Está en la página 1de 123

SILABO DESARROLLADO

DERECHOS HUMANOS IV

D O C E N T E S

CRNL PNP ( R ) AZURIN ARAUJO MARIO CESAR


MAY PNP ( R ) MEZA AYALA JULIO GUILLERMO
MAY PNP RAMOS ZEGARRA EDUARDO VICTOR
CAP PNP FABIAN SUAREZ OSMAR EDSON
TNTE PNP PORTOCARRERO RODRIGUEZ ANDERSON
CIVIL GALLARDO PERALTA RICHARD
CIVIL CARBAJAL GUTIERREZ RUTH ZOILA
CIVIL HUAMANI CHIRINOS HUBERT LUQUE
CIVIL MARCHINARES RAMOS LIDIA LUCRECIA
CIVIL TORRES SOTELO AMERICO RAFAEL
CIVIL VEGA MARCHINARES KATIA

2 0 2 1
PRIMERA SEMANA
I UNIDAD
DERECHOS HUMANOS

El término «derechos humanos» se menciona siete veces en la Carta fundacional de la


ONU, por lo que su promoción y protección son objetivos fundamentales y principios
rectores de la Organización. En 1948, la Declaración Universal de los Derechos
Humanos los situó en el terreno del derecho internacional. Desde entonces, la
Organización ha protegido diligentemente los derechos humanos mediante
instrumentos legales y actividades en el terreno. La Declaración Universal de los
Derechos Humanos (1948) fue el primer documento legal de protección de estos
derechos. Junto con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto
Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los tres instrumentos
forman la llamada Carta Internacional de los Derechos Humanos. Una serie de tratados
internacionales y otros instrumentos adoptados desde 1945 han aumentado la
legislación internacional de derechos humanos.
Alto Comisionado para los Derechos Humanos

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) es el organismo
encargado directamente de su promoción y protección. Apoya a los departamentos de
derechos humanos que forman parte de las misiones de mantenimiento de la paz en varios
países, y cuenta con un gran número de centros y de oficinas regionales y nacionales. El
Alto Comisionado a menudo hace declaraciones acerca de la situación de estas garantías
básicas en el mundo y tiene autoridad para investigar situaciones irregulares y elaborar
informes sobre ellas.

Consejo de Derechos Humanos

El Consejo de Derechos Humanos, establecido en 2006, sustituyó a la Comisión de


Derechos Humanos, con 60 años de trabajo a sus espaldas, como el órgano
intergubernamental clave responsable de esta cuestión.

Órganos de tratados de derechos humanos

Los órganos de tratados de derechos humanos están constituidos por comités de expertos
independientes encargados de supervisar la aplicación de los principales tratados
internacionales sobre este asunto.

Procedimientos especiales

Los procedimientos especiales del Consejo son llevados a cabo por expertos
independientes y prominentes que trabajan de manera voluntaria, examinan, supervisan,
informan públicamente y asesoran desde una perspectiva temática y por países.

UNDG-HRM

El Mecanismo de incorporación de la perspectiva de derechos humanos del Grupo de las


Naciones Unidas para el Desarrollo (UNDG-HRM) promueve estas garantías básicas dentro
del sistema de desarrollo de la Organización.

Página 2 de 123
P
Asesores Especiales sobre la Prevención del Genocidio y la Responsabilidad de
Proteger

El Asesor Especial para la Prevención del Genocidio actúa como catalizador para
concienciar acerca de las causas y las dinámicas del genocidio, para alertar a los actores
relevantes cuando exista riesgo de genocidio, así como para promover y llevar a cabo
acciones apropiadas. El Asesor Especial sobre la Responsabilidad de Proteger lidera el
desarrollo conceptual, político, institucional y operativo de la responsabilidad de proteger.

¿Qué instrumentos legales ayudan a la ONU en la protección de los Derechos


Humanos?

La Carta Internacional de los Derechos Humanos

La Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) fue el primer documento legal
que protegía los derechos humanos. Junto con el Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los tres
instrumentos forman la llamada Carta Internacional de los Derechos Humanos. Una serie de
tratados internacionales sobre derechos humanos y otros instrumentos adoptados desde
1945 han aumentado la legislación internacional de derechos humanos.

Democracia

La democracia, basada en el Estado de derecho, es en última instancia un medio para lograr


la paz y la seguridad internacionales, el progreso y el desarrollo económico y social, y el
respeto de los derechos humanos; los tres pilares de la misión de las Naciones Unidas
enunciados en la Carta fundacional. En la Cumbre Mundial de 2005, todos los gobiernos del
mundo reafirmaron «que la democracia es un valor universal basado en la voluntad
libremente expresada de los pueblos de determinar sus propios sistemas políticos,
económicos, sociales y culturales y su plena participación en todos los aspectos de sus
vidas», y destacaron «que la democracia, el desarrollo y el respeto de todos los derechos
humanos y las libertades fundamentales son interdependientes y se refuerzan
mutuamente». Los principios democráticos forman parte del entramado normativo de la
Organización. La Nota Orientativa sobre la Democracia emitida por el Secretario General en
2009, en la que se enuncian las normas fundamentales y se establecen los parámetros y las
metas institucionales, ha resultado ser un instrumento útil para armonizar la labor de la
Organización en apoyo del desarrollo democrático.

¿Qué otros organismos y oficinas de la ONU están encargados de proteger los


derechos humanos?

Consejo de Seguridad

El Consejo de Seguridad en ocasiones se enfrenta a graves violaciones de los derechos


humanos que se producen en las zonas en conflicto. La Carta fundacional lo dota de
autoridad para investigar y mediar, enviar una misión, asignar enviados especiales o solicitar
al Secretario General que utilice sus buenos oficios. También puede emitir directivas de alto
el fuego y desplegar observadores militares o fuerzas de mantenimiento de la paz. Si esto
no funciona, puede optar por imponer medidas coercitivas, como sanciones económicas,
embargos de armas, penalizaciones y restricciones, prohibiciones de viajar, ruptura de
relaciones diplomáticas, bloqueos o incluso acciones militares colectivas.

Página 3 de 123
P
Tercera Comisión de la Asamblea General

La Tercera Comisión de la Asamblea General (para los asuntos sociales, humanitarios y


culturales) analiza una variedad de temas, que incluyen cuestiones de derechos humanos.
También trata asuntos relacionados con el avance de las mujeres, la protección de los
niños, cuestiones indígenas, el trato a los refugiados, la promoción de las libertades
fundamentales a través de la eliminación del racismo y la discriminación racial, y el derecho
a la autodeterminación. Además, se ocupa de importantes cuestiones de desarrollo social.

Varios organismos que tratan temas diversos

Diferentes organismos intergubernamentales y mecanismos interdepartamentales ubicados


en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, así como el Secretario General, se
ocupan de diversos temas relacionados con los derechos humanos. La Asamblea General,
así como el Consejo Económico y Social (ECOSOC) y sus órganos subsidiarios, toman
decisiones en materia política y hacen recomendaciones a los Estados Miembros, al sistema
de las Naciones Unidas y a otras partes implicadas. El Foro Permanente para las
Cuestiones Indígenas (UNPFII), es un organismo asesor del Consejo Económico y Social,
con el mandato de examinar las cuestiones indígenas relacionadas con el desarrollo
económico y social, la cultura, la educación, la salud, el medio ambiente y los derechos
humanos. La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos interacciona con los
órganos y mecanismos y les presta asesoramiento y apoyo en la materia. También trabaja
para integrar estos derechos en todas las áreas de trabajo de la Organización, como el
desarrollo, la paz y la seguridad, el mantenimiento de la paz y los asuntos humanitarios. Los
derechos humanos también se abordan en el contexto de las actividades de apoyo a la
consolidación de la paz posteriores a los conflictos y a la construcción de la paz.

Secretario General

El Secretario General designa a los representantes especiales, que trabajan contra las
violaciones graves:

 Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los niños en los
conflictos armados
 Representante Especial del Secretario General sobre la violencia sexual en los
conflictos
 Representante Especial del Secretario General sobre la violencia contra los niños

'Los derechos primero' (‘Human Rights Up Front’) es una iniciativa del Secretario General
para asegurar que el sistema tome medidas efectivas cuanto antes, según lo dispuesto por
las resoluciones de la Carta y de la ONU, para prevenir o responder a violaciones graves de
los derechos humanos a gran escala o del derecho internacional humanitario. Hace hincapié
en una responsabilidad compartida entre los diversos organismos a trabajar juntos para
hacer frente a tales violaciones. También busca lograr esto mediante la realización de
cambios en tres niveles: cultural, operativos y políticos. Estos cambios están transformando
gradualmente la forma en que la ONU entiende sus responsabilidades y las implementa. La
iniciativa se ha puesto en marcha progresivamente desde finales de 2013. A través de

Página 4 de 123
P
diversas presentaciones, cartas y documentos de política, el Secretario General y el
Secretario General Adjunto la han presentado a la Asamblea General y al personal y los
dirigentes del sistema de la ONU.

El 19 de enero de 2018, el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres,


estableció la Comisión Internacional de Investigación contemplada en el Acuerdo de Paz y
Reconciliación en Malí. Nombró a Lena Sundh (Suecia), Vinod Boolell (Mauricio) y Simon
Munzu (Camerún) para servir como Comisionados y seleccionó a la Sra. Sundh como
Presidenta. Establecida a solicitud de las partes signatarias del Acuerdo, la Comisión de
Investigación promoverá la reconciliación nacional y apoyará los esfuerzos de las
autoridades de Malí en la lucha contra la impunidad. Los Comisionados, que prestan
servicios a título personal, investigarán las violaciones graves del derecho internacional
humanitario y de derechos humanos cometidas en Malí desde enero de 2012 y presentarán
un informe al Secretario General el 22 de octubre de 2019.

Operaciones de paz de las Naciones Unidas

Muchas operaciones de mantenimiento de la paz y misiones políticas y de consolidación de


la paz incluyen mandatos dirigidos a reforzar la protección y promoción de los derechos
humanos a través de acciones inmediatas y de largo plazo. Asimismo, empoderan a la
población para que haga valer y reclame sus derechos y propician que el Estado y otras
instituciones nacionales cumplan sus obligaciones en lo relativo a los derechos humanos y
al Estado de derecho. También fomentan que los equipos que velan por los derechos
humanos en el terreno trabajen en estrecha colaboración y coordinación con otros civiles y
cuerpos uniformados de las operaciones de paz, muy especialmente en lo referente a la
protección de los civiles. Asimismo, facilitan que se aborde la violencia sexual en el contexto
de conflictos y las violaciones contra los niños. Además, contribuyen al respeto de los
derechos humanos y del imperio de la ley a través de reformas legales, judiciales, del sector
de seguridad y del sistema penitenciario.

Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer

La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer es el principal órgano


intergubernamental a nivel mundial dedicado a la promoción de la igualdad y el avance de
las mujeres. ONU Mujeres, creada en 2010, actúa a modo de Secretaría de este órgano.

Mantenimiento de la paz

Tras la devastación de la Segunda Guerra Mundial, las Naciones Unidas empezaron su


labor en 1945, con una prioridad: mantener la paz y la seguridad internacionales. Con este
objetivo, la Organización intenta prevenir los conflictos y poner de acuerdo a las partes
implicadas. Lograr la paz exige crear no sólo las condiciones propicias para que esta anide,
sino para que se mantenga. El Consejo de Seguridad es el máximo responsable de la paz y
la seguridad internacionales. La Asamblea General y el Secretario General, junto con otras
oficinas y órganos de la ONU, también desarrollan un papel importante en esta tarea.

Asuntos humanitarios

Uno de los propósitos fundamentales de las Naciones Unidas, como se afirma en su Carta,
es «realizar la cooperación internacional en la solución de problemas internacionales de
carácter económico, social, cultural o humanitario». La primera vez que la ONU participó en

Página 5 de 123
P
una reconstrucción tras un conflicto fue en Europa tras la devastación de la Segunda Guerra
Mundial. Ahora, la comunidad internacional confía a la Organización la coordinación de las
operaciones de socorro frente a los desastres, naturales o provocados por el ser humano,
en las zonas donde la capacidad de las autoridades locales no es suficiente para hacer
frente a la situación.

Un niño recibe una ración de comida en un campamento de desplazados en Rwanda, cerca de Tawila, en Darfur del Norte. Los
programas de nutrición del Programa Mundial de Alimentos ayudan a más de 8000 mujeres y niños que viven en el
campamento.

OCHA y el sistema de la ONU

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA por sus siglas en inglés),
dependiente de la Secretaría de la ONU, es responsable de la coordinación de las
respuestas a emergencias. Realiza esta función a través del Comité Permanente
Interagencial, entre cuyos miembros se encuentran las entidades del sistema de la ONU con
mayor responsabilidad a la hora de proporcionar ayuda de emergencia. Un enfoque
coordinado de todo el sistema en la ayuda de socorro es esencial a la hora de proporcionar
asistencia rápida y eficiente a los necesitados.

El Fondo Central de Respuesta a Emergencias (CERF), gestionado por la OCHA, permite


apoyar la ayuda humanitaria a los afectados por los desastres naturales y los conflictos
armados. El CERF recibe donaciones voluntarias durante todo el año para proporcionar
financiación inmediata a las acciones de respuesta humanitaria en todo el mundo.

¿Qué entidades claves de la ONU prestan ayuda humanitaria?

Hay cuatro entidades de la ONU que desempeñan papeles fundamentales a la hora de


prestar asistencia humanitaria: el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
(PNUD), la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), el Fondo de las Naciones
Unidas para la Infancia (UNICEF) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA). El PNUD es
la agencia responsable de las operaciones de mitigación y prevención de desastres
naturales y de preparación para estos. Cuando se producen emergencias, los coordinadores
residentes del PNUD coordinan los esfuerzos de socorro y rehabilitación a nivel nacional.

Página 6 de 123
P
Ayudar a los refugiados

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) surgió a raíz de
la Segunda Guerra mundial para ayudar a los europeos desplazados por el conflicto. La
agencia dirige y coordina medidas internacionales para proteger a los refugiados y
solucionar sus problemas en todo el mundo. La Asamblea General creó el Organismo de
Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en el
Cercano Oriente (OOPS) para prestar ayuda de emergencia a unos 750.000 refugiados
palestinos que habían perdido sus hogares y sus medios de vida como resultado del
conflicto árabe-israelí de 1948. En la actualidad, unos cinco millones de palestinos reciben
ayuda del OPPS.

Ayudar a los niños

Desde su fundación, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha


trabajado para atender a tantos niños como sea posible y proporcionarles soluciones
efectivas y asequibles con el objetivo de contrarrestar las principales amenazas para su
supervivencia. UNICEF también insta constantemente a los gobiernos y las partes
beligerantes a proteger a los niños de manera efectiva.

Alimentar a los hambrientos

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) presta ayuda a millones de personas víctimas de


los desastres. Es responsable de movilizar alimentos y fondos en las operaciones de
alimentación para refugiados a gran escala gestionadas por ACNUR.

A menudo se recurre a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la


Agricultura (FAO) para ayudar a los agricultores y ganaderos a restablecer la producción
tras inundaciones, epidemias que afecten al ganado y emergencias similares. El Sistema
Mundial de Información y Alerta Temprana de la FAO publica informes mensuales sobre la
situación mundial de la alimentación. Las alertas especiales, dirigidas a los gobiernos y las
organizaciones humanitarias, identifican los países amenazados por la escasez de
alimentos.

Curar a los enfermos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) coordina la respuesta internacional a las


emergencias sanitarias. La OMS es responsable liderar en temas de salud mundial,
programar la agenda de investigación sanitaria, establecer criterios y estándares, articular
políticas fundadas en hechos y proporcionar asistencia técnica a los países, además de
supervisar y asesorar en materia de salud. En el siglo XXI, la salud es una responsabilidad
compartida que requiere un acceso equitativo a los servicios sanitarios básicos y una
defensa colectiva ante los peligros transnacionales.

SEGUNDA SEMANA

DERECHOS HUMANOS
A. DDHH.

Aunque no existe una definición de derechos humanos establecida en los tratados


sobre la materia o que haya sido aprobada por algún organismo internacional, sí existen
elementos esenciales a tener en cuenta para definir lo que son: la dignidad inherente a

Página 7 de 123
P
cada persona humana y las obligaciones que tiene los Estados de respetarlos y
protegerlos.

El artículo 1º de la Constitución Política del Perú señala que “La defensa de la


persona humana y el respeto de su dignidad son el fin supremo de la sociedad y
del Estado”. En el mismo sentido, la Declaración Universal de los Derechos Humanos
indica en su preámbulo que “todos los hombres nacen libres e iguales en dignidad y
derechos”.

En ese sentido “Los Derechos Humanos son un conjunto de prerrogativas y principios,


de aceptación universal, jurídicamente reconocidos y garantizados, que aseguran al ser
humano su dignidad, y que las personas tienen frente al Estado y a sus instituciones
para impedir que este interfiera, limite, y/o viole el ejercicio de sus derechos”1.

Los derechos humanos son reconocidos positivamente por los ordenamientos jurídicos
en los niveles nacional e internacional, conteniendo mecanismos de protección del
individuo frente a la acción del Estado.

La policía es la primera línea de defensa de los derechos humanos. Son los encargados
de hacer cumplir la ley, incluida la de derechos humanos.

La Policía Nacional del Perú, tiene dentro de sus funciones:

Garantizar los derechos de las personas y la protección de sus bienes, privilegiando de


manera especial a la población en riesgo, vulnerabilidad y abandono, incorporando los
enfoques de derechos humanos, género e interculturalidad en sus intervenciones2.

1. Características

Para poder conceptualizar adecuadamente los DDHH. Es necesario que


internalicen sus características:

a. Universalidad. - Nos pertenecen a todos y todas sin importar las


diferencias existentes entre las personas.
b. Inherencia. - Carácter consustancial e indesligable respecto de todo ser
humano. Todo ser humano por el hecho de serlo es titular de derechos
que el Estado no puede arrebatarle arbitrariamente.
c. Límite al ejercicio del poder. - Son una limitación para quienes ejercen
el poder. Nadie puede invadir arbitrariamente la esfera de los derechos
humanos. Se ejerce el poder respetando estos derechos, de allí el
concepto de Estado de Derecho.
d. Indivisibilidad. - La dignidad humana es absoluta y no es divisible. Los
derechos humanos son un conjunto armónico y, como tal, le dan sentido
a la dignidad humana.
e. Imperatividad erga omnes. - El respeto de éstos es universalmente
obligatorio.
f. Irreversibilidad. - Una vez reconocidos quedan integrados al elenco
pre-existente y no pueden ser suprimidos posteriormente.

1
Instituto Interamericano de Derechos Humanos. Módulo Instruccional: derechos humanos, seguridad
ciudadana y funciones policiales. San José, Costa Rica. 2011. Pág. 13)

2
Art.2: Funciones.Inciso5delDecretoLegislativoN°1267“LeydelaPolicíaNacional del Perú”.

Página 8 de 123
P
g. Progresividad. - Conforme vamos adquiriendo mayor conciencia de
nuestra dignidad, ésta se va enriqueciendo, siendo el correlato la
aparición de nuevos derechos humanos.
h. Imprescriptibilidad. - La acción penal o las penas contra las violaciones
graves a los derechos humanos (crimen de genocidio y los crímenes de
lesa humanidad) no prescriben nunca. Por tanto, son perseguibles y
sancionables por los tribunales del Estado sin importar el plazo
transcurrido desde la fecha de comisión del delito.

2. Clasificación

En el estudio de los derechos humanos se han elaborado distintas clasificaciones con


el fin de determinar las características que corresponden a cada grupo. Una de las
clasificaciones los agrupa en “generaciones” de acuerdo al momento de su
reconocimiento.

Civiles y Políticos
(1ra Generación)
Constituyen los primeros derechos que fueron consagrados en los ordenamientos
jurídicos internos e internacionales. Pertenecen a la persona entendida como
individuo, siendo esencialmente de ejercicio personal.
Dentro de estos derechos, tenemos entre otros:

 La vida
 La integridad
 La libertad personal
 La libertad de religión
 La libertad de opinión
 La libertad de expresión
 La libertad de circulación y residencia
 La libertad de reunión y de asociación
 Participación en los asuntos públicos
 Igualdad ante la ley
 El debido proceso, etc.

Económicos, Sociales y Culturales


(2da Generación)
Son aquellos que importan acciones estatales para satisfacer las necesidades de las
personas.
La prestación que el Estado realizará beneficiará y se dirigirá no a uno sino a muchos
sujetos. Son exigibles, en general, en función de las condiciones y posibilidades reales
de cada Estado.
Dentro de estos derechos tenemos:

 El trabajo
 La salud
 La educación
 La sindicalización
 La seguridad social, etc.

Página 9 de 123
P
Derechos de Solidaridad
(3ra Generación)
También conocidos como nuevos derechos humanos, derechos de cooperación,
derechos de solidaridad, derechos de los pueblos. Debido a que los pueblos empiezan
a emerger como titulares de derechos humanos, estos surgen como consecuencia de
la especificidad de las circunstancias históricas actuales y responden ante todo al valor
de la solidaridad.
Se puede considerar dentro de estos derechos:

 La autodeterminación de los pueblos


 El desarrollo
 El medio ambiente sano
 La paz

B. FUNCION POLICIAL Y RESPETO A LOS DERECHOS HUMANOS

En sentido amplio, la función policial es la actividad del Estado que regula y mantiene el
equilibrio entre la existencia individual y el bien común. Por ello, se establecen
restricciones y limitaciones a los derechos y libertades, recurriendo a los niveles de uso
de la fuerza para garantizar la convivencia social en ejercicio de la ley.

 La policía presta auxilio a las personas y a la comunidad

 Las investigaciones policiales buscan llegar a la verdad de los hechos

La Policía Nacional del Perú es una institución del Estado, creada para garantizar el
orden interno, el libre ejercicio de los derechos fundamentales de las personas y el
normal desarrollo de las actividades ciudadanas.

Su finalidad fundamental se encuentra establecida en el artículo 166 de la Constitución


Política del Perú, mientras que sus funciones son detalladas en el Decreto Legislativo
N° 1267, en su reglamento y en otras leyes especiales.

Violaciones de derechos humanos

Se produce una violación de los derechos humanos cuando una acción del Estado
afecta un derecho humano de manera no justificada, es decir si constituye un acto
arbitrario, no legal y desproporcionado. En la función policial, el fin no justifica los
medios.

La característica principal de las violaciones de los derechos humanos es que éstas se


realizan por agentes del Estado o por quienes actúan por orden o con conocimiento de
éste.

Hay una diferencia entre una restricción legítima de derechos humanos y una violación
de derechos humanos. No toda restricción en un derecho humano supone una violación
de dicho derecho.

Así, se puede e incluso se debe, restringir o limitar los derechos humanos en


determinadas circunstancias debido a que la libertad y los derechos de una persona no
son absolutos, sino que terminan donde empieza la libertad y los derechos de otras

Página 10 de 123
P
personas. En ese sentido, los miembros de la Policía Nacional, en determinadas
circunstancias, pueden restringir los derechos humanos, por ejemplo, de los autores de
delitos a fin de proteger a las víctimas3. Esta restricción no debe ir más allá de lo
estrictamente necesario para lograr el resultado buscado y verificando el respeto de
ciertas condiciones.

La posibilidad de limitar o restringir los derechos humanos, está contemplada en varios


de los instrumentos internacionales de derechos humanos como la Convención
Americana sobre Derechos Humanos (Pacto de San José de Costa Rica) que establece
en su artículo 32 que “2. Los derechos de cada persona están limitados por los
derechos de los demás, por la seguridad de todos y por las justas exigencias del bien
común, en una sociedad democrática”.

Así, para garantizar el respeto y protección de los derechos humanos, es importante


que el efectivo policial tenga en cuenta lo siguiente:

En el cumplimiento de las funciones asignadas, la Policía Nacional ejerce el poder


coercitivo del Estado, respetando, promoviendo y garantizando los derechos humanos.

Los integrantes de la Policía Nacional del Perú, tienen la obligación de agotar todos los
medios que estén a su alcance, para impedir toda transgresión de la ley y oponerse
firmemente a ser partícipes de tal violación.

Asimismo, los que tengan motivos para creer que se ha producido o se producirá una
violación informarán a sus superiores y, si fuera necesario, a cualquier otra autoridad u
organismo apropiado que tenga atribuciones de control o correctivas4.

Por otro lado, no se impondrá ninguna sanción penal o disciplinaria contra el efectivo
policial que, en cumplimiento del Código de Conducta y de los Principios Básicos sobre
el empleo de la fuerza y de armas de fuego, se nieguen a ejecutar una orden
manifiestamente ilícita para emplear la fuerza o armas de fuego o denuncien ese
empleo por otros funcionarios5.

Los superiores jerárquicos incurren en responsabilidad cuando conozcan o debiendo


conocer sobre el uso ilícito de la fuerza por el personal policial a sus órdenes, no
adopten las medidas necesarias para impedir o neutralizar dicho uso o no denuncien el
hecho oportunamente6.

Para establecer que el superior jerárquico inmediato debió conocer del uso arbitrario de
la fuerza por el personal policial a sus órdenes, se debe determinar objetivamente que
tuvo información que le permitiera concluir que se estaba preparando o haciendo uso
ilícito de la fuerza o, cuando habiéndose ésta consumado, no haya adoptado las
acciones para comunicar este uso arbitrario a los órganos de investigación penal y
órganos disciplinarios7.

3
La tortura y los tratos o castigos crueles, inhumanos o degradantes están absolutamente prohibidos y no pueden
justificarse bajo ninguna circunstancia.
4
Art.8° del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley.
5
Art.25° de los Principios Básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados
de hacer cumplirla Ley.
6
Art. 11.4 del Decreto Legislativo N° 1186 Regula el uso de la fuerza por parte del personal de la PNP., y Art. 24° de
Los Principios Básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer
cumplirla Ley.
7
Art.15.2 del Decreto Supremo N°012-2016-IN, Reglamento del Decreto Legislativo N° 1186, Decreto Legislativo que
regula el uso de la fuerza por parte del personal de la PNP.

Página 11 de 123
P
Finalmente, el personal de la Policía Nacional del Perú no puede alegar obediencia a
órdenes superiores, cuando dichas órdenes para el uso de la fuerza, y en particular del
arma de fuego, son manifiestamente ilícitas. En caso de haberse ejecutado, también
serán responsables los superiores que dieron dichas órdenes ilícitas8.

Algunas graves violaciones de derechos humanos

Genocidio9
Actos perpetrados con la intención de destruir, total o parcialmente, a un grupo nacional,
étnico, social o religioso, tales como:

1. Matanza de miembros del grupo.


2. Lesión grave a la integridad física o mental a los miembros del grupo.
3. Sometimiento del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su
destrucción física de manera total o parcial.
4. Medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo.
5. Transferencia forzada de niños a otro grupo.

Tortura10
Es el acto perpetrado por el funcionario o servidor público, o por cualquier persona con
el consentimiento o aquiescencia de aquel, mediante infligir dolores o sufrimientos
graves, físicos o mentales, a otra persona o a través de someterla a cualquier método
tendente a menoscabar su personalidad o disminuir su capacidad mental o física.

Discriminación e incitación a la discriminación11


Son los actos de distinción, exclusión, restricción o preferencia que anulan o
menoscaban el reconocimiento, goce o ejercicio de cualquier derecho de una persona o
grupo de personas reconocido en la ley, la Constitución o en los tratados de derechos
humanos de los cuales el Perú es parte, basados en motivos raciales, religiosos,
nacionalidad, edad, sexo, orientación sexual, identidad de género, idioma, identidad
étnica o cultural, opinión, nivel socio económico, condición migratoria, discapacidad,
condición de salud, factor genético, filiación, o cualquier otro motivo.

Desaparición forzada de personas12


Es el acto cometido por el funcionario o servidor público, o cualquier persona con el
consentimiento o aquiescencia de aquel, por el que, de cualquier forma, se priva a otro
de su libertad y se niega el reconocimiento de dicha privación de libertad o el dar
información cierta sobre el destino o el paradero de la víctima.

TERCERA SEMANA
CULTURA DE PAZ

Una cultura de paz es un conjunto de valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos


de vida basados en13:

8
Art.14.1 del DecretoSupremoN°012-2016-IN, Reglamento del Decreto Legislativo N° 1186, Decreto
Legislativo que regula el uso de la fuerza por parte del personal de l.26°de Los Principios Básicos
sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados de hacer cumplirla
Ley.
9
Artículo 319 del Código Penal.
10
Artículo 321 del Código Penal
11
Artículo323del Código Penal
12
Artículo 320 del Código Penal

13
Declaración sobre una Cultura de Paz, aprobada mediante la Resolución A/RES/53/243 por la Asamblea General de la
Organización de las Naciones Unidas.

Página 12 de 123
P
a) El respeto a la vida, el fin de la violencia y la promoción y la práctica de la no violencia
por medio de la educación, el diálogo y la cooperación.
b) El respeto pleno de los principios de soberanía, integridad territorial e independencia
política de los Estados y de no injerencia en los asuntos que son esencialmente
jurisdicción interna de los Estados, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas
y el derecho internacional.
c) El respeto pleno y la promoción de todos los derechos humanos y las libertades
fundamentales.
d) El compromiso con el arreglo pacífico de los conflictos
e) Los esfuerzos para satisfacer las necesidades de desarrollo y protección del medio
ambiente de las generaciones presentes y futuras.
f) El respeto y la promoción del derecho al desarrollo.
g) El respeto y el fomento de la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y
hombres.
h) El respeto y el fomento del derecho de todas las personas a la libertad de expresión,
opinión e información.

El Policía debe concebirse a sí mismo como un constructor y promotor de una Cultura de Paz
en tanto es parte de la comunidad y está al servicio de ésta.

La Cultura de Paz14 se refiere a todos aquellos valores, ideas, actitudes y comportamientos que
contribuyen a construir la PAZ. Una Paz que significa no sólo la erradicación de la violencia
directa, como las agresiones físicas y sicológicas o los conflictos armados, sino también de la
violencia estructural, expresada en las desigualdades sociales e injusticias y de la violencia
cultural que está detrás de todas las violencias pretendiendo justificar la discriminación ó el
odio.

En noviembre de 1999, la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó la “Declaración y


Programa de Acción por una Cultura de Paz de las Naciones Unidas” que nos dice:
“Una cultura de paz es un conjunto de valores, ideas, actitudes y comportamientos que reflejan
el respeto a la vida, a la dignidad del ser humano y a la naturaleza, y que ponen en primer
plano los derechos humanos, la igualdad entre hombres y mujeres, el rechazo a la violencia en
todas sus formas y la adhesión a la democracia y a los principios de libertad, justicia, respeto,
solidaridad y tolerancia”.

Promoviendo una Cultura de paz

Una Cultura de Paz fortalece la cohesión social, la erradicación de la violencia y la formación


del capital social que sustentan la Democracia, la Seguridad y el Desarrollo que nos permiten
avanzar hacia la Paz.

Responsables de promover una Cultura de Paz

La promoción de una Cultura de Paz es responsabilidad de toda persona, pues la paz debe
preocuparnos a todos. Sin embargo, como lo señala la Declaración y Programa de las
Naciones Unidas sobre una Cultura de Paz, corresponde en especial a los Estados y gobiernos
de todos los países trabajar por una cultura de paz. Se señala así:

 Los gobiernos tienen una función primordial en la promoción y el fortalecimiento de una


cultura de paz
 La Sociedad Civil ha de comprometerse plenamente en el desarrollo total de una cultura de
paz.

14
Ministerio de la mujer y poblaciones vulnerables

Página 13 de 123
P
 El papel informativo y educativo de los medios de difusión contribuye a promover una
cultura de paz.

Promover una cultura de paz

 La cultura de paz contribuye a promover el desarrollo integral y sostenible.


 La cultura de paz fortalece la cohesión social y la democracia.
 La cultura de paz fortalece la seguridad humana y la erradicación de la violencia.

Agentes claves para la construcción de cultura de paz:

 Las familias
 La sociedad civil
 Las instituciones religiosas:
 Las empresas
 El Estado en sus tres niveles, nacional, regional y local

La cultura de paz implica:

 El respeto a la vida, el fin de la violencia y la promoción y la práctica de la no violencia por


medio de la educación, el diálogo y la cooperación.
 El respeto y el fomento de la igualdad de derechos y oportunidades de mujeres y
hombres
 El compromiso con el arreglo pacífico de los conflictos
 El respeto pleno y la promoción de todos los derechos humanos y las libertades
fundamentales.
 El respeto y el fomento del derecho de todas las personas a la libertad de expresión,
opinión e información.
 Vivir con libertad, justicia, democracia, tolerancia, solidaridad, cooperación, pluralismo,
diversidad cultural, diálogo y entendimiento a todos los niveles de la sociedad y entre
las naciones; y animados por un entorno nacional e internacional que favorezca a la
paz.

Término de Cultura de paz

El término “Cultura de Paz” fue empleado en la declaración del Congreso de Yamoussouko y


fue aportada por el sacerdote Peruano Felipe Mac Gregor, quien conducía en el Perú la
Comisión Nacional Permanente de Educación para la Paz, adscrita al Ministerio de Educación

El Padre Mac Gregor había encabezado el equipo que previamente había publicado en Perú
en el año de 1986, un libro ilustrado de educación para la paz llamado “Cultura de Paz” con
descripciones completas de conflicto, violencia y paz.

El libro “Cultura de Paz” contiene en sus elementos centrales, sobre todo al referirse como
bases para la paz, el desarrollo moral de las personas, la solución no violenta de los conflictos
y el fin de la violencia estructural y cultural.

¿Qué es la paz?

