Está en la página 1de 47

LA CONSTITUICIÓN DEL JAPÓN

Créditos de Traducción

Nombre del traductor: Osvaldo Johnson Takahara

Procedencia de los textos en la versión en Inglés:

- La Constitución del Japón: La Dieta Nacional


- La Ley de Nacionalidad: El Ministerio de Justicia de
Japón

Modo de traducción: Libre

Año de la traducción: 2008

03 de dezembro de 2009
11:17
Índice

1. La Constitución del Japón

Prólogo ................................................................................................... 4~5


CAPÍTULO I: Del Emperador ........................................................... 6~7
CAPÍTULO II: De La Renuncia a la Guerra ....................................... 8
CAPÍTULO III: De Los Derechos y Deberes del Pueblo …... 9~14
CAPÍTULO IV: De La Dieta Nacional ...................................... 15~20
CAPÍTULO V: Del Gabinete ......................................................... 21~23
CAPÍTULO VI: Del Judiciario ....................................................... 24~25
CAPÍTULO VII: De La Hacienda ................................................. 26~27
CAPÍTULO VIII: Del Gobierno Local Autónomo …...................... 28
CAPÍTULO IX: De Las Enmiendas ..................................................... 29
CAPÍTULO X: De La Ley Suprema .................................................... 30
CAPÍTULO XI: De Las Disposiciones Complementares ….31~32

2. La Ley de Nacionalidad

Cuestiones sobre la ciudadanía japonesa …......................... 35~36


La Ley de Nacionalidad ................................................................ 37~46
La Constitución del Japón

Fecha de Promulgación: 3 de noviembre de 1946.


Fecha de Vigoración: 3 de mayo de 1947.

Prólogo

Nosotros, el pueblo de Japón, a través de nuestros


representantes debidamente elegidos por la Dieta Nacional, hemos
determinado que vamos a garantizar para nosotros y nuestra
posteridad los frutos de la cooperación pacífica con todos los pueblos
y las bendiciones de la libertad a lo largo de este país, y que
decidimos que nunca volveremos a ser visitados por los horrores de la
guerra mediante la acción del gobierno, proclamando que el poder
soberano reside en el pueblo y establecer firmemente esta
Constitución.
El gobierno es una instituición fidedigna sagrada del pueblo,
cuya autoridad emana del pueblo y los poderes que se ejercen por los
representantes del pueblo, y los beneficios que disfruta la población.
Se trata de un principio humanitario universal sobre el cual esta
Constitución se basa.
Rechazamos y revocamos todas las constituciones, leyes,
decretos y ordenanzas que entre en conflicto con esta Constitución.
Nosotros, el pueblo de Japón, queremos la paz en todo el tiempo
y estamos profundamente conscientes de los altos ideales para
mantener las relaciones humanas y determinar la preservación de
nuestra seguridad y existencia, confiando en la justicia y la fe de los
pueblos a la paz y el amor al mundo.
Deseamos ocupar un lugar honrado en una sociedad
internacional luchando por la preservación de la paz y el destierro de
la tiranía y la esclavitud, la opresión y la intolerancia, de una vez por
todas, de la Tierra.
Reconocemos que todos los pueblos del mundo tienen derecho a
vivir en paz, libre del temor y la persecución. Creemos que ninguna
nación es responsable de sí misma, sino que las leyes de la moralidad
política son universales, y que la obediencia a esas leyes es
responsabilidad de todas las naciones, que sustentarían su propia
soberanía y justificarían sus relaciones soberanas con otras naciones.
Nosotros, el pueblo de Japón, solemnemente, prometemos con
nuestro honor nacional, celebrar estos altos ideales y propósitos con
todos nuestros recursos.
CAPÍTULO I:
DEL EMPERADOR

Artículo 1:
El Emperador es el símbolo del Estado y la unidad del pueblo,
derivando de su posición la voluntad del pueblo sobre el cual reside
el poder soberano.

Artículo 2:
El Trono Imperial dinástico y sucedido de conformidad con la
Ley de la Casa Imperial aprobada por la Dieta Nacional.

Artículo 3:
El Gabinete es responsable, por lo tanto, con el asesoramiento
y la aprobación del Emperador en los asuntos de Estado.

Artículo 4:
El Emperador sólo puede desempeñar ese tipo de actos en los
asuntos de Estado como se presentan en esta Constitución y no
debería tener competencias en relación con el gobierno. 2) El
Emperador podrá delegar la ejecución de sus acciones en materia
de Estado que están previstas por la ley.

Artículo 5:
Cuando, de conformidad con la Ley de la Casa Imperial, una
Regencia está establecida, el Regente se llevarán a cabo sus actos
de los asuntos del Estado en nombre del Emperador. En este caso,
uno de los artículos del Artículo anterior se aplicará.

Artículo 6:
El Emperador nombrará al Primer Ministro, sino también ser
nombrado por el Emperador, el nombramiento del Juez Presidente
del Tribunal Supremo, designados por el Gabinete.
Artículo 7:
El Emperador debe, con el asesoramiento y la aprobación del
Gabinete, realizar los siguientes actos en los asuntos de Estado en
nombre del pueblo:

(1) La promulgación de enmiendas a la Constitución, las leyes,


órdenes de gabinete y tratados.
(2) Convocación de la Dieta Nacional.
(3) Disolución de la Casa de Los Representantes.
(4) Proclamación de la elección general de miembros de la Dieta
Nacional.
(5) Prueba del nombramiento y destitución de los ministros de
Estado y otros funcionarios, como lo exige la ley, y delegar
todos los poderes y credenciales a embajadores y ministros.
(6) Declaración General y especiales de amnistía, la conmutación
de la pena, la renovación y restauración de los derechos.
(7) La concesión de honores.
(8) La prueba de la ratificación de instrumentos diplomáticos y
otros documentos, conforme a lo previsto por la ley.
(9) Recibir a los embajadores y ministros de relaciones exteriores.
(10) El desempeño de funciones ceremoniales.

Artículo 8:
No podrá ser donado a la Casa Imperial o recibidos por la Casa
Imperial, ni puede ser cualquier regalo, por lo tanto, sin la
autorización de la Dieta Nacional.
CAPÍTULO II:
DE LA RENUNCIA A LA GUERRA

Artículo 9:
Sinceramente aspirantes a una paz internacional basada en la
justicia y el orden, el pueblo de Japón renuncia para siempre a la
guerra como un derecho soberano de la nación y la amenaza o el
uso de la fuerza como medio de resolver las disputas
internacionales. 2) Con el fin de alcanzar el objetivo del párrafo
anterior, las fuerzas de tierra, mar y aire, así como otros potenciales
de guerra, nunca serán mantenidos. El derecho de beligerancia del
Estado no será reconocido.
CAPÍTULO III:
DE LOS DERECHOS Y DEBERES DEL PUEBLO

Artículo 10:
Las condiciones necesarias para ser un ciudadano japonés
deben ser determinadas por la ley.

