Está en la página 1de 6

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL

DE LOS LLANOS OCCIDENTALES


“EZEQUIEL ZAMORA”
PROGRAMA CIENCIAS SOCIALES
SUBPROGRAMA CONTADURÍA

Derecho Tributario
(Ensayo)

Discente: Profesora: Lcda. Marlene Martínez


Jesús Gutiérrez.
C.I:28.602.079

Guasdualito, mayo 2021


Sin duda los tributos son pagos que se remontan a los tiempos pretéritos en
que implicaba sumisión y humillación, dado que era pagado por los derrotados
a los vencedores de las contiendas bélicas. Actualmente, se usa para satisfacer
determinadas necesidades de la administración y que impactará en los ciudadanos,
revelan parte importante de la economía de un país, por cuanto son presentaciones de
dinero que el estado exige en virtud de una ley, entrando en juego relaciones
jurídicas, por lo que se hace indispensable normas jurídicas que los regulen, es por
ello que se habla en la actualidad de los derechos tributarios al surgir obligaciones
entre los contribuyentes y la Administración. Esto quiere decir que hay una relación
entre el obligado tributario y la Administración, y por lo tanto, el estado es
competente para reclamar el pago de tributos.

Inicialmente, es necesario definir derecho tributario, una de las más acertadas la


ofrece Calvo (2004), como “un conjunto de principios y normas jurídicas que
regulan la obtención de ingresos por parte de los entes públicos por medio del
tributo”; Por otra parte Fonrouge (2008), la describe “… la rama del derecho
financiero que se propone estudiar el aspecto jurídico de la tributación, en sus
diversas manifestaciones: como actividad del Estado, en las relaciones de éste con los
particulares y las que suscitan entre estos últimos”, lo que quiere decir, la ley es la
fuente inmediata de mayor importancia ya que sin ella no puede existir la actividad
financiera, tributos, penas, sanciones y otros; las leyes son actos sancionados por la
Asamblea Nacional y en determinadas materias podrán llamarse códigos; existen
otros como los decretos leyes, reglamentos tratados y la constitución.

En el primer lugar del orden jerárquico de las fuentes se encuentran la Constitución


y los tratados internacionales, en segundo lugar las Leyes de Cortes, tanto ordinarias
como orgánicas, los Decretos legislativos y los Decretos leyes en el segundo escalón,
luego siguen los reglamentos, siempre, por debajo de todos estos. Según el principio
de jerarquía, las normas de rango inferior nunca pueden prevalecer en su aplicación
sobre las de rango superior, y no pueden modificarlas ni derogarlas. La temática que
se trata ha generado diversas discusiones doctrinarias en relación a la autonomía del
Derecho Tributario. En lo que respecta a la autonomía, se ha discutido sobre el tema
en relación a otras ramas del derecho. Villegas (2002) considera necesario advertir,
sin embargo, que el concepto de autonomía dentro del campo de las ciencias jurídicas
es equívoco y adolece de una vaguedad que dificulta la valoración de las diferentes
posiciones. Villegas (2017) considera que el Derecho Tributario cuenta sólo con
autonomía didáctica y funcional.

La primera se evidencia cuando, por orden práctico o de enseñanza, es


conveniente el estudio separado de un conjunto de normas que tienen en común el
mismo objeto y han adquirido un volumen relevante; la segunda se presenta cuando
“ese conjunto de normas está dotado de homogeneidad, y funciona como un grupo
orgánico y singularizado” (Villegas, 2017: 170). Vale aclarar que aquí la autonomía
funcional es tratada de manera diferente a la que abordamos en el apartado
correspondiente a las autonomías de las ramas jurídicas.

El autor aclara que no puede existir una autonomía estructural y dogmática del
Derecho Tributario. La estructura de las instituciones y sus conceptos fueron creadas
cronológicamente antes por el Derecho Privado. Las ramas que nacieron con
posterioridad pueden, en gran medida, apartarse de aquellas instituciones y conceptos
y establecer ciertos cambios legales o interpretativos. Ahora bien, si no se establece
expresamente la variante modificatoria se va a considerar la estructura y el concepto
tal como lo establece el Derecho común. Así, por ejemplo, si el Derecho Tributario
no da su propia variante del concepto de venta se entenderá el término de
compraventa utilizado en el Derecho Privado.

En referencia a la obligación tributaria, nace según José Vicente Troya cuando


se produce un beneficio especial para el contribuyente, diferente aquel general dado
para toda la comunidad, circunstancia que lo coloca en situación de ventaja sobre los
demás. Con las prestaciones de las contribuciones, se recaudan para la administración
pública parte del valor de los gastos y costos de la construcción de las obras públicas.
Proviene del latín obligare-, Ob = dos, y ligare = atar; es decir, un estrecho vínculo
entre dos personas, en nuestro caso, “entre los sujetos de una relación jurídica
cualquiera sea su naturaleza, es sinónimo de debe, que concede a uno de los
involucrados el derecho de exigir su cumplimiento” (Durango Vela, 2009, pág. 183).

Se puede definir como aquel vínculo que une al sujeto pasivo, que es el
contribuyente, a pagar los tributos (realizar la obligación) en beneficio del sujeto
activo, que en materia tributaria es el Estado.se divide en (a) Obligación tributaria
principal: consiste en "pagar" el tributo; (b) Obligación Tributaria Accesoria: Es
aquella o aquellas que el legislador y/o administración fiscalizadora establece para
cumplir en mejor forma la obligación tributaria principal, tal como corresponde a la
obligación de emitir facturas en el caso del IVA, o de declarar los impuestos el día 30
de cada año cuando se trata del Impuesto a la Renta.

En lo que confiere a los elementos que la integran corresponde a las personas que
participan: estos son los sujeto pasivo: quien tiene que cumplir la Obligación
Tributaria que es "pagar". Puede tener las siguientes connotaciones y Sujeto Activo:
es quien se beneficia. Además del Hecho Imponible, es el hecho que tengo que
realizar para que me impongan el pago del tributo y  Deuda Tributaria, en este punto
debemos saber que el tributo dependiendo del caso puede ser: fijos, variables o
mixtos.

Sin embargo estas obligaciones se puede extinguir, según lo referido por Calvo
(2004) quien señala que: Las causas de extinción de la obligación tributaria no
difieren esencialmente de las propias de las obligaciones civiles. Sólo pueden
considerarse peculiares aquellas normas que están basadas en la naturaleza pública de
la Administración, en su carácter de sujeto privilegiado o en la seguridad jurídica del
sujeto pasivo. Salvo esto, las figuras extintivas son las propias del Derecho de
Obligaciones e incluso podría afirmarse que se ha producido en las sucesivas
reformas tributarias una normalización y privatización en el contenido de las mismas
(p.223). Resulta claro, que existe una situación análoga entre el cumplimiento de las
obligaciones tributarias y las civiles, en la que la especialidad de las primeras
depende del sujeto activo de la relación, que se corresponde a un ente de la
administración pública, y que se conjunta con la vigencia de las normas de orden
público que disponen expresa y taxativamente los contenidos que deben observarse
para el cumplimiento de la misma.

En conclusión, en referencia a lo anterior expuesto el derecho tributario es una


rama del derecho público, que estudia las normas jurídicas, por la que se ejerce un
poder tributario con el propósito de obtener de los ciudadanos unos ingresos para ser
usados en gastos públicos en pro de un bien común. Siendo regulados por las
normativas de ley del país, siendo la principal la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela.
Referencias

Villegas, H. (2002). Curso de Finanzas, Derecho Financiero y Tributario. Buenos


Aires: Astrea.

También podría gustarte