Está en la página 1de 41

UNIVERSIDAD TÉCNICA DEL NORTE

FACULTAD DE CIENCIAS ADMINISTRATIVAS Y ECONÓMICAS

CARRERA DE DERECHO

PLAN DEL PROYECTO DE INVESTIGACIÓN

TEMA:
“EL INDULTO COMO MECANISMO DE GARANTÍA DE DERECHOS DE LOS
ADULTOS MAYORES, DENTRO DEL RÉGIMEN DE PRIVACIÓN DE LIBERTAD
EN EL ECUADOR”

PREVIO A LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO DE ABOGADA DE LOS TRIBUNALES


DE LA REPÚBLICA

AUTORA:

MERCEDES ALEJANDRA CUAICAL LEITON

DIRECTOR:

ABG. HUGO NAVARRO VILLACÍS. MSc.

IBARRA, 2020
Tema de investigación: “El indulto como mecanismo de garantía de derechos de los
adultos mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador”

OK

-Pendiente por la U

Resumen:

Palabras claves:

Indulto, adultos mayores, privación de libertad, derechos y garantías.

Abstract: -Por desarrollar-

Palabras claves -Por desarrollar-

2
Introducción

El envejecimiento es un proceso normal y natural del ser humano que conlleva una
serie de cambios físicos, psicológicos y biológicos. Cuando las personas llegan a esta etapa
de la vida enfrentan cambios sociales y económicos y por esta razón el Derecho ha estimado
señalar el inicio de edad adulta mayor y determinar consideraciones para que exista
tratamiento especial a los adultos mayores. Los Estados a través de sus constituciones
establecen derechos y garantías para su protección y cuidado en la etapa del envejecimiento
de las personas. Las legislaciones de distintos países como Colombia, Brasil, Chile,
Argentina, entre otros han establecido un rango cronológico que en su mayoría se halla entre
los 60 hasta los 75 años de edad. En el Ecuador se considera persona adulta mayor a aquellas
que han cumplido los 65 años de edad. El proceso de envejecimiento se resume en las
siguientes líneas de Hernández (2001), que argumenta:

(…) pérdidas económicas y de autosuficiencia material; pérdidas afectivas y de


compañía (esposo/a, hijos, amigos…); pérdida de capacidad física, vital (menos
energía) y sexual; pérdida de capacidad mental: menos reflejos y memoria;
pérdidas sociales; jubilación, etc.; pérdida o limitación en las posibilidades de
comunicación, factor decisivo dada la importancia de la comunicación en la
familia y en la sociedad. (p. 33)

El envejecimiento significa deterioro radical en la vida del ser humano, se presentan


cambios sociales, está la inactividad económicamente, en cuanto al ámbito laboral se
disminuye la capacidad económica y la independencia. Con el avance de la edad adulta
mayor se empieza a requerir asistencia personal, aumentando la dependencia a medida que
avanza la vejez. Con lo expuesto se presenta la situación de vulnerabilidad de forma evidente,
por esta razón la legislación nacional otorga atención especial a los adultos mayores que son
reconocidos como un grupo de atención prioritaria en la Constitución, a través de la Ley
Orgánica de las Personas Adultas Mayores, así mismo las personas adultas mayores gozan de
protección especial de acuerdo a lo establecido en tratados internacionales como la
Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos
Humanos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

3
La Asamblea Mundial sobre el envejecimiento realizada en Viena en 1982,
convocada por las Naciones Unida fue quizás un acontecimiento de gran
relevancia para el tema que nos preocupa. En dicho encuentro se pusieron de
manifiesto dos posiciones muy claras: los países Escandinavos presentes (Suecia,
Noruega y Dinamarca) y algunos Occidentales además de los socialistas
sostuvieron la tesis: “El estado debe asegurar el bienestar social de las personas
de edad y encarar las políticas concernientes”; en cambio los países
Latinoamericanos expresaron: “Es la familia quien tiene la responsabilidad
principal de atender al anciano; el Estado sólo debe actuar subsidiariamente en
casos de desamparo y ausencia del grupo primario”. También la delegación de
Estados Unidos se pronunció a favor de las políticas de integración familiar.
(Luna, 1991, p. 23)

Mi fuente: http://www.bdigital.unal.edu.co/20574/1/16730-52393-1-PB.pdf página 23

En este contexto, se asigna el cuidado de las personas adultas mayores al Estado y a la


familia, marcando diferencia entre los países Escandinavos y Latinoamericanos, pues en los
primeros se responsabiliza al Estado del bienestar de las personas de edad y en los últimos se
presenta a la familia como responsable del cuidado de los ancianos, quedando el estado como
subsidiario en el caso de ausencia de la familia.

Formar parte de la población del régimen de privación de libertad en el Ecuador es una


situación complicada para cualquier persona, ya que esta condición conlleva una serie de
sufrimientos del encarcelamiento, tornándose esto aún más difícil cuando el privado de
libertad es un adulto mayor.

No cabe duda de que la privación de libertad como condena aparece como una forma de
hacer menos dolorosa la pena, esto tomando en consideración las torturas de la Santa
Inquisición. En la Constitución del Ecuador y en la legislación nacional se ha otorgado
cuidado especial tanto a las personas adultas mayores como a las personas privadas de la
libertad. Se han establecido derechos para las personas que forman parte de los grupos de
atención prioritaria, entre los que se ha determinado trato diferenciado en los Centros de
Rehabilitación Social. En los últimos años en el Ecuador se ha instaurado políticas
penitenciarias con la finalidad de mejorar la situación de las personas sentenciadas con penas
privativas de libertad. Sin embargo, los cambios instituidos resultan insuficientes en el

4
tratamiento de personas adultas mayores y se terminan vulnerando los derechos consagrados
en la Constitución y en las leyes que protegen a este grupo de atención prioritaria.

Es pertinente mencionar a Jeremy Bentham pues él fue quien diseñó el edificio perfecto
para ejercer vigilancia, consistía en un edificio circular que tenía en el centro una torre,
entonces, bastaba con colocar un vigilante en la torre central y este tenía acceso visual hacia
todas las celdas. Se menciona a Jeremy Bentham como referente teórico clásico que creó la
cárcel y es de conocimiento de todos, no se lo cita porque no se está tomando ninguna cita de
él, inclusive porque en cuestión de años su referencia bibliográfica resulta muy antigua, pero
no por eso menos importante en la historia de la cárcel en el mundo.

Foucault (2002), al respecto indica que:

La forma-prisión prexiste a su utilización sistemática en las leyes penales. Se ha


constituido en el exterior del aparato judicial, cuando se elaboraron, a través de
todo el cuerpo social, los procedimientos para repartir a los individuos, fijarlos y
distribuirlos espacialmente, clasificarlos, obtener de ellos el máximo de tiempo y
el máximo de fuerzas, educar su cuerpo, codificar su comportamiento continuo,
mantenerlos en una visibilidad sin lagunas, formar en torno de ellos todo un
aparato de observación, de registro y de notaciones, constituir sobre ellos un saber
que se acumula y se centraliza. (p. 211)

Los adultos mayores son un grupo de atención prioritaria que han sido reconocidos y
considerados a través de la historia, al respecto las cartas magnas de los Estados y además en
el Derecho Internacional se les ha ido otorgando especial protección y cuidado. La
rehabilitación social y la sanción penal son temas que pertenecen al área de Derecho Penal
que marcan sus antecedentes de la cárcel de forma paralela a las instituciones totales como
los hospicios y los psiquiátricos.

Las Autoridades del Sistema Nacional de Rehabilitación Social, desde sus inicios han
mostrado indiferencia ante los sufrimientos del encarcelamiento, es decir, que las cárceles
tienen problemas que han persistido a través del tiempo, como, por ejemplo, la privación de
servicios básicos que limitan las condiciones de salubridad, la baja calidad de los alimentos,
la pérdida total de autonomía, la insuficiencia del servicio de salud, entre otros.

5
Problema de la investigación

En el artículo 36 de la Constitución de la República del Ecuador vigente, Registro


Oficial 449 de 20 de octubre de 2008 se reconoce a las personas adultas mayores como un
grupo de atención prioritaria y especializada en los ámbitos público y privado, también señala
que serán consideradas parte de este grupo las personas que hayan cumplido los sesenta y
cinco años de edad.

En el informe sobre los derechos humanos de las personas privadas de libertad en las
Américas señala que el Estado a través del aparataje estatal tiene una posición de garante ante
las situaciones de simple o doble vulnerabilidad, como es el caso de las personas adultas
mayores que forman parte del régimen de privación de libertad en el Ecuador.

El numeral 7 del artículo 51 de la Constitución establece que: “Contar con medidas de


protección para las niñas, niños, adolescentes, personas con discapacidad y personas adultas
mayores que estén bajo su cuidado y dependencia” (Asamblea Nacional, 2008). La Norma
Suprema, al proteger al adulto mayor busca entre otros derechos preservar la vida, la salud y
la integridad física de este grupo de personas.

