Está en la página 1de 2

Ciudadana

JUEZ DE MUNICIPIO ORDINARIO Y EJECUTOR DE MEDIDAS DE LOS


MUNICIPIOS AGUA BLANCA y SAN RAFAEL DE ONOTO DEL SEGUNDO
CIRCUITO CIRCUNSCRIPCION JUDICIAL DEL ESTADO PORTUGUESA

Su Despacho

Nosotros; YELITZA JOSEFINA NIEVES MONTILLA, venezolana, mayor de


edad, casada, titular de la cedula de identidad Nro. 12.446.888, ama de casa,
domiciliada en El Sector Los Mangos, casa sin número, Jurisdicción del
Municipio San Rafael de Onoto de Estado Portuguesa y aquí de tránsito, y el
ciudadano ODULIO RAMON ESCALONA QUERO, venezolano, mayor de
edad, casado, titular de la cedula de identidad Nro. 12.524.373, chofer,
domiciliado en la Avenida 1, Sector Caño Amarillo, casa sin número,
Jurisdicción del Municipio San Rafael de Onoto de Estado Portuguesa y aquí
de tránsito, debidamente asistidos en este acto por el abogado HIALMAR
ANTONIO ORTEGA ARTEAGA, venezolano, mayor de edad, soltero, titular
de la cedula de identidad 7.063.355, inscrito en el I.P.S.A, bajo el Nro.
40.228; ante usted ocurrimos y exponemos:

El día 19 de Marzo del año 2002 contrajimos matrimonio ante el Despacho


del Prefecto del Municipio Agua Blanca del Estado Portuguesa, según acta
de matrimonio nro. 14, folio 14 del año 2002, de los libros de matrimonios,
llevados por ese despacho, la cual acompañamos marcada con la letra “A”.

Fijamos nuestro domicilio conyugal en El Sector Los Mangos, casa sin


número, Jurisdicción del Municipio San Rafael de Onoto del Estado
Portuguesa, en donde nuestras relaciones se mantuvieron armoniosas,
cumpliendo cada uno de nosotros con nuestras respectivas obligaciones
conyugales, durante la vigencia del matrimonio procreamos dos (02) hijas de
nombres: YESSICA ANDREINA ESCALONA NIEVES, de 26 años de edad,
YAHELITH ODBELIS ESCALONA NIEVES, de 24 años de edad.

Los primeros años de nuestro matrimonio, al principio, hubo mutuo


afecto y la comprensión que prevalece en los matrimonios que marchan
Bien, pero años después se comenzaron a suscitar dificultades que
convirtieron en insostenible la vida en común. Por lo cual el día 01 de Abril del
2009, de mutuo acuerdo, de forma libre y espontánea, decidimos separarnos
de cuerpo, fijando cada uno de nosotros diferentes residencias

En vista de que han transcurrido más de cinco (5) años desde el momento en
que acordamos nuestra separación, sin que se haya producido una
reconciliación, ocurrimos ante su competente autoridad para que se decrete
nuestro divorcio basado en el artículo 185-A del Código Civil; asimismo se
realice la citación del ciudadano Fiscal del Ministerio Publico con
competencia en la materia.

Por ultimo pedimos que la presente solicitud sea admitida, sustanciada


conforme a derecho, y declarada con lugar en la definitiva con todos los
pronunciamientos de ley.

Agua Blanca, a la fecha de su presentación.