Está en la página 1de 7

EXPEDIENTE : 00529-2020-0-2001-JR-LA-06

DEMANDANTE : SAGUMA CASTRO JORGE


EDUARDO.
DEMANDADO : MUNICIPALIDAD DISTRITAL
DE CATACAOS.
MATERIA : REPOSICIÓN LABORAL Y PAGO
DE BENEFICIOS SOCIALES.
ESPECIALISTA : PALACIOS VIVES PAOLA.
Esc. CORRELATIVO

SUMILLA: RECURSO IMPUGNATORIO DE


APELACION

SEÑOR JUEZ DEL SEXTO JUZGADO DE TRABAJO TRANSITORIO DE PIURA

BENJAMIN RAMOS LEON, Abogado de la


defensa técnica del Sr. JORGE EDUARDO
SAGUMA CASTRO en el proceso llevado por
Impugnación de Despido contra la
Municipalidad Distrital de Catacaos; ante su
despacho como mejor proceda en derecho digo:

I.- APELACION RESOLUCION Nº03


Habiendo sido notificado con Resolución Nº 03 (Sentencia) de fecha 29 de Enero
del año 2021, expedida por su despacho cabe señalar que, no encontramos
conforme ni arreglada a Derecho, en el extremo que:
1.- DECLARANDO FUNDADA EN PARTE LA DEMANDA interpuesta por don
JORGE EDUARDO SAGUMA CASTRO contra la MUNICIPALIDAD DISTRITAL
DE CATACAOS sobre reposición y pago de beneficios sociales, en
consecuencia:
4.- IMPROCEDENTE, la demanda respecto al reconocimiento de un contrato a
plazo indeterminado bajo el régimen de la actividad privada, reposición,
indemnización por daños y perjuicios por conceptos de lucro cesante y daño
moral, inclusión a planilla única de trabajadores a plazo indeterminado e
inclusión en sus boletas de pago sobre el inicio de su relación laboral.
6.- Sin costas del proceso.

Ergo, es que al amparo de lo dispuesto por el Art. 32º de la Nueva Ley Procesal
del Trabajo- Ley Nº29497, INTERPONGO RECURSO DE APELACION y solicito
que los autos se remitan al Superior Jerárquico, con la finalidad que el Superior
Jerárquico la revoque y reformándola parcialmente DECLARE FUNDADA EN
TODOS SUS EXTREMOS, en base a los siguientes fundamentos de hecho y
derecho que paso a exponer:
II.-FUNDAMENTOS DEL AGRAVIO. -
2.1.- ERRORES DE HECHO Y DE DERECHO INCURRIDOS EN LA APELADA:
2.1.1. RESPECTO A LA IMPROCEDENCIA, la pretensión principal de
REPOSICION LABORAL POR DESPIDO INCAUSADO y la pretensión
subordinada de INDEMNIZACION POR LUCRO CESANTE Y DAÑO MORAL:
PRIMERO. – En la sentencia venida en grado, resuelve declarar
IMPROCEDENTE la pretensión principal de Reposición Laboral, en
aplicación del decreto de urgencia 016-2020, considerando lo siguiente:
- No encontramos conforme a derecho la resolución de sentencia apelada,
pues acogemos la propia expresión de la Octava Sala Laboral
Permanente en la nueva Ley Procesal del trabajo de la corte Superior de
Justicia de Lima en expediente 00653-2019-0-1801-JR-LA-84 que
resuelve en recurso de apelación interpuesto por la Municipalidad Distrital
de Santiago de Surco en contra de la Sentencia que declaró fundada en
parte la desnaturalización del contrato de locación de servicio (como el
caso de la presente causa) resaltando el cuestionamiento del decreto de
Urgencia Nº 016-2020 denominándolo una NORMA CONTRARIA A LA
CONSTITUCION y que en punto décimo tercero expresa literalmente:
“ En ese sentido, considerando que la potestad judicial de
determinar el reconocimiento de una relación laboral a plazo
indeterminado forma parte inmanente de la Tutela Jurisdiccional
Efectiva y la Necesidad de administrar justicia por vacío o
deficiencia de la Ley, reconocidos en los incisos 3 y 8 del artículo
139 de la Constitución Política del Perú, se podrá concluir que una
norma con rango de ley no podrá desconocer unilateralmente el
desarrollo jurisdiccional realizado por más de medio siglo en
materia de desnaturalización de los contratos, en cuanto al propio
Tribunal Constitucional ha reiterado que un magistrado no requiere
de una disposición normativa expresa para poder ordenar el
reconocimiento de una relación laboral unificada, toda vez que dicha
fuente deriva exclusivamente de la función inherente de los órganos
judiciales que nuestra Constitución Política reconoce”(subrayado es
nuestro).