Concordante con esta norma constitucional es que el artículo 624 del Código
Orgánico Integral Penal, Suplemento del Registro Oficial N.º 180 del lunes 10 de febrero de
2014, indica que: “En los casos de personas adultas mayores, las penas privativas de libertad
se cumplirán en establecimientos especialmente adaptados para su condición” (Asamblea
Nacional, 2014). Se establecen programas de tratamiento para personas que forman parte de
los grupos de atención prioritaria, así el artículo 710 del COIP señala que: “Las personas
adultas mayores, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, personas con
enfermedades catastróficas, tendrán programas específicos que atiendan sus necesidades, en
privación de libertad” (Asamblea Nacional, 2014).

A pesar de las disposiciones expuestas, las personas adultas mayores permanecen en


los Centros de Rehabilitación Social, sin ninguna clase de separación ni establecimientos
especiales para ellos dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador. Las
Autoridades inobservan la Constitución, además es importante mencionar que otro porcentaje
de personas envejecen dentro de la cárcel y las autoridades administrativas no toman cartas
en el asunto y tampoco emiten reportes periódicos a los jueces para que se tomen las medidas
pertinentes. (Se espera la respuesta de la Autoridad del SNAI para respaldar lo expuesto)

6
Como respuesta ante esta situación el indulto se convierte en una posibilidad para que
por motivos humanitarios los adultos mayores sentenciados o condenados que forman parte
del régimen de privación de libertad recuperen su libertad, sin embargo, esta opción se vuelve
una posibilidad muy remota ya que quien lo emite es directamente el Presidente a través de
un Decreto Ejecutivo. Entonces, considerando en número de Decretos Ejecutivos que se
emiten para la población de adultos mayores privados de la libertad es una situación
totalmente incongruente, pues, si bien es cierto el indulto si es un mecanismo de garantía de
derechos de los adultos mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador,
pero no es asequible para todos. (Se espera la respuesta de la Autoridad del SNAI para
respaldar lo expuesto)

El numeral 18 del artículo 147 establece que el Presidente de la República puede


otorgar el indulto presidencial a través de un Decreto Presidencial, el indulto puede ser un
mecanismo de garantía de derechos de las personas adultas mayores que forman parte del
régimen de privación de libertad en el Ecuador, cuando su permanencia un Centro de
Rehabilitación Social pone en peligro su vida.

El indulto es una forma de extinción de la pena, es la concesión de perdón por parte


del Presidente, el indulto puede permitir a los privados de la libertad recuperar la libertad de
forma inmediata, en el caso de adultos mayores y que padezcan de alguna enfermedad grave
pueden ser beneficiarios del indulto por razones humanitarias. El Código Orgánico Integral
Penal, en su artículo 74 determina que el Presidente de la República puede conceder indulto,
conmutación o rebaja de las penas que se encuentran establecidas en sentencias ejecutoriadas.

Justificación de la investigación

El desarrollo del tema del indulto como mecanismo de garantía de derechos de los
adultos mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador es necesario en
virtud de que se trata de un grupo de atención prioritaria reconocido por la Constitución por
su doble vulnerabilidad. Se trata de personas adultas mayores privadas de libertad, pertenecen
a grupos protegidos de acuerdo al Plan Nacional del Buen Vivir. Si bien es cierto un adulto
mayor, privado de la libertad, con estado grave de salud constituye una situación excepcional
de vulnerabilidad, sin embargo, a la fecha existen 487 personas adultas mayores en los
centros de privación de libertad de todo el Ecuador, según fuente directa del Sistema

7
Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes
infractores SNAI.

Se trata de un tema de actualidad a nivel nacional e internacional, pues,


independientemente de la legislación del país que se estudie existen disposiciones de carácter
internacional que otorgan especial tratamiento para los adultos mayores que se encuentran
privados de la libertad. Al respecto se pronuncia la Declaración de la Corte Interamericana de
Derechos Humanos, (¿A qué Declaración se refiere?) a través de este instrumento se
determina especial atención a las necesidades en los derechos humanos de los grupos
históricamente excluidos o en especial riesgo, tales como personas adultas mayores.

Al mantener la privación de libertad en contra del adulto mayor se han vulnerado algunas de
las disposiciones constitucionales como: artículo 38, numeral 7 que se refiere al arresto
domiciliario para las personas adultas mayores; artículo 36 reconoce que reconoce a las
personas adultas mayores como un grupo de atención prioritaria y especializada; artículo 51
sobre la libertad de algunos derechos, como contar con medidas de protección para las
personas adultas mayores, entre otras.

Es importante visibilizar este tema, para los jueces y profesionales del Derecho en el libre
ejercicio porque, lamentablemente los operadores de justicia no están considerando la
situación de extrema vulnerabilidad de las personas adultas mayores que se encuentran
privadas de la libertad. Desde diferentes perspectivas, la Constitución los protege, pero, en la
práctica no se considera el riesgo al mantener adultos mayores en Centros de Rehabilitación
Social. (No es posible hacer tales afirmaciones SIN sustento.)

Objetivos

Objetivo General

Realizar un análisis jurídico-crítico a través de estudio de casos para determinar si el indulto


es la mejor opción como mecanismo de garantía de derechos de los adultos mayores, dentro
del régimen de privación de libertad en el Ecuador.

Objetivos Específicos

 Argumentar doctrinariamente respecto a las personas adultas mayores como grupo de


atención prioritaria, la privación de libertad y el indulto.

8
 Analizar la eficacia del indulto como opción para para garantizar los derechos de los
adultos mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador, a partir
del estudio de casos/estadísticas.
 Plantear conclusiones y recomendaciones en relación con los objetivos y en contraste
con la fundamentación teórica y empírica.

Pregunta de investigación

¿El indulto es la mejor opción como mecanismo de garantía de derechos de los adultos
mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador?

9
CAPÍTULO I

Marco Teórico

1.1. Fundamentación Teórica

1.1.1. Adultos mayores y sus derechos

1.1.1.1. Concepción de adulto mayor

Adulto mayor es el término que se utiliza para hacer referencia a las personas que
están envejeciendo y que biológicamente han entrado a la etapa natural de la vejez o
ancianidad. En la mayoría de países como Argentina, Brasil, Colombia, Chile se ha señalado
que la tercera edad inicia cuando la persona ha sobrepasado los 60 y 75 años de edad. En la
legislación ecuatoriana se considera adulta mayor a la persona que ha cumplido los 65 años
de edad, así lo determina el artículo 36 de la Constitución de la República del Ecuador: (…)
se considera personas adultas mayores aquellas personas que hayan cumplido los sesenta y
cinco años de edad (Asamblea Nacional, 2008, art. 36).

La vejez es la última etapa dentro del ciclo de la vida de una persona. Se caracteriza
principalmente por los cambios físicos, el deterioro cognitivo y la presencia de enfermedades.
Esto implica que la calidad de vida pueda verse afectado y consecuentemente ser alejados de
sus propias familias y de una actividad laboral debido a las limitadas capacidades que poseen.
La persona adulta mayor empieza a sentir el impacto negativo en su economía pues la
productividad del ser humano en la vejez disminuye.

La mayoría de personas que han alcanzado la vejez no pueden trabajar. Se evidencia


el deterioro natural de sus capacidades físicas y psicológicas. Muchos llegan a la vejez
acompañados de una profunda crisis económica provocada por el desempleo y falta de
ingresos, a esta edad se presenta la exclusión laboral. A menudo se menciona que los

10
ancianos vuelven a ser niños y es precisamente por la necesidad de cuidado y protección que
manifiestan al llegar a la edad avanzada.

En Colombia se determina que un adulto mayor es la persona que cuenta con sesenta
años de edad o más, sin embargo, se indica que una persona podrá ser calificada como adulta
mayor desde los 55 años de edad cuando se justifique que sus condiciones de desgaste
psicológico, físico y vital lo haga necesario, así lo establece la ley 1276 del año 2009, en su
artículo 7. En Chile se hace una distinción entre hombre y mujeres, tal es así que pasan a la
edad adulta mayor los hombres mayores de 65 años y las mujeres mayores de 60 años de
edad.

1.1.1.2. Derechos del adulto mayor en la legislación ecuatoriana

-Aspectos normativos ¿??-

1.1.1.3. El adulto mayor en los tratados internacionales

Los adultos mayores hasta cierto momento de la historia eran tratados como el resto de la
sociedad en general, sin ningún tratamiento especial. En algún momento fueron considerados
como los desvalidos de la familia y por tanto había que colaborar para el mantenimiento de
ellos hasta el final de su existencia. Con frecuencia se observaban casos de abandono y
maltrato hacia los más viejos del grupo social, se los discriminaba por su condición, ya no
eran tan productivos como en su juventud. Con estos antecedentes se empiezan a reconocer a
las personas adultas mayores como un grupo que merece atención especial, con prioridad
sobre el resto de la sociedad. En las últimas décadas se los ha reconocido a los adultos
mayores como un grupo de atención prioritaria y por tanto personas sujetas de derechos.