La paz es respeto, fraternidad, igualdad, tolerancia, justicia y el pleno cumplimiento de los


Derechos Humanos. La Paz existe cuando se dan las condiciones necesarias (trabajo
adecuado, acceso a los servicios de salud, protección social, educación, etc.) para que las
personas se puedan desarrollar plenamente, vivir plenamente y con equidad.
La pobreza y la desigualdad son un impedimento para la Paz.

Página 14 de 123
P
En la sociedad la paz se traduce en el respeto de los derechos de todos por igual y la
responsabilidad de buscar el bien común.

La paz en la comunidad es respetar al vecino y a todas las personas, ser tolerante para poder
vivir todos en armonía, resolviendo los conflictos de manera pacífica y sin violencia.

La paz en la familia significa una convivencia saludable con respeto entre sus integrantes,
afecto entre sus miembros, el establecimiento de un ambiente de cuidado, protección y
practicando el diálogo y la comprensión.

La paz en la familia, es la base para la paz en la sociedad.

Día Internacional de la Paz

En el año 2001 y mediante Resolución 55/282, la Asamblea General de las Naciones Unidas
estableció el 21 de setiembre como el “Día Internacional de la Paz”, haciendo un llamamiento
para que ese día se celebre y se observe como un día de cese fuego y de la violencia en el
mundo, haciendo un llamado para que todos los países realicen actividades educativas y de
sensibilización de la opinión pública sobre la importancia de la paz.

Porque es importante conmemorar el Día Internacional de la Paz

PORQUE TODAS Y TODOS TENEMOS DERECHOS A VIVIR EN UN AMBIENTE


AGRADABLE.

 La Paz es la presencia de condiciones para el desarrollo de las potencialidades de las


personas con respeto, solidaridad y justicia
 La paz es prevenir las diversas formas de violencia y maltrato, promoviendo corrientes de
opinión a favor del compromiso de todas y todos con la paz.
 La Paz es fortalecer los valores de la convivencia social, el respeto a las leyes y a los
derechos humanos; la Paz es la práctica de la democracia y la justicia.
 La Dirección de Desplazados y Cultura de Paz, unidad orgánica de la Dirección de
Población, Desarrollo y Voluntariado ha venido organizando desde el año 2005 una serie
de actividades tendientes a

A través del trabajo concertado con:

a. Los Gobiernos Regionales, se han emitido 18 ordenanzas regionales que institucionalizan


el Día Internacional de la Paz, crean Consejos Regionales de Diálogo y Concertación para
la Promoción de una Cultura de Paz, Declaran de necesidad pública la Promoción de la
Cultura de Paz y el Manejo Constructivo de los conflictos, entre otros

b. Las Municipalidades Provinciales y distritales se han emitido 11 ordenanzas municipales


que institucionalizan el Día Internacional de la Paz, creando oficinas que promuevan la
Cultura de Paz

CUARTA SEMANA

MARCO NORMATIVO DEL DERECHO INTERNACIONAL DE LOS DERECHOS HUMANOS

Página 15 de 123
P
A. FUENTES PRINCIPALES

1. Tratados o convenios internacionales. Son acuerdos internacionales celebrados por


escrito y regidos por el derecho internacional.
2. La costumbre internacional o derecho internacional consuetudinario. Es prueba de una
práctica general constante en las relaciones entre Estados, la cual se acepta como
derecho.
3. Otras fuentes de derecho, tales como los principios de derecho, la jurisprudencia
internacional, la doctrina y las denominadas normas de softlaw.15

B. PRINCIPALES INSTRUMENTOS INTERNACIONALES DE LOS DERECHOS HUMANOS.

Sistema Universal
Generales
Carta de las Naciones Unidas
Declaración Universal de los Derechos Humanos
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos
Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales
Primer Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

Especializados

 Convención para la Prevención y Sanción del Delito de Genocidio


 Convención internacional para la protección de todas las personas contra las
desapariciones forzadas
 Convención sobre el Estatuto de Refugiados o Convención de Ginebra y Protocolo sobre
el Estatuto de Refugiados
 Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación
Racial Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la
Mujer Convención sobre los Derechos del Niño Convención contra la Tortura y otros
Tratos o Penas Crueles, Inhumanas o Degradantes
 Protocolo Facultativo de la Convención de derechos de las personas con discapacidad
 Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles,
inhumanos o degradantes
 Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los trabajadores
migratorios y de sus familiares
 Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las
desapariciones forzadas
 Código de Conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley
 Las Reglas mínimas de Naciones Unidas para el tratamiento de reclusos (las reglas
mínimas de Nelson Mandela) Principios Básicos para el tratamiento de los reclusos
 Directrices de las Naciones Unidas para la prevención de la delincuencia juvenil
 Declaración sobre la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas
Declaración sobre los principios fundamentales de justicia para las víctimas de delitos y
del abuso de poder
 Principios Básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego

Sistema Interamericano

15
Son instrumentos internacionales que no obstante no ser vinculantes tienen relevancia jurídica. Incluyen
declaraciones, reglas mínimas, principios básicos, recomendaciones, o códigos de conducta que independientemente
de su valor jurídico producen ciertos efectos que repercuten de diferentes formas en la formación, desarrollo,
interpretación, aplicación y cumplimiento del derecho internacional, tanto en el ámbito interno de los Estados como en
el propio seno del derecho internacional.

Página 16 de 123
P
 Carta de la Organización de los Estados Americanos
 Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre
 Convención Americana sobre Derechos Humanos
 Protocolo Adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en materia de
Derechos Económicos, Sociales y Culturales

Especializados

 Convención Interamericana sobre desaparición forzada de personas


 Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la
mujer
 Convención Interamericana para prevenir y sancionar la tortura

C. MECANISMOS DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL DE DERECHOS HUMANOS

Sistema Universal de Protección de Derechos Humanos

Con la finalidad de supervisar el accionar de los Estados miembros, la Organización de las


Naciones Unidas cuenta con un Sistema Universal de Derechos Humanos que tiene dos
mecanismos de protección:

Mecanismos convencionales

A través de comités creados en virtud de los propios tratados, a los que también se les
conoce como “órganos de vigilancia de los tratados”, que supervisan periódicamente el
cumplimiento de las obligaciones asumidas por los Estados al momento de adherirse a
estos instrumentos internacionales.

La función principal de los Comités es supervisar la aplicación de los respectivos tratados


examinando los informes que presentan los Estados en cumplimiento de lo dispuesto en los
tratados. Asimismo, tiene entre sus funciones:

 Recibir, examinar y adoptar Observaciones Finales sobre los informes de los Estados
 Adoptar Observaciones Generales
 Examinar las comunicaciones individuales
 Examinar las denuncias entre Estados
 Realizar investigaciones

Son nueve los tratados más importantes que cuentan con un Comité establecido. De los
nueve, hay tres que aceptan denuncias de particulares sobre la violación de derechos
humanos por los Estados Partes (el Comité de Derechos Humanos, el Comité contra la
Tortura y el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial).

Los Comités suelen tener competencia para viabilizar los mecanismos de protección
internacional de los derechos consagrados en el texto de su respectivo tratado. Entre estos
mecanismos, se encuentran:

a. Los mecanismos de carácter no contencioso (informes, periódicos, investigaciones de


oficio a Estados en caso de violaciones masivas y sistemáticas); y

b. Los mecanismos de carácter contencioso (quejas individuales y quejas interestatales

Tratado Comité(Organo de vigilancia)

Página 17 de 123
P
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos Políticos

Pacto Internacional de Derechos Económicos, Pacto Internacional de Derechos Económicos,


Sociales y Culturales Sociales y Culturales
Convención Internacional para la Eliminación de Convención Internacional para la Eliminación de
todas las formas de Discriminación Racial todas las formas de Discriminación Racial

Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Convención contra la Tortura y Otros Tratos o
Penas Crueles Inhumanos o Degradantes Penas Crueles Inhumanos o Degradantes

Convención sobre los Derechos del Niño Convención sobre los Derechos del Niño

Convención Internacional sobre la protección de Convención Internacional sobre la protección de


los Derechos de todos los Trabajadores los Derechos de todos los Trabajadores
Migratorios y de sus Familiares Migratorios y de sus Familiares

Convención sobre los Derechos de las Convención sobre los Derechos de las
Personas con Discapacidad Personas con Discapacidad

Convención sobre la Eliminación de todas las Convención sobre la Eliminación de todas las
formas de Discriminación contra la Mujer formas de Discriminación contra la Mujer

Convención Internacional para la protección de Convención Internacional para la protección de


todas las Personas contra las Desapariciones todas las Personas contra las Desapariciones
Forzadas Forzadas

# Recibe denuncias individuales.


Mecanismos extra convencionales

Los mecanismos extra convencionales de protección de los derechos humanos, se


desarrolla simultáneamente con los mecanismos convencionales.

Resolución N° 1235
Documento que permite que la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas
pueda examinar ciertas violaciones graves de derechos humanos, siendo de
procedimiento público.

Resolución N° 1503
Documento con características similares a la anterior, diferenciándose por su carácter
privado.

Investigaciones y procedimientos públicos especiales


Confiado a grupos de trabajo compuestos por expertos que actúan a título personal o
bien a particulares independientes denominados ponentes, representantes o expertos
independientes especiales. Tienen la finalidad de examinar y supervisar la situación de
los derechos humanos en países o territorios específicos o fenómenos importantes de
violación de derechos humanos en el nivel mundial. No tienen carácter confidencial.

Visitas in loco
Son mecanismos de visita por parte de los órganos de investigación cuando se producen
invitaciones de los

Estados con respecto a la existencia de denuncias de violaciones de derechos humanos


que son objetos de estudio.

Página 18 de 123
P
Acciones urgentes
Ante una inminente comisión de una grave violación de los derechos humanos se solicita
al Estado infractor aclaraciones al respecto y se formula un llamamiento a fin de que se
adopten las medidas necesarias para garantizar el derecho de las víctimas.

Examen Periódico Universal (EPU)


Es un mecanismo del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas mediante el
cual éste vigila regularmente el cumplimiento por cada uno de los 193 Estados miembros
de la ONU de sus obligaciones y compromisos en materia de derechos humanos. El EPU
es un proceso de revisión interestatal destinado a mejorar la situación de los derechos
humanos sobre el terreno.

Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos16

El Sistema Interamericano de Derechos Humanos (SIDH) es un sistema regional de


promoción y protección de los derechos humanos que ha sido creado por los Estados
Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA), sobre la base de una
serie de instrumentos internacionales que consagran estos derechos y definen las
obligaciones de los Estados para su respeto y garantía.

El sistema interamericano cuenta con dos órganos destinados a velar por el cumplimiento
de las obligaciones de los Estados: la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y
la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

El principal tratado de derechos humanos en el ámbito del Sistema Interamericano,


aunque no el único, es la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Comisión Interamericana de Derechos Humanos

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos es un órgano principal y autónomo


de la OEA creado en 1959, cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la
Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión está integrada por siete
miembros/as independientes, expertos/as en derechos humanos, que no representan a
ningún país y son elegidos/as por la Asamblea General de la OEA. Tiene su sede en
Washington D.C., Estados Unidos.

La función de la Comisión es promover la observancia y la defensa de los derechos


humanos en las Américas. La Comisión ejerce esta función a través de la realización de
visitas a los países, actividades o iniciativas temáticas, la preparación de informes sobre
la situación de derechos humanos en un país o sobre una temática particular, la adopción
de medidas cautelares o solicitud de medidas provisionales a la Corte Interamericana, y
el procesamiento y análisis de peticiones individuales con el objetivo de determinar la
responsabilidad internacional de los Estados por violaciones a los derechos humanos y
emitir las recomendaciones que considere necesarias.

Corte Interamericana de Derechos Humanos


La Corte Interamericana de Derechos Humanos, instalada en 1979, es un órgano judicial
autónomo de la OEA, cuyo mandato surge de la Convención Americana sobre Derechos
Humanos.
La Corte IDH tiene su sede en la ciudad de San José, Costa Rica y está compuesta
por siete jueces/zas elegido/as a título personal, provenientes de los Estados miembros
de la OEA.
16
Tomado de: http://observatorioderechoshumanos.minjus.gob.pe/ jmla25/index.php /sistemas- deproteccion-de-
derechos-humanos2

Página 19 de 123
P
La Corte IDH tiene como objetivo interpretar y aplicar la Convención Americana y otros
tratados interamericanos de derechos humanos que le otorguen dicha competencia, en
particular, a través de la emisión de sentencias sobre casos y opiniones consultivas.

Los órganos del SIDH (Comisión y Corte Interamericanas de Derechos Humanos) no


tienen competencia para atribuir responsabilidad individual, es decir, no pueden
determinar si una persona es o no culpable de la violación de un derecho humano.
Estos órganos solamente pueden analizar y determinar la responsabilidad internacional
de un Estado miembro de la OEA.

Cualquier persona o grupo de personas pueden presentar una petición para denunciar
una presunta violación a los derechos humanos en contra del Estado peruano.

De hecho, se trata de un derecho que se encuentra reconocido por el artículo 205 de la


Constitución de 1993, que establece: “Agotada la jurisdicción interna, quien se considere
lesionado en los derechos que la Constitución reconoce puede recurrir a los tribunales u
organismos internacionales constituidos según tratados o convenios de los que el Perú es
parte”.

QUINTA SEMANA

LABOR POLICIAL EN LA SOCIEDAD

La labor policial es cumplida por la Policía Nacional. En ese sentido, la actividad que
realizan sus miembros se denomina servicio policial, que consiste en la labor policial de
servir a la sociedad y proteger a los ciudadanos.

La labor de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley constituye un servicio


social de gran importancia. En consecuencia, es preciso mantener y, siempre que sea
necesario, mejorar las condiciones de trabajo y la situación de estos funcionarios.

La amenaza a la vida y la seguridad de los funcionarios encargados de hacer cumplir la


ley debe considerarse como una amenaza a la estabilidad de toda la sociedad (Asamblea
General de la ONU, 7 de setiembre de 1990).

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley desempeñan un papel fundamental


en la protección del derecho a la vida, la libertad y la seguridad de las personas.
(Principios Básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los
Funcionarios Encargados de hacer Cumplir la Ley).

A. LABOR POLICIAL Y DEMOCRACIA

Para que las personas puedan disfrutar de sus derechos, establecidos


constitucionalmente, la Policía debe mantener el orden social, además de garantizar el
libre ejercicio de éstos.

La actuación de la policía garantiza el respeto de las personas.

Página 20 de 123
P
La democracia se vincula al Estado de Derecho y a la promoción y protección de los
derechos humanos, ya que estos garantizan su pleno desarrollo, cumpliendo la policía
un papel fundamental en esta labor. Por ello, su preparación, competencia y actuación
deberán reflejarse en una actitud de respeto a las personas y a sus derechos
fundamentales.

B. DERECHOS FUNDAMENTALES Y LABOR POLICIAL

Para que la Policía Nacional del Perú cumpla sus funciones se le ha conferido
determinadas facultades, siendo las más importantes, entre otras, el arresto, la
detención y el uso de la fuerza.
Las acciones que ejecuten los policías en el desarrollo de su función deberán
subordinarse y adecuarse al respeto de los derechos humanos para garantizar la
legalidad y legitimidad de sus actuaciones, alcanzando la finalidad del servicio policial.

Las intervenciones policiales deben ser legales y en defensa de la persona,


sociedad y el Estado

C. GARANTÍAS CONSTITUCIONALES Y LABOR POLICIAL

La Constitución establece las garantías para que los derechos fundamentales sean
respetados. Esta tutela se ejercita a través de los procesos constitucionales a los que
todo ciudadano puede recurrir. En estos se determinan e imponen las consecuencias
jurídicas derivadas de las acciones u omisiones que atenten contra los derechos
constitucionales. Las Garantías Constitucionales están establecidas en los artículos
200,202 (inc.3) de la Constitución Política del Perú

La extralimitación en las acciones realizadas por los miembros de la Policía Nacional


durante el servicio policial, o su omisión, además de cuestionar la labor policial puede
traer como consecuencia la vulneración de algún derecho fundamental de la persona.
Por lo tanto, existe la posibilidad de iniciar un proceso constitucional (hábeas corpus ,
amparo, habeas data, de cumplimiento, inconstitucionalidad, acción popular y los
conflictos de competencia). Articulo 2 del Código Procesal Constitucional - Ley Nro.
28237- Modificada en sus artículos 3, 10, 15, 51 y 53 por la Ley Nro. 28946. Tienen
por finalidad proteger los derechos Constitucionales o disponer el cumplimiento de un
mandato legal o de un acto administrativo. Son fines esenciales de los Procesos
Constitucionales garantizar la primacía de la Constitución y la vigencia efectiva de los
derechos constitucionales.

D. LABOR POLICIAL EN LOS REGÍMENES DE EXCEPCIÓN

La Constitución Política del Perú en su artículo 137 contempla dos situaciones de


Régimen de Excepción. El Presidente de la República, con acuerdo del Consejo de
Ministros, puede decretar por plazo determinado en todo el territorio nacional o en
parte de él y dando cuenta al Congreso o a la Comisión Permanente los estados de
excepción siguientes:

1. Estado de emergencia

Página 21 de 123
P
Las intervenciones policiales deben ser legales y en defensa de la persona,
sociedad y el Estado.
En caso de perturbación de la paz o del orden interno, de catástrofe o de graves
circunstancias que afecten la vida de la Nación. Puede restringirse o suspenderse
el ejercicio de los derechos constitucionales relativos a la libertad y a la seguridad
personales, la inviolabilidad del domicilio y la libertad de reunión y de tránsito en el
territorio. En ninguna circunstancia se puede desterrar a nadie.
El plazo del estado de emergencia no excede de sesenta (60) días, el mismo que
debe ser motivado y declarado mediante Decreto Supremo. Su prórroga requiere un
nuevo decreto. En estado de emergencia las Fuerzas Armadas asumen el control
del orden interno si así lo dispone el Presidente de la República.

2. Estado de sitio

En caso de invasión, guerra exterior, guerra civil o peligro inminente de que se


produzcan, con mención de los derechos fundamentales cuyo ejercicio no se
restringe o suspende. El plazo correspondiente no excede de cuarenta y cinco (45)
días. Al decretarse el estado de sitio, el Congreso se reúne de pleno derecho. La
prórroga requiere aprobación del Congreso.
Asimismo, es necesario indicar que a pesar que la Constitución Política del Perú
establece que el estado de emergencia restringe o suspende el ejercicio del
derecho fundamental relativo a la libertad y a la seguridad personales entre otros,
se tiene que tener en cuenta que la Cuarta Disposición Final y Transitoria de la
misma establece que las normas relativas a los derechos y libertades que la
Constitución reconoce se interpretan de conformidad con la Declaración Universal
de Derechos Humanos y con los tratados y acuerdos internacionales sobre las
mismas materias ratificados por el Perú.
Es necesario advertir que no se podrán invocar ninguna de estas circunstancias
excepcionales para justificar el quebrantamiento de los principios básicos sobre el
empleo de la fuerza y armas de fuego desarrollados en este manual17.

De igual forma, la Convención Americana sobre Derechos Humanos dispone en su


artículo 27° una cláusula de salvaguardia, la cual establece que los Estados Parte
en las disposiciones que adopten en caso de guerra, de peligro público o de otra
emergencia (en el caso peruano estas disposiciones están contenidas en los
regímenes de excepción) no deberán suspender, entre otros, el principio de
legalidad y el derecho a la integridad personal; debiendo interpretarse que ambos
aspectos no están incluidos en la suspensión o restricción a la libertad y a la
seguridad personales. Por lo que, en ningún caso podrá invocarse circunstancias
excepcionales tales como estado de guerra, inestabilidad política interna o cualquier
otra emergencia pública como justificación de la tortura18.

La suspensión de los derechos constitucionales tendrá vigencia y alcance


únicamente en los ámbitos geográficos especificados en el decreto que declara el
régimen de excepción (ref. Art. 23° Código Procesal Constitucional).

Otro aspecto importante que se establece en el Código Procesal Constitucional es


que los procesos constitucionales no se suspenden durante la vigencia de los
regímenes de excepción ( artículo 23 )

17
Art.8°de Los Principios Básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados
de hacer cumplirla Ley y Art.5° del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley .

18
Art.5° del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley

Página 22 de 123
P
SEXTA SEMANA
VÍCTIMAS Y GRUPOS VULNERABLES

Los miembros de la Policía Nacional del Perú ,en su formación profesional y práctica
diaria, centran su atención y recursos prioritariamente en labores preventivas,
disuasivas y de represión de la actividad criminal .Por ello, también es necesario que
se desarrollen directivas adecuadas para garantizar la atención de quienes han visto
vulnerados sus derechos.

Asi mismo, existen grupos sociales que por sus características ven limitado el ejercicio
pleno de sus derechos. Por lo cual es necesario también fortalecer la actuación
policial en este aspecto, orientando la protección de estos grupos para evitar así las
violaciones de sus derechos.

Los miembros de la Policía Nacional en su primer contacto con las víctimas de delitos,
deberán velar que estas reciban la asistencia y cuidados apropiados. Este contacto
inicial puede describirse como l a etapa de" primeros auxilios" de la situación de la
víctima. En la práctica de la aplicación de la ley suelen primar esencialmente los
progresos y resultados de los procesos de investigación.

Es importante que los efectivos policiales den máxima prioridad a la protección física y
psicológica de la víctima. El delito cometido es irreversible ,pero la asistencia oportuna
a las víctimas contribuye decisivamente a limitar las consecuencias negativas
ocasionados por el ilícito cometido.

A. VICTIMAS

1. Víctimas del delito


Personas que, individual o colectivamente han , lesiones físicas omentales,
sufrimiento emocional, pérdida financiera o menoscabo sustancial de sus
derechos fundamentales como consecuencia de acciones u omisiones que
vulneren la legislación penal vigente en los Estados Miembros de la ONU, incluida
la que proscribe el abuso de poder19.

2. Víctimas del abuso de poder

Las personas que, individual o colectivamente ,hayan sufrido daños, inclusive


lesiones físicas o mentales, sufrimiento emocional, pérdida financiera o menoscabo
sustancial de sus derechos fundamentales, como consecuencia de acciones u
omisiones que no lleguen a constituir violaciones del derecho penal nacional, pero
afectan normas internacionales reconocidas y relativas a los derechos humanos.

19
Declaración sobre los principios fundamentales de justicia para las víctimas de delitos y del abuso de poder
(Resolución 40/34 de la Asamblea General ONU).

Página 23 de 123
P
Considerando la calidad del perpetrador solamente constituye abuso de poder
cuando la infracción es cometida por un funcionario del Estado en el ejercicio de
sus funciones.

3. Víctimas y su trato por la Policía Nacional

Todas las personas, particularmente las víctimas de delitos y del abuso de poder,
deben recibir atención de la Policía Nacional del Perú teniendo en consideración lo
siguiente:

a. Las víctimas tienen derecho a ser tratadas con respeto y consideración por su
dignidad.
b. Las víctimas tienen derecho a beneficiarse de los mecanismos de la justicia y
a obtener una pronta reparación en caso correspondiese.
c. Las víctimas deben ser informadas de la marcha de las actuaciones y de la
decisión de sus causas. Especialmente, cuando se trate de delitos graves y se
haya solicitado esa información.
d. Las víctimas pueden necesitar asistencia para proteger su intimidad y para
garantizar su seguridad y la de sus familiares contra la intimidación y las
represalias.
e. Las víctimas deben recibir la asistencia material, médica, psicológica y social
que sea necesaria.
f. La Policía depende de la cooperación de la víctima en el aporte de
informaciones que le permita esclarecer la comisión de un delito. En
consecuencia, su relación con la víctima es muy importante.

B. GRUPOS EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD “ancianos”

La expresión “grupos en situación de vulnerabilidad” suele utilizarse para designar a


aquellos grupos de personas o sectores de la población que, por razones relacionadas
a su edad, género, estado físico o mental, o por circunstancias sociales, económicas,
étnicas y/o culturales; y por acción u omisión de los organismos del Estado; se ven
privados del pleno goce y ejercicio de sus derechos fundamentales y de la atención y
satisfacción de sus necesidades específicas.

1. Menores de edad
Las niñas, niños y adolescentes 20 (NNA) por su situación de desarrollo y
dependencia tienen derechos adicionales a las de cualquier otra persona. Por
ello, se ha establecido una especial protección a sus derechos que se encuentra
desarrollada principalmente en la Convención sobre los Derechos del Niño de
Naciones Unidas y, a nivel nacional, en la Constitución Política del Estado y el
Código de los Niños y Adolescentes.
En toda intervención policial, se debe garantizar una atención especializada y
prioritaria sobre esta población, estén en calidad de víctimas o de infractores a la
ley penal. Para ello debe tenerse en cuenta las siguientes premisas básicas:
a. Aplicación del interés superior de la niña, niño o adolescente (Ley 30466).
En todas las medidas que los afecten directa o indirectamente se debe
valorar y aplicar que es lo que más les favorece para garantizar la
protección y ejercicio de sus derechos.

20
Según el Código de los Niños y Adolescentes se considera niño a todo ser humano desde su concepción hasta
cumplir los doce años de edad, y adolescente a quienes tienen desde los doce hasta cumplir los dieciocho años
de edad.

Página 24 de 123
P
b. Reserva, confidencialidad y derecho a la privacidad. Está prohibida la difusión
de la imagen y/o identidad de los NNA cuando se encuentren involucrados
como víctimas, autores, partícipes o testigos de una infracción, falta o delito.
c. Participación y Autodeterminación Progresiva. Toda NNA tiene derecho a ser
informado del motivo de su intervención y del proceso a seguir, tomándose en
cuenta su opinión en función a su edad, grado de madurez y su interés
superior.

Es preciso que los miembros de la Policía Nacional del Perú en todas sus
dependencias permanezcan atentos y adopten las medidas requeridas para
proteger a esta población contra cualquier acción que ponga en riesgo o vulnere
sus derechos fundamentales, coordinando con las instituciones públicas o
privadas que contribuyan a este objetivo como el Ministerio de la Mujer y
Poblaciones Vulnerables, la Fiscalía de Familia, el Poder Judicial, la Defensorías
del Niño y del Adolescente, entre otros.

La Constitución Política señala en el artículo 4º que la comunidad y el Estado


protegen especialmente al niño , al adolescente, a la madre y al anciano en
situación de abandono El Código del Niño y el Adolescente reconoce sus derechos
y establece los mecanismos para su protección. Asimismo, otros instrumentos
internacionales protegen los derechos del menor como la Convención sobre los
Derechos del Niño.

Es también especialmente relevante considerar el interés superior del niño que


es un derecho, un principio y una norma de procedimiento que otorga al niño el
derecho a que se considere de manera primordial su interés superior en todas las
medidas que afecten directa o indirectamente a los niños y adolescentes,
garantizando sus derechos humanos 21.

2. Mujeres en situación de vulnerabilidad


La existencia de condiciones sociales de desigualdad y violencia colocan a algunas
mujeres en una situación de vulnerabilidad que amerita se les brinde una especial
protección. Esa condición se ve agravada cuando confluyen factores que
profundizan la desigualdad o violencia contra las mujeres, como la edad (niñas o
mujeres adultas mayores), el origen étnico, la discapacidad, entre otros.

Tomando en cuenta las desigualdades estructurales que afectan principalmente a las


mujeres, la Ley Nº 30364 (Ley para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra
las mujeres y los integrantes del grupo familiar) reconoce su condición de sujetos de
protección de la Ley “durante todo su ciclo de vida: niña, adolescente, joven, adulta y
adulta mayor”.

La violencia es uno de los factores que mayor vulnerabilidad produce. Así, el


feminicidio, la violación sexual, el maltrato físico o psicológico, la trata de
personas, el acoso sexual en espacios públicos son expresiones de violencia
donde el mayor porcentaje de víctimas son mujeres adultas, niñas y
adolescentes. Frente a ello, la atención del personal policial debe orientarse a:

21
Art. 2 de la Ley Nº 30466 que establece parámetros y garantías procesales para la consideración primordial del
interés superior del niño

Página 25 de 123
P
 No revictimizar a las víctimas de violencia. Ello implica brindar un trato
respetuoso de sus derechos y de su dignidad, sin emitir opiniones sobre su
aspecto o conducta que la hagan que se sienta víctima de la experiencia vivida
y a la vez culpable de ella.
 Atender diligentemente las denuncias por violencia, realizando una efectiva
coordinación con las autoridades competentes para brindar protección a las
víctimas.

Los aspectos relacionados al arresto, registro y detención de la mujer están


considerados en el capítulo sobre detención.

3. Personas adultas mayores


La Ley Nº30490, Ley de la persona adulta mayor, establece que se considera como
tales, a las personas que tienen 60 años de edad a más.
La referida norma, reconoce la protección social de las personas adultas
mayores (PAM) en situación de riesgo, cuando éstas se encuentran en:
 Pobreza o pobreza extrema
 Dependencia o fragilidad, o sufra trastorno físico o deterioro cognitivo que la
incapacite o que haga que ponga en riesgo a otras personas.
 Víctimas de cualquier tipo de violencia.

Frente a ello, el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables dicta medidas de


protección temporal a favor de las PAM, coordinando con la PNP, el Ministerio
Público, el Ministerio de Salud, el Poder Judicial, entre otros.
La policía deberá tratar a estas personas con especial cuidado en función a su
edad.

4. Personas con discapacidad


Las personas con alguna clase de discapacidad 22 deben gozar de sus derechos
sin discriminación de ningún tipo. Los miembros de la Policía Nacional deben
tratar a estas personas con dignidad y promover en la sociedad el respeto de sus
derechos humanos.
La Ley General de la Persona con Discapacidad, Ley Nº 29973, establece el
régimen legal de protección, atención a la seguridad social y prevención para que
estas personas alcancen su desarrollo e integración social, económica y cultural
conforme a lo previsto en el artículo 7º de la Constitución Política del Estado.
La Policía Nacional deberá adecuar progresivamente sus instalaciones a fin de
que las personas con discapacidad tengan fácil acceso a sus áreas y ambientes
con señalizaciones y corredores de circulación apropiados para que puedan
ejercer sus derechos de acceso a los servicios que brinda la PNP.

5. Comunidades nativas, campesinas y étnicas23


El Perú es un País multicultural y pluriétnico. Los pueblos indígenas son
potencialmente más indefensos social, política, económica y jurídicamente.
22
A persona con discapacidad es aquella que tiene una o más deficiencias físicas, sensoriales, mentales o
intelectuales de carácter permanente que, al interactuar con diversas barreras actitudinales y del entorno, no
ejerza o pueda verse impedida en el ejercicio de sus derechos y su inclusión plena y efectiva en la sociedad en
igualdad de condiciones que las demás.

23
Ver el Convenio Nº169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Página 26 de 123
P
La Constitución Política del Perú establece que las comunidades campesinas y las
nativas tienen existencia legal y son personas jurídicas. Son autónomas en su
organización, en el trabajo comunal y en el uso y la libre disposición de sus tierras,
así como en lo económico y administrativo, dentro del marco que la ley establece.
La propiedad de sus tierras es imprescriptible, salvo en el caso de abandono. El
Estado debe promover el respeto de la identidad cultural de las comunidades
campesinas y nativas.

Para promover los derechos de las poblaciones indígenas en el mundo, la


Organización de las Naciones Unidas ha aprobado además del Convenio sobre
pueblos indígenas y tribales (Convenio 169), la Declaración sobre los Derechos de
las Poblaciones Indígenas; y la Organización de Estados Americanos la
Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas.

En nuestro país, las comunidades nativas y campesinas constituyen grupos de


familias que, por razones de ubicación geográfica, vínculos familiares o culturales
radican mayoritariamente en la sierra y selva peruanas. La configuración geográfica
de los terrenos que ocupan y su difícil acceso los convierte en círculos cerrados a la
influencia cultural externa, manteniendo tradiciones y valores propios.

La Policía Nacional, por su condición de institución tutelar del Estado y por su


presencia física en todos los lugares de la patria, tiene acceso y contacto con
poblaciones indígenas y comunidades campesinas. Su función principal en relación
con estas consiste en respetar sus derechos individuales y colectivos. Asimismo,
deberá reconocer y proteger sus valores y costumbres sociales, culturales,
religiosas y espirituales debiendo actuar con un enfoque de interculturalidad,
promoviendo la prestación de un servicio policial bilingüe, en la lengua oficial y en la
lengua predominante en la zona, y/o asegurando el derecho de las personas a ser
interrogadas en su lengua.

Es importante señalar que, si bien las comunidades nativas y campesinas tienen la


autoridad para ejercer su propio sistema de justicia comunal, ésta facultad tiene
como límite la vulneración de los derechos humanos, particularmente el derecho a
la vida y la integridad personal, por lo que no puede permitirse la tortura o los tratos
crueles, inhumanos o degradantes como forma de sanción.

6. Personas lesbianas, gays, bisexuales, trans e intersex (LGBTI)24


Son personas que, debido a los prejuicios, estereotipos y estigmas sobre su
orientación sexual o identidad de género, suelen ser discriminadas en diversos
ámbitos de nuestra sociedad, como el laboral, político, cultural y hasta el
familiar.
Esta situación las y los convierte en un grupo vulnerable y proclive a sufrir
agresiones y ataques contra su vida e integridad, discriminación, insultos,
exclusión y negación de derechos, no solo de parte de las autoridades o
terceras personas sino incluso de su propia familia y entorno.
La policía además de tratar a estas personas con el mismo respeto que se brinda a
cualquier otro ciudadano, deberá tener siempre presente lo siguiente:

 Evitar todo acto discriminatorio, cruel, humillante o degradante, de carácter


sexual o no, que constituya un agravio a la dignidad o intimidad de la persona25.
24 26
Para más detalle, consultar Informe Defensorial Nº175 Derechos Humanos de las personas Lesbianas, Gay,
Transexuales, Bisexuales e Intereses (LGTBI)
2527
Por ejemplo: No se respeta la identidad de género de las personas si se le llama a una mujer
transgenerizada por su nombre masculino o se le increpa su manera de vestir o comportarse.

