Está en la página 1de 6

Expediente : 2007-582

Demandante : Adolfo Olivares Tito


Demandado : Sucesión Bernardina Soto Navarrete
Materia : Reconocimiento Judicial de Unión de Hecho
Secretario : Alcira DE La Cruz Torrez
Resolución : Nº 17

SENTENCIA

Pisco, dos mil ocho, setiembre cuatro.-

VISTOS;
Petitorio : De autos aparece que a folios veintiséis al treinta dos, don Adolfo
Olivares Tito interpone demanda de Reconocimiento Judicial de Unión de Hecho
contra su extinta conviviente Bernardina Soto Navarrete, a efecto que se le
reconozca el estado de convivencia, mantenida en forma voluntaria, continua y sin
ningún impedimento para contraer matrimonio, desde el mes de Agosto del año
1993 al 15 de Agosto del año 2007, quien además solita se nombre curador
procesal, pretendiendo el reconocimiento de Unión de hecho con la finalidad de
hacer efectivo el cobro de la pensión de sobre vivencia AFP Integra, además
beneficios sociales que le sean inherentes al extinto.
Fundamentos de hecho de la Demanda Señaló que mantuvo una relación
convivencial desde el mes de agosto del año 1993 al 15 de agosto del año
2007, fecha de la trágica muerte de su conviviente a consecuencia del
terremoto, con quien procreó a los menores Kenechi Adolfo Olivares Soto
nacido el día 03 de Agosto de 1994 y Ineyda Melibeth Olivares Soto nacida
el día 14 de julio de 1998, la relación duró 14 años en forma continua,
publica, y sin ningún impedimentos al matrimonio, al tener ambos la
condición de solteros, adjuntando como medios probatorios la Ficha de
Inscripción realizada ante EsSALUD, Registro de Afiliados y beneficiarios ,
documentos con los que en forma voluntaria ha declarado a sus hijos y a la
extinta Bernardina Soto Navarrete, así mismo adjunta como medio de
prueba una declaración jurada por ante el Notario de Pisco con fecha 25 de
junio de 1998 declaración con la que conjuntamente con su conviviente
señalaron ser convivientes por el lapso de cinco años, Escritura de Compra
Venta suscrita por ante el Notario de Ica y el Acta de Traspaso de Línea de
Transportes, con firmas legalizadas por ante el Juez de Paz del Distrito de
Tupac Amaru Inca, documentos suscritos en forma conjunta con su
conviviente, la unión de hecho fue en forma voluntaria, ya ambos tenían la
condición de solteros, quienes fijaron su hogar convivencial en la calle Augusto
B Leguia N º 320 de la ciudad de Pisco, solicita que se le reconozca el estado
de convivencia para poder hacer efectivo el cobro de la pensión de
sobrevivencia por tener su extinta conviviente la condición de Afiliada de la
AFP INTEGARA al haberse desempeñado como profesora contratada de la
especialidad de Lengua y Literatura en la Institución Educativa “José
Carlos Mariategui del Ministerio de Educación ubicado en el Distrito de
San Clemente.
Fundamentos de Derecho : Ampara su demanda en lo establecido por el
artículo 5º de la Constitución Política del Estado, el articulo 326º del Código
Civil que prescribe la Unión de hecho, así como los artículos 130º, 424º y 425º
del Código Procesal Civil.
Actividad procesal : Calificada la demandada y ofrecidos los medios
probatorios a folios treinta es admitida a tramite al demanda, nombrándose
Curador Procesal que representa a la sucesión de Bernardina Soto Navarrete,
quien notificada contestó la demanda a folios treinta ocho al treinta nueve,
citándose a las partes a la audiencia de de Saneamiento, conciliación y Fijación de
Puntos Controvertidos que se llevó a cabo en los términos que aparece del acta
