Está en la página 1de 9

Señor (a):

JUEZ CONSTITUCIONAL DE YOPAL – CASANARE (REPARTO)


E. S. D.

Ref.: ACCIÓN DE TUTELA


Accionante: OLGA PRISCILA VARGAS DE Álvarez y JAIME ALVAREZ
Accionado: CORREGIDURIA DE MATA DE LIMON

OLGA PRISCILA VARGAS DE ALVAREZ y JAIME ÁLVAREZ VARGAS mayores de edad,


domiciliados en esta ciudad, identificados como aparece al pie de nuestra firma, actuando en
nombre propio, nos permitimos impetrar ACCION DE TUTELA en contra de la Corregiduría de
Mata de Limón, para que mediante fallo se obtenga como finalidad la protección constitucional
del DERECHO AL DEBIDO PROCESO (DERECHO A LA DEFENSA).
Las razones o cuestiones fácticas en las que se soporta la presente acción son las que en
adelante expondré en los siguientes:
HECHOS

PRIMERO: Mediante Resolución No. 476 de 01 de septiembre de 1970, el estado a través del
Incora Duitama adjudica un terreno baldío, denominado La Florida, ubicado en el paraje de
Guayaque, municipio de Yopal, Intendencia de Casanare (hoy Departamento de Casanare),
cuya extensión ha sido calculada aproximadamente en cincuenta hectáreas (50 HAS), a favor
de la señora MARIA ELINA DIAZ CARO, predio identificado bajo el folio de matrícula
inmobiliaria No. 470-16523

SEGUNDO: Mediante sentencia de fecha 11 de febrero de 1986, se adjudica la totalidad del


predio en Sucesión a:

● DIAZ CARO MARIA ELINA


● VARGAS DE ALVAREZ OLGA PRISCILA
● VARGAS DE ROMERO MIRIANA
● VARGAS DIAZ ANITA
● VARGAS DIAZ EDUMERITA
● VARGAS DIAZ FELIX
● VARGAS DIAZ GILDARDO LUENEDI
● VARGAS DIAZ GLORIA
● VARGAS DIAZ HILDEBRANDO
● VARGA DIAZ JESÚS MARÍA
● VARGAS DIAZ MARY LUZ
● VARGAS DIAZ MILTON
● VARGAS DIAAZ NANCY LULU
● VARGAS DIAZ NESTOR
● VARGAS DIAZ YOR MAY
● VARGAS HERNANDEZ FANNY

TERCERO: La tradición jurídica del predio evidencia que, a través del tiempo, los distintos
herederos haciendo uso de su derecho real de dominio, venden a terceros a través de
escrituras públicas y debidamente registradas en el folio de matrícula inmobiliaria No. 470-
16523 la parte que le corresponde, quedando como propietarios en común y proindiviso los
señores:

Página 1 de 9
● VARGAS DE ALVAREZ OLGA PRISCILA en proporción de 3 h, 3.300m2
● VARGAS DE ROMERO MIRIANA en proporción de 3 h, 3.300m2
● VARGAS DIAZ EDUMERITA en proporción de 3 h, 3.300m2
● VARGAS DIAZ GLORIA en proporción de 3 h, 3.300m2
● VARGAS FERNANDEZ FANNY en proporción de 3 h, 3.300m2
● SANCHEZ DE ARCHILA ANA EVÉLIA en proporción de 33 h, 3.300m2
Para un total de 50 hectáreas, las cuales y según la tradición del inmueble, existe una
comunidad de copropietarios en común y proindiviso.
CUARTO: El 17 de diciembre de 2015, la señora ANA EVELIA SANCHEZ DE ARDILA, junto
con su esposo el señor GERMAN DANIEL ARCHILA, presenta querella policiva por
perturbación a la posesión en contra de los señores MIRIAN VARGAS, OLGA VARGAS,
EDUMERITA VARGAS, GLORIA VARGAS, FANNY VARGAS, JESUS MARÍA VARGAS, VICKY
VARGAS, GILDARDO VARGAS, NESTRO VARGAS, EDUARDO VARGAS, MILTOHN
VARGAS, MARY LUZ VARGAS, YOR MARY VARGAS, NANCY LULU VARGAS, LEONEL
VARGAS, y contra personas indeterminadas sobre el predio denominado la Florida, de
propiedad, en común y proindiviso de las personas enumeradas en el numeral tercero.
QUINTO: El 04 de octubre de 2016, se expide resolución No. 001 del 04 de octubre de 2016,
fallo de primera instancia en donde la Doctora LUCERO CHAPARRO, quien funge como
Inspectora de Policía de Mata de Limón resuelve:
1. Negar el amparo solicitado por los querellantes
2. Advertir que el presente fallo se mantendrá hasta que la justicia ordinaria decida lo
contrario.
3. … .
Un breve extracto de las consideraciones del fallo así:
“El planteamiento que expusieron las partes es una controversia para definir quien tiene
el mejor derecho sobre la propiedad de una fracción del predio denominado LA
FLORIDA, lo cuál no es de recibo en esta instancia administrativa, toda vez que no se
trata de un conflicto por diferencia limítrofes entre predios, sino de un conflicto sobre un
mismo bien que cada uno de las partes reclama como suyo.”
SEXTO: La parte vencida de la querella, interpone Recurso De Apelación, y mediante
resolución 069 del 30 de enero de 2017, el Municipio de Yopal, revoca el numeral primero del
fallo en primera instancia en consecuencia:
“ampara la posesión quieta, pública y pacífica de los señores GERMAN DANIEL
ARCHILA y ANA EVELIA SANCHEZ DE ARDILA sobre el predio la Florida, ubicado en la
vereda Guayaque,…
Arreglar numeración: Mi esposa y yo hemos ejercido una posesión libre y pacífica, en el predio
denominado LA FLORIDA, a razón de eso hemos realizado varias modificaciones al terreno,
tenemos siembra de plátano y Yuca, la cual es nuestro sustento, debido que somos personas
de la tercera edad, no tenemos la opción de tener otros ingresos, solo los que podamos trabajar
en la tierra, para nuestro sustento diario.
SÉPTIMO: Mediante resolución 192 de 2020 el Municipio de Yopal, se le ordena al corregidor
de Mata de Limón, que en el menor tiempo posible proceda al desalojo de los perturbadores.
OCTAVO: Mediante auto de fecha 15 de agosto de 220, el corregidor de Mata de Limón, fija
fecha para diligencia de desalojo para el 29 de septiembre de 2020 a las 8 de la mañana,
diligencia que se suspende.
NOVENO: Mediante auto de fecha 28 de octubre de 2020, el corregidor de Mata de Limón, Dr.
Juan Carlos Forero, fija fecha para adelantar diligencia de desalojo para el día 18 de noviembre
de 2020 a las 8 de la mañana.

