Está en la página 1de 7

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular Para La Educación Superior

Universidad Nacional Experimental Simón Rodríguez

Aula Móvil San Sebastián de Los Reyes – Edo. Aragua

Técnicas de Decisión y sus Procesos

FACTORES QUE IMPIDEN LA APLICACIÓN DEL MODELO RACIONAL

Facilitador: Participantes:

JUNIO, 2021
Modelo racional

Prescribe una serie de pasos que deben seguir los individuos o equipo para
incrementar la probabilidad de que sus acciones sean lógicas y estén bien
fundamentadas, por lo tanto una decisión racional permite el logro máximo de
metas dentro de las limitaciones de la situación; es decir,  cómo alcanzar mejor
una meta. En la toma de decisión el modelo racional consiste en siete (7) pasos;
además existen más probabilidades de que se utilice este modelo en situaciones
que impliquen condiciones cercanas a la certidumbre o de bajo riesgo. Los pasos
del modelo racional son los siguientes:

1.- Definición y diagnóstico. La situación o problema debe estar claramente


determinado  para garantizar una toma de decisiones efectiva. Dentro de la misma
se deben incluir tres conceptos: percepción, interpretación e incorporación. La
percepción implica la identificación de las fuerzas del entorno externas e internas y
la conclusión acerca de cuáles de ellas ayuda al problema o problemas. La
interpretación supone la valoración de las fuerzas percibidas y la determinación de
las causas del problema real. Por  último, la incorporación implica la vinculación de
esas interpretaciones con los objetivos vigentes o programados.

2.- Establecimiento de metas: definido un problema se deben establecer


metas específicas para su eliminación y dentro sus características podemos
mencionar: Flexibilidad, susceptibles de medición y control y fáciles de
comprender.

3.- Búsqueda de soluciones alternativas: Si una opción permite el logro de los


objetivos organizacionales se puede definir como una buena alternativa. Sin
embargo se hace necesario determinar si solucionara el problema en su totalidad
o solamente una parte.

4.- Comparación y evaluaciones de soluciones: Mediante  la evaluación de las


alternativas se debe considerar las opciones  que se relacionan con la misión y
visión  de la organización, cual apoyara los intereses generales, cual será más
viable para su realización, igualmente deben tomarse en cuenta sus beneficios y
riesgos a corto, mediano y largo plazo.

5.- Elección entre soluciones: La selección de la mejor alternativa implica un


proceso lógico y objetivo. Con llevando  tres aspectos fundamentales:
maximización, le elección realizada le proporcionara a la organización la mayor
cantidad de beneficios con la menor posibilidad  de consecuencias. Satisfacción,
involucra la opción que  en términos generales cumplirá con la metas propuestas.
Optimización, es un tipo de maximización en la que diferentes objetivos son
logrados.

6.- Implementación de la solución: Para la implementación es importante el


conocimiento profundo de la organización y deben tomarse en cuenta factores
como: tiempo, recursos humanos, tecnología, financieros y el grado de
compromiso para que pueda materializarse.

7.- Seguimiento y control: La implementación no garantiza el cumplimiento de la


meta deseada. Se deben controlar las actividades mantener su seguimiento
mediante la evaluación de los resultados y de ser necesario emprender acciones
correctivas. Dado que las fuerzas del entorno que influyen en las decisiones
cambian constantemente, el seguimiento y control puede indicar la necesidad de
redefinir el problema o de revisar la meta original.

Los factores que puedan impedir la aplicación de este modelo:

No poseer los datos e información del problema

Actuar sin control alguno de la situación

Racionalidad: Análisis que requiere de una meta y una comprensión clara de las
alternativas mediante las que se puede alcanzar una meta, un análisis y
evaluación de las alternativas en término de la meta deseada, la información
necesaria y el deseo de optimizar.
Cuando un administrador se enfrenta a una toma de decisión, además de
comprender la situación que se presenta, debe tener la capacidad de analizar,
evaluar, reunir alternativas, considerar las variables, es decir, aplicar estas
técnicas para encontrar soluciones razonables; podemos decir entonces, que se
trata de una toma de decisión basada en la racionalidad.

Racionalidad limitada o circunscrita: Acción racional limitada debido a la falta de


información, de tiempo o de la capacidad para analizar alternativas a la luz de las
metas buscadas; metas confusas; la tendencia humana a no correr riesgos al
tomar una decisión. Hebert Simón, ha llamado a esto satisfacción suficiente, es
decir, escoger un curso de acción que sea satisfactorio o lo bastante bueno, dadas
las circunstancias. Aunque muchas decisiones administrativas se toman con el
deseo de salir adelante en una forma tan segura como sea posible, la mayoría de
los administradores intentan tomar las mejores decisiones que puedan, dentro de
los límites de la racionalidad y de acuerdo con el tamaño y la naturaleza de los
riesgos implícitos.