Artículo 11:
El pueblo no debe ser impedido de disfrutar de los derechos
humanos fundamentales. Estos derechos humanos fundamentales
garantizados a las personas de esta Constitución, será accesible a
las personas de esta y las futuras generaciones como eternos e
inviolables derechos.

Artículo 12:
Las libertades y derechos garantizados al pueblo a través de
esta Constitución, se mantendrá a través de un esfuerzo constante
de la gente, lo que debería frenar los abusos de esos derechos y
libertades siempre será responsable de utilizarlos para el bienestar
público.

Artículo 13:
Todas las personas deben ser respetadas como personas. Su
derecho a la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad debe, en
la medida en que no interfieran con el bienestar público, ser de
consideración en la legislación y otros asuntos gubernamentales.

Artículo 14:
Todas las personas son iguales ante la ley y no habrá
discriminación en los ámbitos político, económico o social, a causa
de su origen étnico, religión, sexo, posición social u origen familiar.
2) Nobles y la nobleza no se reconocerán. 3) Ningún privilegio debe
acompañar cualesquier concesión de honores, condecoraciones o
distinción alguna, ni una disposición de esa índole debe ser válida
más allá de la vida del individuo que tiene ahora o que venga a
recibir.

Artículo 15:
Toda persona tiene el derecho inalienable de elegir a sus
funcionarios públicos y de despedir a ellos. 2) Todos los
funcionarios públicos son agentes de la comunidad en su conjunto
y no de un solo grupo. 3) Voto universal de los adultos está
garantizado en relación con la elección de los funcionarios públicos.
4) En todas las elecciones, el secreto del voto no debe ser violado. El
elector no debe ser considerado responsable, ya sea pública o
privada, por la elección que ha hecho.

Artículo 16:
Toda persona tiene el derecho de petición pacífica para la
reparación de los daños, la remoción de los funcionarios públicos, la
adopción, derogación o modificación de leyes, decretos y
reglamentos u otras cuestiones, no a nadie en modo alguno deben
desglosarse por promover esta petición.

Artículo 17:
Todo el mundo puede procesar el Estado, o una entidad
pública, para la indemnización, conforme a lo previsto por la ley, si
han sufrido daños causados por el acto ilícito de cualquier servidor
público.

Artículo 18:
Nadie debe mantenerse en cualquier tipo de esclavitud.
Servitud involuntaria, excepto como castigo por un delito, está
prohibida.

Artículo 19:
Las libertades de pensamiento y de conciencia no serán
violadas.

Artículo 20:
La libertad religiosa está garantizada a todos. Ninguna
organización religiosa recibirá privilegios del Estado, ni ejercerá
ningún tipo de autoridad política. 2) Nadie está obligado a
participar en cualquier actos religiosos, celebraciones, ritos o
prácticas. 3) El Estado y sus órganos se abstendrán de educación
religiosa o cualquier otra actividad religiosa.

Artículo 21:
La libertad de reunión y de asociación y expresión, de prensa y
todas las demás formas de expresión están garantizadas. 2)
Ninguna censura será mantenida, ni el secreto de cualquier medio
de comunicación debe ser violado.

Artículo 22:
Todas las personas deben tener la libertad de elegir y cambiar
de residencia y de elegir su profesión, en la medida en que no
interfiere con el bienestar público. 2) La libertad de todas las
personas a trasladarse a un país extranjero y tener su nacionalidad
serán inviolables.

Artículo 23:
La libertad académica está garantizada.

Artículo 24:
El matrimonio debe basarse sólo en el consentimiento mutuo
de ambos sexos y que debe mantenerse a través de la cooperación
mutua con la igualdad de derechos entre el marido y la mujer como
base. 2) En lo que respecta a la elección del cónyuge, los derechos
de propiedad, herencia, la elección de domicilio, divorcio y otros
asuntos relacionados con el matrimonio y la familia, las leyes serán
aprobadas en términos de individuo y la dignidad fundamental de
la igualdad de los sexos.

Artículo 25:
Todas las personas deberían tener el derecho a mantener los
niveles mínimos de vida sana y culta. 2) En todas las esferas de la
vida, el Estado debe utilizar sus esfuerzos para la promoción y
expansión del bienestar social y la seguridad y la salud pública.

Artículo 26:
Todo el mundo debería tener derecho a recibir una educación
igual correspondiente a su capacidad, como exige la ley. 2) Todas las
personas están obligadas a recibir, todos, niños y niñas bajo su
protección, la educación común, como lo exige la ley. Esta
enseñanza obligatoria debe ser gratuita.

Artículo 27:
Todas las personas deberían tener el derecho y la obligación
de trabajar. 2) Normas para los salarios, los horarios, las horas de
descanso y demás condiciones de trabajo serán fijados por la ley. 3)
Los niños no deben ser explotados.

Artículo 28:
A los trabajadores, el derecho a organizarse y negociar y actuar
de manera colectiva está garantizado.

Artículo 29:
El derecho a comprar o para celebrar la propiedad es
inviolable. 2) Derechos de propiedad deben ser definidos por la ley,
de conformidad con el bienestar público. 3) La propiedad privada
puede ser tomada para uso público a una indemnización justa en
consecuencia.

Artículo 30:
Las personas están sujetas a tributación, con arreglo a las
previsiones legales.

Artículo 31:
Nadie podrá ser privado de la vida o la libertad, ni ninguna
otra pena debe ser impuesta, salvo de conformidad con el
procedimiento establecido por la ley.

Artículo 32:
A nadie se le puede negar el derecho de acceso a Cortes.

Artículo 33:
Nadie debe ser arrestado, excepto el momento de la orden
otorgada por un funcionario judicial competente, al especificar el
delito por el cual la persona es acusada, a menos que esté a
cometer el delito.

Artículo 34:
Nadie podrá ser detenido o encarcelado sin ser, a la vez,
informado de los cargos en su contra o sin inmediato privilegio de
tener un abogado, ni en caso de que ser detenido sin razón
suficiente, y la búsqueda de cualquier persona, cuestión que debe
ser inmediatamente presentado en audiencia pública a su presencia
y la presencia de su abogado.