- Siguiendo esta línea de análisis, el artículo IV del Título Preliminar de


la Ley N° 29497, Nueva Ley Procesal del Trabajo, señala que: “LOS
JUECES LABORALES, BAJO RESPONSABILIDAD, IMPARTEN
JUSTICIA CON ARREGLO A LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL
PERÚ, LOS TRATADOS INTERNACIONALES DE DERECHOS
HUMANOS Y LA LEY. INTERPRETAN Y APLICAN TODA NORMA
JURÍDICA, INCLUYENDO LOS CONVENIOS COLECTIVOS, SEGÚN
LOS PRINCIPIOS Y PRECEPTOS CONSTITUCIONALES, ASÍ COMO
LOS PRECEDENTES VINCULANTES DEL TRIBUNAL
CONSTITUCIONAL Y DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE LA
REPÚBLICA” y la Décima Disposición Complementaria que prescribe:
“Conforme a lo establecido en la cuarta disposición final y transitoria de la
Constitución Política del Perú, los derechos laborales, individuales o
colectivos se interpretan de conformidad con la Declaración Universal de
Derechos Humanos y con los tratados y acuerdos internacionales sobre
la materia ratificados por el Perú, sin perjuicio de consultar los
pronunciamientos de los órganos de control de la Organización
Internacional del Trabajo (OIT) y los criterios o decisiones adoptados por
los tribunales internacionales constituidos según tratados de los que el
Perú es parte”.
- Es así como observamos de manera flagrante la omisión de la aplicación
del CONTROL DIFUSO por parte de la resolución venida en grado al
ponderar y seleccionar la aplicación de una norma de menor jerarquía en
lugar que nuestra carta magna, vulnerando principios de derecho
Constitucional Laboral y Derechos Constitucionales puros, que son
tutelados por la propia Declaración Universal de Derechos Humanos, la
misma que en su artículo 8 señala expresamente lo siguiente: “Toda
persona tiene derecho a un recurso efectivo ante los tribunales
nacionales competentes, que la ampare contra actos que violen sus
derechos fundamentales reconocidos por la constitución o por la
ley” y en el inciso 1 del artículo 23 estipula: “Toda persona tiene
derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones
equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el
desempleo” (subrayado agregado).
- Sumado a ello no existiendo un pronunciamiento de Inconstitucionalidad
aún del tribunal Constitucional con respecto al cuestionado decreto de
urgencia, pero corresponde si resaltar que el propio Tribunal
Constitucional en sentencia recaída en el Expediente N° 02102-2019-PA
/TC en la que se ordenó reponer al señor José Alfredo Quilca Vila como
trabajador a plazo indeterminado en el Gobierno Regional del Cusco, es
decir, al margen de las limitaciones de los numerales 2 y 3 del inciso 3.1
del artículo 3 del Decreto de Urgencia N° 016-2020, ya vigentes al
momento de la emisión de este fallo del Tribunal Constitucional establece
un criterio de protección constitucional de los derechos constitucionales
laborales; y que el Ad Quo omitió ponderar y observar bajo el Principio de
Predictibilidad1 y certeza que alcanza a los órganos judiciales, más aún
del máximo intérprete de la la constitución y la Ley, y que más aún la
propia Sala de la Corte Superior de Justicia de este Distrito Judicial viene
confirmando en sentencias de vista la inaplicación del decreto de urgencia
016-2020 vía control difuso.
- Ergo, partiendo de la premisa aceptada por el Ad Quo del régimen laboral
aplicado al demandante como agente de serenazgo, es el régimen laboral
privado regulado por el decreto legislativo 728º (al declarar fundada en
parte la demanda y otorgar pago de beneficios sociales propios del
régimen 728º en Numeral 1,2 y 3 del apartado IV de su Sentencia), resulta
evidente la correspondiente REPOSICION POR DESPIDO INCAUSADO,
y la INAPLICACION DEL DECRETO DE URGENCIA 016-2020 VIA
CONTROL DIFUSO al entrar en conflicto con nuestra Constitución un
decreto de urgencia (norma de menor jerarquía) y soslayar Derechos
fundamentales como derecho al trabajo y a la igualdad, y que en el caso

