Está en la página 1de 8

UNIVERSIDAD DE LOS ANDES

DEPARTAMENTO DE INGENIERIA ELÉCTRICA


IELE 4104 TRANSITORIOS Y ALTA TENSION (2008-II)
Alumno: Israel Roncancio Reyes (200310964)

TAREA 5

1- Considere la configuración de la línea de 550 kV, mostrada en la Figura 1.


Considere la siguiente información:
La línea se encuentra en una zona de densidad de descargas Ng=10
rayos/km2-año
Las puestas a tierra tienen un promedio de resistencia de 20 Ohm y siguen
una distribución exponencial.
La impedancia de onda de la torres se ha calculado en 120 Ohms y el tiempo
de viaje en 0.1 μs

Obtenga por simulación de Monte Carlo el comportamiento de esta línea


ante descargas.

Figura 1

Siguiendo el procedimiento descrito en clase se procedió a realizar simulaciones de


Montecarlo para ilustrar el comportamiento de la línea ante descargas atmosféricas.

El algoritmo realizado ejecuta simulaciones del comportamiento de una línea de


transmisión de 100km ante descargas durante un año. Teniendo en cuenta que el
nivel ceraúnico de la zona en la que se ubica la línea es Ng=10, la simulación
durante un año debe generar 1000 descargas con parámetros aleatorios. El
procedimiento de selección de estos parámetros se ilustra a continuación.

En primera instancia se selecciona la posición en donde se produce la descarga


atmosférica por medio de la generación de números aleatorios; para la coordenada
x se definió la variable U~(0,1) km, mientras que para la coordenada y se definió la
variable U~(0,100) km. Asumimos que las descargas atmosféricas son verticales y
por consiguiente el ángulo de impacto es constante e igual a 0.

Para la selección de la corriente de descarga nos basamos en la función de


probabilidad de magnitud de corriente para descargas a estructuras, cables de
guarda o conductores:
1
P (I ) = 2.6
(1.1)
⎛ I ⎞
1+⎜ ⎟
⎝ 31 ⎠

Por medio de transformaciones inversas, a partir de una variable aleatoria


uniformemente distribuida entre 0 y 1, generamos valores aleatorios para las
corrientes de descargas. La figura 1.1 muestra la distribución de frecuencias de
magnitudes de corriente de descarga para una de las simulaciones realizada. Se
aprecia claramente que la función dada por (1.1), representada por P.teorica (línea
roja) en la figura 1.1, guarda estrecha relación con la función obtenida luego de la
simulación P.simulacion (línea verde). Por consiguiente concluimos que los datos de
corriente de descarga generados constituyen una adecuada representación de la
variable descrita por la ecuación (1.1). De hecho, se observó que para magnitudes
de corriente de descarga inferiores a 100kA el error exhibido por los valores
simulados con respecto a la distribución teórica dada por (1.1) no supera el 15%,
hecho que refuerza nuestra conclusión.

250 100,00%

Frec.descargas 90,00%

200 P.simulada 80,00%


P.teorica
70,00%
Frecuencia descargas

150 60,00%

50,00%

100 40,00%

30,00%

50 20,00%

10,00%

0 0,00%
10 20 30 40 50 60 70 80 90 100 110 120 130 140 150 160

I [kA]

Figura 1.1

Una vez tenemos el valor de la corriente de descarga, siguiendo el modelo EGM,


calculamos la distancia de choque a partir de S=8I0.65 [m]. Luego, de acuerdo con
los datos del enunciado se generan valores aleatorios para la resistencia de puesta
a tierra teniendo en cuenta que esta variable sigue una distribución exponencial con
media 20Ω (por ende λ=1/20=0.05). De la misma manera a lo realizado con la
corriente, la figura 1.2 resume el análisis estadístico de esta variable.
600 120,00%

500 100,00%

400 80,00%
Frecuencia relativa

300 60,00%

Frecuencia
200 40,00% F.simulada
F.teorica
100 20,00%

0 0,00%

R puesta a tierra [ohm]

Figura 1.2

La función de distribución teórica 1-exp(-λx) se presenta como una línea verde


mientras que la función de distribución simulada se presenta en color rojo. En este
caso el error entre ambas curvas no superó el 4%, por lo tanto podemos concluir
que los datos generados aleatoriamente describen correctamente el
comportamiento estadístico del valor de la resistencia de puesta a tierra. Desde el
punto de vista eléctrico vemos que cerca del 85% de los valores de resistencia de
puesta de las torres están por debajo de los 40Ω, que al ser comparada con la
resistencia de la torre (120Ω), nos permite concluir que para la mayoría de los
casos de análisis el sistema está adecuadamente aterrizado.