Página 27 de 123
P
 Garantizar y respetar el derecho al libre disfrute del espacio público que
comprende el ingreso y permanencia a lugares públicos o el derecho a reunirse
pacíficamente.
 Garantizar y reconocer el derecho a la libre expresión, asociación y reunión.
 Prestar auxilio inmediatamente cuando son víctimas de agresiones, así como
también registrar adecuada y oportunamente sus denuncias

7. Personas que viven con VIH/SIDA y otras enfermedades infecto


contagiosas
La Organización de las Naciones Unidas mantiene la prioridad de que las personas
con VIH/SIDA cuenten con el pleno respeto a sus derechos humanos.
Especialmente, lo relativo al acceso equitativo a servicios de salud, maternidad y
planificación familiar. La discriminación a los individuos con VIH/SIDA es un
problema que también deteriora la prevención del VIH y pone en peligro a la
comunidad.
La Policía deberá brindar una atención especial a su salud, principalmente cuando
son detenidos en locales policiales, o en el traslado para diligencias. Asimismo, no
se debe hacer mención a la situación de salud de la persona, salvo en los casos
previstos por ley.
En ese sentido, las pruebas de VIH u otras enfermedades son voluntarias y sus
resultados confidenciales, estando absolutamente prohibido que sea requerida en
los exámenes médico legales.

8. Personas trabajadoras sexuales


La legislación peruana no criminaliza el ejercicio de la prostitución como medio de
subsistencia elegido libremente por las personas. Por el contrario, sí sanciona a
aquellas personas que favorecen o promueven la prostitución, porque ello implica
un aprovechamiento económico o sexual, mediante la explotación de la persona
que ejerce la prostitución 26.
Las personas que ejercen la prostitución, por lo general, se encuentran expuestas
a la estigmatización social por la actividad que realizan, al vincularlas con la
delincuencia, las drogas, etc. Esto las coloca en una especial situación de
vulnerabilidad de sufrir tratos humillantes, degradantes y discriminatorios que
vulneran sus derechos, como por ejemplo los maltratos verbales, el abuso sexual,
la extorsión, la violencia física, etc.
La intervención del personal policial, debe ceñirse a respetar los derechos
fundamentales de las y los trabajadores sexuales, estando prohibido su
persecución y arresto por ejercer dicha labor, diferenciándolas de las y los
explotadores y demás personas que obtienen ventajas ilícitas de esta actividad.
Cuando tengan la condición de víctimas se debe garantizar la recepción y atención
adecuada de sus denuncias respecto de los delitos cometidos en su contra,
garantizando el derecho a la igualdad en el acceso a la justicia y evitando la
revictimización.

9. Desplazados internos
Son las personas o un grupo de personas que se ven forzadas u obligadas a
abandonar su hogar o lugar de residencia habitual, como resultado o para evitar los
efectos de un conflicto armado, situaciones de violencia generalizada, violaciones

2628
Algunos delitos tipificados en el Código Penal que se relacionan a situaciones de explotación sexual:
Explotación sexual (art. 153-B), favorecimiento a la prostitución (art. 179), usuario cliente (art. 179-A), rufianismo
(art. 180), proxenetismo (art. 181)).

Página 28 de 123
P
de los derechos humanos y agentes imprevistos, desastres naturales o provocados
por el ser humano y que no ha dado lugar al cruce de una frontera estatal
internacionalmente reconocida27.

A la Policía Nacional del Perú le corresponde apoyar las acciones estatales


integrales orientadas a promover la superación de los factores de riesgo de
afectación de los derechos y su restitución en casos de vulneración por causa del
desplazamiento, con el pleno respeto a la dignidad, identidad y cultura de las
personas, familias y comunidades afectadas por el desplazamiento.

SÉPTIMA SEMANA

DEL MANUAL DE DERECHOS HUMANOS APLICADOS A LA FUNCION


POLICIAL( Aprobado por Resolución Ministerial Nro.952- 2018- IN 13 de Agosto del
2018 )

CONDUCTA ÉTICA EN LA APLICACIÓN DE LA LEY

La función de la policía tiene como principal objetivo el servicio a la comunidad y la


protección a las personas. En este contexto, es imprescindible una actitud ética:
honesta, solidaria, proactiva, comprometida, justa y respetuosa. Actuar en este marco
facilita y legitima el cumplimiento de la misión, fortaleciendo la relación entre el
personal policial y el ciudadano.

Es necesario que la Policía Nacional del Perú, en su condición de órgano encargado


de velar por el cumplimiento de la ley, desarrolle actitudes y conductas personales
en sus integrantes que favorezcan un trabajo colectivo y así un eficiente desempeño
de su función.

Por el contrario, no actuar éticamente genera desprestigio institucional, falta de


credibilidad y legitimidad, desconfianza, temor y, en consecuencia, el alejamiento
institucional de la comunidad.

Una conducta ética revalora a las y los policías, elevando su autoestima y


confianza, lo cual le permite proyectar a su familia, compañeros de trabajo y a la
comunidad en general su calidad personal y profesional.

Las bases de la conducta policial ética son el respeto de la dignidad humana y de


la ley y, a través de estos, el respeto de los derechos humanos 28.

2729
Artículo 4º del Reglamento de la Ley Nº 28223 (Ley sobre los Desplazamientos Internos) aprobado
mediante el Decreto Supremo Nº 004-2005-MIMDES).

28
30 Principios Básicos para el Uso de la fuerza y armas de fuego (Art. 1º) y Código de conducta para
funcionarios encargados de hacer cumplir (Art.2º).

Página 29 de 123
P
A. NECESIDAD DE UNA CONDUCTA ÉTICA EN LA FUNCIÓN POLICIAL

Se ha planteado equivocadamente que una institución policial, para ser eficiente y


eficaz en el desarrollo de sus actividades debe basarse solamente en una sólida
educación y contar con los recursos necesarios. Sin embargo, la experiencia y
realidad han demostrado que la ética constituye la base fundamental de esta labor,
pues la sola presencia de los dos factores antes aludidos no garantiza por sí mismos
el cabal cumplimiento de la función policial.
En efecto, la conducta ética asegura que la función policial se lleve a cabo
utilizando correcta y razonablemente los poderes y las facultades que la ley les
confiere: Sin discriminación, con justicia y sin atentar contra la dignidad de las
personas. En síntesis, respetando los derechos humanos 29.
Más aún, es justamente ese parámetro ético de actuación lo que distingue a los que
hacen cumplir la ley de los que la incumplen. Si los policías recurrieran a prácticas
contrarias a la ley o que sobrepasen los poderes y las facultades legales, no habría
distinción entre ambos. Las consecuencias sobre la seguridad y protección públicas
podrían ser devastadoras.

1. Ética personal

Son los valores y las convicciones morales de una persona. Es la ética personal
de cada policía que fija, en primer lugar, la línea de conducta que seguirá en su
condición de persona, ciudadano y servidor público. La experiencia, educación y
formación pueden influir positiva o negativamente en la ética personal.

2. Ética grupal
La ética de grupo es el conjunto de convicciones sobre lo que está bien o mal
para un grupo de personas. El personal policial trabaja frecuentemente en
circunstancias difíciles e incluso peligrosas. Dado que en gran medida unos
dependen de otros en esas situaciones, es natural que se cree una estructura de
grupo con normas y valores particulares, en los que todos se apoyan. Esto
puede ser un gran elemento moral y de gran soporte para una actividad correcta
y sacrificada.

Sin embargo, cuando esa regla de comportamiento se desvirtúa; y en lugar de


protegerse mutuamente se “cubren” unos a otros, y se adquieren costumbres
incompatibles con el servicio policial como el “mantener en silencio” ante los
actos de corrupción, las violaciones de derechos humanos y otros hechos
negativos; entonces el cuerpo policial se deslegitima ante la sociedad.

3. Ética profesional
La ética profesional es el conjunto de deberes profesionales que orientan la
actuación del personal policial en los diferentes ámbitos en los que se ejerce la
función policial.

Los principios y valores inspiran la ética profesional han sido desarrollados en


normas nacionales e internacionales, principalmente, en el Código de Ética de la
Policía Nacional del Perú y en el Código de conducta para funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley, aprobado por las Naciones Unidas.
En el ejercicio de la función policial, es necesario que se examinen siempre las
cuestiones éticas relacionadas con el uso de la fuerza y armas de fuego30.
2931
Art. 2º del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley.

3032
Art. 1º Principios básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley.

Página 30 de 123
P
B. INVESTIGACIÓN POLICIAL

Teniendo como fundamento doctrinario el empleo del método general de la


investigación policial, cuando se realiza una investigación por un hecho delictivo se
ejecuta una serie de procedimientos policiales, que el personal responsable debe
desarrollar respetando la Constitución y demás normas nacionales e
internacionales.

La investigación policial debe realizarse de modo ético, especialmente en el


acopio de los elementos de prueba, en el desarrollo de las pericias y en el
examen de los implicados. Debe evitarse todo sesgo de género o criterios
subjetivos que afecten o entorpezcan el fin perseguido.

En toda investigación policial, las personas detenidas o en libertad deben ser


consideradas inocentes mientras no se haya declarado judicialmente su
responsabilidad.

El derecho al honor y a la buena reputación, a la intimidad personal y familiar está


protegido constitucionalmente y tienen una evidente repercusión para la
investigación policial, especialmente, en los procedimientos de registros de
personas, domicilios o vehículos.

Asimismo, la interceptación de correspondencia, mensajes telefónicos u otras


comunicaciones debe ser lícita. La información que se obtenga debe estar
necesariamente relacionada con los fines de la investigación policial. La
protección de la intimidad se encuentra en el artículo 4º del Código de conducta
para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

Es necesario precisar que la falta de capacidad técnica, disponibilidad de recursos


u otras carencias no justifican las violaciones de derechos humanos.

C. EL INTERROGATORIO

Es una técnica utilizada por la Policía Nacional para obtener información de una o
más personas en base a preguntas planeadas y hábilmente planteadas que
conduzcan al esclarecimiento de un hecho delictuoso en el contexto de una
investigación policial.

El interrogatorio exige conocimientos técnicos particulares que son tratados en


otros textos policiales, pero para los fines de este manual es importante
considerar que toda persona interrogada tiene derecho a no ser obligada ni
compelida a declarar o reconocer culpabilidad contra sí mismo. Por lo tanto, no se
puede ejercer ningún tipo de presión, sea esta física o mental, con el fin de
obtener una confesión o información. Se debe tener en cuenta que el objetivo de
un interrogatorio es obtener información de manera lícita que permita esclarecer o
llegar a la verdad sobre un hecho delictivo y no necesariamente encontrar un
culpable.

El personal policial debe usar técnicas de entrevistas que sean compatibles con los
derechos de la persona sometida a interrogatorio, prohibiéndose preguntas
asociadas a cuestionar, burlarse o condenar el aspecto físico, forma de vida,
conducta, etc.

Página 31 de 123
P
D. EL CONTROL DE IDENTIDAD

Consiste en el requerimiento de identificación personal realizado por el personal


policial en la vía pública o en cualquier otro lugar donde se realice la solicitud,
cuando resulte necesario para prevenir un delito u obtener información útil para
averiguación de un hecho punible. Para tal efecto el personal policial podrá realizar
las comprobaciones pertinentes.31 El intervenido tiene derecho a exigir al Policía le
proporcione su identidad y la dependencia a la que está asignado.32

La identificación se realizará en el lugar en que la persona se encontrare, por medio


del correspondiente documento de identidad. Se deberá proporcionar al intervenido
las facilidades necesarias para encontrarlo y exhibirlo.

Si existiere fundado motivo que el intervenido pueda estar vinculado a la comisión


de un hecho delictuoso, la Policía podrá registrarle sus vestimentas; equipaje o
vehículo.
En caso no sea posible la exhibición del documento de identidad, se conducirá al
intervenido a la Dependencia Policial más cercana para exclusivos fines de
identificación.

Se podrá tomar las huellas digitales del intervenido y constatar si registra alguna
requisitoria. Este procedimiento, contado desde el momento de la intervención
policial, no puede exceder de cuatro horas, luego de las cuales se le permitirá
retirarse.
La Policía deberá llevar, para estos casos, un Libro-Registro en el que se harán
constar las diligencias de identificación realizadas en las personas, así como los
motivos y duración de las mismas.

E. LA PRIVACIÓN DE LA LIBERTAD

La libertad es un derecho humano, la detención es una excepción a este. Por lo


cual el Estado dentro de su actividad punitiva puede privar de la libertad a una
persona en el marco de las consideraciones establecidas en la ley.

La Constitución Política determina que sólo las autoridades policiales pueden ejercer
la potestad de detener bajo los preceptos de delito flagrante o mandato escrito y
motivado de juez competente. De igual forma, la ley de la Policía Nacional del Perú
establece la facultad de sus integrantes para asumir esta responsabilidad a nombre
del Estado.

1. Arresto
Acto de autoridad que permite aprehender a una persona con fines de
identificación, retención, procedimiento administrativo e incluso por la supuesta
comisión de un delito, pudiendo recurrir de manera compulsiva a ejercer control
sobre ésta empleando los medios de policía. Este acto policial debe estar
basado en motivos legales y realizarse de manera profesional, competente y
eficaz, sin afectar otros derechos fundamentales33.

3133
Este procedimiento se fundamenta en la Constitución Política del Perú art. 02 inc. 24 literal b, y art. 166, en
el Código Procesal Penal art. 205 y en el Dec. Leg 1267 Ley de la Policía Nacional del Perú art. 3 numeral 02.
3234
Jurisprudencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Caso de las Masacres de Ituango vs.
Colombia, Capítulo IX, Párrafo 131.
3335
Art. 3.b del Decreto Supremo Nº 012-2016, Reglamento del Decreto Legislativo Nº 1186, Decreto
Legislativo que regula el uso de la fuerza por parte del personal de la Policía Nacional del Perú.

Página 32 de 123
P
En ningún caso faculta a la privación indebida de la libertad ni menos al
sometimiento a tortura ni a tratos inhumanos, crueles o degradantes al
intervenido.
Particularmente se debe tener en cuenta:

a. Arresto a persona sospechosa (presunto infractor de la ley)


Debemos entender como persona sospechosa a aquella cuya conducta o
circunstancias hacen presumibles que ha cometido o va a cometer un
acto ilícito, en donde su identidad está por comprobarse o por
determinarse su participación en el ilícito.

b. Arresto a mujeres
Debe ser efectuado, en lo posible, con participación de personal policial
femenino. En el caso del registro personal y de prendas, éste debe ser
efectuado por una mujer con la finalidad de evitar vulnerar sus derechos.

c. Arresto a menores de edad


Los menores de edad deberán ser separados de los adultos durante las
intervenciones, de preferencia y en directa relación a su edad y conducta,
debiendo estar al cuidado de personal especialmente asignado para esta
labor.

2. Detención policial
En sentido amplio, es toda forma de privación de la libertad referida al libre
tránsito o movimiento de una persona. Es un acto excepcional que está regulado
por la ley.

La privación de la libertad se encuentra regulada en el artículo 2º, inciso 24,


literal f de la Constitución Política:
“Nadie puede ser detenido sino por mandamiento escrito y motivado del juez o
por las autoridades policiales en caso de flagrante delito. La detención no durará
más del tiempo estrictamente necesario para la realización de las
investigaciones y, en todo caso, el detenido debe ser puesto a disposición del
juzgado correspondiente, dentro del plazo máximo de cuarenta y ocho horas o
en el término de la distancia” 34

En sentido estricto la detención policial es la privación excepcional de la libertad


como competencia funcional de la Policía Nacional, que únicamente es
justificada tras la comisión de un delito flagrante o por mandato judicial escrito y
motivado.
Tiene como objetivos más comunes los siguientes:

 Impedir que la persona cometa o siga cometiendo un acto ilegal.


 Permitir la realización de investigaciones en relación con un acto delictivo, en
el cual se haya sorprendido en flagrancia.
 Llevar a una persona ante la autoridad competente para que ésta desarrolle el
proceso jurisdiccional.

a. Presupuestos:

— Mandato escrito y motivado de juez competente

3436
Art. 2 inciso 24 literal f de la CPP, modificado por la Ley 30558 promulgada el 8 de mayo del 2017.

Página 33 de 123
P
Se exige mandato escrito (resolución judicial: auto o sentencia) para que
quede constancia. Además, para que el interesado pueda ser informado
de este documento en el momento de ser arrestado. Mandamiento
motivado porque la libertad no puede ser conculcada sin motivo (artículo
139º, inciso 5 de la Constitución).

— Flagrante delito37

Existe flagrancia cuando:

(1) El agente es descubierto en la realización del hecho punible.

(2) El agente acaba de cometer el hecho punible y es descubierto.

(3) El agente ha huido y ha sido identificado durante o inmediatamente


después de la perpetración del hecho punible, sea por el agraviado o
por otra persona que haya presenciado el hecho, o por medio
audiovisual, dispositivos o equipos con cuya tecnología se haya
registrado su imagen y es encontrado dentro de las veinticuatro (24)
horas de producido el hecho punible.

(4) El agente es encontrado dentro de las veinticuatro (24) horas


después de la perpetración del delito con efectos o instrumentos
procedentes de aquel o que hubieren sido empleados para cometerlo
o con señales en sí mismo o en su vestido que indiquen su probable
autoría o participación en el hecho delictuoso.

La regla general es que solo el Juez puede ordenar la detención de una


persona, la excepción es que las autoridades policiales pueden detener
únicamente en el caso de flagrante delito.

Es importante señalar que el Código Procesal Penal también menciona


que toda persona podrá proceder al arresto en estado de flagrancia
delictiva (arresto ciudadano). En tal caso el ciudadano debe entregar
inmediatamente al arrestado y las cosas que constituyan el cuerpo del
delito a la dependencia policial más cercana o al policía que se halle por
inmediaciones del lugar. En ningún caso el arresto autoriza a encerrar o
mantener privada de su libertad en un lugar público o privado hasta su
entrega a la autoridad policial 38.art.260 CPP-arresto ciudadano

El personal policial tiene la obligación de redactar un acta donde se haga


constar la entrega del presunto infractor a la ley, debiendo consignar la
integridad física, la fecha y hora de aprehensión, la hora en que inicia la
diligencia, la identificación de la persona o personas que procedieron al
arresto ciudadano, la identificación de los agraviados, los elementos que
constituyan el cuerpo del delito y las demás circunstancias de la
intervención.

Cuando se trata de una persona que ha sido intervenida en flagrancia


delictiva es necesario que el policía haga una valoración de la situación que
está apreciando, a través de la incautación o decomiso de objetos producto
del ilícito penal, armas, la presencia de sangre en la ropa, heridas, etc. Lo
cual requiere una actuación cuidadosa en la conservación de la prueba,
recolección de la información proporcionada por los testigos y en la
elaboración del acta o informe.

Página 34 de 123
P
b. Derechos del detenido

 Solicitar la identificación del miembro policial al ser detenido.


 Ser anotado en el registro de detenidos en forma inmediata.
 Que sus pertenencias sean registradas y devueltas en la misma forma.
 Ser informado por escrito sobre la causa o el motivo de su detención.
 Comunicarse con algún familiar o amistad.
 Entrevistarse inmediatamente a la detención con un representante del
Ministerio Público o Consulado.
 A un abogado de su elección o a solicitar la presencia de un defensor o
defensora pública,
 A la prohibición de medios violentos en las declaraciones.
 Al reconocimiento médico.
 A la no autoinculpación.
 A la presunción de inocencia.
 A expresarse en su propio idioma y de ser necesario a un traductor.
 A ser puesto a disposición de la autoridad en el término de ley.
 A recibir abrigo y alimentación.
 A no ser incomunicado, salvo casos previsto por ley.

3. Consideraciones especiales

El arresto y la custodia de las personas detenidas policialmente son un aspecto


importante de la labor policial. A pesar de que el trato de los detenidos se
encuentra regulado, tanto con arreglo al derecho internacional como a las leyes
de nuestro país, aisladamente se cometen arbitrariedades y abusos, muchas
veces por desconocimiento, omisión y en otras intencionalmente.

El trato humano y digno a la persona detenida es una obligación de todo policía


y no requiere de complejos conocimientos de técnicas policiales. Exige respetar
la dignidad inherente a la persona humana y el cumplimiento de ciertas normas
básicas de conducta. No obstante, es indispensable que la capacitación en este
campo esté basada en sólidos conceptos teóricos y en las mejores prácticas
actuales, éticas y morales que conduzcan a la profesionalización policial 39. Art.2
del Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley..

El personal policial en su relación con las personas bajo su custodia o detenidos


no emplearán la fuerza salvo cuando sea estrictamente necesaria para mantener
la seguridad y el orden en los establecimientos o cuando corra grave peligro la
integridad física de las personas. No emplearán armas de fuego, salvo en
defensa propia o en defensa de terceros “cuando la vida de una persona es
puesta en riesgo real, inminente y actual por quien se está fugando” 35. En
consecuencia, no se podrá utilizar armas de fuego con el único propósito de
impedir la fuga de una persona sometida a custodia o detención 41. Arts. 15 y 16
de los Principios básicos sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por
los Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley.

3542
Art. 8.3.D. del Decreto Legislativo Nº 1186, Decreto Legislativo que regula el uso de la fuerza por parte del
personal de la Policía Nacional del Perú.

Página 35 de 123
P
Existen pautas a tener en consideración por el personal de la Policía Nacional
cuando tenga que cumplir con su facultad de detención y aunque estas son de
carácter general, en los casos siguientes se debe tener en cuenta:

a. Mujeres detenidas

La condición especial de la mujer está reconocida y protegida en dos tipos de


disposiciones: unas que exigen que las detenidas estén separadas de los
hombres y otras relativas a la no discriminación. Es importante asignar la
custodia y el registro personal de mujeres detenidas a personal femenino
(Convención sobre los Derechos Políticos de la Mujer y la Declaración sobre la
Eliminación de la Discriminación contra la Mujer y la Convención sobre la
Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer).

b. Menores de edad detenidos

Cada vez que un adolescente sea detenido se notificará inmediatamente a sus


padres o tutor; las circunstancias y el lugar de detención serán comunicados al
término de la distancia al Fiscal y Juez competentes. Todo menor privado de su
libertad deberá ser tratado con humanidad y con el respeto que merece la
dignidad inherente a su condición de persona humana, de manera que se tenga
en cuenta las necesidades propias de las personas de su edad, para ello
deberá estar obligatoriamente separado de los adultos y tendrá derecho a
mantener contacto con su familia.

La prescripción taxativa contenida en el Código de los Niños y Adolescentes


dice:

“El niño y el adolescente tienen derecho a la libertad. Ningún niño o


adolescente será detenido o privado de su libertad. Se excluyen los casos
de detención por mandato judicial o de flagrante infracción a la ley penal”.

Asimismo, el Decreto Legislativo Nº 1348 en su artículo I del Título Preliminar


señala que el adolescente entre catorce (14) y menos de dieciocho (18) años
de edad es sujeto de derechos y obligaciones, responde por la comisión de
una infracción en virtud de una responsabilidad penal especial,
considerándose para ello su edad y características personales.

Todos los hechos en que participen menores de edad son confidenciales. En


todo momento debe respetarse el derecho a la imagen e identidad del niño o
del adolescente42.

OCTAVA SEMANA

1er Examen parcial

NOVENA SEMANA

Página 36 de 123
P
II UNIDAD

LOS INSTRUMENTOS UNIVERSALES DE LOS DERECHOS HUMANOS

1. CONFERENCIA MUNDIAL DE DERECHOS HUMANOS Y ASAMBLEA DEL MILENIO


 Declaración del milenio
 Declaración y Programa de Acción de Viena

CONFERENCIA MUNDIAL DE DERECHOS HUMANOS Viena, 14 a 25 de junio de 1993

DECLARACION Y PROGRAMA DE ACCION DE VIENA

Nota de la Secretaría

Adjunto al presente documento figuran la Declaración y el Programa de Acción de Viena


aprobados por la Conferencia Mundial de Derechos Humanos el 25 de junio de 1993.

DECLARACION Y PROGRAMA DE ACCION DE VIENA

La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, Considerando que la promoción y protección


de los derechos humanos es una cuestión prioritaria para la comunidad internacional y que la
Conferencia constituye una oportunidad única de efectuar un análisis exhaustivo del sistema
internacional de derechos humanos y de los mecanismos de protección de los derechos
humanos, a fin de potenciar y promover una observancia más cabal de esos derechos, en
forma justa y equilibrada,

Reconociendo y afirmando que todos los derechos humanos tienen su origen en la dignidad y
el valor de la persona humana, y que ésta es el sujeto central de los derechos humanos y las
libertades fundamentales, por lo que debe ser el principal beneficiario de esos derechos y
libertades y debe participar activamente en su realización,

Reafirmando su adhesión a los propósitos y principios enunciados en la Carta de las Naciones


Unidas y en la Declaración Universal de Derechos Humanos,

Reafirmando el compromiso asumido en el Artículo 56 de la Carta de las Naciones Unidas de


tomar medidas conjunta o separadamente, insistiendo particularmente en el desarrollo de una
cooperación internacional eficaz para la realización de los propósitos consignados en el Artículo
55, incluidos el respeto universal y la observancia de los derechos humanos y las libertades
fundamentales de todos,

Subrayando la responsabilidad de todos los Estados, de conformidad con la Carta de las


Naciones Unidas, de fomentar y propiciar el respeto de los derechos humanos y las libertades
fundamentales de todos, sin hacer distinción alguna por motivos de raza, sexo, idioma o
religión,

Recordando el Preámbulo de la Carta de las Naciones Unidas, en particular la determinación


de reafirmar la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor de la
persona humana y en la igualdad de derechos de hombres y mujeres y de las naciones
grandes y pequeñas,

Recordando además la determinación expresada en el Preámbulo de la Carta de las Naciones


Unidas de preservar a las generaciones venideras del flagelo de la guerra, crear condiciones
bajo las cuales puedan mantenerse la justicia y el respeto de las obligaciones emanadas de los
tratados y otras fuentes del derecho internacional, promover el progreso social y elevar el nivel
de vida dentro de un concepto más amplio de la libertad, practicar la tolerancia y convivir en
paz como buenos vecinos y emplear un mecanismo internacional para promover el progreso
económico y social de todos los pueblos,

Destacando que la Declaración Universal de Derechos Humanos, que constituye una meta
común para todos los pueblos y todas las naciones, es fuente de inspiración y ha sido la base
en que se han fundado las Naciones Unidas para fijar las normas contenidas en los

Página 37 de 123
P
instrumentos internacionales A/CONF.157/23 página 3 de derechos humanos, en particular el
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales,

Considerando los cambios fundamentales que se han producido en el escenario internacional y


la aspiración de todos los pueblos a un orden internacional basado en los principios
consagrados en la Carta de las Naciones Unidas, en particular la promoción y el fomento de los
derechos humanos y las libertades fundamentales de todos y el respeto del principio de la
igualdad de derechos y de la libre determinación de los pueblos, en condiciones de paz,
democracia, justicia, igualdad, imperio de la ley, pluralismo, desarrollo, niveles de vida más
elevados y solidaridad,

Profundamente preocupada por las diversas formas de discriminación y violencia a que siguen
expuestas las mujeres en todo el mundo,

Reconociendo que las actividades de las Naciones Unidas en la esfera de los derechos
humanos se deben racionalizar y mejorar para reforzar el mecanismo de las Naciones Unidas
en esta esfera y propiciar los objetivos de respeto universal y observancia de las normas
internacionales de derechos humanos,

Teniendo en cuenta las Declaraciones aprobadas en las tres reuniones regionales celebradas
en Túnez, San José y Bangkok y las contribuciones de los gobiernos, y teniendo presentes las
sugerencias formuladas por las organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales,
así como los estudios preparados por expertos independientes durante el proceso preparatorio
de la Conferencia Mundial de Derechos Humanos,

Acogiendo con beneplácito la celebración en 1993 del Año Internacional de las Poblaciones
Indígenas del Mundo como reafirmación del compromiso de la comunidad internacional de
velar por el disfrute de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales de esas
poblaciones y de respetar el valor y la diversidad de sus culturas e identidades,

Reconociendo asimismo que la comunidad internacional debe concebir los medios de eliminar
los obstáculos existentes y de resolver los problemas que impiden la plena realización de todos
los derechos humanos y hacen que se sigan violando los derechos humanos en todo el mundo,

Imbuida del espíritu de nuestro tiempo y de la realidad actual que exigen que todos los pueblos
del mundo y todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas emprendan con renovado
impulso la tarea global de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades
fundamentales para garantizar el disfrute pleno y universal de esos derechos,

Resuelta a seguir el camino trazado por la comunidad internacional para lograr grandes
progresos en materia de derechos humanos mediante renovados y sostenidos esfuerzos en pro
de la cooperación y la solidaridad internacionales,

Aprueba solemnemente la Declaración y el Programa de Acción de Viena.

Declaración y el Programa de Acción de Viena.

1. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma el solemne compromiso de todos


los Estados de cumplir sus obligaciones de promover el respeto universal, así como la
observancia y protección de todos los derechos humanos y de las libertades fundamentales de
todos de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, otros instrumentos relativos a los
derechos humanos y el derecho internacional. El carácter universal de esos derechos y
libertades no admite dudas. En este contexto, el fortalecimiento de la cooperación internacional
en la esfera de los derechos humanos es esencial para la plena realización de los propósitos
de las Naciones Unidas. Los derechos humanos y las libertades fundamentales son patrimonio
innato de todos los seres humanos; su promoción y protección es responsabilidad primordial de
los gobiernos.

Página 38 de 123
P
2. Todos los pueblos tienen el derecho de libre determinación. En virtud de este derecho,
determinan libremente su condición política y persiguen libremente su desarrollo económico,
social y cultural. Habida cuenta de la situación particular de los pueblos sometidos a
dominación colonial o a otras formas de dominación u ocupación extranjeras, la Conferencia
Mundial de Derechos Humanos reconoce el derecho de los pueblos a adoptar cualquier medida
legítima, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, encaminada a realizar su
derecho inalienable a la libre determinación. La Conferencia considera que la denegación del
derecho a la libre determinación constituye una violación de los derechos humanos y subraya la
importancia de la realización efectiva de este derecho. Con arreglo a la Declaración sobre los
principios de derecho internacional referentes a las relaciones de amistad y a la cooperación
entre los Estados de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, nada de lo anterior se
entenderá en el sentido de que autoriza o fomenta acción alguna encaminada a quebrantar o
menoscabar, total o parcialmente, la integridad territorial o la unidad política de Estados
soberanos e independientes que se conduzcan de conformidad con el principio de la igualdad
de derechos y de la libre determinación de los pueblos y estén, por tanto, dotados de un
gobierno que represente a la totalidad del pueblo perteneciente al territorio, sin distinción
alguna.

3. Se deben adoptar medidas internacionales eficaces para garantizar y vigilar la aplicación de


las normas de derechos humanos respecto de los pueblos sometidos a ocupación extranjera, y
se debe suministrar una protección jurídica eficaz contra la violación de sus derechos humanos,
de conformidad con las normas de derechos humanos del derecho internacional, en particular
el Convenio de Ginebra relativo a la protección de las personas civiles en tiempo de guerra, de
12 de agosto de 1949, y otras normas aplicables del derecho humanitario.

4. La promoción y protección de todos los derechos humanos y libertades fundamentales


deben ser consideradas como un objetivo prioritario de las Naciones Unidas, de conformidad
con sus propósitos y principios, en particular el propósito de la cooperación internacional. En el
marco de esos propósitos y principios, la promoción y protección de todos los derechos
humanos es una preocupación legítima de la comunidad internacional. Los órganos y
organismos especializados relacionados con los derechos humanos deben, por consiguiente,
reforzar la coordinación de sus actividades tomando como base la aplicación consecuente y
objetiva de los instrumentos internacionales de derechos humanos.

5. Todos los derechos humanos son universales, indivisibles e interdependientes y están


relacionados entre sí. La comunidad internacional debe tratar los derechos humanos en forma
global y de manera justa y equitativa, en pie de igualdad y dándoles a todos el mismo peso.
Debe tenerse en cuenta la importancia de las particularidades nacionales y regionales, así
como de los diversos patrimonios históricos, culturales y religiosos, pero los Estados tienen el
deber, sean cuales fueren sus sistemas políticos, económicos y culturales, de promover y
proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

6. Los esfuerzos del sistema de las Naciones Unidas por lograr el respeto universal y la
observancia de los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos contribuyen a la
estabilidad y el bienestar necesarios para que haya relaciones de paz y amistad entre las
naciones y para que mejoren las condiciones para la paz y la seguridad, así como para el
desarrollo económico y social, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

7. Los procesos de promoción y protección de los derechos humanos deben desarrollarse de


conformidad con los Propósitos y Principios de la Carta de las Naciones Unidas y con el
derecho internacional.

8. La democracia, el desarrollo y el respeto de los derechos humanos y de las libertades


fundamentales son conceptos interdependientes que se refuerzan mutuamente. La democracia

Página 39 de 123
P
se basa en la voluntad del pueblo, libremente expresada, para determinar su propio régimen
político, económico, social y cultural, y en su plena participación en todos los aspectos de la
vida. En este contexto, la promoción y protección de los derechos humanos y de las libertades
fundamentales en los planos nacional e internacional deben ser universales y llevarse a cabo
de modo incondicional. La comunidad internacional debe apoyar el fortalecimiento y la
promoción de la democracia, el desarrollo y el respeto de los derechos humanos y de las
libertades fundamentales en el mundo entero.

9. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reitera que la comunidad internacional debe


apoyar a los países menos adelantados que han optado por el proceso de democratización y
reforma económica, muchos de los cuales se encuentran en Africa, a fin de que realicen con
éxito su transición a la democracia y su desarrollo económico.

10. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma el derecho al desarrollo, según se


proclama en la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, como derecho universal e
inalienable y como parte integrante de los derechos humanos fundamentales. Como se dice en
la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo, la persona humana es el sujeto central del
desarrollo. El desarrollo propicia el disfrute de todos los derechos humanos, pero la falta de
desarrollo no puede invocarse como justificación para limitar los derechos humanos
internacionalmente reconocidos. Los Estados deben cooperar mutuamente para lograr el
desarrollo y eliminar los obstáculos al desarrollo. La comunidad internacional debe propiciar
una cooperación internacional eficaz para la realización del derecho al desarrollo y la
eliminación de los obstáculos al desarrollo. El progreso duradero con miras a la aplicación del
derecho al desarrollo requiere políticas eficaces de desarrollo en el plano nacional, así como
relaciones económicas equitativas y un entorno económico favorable en el plano internacional.

11. El derecho al desarrollo debe realizarse de manera que satisfaga equitativamente las
necesidades en materia de desarrollo y medio ambiente de las generaciones actuales y futuras.
La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce que el vertimiento ilícito de
sustancias y desechos tóxicos y peligrosos puede constituir una amenaza grave para el
derecho de todos a la vida y la salud. Por consiguiente, la Conferencia Mundial de Derechos
Humanos hace un llamamiento a todos los Estados para que aprueben y apliquen
rigurosamente las convenciones existentes en materia de vertimiento de productos y desechos
tóxicos y peligrosos y cooperen en la prevención del vertimiento ilícito. Todos tienen derecho a
disfrutar del progreso científico y de sus aplicaciones. La Conferencia Mundial de Derechos
Humanos toma nota de que ciertos adelantos, especialmente en la esfera de las ciencias
biomédicas y biológicas, así como en la esfera de la informática, pueden tener consecuencias
adversas para la integridad, la dignidad y los derechos humanos del individuo y pide la
cooperación internacional para velar por el pleno respeto de los derechos humanos y la
dignidad de la persona en esta esfera de interés universal.

12. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos exhorta a la comunidad internacional a que


haga cuanto pueda por aliviar la carga de la deuda externa de los países en desarrollo a fin de
complementar los esfuerzos que despliegan los gobiernos de esos países para realizar
plenamente los derechos económicos, sociales y culturales de sus pueblos.

13. Es indispensable que los Estados y las organizaciones internacionales, en cooperación con
las organizaciones no gubernamentales, creen condiciones favorables, en los planos nacional,
regional e internacional, para el disfrute pleno y efectivo de los derechos humanos. Los Estados
deben eliminar todas las violaciones de los derechos humanos y sus causas, así como los
obstáculos que se opongan a la realización de esos derechos.

Página 40 de 123
P
14. La generalización de la pobreza extrema inhibe el pleno y eficaz disfrute de los derechos
humanos; la comunidad internacional debe seguir dando un alto grado de prioridad a su
inmediato alivio y su ulterior eliminación.

15. El respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales sin distinción alguna es
una regla fundamental de las normas internacionales de derechos humanos. La pronta y amplia
eliminación de todas las formas de racismo y discriminación racial, de la xenofobia y de otras
manifestaciones conexas de intolerancia es una tarea prioritaria de la comunidad internacional.
Los gobiernos deben adoptar medidas eficaces para prevenirlas y combatirlas. Los grupos,
instituciones, organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, así como los
particulares, deben intensificar sus esfuerzos por cooperar entre sí y coordinar sus actividades
contra esos males.

16. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebra los progresos realizados en el


desmantelamiento del apartheid y pide a la comunidad internacional y al sistema de las
Naciones Unidas que presten ayuda en este proceso. La Conferencia Mundial de Derechos
Humanos deplora, por otra parte, los persistentes actos de violencia encaminados a frustrar el
desmantelamiento del apartheid por medios pacíficos.

17. Los actos, métodos y prácticas terroristas en todas sus formas y manifestaciones, así como
los vínculos existentes en algunos países con el tráfico de drogas, son actividades orientadas
hacia la destrucción de los derechos humanos, las libertades fundamentales y la democracia,
amenazan la integridad territorial y la seguridad de los Estados y desestabilizan a gobiernos
legítimamente constituidos. La comunidad internacional debe tomar las medidas oportunas
para reforzar su cooperación a fin de prevenir y combatir el terrorismo.

18. Los derechos humanos de la mujer y de la niña son parte inalienable, integrante e
indivisible de los derechos humanos universales. La plena participación, en condiciones de
igualdad, de la mujer en la vida política, civil, económica, social y cultural en los planos
nacional, regional e internacional y la erradicación de todas las formas de discriminación
basadas en el sexo son objetivos prioritarios de la comunidad internacional. La violencia y
todas las formas de acoso y explotación sexuales, en particular las derivadas de prejuicios
culturales y de la trata internacional de personas son incompatibles con la dignidad y la valía de
la persona humana y deben ser eliminadas. Esto puede lograrse con medidas legislativas y con
actividades nacionales y cooperación internacional en esferas tales como el desarrollo
económico y social, la educación, la atención a la maternidad y a la salud y el apoyo social. La
cuestión de los derechos humanos de la mujer debe formar parte integrante de las actividades
de derechos humanos de las Naciones Unidas, en particular la promoción de todos los
instrumentos de derechos humanos relacionados con la mujer. La Conferencia Mundial de
Derechos Humanos insta a los gobiernos, las instituciones intergubernamentales y las
organizaciones no gubernamentales a que intensifiquen sus esfuerzos en favor de la protección
y promoción de los derechos humanos de la mujer y de la niña.

19. Considerando la importancia de las actividades de promoción y protección de los derechos


de las personas pertenecientes a minorías y la contribución de esas actividades a la estabilidad
política y social de los Estados en que viven esas personas. La Conferencia Mundial de
Derechos Humanos reafirma la obligación de los Estados de velar por que las personas
pertenecientes a minorías puedan ejercer plena y eficazmente todos los derechos humanos y
las libertades fundamentales sin discriminación alguna y en condiciones de total igualdad ante
la ley, de conformidad con la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de las
personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas. Las
personas pertenecientes a minorías tienen derecho a su propia cultura, a profesar y practicar
su religión y a emplear su propio idioma en público y en privado, con toda libertad y sin
injerencia ni discriminación alguna.

Página 41 de 123
P
20. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce la dignidad intrínseca y la
incomparable contribución de las poblaciones indígenas al desarrollo y al pluralismo de la
sociedad y reitera firmemente la determinación de la comunidad internacional de garantizarles
el bienestar económico, social y cultural y el disfrute de los beneficios de un desarrollo
sostenible. Los Estados deben garantizar la total y libre participación de las poblaciones
indígenas en todos los aspectos de la sociedad, en particular en las cuestiones que les
conciernan. Considerando la importancia de las actividades de promoción y protección de los
derechos de las poblaciones indígenas y la contribución de esas actividades a la estabilidad
política y social de los Estados en que viven esos pueblos, los Estados deben tomar medidas
positivas concertadas, acordes con el derecho internacional, a fin de garantizar el respeto de
todos los derechos humanos y las libertades fundamentales de las poblaciones indígenas,
sobre la base de la igualdad y la no discriminación, y reconocer el valor y la diversidad de sus
diferentes identidades, culturas y sistemas de organización social.

21. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, acogiendo con beneplácito la pronta


ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño por un gran número de Estados y
tomando nota de que en la Declaración Mundial sobre la Supervivencia, la Protección y el
Desarrollo del Niño y en el Plan de Acción adoptados por la Cumbre Mundial en favor de la
Infancia se reconocen los derechos humanos del niño, encarece la ratificación universal de la
Convención para 1995 y su efectiva aplicación por los Estados Partes mediante la adopción de
todas las medidas legislativas, administrativas o de otro tipo necesarias, y la asignación del
máximo posible de recursos disponibles. La no discriminación y el interés superior del niño
deben ser consideraciones primordiales en todas las actividades que conciernan a la infancia,
teniendo debidamente en cuenta la opinión de los propios interesados. Deben reforzarse los
mecanismos y programas nacionales e internacionales de defensa y protección de los niños, en
particular las niñas, los niños abandonados, los niños de la calle y los niños explotados
económica y sexualmente, incluidos los utilizados en la pornografía y la prostitución infantil o la
venta de órganos, los niños víctimas de enfermedades, en particular el síndrome de
inmunodeficiencia adquirida, los niños refugiados y desplazados, los niños detenidos, los niños
en situaciones de conflicto armado y los niños víctimas del hambre y la sequía o de otras
calamidades. Deben fomentarse la cooperación y la solidaridad internacionales en apoyo de la
aplicación de la Convención y los derechos del niño deben ser prioritarios en toda actividad del
sistema de las Naciones Unidas en materia de derechos humanos. La Conferencia Mundial de
Derechos Humanos subraya asimismo que el pleno y armonioso desarrollo de la personalidad
del niño exige que éste crezca en un entorno familiar, que merece, por lo tanto, una mayor
protección.

22. Es menester prestar especial atención a la no discriminación y al disfrute, en igualdad de


condiciones, por parte de los discapacitados de todos los derechos humanos y las libertades
fundamentales, incluida su participación activa en todos los aspectos de la sociedad.

23. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma que toda persona, sin distinción
alguna, tiene derecho, en caso de persecución, a buscar asilo y a disfrutar de él en otros
países, así como a regresar a su propio país. A este respecto, destaca la importancia de la
Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención de 1951 sobre el Estatuto de los
Refugiados, su Protocolo de 1967 y los instrumentos regionales. Expresa su reconocimiento a
los Estados que siguen admitiendo y acogiendo en sus territorios a un gran número de
refugiados y a la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados por
la dedicación que muestra en la realización de su tarea. También expresa su reconocimiento al
Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de
Palestina en el Cercano Oriente. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce que
las violaciones manifiestas de los derechos humanos, en particular las cometidas en los
conflictos armados, son uno de los múltiples y complejos factores que conducen al

Página 42 de 123
P
desplazamiento de las personas. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce
que, en vista de la complejidad de la crisis mundial de refugiados, es necesario que, con
arreglo a la Carta de las Naciones Unidas, a los instrumentos internacionales pertinentes y a la
solidaridad internacional, y a fin de repartir la carga, la comunidad internacional adopte un
planteamiento global en coordinación y cooperación con los países interesados y las
organizaciones competentes, teniendo presente el mandato del Alto Comisionado de las
Naciones Unidas para los Refugiados. Dicho planteamiento debe comprender la formulación de
estrategias para abordar las causas profundas y los efectos de los movimientos de refugiados y
otras personas desplazadas, la mejora de la preparación para situaciones de emergencia y de
los mecanismos de respuesta, la concesión de una protección y asistencia eficaces, teniendo
presente las necesidades especiales de las mujeres y los niños, así como el logro de
soluciones duraderas, preferentemente mediante la repatriación voluntaria en condiciones de
seguridad y dignidad, incluidas soluciones como las adoptadas por las conferencias
internacionales sobre refugiados. La Conferencia subraya la responsabilidad de los Estados,
particularmente en lo que se refiere a los países de origen. A la luz del planteamiento global, la
Conferencia Mundial de Derechos Humanos recalca la importancia de que se preste atención
especial, en particular a través de las organizaciones intergubernamentales y humanitarias, y
se den soluciones duraderas a las cuestiones relacionadas con las personas desplazadas
dentro de su país, incluidos el regreso voluntario en condiciones de seguridad y la
rehabilitación. De conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y los principios del derecho
humanitario, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos destaca asimismo la importancia y
la necesidad de la asistencia humanitaria a las víctimas de todos los desastres, naturales o
producidos por el hombre.

24. Debe darse gran importancia a la promoción y protección de los derechos humanos de las
personas pertenecientes a grupos que han pasado a ser vulnerables, en particular los
trabajadores migratorios, a la eliminación de todas las formas de discriminación contra ellos y al
fortalecimiento y la aplicación más eficaz de los instrumentos de derechos humanos. Los
Estados tienen la obligación de adoptar y mantener medidas adecuadas en el plano nacional,
en particular en materia de educación, salud y apoyo social, para promover y proteger los
derechos de los sectores vulnerables de su población y asegurar la participación de las
personas pertenecientes a esos sectores en la búsqueda de una solución a sus problemas.

25. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos afirma que la pobreza extrema y la


exclusión social constituyen un atentado contra la dignidad humana y que urge tomar medidas
para comprender mejor la pobreza extrema y sus causas, en particular las relacionadas con el
problema del desarrollo, a fin de promover los derechos humanos de los más pobres, poner fin
a la pobreza extrema y a la exclusión social y favorecer el goce de los frutos del progreso
social. Es indispensable que los Estados favorezcan la participación de los más pobres en las
decisiones adoptadas por la comunidad en que viven, la promoción de los derechos humanos y
la lucha contra la pobreza extrema.

26. Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebra el progreso alcanzado en la


codificación de los instrumentos de derechos humanos, que constituye un proceso dinámico y
evolutivo, e insta a la ratificación universal de los tratados de derechos humanos. Se pide
encarecidamente a todos los Estados que se adhieran a esos instrumentos internacionales; se
exhorta a todos los Estados a que en lo posible se abstengan de formular reservas.

27. Cada Estado debe prever un marco de recursos eficaces para reparar las infracciones o
violaciones de los derechos humanos. La administración de justicia, en particular los
organismos encargados de hacer cumplir la ley y del enjuiciamiento, así como un poder judicial
y una abogacía independientes, en plena conformidad con las normas contenidas en los
instrumentos internacionales de derechos humanos, son de importancia decisiva para la cabal
realización de los derechos humanos sin discriminación alguna y resultan indispensables en los

Página 43 de 123
P
procesos de democratización y desarrollo sostenible. En este contexto, las instituciones que se
ocupan de la administración de justicia deben estar adecuadamente financiadas, y la
comunidad internacional debe prever un nivel más elevado de asistencia técnica y financiera.
Incumbe a las Naciones Unidas establecer con carácter prioritario programas especiales de
servicios de asesoramiento para lograr así una administración de justicia fuerte e
independiente.

28. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos expresa su consternación ante las


violaciones masivas de los derechos humanos, especialmente el genocidio, la "limpieza étnica"
y la violación sistemática de mujeres en situaciones de guerra, lo que da lugar al éxodo en
masa de refugiados y personas desplazadas. Condena firmemente esas prácticas odiosas y
reitera su llamamiento para que se castigue a los autores de esos crímenes y se ponga fin
inmediatamente a esas prácticas.

29. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos manifiesta su grave preocupación ante las
persistentes violaciones de los derechos humanos en todas las regiones del mundo, en
contravención de las normas de los instrumentos internacionales de derechos humanos y del
derecho humanitario internacional, y ante la falta de recursos eficaces para las víctimas. La
Conferencia Mundial de Derechos Humanos está hondamente preocupada por las violaciones
de los derechos humanos durante los conflictos armados, que afectan a la población civil, en
particular a las mujeres, los niños, los ancianos y los discapacitados. Por consiguiente, la
Conferencia exhorta a los Estados y a todas las partes en los conflictos armados a que
observan estrictamente el derecho humanitario internacional, establecido en los Convenios de
Ginebra de 1949 y en otras reglas y principios del derecho internacional, así como las normas
mínimas de protección de los derechos humanos enunciadas en convenciones internacionales.
La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma el derecho de las víctimas a ser
asistidas por las organizaciones humanitarias, establecido en los Convenios de Ginebra de
1949 y en otros instrumentos pertinentes de derecho humanitario internacional, y pide que se
tenga acceso a esa asistencia con rapidez y seguridad.

30. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos manifiesta asimismo su consternación y su


condena porque en distintas regiones del mundo se siguen cometiendo violaciones manifiestas
y sistemáticas de los derechos humanos y se siguen produciendo situaciones que obstaculizan
seriamente el pleno disfrute de todos los derechos humanos. Esas violaciones y obstáculos,
además de la tortura y los tratos o penas crueles, inhumanos y degradantes, incluyen las
ejecuciones sumarias y arbitrarias, las desapariciones, las detenciones arbitrarias, el racismo
en todas sus formas, la discriminación racial y el apartheid, la ocupación y dominación
extranjeras, la xenofobia, la pobreza, el hambre y otras denegaciones de los derechos
económicos, sociales y culturales, la intolerancia religiosa, el terrorismo, la discriminación
contra la mujer y el atropello de las normas jurídicas.

31. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide a los Estados que se abstengan de
adoptar medidas unilaterales contrarias al derecho internacional y la Carta de las Naciones
Unidas que creen obstáculos a las relaciones comerciales entre los Estados e impidan la
realización plena de los derechos enunciados en la Declaración Universal de Derechos
Humanos y en los instrumentos internacionales de derechos humanos, en particular el derecho
de toda persona a un nivel de vida adecuado para su salud y bienestar, incluidas la
alimentación y la atención de la salud, la vivienda y los servicios sociales necesarios. La
Conferencia afirma que la alimentación no debe utilizarse como instrumento de presión política.

32. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma la importancia de garantizar la


universalidad, objetividad y no selectividad del examen de las cuestiones de derechos
humanos.

Página 44 de 123
P
33. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reitera el deber de los Estados, explicitado
en la Declaración Universal de Derechos Humanos, en el Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales y en otros instrumentos internacionales de derechos
humanos, de encauzar la educación de manera que se fortalezca el respeto de los derechos
humanos y las libertades fundamentales. La Conferencia destaca la importancia de incorporar
la cuestión de los derechos humanos en los programas de educación y pide a los Estados que
procedan en consecuencia. La educación debe fomentar la comprensión, la tolerancia, la paz y
las relaciones de amistad entre las naciones y entre los grupos raciales o religiosos y apoyar el
desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas encaminadas al logro de esos objetivos.
En consecuencia, la educación en materia de derechos humanos y la difusión de información
adecuada, sea de carácter teórico o práctico, desempeñan un papel importante en la
promoción y el respeto de los derechos humanos de todas las personas sin distinción alguna
por motivos de raza, sexo, idioma o religión y debe integrarse en las políticas educativas en los
planos nacional e internacional. La Conferencia observa que la falta de recursos y las
inadecuaciones institucionales pueden impedir el inmediato logro de estos objetivos.

34. Deben desplegarse mayores esfuerzos para ayudar a los países que lo soliciten a crear
condiciones en virtud de las cuales cada persona pueda disfrutar de los derechos humanos y
las libertades fundamentales universales. Se insta a los gobiernos, al sistema de las Naciones
Unidas y a otras organizaciones multilaterales a que aumenten considerablemente los recursos
asignados a programas encaminados al establecimiento y fortalecimiento de la legislación, las
instituciones y las infraestructuras nacionales que defiendan el imperio de la ley y la
democracia, propicien la participación electoral, promuevan la capacitación, la enseñanza y la
educación en materia de derechos humanos, incrementen la participación popular y fortalezcan
la sociedad civil. Se deben fortalecer y hacer más eficientes y transparentes los programas de
servicios de asesoramiento y de cooperación técnica del Centro de Derechos Humanos como
medio de contribuir al mayor respeto de los derechos humanos. Se pide a los Estados que
aumenten sus aportaciones a esos programas, tanto mediante la promoción de asignaciones
mayores con cargo al presupuesto ordinario de las Naciones Unidas como por medio de
contribuciones voluntarias.

35. La plena y efectiva ejecución de las actividades de promoción y protección de los derechos
humanos de las Naciones Unidas debe reflejar la gran importancia que se atribuye a los
derechos humanos en la Carta de las Naciones Unidas, así como las condiciones en que
deben realizarse las actividades de derechos humanos de las Naciones Unidas, según el
mandato conferido por los Estados Miembros. A tal fin, se deben proporcionar a las Naciones
Unidas más recursos para sus actividades de derechos humanos.

36. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma el importante y constructivo papel


que desempeñan las instituciones nacionales de promoción y protección de los derechos
humanos, en particular en lo que respecta a su capacidad para asesorar a las autoridades
competentes y a su papel en la reparación de las violaciones de los derechos humanos, la
divulgación de información sobre esos derechos y la educación en materia de derechos
humanos. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide que se creen o refuercen
instituciones nacionales, teniendo en cuenta los "Principios relativos al estatuto de las
instituciones nacionales" y reconociendo que cada Estado tiene derecho a elegir el marco que
mejor se adapte a sus necesidades nacionales específicas.

37. Los acuerdos regionales desempeñan un papel fundamental en la promoción y protección


de los derechos humanos y deben reforzar las normas universales de derechos humanos
contenidas en los instrumentos internacionales y su protección. La Conferencia Mundial de
Derechos Humanos apoya los esfuerzos que se llevan a cabo para fortalecer esos acuerdos e
incrementar su eficacia, al tiempo que subraya la importancia que tiene la cooperación con las
Naciones Unidas en sus actividades de derechos humanos. La Conferencia Mundial de

Página 45 de 123
P
Derechos Humanos reitera la necesidad de estudiar la posibilidad de establecer, donde aún no
existan, acuerdos regionales o subregionales para la promoción y protección de los derechos
humanos.

38. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce la importante función que


cumplen las organizaciones no gubernamentales en la promoción de todos los derechos
humanos y en las actividades humanitarias a nivel nacional, regional e internacional. La
Conferencia aprecia la contribución de esas organizaciones a la tarea de acrecentar el interés
público en las cuestiones de derechos humanos, a las actividades de enseñanza, capacitación
e investigación en ese campo y a la promoción y protección de los derechos humanos y las
libertades fundamentales. Si bien reconoce que la responsabilidad primordial por lo que
respecta a la adopción de normas corresponde a los Estados, la Conferencia también aprecia
la contribución que las organizaciones no gubernamentales aportan a ese proceso. A este
respecto, la Conferencia subraya la importancia de que prosigan el diálogo y la cooperación
entre gobiernos y organizaciones no gubernamentales. Las organizaciones no
gubernamentales y los miembros de esas organizaciones que tienen una genuina participación
en la esfera de los derechos humanos deben disfrutar de los derechos y las libertades
reconocidos en la Declaración Universal de Derechos Humanos, y de la protección de las leyes
nacionales. Esos derechos y libertades no pueden ejercerse en forma contraria a los propósitos
y principios de las Naciones Unidas. Las organizaciones no gubernamentales deben ser
dueñas de realizar sus actividades de derechos humanos sin injerencias, en el marco de la
legislación nacional y de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

39. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, haciendo hincapié en la importancia de


disponer de información objetiva, responsable e imparcial sobre cuestiones humanitarias y de
derechos humanos, pide una mayor participación de los medios de información, a los que la
legislación nacional debe garantizar libertad y protección.

II
A. Aumento de la coordinación en la esfera de los derechos humanos dentro del sistema
de las Naciones Unidas

1. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda el aumento de la coordinación


en apoyo de los derechos humanos y las libertades fundamentales dentro del sistema de las
Naciones Unidas. Con este fin, la Conferencia insta a todos los órganos y organismos de las
Naciones Unidas y a los organismos especializados cuyas actividades guardan relación con los
derechos humanos a que cooperen con miras a fortalecer, racionalizar y simplificar sus
actividades, teniendo en cuenta la necesidad de evitar toda duplicación innecesaria. La
Conferencia recomienda también al Secretario General que en sus reuniones anuales los altos
funcionarios de los órganos y organismos especializados pertinentes de las Naciones Unidas,
además de coordinar sus actividades, evalúen los efectos de sus estrategias y políticas sobre
el disfrute de todos los derechos humanos.

2. Además, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide a las organizaciones regionales


y a las principales instituciones financieras y de desarrollo internacionales y regionales que
evalúen también los efectos de sus políticas y programas sobre el disfrute de los derechos
humanos.

3. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce que los organismos especializados


y los órganos e instituciones pertinentes del sistema de las Naciones Unidas, así como otras
organizaciones intergubernamentales cuyas actividades guardan relación con los derechos
humanos desempeñan un papel esencial en la formulación, promoción y aplicación de normas
de derechos humanos, dentro de sus respectivos mandatos, y que esos organismos, órganos e

Página 46 de 123
P
instituciones deben tener en cuenta los resultados de la Conferencia Mundial de Derechos
Humanos en sus respectivas esferas de competencia.

4. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda vivamente que se haga un


esfuerzo concertado para alentar y facilitar la ratificación de los tratados y protocolos de
derechos humanos adoptados en el marco del sistema de las Naciones Unidas, y la adhesión a
ellos, o la sucesión en los mismos, con el propósito de conseguir su aceptación universal. En
consulta con los órganos establecidos en virtud de tratados, el Secretario General debe
estudiar la posibilidad de iniciar un diálogo con los Estados que no se hayan adherido a esos
tratados de derechos humanos, a fin de determinar los obstáculos que se oponen a ello y de
buscar los medios para superarlos.

5. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos alienta a los Estados a que consideren la


posibilidad de limitar el alcance de cualquier reserva que hagan a cualquier instrumento
internacional de derechos humanos, a que formulen tales reservas con la mayor precisión y
estrictez posibles, a que procuren que ninguna reserva sea incompatible con el objeto y
propósito del tratado correspondiente y a que reconsideren regularmente cualquier reserva que
hayan hecho, con miras a retirarla.

6. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, reconociendo la necesidad de mantener un


marco normativo acorde con la elevada calidad de las normas internacionales vigentes y de
evitar la proliferación de instrumentos de derechos humanos, reafirma las directrices relativas a
la elaboración de nuevos instrumentos internacionales que figuran en la resolución 41/120 de la
Asamblea General de 4 de diciembre de 1986 y pide a los órganos de derechos humanos de
las Naciones Unidas que, cuando consideren la posibilidad de elaborar nuevas normas
internacionales, tomen en cuenta dichas directrices, consulten con los órganos de derechos
humanos creados en virtud de tratados acerca de la necesidad de elaborar nuevas normas y
pidan a la Secretaría que haga un examen técnico de los nuevos instrumentos propuestos.

7. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que, si es necesario, se destinen


funcionarios de derechos humanos a las oficinas regionales de las Naciones Unidas, con el
propósito de difundir información y ofrecer capacitación y otra asistencia técnica en la esfera de
los derechos humanos a solicitud de los Estados Miembros interesados. Se deben organizar
cursos de capacitación sobre derechos humanos destinados a los funcionarios internacionales
a los que se encomienden tareas relacionadas con esos derechos.

8. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos acoge con beneplácito, como una iniciativa
positiva, la celebración de períodos extraordinarios de sesiones de la Comisión de Derechos
Humanos e insta a los órganos pertinentes del sistema de las Naciones Unidas a que
consideren otros medios de respuesta a situaciones críticas de derechos humanos.

Recursos

9. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, preocupada por la creciente disparidad


entre las actividades del Centro de Derechos Humanos y los recursos humanos, financieros y
de otra índole de que se dispone para llevarlas a efecto, y habida cuenta de los recursos que
se necesitan para otros programas importantes de las Naciones Unidas, pide al Secretario
General y a la Asamblea General que adopten de inmediato medidas para aumentar
considerablemente los recursos asignados al programa de derechos humanos con cargo a los
presupuestos ordinarios de las Naciones Unidas para el período actual y los períodos futuros, y
adopten con urgencia medidas para obtener más recursos de carácter extrapresupuestario.

10. En este marco, deberá asignarse directamente al Centro de Derechos Humanos una mayor
proporción de recursos del presupuesto ordinario para sufragar sus costos y todos los demás
costos de que se hace cargo, incluidos los que corresponden a los órganos de derechos

Página 47 de 123
P
humanos de las Naciones Unidas. Ese incremento del presupuesto deberá complementarse
mediante contribuciones voluntarias para financiar las actividades de cooperación técnica del
Centro; la Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide que se hagan contribuciones
generosas a los fondos fiduciarios ya existentes.

11. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide al Secretario General y a la Asamblea


General que proporcionen suficientes recursos humanos, financieros y de otra índole al Centro
de Derechos Humanos para que pueda realizar sus actividades en forma eficaz, eficiente y
rápida.

12. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, observando la necesidad de que se


disponga de recursos humanos y financieros para llevar a cabo las actividades de derechos
humanos, conforme al mandato conferido por los órganos intergubernamentales, insta al
Secretario General, de conformidad con el Artículo 101 de la Carta de las Naciones Unidas, y a
los Estados Miembros a que adopten criterios coherentes con objeto de lograr que se asigne a
la Secretaría un volumen de recursos que corresponda a la ampliación de sus mandatos. La
Conferencia invita al Secretario General a que considere si será necesario o útil modificar los
procedimientos del ciclo presupuestario a fin de asegurar la realización oportuna y eficaz de las
actividades de derechos humanos conforme al mandato conferido por los Estados Miembros.

Centro de Derechos Humanos

13. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recalca la importancia de fortalecer el


Centro de Derechos Humanos de las Naciones Unidas.

14. El Centro de Derechos Humanos debe desempeñar una importante función coordinando la
labor de todo el sistema en materia de derechos humanos. La mejor forma de lograr que el
Centro desempeñe su función de coordinación consistirá en dejar que coopere plenamente con
otros órganos y organismos de las Naciones Unidas. La función de coordinación del Centro de
Derechos Humanos requiere también que se fortalezca su oficina en Nueva York.

15. Deben proporcionarse al Centro de Derechos Humanos medios suficientes para el sistema
de relatores temáticos y por países, expertos, grupos de trabajo y órganos creados en virtud de
tratados. El examen de la aplicación de las recomendaciones debe convertirse en una cuestión
prioritaria para la Comisión de Derechos Humanos.

16. El Centro de Derechos Humanos debe asumir un papel más importante en la promoción de
los derechos humanos. Se puede dar forma a este papel mediante la cooperación con los
Estados Miembros y la ampliación de los programas de servicios de asesoramiento y asistencia
técnica. Los fondos voluntarios existentes deberán incrementarse de manera considerable para
alcanzar estos fines y administrarse en forma más eficiente y coordinada. Todas las actividades
deben realizarse con arreglo a normas estrictas y transparentes de gestión de proyectos, y
habrá que llevar a cabo evaluaciones periódicas de los diversos programas y proyectos. Con
este fin, deberán presentarse con regularidad los resultados de dichas evaluaciones y demás
información pertinente. En particular, el Centro debe organizar al menos una vez por año
reuniones de información abiertas a la participación de todos los Estados Miembros y todas las
organizaciones que participan directamente en esos proyectos y programas.

Adaptación y fortalecimiento del mecanismo de las Naciones Unidas en la esfera de los


derechos humanos, incluida la cuestión de la creación de un cargo de Alto Comisario de
las Naciones Unidas para los Derechos Humanos

17. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce la necesidad de adaptar


constantemente el mecanismo de las Naciones Unidas en la esfera de los derechos humanos a
las necesidades actuales y futuras de promoción y protección de los derechos humanos, como

Página 48 de 123
P
se refleja en la presente Declaración, en el marco de un desarrollo equilibrado y sostenible para
todos. En particular, los órganos de derechos humanos de las Naciones Unidas deben mejorar
su coordinación, eficiencia y eficacia.

18. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda a la Asamblea General que, al


examinar el informe de la Conferencia en su cuadragésimo octavo período de sesiones, estudie
con carácter prioritario la cuestión de la creación de un cargo de Alto Comisario para los
Derechos Humanos, con miras a la promoción y protección de todos los derechos humanos.

B. Igualdad, dignidad y tolerancia

1. Racismo, discriminación racial, xenofobia y otras formas de intolerancia

19. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos considera que la eliminación del racismo y
la discriminación racial, en particular en sus formas institucionalizadas como el apartheid o las
resultantes de doctrinas de superioridad o exclusividad racial o las formas y manifestaciones
contemporáneas de racismo, es un objetivo primordial de la comunidad internacional y un
programa mundial de promoción de los derechos humanos. Los órganos y organismos de las
Naciones Unidas deben redoblar sus esfuerzos para aplicar un programa de acción relativo al
Tercer Decenio de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial y cumplir las nuevas
tareas que se les encomienden con ese fin. La Conferencia pide encarecidamente a la
comunidad internacional que contribuya con generosidad al Fondo Fiduciario del Programa
para el Decenio de la Lucha contra el Racismo y la Discriminación Racial.

20. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos exhorta a todos los gobiernos a que
adopten medidas inmediatas y elaboren políticas firmes para prevenir y combatir todas las
formas de racismo, xenofobia o manifestaciones análogas de intolerancia, de ser necesario
mediante la promulgación de leyes apropiadas, incluidas medidas penales, y a través de la
creación de instituciones nacionales para combatir tales fenómenos.

21. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebra la decisión de la Comisión de


Derechos Humanos de designar un relator especial que examine la cuestión de las formas
contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y manifestaciones análogas de
intolerancia. La Conferencia hace también un llamamiento a todos los Estados Partes en la
Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial
para que consideren la posibilidad de hacer la declaración prevista en el artículo 14 de la
Convención.

22. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide a todos los gobiernos que, en
cumplimiento de sus obligaciones internacionales y teniendo debidamente en cuenta sus
respectivos sistemas jurídicos, adopten las medidas apropiadas para hacer frente a la
intolerancia y otras formas análogas de violencia fundadas en la religión o las convicciones, en
particular las prácticas de discriminación contra la mujer y la profanación de lugares religiosos,
reconociendo que todo individuo tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia, de
expresión y de religión. La Conferencia invita asimismo a todos los Estados a que pongan en
práctica las disposiciones de la Declaración sobre la eliminación de todas las formas de
intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones.

23. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos subraya que todas las personas que
cometan o autoricen actos delictivos relacionados con la limpieza étnica son responsables a
título personal de esas violaciones de los derechos humanos, y que la comunidad internacional
debe hacer todo lo posible para entregar a la justicia a los que sean jurídicamente responsables
de las mismas.

Página 49 de 123
P
24. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide a todos los Estados que, individual y
colectivamente, adopten medidas inmediatas para luchar contra la limpieza étnica y acabar con
ella sin demora. Las víctimas de la abominable práctica de la limpieza étnica tienen derecho a
entablar los recursos efectivos que correspondan.

2. Personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas

25. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide a la Comisión de Derechos Humanos


que examine los medios de promover y proteger eficazmente los derechos de las personas
pertenecientes a minorías enunciadas en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los
derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o étnicas, religiosas y
lingüísticas. En este contexto, la Conferencia pide al Centro de Derechos Humanos que, como
parte de su programa de servicios de asesoramiento y asistencia técnica, proporcione a los
gobiernos que lo soliciten servicios de expertos en cuestiones relativas a las minorías y los
derechos humanos, así como a la prevención y solución de controversias, para ayudarlos a
resolver las situaciones relativas a las minorías que existan o que puedan surgir.

26. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a los Estados y a la comunidad


internacional a promover y proteger los derechos de las personas pertenecientes a minorías
nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas de conformidad con la Declaración de las
Naciones Unidas sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías nacionales o
étnicas, religiosas y lingüísticas.

27. Las medidas que deben adoptarse, abarcarán, cuando proceda, la facilitación de la plena
participación de esas minorías en todos los aspectos de la vida política, económica, social,
religiosa y cultural de la sociedad y en el progreso y el desarrollo económicos de su país.

Poblaciones indígenas

28. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide al Grupo de Trabajo sobre


Poblaciones Indígenas de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y Protección a
las Minorías que, en su 11º período de sesiones, complete el proyecto de declaración sobre los
derechos de las poblaciones indígenas.

29. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que la Comisión de Derechos


Humanos examine la posibilidad de renovar y actualizar el mandato del Grupo de Trabajo sobre
Poblaciones Indígenas una vez completado el proyecto de declaración sobre los derechos de
las poblaciones indígenas.

30. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda también que los programas de
servicios de asesoramiento y asistencia técnica del sistema de las Naciones Unidas respondan
positivamente a las peticiones de asistencia de los Estados que redunden en beneficio directo
de las poblaciones indígenas. La Conferencia recomienda además que se pongan a disposición
del Centro de Derechos Humanos recursos de personal y financieros suficientes como parte del
fortalecimiento de las actividades del Centro conforme a lo previsto en el presente documento.

31. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a los Estados a que velen por la plena
y libre participación de las poblaciones indígenas en todos los aspectos de la sociedad, en
particular en las cuestiones que les interesen.

32. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda a la Asamblea General que


proclame un decenio internacional de las poblaciones indígenas del mundo que comience en
enero de 1994 y comprenda programas orientados a la acción definidos de común acuerdo con
las poblaciones indígenas. Debe establecerse con este fin un fondo fiduciario voluntario. En el

Página 50 de 123
P
marco de dicho decenio deberá considerarse la creación de un foro permanente para las
poblaciones indígenas en el sistema de las Naciones Unidas.

Trabajadores migratorios

33. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a todos los Estados a que garanticen
la protección de los derechos humanos de todos los trabajadores migratorios y de sus
familiares.

34. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos asigna particular importancia a la creación


de condiciones que promuevan una mayor armonía y tolerancia entre los trabajadores
migratorios y el resto de la sociedad del Estado en que residen.

35. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos invita a los Estados a que consideren la
posibilidad de firmar y ratificar lo antes posible la Convención internacional sobre la protección
de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familiares.

3. La igualdad de condición y los derechos humanos de la mujer

36. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide encarecidamente que se conceda a la


mujer el pleno disfrute en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y que ésta
sea una prioridad para los gobiernos y para las Naciones Unidas. La Conferencia subraya
también la importancia de la integración y la plena participación de la mujer, como agente y
beneficiaria, en el proceso de desarrollo, y reitera los objetivos fijados sobre la adopción de
medidas globales en favor de la mujer con miras a lograr el desarrollo sostenible y equitativo
previsto en la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo y en el capítulo 24
del Programa 21 aprobado por la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente
y el Desarrollo.

37. La igualdad de condición de la mujer y sus derechos humanos deben integrarse en las
principales actividades de todo el sistema de las Naciones Unidas. Todos los órganos y
mecanismos pertinentes de las Naciones Unidas deben tratar estas cuestiones en forma
periódica y sistemática. En particular, deben adoptarse medidas para acrecentar la cooperación
entre la Comisión sobre la Condición Jurídica y Social de la Mujer, la Comisión de Derechos
Humanos, el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer, el Fondo de las
Naciones Unidas de Desarrollo para la Mujer, el Programa de las Naciones Unidas para el
Desarrollo y otros organismos de las Naciones Unidas y para promover una mayor integración
de sus objetivos y finalidades. En este contexto, deben fortalecerse la cooperación y la
coordinación entre el Centro de Derechos Humanos y la División para el Adelanto de la Mujer.

38. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos subraya en especial la importancia de la


labor destinada a eliminar la violencia contra la mujer en la vida pública y privada, a eliminar
todas las formas de acoso sexual, la explotación y la trata de mujeres, a eliminar los prejuicios
sexistas en la administración de la justicia y a erradicar cualesquiera conflictos que puedan
surgir entre los derechos de la mujer y las consecuencias perjudiciales de ciertas prácticas
tradicionales o costumbres, de prejuicios culturales y del extremismo religioso. La Conferencia
pide a la Asamblea General que apruebe el proyecto de declaración sobre la eliminación de la
violencia contra la mujer e insta a los Estados a que combatan la violencia contra la mujer de
conformidad con las disposiciones de la declaración. Las violaciones de los derechos humanos
de la mujer en situaciones de conflicto armado constituyen violaciones de los principios
fundamentales de los derechos humanos y el derecho humanitario internacionales. Todos los
delitos de ese tipo, en particular los asesinatos, las violaciones sistemáticas, la esclavitud
sexual y los embarazos forzados, requieren una respuesta especialmente eficaz.

Página 51 de 123
P
39. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a la eliminación de todas las formas
de discriminación contra la mujer, encubiertas o palmarias. Las Naciones Unidas deben
promover el objetivo de lograr para el año 2000 la ratificación universal por todos los Estados
de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Se
debe alentar la búsqueda de soluciones habida cuenta del número particularmente grande de
reservas a la Convención. Entre otras cosas, el Comité para la Eliminación de la Discriminación
contra la Mujer debe seguir examinando las reservas a la Convención. Se insta a los Estados a
que retiren todas las reservas que sean contrarias al objeto y la finalidad de la Convención o
incompatibles con el derecho internacional convencional.

40. Los órganos de vigilancia creados en virtud de tratados deben difundir la información
necesaria para que las mujeres puedan hacer un uso más eficaz de los procedimientos de
ejecución existentes en sus esfuerzos por lograr la no discriminación y la plena igualdad en el
disfrute de los derechos humanos. Deben también adoptarse nuevos procedimientos para
reforzar el cumplimiento de los compromisos en favor de la igualdad y los derechos humanos
de la mujer. La Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer y el Comité para la
Eliminación de la Discriminación contra la Mujer deben examinar rápidamente la posibilidad de
introducir el derecho de petición, elaborando un protocolo facultativo de la Convención sobre la
eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. La Conferencia Mundial de
Derechos Humanos acoge con satisfacción la decisión de la Comisión de Derechos Humanos
de considerar en su 50º período de sesiones la designación de un relator especial sobre la
violencia contra la mujer.

41. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce la importancia del disfrute por la
mujer del más alto nivel de salud física y mental durante toda su vida. En el contexto de la
Conferencia Mundial sobre la Mujer y la Convención sobre la eliminación de todas las formas
de discriminación contra la mujer, así como de la Proclamación de Teherán de 1968, la
Conferencia reafirma, sobre la base de la igualdad entre hombres y mujeres, el derecho de la
mujer a tener acceso a una atención de salud adecuada y a la más amplia gama de servicios
de planificación familiar, así como a la igualdad de acceso a la educación a todos los niveles.

42. Los órganos de vigilancia creados en virtud de tratados deben incluir la cuestión de la
condición de la mujer y los derechos humanos de la mujer en sus deliberaciones y
conclusiones, utilizando datos concretos desglosados por sexo. Debe alentarse a los Estados a
que en sus informes a los órganos de vigilancia creados en virtud de tratados suministren
información sobre la situación de jure y de facto de las mujeres. La Conferencia Mundial de
Derechos Humanos observa con satisfacción que en su 49º período de sesiones la Comisión
de Derechos Humanos adoptó la resolución 1993/46, de 8 de marzo de 1993 en la que
declaraba que también debía alentarse a hacerlo a los relatores especiales y grupos de trabajo
en la esfera de los derechos humanos. La División para el Adelanto de la Mujer debe también
tomar medidas en cooperación con otros órganos de las Naciones Unidas, concretamente el
Centro de Derechos Humanos, para asegurarse de que en las actividades de derechos
humanos de las Naciones Unidas se traten periódicamente las violaciones de los derechos
humanos de la mujer, en particular los abusos concretos motivados por su condición femenina.
Debe alentarse la capacitación de personal de las Naciones Unidas especializado en derechos
humanos y en ayuda humanitaria, con objeto de ayudarlo a reconocer y hacer frente a los
abusos de derechos humanos de que es víctima la mujer y a llevar a cabo su trabajo sin
prejuicios sexistas.

43. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a los gobiernos y organizaciones


regionales e internacionales a que faciliten el acceso de la mujer a puestos de dirección y le
permitan una mayor participación en la adopción de decisiones. La Conferencia insta a que se
adopten nuevas medidas en la Secretaría de las Naciones Unidas para nombrar y ascender a
funcionarias, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, e insta a otros órganos

Página 52 de 123
P
principales y subsidiarios de las Naciones Unidas a que garanticen la participación de la mujer
en condiciones de igualdad.

44. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos acoge con satisfacción la Conferencia


Mundial sobre la Mujer que ha de celebrarse en Beijing en 1995, e insta a que los derechos
humanos de la mujer ocupen un lugar importante en sus deliberaciones, de conformidad con
los temas prioritarios de la Conferencia Mundial sobre la Mujer: igualdad, desarrollo y paz.

4. Derechos del niño

45. La Conferencia Mundial de los Derechos Humanos reitera el principio de "los niños ante
todo" y, a este respecto, subraya la importancia de que se intensifiquen los esfuerzos
nacionales e internacionales, especialmente los del Fondo de las Naciones Unidas para la
Infancia, con objeto de promover el respeto del derecho del niño a la supervivencia, la
protección, el desarrollo y la participación.

46. Deben adoptarse medidas a fin de lograr la ratificación universal de la Convención sobre los
Derechos del Niño para 1995 y la firma universal de la Declaración Mundial sobre la
Supervivencia, la Protección y el Desarrollo del Niño y el Plan de Acción aprobadas en la
Cumbre Mundial en Favor de la Infancia, así como medidas para su eficaz aplicación. La
Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a los Estados a que retiren las reservas a la
Convención sobre los Derechos del Niño que sean contrarias al objeto y la finalidad de la
Convención o incompatibles con el derecho internacional convencional.

47. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a todos los países a que, con el
apoyo de la cooperación internacional, pongan en práctica, en el grado máximo que les
permitan los recursos de que dispongan, medidas para alcanzar los objetivos establecidos en el
Plan de Acción aprobado en la Cumbre Mundial. La Conferencia pide a los Estados que
integren la Convención sobre los Derechos del Niño en sus planes nacionales de acción. En
esos planes nacionales de acción y en los esfuerzos internacionales debe concederse
particular prioridad a la reducción de los índices de mortalidad infantil y mortalidad derivada de
la maternidad, a reducir la malnutrición y los índices de analfabetismo y a garantizar el acceso
al agua potable y a la enseñanza básica. En todos los casos en que sea necesario deben
elaborarse planes de acción nacionales para hacer frente a emergencias devastadoras
resultantes de desastres naturales o de conflictos armados y al problema igualmente grave de
los niños sumidos en la extrema pobreza.

48. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a todos los Estados a que, con el
apoyo de la cooperación internacional, se ocupen del grave problema de los niños que se
enfrentan con circunstancias especialmente difíciles. Deben combatirse activamente la
explotación y el abuso de los niños, resolviendo sus causas. Se requieren medidas eficaces
contra el infanticidio femenino, el empleo de niños en trabajos peligrosos, la venta de niños y de
órganos, la prostitución infantil, la pornografía infantil y otros tipos de abuso sexual.

49. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos apoya todas las medidas de las Naciones
Unidas y de sus organismos especializados para asegurar la protección y promoción eficaces
de los derechos humanos de las niñas. La Conferencia insta a los Estados a que deroguen
leyes y reglamentos en vigor y a que eliminen costumbres y prácticas que sean discriminatorias
y perjudiciales para las niñas.

50. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos apoya firmemente la propuesta de que el


Secretario General inicie un estudio de los medios para mejorar la protección del niño en los
conflictos armados. Deben ponerse en práctica normas humanitarias y adoptarse medidas para
proteger y facilitar la asistencia a los niños en las zonas de guerra. Las medidas deben incluir la
protección del niño contra el empleo indiscriminado de todo tipo de arma bélica, especialmente

Página 53 de 123
P
de minas antipersonal. La necesidad de atención ulterior y la rehabilitación de los niños
traumatizados por la guerra debe examinarse como cuestión de urgencia. La Conferencia pide
al Comité de los Derechos del Niño que estudie la cuestión de elevar a 18 años la edad mínima
de ingreso en las fuerzas armadas.

51. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que las cuestiones


relacionadas con los derechos humanos y la situación de los niños sean periódicamente
examinadas y supervisadas por todos los órganos y mecanismos competentes del sistema de
las Naciones Unidas y por los órganos de supervisión de los organismos especializados, de
conformidad con sus respectivos mandatos.

52. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reconoce el importante papel desempeñado


por las organizaciones no gubernamentales en la aplicación efectiva de todos los instrumentos
de derechos humanos y, en particular, de la Convención sobre los Derechos del Niño.

53. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que con la asistencia del
Centro de Derechos Humanos se dote al Comité de los Derechos del Niño de los medios
necesarios para que pueda cumplir rápida y eficazmente su mandato, especialmente en vista
del volumen sin precedentes de ratificaciones y de la ulterior presentación de informes
nacionales.

5. Derecho a no ser sometido a torturas

54. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos celebra la ratificación de la Convención


contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, por muchos
Estados Miembros de las Naciones Unidas e insta a los demás Estados Miembros a que la
ratifiquen prontamente.

55. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos subraya que una de las violaciones más
atroces de la dignidad humana es el acto de tortura, que destruye esa dignidad de las víctimas
y menoscaba la capacidad de las víctimas para reanudar su vida y sus actividades.

56. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma que, con arreglo a las normas de
derechos humanos y al derecho humanitario, el derecho a no ser sometido a torturas es un
derecho que debe ser protegido en toda circunstancia, incluso en situaciones de disturbio o
conflicto armado interno o internacional.

57. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta, pues, a todos los Estados a que
pongan fin inmediatamente a la práctica de la tortura y erradiquen para siempre este mal
mediante la plena aplicación de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de las
convenciones pertinentes y, en caso necesario, fortaleciendo los mecanismos existentes. La
Conferencia pide a todos los Estados que cooperen plenamente con el Relator Especial sobre
la cuestión de la tortura en el desempeño de su mandato.

58. Debe prestarse especial atención al logro del respeto universal y la aplicación efectiva de
los "Principios de ética médica aplicables a la función del personal de salud, especialmente los
médicos, en la protección de personas presas y detenidas contra la tortura y otros tratos o
penas crueles, inhumanos o degradantes", aprobados por la Asamblea General de las
Naciones Unidas.

59. La Conferencia Mundial de los Derechos Humanos subraya la importancia de adoptar otras
medidas concretas en el marco de las Naciones Unidas a fin de prestar asistencia a las
víctimas de la tortura y garantizar recursos más eficaces para su rehabilitación física,
psicológica y social. Debe concederse gran prioridad a la aportación de los recursos necesarios

Página 54 de 123
P
con este fin, en particular mediante aportaciones adicionales al Fondo de Contribuciones
Voluntarias para las Víctimas de la Tortura.

60. Los gobiernos deben derogar la legislación que favorezca la impunidad de los responsables
de violaciones graves de los derechos humanos, como la tortura, y castigar esas violaciones,
consolidando así las bases para el imperio de la ley.

61. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma que los esfuerzos por erradicar la
tortura deben concentrarse ante todo en la prevención y pide, por lo tanto, que se adopte
rápidamente un protocolo facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas
Crueles, Inhumanos o Degradantes, destinado a establecer un sistema preventivo de visitas
periódicas a los lugares de detención.

Desapariciones forzadas

62. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, acogiendo con beneplácito la aprobación


de la Declaración sobre la protección de todas las personas contra las desapariciones forzadas,
pide a todos los Estados que adopten eficaces medidas legislativas, administrativas, judiciales
y de otra índole para impedir las desapariciones forzadas, acabar con ellas y castigarlas. La
Conferencia reafirma que es obligación de todos los Estados, en cualquier circunstancia,
emprender una investigación siempre que haya motivos para creer que se ha producido una
desaparición forzada en un territorio sujeto a su jurisdicción y, si se confirman las denuncias,
enjuiciar a los autores del hecho.

6. Los derechos de las personas discapacitadas

63. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma que todos los derechos humanos y
las libertades fundamentales son universales, por lo que comprenden sin reservas a las
personas con discapacidades. Todas las personas nacen iguales y tienen el mismo derecho a
la vida y al bienestar, a la educación y al trabajo, a vivir independientemente y a la participación
activa en todos los aspectos de la sociedad. Por tanto, cualquier discriminación directa u otro
trato discriminatorio negativo de una persona discapacitada es una violación de sus derechos.
La Conferencia pide a los gobiernos que, cuando sea necesario, adopten leyes o modifiquen su
legislación para garantizar el acceso a estos y otros derechos de las personas discapacitadas.

64. El lugar de las personas discapacitadas está en todas partes. A las personas con
discapacidades debe garantizárseles la igualdad de oportunidades mediante la supresión de
todos los obstáculos determinados socialmente, ya sean físicos, económicos, sociales o
psicológicos, que excluyan o restrinjan su plena participación en la sociedad.

65. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, recordando el Programa de Acción Mundial


para los Impedidos, aprobado por la Asamblea General en su trigésimo séptimo período de
sesiones, pide a la Asamblea General y al Consejo Económico y Social que en sus reuniones
de 1993 adopten el proyecto de normas uniformes sobre la igualdad de oportunidades para los
impedidos.

C. Cooperación, desarrollo y fortalecimiento de los derechos humanos

66. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que se dé prioridad a la


adopción de medidas nacionales e internacionales con el fin de promover la democracia, el
desarrollo y los derechos humanos.

67. Debe insistirse especialmente en las medidas para ayudar a establecer y fortalecer las
instituciones que se ocupan de derechos humanos, afianzar una sociedad civil pluralista y
proteger a los grupos que han pasado a ser vulnerables. En este contexto, reviste particular

Página 55 de 123
P
importancia la asistencia, prestada a petición de los gobiernos, para celebrar elecciones libres y
con garantías, incluida la asistencia en relación con los aspectos de los derechos humanos de
las elecciones y la información acerca de éstas. Igualmente importante es la asistencia que
debe prestarse para la consolidación del imperio de la ley, la administración de justicia y la
promoción de la libertad de expresión, así como para lograr la participación real y efectiva de la
población en los procesos de adopción de decisiones.

68. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos subraya la necesidad de reforzar los


servicios de asesoramiento y asistencia técnica que presta el Centro de Derechos Humanos. El
Centro debe poner a disposición de los Estados que la soliciten asistencia sobre cuestiones
concretas de derechos humanos, incluida la preparación de informes con arreglo a los tratados
de derechos humanos y la aplicación de planes coherentes e integrales de acción para la
promoción y protección de los derechos humanos. Serán elementos de estos programas el
fortalecimiento de las instituciones de defensa de los derechos humanos y de la democracia, la
protección jurídica de los derechos humanos, la capacitación de funcionarios y otras personas y
una amplia educación e información con el fin de promover el respeto de los derechos
humanos.

69. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda encarecidamente que se


establezca un programa global en el marco de las Naciones Unidas a fin de ayudar a los
Estados en la tarea de elaborar y reforzar estructuras nacionales adecuadas que tengan un
impacto directo en la observancia general de los derechos humanos y el imperio de la ley. Ese
programa, que ha de ser coordinado por el Centro de Derechos Humanos, deberá
proporcionar, previa solicitud del gobierno interesado, la asistencia técnica y financiera
necesaria para proyectos nacionales sobre reforma de las instituciones penales y
correccionales, formación y capacitación de abogados, jueces y personal de las fuerzas de
seguridad en materia de derechos humanos y cualquier otra esfera de actividad que guarde
relación con el imperio de la ley. Como parte de ese programa también se deberá facilitar a los
Estados la asistencia necesaria para la ejecución de planes de acción destinados a promover y
proteger los derechos humanos.

70. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide al Secretario General de las Naciones
Unidas que presente a la Asamblea General de las Naciones Unidas propuestas que definan
las opciones para el establecimiento, la estructura, las modalidades operacionales y la
financiación del programa propuesto.

71. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que cada Estado considere la
posibilidad de elaborar un plan de acción nacional en el que se determinen las medidas
necesarias para que ese Estado mejore la promoción y protección de los derechos humanos.

72. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos reafirma que el derecho universal e


inalienable al desarrollo, según se establece en la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo,
debe ser realidad y llevarse a la práctica. En este contexto, la Conferencia celebra que la
Comisión de Derechos Humanos haya constituido un grupo de trabajo temático sobre el
derecho al desarrollo, e insta al Grupo de Trabajo a que, en consulta y en cooperación con
otros órganos y organismos del sistema de las Naciones Unidas, formule sin demora, para que
las examine prontamente la Asamblea General de las Naciones Unidas, medidas generales y
eficaces con objeto de eliminar los obstáculos que se oponen a la aplicación y puesta en
práctica de la Declaración sobre el Derecho al Desarrollo y recomiende medios para que todos
los Estados disfruten de ese derecho.

73. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que se permita a las


organizaciones no gubernamentales y otras organizaciones de base que actúan en la esfera
del desarrollo o de los derechos humanos desempeñar un papel importante a nivel nacional e

Página 56 de 123
P
internacional en el debate y en las actividades que guardan relación con el derecho al
desarrollo y su realización y, en colaboración con los gobiernos, en todos los aspectos
pertinentes de la cooperación para el desarrollo.

74. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a los gobiernos y a los organismos e
instituciones competentes a que aumenten considerablemente los recursos destinados a
fortalecer el ordenamiento jurídico para la protección de los derechos humanos, así como los
recursos asignados a las instituciones nacionales que trabajan en esa esfera. Quienes
participan en la cooperación para el desarrollo deben tener presentes las relaciones
mutuamente complementarias entre el desarrollo, la democracia y los derechos humanos. La
cooperación debe basarse en el diálogo y la transparencia. La Conferencia pide también que se
establezcan programas amplios, incluidos bancos de datos y personal especializado para el
fortalecimiento del imperio de la ley y de las instituciones democráticas.

75. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos alienta a la Comisión de Derechos


Humanos a que, en colaboración con el Comité de Derechos Económicos, Sociales y
Culturales, siga examinando protocolos facultativos del Pacto Internacional de Derechos
Económicos, Sociales y Culturales.

76. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que se proporcionen más


recursos para establecer o fortalecer acuerdos regionales de promoción y protección de los
derechos humanos como parte de los programas de servicios de asesoramiento y asistencia
técnica del Centro de Derechos Humanos. Se alienta a los Estados a que soliciten asistencia
para actividades de nivel regional y subregional tales como cursillos, seminarios e intercambio
de información destinados a reforzar los acuerdos regionales de promoción y protección de los
derechos humanos, de conformidad con las normas universales de derechos humanos
contenidas en los instrumentos internacionales de derechos humanos.

77. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos apoya todas las medidas adoptadas por las
Naciones Unidas y sus organismos especializados competentes para garantizar la protección y
promoción efectivas de los derechos sindicales, tal como se estipula en el Pacto Internacional
de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y en otros instrumentos internacionales. La
Conferencia pide a todos los Estados que cumplan cabalmente las obligaciones que les
imponen a este respecto los instrumentos internacionales.

D. Educación en materia de derechos humanos

78. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos considera que la educación, la capacitación


y la información pública en materia de derechos humanos son indispensables para establecer y
promover relaciones estables y armoniosas entre las comunidades y para fomentar la
comprensión mutua, la tolerancia y la paz.

79. Los Estados deben tratar de eliminar el analfabetismo y deben orientar la educación hacia
el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto de los derechos
humanos y las libertades fundamentales. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide a
todos los Estados e instituciones que incluyan los derechos humanos, el derecho humanitario,
la democracia y el imperio de la ley como temas de los programas de estudio de todas las
instituciones de enseñanza académica y no académica.

80. La educación en materia de derechos humanos debe abarcar la paz, la democracia, el


desarrollo y la justicia social, tal como se dispone en los instrumentos internacionales y
regionales de derechos humanos, a fin de lograr la comprensión y sensibilización de todos
acerca de los derechos humanos con objeto de afianzar la voluntad de lograr su aplicación a
nivel universal.

Página 57 de 123
P
81. Habida cuenta del Plan de Acción Mundial para la educación en pro de los derechos
humanos y la democracia, adoptado en marzo de 1993 por el Congreso internacional sobre la
educación en pro de los derechos humanos y la democracia de la Organización de las
Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, y otros instrumentos de derechos
humanos, la Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que los Estados elaboren
programas y estrategias específicos para ampliar al máximo el nivel de educación y difusión de
información pública en materia de derechos humanos, teniendo particularmente en cuenta los
derechos humanos de la mujer.

82. Los gobiernos, con la asistencia de organizaciones intergubernamentales, instituciones


nacionales y organizaciones no gubernamentales, deben fomentar una mayor comprensión de
los derechos humanos y la tolerancia mutua. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos
destaca la importancia de intensificar la Campaña Mundial de Información Pública realizada por
las Naciones Unidas. Los gobiernos deben emprender y apoyar actividades de educación en
materia de derechos humanos y difundir efectivamente información pública sobre esta cuestión.
Los programas de servicios de asesoramiento y asistencia técnica del sistema de los Estados
relacionados con las Naciones Unidas deben poder atender inmediatamente a las solicitudes
de actividades educacionales y de formación en la esfera de los derechos humanos y con la
educación especial en lo que respecta a las normas contenidas en los instrumentos
internacionales de derechos humanos y en el derecho humanitario así como a su aplicación,
destinada a grupos especiales, como fuerzas militares, fuerzas del orden, policía y personal de
salud. Debe considerarse la posibilidad de proclamar un decenio de las Naciones Unidas para
la educación en materia de derechos humanos a fin de promover, alentar y orientar estas
actividades educacionales.

E. Aplicación y métodos de vigilancia

83. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos insta a los gobiernos a que incorporen en
su legislación nacional las normas contenidas en los instrumentos internacionales de derechos
humanos y a que refuercen los órganos de la sociedad, las estructuras y las instituciones
nacionales que desempeñan una función en la promoción y salvaguardia de los derechos
humanos.

84. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que se refuercen las


actividades y los programas de las Naciones Unidas destinados a responder a las solicitudes
de asistencia de los Estados que deseen crear o fortalecer sus propias instituciones nacionales
de promoción y protección de los derechos humanos.

85. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos alienta asimismo a que se intensifique la


cooperación entre las instituciones nacionales de promoción y protección de los derechos
humanos, en particular a través del intercambio de información y de experiencias, así como la
cooperación con las organizaciones regionales y las Naciones Unidas.

86. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda encarecidamente a este


respecto que los representantes de las instituciones nacionales de promoción y protección de
los derechos humanos convoquen reuniones periódicas auspiciadas por el Centro de Derechos
Humanos a fin de examinar los medios de mejorar sus mecanismos y compartir experiencias.

87. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda a los órganos creados en virtud
de tratados de derechos humanos, a las reuniones de presidentes de esos órganos y a las
reuniones de los Estados Partes que sigan adoptando medidas para coordinar las múltiples
normas y directrices aplicables a la preparación de los informes que los Estados deben
presentar en virtud de los respectivos convenios de derechos humanos, y estudien la
sugerencia de que se presente un informe global sobre las obligaciones asumidas por cada

Página 58 de 123
P
Estado Parte en un tratado, lo que haría que esos procedimientos fuesen más eficaces y
aumentaría su repercusión.

88. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que los Estados Partes en
instrumentos internacionales de derechos humanos, la Asamblea General y el Consejo
Económico y Social consideren la posibilidad de analizar los organismos creados en virtud de
tratados de derechos humanos y los diversos mecanismos y procedimientos temáticos con
miras a promover una mayor eficiencia y eficacia mediante una mejor coordinación de los
distintos órganos, mecanismos y procedimientos, teniendo en cuenta la necesidad de evitar la
duplicación y superposición de sus mandatos y tareas.

89. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que se lleve a cabo una labor
continua de mejora del funcionamiento, incluidas las tareas de supervisión, de los órganos
creados en virtud de tratados, teniendo en cuenta las múltiples propuestas formuladas a este
respecto, en particular, las de esos órganos y las de las reuniones de sus presidentes. También
se debe alentar a los órganos creados en virtud de tratados a que hagan suyo el amplio
enfoque nacional adoptado por el Comité de los Derechos del Niño.

90. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que los Estados Partes en los
tratados de derechos humanos estudien la posibilidad de aceptar todos los procedimientos
facultativos para la presentación y el examen de comunicaciones.

91. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos ve con preocupación la cuestión de la


impunidad de los autores de violaciones de los derechos humanos y apoya los esfuerzos de la
Comisión de Derechos Humanos y de la Subcomisión de Prevención de Discriminaciones y
Protección a las Minorías por examinar todos los aspectos de la cuestión.

92. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que la Comisión de Derechos


Humanos examine la posibilidad de una mejor aplicación a nivel regional e internacional de los
instrumentos de derechos humanos existentes, y alienta a la Comisión de Derecho
Internacional a continuar sus trabajos relativos a un tribunal penal internacional.

93. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos hace un llamamiento a los Estados que aún
no lo hayan hecho para que se adhieran a los Convenios de Ginebra de 12 de agosto de 1949
y sus Protocolos y adopten todas las medidas apropiadas a nivel interno, incluidas medidas
legislativas, para lograr su plena aplicación.

94. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda la rápida finalización y


aprobación del proyecto de declaración sobre el derecho y el deber de los individuos, los
grupos y las instituciones de promover y proteger los derechos humanos y las libertades
fundamentales universalmente reconocidos.

95. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos subraya la importancia de preservar y


fortalecer el sistema de procedimientos especiales, relatores, representantes, expertos y
grupos de trabajo de la Comisión de Derechos Humanos, así como de la Subcomisión de
Prevención de Discriminaciones y Protección a las Minorías, a fin de que puedan llevar a cabo
sus mandatos en todos los países del mundo, proporcionándoles los recursos humanos y
financieros que sean necesarios. Estos procedimientos y mecanismos deberían poder
armonizar y racionalizar su trabajo por medio de reuniones periódicas. Se pide a todos los
Estados que cooperen plenamente con estos procedimientos y mecanismos.

96. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que las Naciones Unidas
asuman un papel más activo en la promoción y protección de los derechos humanos para
asegurar el pleno respeto del derecho humanitario internacional en todas las situaciones de

Página 59 de 123
P
conflicto armado, de conformidad con los propósitos y principios de la Carta de las Naciones
Unidas.

97. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos, reconociendo la importante función que


cumplen los componentes de derechos humanos de determinados acuerdos relativos a
operaciones de las Naciones Unidas de mantenimiento de la paz, recomienda que el Secretario
General tenga en cuenta la capacidad de presentación de informes, la experiencia y los
conocimientos del Centro de Derechos Humanos y de los mecanismos de derechos humanos,
de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas.

98. Para fortalecer el disfrute de los derechos económicos, sociales y culturales, deberían
examinarse otros métodos, como un sistema de indicadores para medir los avances hacia la
realización de los derechos enunciados en el Pacto Internacional de Derechos Económicos,
Sociales y Culturales. Debe hacerse un esfuerzo concertado para garantizar el reconocimiento
de los derechos económicos, sociales y culturales a nivel nacional, regional e internacional.

F. Actividades complementarias de la Conferencia Mundial

99. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos recomienda que la Asamblea General, la


Comisión de Derechos Humanos y otros órganos y organismos del sistema de las Naciones
Unidas que se ocupan de los derechos humanos estudien los medios de lograr la plena
aplicación, sin dilaciones, de las recomendaciones contenidas en la presente Declaración, en
particular la posibilidad de proclamar un decenio de las Naciones Unidas para los derechos
humanos. La Conferencia recomienda además que la Comisión de Derechos Humanos
examine cada año los progresos realizados.

100. La Conferencia Mundial de Derechos Humanos pide al Secretario General de las


Naciones Unidas que, en ocasión del 50º aniversario de la Declaración Universal de Derechos
Humanos, invite a todos los Estados y a todos los órganos y organismos del sistema de las
Naciones Unidas que se ocupan de los derechos humanos, a que le informen acerca de los
progresos realizados en la aplicación de la presente Declaración y a que, por conducto de la
Comisión de Derechos Humanos y del Consejo Económico y Social, presenten un informe a la
Asamblea General en su quincuagésimo tercer período de sesiones. Asimismo, las
instituciones regionales y, cuando proceda, las instituciones nacionales de derechos humanos,
así como las organizaciones no gubernamentales, podrán presentar al Secretario General de
las Naciones Unidas sus opiniones acerca de los progresos realizados en la aplicación de la
presente Declaración. Se debe prestar especial atención a la evaluación de los progresos
logrados para alcanzar la meta de la ratificación universal de los tratados y protocolos
internacionales de derechos humanos aprobados en el marco del sistema de las Naciones
Unidas.