1
SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL: EXP N 039s0 2012-PA/TC PIURA JOSÉ MARÍA GÓMEZ TAVARES Y OTROS.- El principio de
predictibilidad con la doctrina jurisprudencial de las decisiones judiciales y su relación vinculante: 7.- El principio de Predictibilidad y certeza en cuanto
a manifestación del principio de seguridad jurídica implica la exigencia de coherencia de criterio de los órganos judiciales en la interpretación y
aplicación salvo justificada y razonable diferenciación. Así, la finalidad de esta exigencia funcional no es otra que la contribución en la fundamentación
del orden constitucional y el aseguramiento de la realización de los derechos fundamentales. Si bien el principio constitucional de seguridad jurídica
no se encuentra reconocido expresamente en la Constitución, ello no ha impedido a este Tribunal reconocer en él a un principio constitucional implícito
que se deriva del Estado constitucional de derecho (artículos 3f y 4.3 de la Constitución). Ahora bien, no cabe duda de que esta exigencia
constitucional de predictibilidad y certeza de las decisiones judiciales se ve concretizada con la denominada doctrina jurisprudencial constitucional, la
que sólo se tendrá por cumplida si se respetan tales decisiones.
concreto esta Observancia no han sido valorada por el Ad Quo, y que más
bien desliza una Aplicación del Decreto de Urgencia por estar vigente, sin
alguna motivación que al menos trate de expresar una justificación
legal de su aplicación (en referencia a la independencia de las
resoluciones judiciales) ya que es de común conocimiento la
trasgresión de derechos y principios constitucionales laborales.

III. NATURALEZA DEL AGRAVIO. -

La resolución apelada causa agravio, porque se ha afectado los principios


de carácter procesal como de Congruencia, de Predictibilidad y certeza, pero
sobretodo afecta Derechos y Principios Constitucionales Laborales como el
Principio-derecho de Igualdad ante la ley, Derecho al trabajo, Principio de
Primacía de la Realidad, Principio de Continuidad Laboral, Principio de
Separación de Poderes e Independencia Judicial, Tutela jurisdiccional efectiva
al seleccionar la aplicación de un decreto de urgencia que contraviene la propia
constitución política del Estado y que le dan ese carácter tuitivo provisto por
nuestra constitución del estado, al nuevo enfoque del proceso laboral y que no
se encuentran presentes en la motivación de la resolución impugnada.

IV. PRETENSION IMPUGNATORIA. -


Que la Sala REFORME la venida en grado y ordene que la demandada cumpla
con Reponer al Sr. JORGE EDUARDO SAGUMA CASTRO en su mismo puesto
de trabajo o en otro de igual o similar nivel, bajo el régimen de la actividad privada
regulada por el decreto legislativo 728º, se le incorpore a la Planilla única de
trabajadores permanentes, y el pago de las pretensiones accesorias de
indemnización por daños y perjuicios en la modalidad de lucro cesante y la
correspondiente indemnización por daño moral descritas en el escrito
postulatorio de demanda como pretensiones accesorias, así como el pago de
honorarios profesionales en un 30% al amparo de los prescrito por el Art. 16º de
la Nueva Ley Procesal del Trabajo.

ANEXO:
I. COPIA DE RESOLUCION 03 SENTENCIA

OTROSI DIGO: De acuerdo a lo establecido en el art. III de la nueva ley procesal


del trabajo ley 29497 El proceso laboral es gratuito para el prestador de servicios,
en todas las instancias, cuando el monto total de las pretensiones reclamadas
no supere las setenta (70) Unidades de Referencia Procesal (URP), como el
caso en particular.

POR LO EXPUESTO:
Solicito a usted Sr. Juez, tener por interpuesto el presente recurso impugnatorio
promovido, y se sirva tramitarlo conforme a ley.
Trujillo, 05 de Febrero del 2,021

……………………………...
Benjamín Ramos León
ABOGADO
IC.A.P. 1543

También podría gustarte