En 1982 se realiza en Austria la Primera Cumbre Mundial sobre el Envejecimiento en donde


se presentó al fenómeno del envejecimiento de la población mundial y se desarrollaron por
primera vez pensamientos filosóficos, sociológicos, jurídicos, entre otros para hacer posible
un cambio en el tratamiento a los adultos mayores. Para acotar la idea se toma lo mencionado
por Palomeque que dice: “(…) los adultos mayores merecen otro tipo de tratamiento, de que
son sujetos de derechos, y que pese a la edad tienen plena capacidad de aportar todavía a la
sociedad, no solo con una visión monetarista, sino desde otras perspectivas.” (Palomeque,
2016, pág. 51)

11
Estas ideas incentivaron a valorar a las personas adultas mayores, se reconoce el valor de
estas personas en la familia y en la sociedad. Se los reconoce como sujetos de derechos y se
les otorga tratamiento especial.

Tabla Nro. 1.- Resumen de los principales aportes internacionales sobre los derechos de los
adultos mayores

Año Evento Aspecto principal

1969 ONU emite primeras resoluciones Evidencian el problema del


encaminadas a favorecer las envejecimiento.
condiciones de vida de los adultos
Antecedente de la primera Asamblea
mayores
mundial sobre envejecimiento

1982 Primera Asamblea Mundial de las Plan de acción internacional sobre


Naciones Unidas sobre envejecimiento
envejecimiento
Temas específicos como pensiones y
Austria – Viena 26 de julio al 6 de salud.
agosto de 1982

1991 Principios de las Naciones Unidas a Apoyo al plan de Acción internacional


favor de los Adultos Mayores sobre de la primera Asamblea.

1999 Año Internacional de las Personas Evidenció las necesidades de las


Mayores personas adultas mayores. Impulsó un
cambio de mentalidad hacia los
adultos mayores.

2002 Segunda Asamblea Mundial de Compromiso de los Estados para


Naciones Unidas sobre adecuar sus legislaciones a lo
establecido en la declaración de la

12
Envejecimiento segunda Asamblea mundial sobre
envejecimiento
Madrid del 8 al 12 de abril

Fuente: (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e igualdad de España/ Naciones Unidas,


s.f.) (¿Esta cita es de algún informe? Si es así debe constar la página. ¿O se trata de un cuadro
de elaboración propia?)

En Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, se estableció un Grupo de


Trabajo sobre el Envejecimiento en el año 2010, al respecto la Confederación Española de
Organizaciones de Mayores se pronuncia en su Página Web y menciona que:

El Grupo de Trabajo se creó con el objetivo de examinar el marco internacional


existente de los derechos humanos de las personas mayores e identificar las
posibles lagunas y la mejor manera de abordarlas, incluso considerando, según
corresponda, la viabilidad de otros instrumentos y medidas. Por lo tanto, este
grupo de trabajo se creó con el fin de fortalecer la protección de los derechos
humanos de las personas mayores. (https://ceoma.org)

Se establece que las personas serán consideradas adultas mayores: en los países desarrollados
quienes hayan alcanzado la edad de 65 años y en los países en vías de desarrollo a partir de la
edad de 60 años. La Organización Mundial de la Salud, define al envejecimiento como:

(…) “el proceso de optimización de las oportunidades en relación con la salud, la


participación y la seguridad para mejorar la calidad de vida a medida que se
envejece”. El marco normativo, que tiene en cuenta los determinantes de la salud
a lo largo de la vida, ha contribuido tanto a la formulación de políticas sobre el
envejecimiento a escala nacional y regional como a orientar la investigación
científica sobre el envejecimiento; también ha influido en la aplicación práctica
de políticas en el plano comunitario. (Asamblea Mundial de la Salud, 2005, pág.
1)

13
La Organización Mundial de la salud presenta una clasificación de los subgrupos de personas
que sobrepasan los sesenta años de edad e indica:

 Tercera edad: 60 a 74 años


 Cuarta edad: 75 a 89 años
 Longevos: 90 a 99 años
 Centenarios: más de 100 años (OMS)

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe, CEPAL, en el 2011 realizó un


estudio sobre las condiciones de los derechos y el tratamiento de los adultos mayores en la
región. La Comisión presenta un cuadro comparativo entre el paradigma tradicional y el
paradigma emergente de los adultos mayores por parte de la sociedad, al respecto el CEPAL
concluye:

Tabla Nro. 2.- Conclusiones por la CEPAL

Paradigma tradicional Paradigma emergente

Las personas mayores son concebidas Las personas adultas mayores son
como beneficiarias de la asistencia social. concebidas como sujetos de derecho

Se reproducen prácticas heterónomas (que Se impulsan procesos de autonomía


está sometido a un poder externo)

Los roles sociales que las personas Las personas mayores tienen oportunidades
mayores pueden desempeñar son para desarrollarse como individuos y
restringidos. contribuir a su sociedad.

Se aplica una perspectiva homogeneizante Se promueve un tratamiento especial para


sin considerar las bases de diferenciación

14
social. las personas mayores en razón de la edad.

La igualdad formal no considera que la Se busca eliminar las barreras jurídicas,


edad puede dificultar el disfrute de los institucionales y físicas que limitan la
derechos. igualdad en la vejez.

Se produce una segregación generacional Se fomenta la solidaridad generacional


en la vida privada y pública. como un proyecto de largo plazo.

Fuente: (CELADE, s.f.), (CEPAL, s.f.)

Estudio sobre “los Derechos de las personas mayores. Módulo 1. Hacia un cambio de
paradigma sobre el envejecimiento y la vejez, julio de 2011 (Chile). (CITA INCORRECTA)

1.1.2. Los problemas derivados de la privación de libertad

Luis Fernando Ávila Linzán desarrolló un artículo titulado: “Cárcel, cementerio de gente
viva”, en donde detalla los sufrimientos y padecimientos de la privación de libertad, al
respecto argumenta que:

Muchas de las prisiones en Ecuador son verdaderas cloacas… ¿qué tal si una/un
jueza/z ordena cerrarlas?, ¿o si sustituye libre y motivadamente la prisión
preventiva por otras medidas alternativas, incluso de manera permanente, pues
nuestras cáceles son aberrantes? Quitar el poder de decidir sobre los derechos de
las personas privadas de la libertad a un frío aparato burocrático que ha
demostrado actuar como un sepulturero, es someter a estándares de derechos
humanos, especialmente del debido proceso, a un régimen que debe dejar de ser
un cementerio de gente viva. (Ávila Linzán, s.f, pág. 14)

Por lo expuesto por el autor, se puede entender que la situación precaria en los centros de
privación de libertad es evidente pues es la expresión máxima de vulneración a los derechos
humanos. Se presentan las teorías del abolicionismo y de la humanización de las cárceles, la
primera teoría se inclina hacia la idea de la eliminación total de las prisiones mientras que la

15
segunda se refiere a mejorar las condiciones de las prisiones, haciéndolas menos sufribles
para los privados de la libertad.

Sykes, autor de la obra titulada La sociedad de los cautivos realiza un análisis profundo sobre
los sufrimientos del encarcelamiento, describe a detalle las privaciones que pasan las
personas privadas de libertad. Indudablemente el cambio de vida de las personas, ese periodo
de transición de vivir en libertad a pasar a vivir privados de la libertad conlleva cambios
emocionales, mentales y físicos al ser humano.

1.1.2.1. El hacinamiento

El hacinamiento es la sobrepoblación carcelaria. Los centros de rehabilitación social son


construidos para una capacidad limitada de internos, sin embargo, los internos que terminan
asilando superan la capacidad de población para la cual fueron diseñadas. El hacinamiento es
una de las causas frecuentes del sufrimiento en la cárcel, pues el exceso de personas privadas
de la libertad en espacios reducidos deteriora los servicios a los que todos necesitan acceder
para llevar una vida digna de un ser humano. Sobre esto Ariza señala:

Que allí las celdas se compran y se venden; que los recién llegados son
explotados y golpeados; que las personas de piel negra se ven obligadas a dormir
en húmedos túneles que no se sabe para qué fueron construidos; que
homosexuales y transexuales son tratados como sirvientes y que los acusados de
violación son sistemáticamente asesinados; que mientras unas personas duermen
en el suelo buscando el calor que aún desprenden los hornos de la cocina, otras lo
hacen bajo pulcras sabanas de seda. Todas estas aristas del problema
penitenciario han sido ocultadas por la inmensa presencia del hacinamiento.
(Ariza, 2011, pág. 22)

Ariza expone que: “Desafortunadamente, la diferencia entre las ‘fallas’ de los sistemas
penitenciarios latinoamericanos tan sólo es de grado: algunos son más violentos, otros sufren
menos hacinamiento, pero todos ejercen violencia y funcionan por encima de su capacidad”.
(Ariza, 2011, pág. 31) La violencia dentro de los centros de privación de libertad es otro

16
problema latente, pues el hacinamiento incentiva a la disputa de poder y espacio dentro de la
cárcel. Otro Argumento de Ariza es que:

El sujeto de la protesta es la persona presa pero la respuesta judicial se dirige


generalmente al sistema penitenciario. La reforma estructural, que se manifiesta
usualmente bajo expresiones judiciales como “adecuar”, “ajustar”, “acomodar” y
“acondicionar”, es vista como la única opción posible, una medida necesaria e
indiscutible que debe solucionar la terrible situación de las prisiones
latinoamericanas y a la que nadie, en principio, pensaría en oponerse. (Ariza,
2011, pág. 33)