Paso seguido, se realiza el análisis que nos permite determinar el punto en el que
impacta la descarga: cable de guarda, conductor o tierra. Para llevarlo a cabo se
toma como base el modelo electrogeométrico y una vez se determina el sitio de
choque se tienen tres alternativas:

a. Si la descarga impacta tierra, se generan voltajes inducidos sobre los


elementos conductores del sistema de transmisión. No obstante, para líneas
operando a voltajes a 230kV generalmente los valores de voltaje inducido no
supera el nivel de aislamiento de la línea.
b. Si la descarga impacta un conductor, hay una falla de apantallamiento.
c. Si la descarga impacta el cable de guarda, la corriente de descarga puede
inducir voltajes en la torre la suficientemente elevados como para causar
flameo inverso sobre los aisladores. La longitud de los aisladores debe ser
tal que minimice la posibilidad de este flameo.

El presente trabajo aborda la problemática esbozada en el punto c. simulando la


cantidad de flameos que se presentan en un año en una línea de transmisión de
100km. Para determinar esta cantidad se compara el voltaje de la torre frente a la
descarga con el nivel de aislamiento de la cadena de aisladores dada una longitud
fija de los mismos en los instantes t=2us y t=6us después del impacto. Para
realizar esta comparación se calcula el voltaje de la torre en los tiempos citados,
respectivamente, por medio de:
τT
E TT = Z T I + RI
TF

E F = RI

Las figuras 1.3, 1.4, 1.5 y 1.6 muestran el desempeño del aislamiento de la línea
de 100km frente a las sobretensiones ocasionadas por las elevadas corrientes
asociadas a las descargas atmosféricas durante 100 años, empleando cadenas de
aisladores de longitud 1, 2, 3 y 4m, respectivamente.

Desempeño de 100km de línea en 100 años Desempeño de 100km de línea en 100 años
35 30

30
25

25
20
Frecuencia

20

Frecuencia
15
15

10
10

5
5

0 0
0.37 0.38 0.39 0.4 0.41 0.42 0.43 0.44 0.45 0.46 0.17 0.18 0.19 0.2 0.21 0.22 0.23 0.24
(Flameos / Descargas) x Año (Flameos / Descargas) x Año

Figura 1.3 (Lais=1m) Figura 1.4 (Lais=2m)

Desempeño de 100km de línea en 100 años Desempeño de 100km de línea en 100 años
25 25

20 20

15 15
Frecuencia
Frecuencia

10 10

5 5

0 0
0.09 0.095 0.1 0.105 0.11 0.115 0.12 0.125 0.13 0.135 0.14 0.05 0.055 0.06 0.065 0.07 0.075 0.08 0.085 0.09 0.095
(Flameos / Descargas) x Año (Flameos / Descargas) x Año

Figura 1.3 (Lais=3m) Figura 1.4 (Lais=4m)

De acuerdo con el artículo consultado de L.Dellera, los datos de campo recolectados


durante las investigaciones realizadas para el estudio de las descargas en líneas de
transmisión muestran que aproximadamente el 7% de las descargas que impactan
los cables de guarda generan flameos inversos. Con base en lo anterior se
seleccionó la longitud de la cadena de aisladores como 4m pues se observó que
para longitudes menores la cantidad de flameos causados por las descargas era
muy alto.
Se aprecia claramente de las figuras citadas que para longitudes de la cadena de
aisladores de 1, 2, 3 y 4m la proporción de flameos con respecto al número de
descargas oscilan entre 37-44%, 18-23%, 9.5-13% y finalmente 5.5-9%. Para ésta
última gráfica el promedio de flameos es 7,02%. (Se debe tener en cuenta que los
porcentajes calculados se derivan de experimentos en los que se simula que todas
las descargas caen sobre el cable de guarda).

A partir de la adecuada selección de la longitud de la cadena de aisladores se


procedió a simular el desempeño completo de la línea de transmisión de modo que
se tenga en cuenta no sólo la cantidad de descargas que impactan los cables de
guarda sino que además se tengan en cuenta aquellas que caen a tierra y aquellas
que impactan los conductores debido a fallas de apantallamiento.

En esta ocasión se escogió un periodo de simulación de 100 años y se asumieron


100 tramos de línea de 100km con las características descritas anteriormente y con
cadenas de aisladores de 4m. Luego, en total se tuvieron 100 x 100= 10000
simulaciones. La Figura 1.5 muestra la distribución de fallas en las líneas causadas
por flameos inversos a través de los aisladores.