Página 2 de 9
DECIMO: El señor corregidor de la vereda Mata de Limón, el día 18 de noviembre de 2020,
siendo las 10:30 de la mañana, da inicio a la diligencia de desalojo, reconociendo a cada uno de
los apoderados de los querellantes y querellados, la abogada Yaneth Izquierdo Silva, quien
funge como nuestra apoderada dentro de la querella respectiva, de manera respetuosa,
presenta oposición a la diligencia de desalojo, soportando sus argumentos en el artículo 309,
numeral 2 del C.G. del P., enunciando lo siguiente:
Me permito presentar oposición a la diligencia de desalojo que se está llevando a cabo el día de
hoy partiendo de que el señor Jaime Álvarez Vargas quién se encuentra actualmente en
posesión directa del inmueble que no es parte dentro del proceso de la querella policiva y qué
es de conocimiento del despacho que actualmente él está ejerciendo la posesión conforme al
debate probatorio que se estableció dentro de todo el transcurso de la querella de igual manera
el registro que se realizó al predio previo a la respuesta que se realizó por parte del despacho al
juez de tutela él está ejerciendo una posición libre y pacífica actualmente en el predio objeto de
desalojo el señor Jaime ostenta su posesión conforme al 762 del código civil de igual manera
cumple los cuatro requisitos fundamentales para que él pueda ejercer ese derecho el nombre
de él.
El señor tiene poder para actuar dentro del predio la Florida está ejerciendo posesión libre y
pacífica actualmente también usufructúa al predio él tiene sembrados varios animales es
poseedor legítimo desde el año 2015 y por ende solicitó señor corregidor de cumplimiento al
numeral 2 del artículo 309 del código general del proceso y se le dé el traslado a la oposición
que se está instalando el nombre del Señor Jaime…
Continúa la apoderada su intervención expresando que:
solicitando que se le trámite a la objeción según lo estipulado en el código general del proceso
numeral segundo podrá oponerse la persona en cuyo poder se encuentre el bien, Don Jaime
tiene en poder el bien y en quién la sentencia no producto efectos, si en cualquier forma alega
hechos constitutivos de Posesión y presenta prueba siquiera sumaria que lo demuestre el
opositor y el interesado en la entrega por a solicitar testimonios de personas que concurran a la
diligencia relacionados con la posesión el juez agrega al expediente los documentos que se
relacione con la posesión y práctica el interrogatorio al opositor,
DECIMO PRIMERO: El señor corregidor, no descorre el traslado a la parte querellante para que
se pronuncien al respecto, simplemente y según expresa el acta de desalojo lo siguiente:
El corregidor manifiesta que el señor Jaime es el esposo de la Señora Olga Vargas Quién es
querella entre la vigencia de la referencia y manifiesta que el 22 de enero de 2016 la doctora
Lucero Chaparro profirió un auto en el cual en su numeral 7° dice órdenes ya las partes tanto
de los querellados como querellantes la suspensión de cualquier acto dentro del predio objeto
de la litis el estatus quo así lo señala artículo 444 numeral 6 de la ordenanza, En la
caracterización que se realizó por parte de funcionarios de la alcaldía escritos a acción social
municipal el día 20 de octubre qué 2020 que el señor Álvarez Vargas de 74 años de edad
reside en la Vereda agua ya que hace 5 años núcleo compuesto por su esposa Olga Priscila
Vargas, El señor Jaime a perturbado el inmueble desde el momento en que se dio la orden de
decretar el estatus quo incumpliendo una orden emanada por la Corregidora de la ñiata de la
época, por tal razón no se le va a dar trámite a la oposición presentada por la apoderada del
señor Jaime y la Señora Olga Vargas.
Situación que a todas luces no aplicaba a nosotros especialmente a mi Jaime, toda vez que
nunca fui parte del proceso, por tal motivo el Statu quo no aplicaba para mi, solo para los
Querellados debidamente vinculados al proceso policivo.
DECIMO SEGUNDO: Nuestra apoderada, al ver que su oposición no fue atendida,
desconociendo la norma por parte del corregidor, impetra Recurso de Nulidad, argumentando
que: conforme al numeral quinto del artículo 132 del código general del proceso aunque si bien
es cierto, estamos en la distancia que ya tenemos sentencia judicial el artículo 134 del mismo
Código General del Proceso no se establece que con posteridad a esta sentencia frente a los
actos que se estén surtiendo en este caso que son consideradas la sentencia invocó el numeral