La vida en la cárcel es tener cerca a la muerte, este un escenario de obediencia caporal y de


discriminación. Otro aspecto que se marca en los centros de privación de libertad son los
estratos sociales. Si de hacinamiento se habla, la situación empeora para las personas pobres
o de escasos recursos económicos, pues no disponen de medios para pagar por mínimas
comodidades en las celdas y espacio adecuado. La mayoría de celdas no cumplen con las
condiciones mínimas que requiere el ser humano para descansar, no cuentan con colchones,
almohadas y cobijas, además se encuentra prohibido tener aparatos tecnológicos. A pesar de
la prohibición existen personas privadas de la libertad que cuentan con celulares o laptops
con acceso a internet, pero el costo a pagar por este privilegio resulta ser elevado e
inaccesible para la mayoría de internos que perteneces a los estratos sociales más bajos.
Waller se refiere al tema y sostiene que:

El hacinamiento resulta ser una pena adicional a la impuesta por el órgano jurisdiccional y las
políticas públicas no dan respuesta a todos los conflictos carcelarios. Se debe incentivar al
trabajo dentro de las prisiones, fomentar la educación en los más jóvenes para que puedan
direccionarse a alguna carrera universitaria una vez que recuperen su libertad, es decir que, si
el hacinamiento es el problema no se debe ver la creación de más infraestructuras carcelarias
como la solución, sino más bien, hay que buscar la forma de reducir la población de privados
de la libertad a través de programas que les permita a los internos reinsertarse en la sociedad.

1.1.2.2. Privación de bienes y servicios

17
La pena privativa de libertad no tiene no debe significar violación a los derechos de los seres
humanos. Las personas privadas de libertad tienen derecho a una vida digna sin privación de
bienes y servicios. Los internos deben tener acceso todo el tiempo al agua potable, a la luz
eléctrica, a una alimentación de calidad, a un espacio razonable y en buenas condiciones para
su descanso, debe poder acceder a un departamento médico y dental para propiciar un
escenario propicio para la rehabilitación. Los malos tratos y la falta de bienes y servicios en
el periodo de encarcelamiento acarrean rencor y sentimientos de venganza en los reclusos,
algo muy alejado de la verdadera rehabilitación social.

Nos parece interesante parar a reflexionar un momento sobre la manera en que las
instituciones de encierro se hacen cargo de dichas necesidades. Una vez más,
observamos que la lógica de fondo sigue siendo la misma: intentar cubrir esos
requisitos que aseguren la subsistencia de las personas recluidas con la menor
cantidad de recursos necesaria para conseguir los objetivos que se buscan. En
función de esos objetivos, se cubrirán de una u otra manera las necesidades de los
encerrados, pero la consecución de dichos objetivos siempre se antepondrá a los
intereses de éstos. (Asamblea antiespecista de Madrid, 2014, pág. 54)

Cuando una persona ingresa a un centro de rehabilitación al encontrarse en encierro con otras
personas se pretende que adentro nadie tenga bienes de su uso exclusivo y bienes de su
propiedad exclusiva, sin embargo, existen personas que gozan de este privilegio pero para
hacerlo pagan precios altos a los caporales e inclusive se conoce que guías y funcionarios
están involucrados en estas irregularidades de cobro por la tenencia de objetos prohibidos.

1.1.2.3. Privación de la autonomía individual (La autonomía no hace referencia únicamente


al ámbito sexual) y trabajo

Las personas al formar parte del sistema de rehabilitación social están privadas de mantener
relaciones heterosexuales, a menudo se conoce de situaciones entre los reclusos en donde se
presentan las relaciones sexuales homosexuales, sin que esto los convierta en homosexuales.
Los mismos reclusos han calificado las relaciones sexuales homosexuales como una actividad
normas para satisfacer sus necesidades humanas, reafirmando su situación de heterosexuales,
Al respecto Sykes argumenta lo que sigue:

18
Una sociedad exclusivamente compuesta por varones tiende a generar ansiedades
en sus integrantes respecto de su masculinidad, al margen de si son o no
coercionados, sobornados o seducidos a un enlace homosexual abierto. Las
tendencias homoeróticas latentes pueden activarse sin que se traduzcan en
comportamiento, y aun así provocan fuertes sentimientos de culpa tanto en nivel
consiente como en el inconsciente. (Sykes, 2017, pág. 125)

La vida sexual de las personas privadas de libertad es compleja, pues viven en grupos
sociales formadas por personas de un mismo sexo por largos periodos de tiempo, (se repite)
al vivir en una sociedad formada sólo por hombres o sólo por mujeres satisfacen entre sí las
necesidades propias del ser humano. La abstinencia y la visita conyugal ya no constituye una
opción para las personas que permanecen mucho tiempo en la prisión, pues en la mayoría de
los casos sus parejas poco a poco abandonan la relación. Segovia se refiere a las rutinas de las
personas privadas de la libertad y manifiesta que:

Hasta las rutinas más cotidianas se dotan de toda una liturgia


desresponsabilizadora. Se elude la autonomía, la capacidad decisoria y de auto-
gestión hasta en lo más nimio: leer un libro, poner un poster, enviar una carta, se
convierten en actividades que requieren tanta parafernalia burocrática que
refuerza en la persona presa la idea de que todo depende de factores ajenos, de
externalidades y variables tan aleatorias y distantes de su voluntad que
incrementan su falta de control sobre sí mismo y sobre el entorno.

Súmese a ello las escasas posibilidades de modificar su propio entorno a veces ni


poner una foto en el chabolo, y se comprenderá que un ser humano caracterizado
como especie por adaptar el entorno a él y no viceversa obligado a renunciar a su
capacidad modificadora y creativa acabe por diluir el soporte ético sobre el que se
asienta su vida. (Segovia, s.f., 10) (ANALIZAR la pertinencia de incluir una cita
de esa gran extensión.)

Esta es la descripción de la pérdida de autonomía

19
Por lo expuesto por el autor se puede decir que existen estrategias para hacer más llevadero el
encarcelamiento a través de las prácticas laborales, para hacer esto posible se debe realizar
exploraciones sociológicas sobre los efectos del trabajo en la prisión y las prácticas laborales.
Es importante descubrir la perspectiva que tienen los reclusos sobre el trabajo dentro de la
prisión y como esto influye en su vida cuando recuperan la libertad. Hay que hacer lo posible
para descubrir el potencial de los internos para que puedan desarrollar sus habilidades en el
mundo libre.

1.1.2.4. Privación de seguridad

La seguridad dentro de la cárcel es otro aspecto importante que complica la adaptación de las
personas a la vida en encierro, sobre esto Sykes considera que:

Aunque parezca extraño que la sociedad haya elegido reducir la criminalidad del
delincuente forzándolo a asociarse durante varios años con otros -más de mil-
criminales, esta unión involuntaria tiene un sentido obvio: el detenido es obligado
a una prolongada intimidad con otros hombres que en muchos casos tienen un
largo historial de conducta violenta y agresiva. Esta situación puede provocar
ansiedad incluso en un reincidente endurecido, y es bajo esta luz que podemos
entender el cometario de un interno de la Prisión del Estado de Nueva Jersey: “Lo
peor de la cárcel es tener que vivir con otros detenidos”. (Sykes, 2017, pág. 131)

Vivir en la prisión es vivir con desconfianza de ser heridos, robados, agredidos en cualquier
momento. En la cárcel no existe seguridad de ninguna naturaleza, pues al ingresar una
persona por delitos menores, es muy probable que tenga que compartir celda con asesinos,
homicidas, violadores y grandes delincuentes, entonces, (se repite)por necesidad cada
persona debe aprender a defenderse en el mundo del encierro en donde prima la ley del más
fuerte y en donde es conveniente hacer amistades para no enfrentar solo a las mafias que
operan al interior de las cárceles y que reciben apoyo de personas de afuera con la
complicidad de guías y demás autoridades penitenciarias.

1.1.2.5. Deterioro en la salud física y mental por el encierro

20
Con el encierro, el ser humano sufre experiencias traumáticas y crisis que afectan su salud
mental y emocional. El periodo de adaptación resulta complejo pues se presenta cambios de
conducta y personalidad en el proceso de prisionalización. El aprender a vivir junto apersonas
totalmente extrañas y compartir con ellos absolutamente todo el tiempo afecta la estabilidad
emocional de la persona, si a esto se le suma la separación de su círculo familiar y social,
inclusive puede verse afectada su salud mental. Siguiendo la corriente de Ramiro Ávila que
argumenta lo que sigue:

El agua está “encerrada” en una botella. Cuando era niño, hace ya algunas
décadas, no era usual agua embotellada. Ahora el agua se compra y es parte de
los bienes del mercado. Tampoco hace algunos años se me hubiera ocurrido decir
que el agua está “encerrada”, si no fuere porque el Estado ha reconocido los
derechos de la naturaleza en su Constitución, y me ha hecho repensar muchos
aspectos de la vida cotidiana. Si la naturaleza tiene derechos, entonces el agua,
uno de sus componentes importantes, no se la podría vender ni tampoco
“encerrar”. Pero no solo el agua se “encierra” y se vende, sino también los seres
humanos. Así como millones de litros de agua están encerrados, también millones
de seres humanos.