2. DERECHO DE LIBRE DETERMINACIÓN


 Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos
coloniales
 Resolución 1803 (XVII) de la Asamblea General, de 14 de diciembre de 1962,
titulada "Soberanía permanente sobre los recursos naturales"
 Convención Internacional contra el reclutamiento, la utilización, la financiación, y el
entrenamiento de los mercenarios

3. DERECHOS DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS Y DE LAS MINORÍAS


 Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas
 Convenio sobre pueblos indígenas y tribales, 1989
 Declaración sobre los derechos de las personas pertenecientes a minorías
nacionales o étnicas, religiosas y lingüísticas

Página 60 de 123
P
4. PREVENCIÓN DE LA DISCRIMINACIÓN
 Convenio sobre igualdad de remuneración
 Convenio relativo a la discriminación en materia de empleo y ocupación
 Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de
Discriminación Racial
 Declaración sobre la raza y los prejuicios raciales
 Convención relativa a la lucha contra las discriminaciones en la esfera de la
enseñanza
 Protocolo para instituir una Comisión de Conciliación y Buenos Oficios facultada para
resolver las controversias a que pueda dar lugar la Convención relativa a la lucha
contra las discriminaciones en la esfera de la enseñanza
 Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación
fundadas en la religión o las convicciones
 Conferencia Mundial contra el Racismo, 2001 (Declaración y Programa de acción)

5. DERECHOS DE LA MUJER
 Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la
mujer
 Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de
discriminación contra la mujer
 Declaración sobre la protección de la mujer y el niño en estados de emergencia o de
conflicto armado
 Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer

DECIMA SEMANA

6. DERECHOS DEL NIÑO


 Convención sobre los Derechos del Niño
 Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la
venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía
 Protocolo facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño relativo a la
participación de niños en los conflictos armados
 Convenio sobre la edad mínima, 1973
 Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999

Convenio sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999

La Conferencia General de la Organización Internacional del Trabajo:

Convocada en Ginebra por el Consejo de Administración de la Oficina Internacional del


Trabajo y congregada en dicha ciudad el 1.º de junio de 1999 en su octogésima séptima
reunión;
Considerando la necesidad de adoptar nuevos instrumentos para la prohibición y la
eliminación de las peores formas de trabajo infantil, principal prioridad de la acción
nacional e internacional, incluidas la cooperación y la asistencia internacionales, como
complemento del Convenio y la Recomendación sobre la edad mínima de admisión al
empleo, 1973, que siguen siendo instrumentos fundamentales sobre el trabajo infantil;
Considerando que la eliminación efectiva de las peores formas de trabajo infantil
requiere una acción inmediata y general que tenga en cuenta la importancia de la

Página 61 de 123
P
educación básica gratuita y la necesidad de librar de todas esas formas de trabajo a los
niños afectados y asegurar su rehabilitación y su inserción social al mismo tiempo que
se atiende a las necesidades de sus familias;
Recordando la resolución sobre la eliminación del trabajo infantil, adoptada por la
Conferencia Internacional del Trabajo en su 83.ª reunión, celebrada en 1996;
Reconociendo que el trabajo infantil se debe en gran parte a la pobreza, y que la
solución a largo plazo radica en un crecimiento económico sostenido conducente al
progreso social, en particular a la mitigación de la pobreza y a la educación universal;
Recordando la Convención sobre los Derechos del Niño adoptada por la Asamblea
General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1989;
Recordando la Declaración de la OIT relativa a los principios y derechos fundamentales
en el trabajo y su seguimiento, adoptada por la Conferencia Internacional del Trabajo en
su 86.ª reunión, celebrada en 1998;
Recordando que algunas de las peores formas de trabajo infantil son objeto de otros
instrumentos internacionales, en particular el Convenio sobre el trabajo forzoso, 1930, y
la Convención suplementaria de las Naciones Unidas sobre la abolición de la esclavitud,
la trata de esclavos y las instituciones y prácticas análogas a la esclavitud, 1956;
Después de haber decidido adoptar varias proposiciones relativas al trabajo infantil,
cuestión que constituye el cuarto punto del orden del día de la reunión, y
Después de haber determinado que dichas proposiciones revistan la forma de un
convenio internacional,
adopta, con fecha 17 de junio de mil novecientos noventa y nueve, el siguiente
Convenio, que podrá ser citado como el Convenio sobre las peores formas de trabajo
infantil, 1999:
Artículo 1
Todo Miembro que ratifique el presente Convenio deberá adoptar medidas inmediatas y
eficaces para conseguir la prohibición y la eliminación de las peores formas de trabajo
infantil con carácter de urgencia.
Artículo 2
A los efectos del presente Convenio, el término niño designa a toda persona menor de
18 años.
Artículo 3
A los efectos del presente Convenio, la expresión las peores formas de trabajo infantil
abarca:
a) todas las formas de esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, como la venta
y el tráfico de niños, la servidumbre por deudas y la condición de siervo, y el trabajo
forzoso u obligatorio, incluido el reclutamiento forzoso u obligatorio de niños para
utilizarlos en conflictos armados;
b) la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la prostitución, la producción
de pornografía o actuaciones pornográficas;
c) la utilización, el reclutamiento o la oferta de niños para la realización de actividades
ilícitas, en particular la producción y el tráfico de estupefacientes, tal como se definen en
los tratados internacionales pertinentes, y
d) el trabajo que, por su naturaleza o por las condiciones en que se lleva a cabo, es
probable que dañe la salud, la seguridad o la moralidad de los niños.

Página 62 de 123
P
Artículo 4
1.Los tipos de trabajo a que se refiere el artículo 3, d) deberán ser determinados por la
legislación nacional o por la autoridad competente, previa consulta con las
organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas y tomando en
consideración las normas internacionales en la materia, en particular los párrafos 3 y 4
de la Recomendación sobre las peores formas de trabajo infantil, 1999.
2.La autoridad competente, previa consulta con las organizaciones de empleadores y de
trabajadores interesadas, deberá localizar dónde se practican los tipos de trabajo
determinados a tenor del párrafo 1 de este artículo.
3.Deberá examinarse periódicamente y, en caso necesario, revisarse la lista de los tipos
de trabajo determinados a tenor del párrafo 1 de este artículo, en consulta con las
organizaciones de empleadores y de trabajadores interesadas.
Artículo 5
Todo Miembro, previa consulta con las organizaciones de empleadores y de
trabajadores, deberá establecer o designar mecanismos apropiados para vigilar la
aplicación de las disposiciones por las que se dé efecto al presente Convenio.
Artículo 6
1.Todo Miembro deberá elaborar y poner en práctica programas de acción para
eliminar, como medida prioritaria, las peores formas de trabajo infantil.
2.Dichos programas de acción deberán elaborarse y ponerse en práctica en consulta
con las instituciones gubernamentales competentes y las organizaciones de
empleadores y de trabajadores, tomando en consideración las opiniones de otros
grupos interesados, según proceda.
Artículo 7
1.Todo Miembro deberá adoptar cuantas medidas sean necesarias para garantizar la
aplicación y el cumplimiento efectivos de las disposiciones por las que se dé efecto al
presente Convenio, incluidos el establecimiento y la aplicación de sanciones penales o,
según proceda, de otra índole.
2.Todo Miembro deberá adoptar, teniendo en cuenta la importancia de la educación
para la eliminación del trabajo infantil, medidas efectivas y en un plazo determinado con
el fin de:
a) impedir la ocupación de niños en las peores formas de trabajo infantil;
b) prestar la asistencia directa necesaria y adecuada para librar a los niños de las
peores formas de trabajo infantil y asegurar su rehabilitación e inserción social;
c) asegurar a todos los niños que hayan sido librados de las peores formas de trabajo
infantil el acceso a la enseñanza básica gratuita y, cuando sea posible y adecuado, a la
formación profesional;
d) identificar a los niños que están particularmente expuestos a riesgos y entrar en
contacto directo con ellos, y
e) tener en cuenta la situación particular de las niñas.
3.Todo Miembro deberá designar la autoridad competente encargada de la aplicación
de las disposiciones por las que se dé efecto al presente Convenio.
Artículo 8

Página 63 de 123
P
Los Miembros deberán tomar medidas apropiadas para ayudarse recíprocamente a fin
de aplicar las disposiciones del presente Convenio por medio de una mayor
cooperación y/o asistencia internacional, incluido el apoyo al desarrollo social y
económico, los programas de erradicación de la pobreza y la educación universal.
Artículo 9
Las ratificaciones formales del presente Convenio serán comunicadas, para su registro,
al Director General de la Oficina Internacional del Trabajo.
Artículo 10
1. Este Convenio obligará únicamente a aquellos Miembros de la Organización
Internacional del Trabajo cuyas ratificaciones haya registrado el Director General de la
Oficina Internacional del Trabajo.
2. Entrará en vigor 12 meses después de la fecha en que las ratificaciones de dos
Miembros hayan sido registradas por el Director General.
3. Desde dicho momento, este Convenio entrará en vigor, para cada Miembro, 12
meses después de la fecha en que haya sido registrada su ratificación.
Artículo 11
1. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio podrá denunciarlo a la expiración
de un período de diez años, a partir de la fecha en que se haya puesto inicialmente en
vigor, mediante un acta comunicada, para su registro, al Director General de la Oficina
Internacional del Trabajo. La denuncia no surtirá efecto hasta un año después de la
fecha en que se haya registrado.
2. Todo Miembro que haya ratificado este Convenio y que, en el plazo de un año
después de la expiración del período de diez años mencionado en el párrafo
precedente, no haga uso del derecho de denuncia previsto en este artículo quedará
obligado durante un nuevo período de diez años, y en lo sucesivo podrá denunciar este
Convenio a la expiración de cada período de diez años, en las condiciones previstas en
este artículo.
Artículo 12
1. El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo notificará a todos los
Miembros de la Organización Internacional del Trabajo el registro de cuantas
ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia le comuniquen los Miembros de la
Organización.
2. Al notificar a los Miembros de la Organización el registro de la segunda ratificación
que le haya sido comunicada, el Director General llamará la atención de los Miembros
de la Organización sobre la fecha en que entrará en vigor el presente Convenio.
Artículo 13
El Director General de la Oficina Internacional del Trabajo comunicará al Secretario
General de las Naciones Unidas, a los efectos del registro y de conformidad con el
artículo 102 de la Carta de las Naciones Unidas, una información completa sobre todas
las ratificaciones, declaraciones y actas de denuncia que haya registrado de acuerdo
con los artículos precedentes.
Artículo 14
Cada vez que lo estime necesario, el Consejo de Administración de la Oficina
Internacional del Trabajo presentará a la Conferencia una memoria sobre la aplicación

Página 64 de 123
P
del Convenio, y considerará la conveniencia de incluir en el orden del día de la
Conferencia la cuestión de su revisión total o parcial.
Artículo 15
1. En caso de que la Conferencia adopte un nuevo convenio que implique una revisión
total o parcial del presente, y a menos que el nuevo convenio contenga disposiciones en
contrario:
a) la ratificación, por un Miembro, del nuevo convenio revisor implicará ipso jure la
denuncia inmediata de este Convenio, no obstante, las disposiciones contenidas en el
artículo 11, siempre que el nuevo convenio revisor haya entrado en vigor;
b) a partir de la fecha en que entre en vigor el nuevo convenio revisor, el presente
Convenio cesará de estar abierto a la ratificación por los Miembros.
2. Este Convenio continuará en vigor en todo caso, en su forma y contenido actuales,
para los Miembros que lo hayan ratificado y no ratifiquen el convenio revisor.
Artículo 16
Las versiones inglesa y francesa del texto de este Convenio son igualmente auténticas.

7. DERECHOS DE LAS PERSONAS DE EDAD


 Ejecución del Plan de Acción Internacional sobre el Envejecimiento y actividades
conexas

8. DERECHOS DE LOS DISCAPACITADOS


 Convención sobre los derechos de las Personas con Discapacidad
 Protocolo facultativo de la Convención sobre los derechos de las personas con
discapacidad
 Declaración de los derechos del Retrasado Mental
 Declaración de los Derechos de los Impedidos
 La protección de los enfermos mentales y el mejoramiento de la atención de la salud
mental
 Normas Uniformes sobre la igualdad de oportunidades para las personas con
discapacidad

9. LOS DERECHOS HUMANOS EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA


 Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos
(Reglas Nelson Mandela)
 Principios básicos para el tratamiento de los reclusos
 Conjunto de Principios para la protección de todas las personas sometidas a
cualquier forma de detención o prisión
 Reglas de las Naciones Unidas para la protección de los menores privados de
libertad
 Declaración sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros
Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes
 Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o
Degradantes
 Protocolo facultativo de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas
Crueles, Inhumanos o Degradantes
 Principios de ética médica aplicables a la función del personal de salud,
especialmente los médicos, en la protección de personas presas y detenidas contra
la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes
 Principios relativos a la investigación y documentación eficaces de la tortura y otros
tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes

Página 65 de 123
P
 Salvaguardias para garantizar la protección de los derechos de los condenados a la
pena de muerte
 Código de conducta para funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
 Principios Básicos sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los
Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley
 Reglas mínimas de las Naciones Unidas sobre las medidas no privativas de la
libertad (Reglas de Tokio)
 Reglas mínimas de las Naciones Unidas para la administración de la justicia de
menores (Reglas de Beijing)
 Directrices de las Naciones Unidas para la prevención de la delincuencia juvenil
(Directrices de Riad)
 Declaración sobre los principios fundamentales de justicia para las víctimas de
delitos y del abuso de poder
 Principios básicos relativos a la independencia de la judicatura
 Principios básicos sobre la función de los abogados
 Directrices sobre la función de los fiscales
 Principios relativos a una eficaz prevención e investigación de las ejecuciones
extralegales, arbitrarias o sumarias
 Declaración sobre la protección de todas las personas contra las desapariciones
forzadas
 Principios y directrices básicos sobre el derecho de las víctimas de violaciones
manifiestas de las normas internacionales de derechos humanos y de violaciones
graves del derecho internacional humanitario a interponer recursos y obtener
reparaciones
 Convención Internacional para la protección de todas las personas contra las
desapariciones forzadas
 Reglas de las Naciones Unidas para el tratamiento de las reclusas y medidas no
privativas de la libertad para las mujeres delincuentes (Reglas de Bangkok)
 Principios actualizados para la protección y la promoción de los derechos humanos
mediante la lucha contra la impunidad

10. BIENESTAR, PROGRESO Y DESARROLLO SOCIAL


 Declaración sobre el Progreso y el Desarrollo en lo Social
 Declaración universal sobre la erradicación del hambre y la malnutrición
 Declaración sobre la utilización del progreso científico y tecnológico en interés de la
paz y en beneficio de la humanidad
 Declaración sobre el Derecho de los Pueblos a la Paz
 Declaración sobre el derecho al desarrollo
 Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos
 Declaración universal sobre la diversidad cultural.
CONVENCION INTERAMERICANA SOBRE LA PROTECCION DE LOS DERECHOS
HUMANOS DE LAS PERSONAS MAYORES.-APROBADA POR RESOLUCION
LEGISLATIVA NRO. 31090 16 DIC 2020- Publicada en el Diario El Peruano 1l 10 Marzo
2021- Esta Convención fue adoptada el 15 JUNIO 2015 en el marco del 45 Período
Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados
Americanos OEA- Entrará en Vigor el 31 de Marzo del 2021.-
OBJETO, AMBITO DE APLICACIÓN DE LA CONVENCION- Promover, proteger y
asegurar el reconocimiento y el pleno goce y ejercicio, en condiciones de igualdad, de todos
los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, a fin de contribuir a
su plena inclusión, integración y participación en la sociedad.
Lo dispuesto en la presente Convención no se interpretará como una limitación a derechos o
beneficios más amplios o adicionales que reconozcan el derecho internacional o las
legislaciones internas de los Estados Parte, a favor de la persona mayor.
Si erl ejercicio de los derechos y libertades mencionados en esta Convención no estuviere
ya garantizado por disposiciones legislativas o de otro carácter los Estados Parte se

Página 66 de 123
P
comprometen a adoptar, con arreglo a sus procedimientos constitucionales y a las
disposiciones de esta Convención, las medidas legislativas o de otro carácter que fueren
necesarias para hacer efectivos tales derechos y libertades.
Los Estados Parte sólo podrán establecer restricciones y limitaciones al goce y ejercicio de
los derechos establecidos en la presente Convención mediante Leyes promulgadas con el
objeto de preservar el bienestar general dentro de una sociedad democrática, en la medida
en que no contradigan el propósito y razón de los mismos.
Las disposiciones de la presente Convención se aplicarán a todas las partes de los Estados
Federales sin limitaciones ni excepciones.
PRINCIPIOS GENERALES
DEBERES GENERALES DE LOS ESTADOS PARTE-
DERECHOS PROTEGIDOS .
.- Igualdad y no discriminación.
.- Derechos a la vida y a la dignidad en la vejez.
.- Derecho a la independencia y a la autonomía.
.- Derecho a la participación e integración comunitaria.
.- Derecho a la seguridad y a una vida sin ningún tipo de violencia..
.- Derecho a no ser sometido a tortura ni a penas o tratos crueles, inhumanos o
Degradantes.
.- Derecho a brindar consentimiento libre e informado en el ámbito de la salud.
.- Derecho de la persona mayor que recibe servicios de cuidado a largo plazo.
.- Derecho a la libertad personal.
.- Derecho a la libertad de expresión y de opinión y al acceso a la información.
.-Derecho a la nacionalidad y a la libertad de circulación.
.- Derecho a la privacidad y a la intimidad.
.- Derecho a la seguridad social.
.- Derecho al trabajo.
.- Derecho a la salud.
.- Derecho a la educación.
.- Derecho a la cultura.
.- Derecho a la recreación, al esparcimiento y al deporte.
.- Derecho a la propiedad.
.- Derecho a la vivienda.
.- Derecho a un mediante ambiente sano.
.- Derecho a la accesibilidad y a la movilidad personal.
.- Derechos políticos.
.- Derecho de reunión y de asociación.
.Situaciones de riesgo y emergencias humanitarias.
.Igual reconocimiento como persona ante la ley.
.Acceso a la justicia.
TOMA DE CONCIENCIA.

DECIMA PRIMERA SEMANA

11. ESCLAVITUD, SERVIDUMBRE, TRABAJO FORZOSO e INSTITUCIONES y


PRÁCTICAS ANÁLOGAS
 Protocolo para modificar la Convención sobre la Esclavitud firmada en Ginebra el 25
de septiembre de 1926

Página 67 de 123
P
 Convención suplementaria sobre la abolición de la esclavitud, la trata de esclavos y
las instituciones y prácticas análogas a la esclavitud
 Convenio sobre el trabajo forzoso
 Protocolo de 2014 relativo al Convenio sobre el trabajo forzoso
 Convenio sobre la abolición del trabajo forzoso
 Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la
prostitución ajena
 Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente
mujeres y niños, que complementa la Convención de las Naciones Unidas contra la
Delincuencia Organizada Transnacional
 Convención sobre la Esclavitud

CONVENCIÓN SOBRE LA ESCLAVITUD

Firmada en Ginebra el 25 de septiembre de 1926


Entrada en vigor: 9 de marzo de 1927, de conformidad con el artículo 12

La Convención fue modificada por el Protocolo aprobado en la Sede de las Naciones


Unidas en Nueva York el 7 de diciembre de 1953, y así modificada entró en vigor el 7
de julio de 1955, fecha en la que las modificaciones enunciadas en el anexo al
Protocolo del 7 de diciembre de 1953 entraron en vigor de conformidad con el
artículo III del Protocolo.

Por cuanto los signatarios del Acta General de la Conferencia de Bruselas de 1889-
1890 se declararon animados por igual de la firme intención de poner término a la
trata de esclavos africanos,

Por cuanto los signatarios de la Convención de Saint-Germain-en-Laye de 1919,


destinada a revisar el Acta General de Berlín de 1885 y el Acta General y la
Declaración de Bruselas de 1890, afirmaron su propósito de lograr la completa
supresión de la trata de esclavos por tierra y por mar,

Teniendo en cuenta el informe de la Comisión Temporal sobre la Esclavitud


designada por el Consejo de la Sociedad de las Naciones, el 12 de junio de 1924,

Deseando completar y ampliar la labor realizada conforme al Acta de Bruselas y


hallar los medios de poner en práctica efectivamente en todo el mundo las
intenciones expuestas con respecto a la trata de esclavos y a la esclavitud por los
signatarios de la Convención de Saint- Germain-en-Laye, y reconociendo que es
necesario adoptar a tal fin disposiciones más detalladas de las que figuran en esa
Convención,

Considerando asimismo que es necesario impedir que el trabajo forzoso se convierta


en una condición análoga a la de la esclavitud,

Han decidido celebrar una Convención y han designado al efecto como


Plenipotenciarios [se omiten los nombres] [...] quienes han convenido lo siguiente:

Artículo 1
A los fines de la presente Convención se entiende que:
1. La esclavitud es el estado o condición de un individuo sobre el cual se ejercitan los
atributos del derecho de propiedad o algunos de ellos.

Página 68 de 123
P
2. La trata de esclavos comprende todo acto de captura, adquisición o cesión de un
individuo para venderle o cambiarle; todo acto de cesión por venta o cambio de un
esclavo, adquirido para venderle o cambiarle, y en general todo acto de comercio o
de transporte de esclavos.

Artículo 2
Las Altas Partes contratantes se obligan, en tanto no hayan tomado ya las medidas
necesarias, y cada una en lo que concierne a los territorios colocados bajo su
soberanía, jurisdicción, protección, dominio (suzeraineté) o tutela:
a) A prevenir y reprimir la trata de esclavos;

b) A procurar de una manera progresiva, y tan pronto como sea posible, la supresión
completa de la esclavitud en todas sus formas.

Artículo 3
Las Altas Partes contratantes se comprometen a tomar todas las medidas útiles
conducentes a prevenir y reprimir el embarque, desembarco y transporte de esclavos
en sus aguas territoriales, así como, en general, en todos los barcos que enarbolen
sus pabellones respectivos.
Las Altas Partes contratantes se comprometen a negociar, tan pronto como sea
posible, una Convención general relativa a la trata de esclavos, que conceda a
aquéllas derechos y les imponga obligaciones de la misma naturaleza que los
previstos en el Convenio de 17 de junio de 1925 sobre el comercio internacional de
armas (artículos 12, 20, 21, 22, 23, 24 y párrafos 3. , 4. y 5. de la Sección 2.a del
anexo II), con reserva de las adaptaciones necesarias, entendiéndose que este
Convenio general no pondrá a los barcos (aun de pequeño tonelaje) de ninguna de
las Altas Partes contratantes en una situación distinta a los de las demás Altas
Partes contratantes.

Se entiende igualmente que tanto antes o después de que entre en vigor dicha
Convención general, las Altas Partes contratantes conservarán toda su libertad de
ajustar entre ellas, sin derogar, sin embargo, los principios estipulados en el apartado
precedente, los acuerdos particulares que, por razón de su situación especial, les
parezcan convenientes para llegar lo más pronto posible a la desaparición total de la
trata.

Artículo 4
Las Altas Partes contratantes se prestarán mutua asistencia para llegar a la
supresión de la esclavitud y de la trata de esclavos.

Artículo 5
Las Altas Partes contratantes reconocen que el recurso al trabajo forzoso u
obligatorio puede tener graves consecuencias y se comprometen, cada una en lo que
concierne a los territorios sometidos a su soberanía, jurisdicción, protección, dominio
(suzeraineté) o tutela a tomar las medidas pertinentes para evitar que el trabajo
forzoso u obligatorio lleve consigo condiciones análogas a la esclavitud.
Se entiende:

1. Que, a reserva de las disposiciones transitorias enunciadas en el apartado


segundo siguiente, el trabajo forzoso u obligatorio no podrá exigirse más que para
fines de pública utilidad.

2. Que en los territorios en los cuales el trabajo forzoso u obligatorio existe aún para
otros fines que los de pública utilidad, las Altas Partes contratantes se esforzarán en
ponerle término tan pronto como sea posible, y que, mientras subsista ese trabajo

Página 69 de 123
P
forzoso u obligatorio, no se empleará sino a título excepcional, con una remuneración
adecuada y a condición de que no pueda imponerse un cambio del lugar habitual de
residencia.

3. Y que, en todo caso, las Autoridades Centrales competentes del territorio


interesado asumirán la responsabilidad del recurso al trabajo forzoso u obligatorio.

Artículo 6
Las Altas Partes contratantes, cuya legislación no fuere en la actualidad suficiente
para reprimir las infracciones de las Leyes y Reglamentos dictados con objeto de
hacer efectivos los fines de la presente Convención, se obligan a adoptar las
medidas necesarias para que estas infracciones sean castigadas con penas severas.

Artículo 7
Las Altas Partes contratantes se comprometen a comunicarse entre sí y a comunicar
al Secretario General de la Sociedad de las Naciones las Leyes y Reglamentos que
dicten para la aplicación de las estipulaciones de la presente Convención.

Artículo 8
Las Altas Partes contratantes convienen en que todas las diferencias que pudieran
surgir entre ellas con motivo de la interpretación o de la aplicación de la presente
Convención se someterán, si no pueden resolverse por negociaciones directas, a
resolución de la Corte Permanente de Justicia Internacional. Si los Estados entre los
que surgiera una diferencia, o uno de ellos, no fuera Parte en el Protocolo de 16 de
diciembre de 1920 relativo a la Corte Permanente de Justicia Internacional, la
diferencia será sometida, a elección de aquéllos y conforme a las reglas
constitucionales de cada uno, bien a la Corte Permanente de Justicia Internacional,
bien a un Tribunal de arbitraje constituido conforme al Convenio de 18 de octubre de
1907 para el arreglo pacífico de los conflictos internacionales, o a cualquier otro
tribunal de arbitraje.

Artículo 9
Cada una de las Altas Partes contratantes puede declarar, ya sea en el momento de
la firma, ya en el de la ratificación o en el de la adhesión, que por lo que se refiere a
la aplicación de las estipulaciones de la presente Convención o de algunas de ellas,
su aceptación no obliga, sea al conjunto, sea a un determinado territorio colocado
bajo su soberanía, jurisdicción, protección, dominio (suzeraineté) o tutela, y podrá
posteriormente adherirse separadamente, en totalidad o en parte, a nombre de
cualquiera de aquéllos.

Artículo 10
Si llegara el caso de que una de las Altas Partes contratantes quisiera denunciar la
presente Convención, la denuncia se notificará por escrito al Secretario General de la
Sociedad de las Naciones, el cual comunicará inmediatamente una copia certificada
conforme de la notificación a todas las demás Altas Partes contratantes, haciéndoles
saber la fecha en que la ha recibido.
La denuncia no surtirá efecto sino respecto del Estado que la haya notificado y un
año después de la fecha en que la notificación haya sido recibida en la Secretaría
General de la Sociedad de las Naciones.

La denuncia podrá hacerse también separadamente para cualquier territorio


colocado bajo su soberanía, jurisdicción, protección, dominio (suzeraineté) o tutela.

Artículo 11

Página 70 de 123
P
La presente Convención, que llevará la fecha de este día y cuyos textos francés e
inglés harán igualmente fe, podrá ser firmada hasta el 1. de abril de 1927 por los
Estados Miembros de la Sociedad de las Naciones.
El Secretario General de la Sociedad de las Naciones dará después a conocer la
presente Convención a los Estados no signatarios, incluso a los que no son
miembros de la Sociedad de las Naciones, invitándoles a adherirse al mismo.

El Estado que desee adherirse notificará por escrito su intención a la Secretaría


General de la Sociedad de las Naciones, remitiéndole del acta de adhesión, que se
depositará en los archivos de la Sociedad.

El Secretario General enviará inmediatamente a todas las demás Altas Partes


contratantes copia certificada conforme de la notificación, así como del acta de
adhesión, indicando la fecha en que las ha recibido.

Artículo 12
La presente Convención será ratificada y los instrumentos de ratificación depositados
en la Oficina del Secretario General de la Sociedad de las Naciones, quien lo
notificará a las Altas Partes contratantes.

La Convención surtirá sus efectos para cada Estado desde la fecha del depósito de
su ratificación o de su adhesión.

EN FE DE LO CUAL, los plenipotenciarios han autorizado la presente Convención con su


firma.

HECHO en Ginebra, el 25 de septiembre de 1926, en un solo ejemplar, que quedará


depositado en los archivos de la Sociedad de las Naciones y se remitirá a cada uno de los
Estados signatarios una copia certificada conforme del mismo.

12. DERECHOS DE LOS TRABAJADORES MIGRATORIOS


 Convención internacional sobre la protección de los derechos de todos los
trabajadores migratorios y de sus familiares
 Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada
Transnacional

13. NACIONALIDAD, APATRIDIA, ASILO y REFUGIADOS


 Convención para reducir los casos de apatridia
 Convención sobre el Estatuto de los Apátridas
 Convención sobre el Estatuto de los Refugiados
 Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados
 Declaración sobre los derechos humanos de los individuos que no son nacionales del
país en que viven

14. CRÍMENES DE GUERRA y CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD, INCLUSO EL


GENOCIDIO
 Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio
 Convención sobre la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra y de los crímenes
de lesa humanidad
 Principios de cooperación internacional en la identificación, detención, extradición y
castigo de los culpables de crímenes de guerra, o de crímenes de lesa humanidad
 Estatuto del Tribunal Internacional para la ex Yugoslavia
 Estatuto del Tribunal Internacional para Rwanda
 Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional

Página 71 de 123
P
15. DERECHO HUMANITARIO
 Convenio de Ginebra relativo al trato debido a los prisioneros de guerra
 Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo
de guerra
 Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a
la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados Internacionales (Protocolo I)
 Protocolo adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a
la protección de las víctimas de los conflictos armados sin carácter internacional
(Protocolo

DECIMO SEGUNDA SEMANA

INSTRUCCIÓN BASICA DEL PERSONAL DE LA POLICIA NACIONAL PARA REGULAR


EL USO DE LA FUERZA : MANUAL DE DERECHOS HUMANOS APLICADOS A LA
FUNCION POLICIAL.- aprobado por RM Nro.952-2018-IN :

La Policía Nacional del Perú es una Institución protectora de los Derechos Humanos. Por
ello es imprescindible que la preparación de los y las Policías constituye un proceso
permanente de capacitación y entrenamiento que debe permitirles desempeñarse
adecuadamente ante los diversos requerimientos que el contexto social presenta durante el
cumplimiento de su misión.
Los planes y programas del sistema educativo policial deben garantizar una alta
profesionalización, individual y colectiva, incidiendo en aspectos importantes para el
desarrollo de la función policial.
Esta instrucción se debe mantener en los diferentes niveles educativos. También se debe
garantizar una evaluación real, sostenida que permita apreciar la calificación de la aptitud y
actitud para cumplir con la función policial.
La estandarización de los procedimientos y técnicas básicas de intervención policial en
todos los funcionarios policiales permitirá un trabajo uniforme y unificado en todo el territorio
nacional. De este modo, se logrará que el Policía en cualquier lugar donde se
encuentre(Norte o Sur, Este u Oeste del territorio Nacional) pueda practicar y realizar su
trabajo de igual forma.
Es importante que la capacitación y en entrenamiento no sean solo un condicionamiento de
calificación, pues el requerimiento de aptitud y competencia son necesidades básicas para
prestar un servicio eficiente y seguro. Por lo tanto, debe motivarse que esta se relice
principalmente por el interés personal de cada Policía y no como una obligación.
La instrucción policial debe ser profesional, lógica y realista. Con ella se adquiere habilidad y
destreza, permitiendo que el Policía pueda enfrentar las tareas con menos riesgo para su
integridad física y su vida, asegurándole cumplir con su función de servir a la comunidad y
proteger a las personas en el marco del respeto a los derechos humanos

A. PREPARACION PSICOLOGICA:

La seguridad del personal policial está directamente relacionada con su preparación o


estado mental. Esto le permitirá visualizar y ensayar sus acciones, de modo que se tenga
una respuesta en razón a la forma de actuar de los presuntos infractores de la Ley. Por
estas misma razones, el personal policial debe recibir orientación psicológica por cuenta del
Estado para sobrellevar las tensiones generadas por el uso de la fuerza que afecten la vida
o integridad física de otras personas.
¨Para actuar en la vida real, el Policía tiene que entrenar lo máximo posible. Debe tener
presente que todas las situaciones que son posibles de ser simuladas con realismo durante
los entrenamientos. Debe realizarlo mentalmente. Si el Policía no se prepara mentalmente
para las situaciones o lo que resulte de ellas, muy probablemente tendrá un desempeño no

Página 72 de 123
P
deseado, pudiendo incluso quedarse paralizado y ser víctima de los acontecimientos. El
Policía debe discutir, intercambiar o ideas, realizar simulaciones solo o con su equipo,
aprovechando los reportajes periodísticos, boletines de ocurrencia, testimonios de sus
compañeros y todo lo que sea necesario.
Contrario a lo que se pueda pensar, el condicionamiento físico y el arma que el Policía tiene
no es los más relevante para su seguridad. El principio básico es su preparación mental que
proporciona la base para todas sus decisiones.

B. CONTROL DE EMOCIONES E INTELIGENCIA EMOCIONAL

1. LAS EMOCIONES

Las emociones como la cólera, ira, compasión, el miedo, entre otras, son estados de ánimo
que influyen directamente en el accionar del personal policial. El dominio de estas
emociones permitirá mantener un comportamiento adecuado y realizar las operaciones
policiales de manera apropiada. De igual forma, el equilibrio emocional permite mantener la
serenidad ante el peligro y el valor suficiente para enfrentar situaciones de riesgo
Garantizando el éxito de la intervención policial y haciendo prevalecer el sentido de justicia.

Ignorar el riesgo no es la mejor manera de vencerlo. Reconocer una situación de peligro


requiere de una capacidad de respuesta basada en el carácter y en una decisión inteligente.

