Está en la página 1de 5

Primera División Femenina de España

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda
Primera División PRO
Soccerball current event.svg XXXIII Edición (2020-21)
Primera Iberdrola text logo.png
Datos generales
Sede Bandera de España España
Asociación Real Federación Española de Fútbol (RFEF)
Categoría Fútbol femenino
Inauguración 1988 (32 años)
N.º de ediciones 33
Organizador Real Federación Española de Fútbol (RFEF)
TV oficial Gol
Palmarés
Campeón Bandera de Cataluña F. C. Barcelona (6)
Subcampeón Bandera de ?
Tercero Bandera de ?
Datos estadísticos
Participantes 18
Más laureado F. C. Barcelona (6)
Más presencias F. C. Barcelona (25)
Descenso Segunda División PRO
Clasificación a UEFA Champions League
Copa de la Reina
Sitio oficial
[editar datos en Wikidata]
La Primera División Femenina de España, denominada comercialmente como Primera
Iberdrola por motivos de patrocinio y oficialmente Primera División PRO o Primera
División femenina RFEF, es la máxima categoría femenina dentro del sistema de Ligas
de fútbol de España y la principal competición a nivel de clubes del país.1Comenzó
a disputarse en la temporada 1988-89 y desde entonces se ha celebrado sin
interrupciones aunque ha sufrido varios cambios de formato y denominación.

La Primera División es, junto a la Segunda División, una de las dos únicas
categorías con estatus semiprofesional en España,2 ambas bajo el amparo de la Real
Federación Española de Fútbol,34 mientras que el resto de divisiones dependen de
sus correspondientes federaciones autonómicas. Es considerada como una de las ligas
más importantes a nivel europeo según la Unión de Asociaciones Europeas de Fútbol
(UEFA), máximo rector futbolístico a nivel continental, siendo la quinta
competición con mejor coeficiente.5

A lo largo de su historia doce clubes han resultado campeones, siendo el Fútbol


Club Barcelona el equipo más laureado con seis campeonatos, seguido del Athletic
Club con 5 campeonatos. Levante Unión Deportiva, Sociedad Cultural y Deportiva
Añorga, Club Deportivo Oroquieta Villaverde, Rayo Vallecano Femenino, Real Club
Deportivo Espanyol, Atlético de Madrid Femenino, Extremadura Femenino Club de
Fútbol, Peña Barcelonista Barcilona, Oiartzun Kirol Elkartea y Málaga Club de
Fútbol completan el resto de campeones de las treinta y dos temporadas del
campeonato.6

Según el Consejo Superior de Deportes (CSD) durante la temporada 2021-22 será liga
profesional, estatus que hasta ahora solo poseían la Primera y Segunda División del
fútbol masculino.7

Índice
1 Historia
1.1 Denominaciones del Campeonato de Liga
1.2 Antecedentes del fútbol femenino
1.3 Primeras ediciones bajo amparo de la Federación Española
1.4 Las reestructuraciones y conflicto con LaLiga
1.5 Una profesionalización tardía
2 Participantes
2.1 Temporada 2020–21
3 Sistema de competición
4 Historial
4.1 Palmarés
4.2 Trofeos en propiedad
5 Estadísticas
5.1 Clasificación histórica
5.2 Tabla histórica de goleadoras
5.3 Otros datos
5.4 Espectadores
6 Notas
7 Referencias
8 Véase también
9 Enlaces externos
Historia
Denominaciones del Campeonato de Liga
La denominación genérica de la competición es «Campeonato de Liga» pese a que sea
conocida por otros diversos términos desde que se crease en 1988. Así pues, ha
contado con las siguientes denominaciones:8

Liga Nacional Femenina (1988-96).


División de Honor Femenina (1996-01).
Superliga Femenina (2001-11).
Primera División Femenina (2011 en adelante).
Antecedentes del fútbol femenino

El Spanish Girl's Club, primer club femenino español (1914).


