Está en la página 1de 16

«El trabajo doméstico no monetarizado: por una

nueva metodología de la ciencia económica sobre


el trabajo»

El objetivo de este artículo es hacer un análisis sobre el tratamiento dado al trabajo doméstico y
su valoración en el contexto específico de la ciencia económica. En una primera parte se
hace un repaso de la relación de la economía en su sentido más convencional, con el
trabajo doméstico. La segunda parte, más cuantitativa, se ocupa de los problemas de
medición del sector doméstico y de los diferentes métodos de aproximación a la evaluación
del trabajo doméstico, terminando con una aplicación referida a la C.A. de Euskadi.

Artikulu honen helburua etxeko lanari egiten zaion tratamendua eta haren balioztatzea
ekonomi zientziaren berariazko testuinguruan aztertzea da. Lehenengo atal batean, zentzu
hedatuenean ezagutzen den ekonomiaren eta etxeko lanaren arteko harremanak ikusiko
dira. Bigarren atalean, koantitatiboagoa baita, etxeko arloa neurtzeko arazoak eta etxeko
lanaren ebaluaketara hurbiltzeko era ezberdinak azalduko dira. Azkenean, Euskal Autonomi
Erkidegoaren egoerari buruzko saio bat egingo da.

The aim of this article is to analyze the way domestic labour has been dealt with, and its valuation
in the specific context of economic science. The first part carnes a review of the relationship
between economics, in the more conventional sense, and domestic labour. The second part, more
quantitative, deals with the problems of measurement in the domestic sector and the different
methodology used in the evaluation process; finishing with a case related to the Basque
Country.

Ekonomiaz N.º 39 108


Felisa Chinchetru Pérez
Universidad del País Vasco

1. Introducción
2. La crisis de la ciencia económica y su relación con la concepción del trabajo
3. Enfoques teóricos sobre el trabajo doméstico
4. Perspectiva de la economía doméstica
5. Medición y evaluación económica del sector doméstico: análisis de los
diferentes métodos
6. Comparación de la producción doméstica con algunas macromagnitudes
económicas. Caso C.A. de Euskadi
Referencias bibliográficas
Anexo

Palabras clave: Trabajo doméstico, medición del trabajo doméstico, economía doméstica, concepto de trabajo.
Nº de clasificación JEL: D10, D13, I31, J16, J17, J31.

1. INTRODUCCIÓN considerar como verdades universales y


leyes naturales, alguno de los conceptos y
El objetivo de este artículo como su acepciones que fueron construidos a partir
mismo título sugiere, es hacer un análisis del siglo XVIII, momento del nacimiento de la
sobre el tratamiento dado al trabajo economía como ciencia; hasta bien entrado
doméstico y su valoración en el contexto el siglo XX se ha considerado el estudio de
específico de la ciencia económica. Está todo lo referido al mercado como elemento
dividido en dos partes claramente fundamental del análisis económico. Esta
diferenciadas; en una primera parte — actitud inicial ha condicionado que
desarrollada en los cuatro primeros actividades humanas creadoras de bienes y
apartados— se hace un repaso de la servicios, pero no sometidas al intercambio,
relación de la economía en su sentido más hayan sido ignoradas a la hora de
convencional, con el trabajo doméstico. La establecer la valoración económica de una
segunda parte más cuantitativa, se ocupa sociedad y con ello los grupos y colectivos
de los problemas de medición del sector que las realizan.
doméstico, y de los diferentes métodos de
Sin embargo, un análisis económico
aproximación a la evaluación del trabajo
más realista requiere la inclusión del
doméstico y por último se hace referencia a
trabajo doméstico entre sus variables,
la evaluación del trabajo doméstico en la
teniendo en cuenta que la consideración
C.A. de Euskadi.
del trabajo doméstico como trabajo mer-
Una de las características más comunes cantil no está exenta de problemas, pero el
que podemos apreciar a lo largo del reconocimiento y la delimitación de estos,
desarrollo de la economía, es la tendencia a puede constituir un elemento fundamental
para eludir la invisibilidad

Ekonomiaz N.º 39 109


«El Tercer Sector como realidad institucional Delimitación y cuantifícación en España y otros 82 países...

a que ha estado condicionado el trabajo La economía reducida al mercado y a


doméstico. las leyes que rigen el intercambio, divide
el trabajo en dos grandes categorías:
primera, aquel trabajo que tiene su fin en
el mercado —trabajo productivo— y
2. LA CRISIS DE LA CIENCIA segunda, aquel que no posee valor de
ECONÓMICA Y SU RELACIÓN CON cambio y consecuentemente es relegado
LA CONCEPCIÓN DEL TRABAJO al espacio del trabajo improductivo.