2. INTELIGENCIA EMOCIONAL
La entendemos como la capacidad de percibir los sentimientos propios y de los demás,
distinguir entre éstos y servirse de esa información para guiar el pensamiento y la conducta
de uno mismo.
Durante el servicio policial, e incluso en su vida diaria, los y las Policías deben direccionar
sus talentos y capacidades, organizados en los siguientes aspectos :
 Capacidad para controlar las propias emociones( autocontrol, disciplina)
 Capacidad para comprender las propias emociones y las de los demás (empatía).
 Capacidad para percibir las emociones de forma precisa(percepción)
 Capacidad de aplicar las emociones para facilitar el pensamiento y el razonamiento.

Estas habilidades pueden ser aprendidas con el tiempo y la práctica.

C. PENSAMIENTO TACTICO

Esta en relación directa con el estado de alerta del Policía. Este, con un buen pensamiento
táctico podrá analizar la situación al momento de intervenir, evaluar peligros potenciales,
identificar amenaza y adoptar las medidas necesarias para superarlas. Por ello se debe
delimitar objetivamente las dos áreas siguientes:

1. Area de Seguridad
Es el área donde el Policía tiene el dominio de la situación después de una acción de control
que le permite minimizar cualquier riesgo para su integridad física y la de sus compañeros.

2. Area de Riesgo
Es el área sobre la cual el Policía no tiene dominio de la situación, de la que puede surgir
una amenaza que no sea vidente o latente. Ante ello es importante ubicar o detectar a una
persona (por ejemplo, se debe priorizar la atención en las manos) , un objeto, una
edificación o parte de ella, ventanas y accesos, calles, vehículos, animales, campos
abiertos, excavaciones, escaleras, corredores, etc. Debe ubicar los puntos de riesgo. Toda
área de riesgo ya dominada se convierte en área de seguridad.

Página 73 de 123
P
D. NIVELES DE ALERTA
Al atender una ocurrencia o aproximarse a lo que puede ser una situación de crisis, el
Policía estará en un cierto nivel de alerta, que dependerá de su capacidad de anticipación al
peligro.

Cuanto mejor preparado se encuentre mentalmente, mejor condición tendrá para operar en
el nivel apropiado de alerta y con la rapidez que la situación exija. Es necesario detectar
señales de riesgo y amenazas y pasar rápidamente a un nivel superior de alerta de acuerdo
con la evolución de la ocurrencia.

El estado de alerta puede ser identificado a través de los siguientes niveles:

1. Nivel de Distracción:
Se distrae con lo que está sucediendo a su alrededor, lo que puede ser ocasionado por
el cansancio o la creencia de que no hay posibilidad de problemas. Su estado mental no
está preparado para un eventual enfrentamiento, aumentando su propia inseguridad y
también la de su equipo durante el servicio policial.

2. Nivel de atención.
Es el nivel de alerta que el personal policial debe tener el todo momento cuan está
patrullando, dando prioridad a la búsqueda dede un amenaza potencial. Con frecuencia,
el personal policial es afectado o lesionado cuando no anticipa, no responde o no está
mentalmente preparado para enfrentar una situación riesgosa o peligrosa.

El estado de atención no es una garantía de protección, pero nos dará mejores


condiciones para detectar un peligro, y, de ser el caso, pasar a un estado o nivel de
reacción.

3. Nivel de seguridad
Hay conciencia de la existencia de un peligro. Sin embargo el entrenamiento,
experiencia, educación y buen sentido le permiten efectuar un planteamiento táctico a
seguir. Este incluye el pedido de cobertura de otros Policías, el uso de abrigos, la
identificación de alguien que pueda representar una amenaza y el uso de la fuerza si
fuese necesario. El nivel de seguridad disminuye los riesgos del Policía y su equipo. Si
son sorprendidos se encontrarán listos para dar las respuestas que la situación exija.

4. Nivel de Reacción

a. Positiva.- El riesgo es real y la reacción debe ser instantánea se debe localizar la


amenaza y tener en mente una acción necesaria para controlarla, acuerdo a las
circunstancias. La preparación mental y el entrenamiento colocan al personal policial
en condiciones plenas para realizar su defensa y la de terceros.

b. Negativa.- Cuando el peligro se mantiene por un tiempo prolongado o el personal


policial enfrenta un peligro para el cual no está preparado, el organismo entra en un
proceso de sobrecarga. Por lo tanto no consigue dar respuestas compatibles y
funcionar adecuadamente. De este modo, podrían producirse fallas en la percepción
de la situación en la que se encuentra. Esto caracteriza el estado de pánico. En este
Estado el Policía puede ver la amenaza, pero su mente no estará preparada para
suministrar las respuestas correctas de reacción. En esas circunstancias, el personal
policial puede realizar actos impensados como herir, patear, atracarse torpemente,
disparar agresiva e instintivamente, incluso voltearse y correr desesperado.

E. VERBALIZACION

Página 74 de 123
P
Es la herramienta o recurso más utilizado e una intervención policial, mediante el que
se trata de mantener o restablecer el principio de autoridad a través del empleo de la
expresión oral, con la firmeza y energía adecuada a cada situación particular.

En situaciones en las que no hay resistencia manifiesta sino cooperación, se debe


actuar con la cortesía y deferencia correspondiente. En cambio, cuando hay
resistencia a la intervención policial o se está frente a un presunto infractor, la
firmeza y energía del lenguaje empleado serán necesarias para persuadir y
convencer al infractor que deponga su actitud ilícita, sobre todo cuando se le priva de
su libertad. Correctamente utilizada, minimiza los riesgos y maximiza los resultados
de la intervención.

El entrenamiento en técnicas de expresión verbal, para comunicarse con respeto,


seguridad y firmeza, es tan importante como saber disparar o tener una buena
condición física.
“CON UN BUEN PENSAMIENTO TACTICO PODRA ANALIZAR Y CONTROLAR
LA SITUACION AL MOMENTO DE INTERVENIR “.

Al iniciar el contacto visual, el/la Policía se debe identificar, luego de forma clara y
precisa, debe hacer conocer el motivo de la intervención y señalar cada una de las
acciones que el intervenido debe realizar. Se debe tratar con dignidad y respeto a
toda persona, utilizando un lenguaje adecuado, evitando improperios y términos
peyorativos.

Las indicaciones deben ser firmes. Una orden enérgica puede evitar una tragedia y
hacer innecesario el uso de la fuerza física o letal. Si la persona intervenida sigue las
instrucciones, su integridad y la del personal policial estarán aseguradas. En
consecuencia la intervención se realizará sin necesidad de elevar el nivel de fuerza.

Un presunto infractor puede obedecer la orden inmediatamente, huir o reaccionar de


manera violenta ante la intervención. Cualquiera que fuere el nivel de reacción, el
momento será tenso, critico y riesgoso. Al intervenir verbalmente a una persona en
actitud sospechosa, el Policía debe estar siempre preparado para cualquier
eventualidad.

No se debe amenazar al intervenido ni decir algo que no pueda cumplir. Por ejemplo
“ se lo diré por última vez…. “Si el individuo decide ignorar la advertencia, el Policía
perderá credibilidad. Por otro lado, si el intervenido obedece, el Policía debe estar
preparado, no descuidar su seguridad, no debe confiarse, puesto que puede ser el
momento más peligroso de la intervención.

La posición en que el Policía sostiene su arma también ayuda en la verbalización. El


Policía puede o no apuntar el arma en función de la percepción del riesgo y la
reacción del intervenido. Esto es de acuerdo a cómo se desarrollen los hechos se
¨”…] se debe considerar, razonablemente, entre otras circunstancias, el nivel de
cooperación, resistencia o agresión de la persona intervenida y las condiciones del
entorno, tratando siempre de usar el nivel mínimo de fuerza, subiéndolo o
reduciéndolo gradualmente, conforme convenga .”

F. MEDIOS DE POLICIA

Son las armas, equipo, accesorios y otros elementos de apoyo, autorizados o


proporcionados por el Estado, que emplea el Personal Policial para enfrentar una
amenaza o atentado contra la seguridad, el orden público, la integridad o la vida de
las personas.

Página 75 de 123
P
Para el cumplimiento de su servicio, el personal policial debe contar con un
equipamiento básico, conformado principalmente por :
o Bastones policiales.
o Grilletes policiales.
o Chaleco balístico.
o Arma de fuego y munición reglamentaria.
o Cinto policial.

Para su empleo, es necesario que se conozcan cabalmente su uso y manejo, así


como el modo correcto de portarlos. Sólo así se asegura que puedan utilizarse
adecuadamente durante una intervención sin perder de vista el riesgo que pueda
enfrentarse.

Dependiendo de la particularidad del servicio policial, podría haber otros medios de


Policía que se consideren parte del equipamiento básico.

1. BASTONES POLICIALES
Son aquellos medios defensivos no letales utilizados por el personal policial
debidamente entrenado y según la función que desempeñan en el ejercicio de su
labor policial. Nunca deben utilizarse como elementos de castigo ni como medios
ofensivos o de intimidación. Al hacer uso de ellos se debe reducir al mínimo las
posibles lesiones innecesarias. Sin embargo, de presentarse alguna situación
involuntaria, deberá brindarse la asistencia médica inmediata.

Los bastones policiales que usa la Policía Nacional del Perú son la defensa de
goma, el bastón TONFA (PR-24) y el bastón extensible.

El uso de los bastones policiales es excepcional. Sin embargo, si es inevitable


usarlos para defenderse ante la agresión , deberá restringirse su uso al mínimo
necesario. En esa circunstancia el personal policial preferentemente hará contacto
sobre las partes de mayor volumen muscular(piernas, brazos) , evitando impactar en
la cabeza, cuello, tórax o genitales.
En estas circunstancias, al emplear los bastones policiales se deberá tener en
cuenta lo siguiente:

. ZONAS PROHIBIDAS .- Son las que pueden causar la muerte o lesiones graves
en el individuo, por lo tanto, es imperioso evitar impactar con los bastones policiales
en estas zonas.
. ZONAS INCAPACITANTES.- Son las que causa efectos temporales o
permanentes, el impacto de los bastones hacia estas zonas no debe ser reiterativo.
. ZONAS MOMENTANEAS.- Son las que se inmoviliza por segundos, minutos u
horas al individuo con recuperación total a corto plazo, el impacto de los bastones
hacia esas zonas debe ser estrictamente necesario.
a. Bastones de goma.
b. TONFA (PR-24)
c. Bastón policial extensible.

2. AEROSOL PIMIENTA
Es un elemento químico que provoca una profunda irritación, sensación de picazón
muy molesta y un ardor generalizado en las vías respiratorias. Su uso, como medio
policial no letal, ofrece una ventaja momentánea ante la agresión de un infractor de
la ley.

Página 76 de 123
P
a. Descripción
El gas pimienta se utiliza para controlar infractores de la ley de manera individual
o grupal. El alcance máximo de este medio puede variar en un rango de 4 a 5
metros siendo el alcance efectivo entre 2 a 3 metros aproximadamente.
El aerosol pimienta viene en envases especiales que al momento de emplearse
emiten un ritmo fijo de dispersión, y que representan un seguro para accionar el
aspersor de chorro. La composición química de este gas no debe ser inflamable.

b. Empleo
Ante una agresión no letal por parte de un infractor de la ley, el personal policial,
de acuerdo al criterio de uso progresivo y diferenciado de la fuerza, podrá
controlar la agresión mediante el aerosol pimienta(paralelo al control físico)
debiendo para ello accionar dos veces el aspersor de chorro en forma sucesiva.
Los efectos son inmediatos, provocan intenso ardor en la piel y en los ojos,
dificulta la respiración, los ojos se cierran involuntariamente cegando al atacante
temporalmente.

c. Recomendaciones
. Evitar el uso en espacios cerrados sobre todo en el interior de vehículos
públicos o privados.
. No usar a una distancia menor de 50 metro cm aproximadamente, por cuanto la
fuerza de impacto generada por la dispersión del chorro podía generar lesiones
oculares.
. Debe portarse siempre en una funda, con el seguro del aspersor accionado.
. Por ningún motivo se expondrá al presunto infractor al gas pimienta en forma
prolongada en la misma zona.

3. GAS LACRIMOGENO

El gas lacrimógeno es un término general para cualquier compuesto químico que se


utilice para incapacitar temporalmente mediante la irritación de los ojos y/ o el
sistema respiratorio.
El empleo y las técnicas de uso de este medio de la Policía se sujetan a normas y
disposiciones establecidas en el Manual de Mantenimiento y Restablecimiento del
Orden Público de la Policía Nacional, siendo éste de observancia obligatoria para
todo el personal policial que participa en operaciones de esta naturaleza.

a. DESCRIPCION
El gas lacrimógeno es un compuesto químico que hace que los ojos se irriten y
lagrimeen. En general cualquier compuesto químico que produzca estos efectos
se puede llamar lacrimógeno, pero agente de control de disturbios o gas
lacrimógeno implica un producto químico lacrimógeno escogido por su baja
toxicidad y por no ser letal

b. RECOMENDACIONES
Evitar el empleo de material lacrimógeno a inmediaciones de edificaciones donde
se congreguen personas con mayor riesgo de sufrir las consecuencias de los
agentes químicos, tales como personas con mayor riesgo de sufrir las
consecuencias de los agentes químicos, tales como establecimientos cerrados,
hospitales, asilos, colegios, otros establecimientos públicos.

No debe emplearse de manera indiscriminada para evitar efectos colaterales


como asfixia u otros. Su uso debe cesar cuando el motivo que lo justificó
desaparece.

Página 77 de 123
P
Nunca se lanzará material lacrimógeno al cuerpo de las personas.

Cumplir con sus especificaciones técnicas para alcanzar los efectos deseados sin
excesos, incluyendo el transporte, para lo cual el personal policial deberá portar
el gas lacrimógeno en su respectiva bolsa porta granadas.
Tener en cuenta que el riesgo de un efecto letal o de graves lesiones sigue
existiendo, dependiendo del tipo de gas empleado, tiempo de exposición y la
concentración de los gases, así como de la capacidad física de las personas
afectadas(edad, contextura, salud delibitada y otros.)

4. FORNITURA POLICIAL
Es un tipo de correa utilizada como accesorio con la finalidad de transportar el
equipamiento básico policial de una manera más efectiva, ya que permite tener un
acceso rápido y fácil de los medios de policía, además de que también permite tener
las manos libres.

Su uso es indispensable para realizar las actividades propias del servicio policial.
Está conformada principalmente por una correa de color negro, con funda para arma
de fuego, porta cacerinas, porta grilletes de seguridad y porta bastón, además
linterna, silbato, navaja, radio, gas pimienta.

5. GRILLETES POLICIALES

Constituyen un elemento muy útil e imprescindible del equipo básico del Policía. No
solo permite controlar la acción agresiva del infractor de la ley, sino también la
sujeción momentánea de éste, para su aseguramiento o traslado ante la autoridad
competente.
Es un medio de policía que limita el uso de la fuerza y el empleo de las armas de
fuego, por lo que :
 Controlan el accionar violento de la persona intervenida y evitan que esta se
autolesione.
 Reducen las posibilidades de la persona intervenida de agredir al personal
policial, garantizando su integridad física y la de sus compañeros.
 Reducen las posibilidades de la persona intervenida de agredir a terceras
personas.

Toda personas que presumiblemente haya cometido un delito, deberá ser


engrilletada para su inmovilización, registro, conducción y traslado ante la autoridad
competente.

También pueden ser engrilletadas las personas intervenidas que se encuentren bajo
el efecto de drogas, alcohol o cualquier estado emocional alterado que represente
peligrosidad para si mismo o para otros.

Una ves colocados los grilletes, no se usará contra la persona intervenida ningún
otro medio de coerción ni fuerza física alguna que atente contra su integridad física o
dignidad.

Los grilletes se manipularán exclusivamente para su colocación, nunca como medio


de intimidación o humillación. Antes de salir al servicio se debe de verificar que los
grilletes se encuentren listos para usarse y contar con su respectiva llave o
dispositivo de apertura.

Los grilletes policiales que usa la PNP para el cumplimiento de sus funciones son los
grilletes:

Página 78 de 123
P
 Grilletes de seguridad. Ya hemos descrito.
 Grilletes de lazo.- Son tiras de cuerda hechas de nylon trenzado y un
mecanismo de bloqueo. Su uso es excepcional ya que resulta ventajoso en
situaciones en las que se deben detener a una gran cantidad de personas en
un periodo de tiempo relativamente corto. La parte más importante es el
mecanismo de bloqueo(candado), que debe ser colocado correctamente a fin
de soportar el esfuerzo de la persona intervenida para liberarse de los lazos
que rodean sus muñecas.
 Grilletes desechables.- Son tiras de plástico de alta resistencia, de fácil
portabilidad, sumamente ligeras y de un solo uso. Una vez colocados deben
ser cortados con una cuchilla especial para la liberación de la persona
arrestada, estos grilletes pueden ser empleados por personal policial según
su especialidad funciona.

6. ARMAS DE FUEGO
 Revólver calibre 38 “ SPL
 Pistolas calibre 9 mmm Pb.
 Armas de largo alcance calibres 5.56 x 45 mm , 7.62 x 39 mm y 7.62 x 51
mm.

a. ASPECTOS A TENER EN CUENTA PARA EL USO DEL ARMA DE FUEGO

1. Objetivo del disparo.- Lograr que agresor cese su ataque ilegal

2. Nociones Generales para el uso y manejo del arma de fuego:


 Mano de contacto, mano de apoyo.
 Ojo dominante.
 Internamiento - almacenamiento.
 Aprestamiento para el servicio.

3. REGLAS BASICAS DE SEGURIDAD


 Debe considerarse que toda arma de fuego siempre está cargada.
 Nunca apunte su arma en forma innecesaria a una persona.
 No coloque el dedo en el disparador, sino no ha resuelto efectuar el
disparo cuando se está apuntando, el dedo índice de la mano de contacto
irá totalmente estirado paralelo al armazón, sin hacer contacto con el
disparador.
 No manipule sin motivo justificado el armamento. No se justifica la
extracción, manipulación o exposición indebida e innecesaria del arma,
fuera del permitido en las normas y reglamentos.

4. FUNDAMENTOS BASICOS DE TIRO


 Posición del cuerpo.
 Empuñamiento.
 Alineamiento de las miras.
 Imagen de tiro.
 Respiración.
 Control del dedo en el disparador.
 Recuperación (seguimiento)

5. PROCEDIMIENTOS PARA USO DEL ARMA DE FUEGO


El personal policial, antes de disparar su arma de fuego, seguirá el siguiente
procedimiento:

Página 79 de 123
P
a. Identificarse plenamente como Policía aún cuando está uniformado.
¡ ALTO POLICIA ¡o ¡ES LA POLICIA ¡

b. Dar al presunto infractor una clara advertencia de su intención d


Disparar su arma de fuego, dándole tiempo suficiente para que lo
entienda y tome una decisión
¡ ARROJE EL ARMA ¡ o
¡ SUELTE EL ARMA ¡ o
¡ NO SE MUEVA ¡ o
¡ NO INTENTE REACCIONAR , ESTAMOS ARMADOS PODEMOS DISPARAR ¡

Este procedimiento no se ejecutará, si su práctica creara un riesgo de muerte o


lesiones graves para el personal policial. En caso la advertencia resultase
evidentemente inadecuada o inútil dadas las circunstancias del caso, se empleará el
arma de fuego directamente. ( art. 11.3 del DS 012-IN-2016 Reglamento del DL
1186 que regula el uso de la fuerza por parte del personal de la Policía Nacional del
Perú y arts. 10 y 11 (b, e ) de los Principios básicos sobre el Empleo de la fuerza y
armas de fuego por los Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley.

El Personal de la PNP, excepcionalmente podrá usar el arma de fuego cuando sea


estrictamente necesario y sólo cuando otras medidas menos extremas resulten
insuficientes o sean inadecuadas ( Art. 8.2 DL 1186 Regula uso de la fuerza por
parte de la PNP) , en las siguientes situaciones :

 En defensa propia o de otras personas, en caso de peligro real e inminente de


muerte o lesiones graves.
 Cuando se produzca una situación que implique una serie amenaza para la vida
durante la comisión de un delito particularmente grave.
 Cuando se genere un peligro real e inminente de muerte o lesiones graves como
consecuencia de la resistencia ofrecida por la persona que vaya ser detenida.
 Cuanto la vida de una persona es puesta en riesgo real, inminente y actual por
quién se está fugando.
 Cuando se genere un peligro real o inminente de muerte del personal policial u
otra persona, por la acción d quién participa de una reunión tumultuaria violenta.

En caso que el presunto infractor mantuviera una actitud violenta y el riesgo letal es
inminente, empleará el arma de fuego y, si las condiciones lo permiten deberá
realizar el disparo selectivo en determinada zona del cuerpo, con la finalidad de
controlar la acción letal del presunto infractor de la ley, teniendo en cuenta la
intensidad de la agresión o amenaza, la forma de proceder y el peligro que
representa la persona a intervenir o la situación por controlar ( art. 6.3 DS 012-2016-
IN ), así como el objetivo legítimo que se persigue (art.5 (a, b ) Principios básicos
sobre el empleo de la fuerza y de armas de fuego por los funcionarios encargados de
hacer cumplir la ley).

DECIMA TERCERA SEMANA


2do EXAMEN PARCIAL

DÉCIMO CUARTA SEMANA

Página 80 de 123
P
III UNIDAD

NORMAS INTERNACIONALES Y NACIONALES DE LA FUNCIÓN ÉTICA POLICIAL Y


LOS DERECHOS HUMANOS

CÓDIGO DE CONDUCTA PARA FUNCIONARIOS ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR


LA LEY.(ONU- Res.34/160 de 1967)

El Código de Conducta, fue aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en
su Resolución 34/169 del 17DIC1979. En dicha resolución se declara que la índole de las
funciones de aplicación de la ley en defensa del orden público, y la forma en que éstas se
ejercen, tienen una repercusión directa en la calidad de la vida tanto de los individuos como
de la sociedad en su conjunto. Mientras que destaca la importancia de las funciones que
desempeñan los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, la Asamblea General
también pone en relieve los posibles abusos que entraña el ejercicio de esos deberes.

El Código de Conducta consta de 8 artículos. No es un tratado, pero pertenece a la


categoría de instrumentos de autoridad que proporcionan orientación a los Gobiernos en
cuestiones relacionadas con los derechos humanos y la justicia penal. Cabe señalar que,
como reconocen los autores, esas normas carecen de valor práctico, a menos que su
contenido y significado, mediante la educación y la capacitación y mediante la vigilancia,
pasen a ser parte del credo de todo funcionario encargado de hacer cumplir la ley.

Artículo 1 Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley


cumplirán en todo momento los deberes que les impone la ley,
sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas las personas
contra actos ilegales, en consonancia con el alto grado de
responsabilidad exigido por su profesión.

Comentario:

La expresión "funcionarios encargados de hacer cumplir la ley" incluye a todos los


agentes de la ley, ya sean nombrados o elegidos, que ejercen funciones de policía,
especialmente las facultades de arresto o detención.

En los países en que ejercen las funciones de policía autoridades militares, ya sean
uniformadas o no, o fuerzas de seguridad del Estado, se considerará que la definición de
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley comprende a los funcionarios de esos
servicios.

En el servicio a la comunidad se procura incluir especialmente la prestación de servicios de


asistencia a los miembros de la comunidad que, por razones personales, económicas,
sociales o emergencias de otra índoles, necesitan ayuda inmediata.

Esta disposición obedece al propósito de abarcar no solamente todos los actos violentos, de
depredación y nocivos, sino también toda la gama de prohibiciones previstas en la
legislación penal. Se extiende, además , a la conducta de personas que no pueden incurrir
en responsabilidad penal.

Artículo 2
En el desempeño de sus tareas, los funcionarios encargados de
hacer cumplir la ley respetarán y protegerán la dignidad humana
y mantendrán y defenderán los derechos humanos de todas las
personas

Comentario

Página 81 de 123
P
Los derechos humanos de que se trata están determinados y protegidos por el derecho
nacional y el internacional. Entre los instrumentos internacionales pertinentes están la
Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y
Políticos.

La Declaración sobre la Protección de todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o
Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, la Declaración de las Naciones Unidas sobre la
eliminación de todas las formas de discriminación racial, la Convención Internacional sobre
la Eliminación de todas las formas de discriminación racial, La Convención Internacional
sobre la Represión y el Castigo del Crimén de Apartheid, la Convención para la Prevención
y la Sanción del Delito de Genocidio, las Reglas mínimas para el Tratamiento de los
Reclusos y la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares..

En los comentarios de los distintos países sobre esta disposición deben indicarse las
disposiciones regionales o nacionales que determinen y protejan estos derechos.

Artículo 3
Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea
estrictamente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas.
Comentario :

En esta disposición se subraya que el uso de la fuerza por los funcionarios encargados de
hacer cumplir la Ley debe ser excepcional, si bien implica que los funcionarios encargados
de hacer cumplir la ley pueden ser autorizados a usar la fuerza en la medida en que
razonablemente sea necesario, según las circunstancias para la prevención de un delito,
para efectuar la detención legal de delincuentes o de presuntos delincuentes o para ayudar
a efectuarla, no podrá usarse la fuerza en la medida en que exceda estos límites.
El Derecho Nacional restringe ordinariamente el uso de la fuerza por los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley de conformidad con un principio de proporcionalidad.
Debe entenderse que esos principios nacionales de proporcionalidad han de ser respetados
en la interpretación de esta disposición. En ningún caso debe interpretarse que esta
disposición autoriza el uso de un grado de fuerza desproporcionado al objeto legítimo que se
ha de lograr.
El uso de armas de fuego se considera una medida extrema. Deberá hacerse todo lo posible
por excluir el uso de armas de fuego, especialmente contra niños. En general, no deberán
emplearse armas de fuego, excepto cuando un presunto delincuente ofrezca resistencia
armada o ponga en peligro, de algún otro modo, la vida de otras personas y no pueda
reducirse o detenerse al presunto delincuente aplicando medidas menos extremas. En todo
caso en que se dispare un arma de fuego, deberá informarse inmediatamente a las
autoridades competentes.

Artículo 4.
Las cuestiones de carácter confidencial de que tengan conocimiento los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley se mantendrán en secreto, a menos que el cumplimiento
del deber o las necesidades de la justicia exigan estrictamente lo contrario.
Comentario :
Por la naturaleza de sus funciones, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
obtienen información que puede referirse a la vida privada de las personas o redundar en
perjuicio de los intereses, especialmente la reputación, de otros. Se tendrá gran cuidado en
la protección y el uso de tal información, que sólo debe revelarse en cumplimiento del deber
o para atender las necesidades de la justicia. Toda revelación de tal información con otros
fines es totalmente impropia.

Página 82 de 123
P
Artículo 5
Ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley podrá infligir, instigar o tolerar ningún
acto de tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, ni invocar la orden
de un superior o circunstancias especiales, como estado de guerra o amenaza de guerra,
amenaza a la seguridad nacional, inestabilidad política interna, o cualquier otra emergencia
pública, como justificación de la tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o
degradantes.
Comentario :
Esta prohibición dimana de la Declaración sobre Protección de todas las personas contra la
Tortura y Otros Tatos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, aprobada por la
Asamblea General, y en la que se estipula que :
“ Todo acto de esa naturaleza, constituye una ofensa a la dignidad humana y será
condenado como violación de los propósitos de la Carta de las Naciones Unidas y de los
Derechos Humanos y Libertades Fundamentales proclamados en la Declaración Universal
de Derechos Humanos [y otros instrumentos Internacionales de Derechos Humanos ]”.

En la Declaración se define la tortura de la siguiente manera :


“ […] Se entenderá por tortura todo acto por el cual el funcionario público, u otra persona a
instigación suya, inflija intencionalmente a una persona penas o sufrimientos graves, ya
sean físicos o mentales, con el fin de obtener de ella o de un tercero información o una
confesión, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospecha que haya cometido, o
de intimidar a esa persona o a otras. No se considerarán torturas las penas o sufrimientos
que sean consecuencia únicamente de la privación legítima de la libertad, o sean
inherentes o incidentales a ésta, en la medida en que estén en consonancia con las reglas
mínimas para el Tratamiento de Reclusos. “

El término “ tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes “ no ha sido definido por la


Asamblea General, pero deberá interpretarse que extiende la protección más amplia posible
contra todo abuso, sea físico o mental.

Artículo 6
Los Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley asegurarán la plena protección de la
salud de las personas bajo su custodia y , en particular, tomarán medidas inmediatas para
proporcionar atención médica cuando se precise.
Comentario :
La “ atención médica”, que se refiere a los servicios que presta cualquier tipo de personal
médico, incluidos los médicos en ejercicio inscritos en el colegio respectivo y el personal
paramédico, se proporcionará cuando se necesite o solicite.
Si bien es probable que el personal médico esté adscrito a los órganos de cumplimiento de
la ley, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben tener en cuenta la opinión
de ese personal cuando recomiende que se dé a la persona en custodia el tratamiento
apropiado por medio de personal médico no adscrito a los Organos de cumplimiento de la
Ley o en consulta con él,
Se entiende que los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley proporcionarán también
atención médica a las víctimas de una violación de la ley o de un accidente ocurrido en el
curso de una violación de la ley.

Artículo 7
Los Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley no cometerán ningún acto de
corrupción. También se opondrán rigurosamente a todos los actos de esa índole y los
combatirán .

Página 83 de 123
P
Comentario:
Cualquier acto de corrupción, lo mismo que cualquier otro abuso de autoridad, es
incompatible con la profesión de funcionario encargado de hacer cumplir la Ley. Debe
aplicarse la Ley con todo rigor a cualquier funcionario encargado de hacerla cumplir que
cometa un acto de corrupción, ya que los Gobiernos no pueden pretender hacer cumplir la
ley a sus ciudadanos si no pueden, o no quieren, aplicarla contra sus propios agentes y en
sus propios organismos.
Si bien la definición de corrupción deberá estar sujeta al derecho nacional, debe entenderse
que abarca tanto la comisión u omisión de un acto por parte del responsable, en el
desempeño de sus funciones o con motivo de éstas, en virtud de dádivas, promesas o
estímulos, exigidos o aceptados, como la recepción indebida de éstos una vez realizado u
omitido el acto.
Debe entenderse que la expresión “ acto de corrupción” anteriormente mencionada abarca
la tentativa de corrupción.

Artículo 8
Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán la Ley y el presente Código.
También harán cuando esté a su alcance para impedir toda violación de ellos y por
oponerse rigurosamente a tal violación.
Los Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley que tengan motivos para creer que se
ha producido una violación del presente Código informarán de la cuestión a sus superiores
y, si fuere necesario, a cualquier otra autoridad u Organismo apropiado que tenga
atribuciones de control o correctivas.
Comentario:
El presente Código se aplicará en todos los casos en que se haya incorporado a la
Legislación o la práctica nacionales. Si la legislación o la práctica contienen disposiciones
más estrictas que las del presente Código, se aplicarán esas disposiciones más estrictas.
El artículo tiene por objeto mantener el equilibrio entre la necesidad de que haya disciplina
interna en el organismo que dependa principalmente la seguridad pública, por una parte, y la
de hacer frente a las violaciones de los derechos humanos básicos, por otra. Los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley informarán de las violaciones a sus
superiores inmediatos y sólo adoptarán otras medidas legítimas sin respetar la escala
jerárquica si no se dispone de otras posibilidades de rectificación o si éstas no son eficaces.
Se entiende que no se aplicarán sanciones administrativas ni de otro tipo a los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley por haber informado de que ha ocurrido o va a ocurrir
una violación del presente Código.
El término “ autoridad” u organismo apropiado que tenga atribuciones de control o
correctivas “ se refiere a toda autoridad o todo organismo existente con arreglo a la
legislación nacional, ya forma parte del Organo de cumplimiento de la Ley o sea
independientemente d éste, que tenga facultades estatutarias, consuetudinarias o de otra
índole para examinar reclamaciones y denuncias de violaciones dentro del ámbito del
presente Código.
En algunos países puede considerarse que los medios de información para las masas
cumplen funciones de control análogas a las descritas en el párrafo anterior. En
consecuencia, podría estar justificado que los funcionarios encargados de hacer cumplir la
Ley, como último recurso y con arreglo a las Leyes y costumbres de su país y las
disposiciones del artículo 4 del presente Código, señalarán las violaciones a la atención de
la opinión pública a través de los medios de información para las masas.
Los Funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley que observen las disposiciones del
presente Código, merecen el respeto , el apoyo total y la colaboración de la comunidad y del
organismo de ejecución de la Ley en que prestan sus servicios, así como de los demás
funcionarios encargados de hacer cumplir la Ley.

Página 84 de 123
P
PRINCIPIOS BASICOS SOBRE EL EMPLEO DE LA FUERZA Y DE ARMAS DE FUEGO
POR LOS FUNCIONARIOS ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY.