Pese a que recientes estudios sitúan el origen del fútbol femenino en España en la
primavera de 1914 con el establecimiento del primer club en Barcelona, el Spanish
Girl´s Club,9 es una disciplina relativamente nueva y aún en expansión en el país.
Ese equipo se vio abocado a la desaparición debido al poco apoyo y comprensión
recibido por parte de aficionados y medios. No en vano, incluso el masculino
trataba de sobrevivir en una época que aún trataba de aceptar ese deporte y no
calificarlo de rudimentario y peligroso,10 teniendo un lento pero progresivo
desarrollo. No sucedió así con el femenino, que por causa del nulo apoyo de un
deporte que no atraía a espectadores ni patrocinadores y despreciado por la prensa,
hasta que en el período estival de 1914 —y coincidiendo con estallido de la Primera
Guerra Mundial—11 el Spanish Girl's Club cesó sus actividades.

Durante su corto período de práctica jugó varios partidos entre los dos equipos de
su seno teniendo en Paco Bru —futbolista, principal valedor y promotor— y Narciso
Masferrer a dos de sus mayores apoyos.9 Así pues, el 9 de junio de 1914 se disputó
el primer partido de fútbol femenino en España del que se tiene constancia.
Disputado en el Velódromo Parque de Deportes, el Montserrat y el Giralda —
pertenecientes ambos al Spanish Girl's Club y diferenciándose en el color de sus
camisas—12 jugaron en beneficio de la Federación Femenina contra la Tuberculosis
finalizando el encuentro por 1-2, no levantando demasiado entusiasmo:13

“Esta primera actuación de la mujer en el viril fútbol, no nos satisfizo, no sólo


por su poco aspecto sportivo, sino que también porque a las descendientes de la
madre Eva les obliga a adoptar tan poco adecuadas como inestéticas posiciones, que
eliminan la gracia femenil".”
Crónica del Diario El Mundo Deportivo. 11 de junio de 1914. Barcelona
Hubo de esperar varias décadas para asistir de nuevo a la fundación de equipos
femeninos, producidas en los años 1970 y casi en clandestinidad,12 y no fue hasta
noviembre del año 1980 cuando finalmente la Real Federación Española de Fútbol
(RFEF) reconoció al fútbol femenino.9 Hechos y procedimientos cuestionables que sin
embargo que no distaban mucho de parecer a nivel internacional, teniendo como
ejemplo a la inglesa The Football Association, pionera e inventora del fútbol, que
no reconoció a la rama femenina hasta 1969.14 Dos años después, la UEFA instó a
todas sus aosociaciones afiliadas a la gestión y fomento del fútbol femenino y que
fue consolidándose con el paso de los años.14

En España se produjeron los primeros movimientos el 5 de mayo de 1971 cuando se


reunieron en el hotel Claridge de Madrid los presidentes de trece clubes,
representando a más de cuarenta de diversos puntos de España. El objetivo de la
reunión fue la constitución del Consejo Nacional del Fútbol Femenino —primer órgano
regulador del fútbol femenino—, que agrupaba a todos los clubes allí representados.
El acto, encaminado al reconocimiento y aceptación de la RFEF para su desarrollo,
fue reproducido por la prensa:14

“En un hotel de Madrid, se celebró ayer una reunión de presidentes de equipos


femeninos de fútbol a escala nacional. De resaltes de la misma fue designado el
Comité Organizador del Fútbol Femenino que por votación de los representantes de
los equipos quedó compuesto de la siguiente manera: presidente, Javier Jiménez
(Valencia CF); vicepresidente, Julián Esteban Lillo (Madrid Cultural Femenino);
secretario, Miguel Ángel Rubio Roiz (Brujas de Madrid); Tesorero, Manuel Carlón
(Sizam de Madrid). Como vocales fueron nombrados, José Mérida (Fuengirola) y Miguel
Yuste (Racing de Valencia). A continuación se hizo una total planificación del
fútbol femenino nacional que será presentada al Pleno de la Federación Española de
Fútbol en el próximo mes de junio. Según palabras del recién nombrado presidente
del Consejo organizador, parece ser que los contactos preliminares son optimistas,
lo que pudiera suponer que a partir del próximo junio el fútbol femenino quedará
integrado en la Federación Española.”
Diario Marca. 6 de mayo de 1971. Madrid
Pese a los buenos augurios, la integración no se produjo hasta casi una década
después.14 Y ya sí, desde ese momento, se organizó rápidamente el primer campeonato
femenino de la historia del país, la Copa Reina Sofía de 1981.15 Tomaron parte
dieciséis equipos y fue disputado bajo un sistema de liguilla de cuatro grupos
previo a las semifinales, donde finalmente el Karbo Deportivo de La Coruña se
proclamó vencedor el 28 de junio frente a la Unión Risco de Las Palmas por 2-1.1617
Sin embargo, careció de oficialidad, y no fue hasta dos años después cuando se
regularizó a cargo de la RFEF bajo el nombre de Campeonato de España Femenino.18
Al no existir ninguna otra competición femenina oficial a nivel estatal, este
torneo era considerado el más importante hasta la creación de la Liga Nacional
Femenina,19 variando la denominación del Campeonato de España por el actual de Copa
de la Reina, a imagen y semejanza del Campeonato de España masculino, la Copa del
Rey.