El “encierro” del agua y de los seres humanos tiene en común tiene en común que
nos parece normal. “Encerrar” no es un problema y más bien se considera una
necesidad y una solución. (Ávila Santamaría, 2016, pág. 172)

Por lo expuesto por el autor se puede decir que el encierro no es el modelo perfecto de
rehabilitación del ser humano. No se puede normalizar el encierro del agua, mucho menos de
los seres humanos como forma de rehabilitación. Resulta incoherente enseñarle a un ser
humano a convivir en sociedad manteniéndolo encerrado y privado de una vida digna. Los
efectos que provoca la prisionalización probablemente entiendan solo las personas privadas
de la libertad y sus familiares más cercanos que conocen la realidad del sistema de
rehabilitación social. La cárcel es una experiencia que marca la vida de las personas para
siempre por la afectación que sufren en su salud mental, emocional y física.

Se supone que el encierro debe provocar en las personas privadas de la libertad un


sentimiento de reflexión y arrepentimiento y de esta forma contrarrestar el delito, sin

21
embargo, en la realidad no se obtiene la rehabilitación de la persona. Otro aspecto importante
es la alimentación tras las rejas, la alimentación es de pésima calidad, no se preparan
productos frescos y las cantidades no aportan los nutrientes necesarios que necesita el cuerpo
humano para mantenerse saludable. En la mayoría de los casos los privados de libertad sufren
daños estomacales y derivados irreversibles, y cuando ingresan enfermos por distintas
afecciones, las personas empeoran su estado de salud por la alimentación pobre en nutrientes

Afectaciones en la visión, en la audición, en el gusto y en el olfato se incluyen


dentro de las principales consecuencias somáticas. Con respecto a las
afectaciones psicosociales, dificultades en el proceso de adaptación, exageración
de las situaciones, autoafirmaciones agresivas o sumisión frente a la institución,
dominio o sumisión en las relaciones sociales, ausencia de control propio,
ansiedad, estrés, alteración de la afectividad, entre otras, son las más investigadas
y documentadas en la literatura. (Soria, 2005, pág. 54)

La pérdida de privacidad es otra consecuencia del encarcelamiento que afecta a la salud


mental del privado de libertad, el estado emocional de la persona se vuelve inestable y lleno
de ansiedad. Se presenta la preocupación por las personas que se encuentran afuera,
familiares y amigos que formaban parte de su vida cotidiana. La situación jurídica, las
extorsiones dentro de la cárcel, las demoras en los procedimientos, los traslados, la ausencia
de estímulos ambientales, el exceso de violencia, la ausencia de estímulos sociales, la
ausencia de relaciones heterosexuales son factores que afectan la salud mental de la persona
privada de la libertad.

David Garland al respecto expresa que: “En suma, el encierro produce agudos e irreversibles
efectos físicos, mentales y sicológicos tanto parala persona como para la familia. El impacto
depende del contexto social y cultural y del tiempo de encierro”. (Garland, 2010, pág. 142)

1.1.3. Privación de personas adultas mayores en conflicto con la ley

1.1.3.1. Doble vulneración desde una perspectiva Constitucional

-Aspectos normativos ¿??- (¿?)

22
1.1.3.2. Condiciones de vida del adulto mayor privado de la libertad

Al respecto Carnevali argumenta que: “Supone además la sujeción del desempeño vital y
cotidiano a condiciones excepcionales, diversas a las que naturalmente propone el medio
libre.” (Carnevali, 2013, pág. 395). Es decir, un conjunto de reacciones o efectos secundarios
afectan a la persona al formar parte del sistema de rehabilitación social ya que se destruye por
completo la rutina del individuo y se acaba con las relaciones sociales con la que mantenía en
libertad. Sobre lo expuesto Francisco Maldonado indica que:

(…) las particularidades y formas bajo los cuales los “internos” asumen y definen
el desarrollo de las diversas actividades que comprende su día a día (inicio y fin
de la rutina, régimen alimenticio, recreativo, laboral, etc.) suelen verse limitadas
en atención a los requerimientos que demanda la organización del régimen
colectivo, debiendo sujetar su desempeño vital a condiciones y dinámicas que en
general son acotadas, homogéneas o estandarizadas. (Maldonado, 2019, pág. 2)

Existen personas que tienen largas penas privativas de libertad y, en consecuencia, ingresaron
a la cárcel siendo personas adultas y con el paso del tiempo pasan a formar parte de la
población carcelaria de adultos mayores. Indudablemente esta situación es lamentable pues
son personas con doble vulnerabilidad, incluso existen personas que tienen la condición de
vulnerabilidad excepcional que se configura cuando la persona adulta mayor privada de la
libertad padece de alguna discapacidad o de alguna enfermedad y por las circunstancias del
encierro no cuentan con el cuidado adecuado.

Se ha establecido un tratamiento especial para quienes con una edad avanzada tienen que
cumplir una pena privativa de libertad. El artículo 624 del Código Orgánico Integral Penal,
Suplemento del Registro Oficial N.º 180 del lunes 10 de febrero de 2014, indica que: “En los
casos de personas adultas mayores, las penas privativas de libertad se cumplirán en
establecimientos especialmente adaptados para su condición. Con estas medidas se intenta
proporcionar condiciones psicológicas y físicas acordes a la edad adulta mayor. Dependiendo
de los casos en particular se puede encontrar entre los adultos mayores privados de la libertad

23
enfermos por distintas afecciones, que en su mayoría no tendrían mejora por las condiciones
de la alimentación.

1.1.3.3. Legislación penal y adultos mayores (No se va a citar solamente leyes)

-Aspectos normativos ¿??-

1.1.4. El indulto por motivos humanitarios

1.1.4.1. Derecho de Gracia

-Desarrollando-

1.1.4.2. El indulto y la amnistía

-Aspectos normativos ¿??-

1.1.4.3. Régimen legal del indulto en la legislación ecuatoriana

-Aspectos normativos ¿??-

1.1.4.4. Causas y requisitos de procedencia del indulto

-Aspectos normativos ¿??-

1.1.4.5. Referencias del indulto en el Derecho comparado

-Desarrollando-

1.2. Fundamentación Empírica

Respecto a los principales aportes al problema, han existido investigadores que han
coincidido en parte con el problema que hoy se plantea, al respecto Samuel Andajur Núñez y
otros elaboran un: “Análisis de la Ancianidad en el Medio Penitenciario”, este estudio se lo

24
realiza en el año 2007 en el Gobierno de España, participó el Ministerio del Interior y la
Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, en este trabajo se determina la población
penitenciaria de adultos mayores que permaneces en cárceles españolas.

Otro aporte que se acerca al problema planteado en este trabajo es: “La vejez en el medio
penitenciario”, en el que se concluye señalando que:

El envejecimiento poblacional es un fenómeno de gran trascendencia en la


actualidad debido a los retos que plantea para las sociedades del futuro más
reciente. El aumento de la población anciana conllevará cambios a nivel político,
económico y social, cambios necesarios para reestructurar la organización de la
sociedad. (Huertas, 2014, p. 74)

Al respecto conviene decir que se trata de un problema que necesita estudio constante porque
en las cárceles están personas adultas mayores y no sólo por lo que significa una condena a
un adulto mayor sino por el envejecimiento de los jóvenes que se encuentran cumpliendo
penas largas y pasan a formar parte de los adultos mayores mientras cumplen sus penas
privativas de libertad.

Otro trabajo importante realizado es: “Adultos mayores privados de la libertad en Colombia”,
entre los temas que se profundizan está el trato, la política penitenciaria para el adulto mayor
privado de la libertad, la política criminal, la atención y tratamiento, condiciones jurídicas,
condiciones de vida del adulto mayor privado de la libertad y la pospena, estos entre otros
aspectos.

Estos han sido algunos trabajos realizados sobre la privación de libertad en adultos mayores,
sin embargo, se puede concluir que ninguno de ellos trata de forma específica sobre el adulto
mayor con cuadros clínicos graves sobre su estado de salud, esto representa riesgo extremo
para los adultos mayores que a la vez son privados de la libertad que no pueden recibir
tratamientos médicos oportunos y adecuados, siendo este el primer trabajo investigativo sobre
el problema planteado.

1.3. Aspectos Normativos

1.3.1. Constitución de la República del Ecuador

Derechos de las personas y grupos de atención prioritaria

25
Art. 35.- Las personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas,
personas con discapacidad, personas privadas de libertad y quienes adolezcan de
enfermedades catastróficas o de alta complejidad, recibirán atención prioritaria y
especializada en los ámbitos público y privado. La misma atención prioritaria recibirán las
personas en situación de riesgo, las víctimas de violencia doméstica y sexual, maltrato
infantil, desastres naturales o antropogénicos. El Estado prestará especial protección a las
personas en condición de doble vulnerabilidad.