Adoptadas por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre prevención del
Delito y Tratamiento del delincuente, celebrado en LA HABANA- CUBA DEL 27 de
Agosto al 7 de Septiembre de 1990.-

Disposiciones Generales :

1. Los Gobiernos y los organismos encargados de hacer cumplir la ley adoptarán y


aplicarán normas y reglamentaciones sobre el empleo de la fuerza y armas de fuego
contra personas por parte de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Al
establecer esas normas y disposiciones, los Gobiernos y los organismos encargados
de hacer cumplir la ley exsaminarán continuamente las cuestiones éticas
relacionadas con el empleo de la fuerza y de armas de fuego.
2. Los Gobiernos y los organismos encargados de hacer cumplir la ley establecerán
una serie de métodos lo más amplia posible y dotarán a los fiuncionarios
correspondientes de distintos tipos de armas y municiones de modo que puedan
hacer un uso diferenciado de la fuerza y de las armas de fuego. Entre estas armas
deberían figurar armas incapacitantes no letales para emplearlas cuando fuera
apropiado, con miras a restringir cada vez más el empleo de medios que pu4edan
ocasionar lesiones o muertes. Con el mismo objetivo, también debería permitirse que
los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cuenten con equipo
autoprotector, por ejemplo, escudos, cascos, chalecos a prueba de balas y medios
de transporte a prueba de balas a fin de disminuir la necesidad de armas de
cualquier tipo.
3. Se hará una cuidadose evaluación de la fabricación y distribución de armas no
letales incapacitantes a fin de reducir al mínimo el riesgo de causar lesiones a
personas ajenas a los hechos y se controlará con todo cuidado el uso de tales
armas.
4. Los funcionarios encargados de hacer cuymplir la ley, en el desempeño de sus
funciones, utiloizarán en la medida de lo posible medios no violentos antes de
recurrir al empleo de la fuuerza y de armas de fuego. Podrán utilizar la fuerza y
armas de fuego solamente cuando otros medios resulten ineficaces o no garanticen
de ninguna manera el logro del resultado previsto.
5. Cuando el empleo de las armas de fuego sea inevitable, los funcionarios encargados
de hacer cumplir la ley :
a. Ejercerán moderación y actuarán en proporción a la gravedad del delito y al
objetivo legítimo que se persiga ;
b. Reducirán al mínimo los daños y lesiones y respetarán y protegerán la vida
humana;
c. Procederán de modo que se presten lo antes posible aistencia y servicios
médicos a las personas heridas o afectadas ;
d. Procurarán notificar lo sucedido, a la menor brevedad posible, a los parientes o
amigos íntimos de las personas heridas o afectadas.
6. Cuando el emplear la fuerza o armas de fuego los funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley ocasionen lesiones o muerte, comunivcarán el hecho inmediatamente a
sus superiores de conformidad con el principio 22.
7. Los Gobiernos adoptarán las medidas necesarias para que en la legislación se
castigue como delito el empleo arbitrario o abusivo de la fuerza o de armas de
fuego por parte de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.
8. No se podrán invocar circunstancias excepcionales tales como la inestabilidad
política interna o cualquier otra situación pública de emergencia para justificar el
quebrantamiento de estos Principios Básicos.

DISPOSICIONES ESPECIALES :

Página 85 de 123
P
9. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no emplearán armas de fuego
contra las pesonas salvo en defensa propia o de otras personas, en caso de peligro
inminente de muerte o lesiones graves, o con el propósito de evitar la comisión de un
delito particularmente grave qu8e entrañe una seria amenaza para la vida, o con el
objeto de detener a una persona que represente ese peligro y oponga resistencia a
su autoridad, o para impedir su fuga, y sólo en caso de que resulten insuficientes
medidas menos extremas para lograr dichos objetivos. En cualquier caso, sólo se
podrá hacer uso intencional dwe armas letales cuando sea estrictamente inevitable
para proteger una vida..
10. En las circuntstancias previstas en el pruincipio 9, los funcionarios encargados de
hacer cumplir la ley se identificarán como tales y darán una clara advertencia de su
intención de emplear armas de fuego, con tiempo suficiente para que se tome en
cuenta, salvo que al dar esa advertencia se pusiera indebidamente en peligro a los
funcionarios encarhgados de hacer cumplir la ley, se creara un riesgo de muerte o
daños graves a otras personas, o resultara evidentemente inadecuada o inútil dadas
las circunstancias del caso.
11. Las normas y reglamentaciones sobre el empleo de armas de fuego por los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben contener directrices que :
a. Especifiquen las circunstancias en que los funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley estarían autorizados a portar armas de fuego y prescriban los tipos
de armas de fuego o municiones autorizados.
b. Aseguren que las armas de fuego se utilicen solamente en circunstancias
apropiadas y de manera tal que disminuya el riesgo de daños innecesesarios;
c. Prohiban el empleo de armas de fuego y municiones que puedan provocar
lesiones no deseadas o signifiquen un riesgo injustificado;
d. Reglamenten el control , almacenamiento y distribución de armas de fuego, así
como los procedimientos para segurar que los funcionarios encargados de hacer
cumplir la ley respondan de las armas de fuego o municiones que se les hayan
entregado;
e. Señalen los avisos de advertencia que deberán darse, siempre que proceda,
cuando se vaya a hacer uso de un arma de fuego
f. Establezcan un sistema de presentación de informes siempre que los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley recurran al empleo de armas de
fuego en el desempeño de sus funciones.

ACTUACION EN CASO DE REUNIONES ILICITAS .

12. Dado que todas las personas están autorizadas a participar en reuniones lícitas y
pacíficas, de conformidad con los principios consagrados en la Declaración Universal
de Derechos Humanos y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos,
los Gobiernos y los Organismos y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
reconocerán que la fuerza y las armas de fuego pueden utilizarse solamente de
conformidad con los principios 13 y 14.
13. Al dispersar reuniones ilíticitas pero no violentas, los funcionarios encargados de
hacer cumplir la ley evitarán el empleo de la fuerzao,si no es posible, lo limitarán al
mínimo necesario.
14. Al dispersar reuniones violentas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
podrán utilizar armas de fuego cuando no se puedan utilizar medios menos
peligrosos y únicamente en la mínima medida necesaria. Los funcionarios
encargados de hacere cumplir la ley se abstendrán de emplear las armas de fuego
en esos casos, salvo en las circunstancias previstas en el principio 9.

VIGILANCIA DE PERSONAS BAJO CUSTODIA O DETENIDAS .

Página 86 de 123
P
15. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley en sus relaciones con las
personas bajo custodia o detenidas, no emplearán la fuerza, salvo cuando sea
estrictamente necesario para mantener la seguridad y el orden en los
establecimientos o cuando corra peligro la integridad física de las personas.
16. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, en sus relacions con las
personas bajo custodfia o detenidas, no emplear+an armas de fuego, salvo en
defensa propia o en defensa de terceros cuando haya peligro inminente de muerte o
lesiones graves, o cuando sea estrictamente necesario para impedir la fuga de una
persona sometida a custodia o detención que presente el peligro a que se refiere el
principio 9.
17. Los principios precedentes se aplicarán sin perjuicio de los derechos, obligaciones y
responsabilidades de los funcionarios de establecimientos penitenciarios, tal como se
enuncian en las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, sobre todo las
reglas 33, 34 y 54.

CALIFICACIONES, CAPACITACION Y ASESORAMIENTO :

18. Los Gobiernos y los Organismos encargados de hacer cumplir la ley procurarán que
todos los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley sea seleccionadfos
mediante procedimientos adecuados, posean aptitudes éticas, psicológicas y físicas
apropiadas para el ejercicio eficaz de sus funciones y reciban capacitación
profesional continua y completa. Tales aptitudes para el ejercicio de esaas funciones
serán objeto de examen períodico.
19. Los Gobiernos y los Organismos encargados de hacer cumplir la ley procurarán que
todos los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley reciban capacitación en el
empleo de la fuerza y sean examinados de conformidad con normas de avaluaci+on
adecuadas. Los funcionarios que deban portar armas de fuego deben estar
autorizados para hacerlo sólo tras haber finalizado la capacitación especializada en
su empleo.
20. En la capacitación de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, los
Gobiernos y los Organismos correspondientes prestarán especial atención a las
cuestiones de ética policial y derechos humanos, especialmente en el proceso de
indagación a los medios que puedan sustituir el empleo de la fuerza y de armas de
fuego, por ejemplo, la solución pacífica de los conflictos, es estudio del
comportamiento de multitudes y las técnicas de persuación, negociación y
mediación, así como a los medios técnicos, con miras a limitar el empleo de la fuerza
y armas de fuego. Los Organismos encargados de hacer cumplir la ley deben
examinar sus programas de capacitación y procedimientos operativos a la luz de
casos concretos..
21. Los Gobiernos y los Organismos encargados de hacer cumplir la ley proporcionarán
orientación a los funcionarios que intervengan en situaciones en las que se empleen
la fuerza o armas de fuego para sobrellevar las tensiones ´propias de esas
situaciones.

PROCEDIMIENTOS DE PRESENTACION DE INFORMES Y RECURSOS

22. Los Gobiernos y los Organismos encargados de hacer cumplir la ley establecerán
procedimientos eficaces para la presentación de informes y recursos en relación con
todos los casos mencionados en los Principios 6 y 11. f.-Para los casos con respecto
a los cuales se informe de conformidad con esos principios, los Gobiernos y los
Organismos encargados de hacer cumplir la ley asegurarán que se establezca un
procedimiento de revisión eficaz y que autoridades administrativas o judiciales
independientes estén dotadas de coompetencia en circunstancias apropiadas. En
caso de muerte y lesiones graves u otras consecuencias de importancia, se enviará
rápidamente un informe detallado a las autoridades competentes para la revisión
administrativa y la supervisión judicial.

Página 87 de 123
P
23. Las personas afectada por el empleo de la mfuerza y de armas de fuego o sus
representantes legales tendrán acceso a un proceso independiente, incluído un
proceso judicial. En caso de muerte de esas personas, esta disposición se aplicará a
sus herederos.
24. Los Gobiernos y los Organismos encargados de hacer cumplir la ley adoptarán las
medidas necesarias para que los funcionarios superiores asuman la debida
responsabilidads cuando tengan conocimiento, o debieran haberlo tenido, de que los
funcionarios a sus +ordenes recurren, o han recurrido, al uso ilícito de la fuerza y de
armas de fuego, y no adopten todas las medidas a su disposición para impedir,
eliminar o denunciar ese uso.
25. Los Gobiernos y los Organismos encargados de hacer cumplir la ley adoptarán las
medidas necesarias para que no se imponga ninguna sanción penal o disciplinaria
contra los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley que, en cumplimiento del
Código de Conducta pertinente y de estos Principios Básicos, se nieguen a ejectar
una orden de emplear la fuerza o armas de fuego o denuncien ese empleo por otros
funcionarios.
26. Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no podrán alegar obediencia de
órdenes superior4es si ttenían conocimiento de que la orden de emplear la fuerza o
armas de fuego, a ráiz de la mcual se ha ocasionado la muerte o heridas graves a
una persona, era manifiestamente ilícita y tuvieron una oportunidad razonable de
negarse a cumnplirla. De cualquier modo, tamnbién serán responsables los
superiores que diero la órdenes ilícitas.

# De conformidad con el comentario al artículo 1 del Código de Conducta para


funcionarios encargados de hacer cumplir la ley, la expresi+on FUNCIONARIOS
ENCARGADOS DE HACER CUMPLIR LA LEY incluye a todos los ageentes de la ley, ya
sean nombrados o elegidos, que ejercen funciones de Policía, especialmente las
facultades de arresto o detención. En los países en que ejercen las funciones de Policía
autoridades militares, ya sean uniformadas o no, o fuerzas de seguridad del Estado, se
considerará que la definición de funcionarios encargados de hacer cumplir la ley
comprende los funcionarios de esos servicios.-

DECIMO QUINTA SEMANA :

1. MANUAL DE DERECHOS HUMANOS APLICADOS A LA FUNCION POLICIAL

Página 88 de 123
P
APROBADO POR RESOLUCION MINISTERIAL NRO.952-2018-IN del 13 de
Agosto del 2018.

2. DECRETO LEGISLATIVO NRO. 1186 EL PERUANO 15 DE AGOSTO DEL 2015


QUE REGULA EL USO DE LA FUERZA POR PARTE DEL PERSONAL DE LA
POLICIA NACIONAL DEL PERU.
3. DECRETO SUPREMO NRO. 012-2018-IN DEL 27 DE JULIO DEL 2016, QUE
APRUEBA EL REGLAMENTO DEL DECRETO LEGISLATIVO NRO.1186

Decimo Quinta Semana-

USO DE LA FUERZA POR PARTE DEL PERSONAL DE LA PNP DECRETO


LEGISLATIVO NRO. 1186 y SU REGLAMENTO APROBADO CON DECRETO SUPREMO
NRO. 012-2018-IN ( Manual de Derechos Humanos aplicados a la Función Policial
aprobado por RM Nro.952-2018-IN del 13 de Agosto del 2018 )

Es necesario tener un concepto claro y objetivo de lo que significa “ fuerza” Suele


entenderse como vigor, energia, acción de contacto físico, entre otros inclusive
consideramos como un acto de violencia. Sin embargo la definición de fuerza en el
accionar policial debe entenderse como :

“ Es el medio que en sus diferentes niveles usa el personal de la Policía Nacional del
Perú, dentro del marco de la ley, para lograr el control de una situación que constituye
una amenzaza o atenta contra la seguridad, el orden público, la integridad o la vida de
las personas “.

La fuerza debe aplicarse mediante un acto discrecional, legal , legítimo y profesional, debe
tener consideraciones especiales cuando se trata de mujeres, niñas, niños y adolescentes,
personas adultas mayores y personas con discapacidad, brindándosele un trato humano y
disgno que debe ser obligación de todo Policía.

No obstante debemos tomar conciencia que todo empleo de la fuerza se convierte en


violencia y es visto como un acto arbitrario, ilegall, ilegítimo y no profesional ( Art. 3 literal j
del DS 012. 2016- IN Reglamento del DL 1186) . Por ello los o las Policías deben tener
presente siempre que :

“ FUERZA NO ES VIOLENCIA “

La Ley de la PNP DL 1267 establece como una de sus atribuciones : “ Hacer uso de la
fuerza , de acuerdo a la normatividad vigente, código de conducta de los funcionarios
encargados de hacer cumplir la ley y pruincipios básicos sobre el empleo de la fuerza y de
armas de fuego, en el marco de los acuerdos adoptados por las Naciones Unidas “.

A . PRINCIPIOS DEL USO DE LA FUERZA

De acuedo a los standares internacionales sobre DD HH aplicables a la función policial, que


se sustentan en instrumentos internacionales, los principios que rigen el uso de la fguerza
son :

1. LEGALIDAD
Implica la sujeción de la Fuerza Pública al mandato de la ley. Por ello el uso de lafuerza
debe orientarse al logro de un objetivo legal. Asimismo los medios y métodos utilizados
en cumplimiento del deber deben ser amparados en el marco del Derecho Internacional
de los DD HH, la Constitución Política del Perú y demás normas nacionales sobre la
materia. El uso de la fuerza está limitado y condicionada por los protocolos explícitos
previamente establecidos, para el ejercicio legítimo de esta atribución.

Página 89 de 123
P
2. NECESIDAD

El uso de la fuerza en el cumplimiento del deber es necsario cuando otros medios


resulten ineficaces o no garanticen de ninguna manera el logro del objetivo legal
buscado. En otras palabras, cuando el objetivo de una acción de aplicación de la ley
puede alcanzarse sin recurrir al ejercicio de la fuerza, los policías no harán uso de esa
facultad. Masáun cuando sea necesario ejercer dicha facultad, la medida en la que se
emplea no debe superar lo necesario para alcanzar el objetivo. Implica, asimismo, dejar
de ejercer la fuerza tan pronto como se haya logrado el objetivo.

3. PROPORCIONALIDAD

El uso de la fuerza. Es proporcional cuando el nivel de fuerza empleado para alcanzar el


objetivo legal buscado corresponde a lña resistencai ofrecida y el peligro representado
por la persona a intervencir o la situación a controlar.En el marco de este principio, el
uso de la fuerza se aplica con un criterio diferenciado y progresivo, determinado por el
nivel de cooperación, resistencia /( activa o pasiva) o la agresión de la persona o
personas a quines se interviene y considerando la intensidad, peligrosidad de l amenza,
condicions del entorno y los medios que disponga el personal policial para controlar una
situación específica.(Ley Nro. 30644 que mofició el art. 4. Del DL 1186). Estos deben ser
pueastos en práctica con un alto grado de racionabilidad sustentados en una conducta
ética.

B USO DIFERENCIADO Y PROGRESIVO DE LA FUERZA

Es la gradación y adecuación, por parte del personal policial, de los medios y métodos a
emplear teniendo en cuenta el nivel de cooperación, resistencia o agresión que represente
la persona a intervenir o la situación a controlar.

Al interbenir a pesronas en el cumplimiento de la función, el personal policial encontará


como respuesta una serie de conductas clasificadas con niveles sew resistencia, ante lo
cual el Policía deberá hacer un uso diferenciado y progresoivo de la fuerza, teniendo en
consideración los niveles de uso de la fuerza :

1. NIVEL DE RESISTENCIA
a. Resistencia pasiva :
(1) Riesgo latente.- Es la amenaza permanente no visible en toda intervención
policial. Está relacionada con la condición y confihuración geográfica, entorno
social, económico y actividad delictiva permanente o eventual y que
determina el nivel de respuesta policial.
(2) Cooperador.- El intervenido acata todas las indicaciones del personal policial
sin resistencia manifiesta durante la intervención. El ciudadano, presunto
infractor de la ley, mantiene respeto hacia el acto de autoridad cumpliendo las
indicaciones que se le da para garantizar el orden incluso efectuar un arresto
(3) No cooperador.- El intervenido no acata las indicaciones. No reacciona ni
agrede. El ciuddano, presunto infractor de la ley, evidencia una
desobediencia manifiesta hacia el acto de autoridad, sin llegar a la agresión
física, que puede expresarse verbalmente
b. Resistencia activa
(1) Resistencia física.- El intervenido se opone a su reducción, inmovilización y/o
condución, llegando a un nivel de desafio físico. El ciudadno presunto
infractor de la ley expresa oposición física, sujeción a elementos materiales
que evitan su traslado o empleo de cualquier medio para impedir la acción
policial de control físico.

Página 90 de 123
P
(2) Agresión no letal.- El intervenido agrede físicamente al personal policial o a
personas involucradas en la intervención mediante el empleo de la fuerza
corporal u objeto que atenta contra la integridad física, sin generar un peligro
real e inminente de muerte o lesiones graves.
(3) Agresión letal .- Es la acción y conducta del ciudadano presunto infractor de
la ley que mediante cualquier acción pone en peligro real e inminente de
muerte o lesiones graves al personal policial o a personas involucradas en la
intervención.
2. NIVELES DEL USO DE LA FUERZA
a. Niveles Preventivos
(1) Presencia Policial.- Entendida como demostración de autoridad del personal
de la PNP uniformado ( el uso del distintivo de identificaciónn (marbete) es
de uso obligatorio en todos los muniformes utilizados en el servicio policial –
Reglamento General de mUniformes de la PNP). O dedidamente identificado
con la palabra POLICIA, su placa insignia y carnet de identidad, debidamente
equipado, en actitud de alerta y realizando un control visual, que previene y
disuade la comisión de una infracción o un delito
(2) Verbalización.- Es el uso de la comunicación oral con la energia necesaria y
el uso de términos adecuados y comprendidos por las personas a intervenir,
facilitando su control individual o grupal. La verbalización debe ser utilizada
en todos los niveles de uso de la fuerza.
(3) Control de contacto.- Es el uso de técnicas de comunicación, negociación y
procedimientos destinados a guiar, contener la acción o actitud de la persona
o grupos a ser intervenidos sin llegar al control físico.
b. Niveles reactivos
(1) Control físico.- Es el uso de las técnicas policiales que permiten controlar,
reducir, inmovilizar y conducir a la persona intervenida, evitando en lo posible
causar lesiones.
CONTROLAR Entiendase como el resultado obtenido de reducir, inmovilizar
Y conducir al intervenido.
REDUCIR Minimizar la resistencia física de una persona mediante la apli
Cación de técnicas o recursos de manipulación.
INMOVILIZAR Inhabilitar temporalmente la movilidad mecánica corporal del
Intervenido con el empleo de grilletes de seguridad.
CONDUCIR Trasladar en forma segura al intervenido desde el lugar de la
Intervención hasta una dependencia policial previo registro
Preliminar por medidas de seguridad.
El registro previo a la conducción es la acción de revisión corporal al
intervenido, con la finalidad de buscar armas, objetos, drogas o cualquier
cosa oculta, que puedan ser utilizados para causarse daños a si mismos o a
terceros, así comotambién algún indicio o evidencia de un hecho delictuso.

(2) Tácticas defensivas no letales.- Es el uso de medios de policía no letales,


proporcionados o autorizados por el Estado, para contrarrestar y /o superar
el nivel de agresión o resistencia.
(3) Fuerza letal.- Es el uso de armas de fuego por el personal de la de la PNP
contra quién realiza una acción que representa un peligro real e inminente de
muerte o lesiones graves, con el objetivo de controlarlo y defender la vida
propia de otras personas. Este nivel se tiene que entender como
potencialente letal, toda vez que su uso no se orienta a causar
necesariamente la privación de una vida, sino a cesar el peligro que
representa una agresión letal, debiendo el personal policial prestar los auxilios
correspondientes una vez controlada la situación de riesgo

C CIRCUNSTANCIAS EN EL USO DE LA FUERZA ( Art. 8.8.2 DL 1186 )

Página 91 de 123
P
El personal policial puede usar la fuerza de manera progresiva y diferenciada, de
conformidad con los principios de legalidad, necesidad y proporcionalidad y los niveles de
uso de la fuerza en las msiguientes circunstancias :

. Detener en flagrante delito o por mandato judicial conforme a ley.

. Cumplir un deber u órdenes licítas dictadas por las autoridades competentes.

. Prevenir la comisión de delitos y faltas.

. Controlar a quién oponga resistencia a la autoridad..

TECNICAS DE INTERVENCION POLICIAL

A. G E N E R A L I D A D E S
Las técnicas básicas sugeridas en este capítulo deberán ser empleadas
exclusivamente para controlar, minimizar toda posibilidad de riesgo que atente contra
la integridad de los participantes en la intervención policial ( público o víctima, policía
e inclusive el infractor ).
Para tal efecto, es necesario que el policía esté preparado profesionalmente y
motivado para el desarrollo adecuado de actitudes, habilidades, confianza, espíritu
de equipo positivo, liderazgo eficaz y la ejecución de tácticas operacionales,
aspectos que deben formar parte de su instrucción y entrenamiento. El Estado para
tal fin debe afectar de armamentos, vestuarios y equipo que garanticen al personal
policial cumplir con sus funciones y obligaciones que la Constitución y la ley le
otorgan.
A través del uso correcto de las tacticas y técnicas adecuadas, el personal policial
podrá minimizar los factores adversos y obtener grandes ventajas. Tambie´n podrá
prevenir agresiones y establecer perimetros de seguridad. Es necesario proyectar el
procedimiento policial a emplear en base a la apreciación inicial del riesgo o la
amenza, esto disminuirá la posibilidad de ser sorprendido por él o los intervenidos.
El personal policial debe trazar siempre una línea imaginaria que divida el área de la
intervención, estableciendo la zona de seguridad (dominada por ellos) y la zona de
riesgo ( no controlada por ellos) en donde se presume o se tenga la certeza de la
presencia del intervenido o presunto infractor.
Los procedimientos de la intervención policial propiamente dicho( identificación,
reducción, inmovilización, control y registro) deberán efectuarse siempre en la zona
de seguridad. El o la policía jamás ingresará a la zona de riesgo si es que ésta no ha
sido debidamente controlada.
Los medios de Policía afectados para el servicio policiall deben ser utilizados en
defensa y protección de las personas y la ociedad, empleaándolos solamente ante
una acción violenta de parte de los infractores o intervenidos y no como una
demostración de fuerza excesiva en su intervención. Para ello se debe establecer
necesariamente prioridades de seguridad en cuanto a la protección de la integridad f
´ísica y la vida, teniendo como prioridad a la víctima o público, la seguridad del propio
policía, la de sus compañeros o inclusive la del propio intervenido.
Se debe tener siempre presente que no existen dos intervenciones iguales. Por lo
tanto, se hace imposible una “ situación modelo” para cada una de ellas. Sin
embargo los principios básicos que deben regir a estas hacen posible su adaptación
a cada situación particular.
B. TECNICAS DE INTERVENCION

Página 92 de 123
P
Toda intervención policial, por lo general debe ser efectuada como mínimo por dos
policias, debiendo ser planificada apenas se tenga conocimiento de ella ( no
necesariamente en un documento) definiendo los roles que le corresponda cumplir a
cada uno de los policías. P1 será el que se encargue de efectuar el contacto con la
persona a intervenir , el P2 prestará la seguridad respectiva.
En caso que la intervención sea ejecutada por dos policias a pie, éstos deben formar
en lo posible “ un triángulo de seguridad “, en cuya base deben ubicarse los policias
interventores y el intervenido en el vértice o punto medio proyectado del triángulo.

INTERVENIDO O
P 1 POLICIA P2 POLICIA

1. ASPECTOS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA :


a. ACTITUD DE LA PERSONA A SER INTERVENIDA
El personal policial debe tener en cuenta el comportamiento de la persona a
intervenir, que puede ser de colaboración, resistencia pasiva o activa,
llegando inclusive a la agresión letal

b. PERCEPCION DEL RIESGO


Este aspecto va más allá de la persona a intervenir. Se debe considerar las
características del lugar de la intervención ( ubicación, estructuras
desconocidas, callejones, edificaciones, iluminación entre otros ) que
puedan representar un riesgo para la integridad del personal policial o de
terceros, así como el posible apoyo de otras personas al infractor. El
personal policial deberá valerse de barreras naturales o artificiales que le
brinden verdadero abrigo.

c. NIVEL DE FUERZA A EMPLEAR


Luego de la apreciación de la situación y las circunstancias que se presentan en
la intervención, el personal policial empleará la fuerza de acuerdo al nivel de
resistencia de la persona a intervenir.

2. INTERVENCION A PERSONAS EN LA VIA POR POLICIA A PIE


Se han considerado dos situaciones que se presentan en forma cotidiana en el
servicio policial

a. INTERVENCIÓN CON FINES DE IDENTIFICACIÓN


 Es conveniente tener en consideración los siguientes aspectos.
. Formar el triángulo de seguridad, tomando una distancia aproximada de dos
brazos extendidos
 Individualizar claramente a la persona a intervenir( vestimenta, características
físicas, sexo, etc.)
 Identificarse ( saludo, grado, apellidos, unidad en la que presta servicio),
haciéndole conocer el motivo de la intervención.
 Solicitarle sus documentos de identificación personal, permaneciendo siempre
en una actitud vigilante, sin descuidar el contacto visual.
 Recibir los documentos con la mano que no porte el arma de fuego, esto para
permitir que ante una eventual reacción puede usarla con libertad de acción.
 Al verificar los documentos, hacerlo en una posición que no obstaculice el
dominio visual, principalmente de las manos del intervenido. Efectuar
preguntas relacionadas a los datos consignados en el documento de identidad
con la finalidad de contrastarlos o formular preguntas modificando algunos

Página 93 de 123
P
datos que permitan establecer la titularidad de los mismos. Por ejemplo:
mencionarle como su segundo nombre uno que no le corresponde.
 Culminada la intervención , sin novedad, el Policía de contacto P1,
agradecerá su cooperación, desplazándose luego hacia la ubicación del
policía de seguridad P2, para que el ciudadano reinicie su camino
acompañándolo con la mirada hacia cierta distancia.
b. INTERVENCION A UN PRESUNTO INFRACTOR
Estas intervenciones son las que representan un mayor riesgo para el personal
policial. Pueden presentarse durante el patrullaje o a mérito de una comunicación
radial o telefónica de la unidad policial. En este sentido, es de su ma importancia
que la información que recabe el personal policial que va a intervenir sea
detallada con la finalidad de tomar conocimiento de la situación.
Esta intervención se debe iniciar con la Verbalización, teniendo en cuenta los
siguientes pasos :
. El policía debe identificarse como tal expresando en Voz Alta :
¡ ALTO POLICIA ¡ ¡ LEVANTE LAS MANOS , MIREME ¡
. Hacerle saber el motivo de la intervención, por ejemplo :
“ ES USTED SOSPECHOSO DE ………”. O
“ HA COMETIDO EL DELITO DE…….. “
. Indicarle que se le va a identificar y registrar, para que así pueda colaborar con
la intervención. De ser necesario ordenar que adopte una posición apropiada
para la inmovilización temporal ( colocándole los grilletes) y realizar el registro
preliminar. Para ello se deben utilizar términos que sean fáciles de entender
como :
¡ PONGA LAS MANOS SOBRE LA CABEZA ¡
Despacio , despacio , tranquilo
¡ ENTRELACE SUS DEDOS ¡ o
¡ CRUCE LOS DEDOS SOBRE LA CABEZA ¡
¡GI RE ¡ O
¡ DESE VUELTA , DE ESPALDAS A MI ¡
¡ MANTENGA LA CALMA ¡
..ESTE ES EL PROCEDIMIENTO POLICIAL, EN LA MEDIDA QUE USTED
COOPERE, LO REALIZAREMOS DE MNERA RAPIA Y SEGURA, NO
OFREZCA RESISTENCIA ……
¡ ES LA POLICIA ¡
¡ PEGUESE A LA PARED ¡ ¡ ARRODILLESE ¡
¡ TIENDASE AL SUELO ¡
Para efectuar el arresto, el personal policial puede utilizar básicamente tres
posiciones :
. DE PIE
. DE RODILLAS
. TENDIDO o ECHADO

Página 94 de 123
P
3. INTERVENCION POLICIAL A PERSONAS EN VEHICULO DESDE UN VEHICULO
POLICIAL
4. INTERVENCION EN INMUEBLES

a. RECONOCIMIENTO
b. INGRESO
(1) Ingreso Dinámico
(2) Ingreso en X
(3) Ingreso en J
(4) Ingreso por el lado largo
(5) Ingreso por el lado corto,
c. DESPLAZAMIENTOS
d. PASADIZOS
e. ESCALERAS
f. INTERVENCION EN EQUIPOS
g. CONFORMACION DE LOS EQUIPOS
h. COMUNICACIÓN
i. USO DE ESPEJO

DECRETO LEGISLATIVO NRO. 1186 REGULA USO DE LA FUERZA POR


PARTE DEL PERSONAL DE LA POLICIA NACIONAL DEL PERU

Página 95 de 123
P
DECI

Página 96 de 123
P
Página 97 de 123
P
DECRETO SUPREMO Nro. 012-2016.IN APRUEBA EL REGLAMENTO DEL DECRETO
LEGISLATIVO NRO. 1186.

Página 98 de 123
P
Página 99 de 123
P
Página 100 de 123
P
Página 101 de 123
P
Página 102 de 123
P
Página 103 de 123
P
DECIM A SEXTA SEMANA

1. DECRETO LEGISLATIVO 1095 del 31 de Agosto del 2010.


ESTABLECE REGALS DE EMPLEO Y USO DE LA FUERZA POR PARTE DE LAS
FUERZAS ARMADAS EN EL TERRITORIO NACIONAL

Página 104 de 123


P
Página 105 de 123
P
Página 106 de 123
P
Página 107 de 123
P
2 DECRETO SUPREMO Nro.003-2020-DE del 15 de Marzo del 2020, APRUEBA
REGLAMENTO DEL DECRETO LEGISLATIVO NRO.1095 QUE ESTABLECE LAS
REGLAS DE EMPLEO Y USO DE LAS FUERZAS ARMADAS EN TODO EL
TERRITORIO NACIONAL

Página 108 de 123


P
Página 109 de 123
P
Página 110 de 123
P
Página 111 de 123
P
Página 112 de 123
P
Página 113 de 123
P
Página 114 de 123
P
Página 115 de 123
P
Página 116 de 123
P
Página 117 de 123
P
Página 118 de 123
P
Página 119 de 123
P
3. LEY NRO. 31012 DEL 28 DE MARZO DEL 2020 LEY DE PROTECCION POLICIAL
AL PERSONAL DE LA PNP DN EJERCICIO REGULAR DE SU FUNCION
CONSTITUCIONAL Y HACE USO DE SUS ARMAS O MEDIOS DE DEFENSA EN
FORMA REGLAMENTARIA.

Página 120 de 123


P
Página 121 de 123
P
DÉCIMO SÉPTIMA SEMANA

EXAMEN FINAL

BIBLIOGRAFÍA

A. Manual de Derechos Humanos (Resolución Ministerial N° 952-2018-IN)

Página 122 de 123


P
B. ONU. “Derechos Humanos y Aplicación de la Ley”. 1997
C. BALLESTEROS Jesús. “Derechos Humanos”. Madrid. 1992
D. CANCADO TRINADE, Antonio. “El Derecho Internacional de los Derechos
Humanos en el siglo XXI. Editorial Jurídica de Chile. 2002.
E. CARRILLO SALCEDO, Juan Antonio. “Soberanía de los Estados y Derechos
Humanos en el Derecho Internacional Contemporáneo”. Madrid. 1995
F. COMISIÓN ANDINA DE JURISTAS. “Derechos Humanos en el umbral del
tercer milenio: Retos y Proyecciones”. Lima. 1997
G. CEJIL. “Los Derechos Humanos en el Sistema Interamericano: Compilación de
Instrumentos”. San José de Costa Rica.1997
H. DE CASTRO, Benito. “Los Derechos Económicos, sociales y culturales:
Análisis a la luz de la teoría general de los Derechos Humanos”. León. 1993.
I. DEFENSORÍA DEL PUEBLO. “En defensa del Sistema Interamericano de
protección de los Derechos Humanos”. Lima 1999.
J. DEFENSORÍA DEL PUEBLO. “Sobre género, derecho y discriminación”. Lima
1999.
K. DEFENSORÍA DEL PUEBLO. “Los derechos de la mujer en la jurisprudencia
constitucional comparada”. Vol.1 y 2. Lima 2000.
L. DEFENSORÍA DEL PUEBLO. “Ética y Función Pública”. Lima 2002
M. MOVIMIENTO MANUELA RAMOS. “Derechos Humanos de las mujeres.
Aproximaciones conceptuales”. Lima 1996
N. CORTE INTERAMERICANA DE DDHH., LINK
http://www.corteidh.or.cr/sitios/libros/todos/docs/ABCCorteIDH.pdf
O. “Los instrumentos universales de los derechos humanos,Link
https://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/UniversalHumanRightsInstrume
nts.aspx

Página 123 de 123


P

También podría gustarte