Artículo 35:
El derecho de todas las personas a permanecer seguras en sus
hogares, papeles y efectos contra registros, allanamientos e
incautaciones, no se verán afectados, a excepción de orden de
detención dictada por una autoridad y por todos los interesados
con la descripción del lugar que deba ser registrado y cosas que
deben ser investigadas, o salvo lo dispuesto por el Artículo 33. 2)
Cada registro e incautación se realizará a través de distintas
órdenes, expedidas por un funcionario judicial competente.
Artículo 36:
El infligir a través de la tortura de cualquier funcionario público
y castigos crueles son absolutamente prohibidos.

Artículo 37:
En todos los casos penales, el acusado gozará del derecho a un
juicio rápido y público por un tribunal imparcial. 2) El orador se
permitirá la plena oportunidad de examinar todos los testigos, y él
tiene el derecho a proceso obligatorio para obtener testigos a su
favor a expensas del erario público. 3) En todo momento el acusado
tiene la asistencia de abogado; si el acusado es incapaz de pagar
por sus propios esfuerzos, se atribuye a su utilización por el Estado.

Artículo 38:
Nadie está obligado a declarar contra sí mismo. 2) La confesión
hecha bajo coacción, tortura o amenaza, o después de prolongada
detención o encarcelamiento no será admitida como prueba. 3)
Nadie podrá ser condenado o sancionado en los casos en que la
única prueba contra él es su propia confesión.

Artículo 39:
Nadie debe ser considerado penalmente responsable de un
acto que era legal en el momento en que fue cometido, o de que
había sido absuelto, ni debe poner en peligro doble.

Artículo 40:
Cualquier persona podrá, si es absuelto después de que fue
arrestada o detenida, pedir al Estado por una indemnización, según
lo dispuesto por la ley.
CAPÍTULO IV:
DE LA DIETA NACIONAL

Artículo 41:
La Dieta Nacional es el órgano supremo de poder del Estado, y
será el único hacedor de leyes del Estado.

Artículo 42:
La Dieta Nacional se compone de dos Casas, a saber: la Casa
de Los Representantes y la Casa de Los Consejeros.

Artículo 43:
Las dos Casas se compondrán de miembros elegidos, los
representantes del pueblo. 2) El número de miembros de cada Casa
debe ser fijado por la ley.

Artículo 44:
La calificación de los miembros de ambas Casas y sus electores
serán fijados por la ley. Sin embargo, no habrá discriminación por
razones de origen étnico, religión, sexo, posición social, origen
familiar, la educación, los bienes o ingresos.

Artículo 45:
El mandato de los miembros de la Casa de Los Representantes
es de cuatro años. Sin embargo, el plazo se cerrará antes de la fecha
límite, cuando la Casa de Los Representantes es disuelta.

Artículo 46:
El mandato de los miembros de la Casa de Los Consejeros será
de seis años, y la elección de la mitad de los miembros debe tener
lugar cada tres años.
Artículo 47:
Distritos electorales, los métodos de votación y otros asuntos
relativos a los métodos de elección de los miembros de ambas
Casas serán fijados por la ley.

Artículo 48:
Ninguna persona puede ser miembro de ambas Casas
simultáneamente.

Artículo 49:
Los miembros de ambas Casas deberán recibir
correspondiente pago anual del Tesoro Nacional, de conformidad
con la ley.

Artículo 50:
Salvo en los casos especificados por la ley, los miembros de
ambas Casas deberán estar libres de prisión, mientras que la Dieta
Nacional se encuentra en período de sesiones, y si cualquiera de los
miembros es arrestado, antes de la apertura del período de
sesiones, se dará a conocer durante la duración del período de
sesiones a petición de la Casa.

Artículo 51:
Los miembros de ambas Casas no se hace responsable fuera
de la Casa de los discursos, debates o votos emitidos dentro de la
Casa.

Artículo 52:
Una sesión ordinaria de la Dieta Nacional debe ser convocada
una vez al año.

Artículo 53:
El Gabinete podrá decidir convocar la Dieta Nacional para
sesiones extraordinarias. Cuando una cuarta parte o más de todos
los miembros de la Casa que hace que el requisito, el Gabinete debe
determinar la convocatoria.

Artículo 54:
Cuando la Casa de Los Representantes se disuelve, debe haber
una elección general de miembros de la Casa de Los Representantes
dentro de los cuarenta (40) días a partir de la fecha de disolución, y
la Dieta Nacional que se celebrará dentro de los treinta (30) días a
partir de la fecha de la elección. 2) Cuando la Casa de Los
Representantes se disuelve, la Casa de Los Consejeros está cerrada
al mismo tiempo. Sin embargo, el Gabinete podrá, en cualquier
situación de emergencia nacional, convocar la Casa de Los
Consejeros en una sesión de emergencia. 3) Las medidas adoptadas
en este tipo de situaciones que se mencionan en la condición de
que el párrafo anterior son provisionales y se convertirá en nulo y
sin valor, salvo acuerdo en contrario de la Casa de Los
Representantes, dentro de los diez (10) días siguientes a la apertura
del próximo período de sesiones de la Dieta Nacional.

Artículo 55:
Cada Casa debe juzgar las controversias sobre la cualificación
de sus miembros. Sin embargo, con el fin de negar un asiento para
cualquiera de los miembros, es necesario aprobar una resolución
por una mayoría de dos tercios o más de sus miembros presentes.
Artículo 56:
Los negocios no pueden ser transacionados en cualquiera de
las Casas, a menos que un tercio o más de todos los miembros está
presente. 2) Todas las cuestiones se decidirán en cada Casa por una
mayoría de los presentes, salvo lo dispuesto en otras partes de la
Constitución y en caso de empate, el funcionario presidente debe
decidir la cuestión.

Artículo 57:
Una resolución en cada Casa debería ser pública. Sin embargo,
una reunión secreta se podrán celebrar cuando una mayoría de dos
tercios o más de los miembros presentes aprobó una resolución de
esta situación. 2) Cada Casa llevará un registro de las actuaciones.
Este registro será publicado y la circulación general, excepto las
partes de las actuaciones de la reunión secreta que podría
considerarse la obligación de secreto. 3) Tras la demanda de una
quinta parte o más, los miembros presentes, los votos de los
miembros sobre cualquier cuestión que tendrá que registrarse en
cuestión de minutos.

Artículo 58:
Cada Casa elegirá su propio presidente y otros funcionarios. 2)
Cada Casa establecerá las normas para sus reuniones, los
procedimientos internos y la disciplina, y pueden castigar a los
miembros de conducta desordenada. Sin embargo, con el fin de
expulsar a un miembro, una mayoría de dos tercios o más de los
miembros presentes deberá aprobar una resolución en este sentido.