Primeras ediciones bajo amparo de la Federación Española


La Liga Nacional Femenina fue creada por la Real Federación Española de Fútbol en
la temporada 1988-89, ya que el Consejo Nacional del Fútbol Femenino desapareció
poco tiempo después de su creación estando carente pues el género de un órgano
profesional autónomo, algo que aún sigue sin producirse en la actualidad.14 Debido
a ello, la RFEF estableció el Subcomité de Fútbol Femenino como su ente regulador y
teniendo a su principal valedora en María Teresa Andreu.20

En la primera edición de la competición, considerada amateur o semi-profesional por


regulación, estuvo formada por un grupo único en el tomaron parte nueve clubes de
la geografía española, a saber:21 el Olímpico Fortuna y el Fútbol Femenino Parque
Alcobendas de Madrid, el Club Deportivo Puente Castro Femenino de León, el Club
Deportivo Atlético Santa María del Camí de Baleares, y los catalanes Club de Fútbol
Femenino Vallés Occidental Aluvall, Real Club Deportivo Español Inreplast, Club
Femení Barcelona, Centre d'Esports Sabadell Futbol Club y Peña Barcelonista
Barcilona Deco Parquet, quien se proclamó como primer campeón de la competición.22
Mar Prieto, Arantza del Puerto, Nuria Sala, Silvia Roca, Francina Pubill o Judith
Pascual fueron algunos de los primeros nombres propios de la competición.

El alto número de contendientes catalanes, fue debido al auge y repercusión que


tuvo la disciplina en la comunidad autónoma ya que contó desde sus inicios en los
años 1970 con el apoyo de algunos clubes profesionales masculinos y de la
Federación Catalana de Fútbol, organizando la Copa Pernod que desembocó en el
primer Campeonato de Cataluña.14

Pese a las notables pérdidas económicas que suponía para los clubes, fue
consolidándose y creciendo por lo que para el final de la octava edición se decidió
ampliar el número de clubes inscritos y llevar a cabo la primera gran
reestructuración. Hasta la fecha, un total de cinco clubes consiguieron proclamarse
vencedores: la ya mencionada P. B. Barcilona, el Atlético Villa de Madrid, el
Oiartzun Kirol Elkartea, el Club Deportivo Oroquieta Villaverde, y el más laureado
con tres títulos Sociedad Cultural y Deportiva Añorga (en euskera, Añorga Kirol eta
Kultur Elkartea).

Las reestructuraciones y conflicto con LaLiga

El Athletic Club es el equipo más laureado con cinco títulos.


A partir de la temporada 1996-97 pasó a denominarse como División de Honor
Femenina, repartiendo a los clubes participantes en cuatro grupos según criterios
de proximidad geográfica. Esta fase regular en la que los equipos jugaron todos
contra todos a doble partido, tuvo una inscripción histórica de 42 participantes,
donde los cuatro campeones de cada grupo avanzaron a una fase final eliminatoria.
La llamada liga de campeones dictaminó como vencedor al Sant Vicent Valencia Club
de Fútbol Femenino tras imponerse al Añorga K. K. E guipuzcoano.

El nuevo formato dio un gran impulso a la competición y vio como se aumentó el


número de participantes hasta los 54. Sin embargo, la gran diferencia de nivel
entre los diferentes clubes hizo que se hiciese necesaria una nueva
reestructuración a semejanza de la anterior Liga Nacional y tal como se disputaba
con gran éxito en categoría masculina. Once fue el número decidido de equipos a
contender, los mejores del panorama nacional.