Página 3 de 9
5° y presentó esta nulidad en el evento que no sólo se está negando el derecho a realizar la
oposición quedé por ley tiene mis clientes sino que a su vez está negando la práctica de
pruebas conforme al numeral quinto y Por ende solicitó la nulidad de esta actuación y por tal
motivo presentó nulidad y a su vez también indicó no se está vulnerando en este caso la
práctica de pruebas que estoy solicitando que el ritual del derecho procesal tiene establecido en
el 309 sino que también se está dando el artículo 29 de la constitución política en este caso
debido proceso a mis clientes Por tal motivo fundamente esta nulidad y solicitó señor corregidor
me dé trámite a la nulidad.
DECIMO TERCERO: El señor corregidor decide lo siguiente frente al recurso de Nulidad así:
el despacho procede a resolver la nulidad presentada por los apoderados, manifestando que no
está llamada a prosperar teniendo en 132 133 del código General del proceso artículo 132
control de legalidad agotada cada etapa del proceso el juez deberá realizar control de legalidad
para corregir o sanear los vicios que configuren nulidades u otras irregularidades del proceso
las cuales salvo que se trate de hechos nuevos no se podrán alegar en las etapas siguientes sin
perjuicio de lo previsto para los recursos de revisión y casación artículo 133 causales de nulidad
numeral 5 cuando se omiten las oportunidades para solicitar decretar o practicar pruebas o
cuando se omite la práctica de una prueba que de acuerdo con la ley es obligatoria. En relación
a esto el despacho considera que esta, no es una etapa probatoria por lo tanto puesto que este
etapa ya fue superada y las decisiones que se vienen a dar cumplimiento el día de hoy son
decisiones que se encuentran en firme debidamente ejecutoriadas, en relación a esto el artículo
134 del código general del proceso nos habla de oportunidad y trámite: las nulidades podrán
alegarse en cualquiera de las instancias antes que se dicte sentencia o con posterioridad a
esta sí ocurren en ella. nulidad por indebida representación o falta de notificación o
emplazamiento en legal forma ola originada en la sentencia contra la cual no procede recurso,
podrá alegarse en la diligencia de entrega o como excepción de la ejecución de la sentencia o
mediante el recurso de revisión, si no se pudo alegar por la parte en las anteriores
oportunidades Teniendo en cuenta lo anterior la petición de nulidad presentada por la
apoderada Yanet Izquierdo y coadyuvada por los apoderados de la parte querellante no está
llamada a prosperar puesto que no cumple con lo requerido por los artículos establecidos por la
ley puesto que estas instancias no son etapas probatorias ni cumplen con las exigencias por
indebida representación y falta de notificación o emplazamiento de forma ilegal.
DECIMO CUARTO: Ante la negativa del señor corregidor, de no permitir la diligencia de
Oposición, ni dar trámite a al recurso de Nulidad, nuestra apoderada, presenta Recurso de
Reposición y en subsidio el de Apelación contra a decisión, sin embargo, el señor corregidor,
manteniéndose en su negativa, y violando todo precepto legal y constitucional decide que:
El despacho considera que no es procedente teniendo en cuenta que fue un juez de tutela
quién ordenó realizar el desalojo a la alcaldía municipal estaría mal que el suscrito corregidor
suspendiera una diligencia incumpliendo una orden emanada por un superior jerárquico El cual
ya se encuentra firme y está para realizar simplemente el cumplimiento de la orden por tal razón
el suscrito considera que no es susceptible de recursos la respectiva diligencia Teniendo en
cuenta que la sentencia y las resoluciones emitidas por la alcaldía municipal se encuentran en
firme al momento de la Realización de la respectiva diligencia, por tal razón no se le dará
trámite a las recursos solicitados por las partes
DECIMO QUINTO: Es evidente la violación al debido proceso con que actúa el señor corregidor
al no conceder los recursos establecidos tanto por la Ley 1801 de 2016, como la Ley 1437 de
2011, tanto así que nuestra apoderada interpone recurso de Queja, para que el superior
jerárquico decida sobre el recurso de apelación, sin embargo, el señor corregidor expresa lo
siguiente:
El despacho resuelve el recurso solicitado de queja el despacho niega el recurso teniendo en
cuenta que este recurso no es procedente puesto que se está llevando el cumplimiento de una
orden ejecutoriada además los querellantes pasaron por alto lo estipulado el artículo 353 del
código general del proceso en cuanto el recurso de queja debe deberá interponerse en subsidio
del de reposición contra el auto que denegó la apelación en este caso los apoderados de la

Página 4 de 9
parte querellante interpusieron el recurso de queja sin cumplir con los requisitos del artículo
353.
DÉCIMO SEXTO: Debido a la negativa del corregidor en realizar el procedimiento que por Ley
debía efectuar, se solicitó una prórroga, para poder acatar la orden de desalojo que estaba
imponiendo el 18 de noviembre, suspendiendo la audiencia para el día 27 de noviembre de
2020.
PROCEDENCIA DE LA ACCIÓN
El artículo 86 de la Constitución Política autoriza a toda persona para instaurar Acciones de
Tutela y reclamar de los jueces, mediante “procedimiento preferente y sumario” la protección
inmediata de los derechos constitucionales fundamentales, cuando quiera que éstos resulten
vulnerados o amenazados por la acción o la omisión de cualquier autoridad pública.