Artículo 59:
Una ley se convierte en un derecho tras el paso por ambas
cámaras, que no estén previstos por la Constitución. 2) Un proyecto
de ley que es aprobado por la Casa de Los Representantes, y de que
la Casa de Los Consejeros toma una decisión diferente de la Casa de
Los Representantes, se convierte en una ley si se aprueba una
segunda vez por la Casa de Los Representantes, por mayoría de dos
tercios, o más, los miembros presentes. 3) La disposición del párrafo
anterior no impide que la Casa de Los Representantes por haber
convocado a la celebración de una comisión mixta de ambas Casas,
previstas por la ley. 4) El hecho de que la Casa de Los Consejeros
para tomar medidas definitivas dentro de los sesenta (60) días
siguientes a la recepción de una ley aprobada por la Casa de Los
Representantes, sin incluir el período de receso, puede estar
determinado por la Casa de Los Representantes para constituir un
rechazo de la ley por la Casa de Los Consejeros.
Artículo 60:
El presupuesto debe ser sometido a la Casa de Los
Representantes. 2) Después de examinar el presupuesto, cuando la
Casa de Los Consejeros toma una decisión diferente de la Casa de
Los Representantes, y cuando no pueda alcanzarse un acuerdo,
incluso a través de una comisión mixta de ambas Casas, previstas
por la ley o en el caso incumplimiento por parte de la Casa de Los
Consejeros para tomar acción final dentro de los treinta (30) días,
excluyendo el período de receso, después de haber recibido el
presupuesto aprobado por la Casa de Los Representantes, la
decisión de la Casa de Los Representantes será la decisión de la
Dieta Nacional.

Artículo 61:
El segundo párrafo del Artículo anterior se aplica a la Dieta
Nacional la aprobación necesaria para la celebración de tratados.

Artículo 62:
Cada Casa podrá realizar investigaciones en relación con el
gobierno, y podrán requerir la presencia y el testimonio de testigos
y la producción de registros.

Artículo 63:
El Primer Ministro y otros ministros de Estado podrán, en
cualquier momento, aparecen en ninguna de las Casas, ya sea con el
propósito de hablar sobre los proyectos, ya sean o no miembros de
la Casa. Ellos deben aparecer cuando su presencia es necesaria para
dar respuestas o explicaciones.

Artículo 64:
La dieta debe crear un Tribunal Nacional para su
enjuiciamiento (impeachment) entre los miembros de ambas Casas
con el propósito de juzgar a los jueces contra la supresión de qué
procedimientos se han establecido. 2) Las cuestiones relacionadas
con el juicio (impeachment) debe ser establecida por la ley.
CAPÍTULO V:
DEL GABINETE

Artículo 65:
El Poder Ejecutivo será ejercido por el Gabinete.

Artículo 66:
El Gabinete está integrado por el Primer Ministro, que es su
cabeza, y otros ministros de Estado, como lo exige la ley. 2) El
Primer Ministro y otros ministros de Estado deben ser civiles. 3) El
Consejo de Ministros, en el ejercicio del Poder Ejecutivo, ser
responsables colectivamente a la Dieta Nacional.

Artículo 67:
El Primer Ministro será nombrado de entre los miembros de la
Dieta Nacional en virtud de una resolución del Consejo Nacional de
Salud. Esta designación debe preceder a todas las demás empresas
2) En el caso de la Casa de Los Representantes y la Casa de Los
Consejeros de acuerdo y si no hay acuerdo se puede llegar incluso a
través de una comisión mixta de ambas Casas, previstas por la ley, o
si la Casa de Los Consejeros incapaz de alcanzar la designación
dentro de los diez (10) días, excluyendo el período de receso,
después de la Casa de Los Representantes han hecho el
nombramiento, la decisión de la Casa de Los Representantes será la
decisión de la Dieta Nacional.

Artículo 68:
El Primer Ministro nombrará a los ministros de Estado. Sin
embargo, la mayoría de sus miembros deben ser elegidos entre los
miembros de la Dieta Nacional. 2) El Primer Ministro puede remover
a los ministros de Estado, como él desear.
Artículo 69:
Si la Casa de Los Representantes aprobó una resolución no-
confidente, o rechazar una resolución confidente, el Gabinete debe
renunciar en masa a menos que la Casa de Los Representantes se
disuelve dentro de los diez (10) días.

Artículo 70:
Cuando se produzca una vacante en el cargo de Primer
Ministro, o en la primera convocatoria de la Dieta Nacional, después
de una elección general de miembros de la Casa de Los
Representantes, el Gabinete debe renunciar en masa.

Artículo 71:
En los casos mencionados en los dos artículos anteriores, el
Gabinete continuará sus funciones hasta el momento en que un
nuevo primer ministro es nombrado.

Artículo 72:
El Primer Ministro, en representación del Gabinete, presentar
las facturas, los informes nacionales sobre asuntos generales y
relaciones exteriores de la Dieta Nacional y ejercer el control y la
supervisión administrativa de las diversas ramas.

Artículo 73:
El Gabinete deberá, además de otras funciones administrativas
en general, desempeñar las siguientes funciones:

(1) Administrar fielmente la ley; conducta de los asuntos de Estado.


(2) Administrar las relaciones exteriores.
(3) Completar tratados. Sin embargo, es necesario obtener
previamente o, en función de las circunstancias del caso, posterior
aprobación de la Dieta Nacional.
(4) Administrar la administración pública, de conformidad con las
normas establecidas por la ley.
(5) Preparar el presupuesto y lo presentará al Consejo de Ministros
para el envío de los pedidos a fin de cumplir con las disposiciones
de esta Constitución y la ley. Sin embargo, no puede incluir
disposiciones penales en tales órdenes de oficina, a menos que
autorizado por la ley.
(6) Decidir sobre la amnistía general, especiales de amnistía, la
conmutación de la pena, la renovación y restauración de los
derechos.

Artículo 74:
Todas las leyes y órdenes ministeriales deben ser firmados por
el Ministro competente del Estado y refrendado por el Primer
Ministro.

Artículo 75:
Ministros de Estado, no debe, durante su mandato estarán
sujetos a un juicio sin el consentimiento del Primer Ministro. Dado
que el derecho a tomar tales medidas no se ponga en peligro.
CAPÍTULO VI:
DEL JUDICIARIO

Artículo 76:
Todo el Poder Judicial recae en el Tribunal Supremo y el
Tribunal Inferiores como lo exige la ley. 2) Ningún tribunal
extraordinario, y no debe a cualquier órgano u organismo del Poder
ejecutivo, poder judicial se dé final. 3) Todos los jueces son
independientes en el ejercicio de su conciencia y estarán sujetos
únicamente a esta Constitución y las leyes.

