Está en la página 1de 6

Republica Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Defensa

Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza Armada

Ingeniería Eléctrica.

Toma de Decisiones.

Profesora: Alumno:

Ana Salazar Leonardo Valderrama

CI: 26.284.777

Caracas, abril de 2021.


Toma de Decisiones.

Primeramente, antes de hablar de la toma de decisiones, se tiene que saber el


concepto de decisión. Una decisión es una respuesta con voluntad con la que se resuelve
un conflicto o se determina el destino de una cosa o situación que presenta varias
alternativas. Partiendo de este punto se procede a describir lo que es una toma de
decisiones.

Se define la toma de decisiones como un proceso cognitivo en el que se realiza una


elección entre posibles alternativas, incluso cuando se trate solo de una alternativa posible
hay otra potencial. Diariamente cada individuo está ante situaciones en las que debe optar
por algo, y esa decisión no siempre resulta simple. El proceso de la toma de decisiones se
activa cuando se presentan conflictos en diversos ámbitos de la vida a los que hay que
encontrarles la mejor solución posible.

Cualquier toma de decisiones debería incluir un amplio conocimiento del problema


que se desea superar, ya que solo luego del pertinente análisis es posible comprenderlo y
dar con una solución adecuada. Sobra decir que ante cuestiones triviales (por ejemplo,
decidir si tomar agua o zumo de naranja en una comida), el nivel de razonamiento es
mucho menos complejo y profundo, y se actúa de forma casi automática, dado que las
consecuencias de una decisión equivocada no tienen mayor importancia.

En cambio, ante decisiones verdaderamente trascendentales para la vida, se procede


de una manera muy meticulosa, sopesando los potenciales resultados, y el tiempo necesario
es mucho mayor.

Toda decisión viene motivada en origen por la existencia de un problema que se ha


detectado y que se pretende solucionar. Para poder hablar de decisión es necesario que el
decisor esté capacitado y dispuesto a dedicar cierto tiempo y recursos a analizar el
problema y sus posibles soluciones. La toma de decisiones está basada en cinco elementos
básicos:

1. Información:

Estas se recogen tanto para los aspectos que están a favor como en contra del problema, con
el fin de definir sus limitaciones. Sin embargo si la información no puede obtenerse, la
decisión entonces debe basarse en los datos disponibles, los cuales caen en la categoría de
información general.

2. Conocimientos:

Si quien toma la decisión tiene conocimientos, ya sea de las circunstancias que rodean el
problema o de una situación similar, entonces estos pueden utilizarse para seleccionar un
curso de acción favorable. En caso de carecer de conocimientos, es necesario buscar
consejo en quienes están informados.

3. Experiencia:

Cuando un individuo soluciona un problema en forma particular, ya sea con resultados


buenos o malos, esta experiencia le proporciona información para la solución del próximo
problema similar. Si ha encontrado una solución aceptable, con mayor razón tenderá a
repetirla cuando surja un problema parecido. Si carecemos de experiencia entonces
tendremos que experimentar; pero sólo en el caso en que las consecuencias de un mal
experimento no sean desastrosas. Por lo tanto, los problemas más importantes no pueden
solucionarse con experimentos.

4. Análisis:

No puede hablarse de un método en particular para analizar un problema. En ausencia de un


método para analizar matemáticamente un problema es posible estudiarlo con
otros métodos diferentes. Si estos otros métodos también fallan, entonces debe confiarse en
la intuición. Algunas personas se ríen de la intuición, pero si los otros ingredientes de la
toma de decisiones no señalan un camino que tomar, entonces ésta es la única opción
disponible.

5. Juicio:

El juicio es necesario para combinar la información, los conocimientos, la experiencia y


el análisis, con el fin de seleccionar el curso de acción apropiado.

La toma de decisiones profesional permite valorar y considerar profundamente un


problema o situación, para así elegir el mejor camino a seguir según las diferentes
alternativas. De ahí que es estratégico dentro del contexto organizacional y social, saber
interpretar la naturaleza de los problemas y de las decisiones.

Por eso, una de las actividades más importantes que un ejecutivo realiza en su


trabajo diario es resolver problemas y tomar decisiones. Y no decidir es incluso una
decisión… aun cuando se decida no hacer nada, se debe comunicar a los demás que esa es
precisamente la decisión. Se debe tener el buen juicio para saber qué información se debe
recoger, la inteligencia para analizar esa información, el valor para tomar la decisión que se
requiere, y lo más difícil de todo -por lo que no todos están dispuestos a tomar
decisiones- enfrentar el riesgo que esto conlleva.

Como la toma de decisiones es fundamental para cualquier actividad humana, y


todos somos tomadores de decisiones, sobre todo profesionales, ejecutivos y/o empresarios,
debemos conocer nuestros estilos propios y saber manejar las herramientas para el análisis
de problemas y la toma de decisiones efectiva. Con este conocimiento nos apalancaremos a
favor del éxito.

Una de las situaciones que suelen causar ansiedad es tener que tomar decisiones
importantes.

En ocasiones, la ansiedad y la dificultad residen en el hecho de que no sabemos qué


opción escoger. Decidamos lo que decidamos, parece que nos fijamos más en lo que
perdemos y en la opción que descartamos que en lo que ganamos al escoger lo que
hayamos decidido. Y eso hace que pasemos de una opción a otra, en nuestra mente, y que,
en la práctica, o bien nos quedemos bloqueados y no decidamos nada o bien que decidamos
impulsivamente en un momento en el que pensemos que ya no lo soportamos más; en
consecuencia, no se trata de una opción sopesada y tomada conscientemente, teniendo en
cuenta los pros y los contras y las consecuencias que puede acarrear.

La responsabilidad más importante del administrador es la toma de decisiones. Con


frecuencia se dice que las decisiones son algo así como el motor de los negocios y en efecto
de la adecuada selección de alternativas depende en gran parte el éxito de cualquier
organización. Una decisión puede variar en trascendencia y connotación
La toma de decisiones en una organización invade cuatro funciones administrativas
que son: planeación, organización, dirección y control.

 La planificación comprende la selección de objetivos y misiones asi como las


acciones a tomas para cumplir las mismas.
 La organización realiza el establecimiento de la estructura que desempeñan los
integrantes dentro de la empresa u organización.
 La dirección consiste en dirigir las operaciones mediante la cooperación del
esfuerzo de los subordinados, para obtener altos niveles de productividad mediante
la motivación y supervisión.
 El control se encarga de medir el desempeño y a su vez corregirlo, tanto
individualmente como organizacional, de tal manera que se cumplan los planes.

Al tener una visión global del tema se puede llegar a concluir que:

a) Contar con una metodología y un proceso a seguir para la solución de problemas,


facilitará encontrar soluciones acertadas.
b) Conocer cómo se toman decisiones favorecerá un mejor pensamiento analítico para
determinar cuál es la mejor ruta de acción y así implementarla.
c) Por último, la evaluación de resultados permite comprobar la efectividad de la
solución.
Bibliografía.

 Toma de decisiones en el proceso administrativo.


https://tomadedecisiones.forosactivos.net/t4-equipo-n-1-el-proceso-administrativo-
y-la-toma-de-decisiones
 El proceso administrativo y la toma de decisiones.
http://tecnicasdecisionanggy.blogspot.com/2012/08/el-proceso-administrativo-y-la-
toma-de.html
 Definición de toma de decisiones. https://definicion.de/toma-de-decisiones/
 Importancia de la toma de decisiones. https://www.importancia.org/toma-
decisiones.php

También podría gustarte