienen macrófagos
que destruyen bacterias o microorganismos nocivos para el cuerpo humano.

También podría gustarte