Del conjunto de conceptos que integran En una de las primeras menciones


la Filosofía de la Ciencia, o de la teóricas sobre el trabajo, A. Smith, en "La
metodología en general, ha sido la idea riqueza de las naciones", da una
de paradigma la que normalmente más definición tajante: "existe una especie de
ha llamado la atención de los/as trabajo que añade algo al valor de la
economistas; así los keynesianos han materia sobre la que se ejercita, y otra
utilizado el término para distanciarse que no produce aquel efecto, el de un
metodológicamente de los neoclásicos ,
1 criado doméstico por el contrario, no
también los economistas radicales añade valor alguno".
americanos fueron una de las "claqué" Posteriormente, a medida que se
más entusiasta del concepto khunniano desarrolló el propio mercado, se amplió el
de paradigma para diferenciarse de la concepto de trabajo para incluir los
ortodoxia, y los neo-críticos no encajables servicios, pero dejando bien claro que
en las distintas escuelas académicas, se trabajo propiamente dicho sólo es aquel
presentan con la tarjeta de paradigma cuyo producto se dirige al mercado.
"alternativo".
El análisis del trabajo productivo
Siguiendo esta línea, ya en los años continuó poniendo el énfasis únicamente
a
ochenta, M. A. Duran apuntaba la en el intercambio, y como señala J. L.
necesidad de una ruptura paradigmática Naredo (1987), el intercambio se realiza
en lo que al tratamiento del trabajo exclusivamente con aquellos objetos que
doméstico se refiere. Por otro lado, si los a su vez se consideran productibles; de
paradigmas de una ciencia son unidades esta manera la economía se centra
de investigación donde se da un exclusivamente en aquello que es
consenso, este también ha de servir para característico de la producción en masa y
ir diferenciando aquella subcomunidad los fenómenos económicos son relegados
científica que plantea progresivamente la hasta el extremo de hacerlos sinónimos al
demanda de un programa de análisis y estudio de la determinación de
investigación nuevo, que en nuestro caso, los precios.
insiste sobre la importancia de las
actividades de trabajo cuya finalidad NO La primera consecuencia de esta visión
sea el mercado; nos referimos simplificada de la economía es la escasa
lógicamente al estudio específico de la o nula consideración del trabajo doméstico
economía que integre el trabajo doméstico como objeto de análisis en la ciencia
y que fundamentalmente realizan las económica, y ello debido
2 fundamentalmente a la propia delimitación
mujeres .
del campo de estudio.

1
Archibald(1967). Esta manera de entender la "economía",
2
Duran, M.aA. (1982). que consiste en relegar una buena parte
del trabajo que se realiza en el ámbito
doméstico al lugar de lo invisible o

Ekonomiaz N.º 39 110


Felisa Chinchetru Pérez

inexistente responde a consideraciones remunerado, no por ello pasaría a ser


fundamentalmente ideológicas y sociales; simplemente una “faena” , una "labor" o
por lo tanto así, gran parte de lo que se "tarea".
enuncia con carácter "general" en
Estos aspectos conceptuales han
realidad solamente puede explicar el
condicionado la definición de población
comportamiento de una parte concreta de
inactiva utilizada en las estadísticas del
la población: el trabajo de la población
mercado de trabajo, de manera que
que se realiza en el mercado, el resto no
existe como tal. dentro de la clasificación de la población
de 16 y más años según su relación con
No obstante la actual crisis económica, la "actividad económica", la población
que no sólo afecta a la economía real, sino inactiva comprende buena parte de lo que
también al ámbito conceptual y aquí hemos definido como invisibilidad del
programático de la ciencia económica, ha trabajo doméstico.
llevado a todo un cuestionamiento del
viejo consenso de que, por definición, la Otro tanto acontece con el debate
economía es equivalente a mercado e actual acerca del "reparto del trabajo", ya
inversamente, todo aquello que no está que sólo hace alusión en su desarrollo
en el mercado no existe económicamente teórico e institucional al "reparto del
hablando. empleo" y se parte de la identificación de
trabajo = empleo.
Por lo que se refiere al concepto de lo
que es o no trabajo y su vinculación con el
trabajo doméstico, cada vez gana más
adeptos el nuevo paradigma, las nuevas 3. ENFOQUES TEÓRICOS SOBRE EL
consideraciones no tradicionales sobre el TRABAJO DOMÉSTICO
trabajo, que permiten la inclusión
razonable del trabajo doméstico no El desarrollo de las investigaciones sobre
mercantilizado dentro del análisis el papel de las mujeres en el ámbito del
económico. trabajo, así como la aportación del trabajo
Ahora bien, no se trataría solamente de doméstico a la economía, son fenómenos
mover el muro convencional anteriormente de estudio relativamente reciente; ha sido
descrito, sino el hacer posible que desde en los últimos veinticinco años cuando se
la perspectiva económica, toda aquella ha incrementado el número de estudios
problemática desvinculada directamente que analizan estos aspectos económicos
del mercado no se considere simplemen- y sociales, así como las implicaciones de
te como un aspecto marginal en el contex- la división sexual del trabajo en su doble
to más amplio de los actuales problemas consideración de mercantil y no mercantil.
económicos. La amplia literatura publicada en estos
Esta nueva situación tendría también últimos años sobre el tema tenía como
implicaciones sociales, que en ocasiones objetivo fundamental, según Fini Rubio
se reflejan en el propio lenguaje (1982), elaborar una teoría que superara
económico; así por ejemplo, sería el nivel descriptivo sobre la condición de
necesario ir rompiendo la idea errónea de la mujer, y el cambio de posicionamiento
que si una mujer trabaja lo ha de hacer de las mujeres en el mercado de trabajo, y
forzosamente en el ámbito del mercado y su incidencia en la reproducción.
ha de ocupar, por tanto, un empleo
En segundo lugar, como ocurre en toda
remunerado; si el trabajo doméstico ha de
investigación de carácter social, el
ser considerado un trabajo, aun sin ser

Ekonomiaz N.º 39 111


«El Tercer Sector como realidad institucional Delimitación y cuantifícación en España y otros 82 países...

procedimiento metodológico, así como totalidad del sitema económico y social.