Art. 36.- Las personas adultas mayores recibirán atención prioritaria y especializada en los
ámbitos público y privado, en especial en los campos de inclusión social y económica, y
protección contra la violencia. Se considerarán personas adultas mayores aquellas personas
que hayan cumplido los sesenta y cinco años de edad.

Art. 37.- El Estado garantizará a las personas adultas mayores los siguientes derechos:

1. La atención gratuita y especializada de salud, así como el acceso gratuito a medicinas.

2. El trabajo remunerado, en función de sus capacidades, para lo cual tomará en cuenta sus
limitaciones.

3. La jubilación universal.

4. Rebajas en los servicios públicos y en servicios privados de transporte y espectáculos.

5. Exenciones en el régimen tributario.

6. Exoneración del pago por costos notariales y registrales, de acuerdo con la ley.

7. El acceso a una vivienda que asegure una vida digna, con respeto a su opinión y
consentimiento.

Art. 38.- El Estado establecerá políticas públicas y programas de atención a las personas
adultas mayores, que tendrán en cuenta las diferencias específicas entre áreas urbanas y
rurales, las inequidades de género, la étnia, la cultura y las diferencias propias de las
personas, comunidades, pueblos y nacionalidades; asimismo, fomentará el mayor grado
posible de autonomía personal y participación en la definición y ejecución de estas políticas.

En particular, el Estado tomará medidas de:

26
1. Atención en centros especializados que garanticen su nutrición, salud, educación y cuidado
diario, en un marco de protección integral de derechos. Se crearán centros de acogida para
albergar a quienes no puedan ser atendidos por sus familiares o quienes carezcan de un lugar
donde residir de forma permanente.

2. Protección especial contra cualquier tipo de explotación laboral o económica. El Estado


ejecutará políticas destinadas a fomentar la participación y el trabajo de las personas adultas
mayores en entidades públicas y privadas para que contribuyan con su experiencia, y
desarrollará programas de capacitación laboral, en función de su vocación y sus aspiraciones.

3. Desarrollo de programas y políticas destinadas a fomentar su autonomía personal,


disminuir su dependencia y conseguir su plena integración social.

4. Protección y atención contra todo tipo de violencia, maltrato, explotación sexual o de


cualquier otra índole, o negligencia que provoque tales situaciones.

5. Desarrollo de programas destinados a fomentar la realización de actividades recreativas y


espirituales.

6. Atención preferente en casos de desastres, conflictos armados y todo tipo de emergencias.

7. Creación de regímenes especiales para el cumplimiento de medidas privativas de libertad.


En caso de condena a pena privativa de libertad, siempre que no se apliquen otras medidas
alternativas, cumplirán su sentencia en centros adecuados para el efecto, y en caso de prisión
preventiva se someterán a arresto domiciliario.

8. Protección, cuidado y asistencia especial cuando sufran enfermedades crónicas o


degenerativas.

9. Adecuada asistencia económica y psicológica que garantice su estabilidad física y mental.

La ley sancionará el abandono de las personas adultas mayores por parte de sus familiares o
las instituciones establecidas para su protección.

Art. 51.- Se reconoce a las personas privadas de la libertad los siguientes derechos:

6. Recibir un tratamiento preferente y especializado en el caso de las mujeres embarazadas y


en periodo de lactancia, adolescentes, y las personas adultas mayores, enfermas o con
discapacidad.

27
7. Contar con medidas de protección para las niñas, niños, adolescentes, personas con
discapacidad y personas adultas mayores que estén bajo su cuidado y dependencia.

Art. 66.- Se reconoce y garantizará a las personas:

b) Una vida libre de violencia en el ámbito público y privado. El Estado adoptará las medidas

necesarias para prevenir, eliminar y sancionar toda forma de violencia, en especial la ejercida
contra las mujeres, niñas, niños y adolescentes, personas adultas mayores, personas con
discapacidad y contra toda persona en situación de desventaja o vulnerabilidad; idénticas
medidas se tomarán contra la violencia, la esclavitud y la explotación sexual.

Art. 81.- La ley establecerá procedimientos especiales y expeditos para el juzgamiento y


sanción de los delitos de violencia intrafamiliar, sexual, crímenes de odio y los que se
cometan contra niñas, niños, adolescentes, jóvenes, personas con discapacidad, adultas
mayores y personas que, por sus particularidades, requieren una mayor protección. Se
nombrarán fiscales y defensoras o defensores especializados para el tratamiento de estas
causas, de acuerdo con la ley.

Art. 120.- La Asamblea Nacional tendrá las siguientes atribuciones y deberes, además de las
que determine la ley:

13. Conceder amnistías por delitos políticos e indultos por motivos humanitarios, con el voto
favorable de las dos terceras partes de sus integrantes. No se concederán por delitos
cometidos contra la administración pública ni por genocidio, tortura, desaparición forzada de
personas, secuestro y homicidio por razones políticas o de conciencia.

Art. 147.- Son atribuciones y deberes de la Presidenta o Presidente de la República, además


de los que determine la ley:

18. Indultar, rebajar o conmutar las penas, de acuerdo con la ley.

Art. 80.- Las acciones y penas por delitos de genocidio, lesa humanidad, crímenes de guerra,
desaparición forzada de personas o crímenes de agresión a un Estado serán imprescriptibles.
Ninguno de estos casos será susceptible de amnistía. El hecho de que una de estas
infracciones haya sido cometida por un subordinado no eximirá de responsabilidad penal al
superior que la ordenó ni al subordinado que la ejecute.

1.3.2. Ley Orgánica de las Personas Adultas Mayores

28
Art. 1.- Objeto. El objeto de esta Ley es promover, regular y garantizar la plena vigencia,
difusión y ejercicio de los derechos específicos de las personas adultas mayores, en el marco
del principio de atención prioritaria y especializada, expresados en la Constitución de la
República, instrumentos internacionales de derechos humanos y leyes conexas, con enfoque
de género, movilidad humana, generacional e intercultural.

Art. 4.- Principios fundamentales y Enfoques de atención. Para la aplicación de la presente


Ley, se tendrán como principios rectores:

Literal L) Protección especial a personas con doble vulnerabilidad: Las entidades integrantes
del Sistema garantizarán la efectiva aplicación del derecho a la protección especial,
particularmente de aquellas con discapacidad, personas privadas de libertad, quienes
adolezcan de enfermedades catastróficas o de alta complejidad, personas en situación de
riesgo, víctimas de violencia doméstica y sexual, desastres naturales o antropogénicos, por
constituir una situación de doble vulnerabilidad.

Enfoques de atención: Cada uno de los actores y componentes del Sistema Nacional de
Atención a las personas adultas mayores se regirán en sus acciones por los principios y reglas
propios de los siguientes enfoques:

 Enfoque de ciclo de vida


 Enfoque de Género
 Enfoque Intergeneracional
 Enfoque Poblacional
 Enfoque Urbano - Rural
 Enfoque Intercultural

Art. 74.- Atribuciones de la autoridad nacional de justicia, derechos humanos y cultos. Sin
perjuicio de las facultades legales y reglamentarias establecidas en relación con esta Ley,
tendrá las siguientes atribuciones:

a) Implementar regímenes especiales para el cumplimiento de medidas privativas de libertad


a las personas adultas mayores, considerado su estado de vulnerabilidad; y,

b) Garantizar al interior de los centros de rehabilitación social la atención especializada de las


personas adultas mayores privadas de la libertad.

29
1.3.3. Código Orgánico Integral Penal

Art. 72.- Formas de extinción. - La pena se extingue por cualquiera de las siguientes causas:

4. Indulto.

Art. 74.- Indulto presidencial. - La o el Presidente de la República podrá conceder indulto,


conmutación o rebaja de las penas impuestas en sentencia ejecutoriada.

Se concederá a la persona sentenciada que se encuentra privada de libertad y que observe


buena conducta posterior al delito.

La solicitud se dirigirá a la o al Presidente de la República o a la autoridad que designe para


el efecto, quien evaluará si la solicitud es o no procedente.

Si la solicitud es negada, se podrá presentar nuevamente si ha transcurrido por lo menos un


año más de cumplimiento de la pena y si se ha observado conducta ejemplar.

Art. 416.- Extinción del ejercicio de la acción penal. - El ejercicio de la acción penal se
extinguirá por:

1. Amnistía.

Art. 522.- Modalidades. - La o el juzgador podrá imponer una o varias de las siguientes
medidas cautelares para asegurar la presencia de la persona procesada y se aplicará de forma
prioritaria a la privación de libertad:

1. Prohibición de ausentarse del país.

2. Obligación de presentarse periódicamente ante la o el juzgador que conoce el proceso o


ante la autoridad o institución que designe.

3. Arresto domiciliario.

4. Dispositivo de vigilancia electrónica.

5. Detención.

6. Prisión preventiva.

La o el juzgador, en los casos de los numerales 1, 2 y 3 de este artículo, podrá ordenar,


además, el uso de un dispositivo de vigilancia electrónica.