Artículo 77:
El Tribunal Supremo está investido de facultades para
establecer normas en virtud de la cual determina las normas y
procedimientos de conducta, y las cuestiones relacionadas con los
abogados, la disciplina interna de los tribunales y la administración
de justicia. 2) Fiscales estarán sujetos al poder de decisión de la
Corte Suprema. 3) El Tribunal Supremo podrá delegar el poder de
crear normas para los tribunales inferiores a dichos tribunales.

Artículo 78:
Los jueces no deben ser separados, excepto a través de juicio
(impeachment) del público, a menos que sea declarado física o
mentalmente incompetente para desempeñar funciones oficiales.
No se emprenderá acción alguna contra los jueces disciplinária
debe ser administrado por cualquier órgano u organismo del Poder
Ejecutivo.

Artículo 79:
El Tribunal Supremo se compone de un Juez Presidente y el
número de magistrados que determine la ley, todos estos
magistrados, salvo el Jefe de Jueces serán nombrados por el
Consejo de Ministros. 2) El nombramiento de los magistrados de la
Corte Suprema será examinado por las personas en las primeras
elecciones generales de los miembros de la Casa de Los
Representantes a raíz de su nombramiento, y será revisada
nuevamente en la primera elección general de miembros de la Casa
de Los Representantes después de un lapso de diez (10) años y, a
continuación, del mismo modo.

Artículo 80:
Los jueces de tribunales inferiores son designados por el
Consejo de Ministros de una lista de personas designadas por el
Tribunal Supremo. Todos estos magistrados ocupan el cargo por un
período de diez (10) años, con privilegio de renovación, siempre y
cuando se jubiló en el rango de edad establecido por la ley. 2) Los
jueces de tribunales inferiores deberían recibir, a intervalos regulares
fijos, una indemnización adecuada no debe ser disminuida durante
su mandato.

Artículo 81:
La Corte Suprema es el tribunal de última instancia facultada
para determinar la constitucionalidad de cualquier ley, orden,
reglamento o acto oficial.

Artículo 82:
Los ensayos deben ser realizados y comunicados
públicamente. 2) Cuando un Tribunal determina por unanimidad
que la publicidad sobre los riesgos para el orden público oa las
buenas costumbres, una reunión puede ser considerada privada,
pero los juicios de delitos políticos, delitos relacionados con la
prensa o en los casos en que los derechos de las personas tal y
como se garantizan en el capítulo III de esta Constitución, se refiere
siempre debe llevarse a cabo públicamente.
CAPÍTULO VII:
DE LA HACIENDA

Artículo 83:
El poder de administrar las finanzas nacionales debe ejercerse
como la Dieta Nacional determinar.

Artículo 84:
Ningún nuevo impuesto debe imponerse o modificarse los
existentes, salvo por la ley o en virtud de las condiciones que la ley
prescribe.

Artículo 85:
Ningún dinero debe ser gastado, ni el Estado debe
comprometerse, con excepción de lo autorizado por la Dieta
Nacional.

Artículo 86:
El Consejo de Ministros deberá preparar y presentar a la Dieta
Nacional para su consideración y decisión de un presupuesto para
cada año fiscal.

Artículo 87:
Con el fin de proporcionar a deficiencias imprevistas en el
presupuesto, un fondo de reserva podrá ser aprobada por la Dieta
Nacional que se ha de dedicar a la responsabilidad del Gabinete,
que debe obtener la aprobación después de la Dieta Nacional para
todos los pagos del fondo de reserva.

Artículo 88:
Todos los bienes de la Casa Imperial debe pertenecer al Estado.
Todos los gastos de la Casa Imperial debería incluirse en el
presupuesto para la Dieta Nacional.

Artículo 89:
No hay dinero público o de otros bienes que se gasten o
apropiados para el uso, beneficio o mantenimiento de cualquier
institución religiosa o asociación, o por cualquier institución de
beneficencia, educativas o de beneficencia que no están bajo el
control de la autoridad pública.

Artículo 90:
Las cuentas definitivas de los gastos e ingresos del Estado
serán auditadas anualmente por una Junta de Auditoría y
presentada por la Dieta Nacional, junto con la declaración de
auditoría, durante el año fiscal inmediatamente después del período
cubierto. 2) La organización y competencia de la Junta de Auditoría
se determinará por la ley.

Artículo 91:
De forma periódica y al menos anualmente, la Dieta Nacional
revela la población sobre el estado de las finanzas nacionales.
CAPÍTULO VIII:
DEL GOBIERNO LOCAL AUTÓNOMO

Artículo 92:
Las normas relativas a la organización y el funcionamiento de
los lugares públicos serán fijados por la ley, de conformidad con el
principio de autonomía local.

Artículo 93:
Las autoridades públicas deben establecer las asambleas
locales de conformidad con sus órganos de conformidad con la ley.
2) Los servidores de los jefes ejecutivos de todas las autoridades
locales, los miembros de sus asambleas, y otros funcionarios locales
como pueden ser determinados por la ley, son elegidos por voto
populardirecto en sus varias comunidades.

Artículo 94:
Las entidades públicas locales deben tener el derecho de
administrar sus bienes, negocios y administración y para promulgar
sus propias normas dentro de la ley.

Artículo 95:
Una ley especial, aplicable únicamente a una entidad pública
local, no puede ser promulgada por la Dieta Nacional, sin el
consentimiento de una mayoría de votantes de la entidad pública
local en cuestión, obtenido de conformidad con la ley.
CAPÍTULO IX:
DE LAS ENMIENDAS

Artículo 96:
Las enmiendas a esta Constitución serán iniciadas por la Dieta
Nacional, a través de votos afirmativos de dos tercios o más, de
todos los miembros de cada Casa, y deben ser presentadas al
pueblo para su ratificación, que requerirá el voto afirmativo de la
mayoría de todos los votos emitidos al respecto, en un referéndum
o la elección a la Dieta Nacional determine. 2) Las modificaciones,
por lo que cuando sean ratificadas, serán promulgadas de
inmediato por el Emperador, en nombre del pueblo, como parte de
esta Constitución.
CAPÍTULO X:
DE LA LEY SUPREMA

Artículo 97:
Los derechos humanos básicos garantizados por esta
Constitución al pueblo de Japón son frutos de la antigua lucha del
hombre para ser libre, porque han sobrevivido a las muchas
exigente prueba de durabilidad y se confieren a esta y las futuras
generaciones en la confianza, que se celebrará inviolable de todo el
tiempo.