las premisas teóricas de las que se parte, c) La formulación más desarrollada es
son diferentes según la perspectiva la determinación del modo de producción
ideológica desde la que se analizan; los doméstico como subsidiario del modo de
análisis sobre el trabajo doméstico de producción principal capitalista, y con
estos últimos años corresponden a las características propias, ello implica que
distintas corrientes fundamentales de la se pueden definir las "mujeres como
ciencia económica, desde la teoría clase social". El economista británico
clásica hasta la marginalistas; no Harrison ha sido el representante más
obstante es ampliamente reconocido que destacado de esta línea de trabajo.
la sociología en su conjunto ha sido más
innovadora que la economía en lo que La idea básica que se mantiene de una
respecta a los cambios conceptuales manera continuada por parte de est@s
sobre el trabajo, según Carrasco (1994). autor@s es que el estudio de la economía
del trabajo debe ser global y se necesita
La polémica teórica se inicia alrededor considerar conjuntamente para su estudio
de los años 70, y lo hace de la mano de la las relaciones de producción en el hogar,
escuela marxista, además sus análisis son relaciones que son fundamentales para la
muy variados y diversos, tanto desde el reproducción, así como la conexión de las
lado de las hipótesis, como de las mujeres en la economía mercantil; de este
conclusiones teóricas. Las formas de modo se entienden como un TODO las
aproximación al trabajo doméstico desde relaciones económicas del sistema.
conceptos marxianos, son muy diversas,
Simultáneamente en la década de los
y destacamos:
setenta, surge también la denominada
a) Una primera tendencia es la que "Nueva Economía de la Familia" (N.E.F.),
considera el trabajo doméstico como que se desarrolla al amparo de la teoría
creador de simples valores de uso, y no un neoclásica y tiene su expansión en
trabajo homologable con otros trabajos a diferentes ámbitos sociales como la
través del intercambio en el mercado, de educación, la salud etc.; el premio Nobel
este modo no crea mercancías sino de Economía Becker es su principal
simplemente bienes o servicios para el representante.
autoconsumo familiar; por tanto el trabajo
Si se atiende a su estructura analítica, la
doméstico, es un trabajo subordinado y
N.E.F. es una extensión del núcleo teórico
queda fuera del modo de producción
marginalista al campo de la familia; se
capitalista, está imbricado en el modo de
desenvuelve dentro del paradigma
producción pre-capitalista (Bentson).
convencional subjetivista de la Escuela de
b) La segunda línea señala que el Chicago, donde consumidores y
trabajo doméstico no solo produce productores individuales, definidos por las
valores de uso, sino que también produce funciones de utilidad y de producción que
"valor" —en sentido abstracto—. La relaciona inputs y outputs, intentan
representante más significativa ha sido M. obtener el máximo beneficio realizando
Rosa Dalla Costa (1977). Este análisis ha una asignación óptima de los propios
sido utilizado desde diversos espacios recursos familiares. La N.E.F consiste por
como argumentación teórica sólida para tanto en la ampliación exhaustiva del
demandar el "salario doméstico" o el "supuesto maximizador" a todas las
"salario del ama de casa", partiendo de la decisiones que se toman en el seno del
explotación de las mujeres por la hogar; Fdez. Méndez de Andes (1985),

Ekonomiaz N.º 39 112


Felisa Chinchetru Pérez

divulgador de esta visión en España, dependerá de las ventajas comparativas


señala que un aspecto fundamental es la que posean el hombre y la mujer.
"noción del tiempo" como el recurso
La N.E.F. sirve para interpretar en
escaso, un concepto que resulta
términos de ventajas comparativas y en
imprescindible a la hora de enfocar el
3 diferencias salariales, el hecho de que
consumo y la producción doméstica , por
uno de los miembros familiares se
tanto la familia se transforma en una
especialice totalmente en trabajo de
unidad de estudio económico, con la
mercado y el otro en el trabajo doméstico.
importancia de las variables pecuniarias
individuales, tales como salario, renta etc. Otro de los aspectos planteados por la
NEF se refiere a la existencia de una única
El segundo componente del núcleo y común función de utilidad para todos los
teórico de la NEF es la función de miembros de la familia, siendo ésta la del
producción doméstica, que permite "cabeza de familia", que incorpora como
integrar las decisiones de consumo y de argumentos el bienestar de todos los
participación laboral en un único esquema demás miembros; en una palabra, la
de decisiones familiares, pero siempre N.E.F. supone como punto de partida de
destacando que el tiempo se considera su análisis, una estructura familiar
como el input productivo crucial; este armoniosa, y sin conflictos de intereses.
aspecto ha sido introducido de forma
En segundo lugar, esta teoría considera
sistemática en la función de producción
del hogar por Becker .
4 que las variables que afectan a la
participación laboral de la mujer, están
Un resultado importante y basadas de alguna manera en las
sorprendente, que se deriva de la función diferencias biológicas de ambos sexos.
de producción doméstica, es que los Es decir, variables que demuestran una
precios de los mismos bienes domésticos especialización de cada persona, unas
pueden ser sustancialmente distintos para productividades propias y que responden
las diferentes familias, debido a las por tanto a los principios de "ventajas
diferencias en el valor económico de su comparativas", algo así como los
tiempo y su diferente coste de principios que mueven el comercio
oportunidad; por tanto, si el recurso internacional. La siguiente cita de Becker
escaso es el tiempo, los bienes se podrán es muy ilustrativa de estas hipótesis de la
valorar al "coste de oportunidad" y estos N.E.F: "Las diferencias biológicas en las
pueden ser diferentes según los casos. ventajas comparativas entre sexo, explican
De este modo se concluye que para por qué las mujeres han utilizado su tiempo
maximizar la producción doméstica y por normalmente en criar hijos, y otras
tanto la utilidad, el miembro de mayor actividades domésticas, mientras los
salario —generalmente el hombre— hombres han utilizado su tiempo en
5
destinará su tiempo al trabajo de actividades de mercado" . Esta teoría ha
mercado; conclusión: la especialidad de sido muy contestada por diversos
cada miembro en las distintas actividades: sectores, sobre todo en la sociedad
trabajo doméstico— trabajo de mercado, norteamericana.
Por último una aproximación teórica
3
Becker, G. S. (1976). interesante que podemos caracterizar
4
Los trabajos más importantes de Becker en este
ámbito son: "A Theory of the Allocation of Time", "A
Theory of Marriage", "Human Capital", y el famoso 5
"The Economic Approach to Human Behaviour" y "A Becker, G. S. (1981).
Treatise on the Family".