La mayoría de los dirigentes tratan de tomar las decisiones dentro de un marco


de racionalidad, o sea, tratan de salir de las situaciones de una forma tan segura
como sea posible. Sin embargo la falta de conocimiento, limitaciones de
información, falta de tiempo, incertidumbre, etc. limitan su racionalidad y por lo
tanto tienen que actuar con una racionalidad limitada.

“La capacidad de la mente humana para formular y resolver problemas


complejos es muy pequeña en comparación con la magnitud de los problemas
cuya solución es requerida por el comportamiento racional objetivo en el mundo
real, o incluso para una aproximación razonable a tal racionalidad objetiva.”
(Simón, 1957).
Alcanzar la racionalidad absoluta no es frecuente, sobre todo en la
administración. En primer lugar, dado que es imposible tomar decisiones con
efectos sobre el pasado, las decisiones deben operar desde el futuro, casi siempre
contiene un alto grado de incertidumbre. En segundo lugar determinar todas las
alternativas para el cumplimiento de una meta es difícil, en particular cuando la
toma de decisiones implica oportunidades de llevar a cabo algo que nunca se ha
hecho, además en la mayoría de los casos es imposible analizar todas las
alternativas, aun si se tienen las técnicas analíticas y las computadoras más
recientes.

Las organizaciones que ponderan sus opciones y que calculan los niveles


adecuados de riesgo emplean el modelo racional de toma de decisiones. Este
modelo es especialmente útil en la toma de decisiones no programadas y ayuda a
que los administradores vayan más allá del razonamiento a priori, del supuesto de
que la solución más superficial u obvia es siempre la correcta.

No hay un método de toma de decisiones que garantice que el administrador


siempre tomara la decisión correcta. Sin embargo, los administradores que aplican
un método racional, inteligente y sistemático tendrán mayores probabilidades que
otros de llegar a soluciones de alta calidad en los problemas que enfrentan. El
modelo racional de toma de decisiones es un proceso de 4 etapas que ayuda a los
administradores a ponderar las alternativas que se les presenten y a elegir la que
indica las mayores posibilidades de alcanzar el éxito, incluye el diagnostico,
definición y determinación de la fuente del problema, acumulación y análisis de los
sucesos importantes para el problema,
el desarrollo y evaluación de soluciones alternativas del problema, la selección de
la alternativa más satisfactoria y la conversión de ésta en acción.

Ejemplo:

Decisiones estratégicas

Las decisiones estratégicas se encargan de preparar el futuro de la empresa, es


decir, son las decisiones que se toman para obtener resultados a medio y largo
plazo. Estas decisiones las toma la dirección o gerencia de la empresa dentro de
escenarios que pueden entrañar diferentes grados de riesgo.

Son direcciones estratégicas, por ejemplo:

La planificación financiera.
Las políticas de retribución.

Salir al mercado internacional.

Pastelería San Antonio

¿Cuál fue su decisión? 

Transformar sus locales comerciales de panaderías en abastos tipo bodega.

¿Qué elementos se distinguen en su caso? 

La reinvención en el nivel operativo.

Esta empresa, que tiene a Rubén Sánchez como CEO, decidió pasar de vender solo
60 productos de una panadería y pastelería típica a convertirse en un abasto que
maneja ahora un portafolio de casi 500 productos.

En su caso, se trata de un regreso a los orígenes del emprendimiento que hace


décadas operó como un abasto.

Esta decisión les permitió ampliar su base de clientes habituales, algo que resulta
fundamental en medio del escenario económico recesivo de la pandemia por el
COVID-19.

Este giro del negocio permitió mantener a su equipo de trabajadores, algo que habla
de su compromiso empresarial y su capacidad para realinear sus procesos operativos
internos, no solo para producir bajo las nuevas normas sanitarias sino también para
sumar muchos más productos a sus anaqueles.
Conclusión

La correcta decisión es un asunto relativo, que es correcta si elige los medios


apropiados para alcanzar los fines que se le han señalado. Corresponde al decisor
racional seleccionar estos medios eficaces.

Es preciso analizar el ambiente objetivo de las decisiones, las consecuencias


reales que se derivan de la elección. Esta, en cuanto es racional y que conoce sus
condiciones objetivas.

En la vida de las organizaciones o del individuo, siempre se presentan


situaciones problemáticas que deben ser resueltas. Las formas de encarar una
solución son diversas y debemos considerar los recursos necesarios que
disponemos para alcanzar este objetivo. Al presentarse diversas alternativas de
solución, es razonable pensar en seleccionar la mejor de ellas.

También podría gustarte