A su vez el artículo 5° del Decreto 2591 de 1991, que desarrolla el precepto constitucional
anterior expresa que: “…La acción de tutela procede contra toda acción u omisión de las
autoridades públicas, que hayan violado, viole o amenace violar cualquiera de los derechos de
que trata el artículo 2° de esta Ley…”, que según su contenido no son otros que los
constitucionales fundamentales, entre los que cuentan los aquí invocados, cuyo amparo
demando.

DERECHOS FUNDAMENTALES VULNERADOS

DERECHO AL DEBIDO PROCESO DERECHO AL DEBIDO PROCESO (DERECHO A LA


DEFENSA)., se dice que los derechos constitucionales son los que están consagrados en el
capítulo primero del título segundo de la Constitución.

PRETENSIONES

PRIMERA: Se reconozca la vulneración del derecho fundamenta AL DEBIDO PROCESO


(DERECHO A LA DEFENSA).

SEGUNDA: Que se revoque en su totalidad el acto administrativo de fecha 18 de noviembre de


2020, expedido por el corregidor de Mata de Limón, por ser violatorio de derechos
fundamentales.

TERCERO: Que se de trámite a la oposición presentada por nuestra apoderada y que por ende
se surta el procedimiento establecido por la Ley.

MEDIDA CAUTELAR

Solicito de manera respetuosa se ordene al corregidor de la vereda Mata de Limón, que


suspenda la diligencia de desalojo de fecha 27 de noviembre de 2020, hasta tanto no se
resuelva la presente acción constitucional, toda vez, que esta es la única forma en que los
accionantes tenemos la oportunidad de defendernos de las irregularidades con las que ha
actuado el señor corregidor

SUSTENTACIÓN DE LAS PRETENSIONES

Como es sabido, el debido proceso es un derecho constitucional fundamental, consagrado


expresamente en el artículo 29 de la Constitución Política, el cual lo hace extensivo “a toda
clase de actuaciones judiciales y administrativas”. La jurisprudencia constitucional ha definido el
derecho al debido proceso, como el conjunto de garantías previstas en el ordenamiento jurídico,
a través de las cuales se busca la protección del individuo incurso en una actuación judicial o
administrativa, para que durante su trámite se respeten sus derechos y se logre la aplicación
correcta de la justicia. La misma jurisprudencia ha expresado, que el respeto al derecho
fundamental al debido proceso, le impone a quien asume la dirección de la actuación judicial o

Página 5 de 9
administrativa, la obligación de observar, en todos sus actos, el procedimiento previamente
establecido en la ley o en los reglamentos, “con el fin de preservar las garantías -derechos y
obligaciones- de quienes se encuentran incursos en una relación jurídica, en todos aquellos
casos en que la actuación conduzca a la creación, modificación o extinción de un derecho o a la
imposición de una sanción". En este sentido, el derecho al debido proceso se muestra como
desarrollo del principio de legalidad, pues representa un límite al ejercicio del poder público, y
en particular, al ejercicio del ius puniendi del Estado. En virtud del citado derecho, las
autoridades estatales no podrán actuar en forma omnímoda, sino dentro del marco jurídico
definido democráticamente, respetando las formas propias de cada juicio y asegurando la
efectividad de aquellos mandatos que garantizan a las personas el ejercicio pleno de sus
derechos. Según lo ha destacado este Tribunal, el derecho al debido proceso tiene como
propósito específico “la defensa y preservación del valor material de la justicia, a través del
logro de los fines esenciales del Estado, como la preservación de la convivencia social y la
protección de todas las personas residentes en Colombia en su vida, honra, bienes y demás
derechos y libertades públicas (preámbulo y artículos 1° y 2° de la C.P).