de folios cuarenta y cuatro al cuarenta y siete oportunidad que se saneó el
proceso, se fijó puntos controvertidos y se admitieron los medios de prueba,
programándose fecha para audiencia de pruebas, que en efecto se realizó
según aparece del acta de folios sesenta y cinco al sesenta y siete
concedido término para presentar los alegatos, la causa ha quedado
expedita para sentenciar;
CONSIDERANDO :
Primero : Que, en virtud al principio "onus probandi", la carga de probar
corresponde a quien afirma hechos que configuran su pretensión o a quien los
contradice alegando hechos nuevos, correspondiendo al operador jurisdiccional la
valoración conjunta, lógica, critica y razonada de todos los medios probatorios,
expresándose en esta resolución las valoraciones esenciales que sustentan la
decisión, de conformidad con lo establecido en los artículos ciento noventa y
seis y ciento noventa y siete del Código Procesal Civil;
Segundo : En ese sentido, el fin de la prueba es producir convicción o
certeza (histórica, lógica y sociológica, humana) en el Juzgador, es decir,
la creencia de que conoce la verdad gracias a ella, certeza que es moral,
subjetiva y real, a la que se llega mediante la libre apreciación de los
medios probatorios aportados mediante la sana critica (1) ; dicho de otro
modo, que al igual que en materia penal (donde la duda favorece al reo), en
materia civil los hechos no se fijan por probabilidad o aproximación, sino
porque el Juez se convence de ellos, sea a través de presunciones o por el
resultado que arrojan los medios probatorios en su conjunto;
Tercero : Del petitorio de la demanda de folios veintiséis, se colige que la
pretensión ejercitada en este proceso es la de reconocimiento de unión de hecho
habida entre Bernardina Soto Navarrete y el accionante Adolfo Olivares Tito, del
periodo comprendido entre el año de mil novecientos noventa y tres al quince de
agosto del año dos mil siete;
Cuarto : Tal como dispone el artículo trescientos veintiséis del Código Civil
establece que la unión de hecho, voluntariamente realizada y mantenida por
un varón y una mujer libres de impedimento matrimonial, para alcanzar
finalidades y cumplir deberes semejantes a los del matrimonio, origina una
sociedad de bienes que se sujeta al régimen de sociedad de gananciales,
en cuanto le fuere aplicable, siempre que dicha unión haya durado por los
menos dos años continuos;
Quinto : La doctrina nacional exige como requisitos del concubinato,
además de la voluntariedad, exclusividad, notoriedad, no tener impedimento
matrimonial y el de la estabilidad o permanencia de la convivencia por un
lapso de mas de dos años continuos en el que la pareja no solo comparte el
lecho sino también el techo, haciendo vida de casados y cumpliendo
deberes semejantes a los del matrimonio;
Sexto : En el caso de autos se tiene que los citados elementos concurren en
forma determinante; es así, que fluye de las testimoniales prestadas en la
audiencia de pruebas de folios setenta y cinco a sesenta y siete, por los
señores Isabel Reyna Soto Navarrete de Cáceres, Basilio Andrés Soto
Navarrete y Edwin Edward Bautista que, el demandante Adolfo Olivares Tito ha
hecho vida en común con doña Bernardina Soto Navarrete en un aproximado
de quince años, no precisan la fecha de inicio pero es hasta el fallecimiento de
ésta (más de catorce años) y producto de esta unión han procreado a la menor
Yneyda Melibeth Olivares Soto actualmente de diez años de edad