30
Art. 537.- Casos especiales. - Sin perjuicio de la pena con la que se sancione la infracción, la
prisión preventiva podrá ser sustituida por el arresto domiciliario y el uso del dispositivo de
vigilancia electrónica, en los siguientes casos:

2. Cuando la persona procesada es mayor de sesenta y cinco años de edad.

3. Cuando la persona procesada presente una enfermedad incurable en etapa terminal, una
discapacidad severa o una enfermedad catastrófica, de alta complejidad, rara o huérfana que
no le permita valerse por sí misma, que se justifique mediante la presentación de un
certificado médico otorgado por la entidad pública correspondiente.

En los casos de delitos contra la integridad sexual y reproductiva, violencia contra la mujer o
miembros del núcleo familiar, el arresto domiciliario no podrá cumplirse en el domicilio
donde se encuentra la víctima.

Art. 624.- Oportunidad para ejecutar la pena. - La pena se cumplirá una vez que esté
ejecutoriada la sentencia.

En los casos de personas adultas mayores, las penas privativas de libertad se cumplirán en
establecimientos especialmente adaptados para su condición.

Ninguna mujer embarazada podrá ser privada de su libertad, ni será notificada con sentencia,
sino noventa días después del parto. Durante este periodo, la o el juzgador ordenará que se le
imponga o que continúe el arresto domiciliario y el uso del dispositivo de vigilancia
electrónico para garantizar el cumplimiento de la pena.

Art. 710.- Programas de tratamiento para grupos de atención prioritaria. - Las personas
adultas mayores, mujeres embarazadas, personas con discapacidad, personas con
enfermedades catastróficas, tendrán programas específicos que atiendan sus necesidades, en
privación de libertad.

1.3.4. Ley Orgánica de la Función Legislativa

Art. 9.- Funciones y Atribuciones. - La Asamblea Nacional cumplirá las atribuciones


previstas en la Constitución de la República, la Ley y las siguientes:

13. Conceder amnistías por delitos políticos e indultos por motivos humanitarios, con el voto
favorable de las dos terceras partes de sus integrantes. No se concederán por delitos

31
cometidos contra la administración pública ni por genocidio, tortura, desaparición forzada de
personas, secuestro y homicidio por razones políticas o de conciencia;

Art. 12.- Derechos y garantías de las personas privadas de libertad. - Las personas privadas
de libertad gozarán de los derechos y garantías reconocidos en la Constitución de la
República y los instrumentos internacionales de derechos humanos:

15. Libertad inmediata: la persona privada de libertad, cuando cumpla la condena, reciba
amnistía o indulto o se revoque la medida cautelar, será liberada inmediatamente, siendo
necesario para ello únicamente la presentación de la orden de excarcelación emitida por la
autoridad competente. Las o los servidores públicos que demoren el cumplimiento de esta
disposición serán removidos de sus cargos, previo sumario administrativo, sin perjuicio de la
responsabilidad civil o penal a que haya lugar.

Art. 14.- Funciones y atribuciones. - El Consejo de Administración Legislativa ejercerá las


funciones y atribuciones siguientes:

9. Verificar el cumplimiento de requisitos y pertinencia de las solicitudes de indulto y


amnistía;

Art. 96.- Calificación de la solicitud de indulto o amnistía.- Las peticiones de indulto y


amnistía serán dirigidas a la Presidenta o Presidente de la Asamblea Nacional, quien las
pondrá en conocimiento del Consejo de Administración Legislativa a fin de que verifique el
cumplimiento de los requisitos y la pertinencia de la solicitud, emita el dictamen previo de
admisibilidad y establezca la prioridad para su tratamiento. La Secretaria o Secretario del
Consejo de Administración Legislativa, inmediatamente después de admitido el trámite,
remitirá a la Comisión de Justicia y Estructura del Estado la petición de amnistía o indulto
junto con la documentación relacionada con la misma y la resolución en la que conste la
fecha de inicio del tratamiento de estas causas.

La Comisión de Justicia y Estructura del Estado y, con el voto de la mayoría de sus


miembros, emitirá el informe favorable o desfavorable. En caso de informe desfavorable,
ordenará el archivo de la solicitud.

Art. 97.- Indulto.- El indulto por motivos humanitarios, consiste en el perdón, rebaja o
conmutación de la sanción impuesta por sentencia penal ejecutoriada; se concede mediante
resolución que lo declare.

32
Art. 98.- Aprobación del indulto.- Conocido el informe favorable de la Comisión de Justicia
y Estructura del Estado, la Asamblea Nacional concederá o negará el indulto en una sola
discusión, mediante resolución que será enviada para su publicación en el Registro Oficial.

El indulto debe ser aprobado con el voto favorable de las dos terceras partes de los
integrantes de la Asamblea Nacional.

El indulto, sin perjuicio de su publicación en el Registro Oficial, surtirá efectos jurídicos


inmediatos desde la fecha de aprobación de la resolución legislativa. (Los aspectos
normativos NO HACEN REFERENCIA A LA TRANSCRIPCIÓN SIMPLE de artículos de
varias normas, sino al desarrollo de ellos por medio de un hilo conductor en donde se pueda
plasmar ARGUMENTOS DE FORMA COHERENTE, sobre el tema de investigación.
Además, es NECESARIO CONSIDERAR DISPOSICIONES NORMATIVAS QUE SEAN
PERTINENTES para el marco teórico que se está realizando.) ESTÁ EN DESARROLLO

33
CAPÍTULO II

Metodología de la investigación

2.1. Tipo de investigación

El enfoque cualitativo en palabras de Nidia Hernández es: “Una investigación naturista,


fenomenológica, interpretativa o etnográfica, es una especie de paraguas en el cual se incluye
una variedad de concepciones, visiones, técnicas y estudios no cuantitativos” (Hernández,
2001, pág. 1). La investigación cualitativa se inspira en un paradigma emergente, alternativo,
naturalista, humanista, constructivista, interpretativo o fenomenológico y su propósito es la
descripción de los objetos que estudia, la interpretación y la comprensión; de esta forma, la
investigación responde a las preguntas ¿qué es? y ¿cómo es?, y tiende a precisar la cualidad,
la manera de ser, lo que distingue y le caracteriza.

-Desarrollando-

Cuantitativa o Mixta ¿Es posible el levantamiento de información?

Tomar en cuenta la Plataforma Presidencial

https://minka.presidencia.gob.ec/portal/usuarios_externos.jsf

Se podría hacer un estudio comparativo??? tomando en cuenta los Indultos otorgados a


personas adultas mayores (¿Cuántos?) con la población existente de adultos mayores
(¿Cuántos?) en Centros de Rehabilitación Social (Cifras Nacionales o Locales) para justificar
que si bien es cierto el indulto resulta ser un mecanismo efectivo para garantizar derechos que
les permite recuperar la libertad a adultos mayores pero es totalmente incongruente con la
población total de adultos mayores privados de la libertad que no pueden acceder al beneficio
por distintas razones. Hacer una referencia sobre la evolución de cifras.

Otra opción para esta investigación sería realizar encuestas dirigidas a operadores de justicia
y abogados en el libre ejercicio. (No tan viable por la pandemia de Covid-19)

Acepto sugerencias……………………..

2.2. Métodos de investigación

34
Método Inductivo - Deductivo. - Método con el que se pudo, a partir de determinadas
observaciones o experiencias particulares llegar a un principio general. El método deductivo
permitió pasar de las afirmaciones de carácter general, a los hechos particulares. Carlos
Villabella Armengol se pronuncia al respecto y dice: “En la ciencia jurídica en donde las
investigaciones cualitativas tienen presencia, la inducción, como forma de razonamiento,
posibilita construir teorema desde situaciones particulares y casos concretos, establecer
regularidades, generalizar y pautar conclusiones.” (Villabella, 2015, pág. 938)

Método Analítico - Sintético. –El método analítico fue la base para realizar una evaluación
sobre si el indulto es la mejor opción como mecanismo de garantía de derechos de los adultos
mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador, para presentar una
propuesta adecuada. El método sintético proporcionó a esta investigación el proceso de
razonamiento que tiende a reconstruir el todo, partiendo de los elementos del objeto de
estudio distinguidos por el análisis.

Método Histórico - Lógico. - Carlos Villabella Armengol menciona al método histórico-


lógico y expone: “Es el método que permite enfocar el objeto de estudio en un decurso
evolutivo destacando los aspectos generales de su desarrollo, las tendencias de su progreso,
las etapas de su desenvolvimiento, y sus conexiones fundamentales y causales. Esto posibilita
entender su comportamiento histórico y explica su fisonomía actual.” (Villabella, 2015, pág.
936)

2.3. Instrumentos o Herramientas

Análisis de contenido. - Como técnica dentro de este trabajo investigativo según el enfoque
de investigación cualitativa se realizará un análisis de contenido de la sentencia. El
investigador Abela (2000) define a la técnica de análisis de contenido como:

Una técnica de interpretación de textos, ya sean escritos, grabados, pintados,


filmados..., u otra forma diferente donde puedan existir toda clase de registros de
datos, trascripción de entrevistas, discursos, protocolos de observación,
documentos, videos,... el denominador común de todos estos materiales es su
capacidad para albergar un contenido que leído e interpretado adecuadamente nos
abre las puertas al conocimiento de diversos aspectos y fenómenos de la vida
social. (Abela, 2000, p.2)

35
De forma específica se pretende realizar un documento de análisis jurídico, se aplicará el
método analítico crítico sobre si el indulto es la mejor opción como mecanismo de garantía
de derechos de los adultos mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el
Ecuador, conforme a la sentencia del Proceso Nro. 18102-2020-00003T.