Ekonomiaz N.º 39 113


«El Tercer Sector como realidad institucional Delimitación y cuantifícación en España y otros 82 países...

dentro de la economía "clásica", es la tan bajo que el trabajo doméstico resulta


Neo-Ricar-diana-Sraffiana. Un enfoque de imprescindible para alcanzar la cota que
estas características ayuda a comprender podemos llamar de "subsistencia", y el
un aspecto muy importante de la sociedad, trabajo doméstico se convierte de este
como es el papel que las economías modo en algo imprescindible. 2) Si por el
domésticas juegan en el proceso de contrario ambos miembros, —la mujer y el
reproducción social; entendiendo tanto la hombre— participan en el trabajo
reproducción de los medios de producción asalariado, puede decirse, que en estas
como la de los bienes de consumo; para circunstancias, el trabajo doméstico
los neori-cardianos la reproducción de las pierde el carácter de condición necesaria
relaciones sociales incluye la para la reproducción del conjunto del
reproducción biológica y la reproducción sistema; ahora bien, esto sería así,
6
de la fuerza de trabajo . siempre y cuando el nivel de salarios
permita comprar todo el trabajo doméstico
Esta línea de trabajo que une el
en el mercado.
planteamiento de Sraffa con el tema del
trabajo domestico, ha sido desarrollada Una situación intermedia es aquella en
en España por Carrasco, y se basa en el que, aun cuando el salario permita recurrir
7
análisis de dos importantes subsistemas , directamente al mercado para la
para poner de manifiesto la reproducción adquisición del conjunto de bienes y
del sistema en su conjunto; según esta servicios para la reproducción familiar, se
corriente existen dos grandes recurre al trabajo doméstico, y más
subsistemas: concretamente al trabajo femenino, para
"ampliar" el consumo familiar; en ese caso
- El subsistema de producción material,
hay que analizar cómo se benefician de
donde tiene lugar el proceso de
ese consumo excedente los diferentes
producción y de reproducción
miembros de la familia —una situación
material; y donde se crean los bienes
así es la más común en la familia nuclear.
y servicios que se orientan
directamente al mercado. Toda esta teorización, procedente sobre
todo de los países anglosajones, así como
- El subsistema de reproducción
de la crítica realizada a los
humana, el propio de la esfera
planteamientos convencionales desde los
doméstica, donde tiene lugar el
países francófonos e Italia, ha posibilitado
trabajo doméstico, el trabajo que
que la "invisibilidad" del trabajo doméstico
transforma las mercancías adquiridas
sea cuestionada, y ha favorecido el
con el salario, pero que a su vez
posterior desarrollo —desde distintas
proporciona a la familia el acceso a
perspectivas de lo que constituye el
una estructura de consumo imposible
análisis del trabajo doméstico.
de conseguir en ausencia del trabajo
doméstico. Paralelamente se han ido desarrollando
aspectos concretos del análisis y del
A partir de aquí, y siguiendo el modelo
método en la medición y evaluación del
Sraffiano, se plantean las dos situaciones
trabajo doméstico.
extremas: 1) Cuando el nivel de salarios es
Los estudios descriptivos y empíricos de
este fenómeno se han desarrollado y
6
Carrasco, C. y Ovejero, F. (1988). potenciado, también en los últimos años,
7
El concepto de subsistema que aquí se utiliza,
es aquella parte en que puede ser dividido un sobre todo desde organismos
sistema económico en estado de auto- internacionales, y tuvieron su pleno
reemplazamiento, división en la cual el producto
neto es una sola mercancía.

Ekonomiaz N.º 39 114


Felisa Chinchetru Pérez

reconocimiento en la IV Conferencia permanencia de ciertos hábitos y


Mundial de las Naciones Unidas celebrada costumbres muy asentados en el trabajo
en Pekin (1995). doméstico, además la crisis económica y
sus efectos sobre el empleo ha
ralentizado el proceso de transformación
del trabajo doméstico, siendo este último
4. PERSPECTIVA DE LA ECONOMÍA el que ha jugado un papel de colchón
DOMÉSTICA amortizador del bienestar, o dicho de otro
modo, ha cumplido un papel más
El trabajo doméstico como tal hace específico de estabilizador a la hora de
referencia a un conjunto de procesos de mantener los niveles de calidad de vida
producción diversos que se han ido mermados por los cambios en la
transformando históricamente; estas distribución derivados de la crisis
transformaciones son reflejo por un lado, económica.
de los cambios ideológico-culturales, pero
fundamentalmente del avance operado Las valoraciones monetarias del trabajo
por el desarrollo del propio sistema doméstico han pasado por numerosas
económico; así en todos los países dificultades y limitaciones. En el año 1921
desarrollados parte de la producción de se inician en Estados Unidos las primeras
bienes y servicios que antes permanecían estimaciones del valor del trabajo
en la esfera doméstica, por ejemplo coser, doméstico a cargo de un equipo dirigido
producción de conservas etc., se ha ido por Mitchell; estiman que el valor añadido
incorporando al ámbito del mercado y del del trabajo doméstico representaba en
trabajo asalariado. aquellos años entre 25-30% de la R. N.
norteamericana. Desde entonces, sólo en
El contenido y la naturaleza de buena
los países desarrollados, se han realizado
parte del trabajo doméstico están
más de un centenar de valoraciones del
determinadas por la dimensión y renta
trabajo doméstico. El estudio de L.
familiar, así como por factores externos,
Goldschmidt-Clermont realizado por
donde estaría determinado grado de
encargo de la O.I.T. analiza sucintamente
penetración del mercado en la economía.
más de 75 valoraciones monetarias y
Estudiar la actividad doméstica, se tiene
permite constatar la importancia y
que hacer necesariamente en el contexto
volumen del trabajo doméstico en los
de la dinámica de un sistema económico
países desarrollados; las estimaciones en
en proceso de transformación según
los países del Tercer Mundo se
Benería (1981).
desarrollaron a partir de la década de los
El hogar no es una unidad aislada, sino noventa.
que constituye un microcosmos cuyas
funciones productivas y reproductivas En la actualidad podríamos decir que
dependen en parte del estadio en que se nos encontramos en una nueva fase, que
encuentre una sociedad en el curso de su consiste en que una vez aceptada la
transformación económica y social. Sin importancia económica y social del
embargo, en lo que a la disminución de trabajo doméstico, se demuestra la
las horas de trabajo doméstico se refiere y necesidad de adentrarse en el desarrollo
en sociedades como la vasca, no han e implantación de un nuevo paradigma
sufrido grandes cambios, de manera que que incluya el trabajo doméstico con el
el montante general de horas de trabajo trabajo mercantil en el análisis
doméstico sigue siendo muy importante; económico; por tanto el trabajo doméstico
las razones hay que buscarlas en la debe ser tenido en cuenta a la hora de