Esto conllevó a un nuevo cambio de denominación para la edición 2001-02. La


Superliga Femenina, nuevamente formada por un grupo único, estableció además que el
campeón obtuviese la clasificación para la recién creada Copa de la UEFA Femenina —
máxima competición europea de clubes femeninos en Europa—. El Levante Unión
Deportiva fue quien representó a España en la primera edición del torneo
continental al proclamarse vencedor del campeonato de 2001, y hacerlo también en el
año de la primera Superliga en 2002. En sus dos participaciones no pudo superar la
fase de grupos dejando constancia que el fútbol femenino español debía todavía
mejorar en comparación con el del norte europeo.

La temporada 2008/09 el campeonato se amplió de 14 a 16 equipos participantes.

La temporada 2009-10 la RFEF, a pesar de la oposición de la mayoría de los clubes y


de las jugadoras, llevó a cabo una importante remodelación de la competición,
pasando de 16 a 24 participantes. El objetivo era intentar dar entrada a los
principales clubes de la Liga Nacional de Fútbol Profesional masculina, aunque
finalmente tan sólo dos clubes de la Primera División se sumaron al proyecto: el
Sevilla FC y el Real Valladolid. Con la ampliación de la Superliga se recuperó el
formato de varios grupos, disputándose el campeonato en dos fases y con una
eliminatoria final a doble partido para determinar al campeón.

El nuevo formato impulsado por la Real Federación Española tan sólo se mantuvo
durante dos temporadas, tras las cuales se recuperó el grupo único, con 16 equipos
participantes, y bajo la nueva denominación de Primera División Femenina, de manera
genérica, y bajo tutela de Liga Nacional de Fútbol Profesional (LaLiga - LNFP).23
Sin embargo, dicha irrupción de LaLiga en materia de organización, presidida por
Javier Tebas, supuso un conflicto con la RFEF.24 La intención de crear una nueva
competición paralela con acceso a las competiciones europeas —al ser el ente
federativo al que responde la UEFA—, en contraposición a la ya establecida
competición, supuso varios contenciosos entre ambos estamentos que amenazaron al
fútbol femenino.24

Una profesionalización tardía


Finalmente, en la temporada 2019-20 los clubes se adscribieron voluntariamente a la
nueva competición organizada por la RFEF denominada Primera División PRO o Primera
División femenina RFEF.25 El nuevo formato trajo novedades como la restricción de
jugadoras extranjeras a un máximo de cuatro por equipo, circunstancia inexistente
hasta el momento, así como establecer un mínimo de jugadoras sub-23, una medida
para garantizar el desarrollo del fútbol base. Todas ellas siempre bajo acuerdo
entre la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF) y la Asociación de
Futbolistas Españoles (AFE).25 Se creó también la Supercopa de España, competición
inexistente en el fútbol femenino, a disputar en adelante entre el campeón de liga
y el de la Copa de la Reina. Del mismo modo y pese a mantener el número de
participantes en dieciséis, se especuló con la posibilidad de variar la cantidad de
ascensos-descensos de cada temporada, así como la vía de play-off, bajo supervisión
de Iñaki Mikeo, director del fútbol femenino de la RFEF.25

El proceso de profesionalización ha ido en paralelo a las políticas de igualdad en


España. El 21 de mayo de 2020 la Asociación de Clubes de Fútbol Femenino (ACFF)
solicitó al Consejo Superior de Deportes (CSD), presidido por Irene Lozano, la
consideración de la liga como profesional. Poco después la competición firmó el
primer convenio colectivo del fútbol femenino en una liga europea. 26Tras la firma
del convenio colectivo, la ACFF hizo gestiones con PP y Ciudadanos para que la
presión política llevara a incluir a la Primera División femenina en los circuitos
profesionales.27

Según el artículo 8 de la Ley 10/1990 del Deporte, para que sea considerada
profesional debe haber “vínculos laborales entre clubes y deportistas” y poseer
“importancia y dimensión económica” requisitos todos ellos que consagra el convenio
y que fue publicado en el BOE en agosto. La ley del deporte de 1990 establecía tan
solo tres competiciones profesionales en España (Primera y Segunda División de
Fútbol y Liga masculina de Baloncesto (ACB). Con estos requisitos y el convenio
firmado, ha sido el propio Consejo Superior de Deportes (CSD) el que ha anunciado
que la liga femenina será considerada profesional desde la temporada 2021/22.26

La profesionalización implica que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF)


dejará de organizar las competiciones y que serán los clubes los que tengan las
competencias para gestionar y disponer de los derechos comerciales, audiovisuales y
los que manejen los ingresos. 26

También podría gustarte