Artículo 98:
Esta Constitución es la ley suprema de la Nación y cualquier
otra ley, el orden, decreto u otro acto del gobierno imperial, sin
embargo, contrariamente a lo dispuesto en el presente, deben tener
fuerza legal o validez. 2) Los tratados firmados por Japón y
estableció las leyes de las naciones se observan fielmente.

Artículo 99:
El Emperador o Regente, y los Ministros de Estado, miembros
de la Dieta Nacional, los jueces, y todos los demás funcionarios
públicos tienen la obligación de respetar y defender la Constitución.
CAPÍTULO XI:
DE LAS DISPOSICIONES COMPLEMENTARES

Artículo 100:
Esta Constitución se ejercerá en la fecha en que el período de
seis meses transcurrido desde la fecha de su promulgación. 2) La
promulgación de leyes necesarias para la aplicación de esta
Constitución, la elección de los miembros de la Casa de Los
Consejeros y el procedimiento para la convocatoria de la Dieta
Nacional y demás procedimientos preparatorios necesarios para la
aplicación de esta Constitución, podrán ser ejecutadas antes fecha
prescrita en el párrafo anterior.

Artículo 101:
Si la Casa de Los Consejeros no se haga antes de la fecha de
entrada en vigor de esta Constitución, la Casa de Los
Representantes debe actuar como la Dieta Nacional, hasta que la
Casa de Los Consejeros está formado.

Artículo 102:
El mandato de la mitad de los miembros de la Casa de Los
Consejeros, durante el primer mandato, que actúa en virtud de esta
Constitución, será de tres años. Los miembros de esta categoría que
se determinará de acuerdo con la ley.

Artículo 103:
Ministros de Estado, miembros de la Casa de Los
Representantes, los jueces y jurados a la fecha de entrada en vigor
de esta Constitución, y todos los demás funcionarios que ocupan
puestos que corresponden a esos puestos que son reconocidos por
la Constitución y no sufrir las consecuencias, automáticamente,
función de sus posiciones durante la ejecución de esta Constitución,
salvo que por la ley. Sin embargo, si los sucesores son elegidos o
nombrados de conformidad con las disposiciones de esta
Constitución, deben perder su posición como una cuestión de
tiempo.

La Constitución del Japón, 3 de noviembre de 1946.

Regocijome de que las bases para la construcción de un nuevo


Japón, se establecieron de acuerdo con la voluntad del pueblo de
Japón, y decidió sancionar y promulgar las enmiendas de la
Constitución imperial japonés realizado en la secuencia de consulta
con el Consejo Privado y la decisión de la Dieta Imperial efectuarán
de conformidad con el Artículo 73 de esta Constitución.

Firmado:

Hirohito, el sello del Emperador, este tercer día del undécimo


mes de la primera de veinte años de Showa (3 de noviembre de
1946).

Rúbrica:
Primeiro-Ministro y
simultaneamente, Ministro das
Relaciones Exteriores
YOSHIDA Shigeru,
Ministro de Estado
Barón SHIDEHARA Kijuro,
Ministro de Justicia
KIMURA Tokutaro,
Ministro de Asuntos Internos
OMURA Seiichi,
Ministro de Educación
TANAKA Kotaro,
Ministro de Agricultura y Bosques
WADA Hiroo,
Ministro de Estado
SAITO Takao,
Ministro de Comunicaciones
HITOTSUMATSU Sadayoshi,
Ministro de Comercio e Industria
HOSHIJIMA Jiro,
Ministro de Bienestar Social
KAWAI Yoshinari,
Ministro de Estado
UEHARA Etsujiro,
Ministro de Transporte
HIRATSUKA Tsunejiro,
Ministro de Hacienda
ISHIBASHI Tanzan,
Ministro de Estado
KANAMORI Tokujiro,
Ministro de Estado
ZEN Keinosuke.
L A L E Y D E N A C I O N A L I DA D
CUESTIONES SOBRE LA CIUDADANÍA JAPONESA

La ciudadanía está en el corazón de muchas cuestiones que se


abordan en Japón es un camino de doble sentido, porque, por
ejemplo, el país de un padre puede reconocer la doble nacionalidad
de otro país y no puede hacerlo.
Para obtener información sobre la manera de cómo los niños
adquieren la ciudadanía y el reconocimiento de la doble ciudadanía
para los países además de Japón, usted debe estudiar la legislación
de cada país involucrado.

Dos formas comunes de reconocimiento de la ciudadanía son


"jus sanguinis" (derecho de sangre) y "jus soli" (derecho de suelo).
"Jus sanguinis", lo que significa que si sus padres son
ciudadanos de un determinado país, puede adquirir la ciudadanía.
"Jus soli" significa que usted está de adquirir la ciudadanía por los
nacidos en el país en cuestión.
Hasta 1985, Japón ha hecho caso omiso de cualquier otra
nacionalidad que tenía un ciudadano japonés. Por ejemplo, el ex
presidente de Perú, Alberto Fujimori, que huyó a Japón en 2000
para escapar de la persecución en el Perú, fue un ciudadano de
doble nacionalidad antes de la nueva ley. Él nació en 1938, sin
embargo, no fue oficialmente tienen que elegir el renunciar a su
nacionalidad japonesa y la nacionalidad peruana.
Japón ha "asumido" que él y todos aquellos que fueron bi o
multinacionales antes de 1985, optó por ser japonés. La "Ley de
Nacionalidad" que toda persona nacida en 1985 o después, debe
elegir su ciudadanía hasta el vigésimo segundo cumpleaños. Hasta
entonces, la doble nacionalidad es permitida libremente.
Después de eso, mucha gente tomó una posición de "no
preguntar, no decir" que supuestamente pueden funcionar a menos
que usted intenta conseguir un trabajo relacionado con el gobierno.
Asimismo, podrá exigir a otros países a cooperar con las dos cosas
como sello el pasaporte para poder participar en otro país de
ciudadanía. Por ejemplo, los Estados Unidos que requieren a los
ciudadanos a utilizar su pasaporte americano para entrar en el país,
pero ponen sello de oficial de entrada em el pasaporte japonés,
también. Tenga en cuenta que el orden en que le presenten sus
pasaportes pueden influir, y si está presente el primer pasaporte
japonés, se le indujo a abandonar sus huellas dactilares (toda
persona tiene derecho a negarse a hacerlo), incluso si ese es
ciudadano país.
Parece que existe un visado especial para la categoría de
descendientes de emigrantes japoneses (Nikkeijin) de la tercera
generación de países como Brasil, Estados Unidos, Filipinas y China.
En esta categoría se permite la residencia de larga duración y el
empleo de cualquier tipo, si bien no confiere la ciudadanía.
Debido a diversos delitos cometidos por Nikkeijin, con un
aumento en el índice en los últimos años (al 2007), algunos políticos
japoneses dicen que va a imponer restricciones adicionales o tal vez
a verificaciones de antecedentes penales (en la jurisdicción japonés:
solicitar el Certificado de Antecedentes Penales de Brasil es ilegal).
La Ley de Nacionalidad

La ley de la nacionalidad (Ley No. 147 de 1950, modificada por la


Ley No.268 de 1952, Ley No. 45 de 1984, Ley No. 89 de 1993 y la
Ley No. 147 de 2004).