Ekonomiaz N.º 39 115


«El Tercer Sector como realidad institucional Delimitación y cuantifícación en España y otros 82 países...

llevar a cabo una medición de las de comparación de los dos procesos


Contabilidades Nacionales, así como fundamentales de producción social, es
incluirlo dentro de las macromagnitudes decir del proceso de producción mercantil
económicas, siendo necesario desarrollar y del proceso de producción no mercantil.
nuevos índices económicos que eviten las A su vez, el sistema de comparación
graves limitaciones del PNB o la R.N. Esta obliga necesariamente a utilizar unidades
línea tan interesante ha sido iniciada por de medición comunes a los dos procesos;
economistas tan destacados como es decir unidades referidas a cantidades
Samuelson y Nordhaus con su físicas, volúmenes y a valores, que
redefinición del PNB llamándole "NEW", implica tener en cuenta los precios.
que en castellano pasa a denominarse El primer método, es decir, el que basa
BEN —Bienestar Económico Neto—; este su comparación en la medición del
concepto integra el trabajo realizado en el trabajo doméstico según el volumen de
hogar. prestaciones de trabajo, puede a su vez
Otro tanto sucede con el concepto de ser realizado en términos de la mano de
Población Inactiva que excluye a las amas obra implicada en el proceso, o bien en
de casa de todo proceso de trabajo, siendo términos de tiempos de trabajo
necesaria una redefinición en este sentido. consumido, medidos estos últimos en
Los enfoques tradicionales, con sus número de horas o en número de
análisis y conceptualizaciones basadas jornadas (Cuadro n.° 1).
exclusivamente en el mundo asalariado, El segundo método de medición del
está dejando paso a cambios evidentes y trabajo doméstico se basa en la
a la elaboración de nuevos conceptos, que cuantificación del valor de los bienes y
habrán de ser asumidos en forma servicios producidos en las unidades
argumental por parte de las instituciones domésticas. Las mayores dificultades que
sociales, sindicatos, etc. presenta este método son las derivadas
de la inexistencia de precios de los
bienes y servicios producidos en las
economías domésticas, al no ser
5. MEDICIÓN Y EVALUACIÓN vendidos a los consumidores y los
ECONÓMICA DEL SECTOR precios están por tanto indeterminados.
DOMÉSTICO: ANÁLISIS DE LOS En este caso, atendiendo a los criterios
DIFERENTES MÉTODOS convencionales de la contabilidad
nacional, valoraríamos el producto al
Los diferentes métodos utilizados en la coste de los factores, es decir, fijándonos
8
evaluación del trabajo doméstico parten exclusivamente en las remuneraciones
siempre de una hipótesis común, que del trabajo y supuestos los costes de
toda evaluación requiere de un sistema capital. Una práctica corriente de este
método, consiste en imputar a los bienes
8
y servicios autoconsumidos el valor de los
L. Goldschmidt-Clermont ya desde hace bienes y servicios similares y disponibles
décadas, viene fijando su atención sobre los diversos
métodos de estimación de la cuantía de la en el mercado; esta forma de medición es
producción doméstica. Ver en este sentido, desde un aplicada, por ejemplo, al producto agrícola
trabajo pionero: "L'importance économique du travail
domestique et ses liens avec l'économie national consumido directamente por los
américaine", en Revue de l'lnstitut de Sociologie.
Bruselas 1952, hasta los más recientes, como
productores. Por otra parte, los valores
"Estimating the economic valué of domestic and imputados a las prestaciones del trabajo
related activities" en la "Conference of European
Statistic".
doméstico son generalmente derivados

Ekonomiaz N.º 39 116


Felisa Chinchetru Pérez

de los salarios del sector mercantil, Las diferentes tipologías de


atendiendo a una serie de categorías aproximarse a la evaluación del trabajo
básicas que serían prácticamente las doméstico se presentan en el Cuadro n.°
siguientes: 1.
— Salarios de las empleadas de hogar, Las dificultades más importantes donde
que a su vez, pueden ser se requiere el consenso para lograr
polivalentes domésticos: señoras de evaluaciones homogéneas son:
la limpieza, o especialistas:
cocineras, lavanderas, puericultoras, 1) En primer lugar, los sectores
etc. mercantil y no mercantil aparecen
interrelacionados, pero esta relación
— Salario potencial, considerado como
se altera cuando los límites de
tal el de las personas que realizan el
sustitución discurren con las
trabajo doméstico en el mercado de
rigideces implícitas a los dos
trabajo.
sectores. Así mismo, hay que tener
— Salarios medios de ciertas en cuenta que los valores sociales y
categorías de trabajadores, — personales contribuyen a reducir las
diferenciadas o no según el sexo, la posibilidades de sustitución.
edad, la educación, la zona de
residencia— y, 2) En segundo lugar, la productividad
del trabajo y presumiblemente el
— Salario mínimo legal. valor del tiempo, son muy diferentes
Estos salarios son imputados en los dos sectores, pero también
normalmente tanto al número de son diferentes las condiciones de
trabajadores implicados en la producción organización y objetivos que afecta
doméstica, como al número de horas
realizadas.