(1) Adolfo Alvarado Velloso, Devis Echandia. Compendio de las pruebas judiciales. Tomo I pagina
144 – 145.
(2) Yuri Vega Mere, ("Código Civil Comentado" Tomo segundo, editorial Gaceta Jurídica, pagina
447).

según es de apreciar de la copia certificada del acta de nacimiento de folio seis,


en cuanto a Kenichi Adolfo Olivares Soto actualmente de catorce años de
edad, a pesar que solo se halla reconocida por el actor, del acta de nacimiento
que en copia corre a folio cuatro aparece consignado además los nombres
de Bernardina Soto Navarrete como madre de la menor, no se ha producido
oposición al respecto, por el contrario los testigos antes nombrados, de manera
uniforme y puntual han referido que ambos convivientes procrearon dos hijos,
precisamente herederos de la antes nombrada si se tiene en cuenta el acta de
Sucesión Intestada de folio cincuenta a cincuenta y dos;
Sétimo : Ahora bien, al no haberse acreditado en forma fehaciente la fecha
exacta del inicio de la relación convivencial, esta debe considerarse la señalada
por el actor, esto es, desde el año de mil novecientos noventa y tres, en la
medida que se aplica el principio "indubio pro pretensor" y además por que
este es un hecho no cuestionado; es más, del acta de nacimiento de folio
cuatro cuyo titular es Kenechi Adolfo Olivares Soto, nació en fecha tres de
mayo de mil novecientos noventa y cuatro resultando obvio que la relación
tuvo que haber empezado el año anterior;
Octavo : Con las actas de nacimiento antes glosadas referente a los hijos
que procrearon las partes, así como las copias legalizadas de las fichas
de inscripción de familiares de folios siete a nueve, Registro de Afiliados y
Beneficiados de folio diez, solicitud de pago directo de prestaciones
económicas, se prueba fehacientemente la situación de convivencia libre
de impedimento que exige documentariamente el numeral trescientos
veintiséis del Código Civil; tanto más que, la propia declaración jurada de
folio doce de fecha veinticinco de junio de mil novecientos noventa y ocho
oportunidad que ambos al suscribir expresan sobre la relación de
convivencia desde el año mil novecientos noventa y tres, es más expresen
que procrearon un hijo y la dama se hallaba embarazada de nueve meses,
cumpliendo de este modo con el requisito de temporalidad ;
Noveno : Con las pruebas instrumentales antes glosadas permite apreciar
que ambos convivientes establecieron el hogar familiar en la calle Augusto
B.Leguia Nº 320, lugar donde actualmente tiene como domicilio el actor; es
más se acredita también el cumplimiento del fin matrimonial, con la procreación
de los hijos antes nombrados, atendiendo las fechas que nacieron según actas
igualmente ya glosadas;
Décimo : Con el documento de folios cinco, se prueba el fallecimiento
de Bernardina Soto Navarrete, hecho ocurrido el quince de agosto del
año dos mil siete, y con ello, el fenecimiento del régimen convivencial,
estando a lo normado por el tercer párrafo del articulo trescientos
veintiséis del Código Civil;
Décimo primero : Cabe precisar, según es de apreciar del escrito de
demanda, esta dirigida en contra de la sucesión de Bernardina Soto
Navarrete quien falleció como es de apreciar del acta de defunción de folios
cinco, resultando entonces que la sucesión estaría conformado por sus hijos
en calidad de herederos, sin embargo cabía la posibilidad de efectuar las
publicaciones a fin de que puedan apersonarse otras personas con igual
derecho, previo a la designación de Curador Procesal; sin embargo, esta
omisión queda convalidada por la Sucesión intestada efectuada ante la
Notaria de Juan A Bendezú Bendezú que en copia legalizada de folio
cincuenta y siguientes, oportunidad que esta vez se ha efectuado las
publicaciones y al no haberse apersonado interesado alguno, son declarados
como sus únicos y universales herederos a sus hijos Kenechi Adolfo Olivares
Soto e Ineyda Melibeth Olivares Soto, a lo que se agrega la intervención del
Curador Procesal en representación de los menores, lográndose en todo caso la
finalidad para lo que está destinado, por cuanto aún habiéndose dispuesto la
publicaciones al admitir la demanda, no se hubieran presentado persona
alguno con igual derecho, entonces por economía procesal no resulta
conveniente acceder al pedido efectuado por el Ministerio Público;
Décimo segundo : Habiéndose producido el allanamiento y reconocimiento
de la demanda en el plazo que la demandada tuvo para contestar la
misma, corresponde exonerársele de la condena en el pago de las costas y
costos, conforme establece la parte in fine del articulo cuatrocientos trece
del Código Procesal Civil;
Décimo tercero : Al haber sido representada la parte demandada por
curador procesal, en caso de no verificarse recurso impugnatorio de
apelación, corresponde ordenarse la remisión de los autos a la superior
Sala Civil de Pisco en consulta, estando a lo normado por el inciso
segundo del articulo cuatrocientos ocho del Código Procesal Civil. Por
estos fundamentos, impartiendo justicia en nombre del Pueblo, de
quien emana esta potestad;

FALLO:
Declarando FUNDADA la demanda de folios veintiséis y siguientes,
postulada por don Adolfo Olivares Tito sobre reconocimiento de unión de
hecho, en contra de la sucesión de quien en vida fuera Bernardina Soto
Navarrete; en consecuencia, DECLARO la existencia de unión de hecho
propia habida entre Adolfo Olivares Tito y Bernardina Soto Navarrete,
entre el periodo comprendido el año de mil novecientos noventa y tres al
quince de agosto del dos mil siete; en caso de no verificarse recurso
impugnatorio de apelación en contra de la presente resolución ORDENO
se remitan los autos a la Superior Sala Mixta de Pisco en consulta, en la
forma de estilo correspondiente. Sin costas ni costos. Así la pronuncio,
mando y firmo en la sala de mi Despacho. Tómese razón y hágase
saber.-