Resulta de suma importancia realizar el análisis de esta causa en virtud de que se trata de una
persona privada de libertad de 67 años de edad, presentó un cuadro clínico grave estando en
prisión y se resolvió un habeas corpus a su favor el mismo día de su muerte. Es in caso de
vulneración excepcional en donde se tienen tres aspectos protegidos por la Constitución:
prioridad a los privados de la libertad, adultos mayores, enfermos con cuadros clínicos
graves. En este caso se evidencia la situación real del adulto mayor dentro del régimen
penitenciario ecuatoriano. Este es un caso que se llegó a conocer en virtud de que a raíz de
este privado de la libertad se presentó un amotinamiento en la Cárcel y por esto se hizo
público al igual que el caso de la señora Sanipatín que siendo discapacitada y adulta mayor se
la privó de la libertad, en el segundo caso ventajosamente operó el indulto. Estos son dos
casos que se conocen por la intervención de los medios el primero el 24 de abril y el segundo
el 01 de agosto del año 2020, entonces sin duda alguna pueden existir más casos que no se
hicieron públicos, pues en apenas 5 meses salen a la luz dos casos……………….. y el
resto????????? Se mantiene seguramente en el silencio y la invisibilidad.

Se tomará en cuenta los Decretos Ejecutivos sobre Indulto a una persona de la tercera edad.
Los instrumentos de recolección de información serán: una ficha de recolección de datos para
aplicar la técnica de análisis de contenido de sentencia y del Decreto.

Técnicas. - Observación, Encuesta y Entrevista.

Instrumentos o Herramientas. – Ficha de observación, Cuestionario de la Encuesta y Guía


de entrevista. (No se puede determinar una investigación jurídica a partir de dos casos, el
primer caso que usted menciona no es tan relevante para su investigación. Respecto del
segundo caso se podría considerarlo, pero es insuficiente. Sobre la encuesta y entrevista no
sería muy necesario porque la respuesta que usted va a obtener va a ser obvia. No sería de
mayor respaldo.)

-Desarrollando-

36
2.4. Descripción de Datos: por ejemplo; Población, Muestreo, Modelo, etc.

-Por desarrollar-

2.5. Determinación de variables

Variable independiente

Indulto, como mecanismo de garantía de derechos.

Variable dependiente

Los adultos mayores, dentro del régimen de privación de libertad en el Ecuador.

2.6. Tabla de correlación (si se considera necesario o pertinente)

-Por desarrollar-

CAPÍTULO III

Análisis de resultados

3.1. Principales resultados obtenidos de la investigación

-Por desarrollar-

3.2. Logro de los objetivos planteados

-Por desarrollar-

3.3. Contrastación de hipótesis

-Por desarrollar-

3.4. Dar respuesta a las preguntas de investigación

37
-Por desarrollar-

3.5. Limitaciones y alcance de la investigación

-Por desarrollar-

CAPÍTULO IV

Conclusiones y recomendaciones

-Por desarrollar-

Referencia Bibliográfica

Abela, J. (2000). Las técnicas de Análisis de Contenido: Una revisión actualizada. España.
Fundación Centro Estudios Andaluces. Obtenido de: http://mastor.cl/blog/wp-
content/uploads/2018/02/Andreu.-analisis-de-contenido.-34-pags-pdf.pdf

Ariza, L. (2011). Los muros de la infamia: Prisiones en Colombia y América Latina. Bogotá.
Universidad de Los Andes.

38
Asamblea Antiespecista de Madrid. (2014). En ese sitio maldito donde reina la tristeza:
reflexiones sobre las cárceles de animales, humanos y no-humanos.

Ávila Linzán, L. (s.f.). Las cárceles son la cara oculta de la sociedad: ¿Para qué sirve la
jurisdicción penitenciaria?, Defensa y Justicia. Obtenido de:
http://biblioteca.defensoria.gob.ec/bitstream/37000/1005/1/dyj07.pdf.

Ávila Santamaría, R. (2016). El neoconstitucionalismo andino. Quito. Huaponi Ediciones.

Bentham, J. (1979). El Panóptico. España, Madrid. Ediciones Piqueta.

Carnevali, R. (2013). El tratamiento penitenciario en Chile. Especial atención a problemas


de constitucionalidad. Revista Ius Et Praxis, año 19, nº2. pp. 385-418.

Fidias, G. (2006). El proyecto de investigación. Introducción a la metodología científica.


Venezuela. Editorial Episteme. Recuperado de: https://ebevidencia.com/wp-
content/uploads/2014/12/EL-PROYECTO-DE-INVESTIGACI%C3%93N-6ta-Ed.-
FIDIAS-G.-ARIAS.pdf

Foucault, M. (2002). Vigilar y castigar: nacimiento de la prisión. Argentina, Buenos Aires.


Editorial Siglo XXI, Editores Argentina.

Garland, D. (2010). Castigo y sociedad moderna: Un estudio de teoría social. México. Siglo
Veintiuno.

Hernández, G. (2001). Familia y ancianos. En Revista de educación, Nº 325.

Hérnandez, N. (2001). Investigación cualitativa. Investigación acción educativa. Obtenido


de: https://sites.google.com/site/investigacionaccioneducativa8/segunda-unidad

Huertas, L. (2014). La vejez en el medio penitenciario. Aproximación al Centro Penitenciario


“Salto del Negro – Las Palmas I”. España. Universidad Internacional de la Rioja.

Luna de Rubio, L. (1991). El Anciano en la Historia. En Revista Avances en Enfermería,


Vol. IX, Nº. 1 enero-junio.

Maldonado, F. (2019). Adulto mayor y cárcel: ¿cuestión humanitaria o cuestión de


derechos? Polít. crim. Vol. 14, Nº 27 (Julio), Art. 1, pp. 1-46. Obtenido de:
http://politcrim.com/wp-content/uploads/2019/06/Vol14N27A1.pdf

39
Palomeque, C. (2016). La rehabilitación social del adulto mayor en los centros de privación
de libertad. Quito. Universidad de las Américas.

Rodríguez, A. (2012). Técnicas de investigación jurídica. Colombia, Bogotá. Página Web


Gestiopolis. Obtenido de: https://www.gestiopolis.com/tecnicas-de-investigacion-
juridica/

Segovia, J. (s.f.). Consecuencias de la prisionalización. Obtenido de:


http://www.derechopenitenciario.com/comun/fichero.asp?id=1003.

Soria, M. (2005). Manual de psicología jurídica e investigación criminal. Colección


Psicología/ Pirámide. Madrid. Ediciones Pirámide.

Sykes, G. (2017). La sociedad de los cautivos: Estudio de una cárcel de máxima seguridad.
Buenos Aires: Siglo XXI Editores.

Villabella, C. (2015). Los métodos de la investigación jurídica. México: Universidad


Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Jurídicas.

Waller, I. (2008). Menos represión, más seguridad: verdades y mentiras acerca de la lucha
contra la delincuencia. Ciudad de México, Instituto Nacional de Ciencias Penales.

Linkografía

Página Web de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores CEOMA.


Obtenido de: https://ceoma.org/en-el-dia-de-la-union-europea-2/#:~:text=La
%20Asamblea%20General%20de%20la,21%20de%20diciembre%20de
%202010.&text=Por%20lo%20tanto%2C%20este%20grupo,humanos%20de%20las
%20personas%20mayores.

Cuerpos Legales

ASAMBLEA MUNDIAL DE LA SALUD. (2005). Plan de Acción Internacional sobre el


Envejecimiento: informe sobre su ejecución. Punto 13.15 del orden del día provisional
de la Organización de las Naciones Unidas.

ASAMBLEA NACIONAL. (2008). Constitución de la República del Ecuador. Quito,


Ecuador. Corporación de Estudios y Publicaciones.

40
ASAMBLEA NACIONAL. (2009). Ley Orgánica de la Función Legislativa. Quito, Ecuador.
Corporación de Estudios y Publicaciones.

ASAMBLEA NACIONAL. (2014). Código Orgánico Integral Penal. Quito, Ecuador.


Corporación de Estudios y Publicaciones.

ASAMBLEA NACIONAL. (2019). Ley Orgánica de las Personas Adultas Mayores. Quito,
Ecuador. Corporación de Estudios y Publicaciones.

DATOS DE LA AUTORA DE ESTE PROYECTO DE INVESTIGACIÓN:

Estudiante de la Carrera de Derecho

Nombres: Mercedes Alejandra Cuaical Leitón

Cédula: 040164156-8

Correo Electrónico: alejandra_13081992@hotmail.com

Ciudad: Ibarra

41

También podría gustarte