Está en la página 1de 8

Asignatura

Historia Dominicana II

Facilitador:
Antonia Mercedes

Participante:
Madelin Lantigua Severino

Matricula: 112746
Introducción

El presente trabajo desarrolla como tema principal la intervención norte americana en


donde se destacan las principales causas y consecuencias que determinaron esta
intervención en República Dominicana.

Además se presentan las medidas que implementaron los americanos durante su


intervención así como también los diferentes movimientos políticos que estaban en
contra de la intervención americana.
1. Analiza los factores internos y externos que condujeron a la intervención
norteamericana en República Dominicana. Elabora un cuadro sinóptico,
destacando causas y consecuencias con los resultados obtenidos.

Al imperialismo norteamericano le interesaba modernizar la


economía del país, sobre todo construir carreteras para
ampliar sus inversiones en la economía de exportación. La
influencia de Estados Unidos era cada vez mayor en ese rubro,
principalmente en la industria azucarera, que con la guerra
mundial de 1914-1918 se había vuelto más rentable, debido a
la baja de la producción de azúcar de remolacha en los países
europeos involucrados en el conflicto. 

La guerra mundial disparó los precios del azúcar de 3 dólares


el quintal, en 1914, a 25 dólares en 1920. Las exportaciones
de azúcar pasaron de casi 5 millones de dólares a 45 millones
en esos años. Otros rubros, como el cacao y el tabaco en hoja
también crecieron. El café, en cambio, creció hasta el año
1919, cuando alcanzó los 6.6 millones de dólares de
exportación  y se desplomó tras la crisis que se presentó en
1920. Las exportaciones totales del país pasaron de poco
más de 10 millones de dólares

La profunda división de la clase política de la época y el


Causas caudillismo. las exportaciones totales del país pasaron de
poco más de 10 millones de || dólares a casi 59 millones.
Esos fueron los años de la llamada “Danza de los Millones”.
Las exportaciones dominicanas garantizaban el pago de la
deuda externa, contraída en buena medida con Estados
Unidos.

En plena primera guerra mundial, Estados Unidos también


quería prevenir la influencia de otros imperialismos y fortalecer
sus posiciones en América Latina, donde podía proveerse de
alimentos y materias primas, en tanto tenía que desviar parte
de sus recursos para la guerra.

La invasión a Dominicana fue la salida que encontró el


imperialismo para imponer el orden que los grupos
políticos criollos no lograban establecer. Para el
imperialismo, ayer y hoy, la búsqueda de mercados
donde invertir y generar ganancias es vital.
Una de las consecuencias de la ocupación fue el ascenso
al poder de Rafael Leónidas Trujillo. Trujillo, miembro de la
Guardia Nacional creada a principio de 1919 por Estados
Unidos y no obstante a ser una persona de calidad moral
cuestionable, recibió altas calificaciones por parte de los
oficiales militares estadounidenses y finalmente se
convirtió en jefe de personal del ejército del país en 1928.

La corrupción política, la fuerza militar, la tortura, el


asesinato, el nepotismo, los monopolios comerciales y el
manejo personalista del tesoro nacional de la República,
le permitió a Trujillo acallar a sus opositores y amasar una
fortuna superior a los 800 millones de dólares de la época.

Aumentó el peso de las relaciones capitalistas en la


sociedad dominicana, a partir de la consolidación de un
modelo agro exportador azucarero dependiente.

Consecuencias
Se modernizó la infraestructura vial y se desarrolló el
comercio exportador e importador, sobre todo con
inversiones directas de Estados Unidos.

La industria azucarera pasó a ser controlada por el capital


norteamericano.

Se concentró la propiedad de las tierras, con el despojo a


campesinos y terratenientes tradicionales por parte de las
empresas norteamericanas.

Se consolidó el papel dominante del imperialismo


norteamericano en el país, en los planos económico y
político.