De manera general, hacen parte de las garantías del debido proceso:


a) El derecho a la jurisdicción, que a su vez implica los derechos al libre e igualitario acceso
ante los jueces y autoridades administrativas, a obtener decisiones motivadas, a impugnar las
decisiones ante autoridades de jerarquía superior, y al cumplimiento de lo decidido en el fallo.
b) El derecho al juez natural, identificado este con el funcionario que tiene la capacidad o aptitud
legal para ejercer jurisdicción en determinado proceso o actuación de acuerdo con la naturaleza
de los hechos, la calidad de las personas y la división del trabajo establecida por la Constitución
y la ley.
c) El derecho a la defensa, entendido como el empleo de todos los medios legítimos y
adecuados para ser oído y obtener una decisión favorable. De este derecho hacen parte, el
derecho al tiempo y a los medios adecuados para la preparación de la defensa; los derechos a
la asistencia de un abogado cuando se requiera, a la igualdad ante la ley procesal, el derecho a
la buena fe y a la lealtad de todas las demás personas que intervienen en el proceso.
d) El derecho a un proceso público, desarrollado dentro de un tiempo razonable, lo cual exige
que el proceso o la actuación no se vea sometido a dilaciones injustificadas o inexplicables.
e) El derecho a la independencia del juez, que solo tiene efectivo reconocimiento cuando los
servidores públicos a los cuales confía la Constitución la tarea de administrar justicia, ejercen
funciones separadas de aquellas atribuidas al ejecutivo y al legislativo.
f) El derecho a la independencia e imparcialidad del juez o funcionario, quienes siempre
deberán decidir con fundamento en los hechos, de acuerdo con los imperativos del orden
jurídico, sin designios anticipados ni prevenciones, presiones o influencias ilícitas.

De conformidad con los artículos 29 y 150, numerales 1° y 2° de la Constitución Política, es al


legislador a quien corresponde regular los diversos procesos judiciales y administrativos, y
establecer las etapas, oportunidades y formalidades aplicables a cada uno de ellos, así como
los términos para interponer las distintas acciones y recursos ante las autoridades judiciales y
administrativas. No obstante, la libertad de configuración política del legislador en ese campo,
aunque es amplia, encuentra ciertos límites que se concretan en el respeto por los principios y
fines del Estado, la vigencia de los derechos y garantías fundamentales, y la plena observancia
de las demás disposiciones constitucionales. En relación con esto último, se debe destacar que
el derecho al debido proceso exige que todo procedimiento regulado en la ley, se ajuste a las
reglas básicas derivadas del artículo 29 de la Constitución, como son, la existencia de un
proceso público sin dilaciones injustificadas, la oportunidad de controvertir e impugnar las
decisiones, la garantía del derecho de defensa y la posibilidad de presentar y controvertir
pruebas, con lo cual se le fija al legislador un referente mínimo de regulación en la materia, que
de no ser observado implicaría un desconocimiento a los derechos fundamentales de los
sujetos procesales. Quiere decir lo anterior, que aun cuando el legislador es competente para
establecer, dentro de un cierto margen de discrecionalidad, los procedimientos, sus formas,
términos y ritualidades, unos y otros deben ser razonables y estar dirigidos a garantizar en todo
caso el derecho sustancial. Tal y como lo ha puesto de manifiesto esta Corporación, “es la ley la
que consagra los presupuestos, requisitos, características y efectos de las instituciones
procesales, cuyo contenido, en tanto que desarrollo de la Constitución y concreción de los

Página 6 de 9
derechos sustanciales, no puede contradecir los postulados de aquélla ni limitar de modo
irrazonable o desproporcionado éstos.

Esta Corporación, a través de múltiples pronunciamientos, ha estudiado el tema relacionado