Cuadro n.° 1. Resumen de los métodos de evaluación económica del trabajo


doméstico

Factores de Producción Productos


Trabajo Otros Factores
Volumen • n.° de horas de trabajo Volumen de diferentes Bienes y servicios
• n.° de trabajadores factores de producción producidos
Valores Salarios: Estimación del Capital Bienes y servicios
• Empleados domésticos en los diferentes producidos en
• Asimilados considerados monetarias
• Potencial
• Mínimo legal
• Remuneración en
especie
• Costes salariales
medios

Ekonomiaz N.º 39 117


«El Tercer Sector como realidad institucional Delimitación y cuantifícación en España y otros 82 países...

a su competitividad y equilibrio; estas permita pasar del nivel de valoración del


condiciones influyen sobre las tiempo medio diario, a la valoración anual
diferentes productividades del macroeconómica. Hemos aplicado el
trabajo y los diferentes valores del método utilizado por el INSEE francés,
tiempo en cada sector. que consiste en multiplicar los tiempos
individuales por el efectivo de cada
3) Por último, hay que referirse a los
categoría de población y posteriormente
costes indirectos y a la calidad de
por el número de días al año de trabajo
vida de las economías domésticas.
doméstico.
Es decir, el sector doméstico
funciona en parte en condiciones no Uno de los objetivos de la evaluación
monetarias y su producto es del trabajo doméstico anual es llegar a
apreciado simultáneamente en compararlo con las principales
términos económicos, sociales, magnitudes macroeconómicas,
personales, etc., o como diría empezando por el P.I.B. de la C.A. de
Galbraith en términos afectivos; Euskadi para el año correspondiente,
dicho de otro modo, la percepción utilizando los diferentes tipos de
que se tiene de las propias estimación planteados, es decir al coste
condiciones "económicas" en la de mercado y al coste de oportunidad.
economía doméstica es un tanto
El Cuadro n.° 2 recoge la comparación
borrosa, en la medida que manifiesta
de cada uno de los valores estimados del
una sensibilidad mucho mayor que el
trabajo doméstico con los diferentes
sector mercantil a los costes
valores del P.I.B., según precios de
indirectos de la producción y a las
mercado o a coste de factores. Es sin
consideraciones relativas a la calidad
embargo con esta última valoración con la
de vida.
que la comparación del valor del trabajo
Todos estos factores, afectan al doméstico tiene mayor significación, al
principio de homogeneización que debe referirse ambas al coste de factores, y no
presidir todo proceso de comparación tomar en consideración los impuestos ni
entre el sector mercantil y el sector las subvenciones, relativamente alejadas
9
doméstico . de la economía familiar en un sentido
estricto.
La valoración que se ha llevado a cabo
6. COMPARACIÓN DE LA no se centra exclusivamente en una parte
PRODUCCIÓN DOMÉSTICA CON de la población —normalmente las amas
ALGUNAS MACROMAGNITUDES de casa—, sino que ha tenido en cuenta
ECONÓMICAS: CASO C.A. DE el conjunto de la población con edades
EUSKADI comprendidas entre los 16 y 65 años, que
es la totalidad de la población
10
potencialmente activa .
El primer problema que es necesario
resolver para comparar las estimaciones Las dificultades metodológicas, aparte
macroeconómicas de la producción de los problemas ya apuntados, han sido
doméstica con el resto de las principales las comunes a este tipo de estimaciones
macromagnitudes, fundamentalmente con como son: la determinación del valor de la
el P.I.B., es establecer algún criterio que

10
9
Algunos autores como Santos Ruesga sitúan el Se ha tenido en cuenta la base estimativa de
trabajo doméstico de las mujeres muy próximo al de Eustat (1993) y Emakunde (1994).
la economía sumergida; ver Santos Ruesga (1988).

Ekonomiaz N.º 39 118


Felisa Chinchetru Pérez

Cuadro n.° 2. Trabajo Doméstico e indicadores económicos: Comparación

(En %)
Tipo de estimación PIB (p.m.) V.A.B. (c.f.)

Coste de mercado
1) Salario Referente*: es el salario mínimo del mercado 14,82 26,17
2) Salario medio emple. domésticos 15,62 28,14

Coste Oportunidad:
3) Salario medio de las mujeres en el mercado de 30,28 53,92
trabajo
* El salario referente es el mínimo del mercado pero ponderando las distintas actividades que se realizan
en el hogar.
1) Tareas higiénicas: 35,7%
2) Preparación alimentos: 18,6%
3) Cuidado niños: 17,2%
4) Varios: 28,5%
PIB (p.m.): Producto Interior Bruto a precios de mercado. Cuentas Económicas. 1994 Avance.EUSTAT
V.A.B. (c.f): Valor Añadido Bruto al coste de factores. Cuentas Industriales 1993.EUSTAT
Fuente: Elaboración propia.

producción doméstica a partir mujeres realizan el 91,61% de estas,


exclusivamente del coste del factor y los hombres tan solo el 8,39%. Este
trabajo, la asignación de un valor salarial desequilibrio es inferior al de otros
para la hora de trabajo doméstico, etc., y países de la Unión Europea.
la hipótesis implícita de asignar una a
3. ) El número de horas al día dedicadas
productividad media al trabajo doméstico, al trabajo doméstico en cada familia
similar a los mínimos existentes en la es de una media de 7,12; este dato es
economía mercantil. una muestra clara de la escasa
La comparación de la valoración del mercantilización del trabajo doméstico
trabajo doméstico con los principales en la sociedad vasca y un ejemplo del
agregados económicos correspondientes papel estabilizador de la familia en
al País Vasco se ha realizado teniendo en épocas de crisis; por tanto, existe
cuenta los indicadores existentes. correspondencia entre crisis
económica y trabajo doméstico, ya
Las conclusiones más significativas
que para el mantenimiento de
respecto al volumen y valoración del
determinadas cotas de bienestar, se
trabajo doméstico son las siguientes:
produce un incremento del trabajo
a
1. ) La escasa mercantilización del trabajo doméstico en épocas de recesión
doméstico, que conlleva un enorme económica.
volumen de horas de trabajo. a
4. ) La valoración del trabajo doméstico
a
2. ) La persistencia de una fuerte respecto al PIB es considerable; se
división social del trabajo en función mueve en un intervalo que oscila
del género: del total de horas de tra- entre el 14,82% y el 30,28% según
bajo doméstico las