Figura 1.5

Se muestra que la adecuada selección de la longitud de la cadena de aisladores


redunda en el buen desempeño que exhibe la línea frente a las descargas
atmosféricas ya que se obtuvo flameos nulos en más de la mitad de las
simulaciones y en los peores casos (18 de 10000) sólo se alcanzaron hasta 4
flameos inversos por año. Adicionalmente si se tiene en cuenta lo discutido en
clase, un criterio de diseño óptimo establece que a lo sumo debe haber 3 fallas
anuales por cada 100km de línea atribuibles a flameos inverso y según los
resultados mostrados este criterio se satisface en el 99,82% de los casos
analizados (9982 de 10000).
2- Con base en la bibliografía anexa, haga un corto ensayo (alrededor de 1000
palabras) para describir los métodos de evaluación de las descargas
atmosféricas con base en “la progresión del líder” y los métodos basados en
el modelo electrogeométrico.

La correcta evaluación del desempeño de una línea de transmisión frente a


descargas atmosféricas es de suma utilidad durante el diseño de las mismas pues
permite minimizar en lo posible las fallas asociadas a la presencia de este fenómeno
natural. Por consiguiente, durante más de 80 décadas los investigadores han
procurado encontrar modelos que describan adecuadamente los eventos que se
suceden en las líneas (y en general en estructuras) cuando los rayos impactan en
las cercanías o sobre ellas mismas, pues de ello depende tomar previsiones
suficientes para obtener comportamientos favorables de las mismas.

En 1990 L.Dellera y E.Garbagnati propusieron un método de simulación de las


descargas atmosféricas por medio de los planteamientos teóricos del modelo de
progresión del líder. De este modo el modelo del fenómeno consistía en simular
cargas en movimiento que se desplazaban hacia tierra (para los líderes
descendentes) y hacia arriba (para los líderes ascendentes), la distribución de estas
cargas utilizaba formas geométricas conocidas que facilitaran el cálculo de
intensidades de campo que variaban en el tiempo como consecuencia del
desplazamiento de las cargas; con estos valores de intensidad de campo se
analizaba la dirección que tomaban los líderes y la posibilidad de generarse
impactos en estructuras aterrizadas o tierra directamente.

A partir de las calculaciones realizadas se introdujeron las nociones de distancia


lateral LD y ancho de falla de apantallamiento SFW, que permitían caracterizar la
calidad de la protección contra descargas que determinado diseño de una
estructura ofrecía. Adicionalmente, observaron que dentro de las variables que
afectaban este proceso de simulación, la geografía del terreno sobre el que se
encontraran las estructuras aterrizadas jugaba un papel trascendente en la medida
en que la dirección que tomaban las descargas se veía alterada y por lo tanto los
valores LD y SFW cambiaban.

Al comparar los resultados simulados con los datos obtenidos en campo se observó
que el modelo representado por computador predecía con razonable precisión el
comportamiento de las estructuras dados los parámetros propios del lugar de
análisis (nivel ceraúnico, distribución estadística de la magnitud de corriente de
descarga), constituyendo este hecho el aporte hecho por los autores al proceso de
evaluación de la exposición de las estructuras ante descargas atmosféricas.

Como complemento al trabajo realizado, L.Dellera y Garbagnati demostraron que el


modelo planteado anteriormente también aplicaba a líneas de transmisión.
Propusieron además que el perfil orográfico del terreno sobre el que avanzaba la
línea (terreno plano, ladera o cúspide) jugaba un papel determinante en el
desempeño de la misma y proporcionaron una serie de gráficas que ilustran la rata
de fallas de línea por apantallamiento para los diferentes perfiles citados y para
valores de BIL entre 600-3000kV. Así, el comportamiento de una línea real puede
aproximarse al comportamiento de la superposición de varias líneas más pequeñas
ubicadas sobre terrenos con diferentes perfiles y diferentes alturas, tomando como
base la información suministrada por las gráficas indicadas.

Hacia el año 1993, un reporte del grupo de trabajo IEEE en desempeño de líneas de
transmisión frente a descargas atmosféricas publicó un documento que recopiló la
información relevante de los trabajos realizados a la fecha y planteó un método
simplificado para predecir el número de interrupciones experimentadas por una
línea debida a descargas a través de actualizaciones de parámetros un programa de
computador denominado FLASH. El propósito del grupo fue sentar las bases
teóricas sobre las cuales se podía fundamentar el análisis del desempeño de las
líneas frente a descargas, basándose en el trabajo previo que muchos
investigadores y colaboradores IEEE había ya elaborado a la fecha.