Del Propósito de Esta Ley

Artículo 1:

Las condiciones necesarias para ser un ciudadano japonés


serán determinadas por las disposiciones de esta ley.

De La Adquisición de Nacionalidad de Nacimiento

Artículo 2:

El niño debe en cualquiera de los siguientes casos, ser japonés:

1. Cuando, en el momento de su nacimiento, el padre o


la madre tiene la ciudadanía japonesa;
2. Cuando el padre (o madre), que murió antes del
nacimiento del niño, es un ciudadano japonés en el
momento de su muerte;
3. Cuando ambos padres son desconocidos o cuando el
niño sea apátrida y ha nacido en Japón.
De La Adquisición de Nacionalidad de Legitimación

Artículo 3:

Un niño (con exclusión de los niños que ya era un japonés


tiempo) menos de veinte años de edad que han adquirido la
condición de hijo legítimo por razón de matrimonio de su padre y la
madre y su reconocimiento, podrá adquirir la nacionalidad
japonesa, lo que hace notificación al Ministro de Justicia, si el padre
o la madre que ha hecho el reconocimiento fue en el momento del
nacimiento del niño, un ciudadano japonés, y el padre o la madre es
japonés o estuvo presente en el momento de su fallecimiento (del
japonés genitor ), Un ciudadano japonés.
2. Un niño que hizo la notificación de conformidad con el
párrafo anterior deberá adquirir la nacionalidad japonesa en el
momento de la notificación.

De La Naturalización

Artículo 4:

Una persona que no es un ciudadano japonés (en lo sucesivo,


"un extranjero") podrán adquirir la nacionalidad japonesa por
naturalización.
2. La autorización del Ministro de Justicia debe obtenerse para
la naturalización.

Artículo 5:

El Ministro de Justicia no debe permitir la naturalización de un


extranjero a menos que reúne todas las condiciones siguientes:

1. él o ella tiene su domicilio en Japón durante cinco o


más años consecutivos;
2. él o ella tiene veinte o más años de edad y plena
capacidad de obrar de conformidad con la legislación
de su país de origen;
3. él o ella tiene buena conducta;
4. él o ella está en condiciones de garantizar las
condiciones de vida para sí mismos o capacidad, o
aquellos cuyo cónyuge o parientes con quienes viven
una vida de los gastos en común;
5. él o ella no tiene nacionalidad, o la adquisición de la
nacionalidad japonesa ha causado la pérdida de
nacionalidad extranjera;
6. él o ella nunca ha planificado o abogado, ni ha
formado o hayan pertenecido a un partido político u
otra organización que ha planificado o abogado de la
caída de la Constitución del Japón, o en contra del
gobierno actual, desde la promulgación de la
Constitución del Japón.

2. Cuando un extranjero es, cualquiera que sea su intención, no


pueden disfrutar de su nacionalidad actual, el Ministro de Justicia
podrá permitir la naturalización de extranjeros, incluso si el
extranjero no cumpla con las condiciones establecidas en la Sección
5 del párrafo anterior, si el Ministro de Justicia examinar las
circunstancias excepcionales en su relación familiar con un
ciudadano japonés, u otras circunstancias.

Artículo 6:

El Ministro de Justicia podrá permitir la naturalización de un


extranjero, incluso si el extranjero no cumple los requisitos
establecidos en la sección 1 del último párrafo del Artículo primero,
a condición de que dicho extranjeros comprendidos en cualquiera
de los siguientes temas, y es, Actualmente, domiciliado en Japón:

1. Alguien que ha tenido un domicilio o residencia en


Japón durante tres años consecutivos o más, y es hijo
de una persona que era un ciudadano japonés (con
exclusión de la adopción de un niño);
2. Alguien que nació en Japón y ha tenido un domicilio
o residencia en Japón durante tres años consecutivos o
más, o cuyo padre o madre (con exclusión de padre y
madre para su aprobación) nació en Japón;
3. Alguien que ha tenido un permiso de residencia en
Japón durante diez o más años consecutivos.

Artículo 7:

El Ministro de Justicia podrá permitir la naturalización de un


extranjero que es cónyuge de un ciudadano japonés, incluso desde
el extranjero no cumpla con los requisitos de los puntos 1 y 2 del
párrafo primero del Artículo 5, si el extranjero ha tenido un
domicilio o residencia en Japón durante tres años consecutivos o
más, y ahora está domiciliada en Japón .
La misma norma se aplica en los casos en que un extranjero
que es cónyuge de un ciudadano japonés, fue casada con un
ciudadano japonés de tres años o más y había una Casa en Japón
por uno o más años consecutivos.

Artículo 8:

El Ministro de Justicia podrá permitir la naturalización de un


extranjero, incluso si el extranjero no cumpla con los requisitos de
los puntos 1, 2 y 4 del párrafo primero del Artículo quinto, siempre
que el extranjero entrarían en cualquiera de los siguientes temas:
1. Se trata de un niño (excluido el niño adoptado), hijo
de un ciudadano japonés y tiene una casa en Japón;
2. Se trata de un niño adoptado por un ciudadano
japonés y ha sido residente en Japón por un año
consecutivo, o más, y era un menor en virtud de la
legislación de su país de origen en el momento de la
adopción;
3. El orador que ha perdido la nacionalidad japonesa
(con excepción de uno que ha perdido la nacionalidad
japonesa después de la naturalización de Japón) y tiene
una casa en Japón;
4. Lo que nació en Japón y no tienen la nacionalidad
desde el momento de su nacimiento, y había una casa
en Japón durante tres años consecutivos o más desde
entonces.

Artículo 9:

Con respecto a un extranjero que ha prestado servicios


meritorios en particular a Japón, el Ministro de Justicia podrá, no
obstante lo dispuesto en la disposición del Artículo quinto, párrafo
primero, permitir la naturalización de extranjeros, con la aprobación
de la Dieta Nacional.