Ekonomiaz N.º 39 119


«El Tercer Sector como realidad institucional Delimitación y cuantifícación en España y otros 82 países...

el tipo de salario aplicado para la temporales que permitan analizar los


valoración. La proporción está en la cambios y establecer políticas
línea de las obtenidas en los países adecuadas que afecten a un mejor
desarrollados. reparto de todo el trabajo.
a a
5. )Es imprescindible llegar a establecer 6. ) Es necesario incorporar al debate del
criterios conjuntos entre países para "Reparto del trabajo" el ámbito del
la medición y valoración del trabajo trabajo doméstico, para la obtención
doméstico, para la realización de de tiempos de trabajo más igualitarios
comparaciones y análisis entre los dos géneros.

Ekonomiaz N.º 39 120


Felisa Chinchetru Pérez

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

ADINOLFI, G. (1980): "Esquema sobre el trabajo DE MIGUEL, C. "La medición del paro y la
doméstico". Mientras Tanto N.°3. Barcelona. EPA". Papeles de Economía N.° 8.
AMOTT, T. (1993): Caught in the crisis. Women and Madrid.
the U.S. Economy Today". Monthly Review Press. DELPHY, C. y LEONARD, D. (1986): "Le travail
New York. domestique comme travail familial non
ANDREWS, B. J. (1935.): Economics of the household: remuneré" en Travail et production
Its administratión and finance. Macmillan, New domestiques: un bilan. C.N.R.S. Paris.
York. DURAN, M.a A. (1982): " Notas para una
ARCHIBALD (1967): "Aspectos metodológicos de la ruptura paradigmática" en Actas de las
Teoría General de Keynes". Moneda y Crédito. I Jornadas de Investigación
Sept. Interdisciplinar. Tomo II, U.A.M.
ARCHAMBAULT, E. (1982): "L'Economie Cachee de la — (1988): "De puertas adentro" Serie
Famille". Conferencia The Informal Economy. Estudios.
Roma. Ediciones Instituto de la Mujer. Madrid.
ARROW, K. (1951): "Social Choice and individual — (1988): "El dualismo de la Economía
values" Wiley, Nueva York. Española". I.C.E. Ministerio de
BALBO, L. (1982): Ricomposizioni. Angeli Milano. Economía y Hacienda, N.° 655. Madrid.
BECKER, G. S. (1976): "The Economic Approach to Marzo.
Human Behavior". Univ. Chicago Press. EISEINSTEIN, Z. (1979): "Capitalist, Patriarchy
— (1981): A Treatise on the Family. Harvard Univ. and the Case for Socialist Feminism".
Press. New York. Monthly Review Press.
BENERIA, L. (1987): "¿Patriarcado o sistema eco- EMAKUNDE (1994): Familia y espacio
nómico? Una discusión sobre dualismos me- doméstico de la C.A. de Euskadi. Vitoria-
todológicos". Mujeres Ciencia y Práctica Política. Gasteiz.
Madrid. EROSKI (1988): Valoración Económica del
BERGMAN, B. R. (1981): "The economic risk of being Puesto del Ama de Casa. Servicio de
a housewife". American Economic Review, mayo. Estudios.
BLADES, D. (1986): "On adding the value-added by EUSTAT (1993): Encuesta presupuestos de
househol actvities to the Gross Domestic tiempo. El uso del tiempo. Gobierno
Product". "Travail et production domestiques: un Vasco.
bilan". CNRS Paris. FIRESTONE, S. (1970): The Dialetic of Sex:
BORDERIAS, C, CARRASCO, C, ALEMANY, C. (Comp): The Case for Feminist Revolution. New
(1995): "Las mujeres y el trabajo. Rupturas York.
conceptuales". Fuhem-economía. Icaria. FOUQUET, A. y CLADEAU, A. (1981): "Le
BOSERUP, E. (1993): La mujer y el desarrollo travail domestique essai de
económico. Minerva, Madrid. quantificacion". Archives et documents.
CAIVALLET, F. (1987): "La producción doméstica en el INSEE.
campo industrial" en "El trabajo de las mujeres". GALBRAITH, J.K. (1976): La ciencia
Serie Debate n.° 1. Ediciones Instituto de la Mujer. económica y el interés general.
Madrid. GARCÍA, C. (1993): "Revisión de conceptos
CARRASCO, C. (1991): El trabajo doméstico. Un en la encuesta de población activa",
análisis económico. Ministerio de Trabajo y S.S. REISn." 61.
Madrid. GARDINER, J.; HIMMELWEIT, S. y MCINTOSH, M.
(1980): "El trabajo doméstico de la mujer".
CARRASCO, C. y OVEJERO, F.(1988) "Mujeres y
Economía: un balance y una propuesta. II La En Teoría, n.°4.
propuesta". Mientras Tanto, n.°35. Barcelona. GOLDSCHMIDT-CLERMORT, L. (1987):
"Estimating the economic value of
CATALUCCI, E. (1982): Donna e lavoro: Bibliografía
domestic and related activities",
1970-1981: ricerche, saggi, articoli. Bulzoni, Roma.
Conference of European Statistic.
CENTRE LYONNAIS D 'ETUDES FEMINISTES. (1984): Les
Geneva.
femmes et la questions du travail. Presses
HARRISON, J. "Economía política del trabajo
Universitaires de Lyon.
doméstico", 1975 (e.o. 1973):. en El ama de
CHADEAU, A. y FOUQUET, A. (1981): "Peut-on mesurer
casa bajo el capitalismo. Anagrama.
le travail domestique?". Economie et Statistique.
Barcelona.
Paris.
HIMMELWEIT, S. y MOHUN, S. (1977):
CHINCHETRU, F. (1993): Economía del trabajo de las
"Domestic labour and capital". Cambridge
mujeres. El caso de Euskadi. Universidad País
Journal of Economics, vol. 1.
Vasco. Bilbao.
HUMPHRIES, J. y RUBERY, J. (1984.): "The
recons-titution of the supply side of the
labour market: the relative autonomy of
social reproduction". Cambridge Journal
of Economics vol. 8.
MICHEL, A. (1980): La mujer en la sociedad
mercantil. Editorial Siglo XXI. Madrid.
MOLTÓ. M." L. (1993): Las mujeres en el
proceso de modernización de la
economía española. Rubery.

