Está en la página 1de 2

la segunda parte de la serie, durante una pelea con Orochimaru, Naruto logra liberar cuatro de

las nueve colas de Kurama, hiriendo involuntariamente a Sakura y siendo detenido por Yamato.
[10] Esta es la segunda vez que Naruto alcanza este nivel: la primera vez fue durante un
entrenamiento con Jiraiya, un evento que el Sannin indica como arriesgó seriamente su vida
nuevamente.[11]

Después de la batalla con Orochimaru, reaparece el Nueve Colas en la mente de Naruto


cuando se reúne con Sasuke, que, gracias al Sharingan, entra en su mente y se encuentra con
ambos.[12] El demonio reconoce inmediatamente al Clan Uchiha precisamente por su
Sharingan, y, a pesar de su maldad, muestra cierto miedo por los ojos de Sasuke, afirmando
que él tiene un chakra más diabólico que el suyo y similar al de Madara.[13] Sasuke tiene un
breve diálogo con el zorro, quien le aconseja que no mate a Naruto porque podría arrepentirse.
[14] También se lo ve muy enojado cuando Naruto rechaza su chakra para enfrentar a Sasuke.
[15]

Después de los intentos fallidos de Itachi, Kisame y Deidara de capturar a Naruto, el mismo jefe
de Akatsuki, Pain, junto con Konan, va a la Aldea de la Hoja para capturarlo, pero fracasa la
misión.[16] El último momento en el que aparece el zorro es durante la batalla contra Pain,
donde Naruto consigue liberar a seis de las nueve colas, y luego llegar a ocho, tomando cada
vez más la apariencia y rasgos del demonio mismo.[17] Naruto rompe casi por completo el sello
que mantiene al Zorro sellado, pero es detenido rápidamente por Minato.[18] Luego de que
éste revitaliza el sello, afirma que será la última vez que lo hará.[19]

Los cinco Kages envían a Naruto a entrenar junto a Killer Bee, el jinchūriki de Hachibi, para
aprender a controlar la novena cola.[20] Entrando en su propia mente, Naruto se enfrenta a
Kurama en una pelea real[21] y conoce a su madre, Kushina,[22] quien revela ser la anterior
usuaria de Kurama para luego ayudar a su hijo contra el zorro, arrebatándole parte de su
chakra para poder usarlo en la batalla.[23] Sin embargo, Kurama todavía tiene más poder a su
disposición, que Naruto aún no ha logrado por completo.

Es al comienzo de la Cuarta Guerra Ninja que Kurama parece comenzar a sentir simpatía por
Naruto, ofreciéndole su chakra varias veces sin tomar el de Naruto a cambio.[24][25] Durante la
batalla contra Tobi, Yonbi, el demonio de cuatro colas, le revela a Naruto el nombre de su
demonio, Kurama,[25] quien, después de una conversación con Naruto, decide fusionar su
chakra con el del chico, confiando así él con todo su poder.[26][27] En medio del
enfrentamiento, el zorro se reúne telepáticamente con los otros demonios y con sus respectivos
usuarios. Luego, Naruto se gana la confianza no solo de Kurama, sino también del resto de los
bijū y, en la mente de Naruto, Kurama revive los momentos posteriores a su nacimiento,
mostrando nostalgia por el pasado. Kurama luego ayuda a Naruto y a las Fuerzas Aliadas
Shinobi durante la pelea con el Jūbi y Obito, pero luego es sellado junto con los otros demonios
por Madara. Sin embargo, Minato, con la ayuda de Obito y Kakashi, inserta la parte Yin del
zorro en el cuerpo de su hijo, salvándolo. La parte Yin de Kurama ayuda a Naruto durante los
enfrentamientos con Madara, quien ha obtenido los poderes Yin y Yang, el Rinnegan y el Modo
sabio, Kaguya y Sasuke, al final de los cuales la parte Yang será liberada junto con los otros
demonios. Después de la guerra, Kurama, ahora completo, se reúne con su jinchūriki.