con el debido proceso administrativo, precisando algunos aspectos que determinan y delimitan
su ámbito de aplicación. Inicialmente, ha destacado que se trata de un derecho constitucional
fundamental, de aplicación inmediata, consagrado en el artículo 29 Superior, que le reconoce
directa y expresamente ese carácter, y en los artículos 6° y 209 del mismo ordenamiento, en los
que se fijan los elementos básicos de la responsabilidad jurídica de los servidores públicos (art.
6°) y los principios rectores que deben gobernar la actividad administrativa del Estado (art. 209).
Dentro de ese marco conceptual, la Corte se ha referido el debido proceso administrativo como
“(i) el conjunto complejo de condiciones que le impone la ley a la administración, materializado
en el cumplimiento de una secuencia de actos por parte de la autoridad administrativa, (ii) que
guarda relación directa o indirecta entre sí, y (iii) cuyo fin está previamente determinado de
manera constitucional y legal”. Ha precisado al respecto, que con dicha garantía se busca “(i)
asegurar el ordenado funcionamiento de la administración, (ii) la validez de sus propias
actuaciones y, (iii) resguardar el derecho a la seguridad jurídica y a la defensa de los
administrados. (Sentencia C-980 de 2010).

En el acto administrativo objeto de esta acción constitucional, se hizo constar que se reiteró en
varias oportunidades dar trámite a lo dispuesto en el art. 309 numeral 2 de C.G.P., lo cual se
omitió sin que se haya dado un argumento jurídico a su negativa, violándose el Derecho
Fundamental al debido proceso y el defensa contemplado en el Art. 29 C. N

De manera invariable la jurisprudencia de la Corte Constitucional ha señalado que, por regla


general, la acción de tutela no procede contra providencias judiciales y, por tanto, sólo en forma
excepcional resulta viable la prosperidad del amparo para atacar tales decisiones cuando con
ellas se causa vulneración a los derechos fundamentales de los asociados.

Pero en cualquier caso su eventual concesión estará supeditada a la verificación de ciertas


condiciones de procedibilidad, entre las cuales se encuentra el cumplimiento de los requisitos
de subsidiaridad e inmediatez.

No obstante, cuando la vulneración de los derechos fundamentales es protuberante y afecta


garantías de superior valor como lo es el derecho fundamental al debido proceso, entre otros, la
concesión del amparo se torna obligatoria y no puede desconocerse so pretexto de que no se
cumplieron unos requisitos de naturaleza procesal.

Así lo ha reconocido la jurisprudencia de esta Sala, al señalar que a pesar de que el reclamante
no haya utilizado los medios de defensa legales para impugnar las decisiones que censura por
vía de tutela, excepcionalmente es posible “proteger los derechos reclamados por la parte
accionante, en aras de garantizar la prevalencia del derecho sustancial sobre el procesal”.
(Tutela de 12 de octubre de 2012. Exp. 2012-1545-01)

En idéntico sentido se ha admitido que en atención a la esencia de la acción de tutela, “ésta no


puede verse limitada por formalismos jurídicos, porque aunque no se pone en duda que su
viabilidad está supeditada a la verificación de ciertas condiciones de procedibilidad, la
jurisprudencia constitucional ha determinado que la mera ausencia de un requisito general de
procedencia, no puede erigirse en parámetro absoluto para privar al actor del goce efectivo de
sus derechos superiores, ni para prohijar su quebranto con la actitud silente del juez que conoce
el reclamo dirigido a obtener su protección.” (Sentencia de Tutela de 13 de agosto de 2013.
Exp.: 2013-093-01)

Así ocurre en el presente caso, pues a pesar de haberse utilizado por el accionante los
mecanismos defensivos que tenía a su alcance para cuestionar las actuaciones de la
Inspección de Policía accionada, tales como la oposición, solicitud de nulidad, recurso de
reposición, recurso de apelación y queja ante el señor corregidor, es evidente que esta
autoridad incurrió en un defecto procedimental, al arrogarse la facultad de desestimar su

Página 7 de 9
oposición a la entrega, cuando de conformidad con lo previsto en el numeral 2º del artículo 309
del Código General del Proceso, tal facultad está reservada a la normatividad en mención.

Así reza la disposición procesal mencionada:

«Art. 309. Las oposiciones a la entrega se someterán a las siguientes reglas:

1. El juez rechazará de plano la oposición a la entrega formulada por persona contra quien
produzca efectos la sentencia, o por quien sea tenedor a nombre de aquella.