Ekonomiaz N.º 39 121


«El Tercer Sector como realidad institucional Delimitación y cuantifícación en España y otros 82 países...

MURPHY, M. (1980): "The measurement and va- RUESGA, S. (1988): "La mujer en la economía
luation of non-market economic activities" en sumergida" en I.C.E., marzo.
Hefferan (ed): The household as producen A look SAMUELSON, P.A. y NORDHAUS, W.D. (1988):
beyond the market. American Home Economics Economía. Duodécima edición. Editorial
Association. Washington D.C. MacGraw-Hill. Madrid.
MYRDAL, A. y KLEIN, V. (1956): Women two roles, home SARACENO, CH. (1988): "La estructura de género de
and work. Routledge & Kegan Paul. Londres. la ciudadanía" en Mujer y realidad social. II
NACIONES UNIOAS (1996): Declaración de Beijing y Congreso Mundial Vasco. Servicio Editorial U.P.V.-
Plataforma para la Acción. IV Conferencia E.H.U. Bilbao.
Mundial. Instituto de la Mujer. Madrid. SCHOPP-SCHILLING, H.B. (1991): "Compartiendo las
O.I.T. (1991): "La mujer en el Trabajo". Informe El responsabilidades domésticas y profesionales" en
Trabajo en el Mundo'. Parte 5. Ginebra. Seminario Evaluación de Política Comunitaria en
OCDE (1986): "La integración de la mujer en la Materia de Igualdad de Oportunidades. Comisión
economía" Informes OCDE. Ministerio de Trabajo de las Comunidades Europeas. Toledo.
y Seguridad Social. Madrid. SCHULTZ, T. (1974): Economics of the family:
PICCHIO, A. (1992): Social Reproduction; The Marriage, Children and Human Capital. Chicago
Political Economy of the labour market Cambridge University Press.
University Press. TILLY, L. A. & Scorr, J. W. (1981): Donne, lavoro e
REID, M. G. (1947): "The economic contribution of famiglia. Edic De Donato.
homemakers" en Annals of the American TOBIN, J. y NORDHAUS, W. (1972): "Is Growth
Academy of Political and Social Sciences. Absolete?" Economic Growth, Fiftieth Anniversary
Philadelphie. Colloquium V, National Bureau of Economic
RUBERY, J., BURCHELL, B., HORRELL, S. (1990): "Part- Research. Columbia Press.
time Work and the Gender Inequality in the Labour VANDELAC, B., GAUTHIER, D., PINARD, A. (1985): Du
Market" XII Annual Conference of the International travail.et de Tamour. Le dessous de la production
Working Party on Labour Market Segmentation. domestique. St Martin Montreal.
Uni Trento. VV.AA. "La Mujer y la Agricultura". Revista El
RUBIO, F. (1982): "El trabajo doméstico y sus Campo. Enero-Marzo 1988. Banco Bilbao.
vinculaciones con las relaciones de reproducción. WALTER, K. E. (1980): "Time measurement and the
Diez años de un debate" en Familia y cambio valué of non-market household Production" en
social en España. Rosa Conde (Comp):. Hefferan (ed.): American Home Economics
Ediciones C.I.S. Madrid. Association. Washington D.F.

Ekonomiaz N.º 39 122


Felisa Chinchetru Pérez

ANEXO

En los objetivos estratégicos de la IV CONFERENCIA MUNDIAL DE NACIONES


UNIDAS SOBRE LAS MUJERES, celebrada en Pekín, en septiembre de 1995, en el
apartado correspondiente a la economía, el objetivo 156 especificaba que la
participación de las mujeres en la producción de bienes y servicios en el ámbito
doméstico, se incluirá en las Cuentas Nacionales de las Naciones Unidas y en las
estadísticas de trabajo. El trabajo doméstico no se suele medir en términos cuantitativos,
ni se valora en las cuentas nacionales, y por tanto las perspectiva de la medición es
positiva, ya que las Estadísticas de las Naciones Unidas iniciarán un nuevo proceso.
Sin embargo, la cooperación entre países presenta en la actualidad una fuerte
dispersión y falta de homogeneidad, que esperamos se subsane en los próximos 10
años, según las directrices de las Naciones Unidas.
Se presentan a continuación algunos datos comparativos.

Cuadro A.1. Estimación del tamaño de las actividades domésticas privadas según
diferentes países. 1989

% PNB
Canadá 28
Estados Unidos 25
Austria 24
Bélgica 24
Dinamarca 25
Finlandia 31
Francia 25
Alemania 27
Grecia 26
Irlanda 41
Italia 30
Países Bajos 27
Noruega 26
España 36
Suecia 27
Suiza 27
Gran Bretaña 26
Fuente: United Nations. Viena NGO Forun. Working Group on Women Viena Octubre 1994.

Ekonomiaz N.º 39 123