Está en la página 1de 5

EXPERIENCIA 3.

Subí por el túnel de luz y llegué a una montaña dorada al encuentro con mi

Yo Superior, lo vi muy dorado, me hice uno con él, fue hermoso!! Pedí el poder

sentir el amor incondicional, y se me mostró desde el lugar alto en el que me

encontraba a muchos seres humanos y todos tenían una luz que brillaba dentro de

ellos, me mostraron el libro de El Camino de la Maestría y me dijeron que debía

aprender más de allí. Me sentí flotando, estaba desconcertada porque me sentía

separada de mi cuerpo, pero no de mis sentidos. Hago una pausa aquí para

explicar una situación que vivió mi hermano menor hace poco, hace una semana

fue atacado por otro chico que lo agredió fuertemente, introduciéndole una llave en

su ojo haciendo que perdiera la visión, este hecho me había mantenido muy

conmocionada. En ese momento, en ese plano de luz donde me encontraba

ocurrió que de pronto me convertí en la energía de mi hermano!!, e invoqué la

energía del ser que agravió a mi hermano y me vi decirle: “te pido perdón por

haberte hecho participe de la experiencia” y sentí gozo!!!, le pregunté a mi Yo

Superior por qué creé esa experiencia, y me contestó que era para desarrollar

amor puro y perdonar, que aprendiera a amarme a mí misma para poder amar a

los demás. Guao!!, quedé extasiada con un gozo increíble y una perspectiva muy

distinta de la que tenía de la situación.

EXPERIENCIA CON EL DON ADQUIRIDO

He aprendido de manera natural a ver a la gente con amor, ya no siento

rabia, sobre todo con la hija de mi esposo, ahora pienso en ella y siento que la

quiero, ya no guardo rencor a nadie.

EXPERIENCIAS DE GISELA CAROLINA NIETO

DON SOLICITADO: LA CONFIANZA

EXPERIENCIA 1:

Al empezar la práctica con el audio le pedí a mi Yo Superior el don de la


confianza. Una de las manifestaciones más resaltantes fue la sensación de

ligereza, liviandad en el cuerpo, cosquilleos, escalofríos, y pequeños movimientos

involuntarios recorriéndome el cuerpo como una especie de energía muy tenue

pero constante. De pronto me vi en calles muy largas caminando con personas a

mi alrededor sonriendo y buscando mi atención. Me vi sonriendo, con mirada

dulce, enviando amor y seguridad en que todo estaría bien. Vi caminos largos y

una especie de escalera que llevaba a una edificación amarilla muy bonita con

puertas de arco, las escaleras tenían pasamanos muy elaborados, y había

muchas personas allí. De pronto me encontré con alguien muy querido y sentí la

tristeza y el dolor de su enfermedad y de alguna manera reclamé al cielo el por

qué alguien con tanta bondad pasó por eso y fue cuando vino la bella experiencia

de que sus piernas y brazos (donde había más dolor) se convirtieron literalmente

en luz y me llenó una gran energía de amor y agradecimiento que permaneció

conmigo el resto del día.

EXPERIENCIA 2:

Al comenzar la práctica las sensaciones de la práctica del día anterior se

mantuvieron. Esta vez con el giro del merkabah a mil veces más rápido que la

velocidad de la luz sentí mucha emoción, el corazón me latía con fuerza. Llegué a

la biblioteca de mucha luz y se me entregó la carpeta con la vida donde la

confianza plena era mía. Pedí en forma especial que solo fuera el don de la

confianza lo que traería de esa vida y que limpiara la vida y entonces la impresión

que tuve fue que mi yo de esa vida estaba muy feliz por recibir la limpieza de esa

vida. Vi una mujer que parecía estar muy sola, se regocijo al recibir la limpieza y el

amor que le envié. Seguidamente sentí una inmensa ola de energía y me di

cuenta que era el don que pedí que se me estaba dando. Me sentí muy feliz y

regresé.

EXPERIENCIA 3:
Entré en una vida muy hermosa y sencilla. Vi que vivía en una casa grande

que tenía muebles antiguos y un gran comedor. Vi muchas flores. Tenía en esa

vida una familia maravillosa, vi a mis hijos y esposo, vivíamos con amor. Había

personas que servían allí pero no eran tratados o pensados como servicio, más

bien yo los valoraba a ellos, y ellos a mí. Trabajaba como sanadora espiritual y

recibía en mi hogar a personas que venían y recibían milagros en sus vidas. Yo

sin afán los esperaba vestida con ropas frescas de colores claros. Reconocí a

Manuel (mi esposo actual), como mi esposo en esa vida pues era su misma

energía en otra apariencia. Yo era una mujer delgada y no me preocupaba por

nada sino por ayudar y bendecir la vida de los demás.