2. Podrá oponerse la persona en cuyo poder se encuentra el bien y contra quien la sentencia no
produzca efectos, si en cualquier forma alega hechos constitutivos de posesión y presenta
prueba siquiera sumaria que los demuestre. El opositor y el interesado en la entrega podrán
solicitar testimonios de personas que concurran a la diligencia, relacionados con la posesión. El
juez agregará al expediente los documentos que se aduzcan, siempre que se relacionen con la
posesión, y practicará el interrogatorio del opositor, si estuviere presente, y las demás pruebas
que estime necesarias.

Entonces, de una lectura atenta, cuidadosa y sistemática al precepto anterior, se extrae que el
señor corregidor está en posibilidad de rechazar de plano una oposición que formule, como lo
preceptúa su numeral primero, una persona contra quien tenga efectos la sentencia o un
tenedor en nombre de aquella, cosa que no fue la que se presentó en este caso, donde el aquí
tutelante reclamó por cuenta propia haber ejercido actos de señor y dueño del predio objeto de
la querella, inclusive, el mismo corregidor expresa que:

En la caracterización que se realizó por parte de funcionarios de la alcaldía adscritos a Acción


Social municipal el día 20 de octubre qué 2020 que el señor Álvarez Vargas de 74 años de edad
reside en la Vereda Mata de Limón que hace 5 años núcleo compuesto por su esposa Olga
Priscila Vargas.

En el acto administrativo de desalojo, se hace mención según una caracterización por parte de
la Alcaldía de Yopal, que el señor JAIME ALVAREZ, es poseedor del predio por mas de 5 años,
además, no hace parte dentro de la querella policiva que dio origen a acto administrativo de
desalojo. Es decir, el mismo corregidor, hace mención que el señor JAIME ALVAREZ, ostenta la
calidad de poseedor, sobre el inmueble, objeto del desalojo, además, en la querella policiva
hacen parte MIRIAN VARGAS, OLGA VARGAS, EDUMERITA VARGAS, GLORIA VARGAS,
FANNY VARGAS, JESUS MARÍA VARGAS, VICKY VARGAS, GILDARDO VARGAS, NESTRO
VARGAS, EDUARDO VARGAS, MILTOHN VARGAS, MARY LUZ VARGAS, YOR MARY
VARGAS, NANCY LULU VARGAS, LEONEL VARGAS, pero en el auto que admitió la Acción
Policiva, no se vislumbra que el señor JAIME ALVAREZ, haga parte de la misma, nunca fue
arrimado al proceso ni siquiera en la figura del litis consorcio, a sabiendas por parte de la
corregidora de Mata de Limón, que el señor JAIME ALVAREZ, es poseedor del bien inmueble.

Ahora bien, en primer lugar, del acta que registra el desarrollo de la diligencia se entrega, donde
se dejó consignado que la oposición del tutelante «…es negada por el señor corregidor…»,
aspecto frente al cual no se volvió a reparar en el transcurso de la diligencia y, por el contrario,
se dejó constancia de la materialización del objeto de la diligencia, cuando, de haberse atendido
a las disposiciones legales en comento, ella no habría podido culminar en esa oportunidad.

PRUEBAS

Prueba: Acto administrativo de fecha 18 de noviembre de 2020 en donde ordenan el desalojo, y


se evidencia que mi apoderada se opone a la diligencia de desalojo, e invoca los recursos de
ley.

ANEXOS

Página 8 de 9
En calidad de anexos se incluyen los siguientes, señor (a) Juez:

● Las pruebas documentales aducidas.

JURAMENTO

Bajo la gravedad de juramento afirmo que no he interpuesto acción de la misma índole con
base en las mismas razones de hecho y de derecho que informan la presente.

NOTIFICACIONES

● Parte accionante

Los suscritos recibe notificaciones en la Finca LA FLORIDA, vereda Guayaque, del municipio de
Yopal Casanare correo electrónico autorizado para notificaciones marien.alexa@hotmail.com,
teléfono 3115384598

● Parte accionada

Corregiduría de mata de limón. Corregimiento de Mata de Limón Yopal Casanare, Correo


electrónico Jfca27@hotmail.com

Atentamente,

OLGA PRISCILA VARGAS DE ALVAREZ


C.C.

JAIME ALVAREZ
C.C.

Página 9 de 9

También podría gustarte