Se desnacionalizó la fuerza de trabajo en la actividad


azucarera, con la inmigración masiva de haitianos y
cocolos.
2.   Investiga las medidas tomadas por el gobierno de ocupación
norteamericana, en el período de 1916-1924. Elabora un mapa mental con los
resultados obtenidos.
-Disolvieron las fuerzas regulares del ejército dominicano y las sustituyeron por
tropas de Estados Unidos, que asumieron las tareas de defensa y orden
público.
- Decretaron el desarme de la población y la obligaron a entregarles sus armas
a las autoridades norteamericanas. A quienes se negaban se les perseguía.
Esa medida garantizaba que no hubiera brotes de militares caudillistas y que se
redujera la posibilidad de resistencia a la ocupación. Se confiscaron 9,337
fusiles, 25,760 revólveres y otras armas. 
- En 1918 reorganizaron los cuerpos armados bajo su propia dirección. Se creó
así la Guardia Nacional, que luego pasó a llamarse Policía Nacional
Dominicana. 
-Atraer capitales norteamericanos que podrían instalarse en zonas que antes
eran impenetrables. 
- Para que llegaran compañías azucareras norteamericanas Se despojó de sus
tierras a muchos campesinos y hasta a algunos terratenientes en las zonas de
plantación de azúcar y en lugares cercanos a ellas.
- La de impuestos a la propiedad territorial, que proveía recursos al Gobierno y
obligaba a muchos propietarios a vender sus parcelas debido a que no podían
pagar el impuesto. 
- La de registro de tierras, que obligaba a dividir los terrenos comuneros y
despojar de sus tierras a quienes no podían legalizarlas. 

3.  Elabora un breve ensayo donde se valoren las manifestaciones de oposición


a la ocupación norteamericana, en el período de 1916-1924.
 Los “gavilleros” Los llamados gavilleros fueron un agrupamiento armado que
luchó contra la ocupación hasta inicios del año 1922, cuando ya se habían
anunciado los primeros planes de desocupación. Operaron en el este del país y
estaban integrados mayormente por campesinos y trabajadores de las zonas
rurales donde se expandía la producción azucarera. Incluso, hubo participación
minoritaria de delincuentes comunes que operaban antes de la ocupación.
Durante los años de la ocupación, sectores intelectuales urbanos mantuvieron
un rechazo a la misma, aunque no con acciones armadas. El organismo
coordinador de este movimiento fue la Unión Nacional Dominicana, a la que
pertenecían intelectuales como los hermanos Henríquez y Carvajal, Américo
Lugo, Emiliano Tejera, Fabio Fiallo, Federico García Godoy y otros.      

 Las actuaciones y grandes campañas nacionalistas fueron realizadas por un


puñado de patriotas en Estados Unidos, Centro y Sur América, Europa y en el
país. El grupo de los nacionalistas, compuesto internamente por la Unión
Nacionalista Dominicana y en el exterior la Comisión Nacionalista, representó
la más agresiva, coordinada y efectiva campaña de presión internacional contra
la Ocupación Militar. Representan las acciones más brillantes de la diplomacia
informal dominicana.

El movimiento nacionalista comenzó sus trabajos políticos en el plano


internacional, primero en Cuba, y después en Estados Unidos, Hispanoamérica
y varias ciudades de Europa. El líder y alma de este movimiento nacionalista
fue el Dr. Francisco Henríquez y Carvajal, último Presidente Provisional en el
1916. Formaron parte inicial de este selecto grupo: Don Federico Henríquez y
Carvajal, su hermano, su hijo Max Henríquez Ureña, el escritor Tulio M.
Cestero, el poeta Fabio Fiallo y su hijo René, Enrique Deschamps, Manuel M.
Morillo, Rafael C. Tolentino, Manuel F. Cestero, M. Flores Cabrera, Fernando
Abel Henríquez, Emiliano Tejera, Américo Lugo y muchos otros dentro y fuera
del país.

En Santiago de Cuba, Francisco Henríquez y Carvajal y sus amigos crearon en


1918 el primer Comité Pro Santo Domingo, presidido por el empresario y amigo
personal de Henríquez y Carvajal don Emilio Bacardí y muchos intelectuales y
políticos que apoyaban la causa dominicana. Enseguida en La Habana a
principios de 1919, se creó otro Comité Pro Santo Domingo, presidido por el
ilustre escritor y filósofo Enrique José Varona y en el cual formaron parte las
más notables personalidades políticas e intelectuales cubanas. Posteriormente
se crearon también los primeros Comités en Nueva York y la famosa Comisión
Nacionalista Dominicana, que desempeñó la campaña diplomática principal y
más sistemática, en Washington, Nueva York, en Latinoamérica y en Europa .
Conclusión

La intervención a Americana fue un proceso que dejo graves consecuencias en


país, cabe destacar que esta intervención desarrollo medidas como fueron
Disolvieron las fuerzas regulares del ejército dominicano y las sustituyeron por
tropas de Estados Unidos, que asumieron las tareas de defensa y orden
público., La de registro de tierras, que obligaba a dividir los terrenos comuneros
y despojar de sus tierras a quienes no podían legalizarlas entre otras ,todas
estas medidas fueron desarrolladas para sus intereses económicos y sociales.