EXPERIENCIA 4:

Al llegar a la biblioteca me quedé literalmente abrazada a mi Yo Superior.

Solicitando la confianza de que todo va a estar bien siempre en mi vida y

reconociendo al Padre como el constate y abundante suplidor. Sabiendo que él

nos provee de salud perfecta y abundancia plena. Solicité la presencia del maestro

Jesús para recordarme que tengo un don pero que no puedo olvidar que el don es

para amar a todos incondicionalmente. Permanecí en la presencia de mi Yo

Superior, vi que es mi rostro pero más bella, más delgada, me sentí feliz y

profundamente amada.

EXPERIENCIA 5:

Empecé mi práctica, y me vi subir por el túnel de luz ante la presencia de mi

Yo Superior, la vi hermosa como Sara brigthman, brillante, sobria, pacífica. Me

dijo: “cuando logres no estar ansiosa, cuando sepas que tu Ser es tu abundante y

constante benefactor en la forma que no sabes se manifestará lo que ya es tuyo”.

Luego de ese mensaje volví nuevamente a la conciencia de mi cuerpo.


EXPERIENCIAS CON MI DON ADQUIRIDO.

La meditación dirigida de Lina me permitió sentir en cada una de las

ocasiones en las que la realicé experimentar la realidad de mi esencia, primero en

el vacío, como ser de luz, cuando todo lo que creemos ser y ver se desintegra y

solo queda lo que es la única verdad; que es paz, luz y amor, y desde esa

sensación plena reconocí mi fuente y supe lo que es ser hija de Dios y me sentí

como mecida en el amor de Dios Padre Madre. Al solicitar el don de la confianza

me sentí segura de recibirlo, supe que somos una sola mente y de esa forma

podía sentir, sanar, percibir e irradiar aquello que soy. Especialmente empecé a

disfrutar mi misión de vida y de cada rol que tengo como mamá, esposa, amiga,

terapeuta. Soy una con el creador y eso me permite confiar en cada proceso y ver

el amor en todo lo creado. Las vidas a las que mi Yo Superior me llevó me

permitieron verme como sanadora y su mirada invitándome a confiar me ha

mantenido feliz y sin dudas.

Ahora siento que actúo de la manera adecuada en cada situación. Ahora veo las

circunstancias que se me presentan como eso: circunstancias para actuar y no

problemas como los percibía antes, los veo solo como situaciones a trascender,

Siento seguridad y se me quitó la incertidumbre respecto a las acciones propias o

de los demás. Siento que las limitaciones las asumo sin preocupación. Antes vivía

sintiendo que siempre tenía un problema o algo por lo cual luchar, y esto me

generaba angustia y culpa, ahora siento que está bien ser lo que soy y hacer lo

que hago y que realmente aporto algo valioso a mi entorno. Y en lo que empecé a

reconocer mi valor personal y a confiar en mis capacidades, automáticamente en

mi mundo empezaron a ocurrir manifestaciones y comportamientos diferentes de

mis familiares, compañeros de trabajo, amigos. Las personas que llegan a mi

consultorio salen felices, complacidos y también confiados. Ahora sé que el mundo

realmente es una extensión de la mente y no algo que nos traga sino que siempre

actúa a nuestro favor.

EXPERIENCIA DE OSCAR
TALENTO ESCOGIDO: INTELIGENCIA

Practique pocas veces el audio, sin embargo aunque fueron pocas, pude

ver cambios en mi vida gracias al talento que pedí. Pedí tener más inteligencia.

Al hacer las prácticas sentí mucha vibración en mi cuerpo y por momentos

no recuerdo donde estaba, me sentía en el vacío y si recuerdo que ponía la idea

clara en mi mente de que estaba pidiendo a mí Yo superior tener más inteligencia.

En una de las experiencias sentí que me caía, y algo me dijo que me había

liberado. Al transcurrir de los días noté en mi trabajo que me venían a la mente las

soluciones a los problemas que se presentaban de manera rápida y fácil. Yo

trabajo en el área de Recursos Humanos de una empresa, para mayor sorpresa

aun empecé a recibir elogios de compañeros de trabajo y de mi Jefe por el tipo de

soluciones efectivas que estaba aportando. Me siento contento de haber

participado en esta experiencia y de conocer este método creado por Lina para

poder bajar dones y talentos.

También podría gustarte