Artículo 10:

El Ministro de Justicia podrá, con ocasión de la naturalización,


hacer un anuncio a tal efecto por notificación pública en el Boletín
Oficial.
2. La naturalización debe entrar en vigor en la fecha de
publicación del anuncio con arreglo al párrafo anterior.
De La Pérdida de La Nacionalidad

Artículo 11:

Un ciudadano japonés puede perder la nacionalidad japonesa


cuando él o ella adquiere una nacionalidad extranjera por su propia
elección.
2. Un ciudadano japonés con una nacionalidad extranjera
puede perder la nacionalidad japonesa si él o ella elija una
nacionalidad extranjera, de acuerdo a las leyes del país extranjero en
cuestión.

Artículo 12:

Un ciudadano japonés que nació en un país extranjero y ha


adquirido una nacionalidad extranjera por nacimiento puede perder
su nacionalidad japonesa, con carácter retroactivo a partir de la
fecha de nacimiento, a menos que el ciudadano japonés indica
claramente su voluntad de reserva de la nacionalidad japonesa, de
conformidad con las disposiciones del Reglamento de Registro de
Familia (Ley No. 224, 1947).

Artículo 13:

Un ciudadano japonés con una nacionalidad extranjera podrán


renunciar a la nacionalidad japonesa, hacer la notificación al
Ministro de Justicia. 2. La persona que hizo la notificación de
conformidad con el párrafo precedente, podrá perder la
nacionalidad japonesa en el momento de la notificación.
De La Elección de La Nacionalidad

Artículo 14:

Un ciudadano japonés con una nacionalidad extranjera debe


elegir una de las dos nacionalidades antes de que él o ella llegue a
veinte y dos años de edad, si él o ella ha adquirido ambas
nacionalidades y antes de la fecha en que él o ella llegue a veinte
años de edad o, el plazo de dos años después del día en que él o
ella adquirido una segunda nacionalidad, si él o ella ha adquirido
esa nacionalidad después del día en que él o ella ha llegado a los
veinte años de edad.
2. La elección de la nacionalidad japonesa se puede hacer por
deshacerse de nacionalidad extranjera o la declaración prevista por
las normas de registro familiar, en el que él o ella jura que él o ella
opta por ser un ciudadano japonés, y que él o ella renuncia a la
nacionalidad extranjeros (en lo sucesivo denominada "Declaración
de elección").

Artículo 15:

El Ministro de Justicia podrá, por escrito, requerirá un


ciudadano japonés con una nacionalidad extranjera, que ha
fracasado en cumplir el plazo fijado en el primer párrafo del último
Artículo anterior, que una opción de la nacionalidad que él o ella
tiene.
2. El aviso a que se refiere el párrafo anterior puede hacerse
por medio de anuncio en el Boletín Oficial del Estado, cuando la
persona está recibiendo el anuncio es que faltan o en cualquier otra
circunstancia en las que es imposible enviar la nota a la persona en
cuestión. En este caso, la notificación se considerará a la persona en
cuestión en el día siguiente a aquel en que el anuncio se publica en
el Boletín Oficial.
3. La persona a quien el anuncio se haya enviado, de acuerdo
con los dos últimos párrafos, debería perder la nacionalidad
japonesa al final del plazo de un mes después del día en que él o
ella recibe la notificación, a menos que él o ella elija la nacionalidad
japonesa, en este plazo. Esto no se aplica, sin embargo, el caso de la
persona en cuestión no será capaz de elegir la nacionalidad
japonesa dentro de ese plazo, debido a un desastre natural o
cualquier otra causa no imputable a él o ella, ya que él o ella ha
hecho que la elección el plazo de dos semanas más tarde en la que
él o ella se ha convertido en condiciones de hacerlo.

Artículo 16:

Un ciudadano japonés que ha hecho la declaración de elección


debe tratar de usted a renunciar a una ciudadanía extranjera.
2. En caso de que un ciudadano japonés que ha hecho la
declaración de elección, pero todavía tiene una nacionalidad
extranjera, voluntariamente, se ha convertido en un funcionario
público en el país extranjero (excepto en una carta en la que una
persona no tenga la nacionalidad de ese país está en condiciones
de consideraré), el Ministro de Justicia puede declarar que él o ella
pierde la nacionalidad japonesa si el Ministro considera que la
adopción de tales cargos públicos sustancialmente en contradicción
con su elección de la nacionalidad japonesa.
3. La audiencia sobre la declaración de conformidad con el
párrafo precedente se llevará a cabo públicamente.
4. La declaración a que se refiere el apartado 2 del presente
Artículo se hará por notificación pública en el Boletín Oficial.
5. La persona contra la cual se hizo la declaración en virtud
del párrafo 2 de este Artículo es perder la nacionalidad
japonesa en el día de publicación del anuncio de
conformidad con el párrafo precedente.
6.
De La Readquisición de La Nacionalidad

Artículo 17:

Una persona con menos de veinte años de edad que han


perdido la nacionalidad japonesa de conformidad con el Artículo
12, puede regresar a la nacionalidad japonesa, mediante
notificación al Ministro de Justicia, si él o ella tiene una casa en
Japón.
2. Una persona que ha recibido una notificación de
conformidad con el párrafo 2 del Artículo 15 y la pérdida de la
nacionalidad japonesa, en virtud del párrafo 3 del artículo dice que
puede recomprar la nacionalidad japonesa mediante notificación al
Ministro de Justicia el plazo de un año después de que él o ella han
tomado conciencia del hecho de que él o ella ha perdido la
nacionalidad japonesa si él o ella cumpla con el requisito
establecido en el punto 5 del párrafo primero del Artículo 5. Sin
embargo, en los casos en que él o ella no está en condiciones de
efectuar la notificación a tiempo, debido a los desastres naturales o
por cualquier otra causa no imputable a él o ella, este período será
un mes después de que él o ella sea susceptible de la posibilidad de
hacerlo.
3. La persona que hizo la notificación de conformidad con los
dos últimos párrafos pueden adquirir la nacionalidad japonesa en el
momento de la notificación.

De La Notificación et cetera, por el Representante Legal

Artículo 18:

En el caso de la persona que quiere adquirir, u optar por


renunciar a la ciudadanía es menor de quince años de edad, para la
adquisición de la nacionalidad en virtud del Artículo 3, apartado 1, o
del Artículo 17, apartado 1, la solicitud de permiso para la
naturalización, declaración de elección o la notificación de la
renuncia de su nacionalidad, debe hacerse por el representante
legal de la persona en su nombre.

Del Orden Ministerial

Artículo 19:

Salvo en los casos previstos en esta Ley, los procedimientos


para la adquisición o renuncia de la nacionalidad, y otras normas
necesarias para el ejercicio de la presente Ley serán los prescritos en
la Ordenanza del Ministerio de Justicia.
LA CONSTITUICIÓN DE JAPÓN
&
LA LEY DE NACIONALIDAD