De esta manera el texto aborda todos los aspectos que intervienen en el estudio de
las descargas; en primera instancia se tienen los conceptos asociados a la
frecuencia de descargas: densidad de descargas a tierra e incidencia de descargas
a líneas. Paso seguido se trata la temática del apantallamiento desde un punto de
vista histórico (se recopilan resultados de investigadores como Young, Eriksson,
Rizk) y adicionalmente se introducen los conceptos de tasa de falla de
apantallamiento SFR y tasa de flameo por falla de apantallamiento SSFOR. En este
punto se concluye que dadas las definiciones matemáticas de SFR y SSFOR es
estadísticamente poco probable la posibilidad de tener apantallamiento perfecto,
esto es: SSFOR>0. Se analiza también el fenómeno de flameo y se estipulan todas
las variables que lo afectan: forma e intensidad de la onda tipo impulso, respuesta
de la torre de transmisión, respuesta del aterrizamiento y resistencia de la puesta a
tierra.

Basados en toda la información recolectada el programa FLASH es actualizado y


para probarlo cotejan la información simulada para 23 muestras de líneas de
transmisión y la comparan con el desempeño observado en campo. A partir de un
análisis estadístico demuestran que la aproximación a través de la simulación tiene
una certeza razonable y por ende el modelo planteado ofrece gran confiabilidad
para realizar predicciones sobre líneas a desarrollarse.

Ya para principios de 2005 un grupo de investigadores chinos retoman todo el


trabajo realizado por las investigaciones presentadas y por los investigadores a lo
largo de la última década y sugieren un modelo para describir las fallas de
apantallamiento fundamentado en análisis numérico.

De manera similar a lo realizado por Dellera, los autores siguen un modelo en el


que simulan un líder descendente pero en lugar de simular un líder ascendente,
calculan en cada instante de simulación la intensidad de campo eléctrico entre la
punta del líder descendente y el cable de guarda, el conductor y tierra. Si a una
distancia l alrededor de cada uno de los elementos citados se produce una
diferencia de potencial superior a la rigidez dieléctrica del aire, se estima que el
rayo impactará la superficie en la cual se supere ese valor crítico de campo.

La evaluación de éste método se realiza sobre las líneas de transmisión chinas de


220 y 500V, se comparan las predicciones realizadas con cálculos basados en el
modelo EGM y se obtiene que para ése caso específico la corriente de descarga
máxima dada por el análisis numérico es mayor que la arrojada por el modelo EGM,
sin embargo, el número de fallas de apantallamiento SFN según el modelo
numérico es menor que el del modelo EGM.

Adicionalmente, los investigadores analizan la influencia del voltaje de operación, el


ángulo de apantallamiento y la altura de la torre en el SFN. En el primer caso
establecen que si se computan los valores de SFN con y sin tener en cuenta el
voltaje de operación, se aprecia que conforme aumente este voltaje mayor será la
variación en el SFN definitivo. Además, determinan que el SFN es menor para
ángulos de apantallamiento menores. Finalmente, afirman también que a medida
que la altura de la torre aumenta, el valor de SFN lo hace igualmente.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

[1] Notas de clase. Profesor Álvaro Torres Macías.

[2] Jinliang He. IEEE, Numerical Analysis Model for Shielding Failure
Transmission Line Under Lightning Stroke IEEE. TRANSACTIONS ON POWER
DELIVERY,VOL. 20, NO.2, APRIL 2005

[3] IEEE Working Group Report, Estimating Lightning Performance of


Tkansmission Lines -Updates to Analytical Models. IEEE Transactions on
Power Delivery, Vol. 8, No. 3,July 1993

[4] Huamao Zhan Fuchang Lin Xiaoyu Wang. 2001 Annual Report Conference on
Electrical Insulation and Dielectric Phenomena. LIGHTNING SHIELDING OF
TRANSMISSION LINE AND LIGHTNING STROKE SIMULATION
MODEL,Department of Electric Power Engineering. Huazhong University of
Science and Technology, Wuhan 430074, P.R.China

[5] L. Dellera, E. Garbagnati. Lightning stroke simulation of the leader


progression model Part I, IEEE Trans on Power Delivery, vol 5, October
1990, page 2009

[6] L. Dellera, E. Garbagnati, Lightning stroke simulation of the leader


progression model Part II, IEEE Trans on Power Delivery, vol 5, October
1990, page 2023